Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 6 – KX – La sombra de los dioses

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

INFORMACIÓN EXTRA

El reiki es energía interna que recorre el cuerpo de todos los humanos, fluye a través de este por las las venas, principalmente. El reiki se divide a su vez en dos tipos: el reiki como energía que funciona al mismo tiempo que todos los organismos, por ejemplo el cansancio es falta de reiki. Y el “Seis-reiki” que es el alma de todos los humanos o conocido como energía vital, cuando se gasta esta energía el usuario automáticamente muere.

El reiki es bloqueado por unos “diques” llamados “Puertas”. El desbloquear esas “puertas” lograra que el usuario utilice esta energía. El aura se manifiesta en el exterior del usuario y lo hace en distintos colores que tienen distintos significados:

-Blanco: representa la tranquilidad del usuario.

-Negro: representa los sentimientos de rencor y odio del usuario.

-Rojo: Solo aquellos que durante su infancia y adolescencia resultaron ser personas que no relacionaban demasiado con otras personas, más que su familia.

-Azul: Solo aquellos que durante su infancia y adolescencia resultaron ser personas soberbias.

-Amarillo: Solo aquellos que durante su infancia y adolescencia resultaron ser personas bastante honestas, muy expresivas e hiperactivas.

-Verde: Solo aquellos que durante su infancia y adolescencia resultaron ser personas tímidas.

-Violeta: Solo aquellos que durante su infancia y adolescencia mostraron ser un poco de todas las anteriores.

El reiki funciona a través del poder de la imaginación y puede emplear acciones como: “fortalecimiento”, “manipulación”, “transformación”, etcétera. Se necesita de impregnar aura en el caso de que se quiera trabajar sobre algo ajeno al cuerpo del usuario.

Mokuro y Kei se levantan por la mañana, Akina recién está abriendo los ojos. Los pájaros cantan, el sol aun no sale completamente, el anciano descansa a fuera tomando mate (Una bebida hecha con hojas de yerba mate muy normal en el en el sur de Sudamérica) y Tomoyo barriendo las hojas.

—Buenos días, maestro—dicen ambos.

—Buenos días—dice Tomoyo con su voz calmada.

—Buenos días chicos, veo que le ganaron a Akina, cuando igualen a Yamato les daré un premio—dice Seiryu.

— ¿Yamato, ya está despierto?—pregunta Mokuro.

—Claro, siempre se levanta más temprano que yo, y eso que me levanto antes que un gallo—dice Seiryu mientras ríe amistosamente.

—Y ahora, ¿Dónde fue?—pregunta Kei.

—Ni yo sé—dice Seiryu.

—Fue a hacer las compras de la semana, hoy tuve inconvenientes y no podía ir—dice Tomoyo.

— ¿Inconvenientes?—pregunta Seiryu.

Tomoyo mira a un lado y se sonroja un poco.

—Estoy en mis días—dice Tomoyo.

La expresión de Seiryu y Mokuro pasa a ser una expresión de sorpresa.

— ¿Que son tus días?—pregunta Kei intrigado.

—E-eh…—expresa Tomoyo mientras mira a un lado sin saber que decirle.

—Son días en que las mujeres pasan a estar un poco locas y les da dolor de estómago—intenta explicar Mokuro mientras una de sus cejas sube y baja levemente por sus nervios.

—Interesante, que raras son las mujeres. Maestro, ¿Que es esa bebida que está tomando?, es la primera vez que la veo—comenta y pregunta Kei.

— ¿Esto? Se llama “mate”, es una bebida cultural de una región del mundo, me lo trajo Yanin después de volver en uno de sus viajes cuando aún entrenaba conmigo—

— ¿Ella entrenaba con usted?—dice Kei sorprendiéndose.

—Sí, era una chica bastante difícil, aprenden a abrir las puertas a ella le tomo 3 meses—

—jajaja, eso representa lo capaces que somos, Kei, la vencerás más rápido de lo que piensas—dice Mokuro.

—Jajaja, y yo que pensaba que estábamos tan atrasados—dice Kei.

Seiryu en ese momento se para y camina hacia ellos mientras les habla.

—Hoy es sábado 13 de diciembre, ustedes comenzaron a entrenar hace seis semanas, el domingo 3 de noviembre. Faltan una semana y seis días para el examen de Guardián. Es hora de ver cuando han cambiado—dice Seiryu.

Kei pasa a estar serio, igual Mokuro.

—Si logran darme un golpe antes de que termine el día, quiere decir que estarán más que capacitados para el examen y si ese golpe lo llego a sentir aunque sea un poco, si quieren les entrego sus títulos yo mismo—

—De verdad sabía que llegaría este momento—dice Mokuro mientras ríe levemente.

—Maestro, espero no se arrepienta luego y diga que le duele algo
—dice Kei mientras sonríe con confianza.

—Consiste en que cualquiera de los dos logre golpearme, el trabajo en equipo es bueno pero siempre recuerden que cada uno es un individuo y tiene sus propios objetivos—dice Seiryu mientras se pone en guardia.

La guardia de Seiryu es normal en las posiciones estáticas de artes marciales, una pierna avanza, tira el peso a la de atrás, levanta una mano abierta adelante y a la altura de su rostro y la otra en puño equivalente a su pecho.

Mokuro y Kei tan solo cierran sus puños y se preparan para el ataque.

—Cuando ustedes quieran, niñatos—dice Seiryu.

—Pues, ¡comenzare yo!—dice Mokuro mientras corre hacia el viejo.

Mokuro golpea primero con su brazo izquierdo directo a la cara de
Seiryu, seguido del derecho con el mismo objetivo. Seiryu utiliza su mano delantera, bloquea el primer puño y desvía el segundo con la misma. Al desviar golpea a Mokuro en las costillas con una patada frontal, con su metatarso, Mokuro se inclina del dolor al recibir el tacto, Seiryu apoya y con el mismo lo vuelve a patear, solo que esta vez con el canto del pie. Mokuro es alejado tres metros.

— ¡Mokuro!—grita Kei mientras salta al hacia el viejo.

Kei ataca con 10 golpes directos a la cara de Seiryu. Este último bloquea 9 de ellos con una sola mano, y el al último gira sus hombros y con todo su cuerpo haciendo que Kei pase de largo. Kei al apoyar sus pies gira y ataca con una patada circular con su pierna derecha. Seiryu bloquea la patada con su pie diestro. Empuja haciendo que el chico caiga con la vista al piso, Seiryu sigue la corriente y gira hacia su propia espalda, pateando al chico con su pierna izquierda en una patada lateral. Kei vuela hacia un galpón donde se guardan cosas del templo que ya no se usan, la pared de madera vieja se destruye, traspasándola.

Al desplomarse, un montón de objetos caen sobre el muchacho.

—Auch…—expresa Kei mientras intenta levantarse.

Mokuro salta y busca estrellar contra el viejo con una patada descendente, Seiryu al verlo tan solo levanta su mano y al llegar el golpe agarra la pierna.

— ¿Qué?—chita Mokuro sorprendido.

—Je, grave error—le dirige la palabra, Seiryu.

El viejo mira hacia atrás y desde su pierna estrella a Mokuro contra el suelo.

— ¡Aah!—grita Mokuro al estrellarse y por el dolor.

Al pararse, Kei, otra cosa cae sobre su cabeza.

— ¡Auch! ¿Qué es esto?—

“¿Una espada?”

Una extraña espada enfundada, no es una katana y no es un arma normal, Kei puede ver el aura alrededor de ella. La toma y comienza a sentirse extraño. El poder de aura de la espada se combina con la suya.

Mokuro no puede levantarse, Seiryu le pisa la cabeza contra el suelo y de brazos cruzados espera a Kei.

—¡Maestro! Encontré esta espada en ese galpón—dice Kei mientras se acerca.

—¡Hum!—expresa Seiryu abriendo los ojos completamente sorprendido.

Seiryu observa a Kei, curiosamente, parece que él sabe sobre ese objeto.

—¿Es de usted, sabe manejar espadas?—pregunta Kei con una sonrisa y muy interesado.

—No… ¿eso estaba en el galpón?—niega y pregunta Seiryu.

—Sí, se me cayó arriba junto a otras cosas ¿Entonces de quién es?
—pregunta Kei.

Seiryu no puede dejar de ver a Kei, del porque su aura se combinó con la de la espada.

“Entonces… Como esperaba del hijo de aquel muchacho…” piensa Seiryu.

—Préstamela—solicita el anciano.

— ¿Eh? Claro—afirma Kei.

Seiryu toma el arma y lo mira de todas partes.

“Está claro, mi reiki no se combina con el de ella, eso quiere decir que no soy compatible, pero a diferencia, él sí. Llegó el momento”

—Esta espada tiene un nombre—dice Seiryu.

—Un nombre ¿Cuál?—pregunta Kei.

Mientras, Mokuro se levanta sin entender la situación.

—Se llama “Sombra de los dioses”, tiene un origen desconocido y es una espada maldita con poder propio—informa Seiryu.

— ¿Qué? No habré hecho algo malo…—dice Kei desconfiado.

—Realmente, te has maldecido en el momento que la tomaste—dice Seiryu.

—La has jodido, Kei—dice Mokuro.

—Pero, ¿Que me va a pasar ahora?—pregunta Kei, asustado.

—Realmente nada, solo has decidido tu destino—dice Seiryu.

—No entiendo—contesta Kei.

—Esta espada es bastante peculiar, solo el usuario que ella misma elije puede utilizar su poder, se manifiesta combinándose con el aura del electo—explica Seiryu.

— ¿Soy el usuario elegido? Pero no comprendo eso de que mi destino ya fue decidido—dice Kei.

—Me refiero a que ya no podrás desarrollar tu propia habilidad, una vez que tu aura se combina con el de esta espada, el usuario no puede desarrollar una habilidad propia no importa que intente—

Mokuro apoya su mano sobre el hombro de Kei.

—Lo siento, compañero—dice Mokuro.

Kei lo mira y se comienza a deprimir.

—Ósea que no tendré habilidad propia…—dice Kei mientras se decepciona.

—A cambio de eso eres bendecido con una gran cantidad de poder, el de esta arma—

Kei escucha al viejo con intriga. Mokuro también ya que entendería lo que le espera a su compañero.

—Esta espada puede manejar cinco atributos, agua, tierra, fuego, aire y rayo. Hace mucho tiempo los guardianes dividieron los poderes de esta espada en cinco bestias, de esta manera nadie intentaría nada malo con ella—

— ¿Porque intentaría algo malo?— pegunta Kei.

—Porque no solo es capaz de eso está espada, sino que funciona con el odio de su usuario, mientras mayor sea el odio, la espada lo ira consumiendo. Así que Kei, entiende que debes hacer lo posible porque la ira no te gane—

— ¡SSSS-Si! Jajaja, tengo una espada para poder pelear—dice Kei mientras festeja alegremente.

— ¿Kei? Pero… no desarrollarás una habilidad propia—dice Mokuro.

—No importa, a mí me encantan las espadas—dice Kei sonriente.

—Hah…–suspira Mokuro. —¿Como pude olvidarme de eso?—

—Maestro, ¿Sabe manejar espadas? ¿Me enseña a utilizarla y combatir con ella?—pregunta Kei.

—No, no se manejar armas, perdón deberás buscar un maestro o manejarte con tus propios conocimientos Kei, pero si te puedo enseñar a usar su poder—

—Claro, no importa—dice Kei mientras no se le va la sonrisa de su rostro.

—Sera difícil que consigas las habilidades de la espada, como te dije son cinco bestias que debes asesinar y clavar el corazón de ella con la misma. Luego podrás utilizar ese elemento—

—Cuando me convierta en Guardián será lo primero que haré—dice Kei.

—Jejeje, pareces muy confiado, ten en cuenta que para utilizar esos elementos debes recitar una frase y cortar un poco cualquiera de tus pulgares donando tu sangre, con la espada—informa Seiryu mientras ríe ligeramente.

—Es como si fuera una película, geniaaaal—dice Kei mientras no le quita la vista a Seiryu.

—Es todo lo que te puedo decir, no conozco nada más sobre ella—dice Seiryu.

— ¿Y las frases, cuáles son?—pregunta Mokuro.

—Sí, ¿No las tendrá por alguna casualidad?—dice Kei.

—Claro, la tengo anotada en un libro, ya vuelvo—dice Seiryu mientras entra al templo.

—Maestro, no es necesario, yo me encargo—dice Tomoyo.

—No te preocupes, solo yo sé dónde dejo mis cosas más importantes–contesta Seiryu.

Mientras Seiryu va a buscar su libro, Kei y Mokuro observan la espada con intriga. Kei comienza a cortar el aire con golpes descendentes como aprendió en kendo.

—Se ve como algo increíble, tienes suerte Kei, ya no tienes que esforzarte en crear una habilidad, pero no creas que me dejaras atrás por esto—dice Mokuro.

—jeje, tampoco me quedare atrás, tu habilidad no podrá superarme
—dice Kei.

—Si hay algo que siempre note, es que aceptas las cosas muy rápido, Kei—dice Mokuro.

— ¿Eh? No entiendo—dice Kei.

—Huh…–suspira Mokuro. —Normalmente alguien tardaría más en aceptar algo que le acaban de imponer, se sentiría muy mal o algo parecido—dice Mokuro.

—Entonces ¿Mi comportamiento no es el correcto?—pregunta Kei.

Mokuro apoya su mano en la cara de Kei y la otra se cubre los ojos avergonzándose de él.

—Deja, no importa, ahora solo tenemos que averiguar dónde se encuentran esas bestias—

—Acá lo encontré—dice Seiryu mientras viene con su libro en la mano.

— ¡Al fin!—exclama Kei.

El viejo se acerca y abre su libro buscando donde tiene anotado las frases, Kei mira sonriendo y Mokuro observa también pero con las manos en los bolsillos.

—Aquí, las bestias son conocidas como los 5 titanes, en la Antigua Grecia los trataban como supuestos dioses primarios. Se encuentran justamente ahí, y la clase que le da la sociedad es de D—informa Seiryu.

— ¿Clase?—pregunta Mokuro.

— ¿Tan baja?—dice Kei.

—Mokuro, la sociedad clasifica los animales, bestias y personas en clases, lo mismo con los guardianes, cuando recibas tu título también tendrás una clase, de la D a B—

—Entonces no podemos superar la B—dice Mokuro.

—Es muy difícil superar la B en un examen de Guardián ya que los que lo rinden suelen ser gente joven y con menores conocimientos.
Y Kei, el potencial de ellos es bajo pero su capacidad muestra de que pueden ser de clase A—

— ¡Ya tengo ganas de enfrentarlos!—dice Kei.

—Las frases son las siguientes así que mejor anótalas—dice Seiryu mientras le entrega un pedazo de papel que sacó del libro.

Kei se prepara para utilizar la escritura para anotar las frases que le dicta Seiryu en el papel. Las frases son:

-“Incinera todo en mi camino” Elemento fuego.

-“Llévate todo contigo” Elemento aire.

-“Purifica a quien intenta destruirme” Elemento agua.

-“Dame tu fuerza” Elemento Tierra.

-“Paraliza con tu luz.” Elemento rayo.

—Hay algo que no comprendo, si me tengo que cortar el pulgar para donar sangre a la espada, ¿Qué pasa con el corte? Perderé mi dedo—dice Kei, coherentemente.

—Cuando el usuario de la espada se corta con ella, sus lastimaduras se regeneran automáticamente. No comprendo cómo, pero así es—responde Seiryu.

—Jajaja me encanta, esta espada está llena de sorpresas—dice Kei mientras sonríe.

–—Kei, eso no quiere decir que si te cortas en puntos vitales no te mueres o si pierdas algún miembro lo recuperes, solo recupera heridas. Si te clavas en el corazón, la herida se curará pero no quiere decir que vivías para contarlo—indica Seiryu.

—Que aterrador, lo tendré en cuenta—dice Kei mientras posa una expresión de escalofrío.

—Es un artefacto bastante beneficioso, me gusta—comenta Mokuro

—No tendrás envidia ahora ¿No, Mokuro?—dice Kei.

—Cállate, ya verás que mi habilidad será mucho mejor que esa espada—

Mokuro y Kei siguen discutiendo por quien es mejor. En ese momento Akina sale del templo, bostezando y frotándose uno de sus ojos con su mano.

—Que sueño… creo que me quede dormida—dice Akina.

—Jejeje, te han ganado esta vez, Akina—dice Seiryu mientras ríe amistosamente.

—¿Qué? Esos inútiles—dice Akina.

—¿Que has dicho? Perdón, pero tú has sido la que se levantó súper tarde—dice Mokuro en voz alta.

—Mokuro, tranquilo, no se pe…—intenta hablar Kei.

—Ja, mira quién habla, maldito virgen. Preferiría estar con una tabla antes de estar con un chico como tú—contesta Akina mientras posa sus dos manos a los costados de sus caderas.

—¿Eh? Pues que bien, porque realmente tú y esa tabla tienen un gran parecido–dice Mokuro—Akina se cubre su pecho con su mano izquierda y golpea ambos con su derecha haciéndolos volar.

—¿Porque a mí?—dice Kei en el aire.

—Ja, es la primera vez que me golpea una mujer—dice Mokuro.

Akina presiona con fuerza su puño y sus dientes mientras los mira a ambos.

—Desde pequeñas comienzan a dar miedo—dice Seiryu.

Tomoyo se acerca a Kei y Mokuro que están tirados en el piso y les empieza a picar sus mejillas con una rama de un árbol.

—Oooy, oooy—dice Tomoyo.

#

Poco después Kei y Mokuro se sientan frente al viejo que seguiría enseñándoles varias cosas

—Maestro, tengo una pregunta que nunca le hice—duda Kei.

—Habla, chico—dice Seiryu.

— ¿Que era aquel monstruo en el que llego la primera vez?—pregunta Kei.

—¡Cierto! Era una criatura bastante extraña, ¿Es peligrosa?—dice Mokuro.

—Es una mascota, pero no es mía. Les han ocultado muchas cosas de este mundo, existen animales que no figuran en los libros, para no asustar a la población. Así que los guardianes nos encargamos de que se mantengan en tierras lejanas a las que habitan los humanos. De igual manera, la gente de la ciudad es la que menos conoce de este tema—dice Seiryu.

—Este mundo está lleno de misterios, ¿Tan necesario es que nos oculten todo?—dice Kei.

—Y, hay personas que no saben controlarse y van a aventurar a lugares que no conocen, llenos de peligrosas bestias. Por eso los guardianes cuidamos y guardamos muchos secretos. Claro que en eso también están metidos los gobiernos de las principales potencias mundiales—dice Seiryu.

—Ósea, ¿Existen lugares del mundo que aún no fueron explorados?
—pregunta Mokuro.

—El mapa que ustedes conocen es tan solo la mitad del planeta, el resto se los ocultaron toda la vida. Existen continentes que recientemente se están poblando, como es el Amazonas, paisajes prohibidos donde habitan bestias de clase C y B, e incluso un continente que aún no fue explorado, en el extremo sur del mundo. El Antártico—dice Seiryu.

—Geniaaal, ¿Y podemos ir a aquellos lugares?—dice Kei.

—Pueden, pero no al Antártico, la Sociedad está realizando campañas sobre aquellas tierras y solo se permiten guardianes de clase A y S, hasta el Comandante Supremo esta en aquel continente—dice Seiryu.

—Kei, debemos apresurarnos, nos estamos perdiendo muchas cosas
—dice Mokuro.

Kei sonríe mientras mira a Mokuro.

—Exacto—dice Kei.

—Viejo, ¿Porque usted no fue al continente?—pregunta Mokuro.

—El comandante se llevó a los guardianes más fuertes y nosotros estamos encargados de cuidar la parte más civilizada del mundo. Incluso de las mutaciones que están esparcidas por el este están provocando algunos estragos—

—Entonces ¿Eso es lo que te ataco a ti esa noche, Kei?—pregunta Mokuro.

—Sí, te dije que era cierto y no me creíste—responde Kei.

— ¿No te mordió?—pregunta Seiryu.

—No, la señorita Yanin me salvo a tiempo—contesta Kei.

—Qué bueno. Por eso los guardianes que se egresan en estos tiempos tienen muchos problemas. Miren, este es el mundo como ustedes lo conoce—dice Seiryu mientras saca, del libro, y les muestra un mapa.

La estructura dibujada en ese papel es de seis continentes arrinconados hacia el medio, también se pueden destacar pequeñas islas y al Este, se marca el país donde ellos habitan, Nipón. Los continentes se llaman: “Amazonas”, “Hispanoamérica”, “Cartago”, “Laurasia”, “Lincestis”, “Islas Gran Bretaña”

—Si—responden ambos.

—Este es el verdadero mundo—dice Seiryu mientas les muestra otro mapa.

El nuevo mapa, muestra muchas más islas, archipiélagos, un total de ocho continentes con las siguientes nomenclaturas: “E.N.M”, “Archipiélago desértico de Yoyo”, “Amazonas”, “Cartago”, “Laurasia”, “Islas Gran Bretaña”, “Lincestis”, “Hispanoamérica”, “Antártico”. Lo más interesante es que el mapa se encuentran ilustrados muchas criaturas extrañas, monstruos.

— ¿Que carajos?—dice Mokuro.

— ¡Genial! Nosotros no conocemos ni la décima parte de eso—dice Kei.

— ¿Cómo hacen para ocultar todo eso?—se pregunta Mokuro.

—Jejeje, pero esto es tema de guerreros avanzados y con su propio título, ustedes ahora deben enfocarse en su entrenamiento—dice Seiryu.

—¡HI!—responden ambos.

–Ahora que dominaron las tres habilidades generales, les toca otra más. Pero primero, como habrán notado, mientras entrabamos el tiempo en que pueden tener su aura a su máximo nivel comenzó a tomar un color propio de cada uno y ustedes me preguntaban el porqué, acá está la respuesta. Su aura puede ser de color verde, roja, azul o amarilla. Mokuro la tuya es azul y la tuya Kei es amarilla—

— ¿Qué significado posee?—pregunta Kei.

—No es algo importante realmente, es un significado secundario, pero el color representa la personalidad que ustedes tenían durante su infancia, sin importar si ya no son así, el color de esta se forma a través de sus recuerdos. Esto representa lo que fueron o lo que son, si es azul, significa que son personas engreídas y tienen mucha confianza en sí mismos. Si es verde, es de personas tímidas y que les dificulta relacionarse con muchas personas. Si es roja, tienden a ser personalidades anti sociales, son solitarios y solo buscan cumplir sus objetivos. Y si es amarilla, son seres que son muy sinceros, dicen las cosas de frente y son muy orgullos en el momento que van a realizar algo—

—Siempre supe que era muy capaz—dice Mokuro.

—Si comprendo, con razón muchas veces se enojan conmigo—dice Kei.

—Sí, siempre le dices todo de frente a las personas, esto representa
realmente como eres Kei.

Como la vez que Yui trajo un nuevo corte de cabello y tú le dijiste que se veía horrible, se traumo luego de eso—dice Mokuro.

—Ni me lo recuerdes—dice Kei fríamente.

—Eres un ser muy desagradable, maldito pervertido—dice Akina.

—También existe un color peculiar que es el violeta, son personalidades particulares que son un poco de cada personalidad que les nombre, Yamato es un ejemplo—dice Seiryu.

— ¿De que color es su aura maestro?—pregunta Kei.

—Verde—responde Seiryu.—Prosiguiendo, si el color del aura tiene a ser oscura quiere decir que su odio les está ganando o las intenciones de la persona son malignas—

—Si vemos a una persona con esa aura ¿Que deberíamos hacer?—pregunta Mokuro.

—Simplemente averiguan su intención, luego de eso la ayudan o combate contra ella—responde Seiryu.

—Entiendo—contesta Mokuro.

—Ahora, entrenaran la “Termogénesis”, esto consiste en adaptar su aura para que los protejan de mayores temperaturas, sea frío o calor, triplica su resistencia normal, por lo que deben aprender a controlarla y aumentar su resistencia—dice Seiryu.

— ¿Y lo necesitamos para algo?—pregunta Mokuro.

—No por ahora, se lo utiliza cuando deben explorar lugares del mundo como desiertos o nevadas, y deben adaptarse al ambiente de ese momento, pero son trabajos de guardianes clase A para arriba, por lo que no es muy necesario ahora—responde Seiryu.—Es cuestión de ustedes si se dedican a mejorarlo pero ahora deben aprender a utilizarlo—

—Claro, no hay problema—dice Kei.

El siguiente entrenamiento que tuvieron los muchachos era meditación expulsando su aura a alrededor de un centímetro de su cuerpo, mientras Seiryu encendía una gran fogata con las hojas que barría Tomoyo y ellos se sentaban cerca muy cerca del fuego. El reiki los protege del calor y las quemaduras mientras su cuerpo se va a adaptando.

Tras pasar los días, el nivel aumento y ellos se sentaban en la fogata.

— ¡No puedo más!—Sale corriendo Kei, mientras suspira.–Uff…—

—Ja, gane esta vez, Kei—dice Mokuro mientras sale tranquilamente del fuego.

Para el 21 de diciembre, comenzó a nevar, primer día de invierno. Seiryu preparaba dos tanques que había comprado Yamato cuando fue a la ciudad, y los llenaba de agua, también vertía en ellos grandes cubos de hielo y más el frio de la nieve, los chicos se metían en el agua y debían resistir ahí dos horas.

— ¡Achu!—estornuda Mokuro.

—Jajaja, ya te resfriaste, ¡Gane!—dice Kei mientras ríe. —¡Achu!—

— ¿Cómo has dicho?—dice Mokuro mientras se ríe.

El 24 de diciembre, víspera de navidad, los chicos aprenden a controlar la termogénesis y tan solo falta dos días para el examen de Guardián, pero antes les queda un día libre de festejo.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente