Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 14 – BDS – Más Que Solo Una Batalla

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Entre los gritos aterradores y el ambiente helado, ambas figuras están paradas uno frente a otro.

El hombre con la capa negra deja caer la tela que cubre sus rostros para dejar ver una figura sin piel.

Corroída por el tiempo o tal vez el uso de la oscuridad.

El rey en su frenesí sanguínea deja ver una sorpresa en su rostro por este descubrimiento.

“Tú quién eres? Pregunta el rey, “Soy lo tengo que ser” responde la figura frente a él.

El aura entre ellos se hacerca forzando se a repeler se, un aura negra con olor azufre y la otra mirada oscura, que congela todo a su paso.

“No espere que un simple ser de los mundos bajos pudiera tener un aura tan pesada, solo un poco debajo de la mía”

“El que se sorprende soy yo, como alguien de los mundos más allá de los cielos viene a un mundo tan pequeño”

La figura negra marchita se sorprende que puedan adivinar de donde viene más sin embargo no se asusta.

“No es necesario más palabras, elfo hoy caerás junto con todo este lugar”

Esta figura oscura está su energía con cánticos “Muerte caída, de los cielos olvidada, del creador negada, existen aún en la eternidad del tiempo, llena mi cuerpo como tú resipiente de muerte, ‘El despertar de la muerte’ “

La oscuridad es absorbida por todos los poros de la figura forzando lo dentro de él.

Voces y susurros se hacen escuchar en todo el lugar, como gritos de dolor y desesperación.

Alimentándose de cada alma caída en el bosque y el campo de batalla, forzando su fortaleza física y mágica al máximo, la carne pudriéndose y callendo al piso , dando a ver un esqueleto con trozos de carne sin ojos.

Mostrando unos cuencos vacíos llenos de oscuridad como si pudieran robar tu alma.

Solo un instante bastó para que ambos cambiarán de aspecto.

Los dos seres sobre las montañas, luchan a todo poder causando gran destrucción que solo a la distancias parecen vibración de la tierra.

El rey con su espada tan grande como el moviéndola a gran velocidades chocando contra las manos esqueléticas de aquella figura, entre más intercambios el área comienza a cambiar.

El lugar donde una vez fue donada montañosas se comienza a quedar llano.

“No importa que tanto te esfuerces mientras más almas absorba más fuerte me volveré, no importa que tanto dures mi cuerpo jamás dejará de moverse”

La figura sigue moviendo sus manos a gran velocidad miéntras que pequeños trozos de carne salen disparados derritiendo todo a su alrededor de donde caen.

Los minutos pasan mientras que la batalla que ocurre destruye todo a su paso, corren a lo profundo de las cordilleras , mientras que cada criatura mágica es su camino son corridos mientras permanecen atrapados por capas de hielo, una visión espantosa.

“Tanto tiempo sin luchar, me ha mantenido muy tieso” jadeando con dificultad el Rey sonríe.

“Simple criatura, que cree poder detenerme” la figura negra mantiene la cama debajo de esos trozos de carne que aún permanecen en su rostro.

“Nuestra lucha está causando muchos daños a este lugar” el Rey externa su pensar.

“Este lugar para mí no importa crees que vale la pena preocuparme por un lugar el cual se debe destruir” el Rey se calma y sonríe.

La ondas de energía que se disparan por todas partes son reprimidas.

Una energía los encapsula evitando que se fugue más daño al exterior.

“No digas que no te advertí, nuestra pelea puede continuar más allá de estos cielos”

Mientras que el REY pronuncia sus palabras un agujero sale del cielo cubriendo las estrellas.

“Quienes intente alterar las leyes de este lugar serán expulsados”

Una enorme mano negra agarra al hombre de negro y lo arroja al cielo.

Mientras que la figura gira a máxima velocidad se escucha el choque contra el aire hasta desgarrar el cielo y desaparecer.

“Guardián disculpe el alborotó, todo ocurrió sin que lo esperara, las fuerzas detrás de los acontecimientos antiguos han vuelto” Parece que el Rey conoce más de lo que todos piensan.

La voz detrás de el portal se desvanece si no antes decir “Has causado un alborotó y perturbado el sello, todos los que han estado desde el principio solo tienen una regla, jamás pelear, rompistes tus votos, tu clan puede quedarse pero tú solo estarás un día mas”

“Sabia que esto sucedería, pero ahora ellos también tienen que moverse” con estas palabras el rey desaparece en la oscuridad.

“Señor aún no entiendo por que existe este lugar, o el porque tienes, a tantas fuerzas ocultas aquí” la sombra en el agujero susurra mirando los cielos, aun si sus pensamientos perturban la pasión de su corazón hará lo posible para proteger este lugar..

Luego que el asedio a la fortaleza fallara, las tropas que retrocedieron se encuentran contabilizando los heridos, aquellos que pueden luchar eran tratados quienes no servirían para pelear fueron arrojados a las rozas de las bestias voladoras.

Un lugar donde serían despedazados por las mismas bestias y luego devorados, gritos apasiguados por el manto de la noche se escuchan como el de rompen los huesos.

Mientras tanto en algún lugar del bosque una luz, blanca y cálida es visible.

Entre el resplandor se encuentra una mujer, tan hermosa que haría caer las naciones.

“Tú quieres volver a encontrarlo?” la voz retumba en la mente de Helen.

“Si” Responde Helen en trance.

La luz se va atenuando, hasta que desaparece y solo deja a la figura entre ella en el bosque.

“El destinó, es tan caprichoso como el tiempo, tan sincero como el Alma y aun así sigue siendo un misterio”

Mientras se desvanece sus últimas palabras son escuchadas.

En el inmenso bosque Helen se encuentra y en su cintura una vaina aparece mientras que a su lado un arco descansa.

“La espada siempre es la verdad, mientras que el Arco es tu bondad”

Helen que permanecía con los ojos cerrados, de repente los abre y todo al arrendador, se llena de un aura de pureza y compasión.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario