Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 13 – BDS – Batalla del Rey

Night mode
Pagina Anterior

Los dos ejércitos están a punto de chocar de frente con su infantería “¡Infantería!, avancen no dejen pasar a ningún enemigo si la fortaleza cae caerán sus familias mujeres e hijos”

Los soldados con llamas en los ojos se dirigen fuera de la fortaleza para impactar cara a cara a los enemigos, el cielo sobre las tropas del Wizard está comenzando a oscurecer los truenos y relámpagos acompañan a la marcha alocada del Wizard, como si la oscuridad lo estuviera protegiendo.

El General al darse cuenta de los cambios en el cielo y por su experiencia en su larga vida, puede percibir que es una protección divina “Un ser de oscuridad, ha puesto su protección en él, Ahora entiendo por qué el Rey se marchó” sus palabras tan suaves como melancolía envuelve este ambiente caótico, ante tal descubrimiento, solo le queda una cosa y es luchar con su vida en línea.

En el transcurso de la noche y la poca visibilidad los dos ejércitos chocan de frente, guerreros elficos con dobles navajas cortas moviéndolas como si fueran el aleteo de una mariposa con movimientos tan sutiles y frágiles, pero tan rápidos que al enemigo les cuesta cubrirse de los ataques en ambas direcciones.

 Los capitanes de escuadrones de los elfos en la línea de frente empujando la primera line más adelante mientras que los orcos con sus cuerpos musculoso, empujan como si fueran de papel las defensas de los elfos, aun siendo más lentos todavía en ocasiones cortan a uno de ellos y luego entre varios orcos despedazan a sus enemigos, ogros con masas gigantes, y otros con troncos que agitan de lado a lado, para matar a cuantos puedan.

Frente a ellos, y más atrás monstruos gigantes, cubiertos por cadenas que evitan que se muevan a otro lado que no se para el frente, algunos parecen cochinos en dos patas que en lugar de manos tienen hachas y detrás de ellos arpones gigantes para derribar las puertas.

Los choques de los dos ejércitos siguen por horas mientras que la única forma de detener a las Bestias de asedio y los ogros como gigantes, seria con la catapulta, ya que son lentos, son buenos blancos de tiro a largo alcance, los arqueros sobre la muralla solo disparan a cada enemigo atrás de las líneas, para evitar darle a un compañero, sus flechas vuelan con soltura y un desplazamiento hermoso que zumba como el susurro del aire, cada flecha impactando en su blanco, rodillas, pie, talón, tobillo, ojos, y la cabeza, cualquier parte del cuerpo frágil que pueda causar que alenté su movimiento o pierdan parte de su dominio en la batalla.

El general luchando contra los enemigos en primera fila, dando órdenes, y moviendo a todas las tropas según lo que necesite la situación “Solo ha pasado un día, ¡maldición! quizás no resistamos”

Al llegar la media noche y luego de haber matado a miles de enemigos el Wizard da la señal para retirar “¡Retrocedan!, prepárense para la segunda línea y traigan a los gusanos excavadores”

La primera noche de asedio a llegado a su fin y las tropas tanto enemiga como la de los elfos comienzan a retroceder regresando los cuerpos de sus compañeros caídos.

“El enemigo no nos destruyó en su primer ataque solo significa que estaba viendo nuestras fortalezas, en la mañana será la siguiente ola, preparen a los heridos para tratarlos a los muertos incendien sus cuerpos y recemos a la diosa para que alcancen el mundo de los inmortales”

A cientos de Kilómetros de la Fortaleza Elfica, una figura con capucha negra esta parada sobre una montaña, todo a su alrededor es corroído con solo su presencia, cadáveres de bestias a su alrededor, el hedor a muerte y azufre se siente en el aire.

Mientras la figura mira hacia el campo de batalla, otra sombra aparece detrás de él, una que irradia luz a todas las direcciones, impidiendo ver su rostro, la figura oscura voltea y sutilmente mueve los labios hacia arriba “Jamás pensé que me encontraría alguien de este mundo primitivo” la sombra de luz sale de entre los arbustos mostrando su figura esbelta y elegante, con rasgos faciales hermosos con cabellera larga hasta la cintura plateada que baila en el aire con solo caminar, sus ojos tan afilados como una espada que corta todo y la aura de un rey.

“La oscuridad sobre este lugar está incrementando, no importa quien seas, pero aquí adentro, tú no puedes hacer nada, sabes lo que pasaría si tu luchas” un suspiro se escucha del hombre de negro “Y que si este lugar es protegido, quien osa poder hacerme daño” si esperar a la respuesta contraria la figura con la capa expulsa toda su energía que hay en su cuerpo tirando un vendaval que azota al Rey.

Aun así el Rey no se mueve ningún paso mientras que su cabello baila salvajemente entre el aire.

“Durante mi estancia en este lugar, nadie de afuera había entrado, el poder del sello está cada vez más débil” El Rey reflexiona antes de desatar su espada que tiene en su espalda una tan alta como el, mientras le quita el sello y desenfunda su arma, cantos del cielo se escuchan, las voces de los dioses cantan para recibir su presencia, el viento sopla con un aire cálido y la nostalgia invade todo el lugar, un instante después de terminar de desenfundar completamente la espada el ambiente se congela con una temperatura tan baja, que el mismo aire comienza a sonar *crack * *crack *como si se cuarteara.

“Tu mundo es uno por encima de este cielo, lleno de muerte y sangre, conocido como el Infierno de la Oscuridad Eterna, lo recuerdo como si fuera ayer, aún existe odio en mi corazón, por quienes me traicionaron y tiraron, pero también tengo compasión gracias al hombre que me dio una segunda oportunidad, y ahora tú te a través a querer destruirlo, si un día yo soltara mi poder no podría estar más aquí, pero es un precio justo para salvar a mi hija y mi Reina” La tristeza llena el rostro del Rey.

Levanta su mano a su Corona, se la quita mientras la mira con cariño, por tantos años que lo uso “A partí de hoy eres libre amigo, me acompañaste durante tanta aventuras allá afuera y hoy solo te pido que cuides a mi hija” como si la corona entendiera lo que le estaba diciendo la corona brillo con una luz plata cristalina atenuándose lentamente, luego la lanzo al aire mientras que esta se convertía en un ave, que voló rápidamente lejos de la batalla.

El hombre de la capucha negra, se exalto por lo que acaba de ver solo por un instante antes de regresar a la calma “¡Todo está listo!, o quieres que espere más” la figura se Burla del Rey “No necesito que me esperes, incluso aun si me atacas no me arias nada”

Mientras hablaban el color de piel del Rey comenzó a oscurecerse y los ojos cambiar de color a rojo sangre.

“En mi mundo hay 7 lunas, y la diosa de la luna nos bendice con su don protector, pero sabes qué pasa con los niños de mi clan cuando nacen en un día sin luna, que es casi imposible que ocurra, nuestra piel nace oscura, nuestros ojos rojos como la sangre, y lo más importante nuestro atributo es El Hielo Oscuro, al pasar los años ese niño perderá el control de si y puede matar a todos los de su clan, su aura se vuelve siniestra y la sed de sangre se descontrola”

Entre más pasa el tiempo cada parte del cuerpo del Rey ya es de color Negro como el cielo y sus ojos rojos, como una bestia que proviene del mismo infierno, todo a su alrededor, es congelado en un Hielo negro, Criaturas en el Bosque Atrapados en Hielo aún vivos, Pero sufriendo el desgarre del helar, en sus órganos y huesos, gritos horribles se escuchan del bosque hechas por bestias que lograron huir pero una parte de su cuerpo se congelo, la carne cambia de color a negro y el hielo congela su almas haciendo que griten de dolor, una bestia parecida a un oso gigante, se arrancó el brazo con una roca y siguió corriendo mientras lloraba.

Pagina Anterior