Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

WDDG – CAP 447 – Volviendo al Continente de los Reyes

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Su Meiyao y Bai Youyou habían sido testigos del crecimiento de Chen Xiang, paso a paso. Desde su juventud, los dolores y trabajos que había sufrido no pasaron desapercibidos para ellas. Les dolía el corazón cuando vieron a Chen Xiang pasar por todo tipo de dificultades solo para acelerar su crecimiento. Y la razón principal detrás de todo esto eran ellas, todo para cumplir el contrato que había firmado con ellas en el Acantilado del Diablo Inmortal.

Sin embargo, Chen Xiang nunca se había quejado ni nada. Lo cual los conmovió mucho. Con el tiempo, llegaron a tener sentimientos peculiares por Chen Xiang, e incluso ellas difícilmente podrían describirlo claramente.

Después de haber descansado durante dos días, ¡buscó a Yun Xiaodao y los demás para comer juntos antes de abandonar la Provincia Marcial Extrema!

En este momento, todavía tenía una última recompensa que aún tenía que obtener. Y ese era el jardín de hierbas del que Wu Canghong le había hablado. Él no quería ir solo, así que se dirigió al Imperio Celestial del Arma Divino para buscar a Liu Menger.

Habiendo llegado al Imperio Celestial del Arma Divino, Chen Xiang no encontró a Liu Menger. Un elder le dijo que Liu Menger había ido al Valle Icewind, donde se quedaría por un tiempo. Aparentemente, había un lugar secreto allí, donde estaba ayudando a Leng Youlan y Xue Xianxian en el cultivo.

Al principio, Chen Xiang vino por Leng Youlan porque Leng Youlan siempre había querido hacer un viaje de aventura con él. Él también planeaba llevar a Xue Xianxian. Con su fuerza, no habría sido un problema buscar el jardín de hierbas en el Continente de los Reyes.

Lamentablemente, no pudo encontrar a nadie.

Habiendo dejado el Imperio Celestial del Arma Divino, Chen Xiang llegó a la Ciudad Fragancia en la Provincia Taoyuan. Vino aquí a buscar a la seductora Hua Xiangyue.

Cuando Hua Xiangyue supo que Chen Xiang había venido a buscarla, llegó de inmediato.

“¿A qué se debe este placer? ¿Qué tal si te llevo a la Danxiang Taoyuan? Puedes venir directamente a mí allí en el futuro.” Hua Xiangyue vestía un vestido sencillo, un conjunto de mallas negras y una coleta para su peinado. Sea como sea, no podría cubrir esa encantadora y cautivadora figura suya.

“Por ahora, no lo aremos. ¡Por el contrario, quiero que vengas conmigo!” Dijo Chen Xiang. Para garantizar la seguridad, planeaba llevar a Hua Xiangyue con él.

Hua Xiangyue era una alquimista y la Líder de la Danxiang Taoyuan. Los magnates de varios continentes le darían una cara. Lo más importante, ella era extremadamente fuerte también.

Ahora, Chen Xiang estaba ordenando a Hua Xiangyue como si fuera su doncella.

“¡Finalmente te das cuenta de lo buena que soy!”, Dijo Hua Xiangyue, riendo encantadoramente. Después de la revelación de su identidad, los magnates de todos los continentes la trataban con gran respeto, como si tuvieran miedo de ofenderla. Esto le dio un complejo de superioridad, especialmente frente a Chen Xiang, este hombrecillo.

¿Una razón más para que Chen Xiang se preguntara por qué una mujer de su estatura estaría dispuesta a ser su doncella? No parecía haber nada malo en su cabeza. Más importante aún, ella era la emperatriz en la comunidad de alquimistas.

Si se tratara de una mujer mediocre arrojándose en su brazo, sería bastante normal. En la actualidad, había muchos magnates que estaban dispuestos a ofrecer la mano de su hija en matrimonio a Chen Xiang. Algunas famosas bellezas de otros continentes incluso llegaron a la Secta Marcial Extrema después de haber conocido las acciones de Chen Xiang, para acercarse a él.

Y Chen Xiang era muy consciente de su objetivo. Todo lo que querían era su Entrenamiento del Dominio del Dragon del Tai Chi, así como subir la escalera con un joven alquimista como él, lo que les permitía disfrutar de varios dans preciosos.

Por otro lado, Hua Xiangyue había estado tratando de acercarse a él desde el momento en que solo era una figura sin nombre.

“Si mi suposición es correcta, primero fuiste a ver a tu hermana Menger, y cuando no pudiste encontrarla, solo entonces, ¡viniste a buscarme!”, Reprendió Hua Xiangyue, fingiendo estar enojada.

Pellizcando a Chen Xiang, continuó, “Pequeño bribón, date prisa y dime, ¿a dónde llevas a esta hermana mayor? Tengo las manos llenas, ¿sabes?”

Chen Xiang lloró de dolor mientras agarró las esbeltas manos de Hua Xiangyue. “¡Quiero ir al Continente de los Reyes para buscar un jardín de hierbas! Ese jardín de hierbas está bastante lejos de la Capital del Rey. Más importante aún, la ruta es un poco peligrosa también. Si quiero, puedo pedirles a mis dos sobrinos marciales que me acompañen, pero hermana mayor, tú eres más importante para mí, así que, vine por ti.”

Si Wu Kaiming y Gu Dongchen llegaran a saber esto, Chen Xiang definitivamente sería jurado por “prestar más atención a una amante que a sus amigos.”

Chen Xiang sintió que hacer un largo viaje con Gu Dongchen y Wu Kaiming sería demasiado aburrido. Sin embargo, si una belleza lo acompañaba, especialmente una belleza cautivadora como Hua Xiangyue, sería una cuestión completamente diferente. También podía tomarse libertades con ella, mientras estaba allí.

¿Cómo podría Hua Xiangyue, después de haber vivido durante tanto tiempo, no ver qué estaba pasando en la mente de Chen Xiang? Sin embargo, ella todavía estaba muy feliz de acompañar a Chen Xiang.

“¡Espera un poco por mí, déjame vestir!” Habiendo dejado caer esta frase, Hua Xiangyue se fue apresuradamente.

Solo después de esperar una hora, Chen Xiang vio a Hua Xiangyue con una máscara en la cara. La mitad de su rostro cautivador estaba velada por la máscara. Incluso su voluptuoso seno estaba aplastado un poco. Ella debe haberles atado un trapo ajustadamente.

Hua Xiangyue, sosteniendo una espada de muy mala calidad, le dio un codazo a Chen Xiang en el abdomen y le dijo con una sonrisa encantadora: “Si nos encontramos con algún peligro, quédate y observa desde fuera, deja que esta lady haga todo.”

Chen Xiang, apuntando a su pecho, dijo con una sonrisa pervertida, “Tus conejos están atados demasiado fuerte e injustamente. Rápidamente déjenlos salir y déjenme darles masajes, ¿Qué si ellos son arruinados?”

Hua Xiangyue golpeó la cabeza de Chen Xiang con su funda; ella no estaba enojada en absoluto. Ella respondió con una risa encantadora: “Tú, Pequeño bribón, estás pervertido hasta la médula. Lo creas o no, ¡le diré a tu hermana Menger!”

“¿De qué debería tener miedo? La he masajeado, la de Xianxian también les he dado un masaje. ¡Ambos lo disfrutaron mucho!” Dijo Chen Xiang, riendo con picardía. Nada de eso había sucedido con Liu Menger, solo le estaba mintiendo a Hua Xiangyue. Él quería ver su respuesta.

“¡Hmph!” Hua Xiangyue se quejó de celos. Ella no había pensado que la relación de Chen Xiang y Liu Menger había llegado a este paso.

Hua Xiangyue arrojó una máscara a Chen Xiang. La máscara era suficiente para cubrir la mitad de su cara. Chen Xiang a menudo había visto a muchas personas usándolas. Con esto, podrían evitar algunos problemas innecesarios.

“¿Cómo llegaste a saber sobre ese jardín de hierbas?”, Preguntó Hua Xiangyue mientras tiraba de Chen Xiang y daba un salto. Volaron por la ventana a una velocidad vertiginosa, antes de aterrizar al lado de una matriz de teletransportación. El actual Chen Xiang ya podría soportar ese tipo de velocidad.

“¡No preguntes demasiado, vámonos!”, Dijo Chen Xiang. Había sido exhortado por ese hombre de mediana edad del Palacio del Rey para mantener en secreto los asuntos del Palacio del Rey.

Al activar la matriz de teletransportación, Chen Xiang y Hua Xiangyue llegaron a la Capital del Rey. Hua Xiangyue enseguida llevó a Chen Xiang a su lugar de residencia.

“Xiangyue, ¿es esto tuyo?”, Preguntó Chen Xiang, sentado en el último piso de un edificio de cuatro pisos. Una fragancia única perteneciente a Hua Xiangyue permanecía en el aire. Era bastante evidente que Hua Xiangyue vino aquí a menudo.

Hua Xiangyue, sirviendo una taza de té a Chen Xiang, dijo: “Llegué al Continente de los Reyes hace mucho tiempo. Rápidamente dime la posición de ese jardín de hierbas, para que pueda determinar la ruta.”

Chen Xiang no tenía idea sobre el Continente de los Reyes. Mientras que Hua Xiangyue había viajado a muchos continentes en busca de hierbas. Naturalmente, el Continente de los Reyes no había sido salvada por ella. Por lo tanto, tenía bastante conocimiento del Continente de los Reyes. Esta es también la razón por la cual Chen Xiang no buscó a Gu Dongchen ni a los demás, y acudió a ella.

Chen Xiang sacó una hoja de papel y dibujo un mapa simple de sus recuerdos. Solo tenía algunas líneas.

Al ver el mapa de Chen Xiang, Hua Xiangyue frunció el ceño y dijo: “Ese lugar seguro es extremadamente peligroso. “¡Si hubiese ido solo, salir con vida hubiera sido difícil para ti!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente