Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

WDDG – CAP 370 – Ambición

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Si Gu Dongchen hubiera dicho que algo iba a suceder hoy, entonces no será simple. Si el Templo de la Luz Sagrada no acepta ayudar, ¿Ellos se irían? ¿Y Gu Dongchen tampoco hará nada?

En opinión de Chen Xiang, el Templo de la Luz Sagrada, en la Asamblea de Héroes de hoy, ciertamente forzaría al Continente Chenwu a rendirse a ellos. ¡Dominarían por completo todo el mar del Este como un pretexto por la gran causa!

Pero, por supuesto, todavía no podía determinar qué desastre le ocurriría en su cabeza. Aunque era famoso en el Continente Chenwu, era solo una figura menor en medio de este grupo de artistas marciales del Reino Nirvana.

“Si se trata de eso, en ese día, el Continente Chenwu rechazará colectivamente el Mundo Demonio y Diablo, ¡solo espero que todos puedan echarnos una mano!” Gu Dongchen se quedó sin paciencia, ya había adivinado el resultado, pero todavía tenía que ir de acuerdo con su plan.

Después de un momento, todos se miraban vacilantemente el uno al otro. Los artistas marciales de otras partes del mundo no darían una mano, pero Gu Dongchen aún se mantuvo en calma, lo mismo fue cierto para las otras sectas de los Decanos del Continente Chenwu. Ellos ya habían imaginado esta escena.

Las palabras de Gu Dongchen sonaban intrascendentes para ellos, como si no necesitaran prestarles atención.

De repente, una risa de ridiculización rompió el silencio en la escena. Esta risa era muy desagradable, no importaba si era amigo o enemigo, no pudieron evitar fruncir el ceño al oírla.

Cuando todos giraron la cabeza para encontrar la fuente de la risa, un hombre de mediana edad vestido con una túnica de dorada se puso de pie y camino fuera de su asiento; por un lado, se estaba riendo, mientras que por el otro, se dirigió al espacio abierto en el centro

¡Era el Papa del Templo de la Luz Sagrada, Qin Zejun!

Frente a Gu Dongchen, repentinamente dejó de reír mientras señalaba a Gu Dongchen y se burlaba, “¡Gu Dongchen, nadie te apoyará! Si solo son los artistas marciales de tu Continente Chenwu, simplemente no podrán resistir a los Demonios y Diablos invasores que surgirán.”

Gu Dongchen miró inexpresivamente a Qin Zejun.

“¡Ya lo sé!” Gu Dongchen dijo con calma. Incluso frente a una situación tan difícil, su calma se ganó la admiración de todos los expertos del extranjero.

“Para el Continente Chenwu, solo hay tres caminos que pueden tomar. Primero, rendirse al Templo de la Luz Sagrada. Segundo, ustedes solo pueden resistir a los Demonios y los Diablos. Tercero, huir del Continente Chenwu.” Qin Zejun miró fríamente a los Decanos del Continente Chenwu. Si todos tomaran la decisión y solo Gu Dongchen no estuviera dispuesto, entonces tendrían que tomar el siguiente curso de acción.

Qin Zejun había planeado durante mucho tiempo, ahora estaba a un paso de unir por completo los mares del este por la gran causa. ¡Además, también se convertiría en una leyenda que será mencionado en los anales de la historia! Porque él sería la primera persona en la historia que dominaría un dominio marítimo. Tenía gran ambición, después de los mares del este, ¡sería todo el Mundo Marcial Mortal!

“Prometo, siempre y cuando estén dispuestos a colgar la bandera del Templo de la Luz Sagrada, que su continente será manejado con la conformidad con la regla del Templo de la Luz Sagrada. Ustedes seguirá siendo gobernantes de la tierra firme, ustedes seguirán siendo altos y elevados Decanos, y ustedes también obtendrá una parte justa de todos los mares del este!” La voz de Qin Zejun era ferviente y emocionada, sus palabras hicieron que los corazones de muchos latieran incesantemente.

Porque siempre y cuando estos artistas marciales del Reino Nirvana se agrupen, podrían monetizar los recursos de todos los mares del este, y si alguien intentara oponérseles, lo estrangularían hasta la muerte.

“Si están de acuerdo, pueden venir a mí, ponerse el atuendo del Templo de la Luz Sagrada y comprometerse con el templo, ¡entonces tú, mi amigo, serás miembro del Templo de la Luz Sagrada!” Qin Zejun sacó muchas túnicas doradas y las levantó en el aire, esperando que los Decanos del Continente Chenwu vinieran y lo recibieran.

En este momento, Hua Xiangyue se rió y dijo: “Qin Zejun, esta vestimenta es demasiado fea, no quiero usarlo. Incluso pensar en usar esta fea vestimenta todos los días me da ganas de vomitar, realmente no sé ¡quién incluso saldría por esta vestimenta!”

Liu Menger se rió entre dientes, “¡Yo tampoco quiero usar esta vestimenta, es realmente fea!”

“¡Es como mierda!” Leng Youlan resopló, lo que hizo estallar a todos en carcajadas. Por supuesto, fueron los discípulos de la Secta Marcial Extrema.

Qin Zejun se estremeció ligeramente mientras miraba a Leng Youlan. Solo para ver la tez de Liu Menger volviéndose solemne cuando sopló una ráfaga de viento frío. Qin Zejun retiró la mirada asesina en sus ojos.

“¿Por qué? ¿Le gusta a su Continente Chenwu elegir los otros dos caminos? ¿Desea abandonar a los civiles de su continente o morir con ellos?” Qin Zejun gritó una vez más en voz alta.

Este escenario fue más allá de lo que Qi Zejun había esperado. Echó un vistazo a los decanos de la Secta Diablo. Sabía que los Decanos de la Secta Diablo y las Sectas Justas siempre habían estado en desacuerdo, además, les gustaría mucho elegir los recursos sobre la seguridad de los civiles. Deberían haberse presentado en el Templo de la Luz Sagrada, pero no recibió respuesta alguna de ellos.

Otros expertos del exterior también estaban teniendo dificultades para entender esto. Desde el principio, fueron más o menos suprimidos. Por supuesto, la mayoría de los artistas marciales tendrían dificultades para resistir la tentación de Qin Zejun. Después de todo, todos los expertos anhelaron cruzar el Reino Nirvana y finalmente ascender al Reino Celestial, y en cuanto a cosas como la moral y la justicia, no les importó demasiado.

Qin Zejun enfatizó una vez más, “¿No todos quieren cruzar su próxima tribulación de forma segura? ¿No desean cruzar el Reino Nirvana y ascender al Reino Celestial? Mientras puedan ascender, en el futuro, no necesitan preocuparse. Sobre morir bajo esa maldita Tribulación Nirvana, ¿o quieren desvanecerse en una nube de humo? ¡Mientras estemos juntos, no debemos temer a la Tribulación Nirvana otra vez!”

Cuanta más rica es una persona, más teme a la muerte. Lo mismo es cierto para el más fuerte de los artistas marciales. Naturalmente, siempre hay una excepción: algunos artistas marciales que han entendido la vida y la muerte a fondo. Este tipo de personas no son muchas, pero tampoco son pocas. Tales son aquellos que no violarán la voluntad de las artes marciales.

De repente, dos Decanos de la Secta Diablo se pusieron de pie. Sin embargo, una vez que miraron a Gu Dongchen, volvieron a sentarse. Esto hizo a Qin Zejun extremadamente molesto. No podía entender cómo Gu Dongchen tenía tanta disuasión. Aunque su fuerza era casi la misma, él, Qin Zejun, era el Papa del Templo de la Luz Sagrada, quien pudo unir a decenas de artistas marciales del Reino Nirvana de los diez territorios más fuertes juntos; Gu Dongchen fue mucho peor que él.

Gu Dongchen era solo un Decano de la Secta Marcial Extrema, pero en comparación con Qin Zejun, parecía insignificante.

“Qin Zejun, ¡eres tan impaciente! Lo que me hace querer reír es que los Demonios y los Diablos todavía tienen que atacar, ¡pero ya tenemos luchas internas entre nosotros! Lo que es aún más divertido es que también hay un montón de idiotas que están dispuestos a ¡seguirte!” Lian Yingxiao sonrió y dijo, esto hizo que muchos artistas marciales del Reino Nirvana se enojaran abruptamente.

“Apellidado Lian, según tu pequeño entendimiento, ¿quiénes son estos idiotas?” Un anciano barbudo se levantó mientras hablaba con voz dura mientras miraba a Lian Yingxiao.

“¡Son los que están dispuestos a usar esa vestimenta de mierda! ¿Me he hecho entender lo suficiente?” Lian Yingxiao aún dijo con una leve sonrisa colgando en su rostro. Al hacerlo, indudablemente estaba regañando a los artistas marciales del Reino Nirvana del Templo de la Luz Sagrada, lo que los hizo ponerse de pie uno por uno y mirar furiosamente a Lian Yingxiao.

Chen Xiang secretamente admiraba al Decano de la Isla del Loto. Su apariencia dice que es amable y refinado, mientras que su boca dice lo contrario.

“¿Crees que estoy equivocado? Ustedes, estas perras, ¿no conoces las reglas de las artes marciales? ¿Olvidaron la voluntad de las artes marciales? No crean que podrán vivir la Tribulación Nirvana solo porque tú puede controlar todos los recursos del mundo, ni siquiera piensen en ello. Cualquier artista marciales que vaya en contra de su voluntad, mientras más poderoso sea, más despiadado será la Tribulación Nirvana. Todos ustedes chicos al finalmente tendrán que morir bajo la Tribulación Nirvana!” Lian Yingxiao se burló.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente