Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

WDDG – CAP 336 – La Montaña de los Cien Mil Diablos

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Gu Dongchen estaba confundido, Chen Xiang iba al Imperio Celestial del Arma Divina para encontrar a alguien. Él ya sabía que Chen Xiang y Liu Menger eran muy cercanos, ¡hasta el punto de que se aliaron para engañarlo con sus piedras de cristal! Sin embargo, Xue Xianxian era la esposa de Chen Xiang. Chen Xiang podría estar visitándola, y no había nada de malo en eso.

“Espera aquí, la Emperatriz del Imperio Celestial del Arma Divina llegará pronto. ¡Puedes ir con ella! Ahora quiero decirte algo muy importante. Después de escuchar, puedes ir y hacer tus maletas.” Gu Dongchen dijo.

Chen Xiang asintió con la cabeza.

“¿Creo que todos ustedes deben saber sobre la catástrofe? solo los discípulos núcleos de las sectas seleccionadas tienen bastantes claros este asunto. La catástrofe seguramente vendrá. Sin embargo, no pueden revelarla a otros todavía. De lo contrario, todo el mundo descenderá al caos.” Gu Dongchen dijo. En este momento, llegaron otros diez Elders.

“Para ser más exactos, la catástrofe también se conoce como la Gran Batalla de los Tres Reinos de la leyenda. No debe ser desconocido esto, especialmente desde que este período ha sido registrado muy ferozmente.” Wu Kaiming dijo.

Después de que los diez artistas marciales del 9º Nivel del Reino Marcial Verdad escucharan esta revelación, un escalofrío recorrió todo su cuerpo. Ya habían asociado la Catástrofe con la Gran Batalla de los Tres Reinos, pero aún no se había confirmado. Pero ahora, según Wu Kaiming, todo era verdad.

“Desafortunadamente, hay una entrada fusionada en el Continente Chenwu, que es donde vendrán los demonios y los diablos. Como tal, nuestro Continente Chenwu está bajo mucha presión.” Gu Dongchen lanzó un suspiro y dijo.

Chen Xiang supo por Long Xueyi que estaba en el Mundo Marcial Mortal. Entre los diversos mundos mortales, este mundo era bastante grande. El Mundo Marcial Mortal tenía un mar ilimitado y muchos continentes. El Continente Chenwu era una tierra firme bastante próspera, no solo la población era bastante grande, sino que tenía una secta con una historia increíblemente larga, la Secta Marcial Extrema.

¡Pero un punto emergente para el Mundo Demonio y Diablo estaba en el Continente Chenwu, el cual era la única entrada a todo el Mundo Marcial Mortal!

“Se dice que la entrada fusionada también estaba en nuestra Continente Chenwu la última vez. Sin embargo, eso es un asunto de hace cien mil años. Para ser específicos, se dice que la entrada está en la Montaña de los Cien Mil Diablos.” Gu Dongchen una vez más declaró, lo que hizo latir el corazón de Chen Xiang. Después de todo, él se estaba preparando para ir a la Montaña de los Cien Mil Diablos.

“La última vez, cuando se fusionó, expertos de varios continentes del Mundo Marcial Mortal se reunieron aquí. Juntos resistieron a los demonios y diablos que llegaban del Mundo Demonio y Diablo. En ese momento, la batalla fue increíblemente trágica. Muchos expertos prominentes del Mundo Marcial Mortal habían muerto, sin mencionar la pérdida de muchas técnicas marciales preciosas, técnicas alquímicas, etc., y esta historia se repetirá.”

Escuchando a Gu Dongchen, todos sabían que esta vez sería muy miserable. Incluso los artistas marciales del Reino Nirvana caerían, sin mencionar a ellos, estos pequeños discípulos.

“Ustedes harán un viaje a la Montaña de los Cien Mil Diablos. Irán allí para notar la situación. Ahora la situación de la Montaña de los Cien Mil Diablos es peligrosa. La última vez, fue un campo de batalla brutal, la muerte de tantos artistas marciales dio a luz a la existencia de almas, y ahora su poder aumenta gradualmente. ¡Si el pasaje se abriera de antemano, sería absolutamente imposible para los nativos del Continente Chenwu resistir al enemigo! Los Artistas Marciales del Reino Nirvana se pondrán en contacto con los expertos de varios continentes en el extranjero y les pedirán que vengan aquí, ¡y luego realizaremos una Convención de Héroes del Mundo Marcial Mortal!”

Chen Xiang siempre había pensado en la Montaña de los Cien Mil Diablo como una montaña siniestra. Pero, para su sorpresa, era el legendario campo de batalla donde tuvo lugar la gran batalla entre el Mundo Humano y el Mundo Demonio y Diablo hace cien mil años. Ahora se dio cuenta de por qué Huang Jintian le pidió que fuera allí para tomar esa cosa.

Chen Xiang estaba más preocupado por la Convención de los Héroes, en ese momento llegarían expertos de otras partes del continente. Después de todo, el Mundo Marcial Mortal era vasto; había muchos continentes. Seguramente, los visitantes serían enormes en número, y también muchos de ellos serían poderosos.

“Solo tienen que observar la situación: ya han surgido muchas situaciones extrañas en la Montaña de los Cien Mil Diablos. Siempre y cuando los artistas marciales que están por encima del 9º Nivel del Reino Marcial Verdad fueran allí, estallarían gritos y aullidos salvajes. Incluso si estamos ocultando nuestro cultivo, todavía no sería bueno. Una vez pensé en entrar en ella con fuerza, pero sentí una resistencia muy poderosa. Además, también dio lugar a terremotos. Ahora varias sectas están enviando artistas marciales del 9º Nivel del Reino Marcial Verdad allí para tomar nota de la situación, es por eso que después de que hayan llegado allí, deben tener un poco de cuidado. Si encuentran algo que no puedan resistir, tienen que retirarse.” Las palabras finales de Gu Dongchen fueron particularmente pesadas. Él no quería sacrificar a sus discípulos.

“Elder Wu, primero lleva a estos diez a la Montaña de los Cien Mil Diablos para entender la situación, ¡deja que se adapten al Qi Diablo de allí! Chen Xiang ya ha estado en el Wasteland del Sur, así que no es necesario para él. Chen Xiang, ¡vienes conmigo!” Gu Dongchen se fue con Chen Xiang y llegó a una residencia secreta.

Chen Xiang estaba solo en el 5º Nivel del Reino Marcial Verdad, pero Gu Dongchen lo estaba enviando a la Montaña de los Cien Mil Diablos, definitivamente había una razón subyacente detrás de esto.

“Joven tío marcial, tienes que ir a la Montaña de los Cien Mil Diablos, ¿tienes miedo?” Gu Dongchen preguntó. Sabía que como alquimista, Chen Xiang debe haber tenido muchas cosas que hacer. Gu Dongchen se sintió un poco culpable por haber enviado a Chen Xiang a un lugar tan peligroso.

“¡Naturalmente, no tengo miedo! Dime claramente lo que tienes que decir.” Chen Xiang respondió con indiferencia. Incluso si Gu Dongchen no le hubiera pedido ir, se habría ido. Tenía que ir y adquirir el Entrenamiento Divino Supresor del Diablo.

“Bien, la situación dentro de la Montaña de los Cien Mil Diablos es increíblemente extraña. Sospecho que el poder residual de las almas se está acumulando, y son usadas por alguien en un altar para hacer algo como la situación anterior. De esta manera, crearán una barrera temible, lo que hace que los artistas marciales del Reino Nirvana no podamos entrar.”

Gu Dongchen parecía solemne. Dijo en voz baja: “¡Si no puedes encontrar nada, incinéralo todo allí! Sé que la llama del Joven Tío Marcial es extraordinaria, está llena de yang extremo e inflexible. Debería ser extremadamente letal para el Qi Diablo!”

Chen Xiang asintió con la cabeza. Solo tenía que prender fuego a la montaña, eso es todo. En lo que respecta a la Montaña de los Cien Mil Diablo, no tenía miedo. Solo le preocupaba cuán útil resultaría el Entrenamiento Divino Supresor del Diablo, y si también sería difícil de aprender o no.

“Iré solo, no dejes que los otros hermanos mayores entren demasiado lejos. A decirte la verdad, cuando fui con el maestro, él me dijo que prestara atención especialmente a la Montaña de los Cien Mil Diablos. Él también quiere que profundice y registre la situación allí, ¡dijo que probablemente podría manejar esto!” Chen Xiang después de pensarlo, se le ocurrió una razón. De esta manera, él podría actuar solo.

Gu Dongchen se sorprendió. Sabía que Huang Jintian podía prever los acontecimientos futuros, por lo que creyó de inmediato esta historia: “¡Bien, iré a saludar a las otras sectas! Liu Menger vendrá aquí muy pronto, debe de estar viniendo por la hermana menor.”

Liu Menger pronto llegó. Su rostro estaba cubierto con una muselina negra y estaba completamente vestida con ropas negras. Vestida de negro, parecía ser relativamente discreta. Ella no debería haber venido por el Elder Dan, sino más bien por Chen Xiang.

Gu Dongchen lo encontró un poco extraño. Después de todo, ¿por qué Liu Menger vendría por Chen Xiang? Pero él no pregunto nada y simplemente dejó que Chen Xiang llevara a Liu Menger al Patio Rey Dan Extremo.

Esta fue la primera vez que Chen Xiang estuvo a solas con Liu Menger en la Secta Marcial Extrema. No pudo evitar que sus pensamientos vagasen.

Solo Chen Xiang y Liu Menger estuvieron presentes en el Patio Rey Dan Extremo. Incluso Wu Qianqian no estaba allí por el momento; ella estaba recibiendo entrenamiento en el Patio Marcial Rey. Ella no era como Chen Xiang, que tenía tantas maneras de elevar su fuerza.

“Hermana Menger, ¡en verdad viniste a visitarme!”

Una sonrisa traviesa se colgó en la cara de Chen Xiang, mientras le daba una taza de té a Liu Menger. De repente, él la besó en la cara. Liu Menger se sintió extremadamente tímida. Aunque parecía que no había nadie aquí, todavía no confiaba del todo en eso. Después de todo, todavía era la Secta Marcial Extrema.

Duxx: Bien echo campeón (▀̿Ĺ̯▀̿ ̿)

Pagina Anterior
Pagina Siguiente