Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

WDDG – CAP 321 – La Decano de la Danxiang Taoyuan

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Xiao Ziliang y los demás decanos se sintieron muy incómodos con la repentina aparición de esta mujer. Yue Jianglin de la Secta Proud Sword gritó airadamente: “Esto no es asunto tuyo.”

“Niña, ve y llama a tú Decano de la Danxiang Taoyuan. ¡Nosotros hemos creado tan gran alboroto aquí, ella debe haber escuchado obviamente!” Xiao Ziliang dijo; él también miró ligeramente a Hua Xiangyue. Aunque Hua Xiangyue se veía impresionante, él no estaba interesado en lo más mínimo.

Tang Yichao se burló, “Hua Xiangyue, no eres digna de ordenarnos a nosotros, ni siquiera lo pienses, incluso si eres la supervisora de la Danxiang Taoyuan…”

Tang Yichao acaba de hablar hasta aquí, antes de que sus pupilas ferozmente se contrajeran. Porque de repente vio un aura dorada que se liberaba de Hua Xiangyue. Era exactamente el Cuerpo Dorado Perishing, el cual solo podría ser lanzado por alguien que hubiera cruzado la séptima Tribulación Nirvana.

“Este es el sitio de la Danxiang Taoyuan, ninguno de ustedes puede manejar las cosas aquí. ¡No crean que con su poca fuerza, pueden hacer lo que quieran! No les temo a ninguno de ustedes.” La voz de Hua Xiangyue era fría como el hielo y furiosa, cual hizo que Xiao Ziliang y los demás se retiraran unos pasos atrás. Todos ellos no esperaban que una pequeña supervisora de la Danxiang Taoyuan fuera ser una Artista Marcial del Reino Nirvana de la Séptima Tribulación quien estaba a la par con Xiao Ziliang.

Aunque Tang Yichao y Yue Jianglin eran Decanos, ellos todavía tenían que cruzar su séptima tribulación. Y en este momento, su tez se volvió extremadamente fea, sus rostros estaban ardiendo, como si alguien les hubiera dado un par de palmadas. Porque hace un momento habían subestimado a Hua Xiangyue, y para su sorpresa, Hua Xiangyue era mucho más fuerte que ellos.

Toda la plaza estaba silenciosa. Debajo del escenario, esta gente sabía que Hua Xiangyue debe tener algo especial sobre ella por qué podía convertirse en la supervisora ​​de la Danxiang Taoyuan. Quién hubiera sabido que solo con su manera imponente, los Decanos de dos sectas se habían puesto pálidos por el miedo. Aunque no conocían la fuerza exacta de Hua Xiangyue, por lo que se ve, esta hermosa y encantadora mujer era mucho más fuerte que esos dos hombres.

“¡Juzgando a los demás con su propia visión estrecha!” Chen Xiang resopló ligeramente, lo que hizo que las caras de Yue Jianglin, Tang Yichao y Xiao Ziliang se pusieran completamente rojas al mismo tiempo. Todos ellos miraron a Chen Xiang.

Hua Xiangyue dijo fríamente: “Chen Xiang es un Honorario Jefe Alquimista de nuestro Danxiang Taoyuan. Aunque no es un discípulo de nuestro Danxiang Taoyuan, ya que es el ganador del torneo de rango alto, él puede disfrutar de este título. Sin mencionar de que la Danxiang Taoyuan tiene la obligación de proteger a semejante genio de la comunidad alquimista. ¡Si ustedes se atreven a actuar contra él, se convertirán en el enemigo de nuestro Danxiang Taoyuan!”

¡Si tan solo un supervisor ya era tan formidable, entonces la misteriosa Decano detrás de ella debe ser aún más poderosa!

“Decano Hua… ja, ja, ¡no debería haber sido tan malo llamarte así! Sin duda, tú debes ser la Decano de la Danxiang Taoyuan. Te he visto varias veces, aunque no he visto tu cara, pero aún puedo reconocerte por tu aura.” Gu Dongchen sonrió débilmente.

N/E: Hasta que por fin lo revelan.

¿Qué? ¡Hua Xiangyue era la misteriosa Decano de la Danxiang Taoyuan! Chen Xiang quedó estupefacto, pero cuando lo pensó, pronto entendió por qué Liu Menger y Hua Xiangyue serían tan familiares. ¡Porque Liu Menger a menudo buscaba a la Decano de la Danxiang Taoyuan para refinar dans!

Xiao Ziliang y los demás también tenían extrema curiosidad acerca de la Decano de la Danxiang Taoyuan. Pero para su sorpresa, era inesperadamente Hua Xiangyue. Ahora entendieron por qué Hua Xiangyue podía hacer lo que quisiera en la Danxiang Taoyuan. Su posición en la Danxiang Taoyuan era la misma que la del Decano, porque ella era la propia Decano. Sin embargo, ella solo pretendía ser misteriosa, hizo que otros pensaran que la Danxiang Taoyuan era insondable.

“¡Humph, tienes una gran boca!” Hua Xiangyue frunció el ceño, no esperaba que Gu Dongchen realmente la reconociera, eso estaba totalmente fuera de sus expectativas.

Xiao Ziliang y los demás se sintieron muy avergonzados al mismo tiempo. Hace unos momentos habían estado mirando hacia abajo a Hua Xiangyue, pero no esperaban que la identidad de Hua Xiangyue fuera tan impactante. No solo su fuerza era temible, ¡sus técnicas alquímicas eran igual! Solo dos alquimistas podían refinar dans de alto nivel en el Continente Chenwu, uno era la Decano de la Danxiang Taoyuan y la otra era la Elder Dan de la Secta Marcial Extrema.

Tales personas absolutamente no podían ofenderse, ¿quién sabe cuántos poderosos artistas marciales del Reino Nirvana todavía estaban ocultos en el Continente Chenwu? Si ella usaba sus técnicas alquímicas para sacar a estos artistas marciales del Reino Nirvana, su fuerza sería muy temible.

No solo era así en el Continente Chenwu, en algún continente o en el extranjero, los alquimistas de rango alto también eran muy escaso. Siempre y cuando lo deseara Hua Xiangyue, un grupo de artistas marciales del Reino Nirvana vendrá definitivamente a buscar su ayuda para refinar dans.

Chen Xiang se estaba divirtiendo en secreto. Hua Xiangyue le había otorgado el título de un Jefe Honorario Alquimista por su seguridad, en el futuro no tendría miedo de estas personas. Pero todavía no tenía forma de ver a través de Hua Xiangyue, en primer lugar, Hua Xiangyue había tratado de ganarse a él a toda costa. Ella ni siquiera dudó en revelar su figura, y aún más, estaba dispuesta a ser su sirvienta…

‘¡Sin duda te arrepentirás más tarde!’ Originalmente cuando Chen Xiang se negó a llevarla como sirvienta, ella lo había dicho. Chen Xiang lamentaba un poco, si tuviera una sirvienta tan poderosa, ¿por qué tendría miedo?

“Decano Hua, ¿podemos pedir prestado este lugar para su uso? Nosotros lanzaremos una barrera y no dañaremos este lugar. Si es dañado, ¡le pagaremos multiplicado por cien!” Xiao Ziliang dijo con mucha confianza.

Hua Xiangyue sonrió fríamente: “Se necesitaron 100 millones de piedras de cristal para crear esta plaza; si se dañase un ápice de este lugar, ¿realmente me pagarás 10 billones de piedras de cristal?”

Diez billones de piedras de cristal, cuando escucharon esta cifra, algunos Decanos secretamente sintieron su corazón palpitar de dolor. No solo la plaza era muy grande, los ladrillos usados ​​eran muy duros, este tipo de ladrillos se habían extraído especialmente y se habían procesado. Incluso el suelo era muy grueso, de hecho la plaza debe haber costado más de un millón de piedras de cristal.

Gu Dongchen se rió y dijo: “No voy a ayudarte a crear la barrera. Después de todo fuiste tú quien quiso pelear con este mocoso, es lo que ustedes me forzaron y me obligaron, ¿Al Decano de la Secta Marcial Extrema para intimidar a mi propio discípulo?”

Chen Xiang también sonrió y dijo: “¡Quieren pelear conmigo! Solo pelearé aquí, si quieren ir a alguna montaña o bosque, entonces renuncio.”

Para que alguien acepte su desafío, se deben prometer muchas condiciones a la parte contraria. Esta forma de hacer las cosas fue extremadamente irrazonable.

“Eres solo un Artista Marcial del Reino Marcial Verdad, ¿Crees que la barrera establecida por nosotros todavía no es suficiente para enfrentarte? Si incluso un ladrillo es roto por ti, pagaré 10 billones de piedras de cristal a la Danxiang Taoyuan” Xiao Ziliang frunció el ceño. Había sido reprimido por Gu Dongchen y Hua Xiangyue, lo que le hacía extremadamente deprimido y agraviado. Gu Dongchen era un artista marcial que cruzo la octava Tribulación Nirvana, mientras que Hua Xiangyue había cruzado la séptima tribulación, aunque ella también era una brillante alquimista, ambos eran muy superiores a él.

Mientras que Xiao Ziliang era un personaje de la Era de Huang Jintian, los personajes famosos de esa era si no ascendían al Reino Celestial, entonces ellos se habían desvanecido en una nube de humo durante la Tribulación Nirvana. A pesar de que todavía está vivo, estaba extremadamente afligido y deprimido, especialmente frente a aquellos jóvenes que eran mejores que él. Esto le dificultaba mantener la cabeza aún más en alto.

La última vez durante la pelea entre Chen Xiang y Lian Changyun, debido a que la barrera fue colocada por tres artistas marciales del Reino Nirvana, esa era la razón por la cual no importaba la cantidad de poder que hubiera usado, no podía destruir ni un ápice. Entonces, si quería romper un ladrillo, sería realmente muy difícil.

Sin embargo, Chen Xiang quería probar, de esta manera podría hacer sangrar a Xiao Ziliang, y también darle a Hua Xiangyue 10 billones de piedras de cristal, el cual para estos Decanos también era una suma sustancial.

“¡Bien, ahora pueden hacer lo que quieran!” Hua Xiangyue dijo con calma, antes de que voló y regresó al vigésimo piso de la Torre Danxiang.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario