Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

WDDG – CAP 267 – El Caldero del Dragón de Jade Blanco

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

————

Después de entrar en el vientre de la montaña, un enorme horno cuadrado entró en su vista. Este alcanzaba hasta la cima de la colina y exudaba un aura ardiente y continua. Aunque era muy común en apariencia, se podía ver fácilmente que este enorme horno era antiguo.

“¡Es muy grande!” Exclamó Chen Xiang.

“¡No es necesario usar esto para refinarte! Sería demasiado derrochador, prefiero usar esto.” Liu Menger sacó un horno de cuatro patas. Parecía estar hecho completamente de jade blanco, pero también era muy pequeño.

Chen Xiang miró el pequeño caldero de jade en la palma de la mano de Liu Menger y no pudo evitar estallar en carcajadas, “Hermana Menger, ¿estás bromeando? ¿Qué puede hacer esta pequeña cosa? No hay manera, pero mi dedo meñique puede ser refinado allí”

Liu Menger le miró y dijo: “Compañero inexperto.”

Después de que Liu Menger puso el caldero de jade en el suelo, sus cejas se entrelazaron cuando una luz blanca emergió repentinamente del caldero de jade. Comenzó a crecer en tamaño, antes de que llegara a ser tan alto como un ser humano en un abrir y cerrar de ojos.

Chen Xiang se quedó estupefacto de repente. Este caldero de jade de repente podría ser mucho más grande, sabía que este tipo de cosas místicas definitivamente era muy raro.

Como para confirmar sus sospechas, Su Meiyao gritó tiernamente: “¡Este es el Caldero del Dragón de Jade Blanco! También está hecho de jade de dragón, similar a tu Horno del Dragón de la Flama Brillante, ¡esta mujer es realmente maravillosa! De lo contrario, no tendría el Hilo Sensible del Ave Vermillion junto con este caldero. Sus padres deben ser figuras famosas en el Reino Celestial.”

“El Caldero del Dragón de Jade Blanco incorpora muchos materiales raros, debido a esto, el caldero puede volverse más grande o más pequeño. Lo más grande que puede ser capaz volverse es ser del tamaño de una colina. Hace más de diez mil años, apareció una vez en el Reino Celestial, desencadenando una sangrienta lucha, pero luego no había rastro de él en ningún lado.” Long Xueyi también estaba muy sorprendida, “¡Este Caldero del Dragón de Jade Blanco puede ser mejor que tu Horno del Dragón de la Flama Brillante!”

Chen Xiang tragó saliva y dijo con sorpresa: “Hermana Menger, ¿es este el Caldero del Dragón de Jade Blanco?”

En este momento, Liu Menger se dio la vuelta sorprendida mientras preguntaba apresuradamente: “¿Cómo lo supiste? Mi madre y mi padre me dijeron que no puedo revelar el nombre de este caldero, de lo contrario, ¡provocaría un desastre fatal!”

Chen dijo en voz baja: “eh, este caldero debería haber provocado una juerga de pillaje y asesinatos dentro del Reino Celestial hace muchos años. ¿Tu Beso del Dragón de Jade también te lo dieron tus padres? Al final, quienes son tus padres, ¡ellos realmente son tan formidables e incluso te dieron tantas cosas buenas!”

Liu Menger también se sintió muy confundida con respecto a este asunto. Ella negó con la cabeza, “No lo sé tampoco, ¿cómo sabes sobre este Caldero del Dragón de Jade Blanco?”

“El mayor me dijo.” Chen Xiang extendió sus manos y sonrió. Ya le había dicho a Liu Menger que había obtenido la guía de un misterioso mayor. Por eso sabía tantas cosas.

Liu Menger suspiró débilmente. Chen Xiang también le había dicho que tenía que mantener en secreto la identidad de esta persona mayor, por lo que no podía preguntar nada.

“Cuando refino equipos, este caldero me ha ayudado mucho. Me permite duplicar mi trabajo con la mitad de esfuerzo. Además, los materiales refinados son mucho mejores. Dicho esto, rara vez lo uso. Solo cuando quiero refinar algo extremadamente poderoso lo usaré.” Liu Menger hizo que el Caldero del Dragón de Jade blanco se volviera mucho más pequeño. Luego, ella colocó pedazos de hierro, para que Chen Xiang se empapara.

“Hermana Menger, ¿por qué el arma refinada para Youlan no era tan buena? En la Wasteland del Sur, ella estaba usando una espada destartalada, mientras que el arma de Xianxian era bastante buena.” Chen Xiang preguntó.

“Ten la seguridad de que voy a refinar un buen arma para ella. ¿Crees que soy parcial como tú? Solo bueno para una persona.” Liu Menger dijo con una cara picante, que se veía bastante linda. La mirada de Chen Xiang deseaba apretar su rostro.

“¿Cuándo fui parcial? Soy inocente.” Chen Xiang extendió sus manos y preguntó.

“No te daré la mitad de la Pitón del Cocodrilo de Adamantio. Déjamelo solo para que pueda usarlo para forjar el arma de Leng Youlan.”

Liu Menger hizo que el Caldero del Dragón de Jade Blanco se hiciera mucho más grande, antes de presionar con una mano el pie del horno. Mientras vertía en el fuego, un puñado de llamas de su tierna palma surgió, antes de que el horno blanco como la nieve se pusiera rojo ardiente. Las piezas de hierro en su interior se derritieron, convirtiéndose en hierro fundido en un abrir y cerrar de ojos.

“Corta el rollo, debes estar bien preparado. Entrar dentro no es una broma.” Liu Menger debilitó el fuego y luego volvió a colocar algunas piedras doradas. El hierro fundido en el interior de repente comenzó a hervir y estalló con olas de Qi abrasadoras, una tras otra. Al ver esto, Chen Xiang no pudo evitar tragarse un bocado de saliva. Este hierro fundido realmente podría enviar miedo al corazón.

Chen Xiang ya había aprendido de memoria la fórmula del canto de cultivo, ya no había nada por lo que prepararse. Inspiró profundamente, pensando en la insuficiencia de fuerza que tenía y en la escena donde Lu Jie casi lo obligó a arrodillarse, con su sangre hirviendo en ira apretó su puño con fuerza.

Chen Xiang se quitó su ropa, cual causo que Liu Menger pronuncie repentinamente un fuerte grito y se sonrojara. Ella rápidamente arrojó su cabeza y gritó, “Pequeño bastardo, ¡¿qué diablos estás haciendo?!”

Chen Xiang sonrió maliciosamente, “Por supuesto que me estoy desnudando. Tomar un baño mientras visto ropa, ¿es algo cómodo para ti? Aunque la última vez sin saberlo me mostraste tus grandes conejos, sé que es una desventaja para una mujer, es por eso que te lo estoy devolviendo. De esta manera, estamos a mano.”

Liu Menger de repente sintió vergüenza extrema e ira. Estaba roja hasta sus orejas, ferozmente pisoteó el suelo antes de gritar tiernamente: “¿No temes que te queme hasta la muerte? ¡Pequeño bribón, cómo puedes ser siempre tan molesto!”

Chen Xiang ferozmente dio un salto y aterrizó en el borde del horno. Miró el hierro fundido rojo dorado que había debajo y de repente se le erizó el pelo. Tomó algunas respiraciones profundas y dijo con una sonrisa irónica: “Hermana Menger, no puedes soportar quemarme hasta la muerte.”

Cuando Chen Xiang terminó de hablar, saltó al caldero. Justo cuando Liu Menger quería decir algo, escuchó a Chen Xiang chillando como un cerdo que estaba siendo asesinado. Su tez palideció por el miedo, ella gritó apresurada y tiernamente: “Pequeño bribón, ¿estás bien? ¿Cómo te sientes? Si no puedes soportarlo, ¡sal pronto!”

Al ver esta noble y decorosa belleza tan preocupada por él, Chen Xiang sintió calidez. Sintió que no había nada que temer, y apretó los dientes antes de decir: “¡Estoy bien! ¡Para ser fuerte, estoy listo para soportar cualquier tipo de dolor! Hermana Menger, aumente la temperatura, no es lo suficientemente alta. Estoy ejercitando la habilidad, pero no está funcionando.”

Liu Menger mordisqueó sus labios rojos. Tampoco sabía por qué sentía dolor en su corazón. Aumentó el fuego, cual hizo que el hierro fundido especial en el horno comenzara a hervir ferozmente. Mientras tanto, Chen Xiang irrumpió en un berrido que hizo que su corazón palpitara secretamente de dolor.

“¿Por qué siempre acompaño a este pequeño bribón a hacer algo loco?” Liu Menger se preguntó a sí misma. Sus labios mordisqueados estaban a punto de sangrar por la presión constante.

“¡Escucha, pequeño bribón! Voy a movilizar la extraña formación dentro del Caldero del Dragón de Jade Blanco para aumentar tu flujo de tiempo. En el exterior, serán solo tres horas para mí, pero serán tres días para ti. Sin embargo, debo tapar la tapa. Si algo sale mal, dime inmediatamente usando tu sentido divino.” Liu Menger dijo. Ella descubrió que después de escuchar los gritos dolorosos de Chen Xiang, no podía calmarse. Si ella no podía controlar bien la llama debido a sus intensas emociones, Chen Xiang fracasaría en su cultivación.

“¡Está bien, apúrate!” Chen Xiang encontró que la temperatura interna era bastante inestable, y aún no había ejercitado con éxito la habilidad.

Después de cubrir la tapa, el vientre de la montaña de repente se aquietó. Sin embargo, el corazón de Liu Menger todavía no estaba tranquilo. Estaba muy preocupada por Chen Xiang, pero hace un momento pudo ver el deseo de poder de Chen Xiang. Esta era la forma en que Chen Xiang podía alcanzar el poder que deseaba, tenía que hacer todo lo posible para ayudarlo.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario