Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

WDDG – CAP 260 – Recompensas de los magnates

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

————

En cuanto a la generosidad de Hua Xiangyue, todos se sentían bastante sorprendidos. ¡Mil Dans Elemental Verdad, que valían cinco millones de piedras de cristal! Esto hizo que esos discípulos tragaran secretamente su saliva.

Chen Xiang tampoco le agradeció a Hua Xiangyue, tenían muy buenas relaciones, por lo que Hua Xiangyue no dijo nada.

“La Danxiang Taoyuan es realmente amable…” Chen Xiang despectivamente miró a los magnates de las otras sectas; la mirada en sus ojos le decía a esos Decanos: ‘Ustedes son tacaños, la otra persona es una mujer y muy generosa.’

Solo Chen Xiang, este tipo de persona que siguió llamando a Gu Dongchen y los demás como pequeños sobrinos marciales durante todo el día, podría endurecerse frente a tantos magnates.

“Mayores, hace un momento ya me habían agradecido. Una recompensa monetaria no es nada, ya estoy satisfecho con los mil Dans Elemental Verdad de la Danxiang Taoyuan.” Chen Xiang dijo, su cara estaba llena de una extraña sonrisa.

“Este es un Cristal de Fuego Profundo. Eres un alquimista, esto puede purificar aún más tus llamas, ¡creo que deberías conocer sus ventajas! ¡Tómalo!” Liu Menger resopló tiernamente antes de hablar, luego levantó sus manos de jade mientras arrojaba una piedra que brillaba en una luz roja ardiente hacia Chen Xiang.

Chen Xiang rápidamente lo atrapó, obviamente era consciente de la formidabilidad del Cristal de Fuego Profundo, era tan precioso como una hierba espiritual de nivel tierra. Los otros magnates estaban una vez más conmocionados, Liu Menger estaba realmente dispuesta a regalar este tipo de cosas a Chen Xiang. Uno debe saber que el valor del Cristal de Fuego Profundo era igual a los Mil Dans Elemental Verdad.

“¡Esta recompensa viene tanto del Imperio Celestial del Arma Divina y el Valle Icewind!” Liu Menger añadió otra oración antes de dejar escapar otro bufido tierno.

Aunque el bufido tierno de Liu Menger parecía ser una respuesta normal, Hua Xiangyue era una mujer, y su intuición le dijo que definitivamente había otra capa de relación entre Liu Menger y Chen Xiang desde esa pequeña pista.

Chen Xiang rió maliciosamente mientras recibía el Cristal de Fuego Profundo.

Dos mujeres podían dar tantas recompensas tan generosas, lo que hizo que los corazones de esos Decanos masculinos sangraran secretamente. Tang Yichao, de la Secta Marcial Verdad, no habló nada, con los cuatro discípulos de su secta, simplemente se marchó, lo cual hizo que el Decano y los discípulos de las demás sectas lo despreciaran en secreto.

Chen Xiang podía entender el estado de ánimo de Tang Yichao, después de todo, varios artistas marciales del Reino Nirvana de la Secta Marcial Verdad habían sido asesinados por él. Tang Yichao se mataría antes de darle cualquier cosa a Chen Xiang, diciendo gracias ya era bastante bueno.

Ahora, solo quedaba el gentil y refinado Decano de la Isla del Loto. Se llamaba Lian Yingxiao. Él le sonrió a Gu Dongchen, antes de decir: “¡Hermano Gu, debe ser un dolor de cabeza tener un discípulo así!” Mientras hablaba, sacó una bola del tamaño de un puño.

Al ver esto, Hua Xiangyue de repente dio un grito tierno, “¡la Semilla del Loto de Jade Blanco!”

La Semilla del Loto de Jade Blanco estaba a la par con la Hierba Espiritual Infernal. Ambas eran hierbas sagradas que podían hacer revivir a los muertos y regenerar los huesos y la carne. Por otra parte, era incluso más raro que la Hierba Espiritual Infernal.

Después de que Lian Yingxiao se lo entregó a Chen Xiang, el Decano echó un vistazo a Lian Mingdong. A pesar de que solo era una mirada, Chen Xiang aún captó la compleja mirada en sus ojos, y estaba seguro de que el maestro de la Isla del Loto tenía alguna relación con Lian Mingdong.

“¡El hermano Lian es verdaderamente generoso, incluso saco el alma de su isla!” Gu Dongchen se rió y dijo.

“Eso es un hecho, si no fuera por él, todos los discípulos de la Isla del Loto probablemente habrían sido asesinados, además, ¡de ahora en adelante, tendremos que luchar con un grupo de antiguos demonios! Nuestra secta definitivamente se verá afectada.” Lian Yingxiao sonrió levemente y dijo.

“Por lo que veo, ¡tienes miedo de ser presionado por una mujer!” Liu Menger sonrió débilmente. Ella vino frente a Xue Xianxian y Leng Youlan y acarició sus cabezas.

Chen Xiang le lanzó una mirada a Gu Dongchen, se rió y dijo: “Decano, sé que nuestra Secta Marcial Extrema tiene una escasez de recursos, por eso no es necesario que me des nada.”

Gu Dongchen se sorprendió por un momento, secretamente comenzó a maldecir a Chen Xiang. Hace un tiempo, Gu Dongchen estaba mirando a los magnates de esas sectas con una expresión de regodeo, sin embargo, ahora era su turno. Aunque Chen Xiang lo dijo así, dejó en claro que quería algo.

Chen Xiang había pedido repetidamente tesoros a esos magnates, lo que hizo que otros discípulos se empaparan de sudor frío. Todos temían que Chen Xiang enojara a estos poderosos y viejos asesinos y luego lo abofeteara.

Chen Xiang sabía que estos Decanos eran todos viejos que habían estado vivos por más de diez mil años. Definitivamente tenían algún tipo de tesoro que podían entregar, sonrió y miró a Gu Dongchen, tratando de parecer ingenuo e inocente. En la mirada de Gu Dongchen no podía esperarse para golpear a Chen Xiang.

Gu Dongchen tuvo que morder la bala y sacó una pequeña botella negra. Tan pronto como lo sacó, la temperatura del entorno repentinamente se disparó, muchos sudaron profusamente por el repentino cambio de calor.

“¿Qué es esto?” Chen Xiang sabía que definitivamente era maravilloso.

“Durante mi sexta tribulación del Reino Nirvana, esta es la Flama del Corazón Celestial reunido, debería ser útil para tus llamas.” Gu Dongchen dijo.

Liu Menger y Lian Yingxiao respiraron profundamente. ¡Sabían la formidabilidad de la Flama del Corazón Celestial, pero no esperaban que Gu Dongchen fuera capaz de recogerlo! Este era de hecho un tesoro único peculiar de nivel superior.

Su Meiyao y Bai Youyou también dijeron que era algo bueno, por lo que Chen Xiang lo tomó a regañadientes.

Aunque solo Chen Xiang obtuvo recompensas de estos Decanos, esos otros discípulos pensaron que debería ser así. Después de todo, Chen Xiang también era su salvador, no tenían nada más que gratitud en sus corazones por lo que no expresaron su voz para obtener nada.

Todos los discípulos siguieron a sus Decanos respectivos y se fueron. Gu Dongchen lanzó el disco de nuevo, llevando a Chen Xiang y los demás antes de irse. Durante la separación, Xue Xianxian y Leng Youlan le pidieron a Chen Xiang que fuera a buscarlas cada vez que tuviera tiempo. Ellas se habían quedado con Chen Xiang por un largo tiempo así que estaban contentas en ese momento, esto también les dio la oportunidad de ver la diferencia entre ellas y Chen Xiang.

“Sobrevivimos y aún nos queda fortuna por venir, jaja…” Chen Xiang se rió y dijo. Palmeó el hombro de Yun Xiaodao, “Después de que regresemos, todos seremos discípulos del Patio Marcial Rey, ¡seremos el primer grupo!”

Todos inmediatamente se emocionaron, Zhu Rong sonrió y dijo: “También seremos discípulos de bronce y guerreros de plata, sin embargo, también hemos sufrido mucho. Primero, esos tres meses de entrenamiento especial y luego dos meses de sufrimiento en ese lugar espantoso.”

“No se entusiasmen demasiado, cada tres años hay una evaluación en el Patio Marcial Rey. Aquellos que no están calificados serán expulsados.” Gu Dongchen dijo con la boca ligeramente hacia arriba, esto hizo que todos quedaran decepcionados en sus corazones.

Aunque Lian Mingdong, Lei Xionglin y Lei Zhong tenían la peor fuerza en este grupo, esto les dio la oportunidad de mejorar enormemente. Además, obtendrían una tonelada de beneficios, por lo menos tendrían la oportunidad de residir en Patio Marcial Rey por tres años. Siempre y cuando ellos aprovecharan esta buena oportunidad, creían que en los próximos tres años habrían mejorado lo suficiente como para quedarse.

Muy pronto, regresaron a la Secta Marcial Extrema. Durante su tiempo en la Wasteland del Sur, muchos de ellos habían extrañado mucho a su secta. Al menos aquí, no tenían que vivir cada segundo y cada minuto con miedo. No necesitaban preocuparse por estar despierto en todo momento por los Diablos Humanos y las Bestias Diablo.

Después de regresar, los diez hicieron exactamente lo mismo, y eso fue descansar bien. En la Wasteland del Sur, no pudieron obtener una buena cantidad o calidad de sueño.

Esos Discípulos Verdad de la Secta Marcial Extrema vieron a estos diez regresar de manera segura, se volvieron secretamente celosos en sus corazones porque estos diez obtendrían recompensas muy ricas. Si ellos también hubieran ido en ese momento, entonces tal vez ahora…

Sin embargo, no había píldora para el arrepentimiento. No solo dejaron una mala impresión en el Decano y los otros Elders de la secta, ellos fueron mirados hacia abajo por Chen Xiang y los demás.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente