Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

WDDG – CAP 249 – Sacerdote

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Los árboles delante de Chen Xiang estaban siendo derribados uno por uno con piedras cayendo y arena volando por todas partes. La misma tierra temblaba, era como si decenas de miles de caballos galoparan hacia él.

Sin embargo, no eran caballos sino más bien las Bestias Diablo, mucho más grandes que cualquier caballo. Por su aullido, Chen Xiang podía decir que era un lobo muy grande tipo Bestia Diablo.

Detrás de la espalda de Chen Xiang, surgió repentinamente un gran grupo de llamas. Esto se formó en un enorme par de alas en su espalda, haciendo que su figura parezca una monstruosa ave de fuego.

Chen Xiang había liberado las [Alas de Fuego del Ave Vermillion], la temperatura de la llama era tan alta que todo el árbol cercano espontáneamente se quemó como un incendio forestal propagándose por todas partes. El súbito mar de llamas combinado con el humo de un lugar lejano, era una escena espectacular para contemplar.

Las alas en la espalda de Chen Xiang se hicieron más grandes y extensas, actualmente Chen Xiang había puesto en libertad todo su Qi Verdad del Ave Vermillion. Se estaba preparando para usar estas alas para enfrentar el impacto de aquellos cientos de miles de Bestias Diablo cargando hacia él. Si quería escapar, eso habría sido simple. Pero no podía escapar, de lo contrario estas Bestias Diablo pisotearían a sus compañeros detrás de él.

A medida que el cuerpo de Chen Xiang se veía eclipsado por los pilares de llamas, se quedó mirando la ola inminente de las Bestias Diablo. Sus venas azules se abultaron mientras apretó sus puños, y junto con un aullido loco, él movió esos cien zhang largo de alas de fuego.

Con un aleteo de esas enormes alas de llama, un violento viento irrumpió cuando los alrededores fueron quemados hasta el suelo. Las piedras y la tierra en el suelo se tornaron rojos por el intenso calor y los alrededores estaban cubiertos de llamas. Con ese único aleteo de esas enormes alas, todo lo que había delante de él fue barrido.

La oscuridad había sido iluminada con una luz roja ardiente. El suelo originalmente tembloroso se estableció, sólo para ser reemplazado por miserable rugidos bestiales.

Después de que Chen Xiang batió esas enormes [Alas de Fuego del Ave Vermillion] se produjo una onda de Qi caliente incomparablemente ardiente, seguida por la incineración instantánea de todo en su camino. Toda la estampida de las Bestias Diablo estaba sumergida en llamas.

Estas fueron llamas lanzadas por alguien que posee el Espíritu de Fuego del Sol Celestial. Un Yang Extremo e inflexible, este tipo de llamas era insoportables para las criaturas malignas, suprimiéndolas innatamente. Mientras tocasen estas llamas, un dolor insoportable se extendería por todo sus cuerpos mientras cada célula se quemaba en cenizas. Para ellos, éstas eran las llamas de la otra vida, las llamas del juicio especializadas en castigar el mal.

Sólo pasó un corto lapso de tiempo, y esas enormes alas de fuego en la espalda de Chen Xiang ya habían desaparecido. Todo su cuerpo estaba empapado de sudor, aunque él era el que usaba la técnica, todavía sentía el calor ardiente de todas las llamas que había liberado. El ambiente frente a él seguía ardiendo con llamas y bramidos de esas Bestias Diablo que estaban luchando. Era como una escena de condenación eterna de los castigos abrasadores del infierno.

Chen Xiang comió algunos dans para restaurar el Qi Verdad. Sosteniendo el Sable Diablo Asesino del Dragón Azur, entró en el mar de llamas, cual todas lo evitaban, como si tuvieran una conciencia colectiva, para evitar quemarlo.

Después de entrar en el mar de fuego, Chen Xiang blandía su sable y decapito a cualquier Bestia Diablo que luchaba en su camino. Las llamas habían ardido durante bastante tiempo, pero algunas Bestias Diablo todavía luchaban por mantenerse con vida, su resistencia era extraordinaria.

Todos esos eran los Lobos negros y rojos más grandes, mucho más fuertes que los que Chen Xiang había encontrado antes. Él especuló que estos lobos todavía tenían la capacidad de reproducirse rápidamente después de convertirse en Bestias Diablo, y también eran muy fuertes, de lo contrario no habría tantos de ellos.

Chen Xiang caminó en dirección al más fuerte rugido. A medida que un monstruoso lobo negro gigante luchaba, rodaba y aullaba cuando fue quemado por las llamas. Sus poderosas extremidades estaban siendo lentamente incineradas por las llamas, haciendo que no pudiera estar de pie.

“Parece que mi llama creció junto con mi cultivo. Realmente puede quemar este tipo de bestia grande.” Chen Xiang sonrió levemente antes de cortar con su Sable Diablo Asesino del Dragón Azur, cortando ese lobo gigante a la mitad con un poderoso Qi azur.

En el mar de fuego, incluso Chen Xiang no sabía cuántos lobos había decapitado. Sólo sabía que el Sable Diablo Asesino del Dragón Azur todavía no estaba completamente satisfecho. Aunque estaba estrechando el sable con fuerza, el sable seguía temblando ligeramente. Por el contacto entre el sable y su mano, Chen Xiang podía sentir la sed de batalla del sable.

“¡Hay un tipo poderoso avecinándose!” Long Xueyi gritó: “El cielo también está cubierto de un aura muy maligna, llena con violencia y sangre. Parece que es un tipo poderoso esperando por ti ahí adelante, él debe ser el oponente más fuerte que has conocido desde que entraste en esta Wasteland.”

Chen Xiang se volvió serio, mientras tragaba un Dan Elemental Verdadero, ajustando rápidamente su estado. Quería estar en condiciones óptimas para hacer frente a esta amenaza poderosa próxima.

Pasando por el mar de llamas, el mundo alrededor de Chen Xiang de repente se calmó. En poco tiempo, todos esos aullidos miserables ya habían desaparecido, ya que esos lobos habían sido decapitados por Chen Xiang. Para ser exactos, muchos más fueron quemados por las llamas, el humo todavía soplaba de ese bosque quemado severamente, una luz ardiente atravesó el cielo, iluminando brillantemente el páramo. Sin embargo, la Wasteland del Sur no estaba caliente en absoluto. De hecho, se había vuelto incluso un poco más frío, los vientos fríos se hicieron más denso, el Qi Diablo se volvió aún más tiránico, era muy extraño.

Chen Xiang llevaba el enorme sable sobre su hombro. Con el Dragón Azur haciendo sus intenciones de lucha claras, brillando en un aura fría y solemne en el cuerpo del sable, junto con el desbordamiento constante de una manera imponente llena de un aura majestuosa. Combinado, esto hizo que Chen Xiang parezca exterminador de diablos malignos.

Chen Xiang detuvo sus pasos y tomó un bocado de aire. De repente, un hombre apareció delante de Chen Xiang. Este hombre tenía una estructura muy delgada, con todos sus miembros completamente cubiertos de tela blanca. Su rostro era muy oscuro, muy frío, como el de un hombre muerto. Sin embargo, la luz roja se podía ver desde la pupila de sus ojos, haciendo que otros se sintieran extraños. En su mano había una lanza de hueso muy larga. La lanza blanca de hueso como la nieve estaba envuelta en misteriosas encriptaciones negras y parecía ser una buena arma.

Sintiendo el intenso Qi Diablo expulsado fuera del cuerpo de este hombre, Chen Xiang concluyó que este hombre debe ser un Diablo humano, y también uno muy formidable porque había conservado su sabiduría espiritual.

“¿Qué vas a hacer en el Altar?” Ese hombre preguntó. Esta voz era rígida, así como fría, devoción de cualquier emoción, era muy espeluznante.

Enfrentándose a tal hombre, la reacción normal sería estar alertado y tal vez asustado, pero Chen Xiang sonrió y dijo: “Primero que todo, ir al altar no es asunto tuyo, pero si realmente quieres saber, ¡Puedo decirte que voy a echar una meada [Piss]!”

La respuesta de Chen Xiang hizo que la tensa cara del hombre se contraiga. De esos ojos rojos, una luz ensangrentada brilló a través, haciendo que Chen Xiang momentáneamente oliera un grueso Qi de Muerte [Death] rodeándolo con el olor de hierro de sangre.

“¡Yo soy el guardián del altar!, ¡yo también soy su sacerdote, tú has blasfemado nuestro altar sagrado!, ¡yo usaré tu sangre, tu corazón, tu alma y lo ofrecerás al Dios Diablo!” Aunque la voz de aquel hombre era rígida, sonaba muy emocionada, cuando hablaba del Dios Diablo, su voz aguda estaba llena de respeto y humildad, completamente en conflicto con su anterior discurso sin emoción.

Viendo esto, Chen Xiang estaba algo sorprendido. Se burló y dijo: “Me gustaría ver si tienes la capacidad de detenerme.”

Justo cuando Chen Xiang terminó de hablar, vio un destello de una luz roja hacia él. En aquella fracción de segundo, inclinó ferozmente la cabeza hacia un lado, sólo para ver una pequeña cantidad de su cabello alejándose en el viento frío y amargo. En ese mismo momento, la lanza de hueso largo con muchos patrones espirituales estaba descansando en el lado de su hoja. Sintiendo que el Qi frío brotaba de la lanza del hueso, un escalofrío recorrió por la espalda de Chen Xiang.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente