Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

WDDG – CAP 243 – Lobos Rojos

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Esto era originalmente un bosque, sin embargo, frente a él había un espacio muy abierto, donde se podía ver muchas raíces de árboles, pero no se veían árboles en absoluto.

En ese momento, Chen Xiang podía ver a muchos lobos con cuerpos completamente rojos roer algunos árboles mientras sitiaban a cuatro personas.

Estos lobos rojos eran tan grandes como las vacas adultas, con una línea vertical negra entre sus cejas, y dos enormes y afilados dientes rojos que sobresalían de sus bocas, haciéndolos parecer extremadamente aterradores. Esos cuerpos de los lobos rojos eran como si hubieran sido empapados en sangre, exudando un hedor nauseabundo. El nocivo Qi Diablo que estaban lanzando no era nada que Chen Xiang había encontrado antes; era incluso más rico que los lobos negros de antes.

“¡Son los discípulos de la Secta Marcial Verdad, tres hombres y una mujer!” Chen Xiang murmuró. Esos tres hombres parecían muy guapos, mientras que la mujer era extremadamente hermosa y conmovedora. Sin embargo, todos ellos estaban en un estado muy triste por el momento, todos sus cuerpos estaban cubiertos de sangre negra, mientras que uno de ellos tenía su larga espada rota.

Antes, él había salvado a los discípulos de la Secta Marcial Bestia y a la Secta Proud Sword, y ellos le pagaron tratando de matarlo, ahora él estaba considerando si debía salvar a estas personas o no.

“¡Sálvalos! En cualquier caso, es sólo un asunto de poco esfuerzo para ti. Además, con tu fuerza actual, no hay necesidad de tener miedo de sus represalias. ¡Si quieren moverse en contra de ti, entonces no necesitas ser cortés tampoco!” Su Meiyao dijo.

Chen Xiang suspiró ligeramente antes de sacar al Sable Diablo Asesino del Dragón Azur. Saltó y aterrizó frente a esos cuatro.

“¡Chen Xiang!” Los cuatro de repente exclamaron juntos al unísono mientras retrocedían dos pasos atrás. Sus rostros estaban ahora llenos de pánico.

Chen Xiang los miró, sonrió levemente y dijo: “No se preocupen, no vine a matarlos.”

Estos discípulos de la Secta Marcial Verdad no eran como los de la Secta Marcial Bestia y la Secta Proud Sword. Por la expresión en sus ojos, Chen Xiang pudo determinar que estas cuatro personas no eran quienes no podían esperar matarlo.

Lo que estaba totalmente fuera de la expectativa de Chen Xiang era que, entre estos cuatro, la más fuerte era la chica que estaba en el 3er Nivel del Reino Marcial Verdad. Los otros tres estaban todos en el 1er Nivel del Reino Marcial Verdad, y no era ninguna maravilla para Chen Xiang que ellos fueran cazados hasta aquí. Pero ver que podían correr hasta ahora tampoco era malo.

“¿No hay un discípulo del 5to Nivel del Reino Marcial Verdad en su Secta Marcial Verdad?” Preguntó Chen Xiang con el ceño fruncido. Aunque había matado a muchos discípulos de la Secta Marcial Verdad, la Secta Marcial Verdad no podía tener tan poca fuerza.

“Tenemos, pero… pero el Decano sintió que nosotros somos inútiles, así que nos hizo venir aquí.” La chica indignada habló, su bello rostro estaba lleno de ira y desamparo.

Los tres hombres eran iguales.

En este punto, la manada de lobos rojos se abalanzó. Chen Xiang se volvió ferozmente y agitó su sable hacia esos lobos. Numerosos relámpagos azur de la punta del sable se desbordaron, y uno tras otro, como si esos relámpagos se transformaran en una cuchilla gigante, cayeron al suelo sin piedad, matando a una mayor parte de los lobos rojos.

Aunque estos lobos rojos eran poderosos, cuando se enfrentaban a Chen Xiang con el Sable Diablo Asesino del Dragón Azur en su mano, no valían la pena de una paja. Con un golpe, Chen Xiang había decapitado a más de cien.

“¡En la cuenta de tres, salten con todo su poder, salgan del suelo!” Chen Xiang apresuradamente gritó, “Uno… Dos… Tres… Salten.”

Aunque los cuatro discípulos de la Secta Marcial Verdad no sabían lo que Chen Xiang planeaba hacer, todavía se levantaron. Chen Xiang también saltó con ellos mientras los lobos rojos que los rodeaban se arrastraron y se abalanzaron sobre ellos.

Mientras él saltaba en el aire, un aura azur deslumbrante de la palma de Chen Xiang de repente fluyó hacia fuera. Con un rugido estruendoso, golpeó una palma hacia el suelo. A través del majestuoso y poderoso Qi Verdad del Dragón Azur, una enorme palma azur apareció, y como una tormenta, el creciente Qi Verdad saqueó a través de las cuatro direcciones mientras la enorme palma aterrizaba ferozmente en el suelo.

¡¡¡BOOM!!!

Se produjo una fuerte explosión; era tan ruidoso que hizo que todo el mundo sintiera un dolor en sus oídos. El sonido explosivo resonó en todo el entorno, mientras que desde abajo, los miserables aullidos de los lobos pronto fueron seguidos. Muchas grietas aparecieron en el suelo; el feroz temblor había hecho que los árboles gigantes en la mayor parte del bosque se derrumbaran en un abrir y cerrar de ojos. El suelo era como una marea que rueda con un gran impulso. Lo que acababa de suceder era más bien una agitación de alma, enviando escalofríos por el corazón de esos cuatro discípulos de la Secta Marcial Verdad; era muy difícil para ellos creer lo que acababa de suceder.

Cuando ellos aterrizaron desde el cielo, aterrizaron en la cima de un pequeño montículo recién creado. La mayoría de esos lobos rojos estaban ahora enterrados en el suelo.

“¡Muchas gracias por salvarnos!” Después la chica tomo un respiro profundo, tomó su puño y habló con un tono satisfecho; sus ojos se llenaron de respeto.

En cuanto a los otros tres, no sólo agradecieron repetidamente a Chen Xiang, sino que también tenían una mirada de culto. No había mucha diferencia entre su edad y Chen Xiang, y de hecho, Chen Xiang era incluso un poco más joven que ellos, pero ya era tan poderoso. Con sólo una palma, aniquiló a esos lobos rojos, que casi mataron a su grupo, de una sola vez. Este tipo de artista marcial fuerte era verdaderamente digno de su respeto. Aunque Chen Xiang y la Secta Marcial Verdad eran enemigos, Chen Xiang no sólo no los mató, sino que incluso los había salvado. Este tipo de conducta caballeresca hacía más difícil que lo odiaran. Por no mencionar que desde el principio, no había odio directo entre ellos y Chen Xiang.

“¡Primero salgamos de aquí!” Chen Xiang sonrió y dijo, liderando el grupo.

Por un lado, Chen Xiang estaba caminando, mientras que por el otro, les advirtió sobre la conspiración de las sectas del camino diablo, y esto les asustó al infierno salido de ellos. Ellos creían completamente las palabras de Chen Xiang. En este momento, Chen Xiang llegó a saber que los cuatro no tenían ningún estatus en su secta. Aunque estaban en el Reino Marcial Verdad a tan temprana edad, el Decano de la Secta Marcial Verdad estaba preocupado por la muerte de algunos discípulos con alto potencial, por eso eligió enviar a estos cuatro.

“No necesitan preocuparse, siempre y cuando trabajemos juntos, saldremos vivos de aquí.” Chen Xiang los consoló. Todas sus caras estaban llenas de tristeza, porque ellos sabían que eran los más débiles de aquí, mientras que la formación de las otras sectas era bastante fuerte. Tanto el Imperio Celestial del Arma Divina como el Valle Icewind habían enviado a sus discípulos más fuertes. Xue Xianxian y Leng Youlan, estas tipos de chicas talentosas y sobresalientes fueron enviadas. La Secta Marcial Extrema también había enviado a diez, y no había necesidad de cuestionar la fuerza de Chen Xiang.

“¡Muchas gracias, Chen Xiang!” La chica agradeció en un tono claro.

“Chen Xiang, no esperaba que tu personaje fuera tan bueno, es muy diferente de lo que nos dicen esos elders a nosotros, un demonio horrible más allá de la redención.” Un muchacho ligeramente joven se rió y dijo.

“Mientras nadie me ataque, ¡tampoco los atacaré! Liao Shaoyun, de su Secta Marcial Verdad él primero tomo acción contra mí y casi me mató a causa de mi recompensa, los otros también vinieron a atacarme. Ni siquiera, debería molestarme con ellos.” Chen Xiang dijo.

“Todos estos ricachones son demasiado codiciosos y demasiado arrogantes, de lo contrario, no crearían tanto ruido.” Dijo un hombre.

“No digas esto en ningún otro lugar, después de regresar a la Secta Marcial Verdad, es mejor que no menciones que te he salvado. Es mejor si ninguno de ustedes habla de ello, de lo contrario, su Decano o Liao Shaoyun, los dos se volverían aún más hostiles hacia ustedes.” Chen Xiang sonrió y dijo.

“No, ¡quiero hablar! Siempre y cuando salga de aquí en una pieza, voy a separarme de la Secta Marcial Verdad, ellos no se ven como humanos, ni siquiera un poco.” La chica fríamente resoplo, este tipo de personalidad hizo que Chen Xiang la apreciara mucho.

Uno por uno, los tres hombres también expresaron sus pensamientos. La Secta Marcial Verdad los había enviado aquí a morir, lo que los hacía guardar rencor en su corazón.

Los ojos de Chen Xiang se iluminaron, rió y dijo: “Si no tienen un lugar después de dejar la Secta Marcial Verdad, siempre pueden venir a buscarme en la Secta Marcial Extrema.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente