Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

WDDG – CAP 239 – Asalto de la Bestia Diablo

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

En este momento, Chen Xiang no podía soportar dejar el Arco Diablo Proclamadora de la Vida. Él decidió pedirle a Liu Menger que lo mejorara y lo hiciera aún más formidable. Si esto fuera posible, pediría a Liu Menger que forjara muchos más equipos similares para poder equipar a su propia gente. Si eso sucediera, entonces serían una fuerza a tener en cuenta durante la batalla. Si diez poderosas flechas salieran de la nada hacia un único objetivo, ¿qué pasaría?

Cuanto más Chen Xiang pensaba acerca de esto, más emocionado se sentía. Sin embargo, este tipo de equipo definitivamente no era fácil de refinar. Él comprendía muy bien este punto, además, se habían perdido muchos métodos de refinación, incluyendo este en particular.

Después de disparar las tres flechas, las tres personas que se escondían dentro del tronco probablemente se quedarían allí hasta que sus cuerpos se descompongan por completo. Incluso en su muerte, ninguno de ellos pensó que el árbol se convertiría en su lápida, y el tronco su ataúd.

La ruta estaba alrededor del perímetro, pero no en las profundidades de la Wasteland del Sur. Parece que las sectas diablo también sabían que ir demasiado lejos era peligroso, un punto de no retorno. Ni siquiera se atrevieron a entrar.

Sin embargo, si Chen Xiang quería destruir el altar, él tendría que ir mucho más allá del punto de no retorno ya que el altar estaba más allá de esa línea. El altar tenía aptitudes aterradoras. No sólo podría ponerse en contacto con aquellos en el Dominio Diablo, también podría despertar a los tiranos dormidos, e incluso disipar la matriz que rodea este lugar.

Para realizar el ritual un sacrificio era necesario, o sólo podían pedir al diablo del Dominio Diablo liberar su fuerza, o enviar algo útil. Bajo circunstancias ordinarias, el sacrificio necesitaba estar vivo.

De repente, el suelo empezó a temblar. Desde lejos, se oía el ruido de la lucha. Chen Xiang estaba asombrado en su corazón y con un solo salto, rápidamente se subió a un árbol alto. Rápidamente se percató de que muchas personas estaban cubiertas con túnicas negras con enormes sables de verdugo cortando hacia diez hombres.

¡Humanos Diablos! Y muchos de ellos. Para la sorpresa de Chen Xiang, había al menos cientos de ellos presentes, rodeando a diez hombres. Al mismo tiempo, había treinta de ellos atacando, en otras palabras, había seis titiriteros.

“Pequeña dragón, encuentra enseguida a las seis personas.” Chen Xiang dijo antes de que se precipitara en secreto hacia la batalla.

Con la terminación de Chen Xiang, Long Xueyi rápidamente encontró la ubicación de los seis individuos clave. Él dedujo que todas estas personas definitivamente vinieron aquí hace tres años, de lo contrario habría sido imposible para ellos encontrar tantos Humanos Diablos.

Estas seis personas no se escondían en un tronco, sino en una cubierta. De vez en cuando lanzaban unas cuantas espadas cortas desde arriba hacia esos diez hombres.

“¡Es la Secta Proud Sword y la Secta Marcial Bestia!” Chen Xiang estaba asombrado en su corazón, Wu Qianqian le había informado que los discípulos de la Secta Proud Sword y la Secta Marcial Bestia se habían aliado y le advirtió que estuviera vigilante de los discípulos de estas dos sectas.

Entre la Secta Proud Sword, había un individuo que Chen Xiang reconoció, Gan Jiujian. Antes, Chen Xiang le había deshonrado despiadadamente. Era imposible para Gan Jiujian no odiar a Chen Xiang, pero a él no le importaba demasiado. Si la otra parte quería matarlo, definitivamente lucharía y usaría una serie de medios brutales para erradicar la amenaza.

Con un disparo, Chen Xiang atacó a un discípulo de la secta diablo y lo despedazo con un rayo negro grueso. Luego, uno tras otro, disparó unas cuantas flechas en rápida sucesión. Cuando todavía estaban confundidos acerca de lo que estaba sucediendo, ya habían sido asesinados.

Estos discípulos de la secta diablo no eran muy fuertes, sólo alrededor del 3er Nivel del Reino Marcial Verdad. Incluso si hubieran erigido un escudo de Qi Verdad, delante del rayo creado a partir del Qi Universal de Chen Xiang, sería fácilmente penetrado por el rayo del Arco Diablo Proclamadora de la Vida.

Aquellos Humanos Diablos no tenían inteligencia, los discípulos de la Secta Proud Sword y la Secta Marcial Bestia soltaron un enorme suspiro colectivo de alivio. Si estos Humanos Diablos se hubiesen precipitado para atacarlos, serían despedazados.

Mientras Chen Xiang caminaba hacia ellos con el Arco Diablo Proclamadora de la Vida en su mano, esos diez discípulos de repente levantaron de nuevo sus guardias como si enfrentaran a un enemigo.

Gan Jiujian y los otros no eran estúpidos, obviamente se dieron cuenta de que esos cientos de demonios habían sido manipulados. Considerando lo que acaba de suceder, combinado con las explosiones anteriores, esos titiriteros deben haber sido asesinados por alguien. Después de notar el Arco Diablo Proclamadora de la Vida en las manos de Chen Xiang, inmediatamente comprendieron que él era el que los había salvado.

Esto los dejo a ellos bastante molestos, porque todos querían matar a Chen Xiang. En primer lugar porque Chen Xiang tenía una recompensa de quince millones de piedras de cristal por su cabeza, y en segundo lugar porque Chen Xiang tenía una gran reputación, podría elevar su prestigio si lograran matarlo. (N.E. claro y después de eso salen y son asesinados por los sobrinos marciales xd)

Sin embargo, todos no se atrevieron a atacar a Chen Xiang ahora, porque eran claramente conscientes de la diferencia entre Chen Xiang y ellos mismos.

Los discípulos de la Secta Proud Sword originalmente tenían un mal carácter y eran muy arrogantes. Incluso si fueron rescatados, definitivamente no estarían agradecidos. En cuanto a los discípulos de la Secta Marcial Bestia, ciertas ideas habían sido inculcadas en ellos por su secta, haciéndoles odiar a la Secta Marcial Extrema, y ​​más específicamente, odiar a Chen Xiang. Esto es también por lo que estos discípulos a menudo fueron a las fronteras de la Secta Marcial Extrema y secretamente mataron a algunos civiles para alimentar a sus bestias demoníacas. Sin embargo, desde la última vez que Chen Xiang había hablado, no se atrevieron a ir de nuevo. Si la Secta Marcial Extrema fuera provocada, su Secta Marcial Bestia definitivamente sería destruida.

Chen Xiang vio a estas diez personas poniendo una expresión apestosa como si sus acciones para salvarlos fueran un insulto extremo para ellos. Él lamentó en secreto por ser un entremetido hace un momento. Sin embargo, si no los hubiera salvado, entonces estos diez hombres habrían sido capturados y ofrecidos como sacrificio. Para entonces, las apuestas serían más altas.

“No vamos a agradecerte.” Gan Jiujian dijo fríamente.

“Yo tampoco pediría por su gratitud, sólo quiero decirles algo, ya sea que quieran escuchar o no, ¡tengo que decirles!” Chen Xiang simplemente les informó de la situación actual. Aunque se sorprendieron en sus corazones, también sentían admiración por Chen Xiang al descubrir la conspiración. Sin embargo, también estaban muy incómodos, así como celosos.

“Humph, ¿por qué deberíamos creerte?” Dijo un discípulo de la Secta Marcial Bestia.

“No me importa si me crees o no, pero espero que no impliques a todo el mundo.” Chen Xiang sacó el Sable Diablo Asesino del Dragón Azur mientras hablaba y comenzó a decapitar a esos Humanos Diablos inmóviles. Su velocidad combinada con su método de ejecución brutal dejó a esos diez espectadores empapados de un sudor frío, pero también más celosos.

Así como Chen Xiang mató a la mitad de ellos, un aullido muy nauseabundo y penetrante de repente salió de la nada. Al mismo tiempo, también fue seguido por una incursión del aterrador Qi Diablo.

Chen Xiang inmediatamente determinó que provenía de una Bestia Diablo muy aterradora y poderosa.

De hecho, una criatura que se asemejaba débilmente a un cocodrilo antiguo de repente se abalanzó. Tenía un enorme cuerpo, de unos tres zhang, cubiertos de escamas muy duras y brillantes de aura negra. Su boca estaba llena de dientes y arrojaba un Qi Negro continuamente. Tan pronto como este Cocodrilo Bestia Diablo vino, empezó a comer a esos Humanos Diablos.

Para la sorpresa de Chen Xiang, la velocidad del Cocodrilo Bestia Diablo parecía casi como si se tele transportara. Su frente estaba empapada en sudor frío porque este Cocodrilo Bestia Diablo era muy fuerte.

Gan Jiujian y los demás parecían petrificados por el miedo, sus miembros se entumecieron de miedo sólo por el Qi Diablo que emanaba esta enorme Bestia Diablo cocodrilo.

Esta enorme criatura pronto terminó su comida de esos Humanos Diablos, y luego miró a Chen Xiang. Un repentino resplandor de aquellas par de pupilas fue aterrador.

“¡Vete!” Mientras Long Xueyi gritaba, la figura de Chen Xiang ya había desaparecido. Justo antes de que la Bestia Diablo cocodrilo abrió su mandíbula para morderlo, un árbol gigante se rompió en dos como una ramita.

Chen Xiang todavía tenía una prolongada sensación de miedo. Si fuera un poco más lento hace un segundo, tal vez sus huesos hubieran sido rotos por esa poderosa mandíbula en lugar del árbol.

A lo largo de su viaje, Chen Xiang oró para no encontrarse con este tipo de poderosa Bestia Diablo. Sin embargo, todavía lo encontraba, sólo podía suspirar por su propia mala suerte.

Al ver a la Bestia Diablo cocodrilo atacando a Chen Xiang, Gan Jiujian y los demás estaban extremadamente felices en sus corazones, e incluso rápidamente huyeron. Esto hizo que Chen Xiang los maldijera en secreto.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente