Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

WDDG – CAP 171 – El Arma Divino Durmiente

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Liu Menger había decidido dejar que Chen Xiang tomara un vistazo de su Arma Divina del Ave Vermillion, sin embargo, al mismo tiempo, ella también estaba un poco avergonzada. Ella tendría que quitarse la ropa delante de Chen Xiang, y esto era algo difícil. Enfrentando su espalda contra Chen Xiang, ella endureció sus nervios y lentamente desató esa ajustada túnica de su cuerpo.

Chen Xiang, mientras contenía su respiración con los ojos bien abiertos, miró fijamente a Liu Menger. Estos encantadores movimientos de desnudez, eran muy atractivo, en su corazón, ondas de emoción estallaron uno tras otro.

Liu Menger sólo desato su prenda de la parte superiores, pero aún así, fue más que suficiente para enviar a Chen Xiang en trance. Su tierna espalda blanca y su elegante cintura, eran imposibles para que Chen Xiang no fuera tentado. Chen Xiang fue claramente capaz de ver una capa de cinta transparente muy delgada alrededor del cuerpo de Liu Menger, haciéndola parecer aún más atractiva.

Las dos manos de Liu Menger estaban cruzadas y cubriéndose su pecho, su rostro rosado era aún más hermoso. Mientras apretaba los dientes, dijo en voz baja: “¡Trata de ver si puedes despertar esta Arma Divina del Ave Vermillion!”

Sólo en este momento Chen Xiang recupero sus sentidos y centró su atención en esa seda transparente. Anteriormente, cuando él estaba directamente mirando a su hermosa espalda, él estaba nadando en su imaginación, se frotó las manos y se acercó.

Sintiendo que Chen Xiang se acercaba gradualmente, Liu Menger no pudo evitar sentirse tensa, si no pasara tantos días con Chen Xiang, y si ella no hubiera entendido a Chen Xiang, nunca se atrevería a hacer algo tan arriesgado.

De un lado, Chen Xiang pudo ver que las hermosas manos de Liu Menger no podían cubrir alrededor de esos picos blancos como la nieve y, al ver esto, la sangre volvió a correr por la cabeza de Chen Xiang.

En este momento, Chen Xiang no podía esperar en abrazar la espalda de esta belleza sin igual, sin embargo, él sólo pensó en ello. Extendió sus manos y tocó la seda en el cuerpo de Liu Menger, y justo cuando vio a esos hombros blancos como la nieve de Liu Menger temblar, Liu Menger soltó un gemido bajo.

Acariciando esa cálida y hermosa espalda cremosa a través de la cinta de seda, Chen Xiang secretamente alabo. No pudo resistir más, por lo que acarició ligeramente un buen número de veces, disfrutando de esa sensación impresionante que recibía de su mano. Mientras que Liu Menger mordisqueaba sus labios fragantes, su corazón latía locamente, ella se sentía extremadamente tímida.

Mientras tocaba, Chen Xiang no pudo evitar inclinar la cabeza, inhalando esa fragancia corporal innata que flotaba sobre el delicado cuerpo de Liu Menger.

Sintiendo un cierto calor acercándose a ella, Liu Menger giro su cabeza y gritó tiernamente: “¿Qué estás haciendo?” Mirando que Chen Xiang, tenía la cabeza inclinada, ella inmediatamente se enojó por vergüenza, sin embargo, ella no pudo hacer nada, sólo pudo apretar los dientes y regañarle.

Chen Xiang sabía que no podía ir demasiado lejos, así que siguió acariciando esa cinta de seda envuelta en esa encantadora espalda, sin embargo, nada pasó como antes. En las anteriores veces, siempre y cuando él tocara las Armas Divinas de los Cuatro Símbolos, una transformación ocurriría, sin embargo, en este momento, nada estaba sucediendo.

“¿Tal vez necesitas verter un poco del Qi Verdad del Ave Vermillion?” Su Meiyao dejó escapar un suave resoplido, mirando a Chen Xiang aprovechándose de la otra parte de forma tan barata. Ella despreciaba sus acciones y ella estaba en secreto infeliz.

Chen Xiang comenzó a operar el Qi Verdad del Ave Vermillion, sin embargo, en este momento, Long Xueyi repentinamente imitó su voz y dijo: “Hermana Menger, su cuerpo es realmente excepcional, ¿puede dejarme abrazarla?”

“¡Niña muerta, cierra tu boca grande!” Chen Xiang le regañó apresuradamente con su sentido divino.

Cuando Liu Menger le escucho, su tierno cuerpo se estremeció. Actualmente, ambas de sus manos estaban sobre su pecho, y ella no se atrevió a moverse al azar, estaba preocupada de que, si quitara sus manos, Chen Xiang podría venir al frente y echar un vistazo.

“Chen Xiang, no empujes tu suerte!” Liu Menger dijo mientras apretaba sus dientes, ella estaba algo enojada. No esperaba que Chen Xiang de repente jugara como un gamberro.

“¡Solo bromeaba!” Chen Xiang dio una risa ahuecada y dijo, él apresuradamente vertió el Qi Verdad del Ave Vermillion en esa cinta de seda.

“¿Esto es Qi Verdad?” La voz de Liu Menger temblaba, ella estaba horrorizada. Si Chen Xiang era capaz de usar su Qi Verdad, ella simplemente no sería oponente para Chen Xiang, y si Chen Xiang quería hacer algo con ella, simplemente no tendría ningún poder para resistirse.

Chen Xiang frunció los labios y dijo: “¿No confías en mí? Aunque estaba un poco mal, no haría ninguna cosa indignante.”

De repente, Chen Xiang frunció el ceño, él descubrió que su Qi Verdad del Ave Vermillion estaba desapareciendo rápidamente. Él sabía que esta Arma Divina del Ave Vermillion estaba a punto de ser ‘activada’, al igual que cuando adquirió el Sable Diablo Asesino del Dragón Azur y la Armadura de Adamantio de la Tortuga Negra; Durante esos momentos, algo similar a esta situación había ocurrido.

Liu Menger también estaba muy asombrada, ella podía sentir que la cinta envuelta alrededor de su pecho estaba emitiendo un aura de color rojo ardiente como una corriente caliente en su cuerpo, haciéndole sentir la fuerza del Arma Divina del Ave Vermillion. Esto la hacía sentir como si estuviera integrándose con el Arma Divina del Ave Vermillion.

Chen Xiang retrocedió unos pasos y, con una mirada de sorpresa en su rostro, miró el aura de color rojo ardiente que rodeaba a Liu Menger y él exclamó: “Hermana Menger, ¿estás bien?”

“Estoy bien … siento que me estoy fusionando con el Arma Divina del Ave Vermillion”. La voz de Liu Menger llevaba su emoción y regocijo. Esta Arma Divina del Ave Vermillion la había seguido durante muchos años, por tanto, ella ya tenía un profundo sentimiento por ella, sin embargo, debido a la falta del Qi Verdad del Ave Vermillion, ella era incapaz de despertar el Arma Divina del Ave Vermillion. Sin embargo, con Chen Xiang vertiendo el Qi Verdad del Ave Vermillion, finalmente había ocurrido.

Chen Xiang se sentó en el suelo, mirando a Liu Menger mientras ella se emborrachaba de alegría mientras la luz del fuego se retorcía alrededor de ella. En su corazón, él suspiró, originalmente estaba pensando en reunir las Armas Divinas de los Cuatro Símbolos, sin embargo, ahora el Arma Divina del Ave Vermillion definitivamente no iría a él.

“¡Absolutamente no puede faltar, lo refinaré yo mismo!” Chen Xiang apretó el puño, decidido, sabía que esto le tomaría mucho tiempo.

“Chen Xiang, esta mujer tiene tantos beneficios, debes pedirle que te dé una pequeña recompensa. Tal vez desnudarse y permitirte tomar una mirada, o que te bese o alguna cosa como … je je je!” Long Xueyi, esta pequeña dragona rió maliciosamente, su risa estaba llena de sarcasmo.

Skydark: Long Xueyi!.. sabe!

“Niña muerta, ¿Qué es lo que piensas de mí? Sólo tengo completa admiración por ella, ¡no tengo pensamientos malvados!” Chen Xiang regañó en voz baja: “Tú espera por mí, mejor no me dejes encontrar una oportunidad, de lo contrario, voy a golpear tu pequeño culo hasta que quede bien hinchado.”

“Buenas amigas, tengo miedo, oh, hermana Meiyao, hermana Youyou, ¡ustedes deben ayudarme!” Long Xueyi intencionadamente hizo que su voz sonara llena de miedo, cual hizo que Chen Xiang rechinara secretamente sus dientes. Sabía que esta pequeña dragona traviesa ya había formado buenos sentimientos con Su Meiyao y Bai Youyou, ya que ellas general hablaban con su sentido divino, y Chen Xiang simplemente no tenía manera de fisgonear de lo que estaban hablando.

El aura de color rojo ardiente que envolvió a Liu Menger había desaparecido, la cinta de seda envuelta alrededor de su cuerpo de antes también había desaparecido. Liu Menger abrió los ojos, su hermoso rostro se llenó de alegría, añadiendo a su exquisito encanto.

Liu Menger se dio la vuelta, mirando a Chen Xiang mientras sonreía y hablaba: “¡Gracias, me dejaste tener esta arma divina!”

En este instante, todo el cuerpo de Chen Xiang estaba ardiendo, él sentía una corriente caliente corriendo por su cabeza, la sangre casi saliendo de su nariz. ¡Porque él vio directamente el frente de Liu Menger! Mirándola, vio esos dos voluptuosos picos blancos como la nieve y las dos tiernas manchas rojas que brillaban de una manera diferente. Sin ninguna reserva, todos estaban visibles delante de él.

Este tipo de belleza hizo que los latidos de Chen Xiang y su respiración se detuvieran, era como si el mundo entero se hubiera detenido repentinamente, y este tipo de impacto hizo que su mente se quede en blanco. Sin embargo, también había visto figuras igualmente alucinantes, antes, él había visto los cuerpos parecidos al jade de Bai Youyou y Su Meiyao, así que después de todo, tenía cierta resistencia.

“Hermana Menger, ¿Qué te parece si te vistes primero, te gusta hacerme sentir muy avergonzado?” Chen Xiang, en este instante, finalmente recuperó sus sentidos. Su rostro estaba aturdido, y había una sonrisa incómoda en su rostro mientras hablaba giraba su cabeza al mismo tiempo.

Liu Menger finalmente reaccionó, su rostro repentinamente se hizo muy caliente, rojo hasta las orejas. ¡En ese momento, de repente se acordó de que tenía su pecho desnudo! Anteriormente, en un momento de alegría, ella fue llevada lejos. Fusionándose con una poderosa arma divina, ella había olvidado este asunto en un instante de placer momentáneo. Después de la conmoción, se dio la vuelta rápidamente y se puso su ropa….

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario