Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

WDDG – CAP 170 – El Arma Divina del Ave Vermillion

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Chen Xiang sintió a la Armadura de Adamantio de la Tortuga Negra integrarse en su cuerpo, como si estuviera convirtiéndose en una parte de él, fundiéndose en su piel. Siempre y cuando quisiera, podría liberar en cualquier momento la Armadura de Adamantio de la Tortuga Negra!

La Armadura de Adamantio de la Tortuga Negra había desaparecido, el cuerpo de Chen Xiang también había vuelto a su aspecto original. Al abrir sus ojos, él comenzó a reír con locura. Acompañado de su risa estaba un aura dorada que estalló de su cuerpo. Un atuendo de armadura de escamas deslumbraba con una luz dorada se reveló en su cuerpo. Era un conjunto completo de ropa, junto con un par de botas, que parecía muy poderosa y dominante!

“¡Esta es la Armadura de Adamantio de la Tortuga Negra!”, Dijo Chen Xiang en éxtasis y miró la dominante armadura en su cuerpo. En este punto, parecía que su cuerpo estaba resplandeciendo en una atmósfera extraña, similar a un dios celestial que desdeñaba al mundo entero. Esto hizo a Liu Menger incapaz de quitar sus ojos de Chen Xiang, por primera vez, se sintió atraída por este hombre. Esta nueva sensación fue extrañamente maravilloso…

Ahora, Chen Xiang no sólo poseía la Armadura de Adamantio de la Tortuga Negra, sino que también era capaz de usar su Qi Verdad! Esto le hizo sentir como si fuera invencible dentro del Reino Misterioso de la Tortuga Negra, ¡como si fuera el gobernante, el dios de este reino!

Con un solo pensamiento, esta poderosa y dominante armadura de cuerpo entero dorado desapareció de repente de Chen Xiang. Mientras que la aturdida Liu Menger también rápidamente recuperó su sentido y un tinte de color rojo apareció en ese demacrado y todavía pálido rostro. Su corazón palpitaba rápidamente, este tipo de sentimiento en este momento, la ponía nerviosa, tímida y algo indefensa. Varias clases de sentimientos habían llegado inundándola en su mente, haciéndola algo perdida.

“Hermana Menger, ¿Cómo están sus heridas?”, Preguntó Chen Xiang con una sonrisa maliciosa. Por el momento, él se sentía muy bien. Originalmente, él había decidido que después de obtener la Armadura de Adamantio de la Tortuga Negra, él dejaría el Reino Misterioso de la Tortuga Negra. Sin embargo, ahora que se encontró capaz de usar Qi Verdad, quería matar a algunas bestias demonios aquí.

Liu Menger seguía siendo una fuerte artista marcial que gobernaba un imperio, así que rápidamente reprimió sus sentimientos de irritación y dijo despectivamente: “¡Mucho mejor! ¡Felicidades¡ pudiste conseguir esa armadura divina!”

Liu Menger sólo sentía celos y envidia ahora. Chen Xiang ahora poseía dos equipos divinos sin igual!

Chen Xiang se sentó en el suelo. Con una sonrisa traviesa, él miró la pequeña caja extra. ¡Dentro de él, había realmente un dan! No sabía qué tipo de dan era, por tanto directamente se lo dio a Su Meiyao para que lo estudiara. Después abrió la piel de la bestia.

“[Técnica de la Fuerza Externa de la Tortuga Negra]!” Chen Xiang leyó con el ceño fruncido, “El cultivador de la [Técnica de la Fuerza Externa de la Tortuga Negra] tiene que estar preparado psicológicamente. El proceso es muy duro, sin embargo el cultivador ganará muchos beneficios…”

“Esto es lo que descubrimos juntos, Hermana Menger, ¿Lo quieres? Haré una copia para ti”, dijo Chen Xiang.

“¡No es necesario, eso no es para mí!” Liu Menger se negó.

Chen Xiang sacó el Sable Diablo Asesino del Dragón Azur, sonrió y dijo: “Ahora que hay oportunidad, te dejaré echar un vistazo a mi Sable Diablo Asesino del Dragón Azur, y tú me dejaras echar un vistazo a tu Arma Divina del Ave Vermillion!”

Él puso el Sable Diablo Asesino del Dragón Azur en el suelo, el cuerpo del sable se veía muy grueso. Sin embargo, en una inspección más cercana, uno podría ver numerosas pequeñas Venas Espirituales sobre él. Liu Menger la miró con atención, cuando ella extendió la mano para agarrarla, no pudo evitar fruncir el ceño porque no podía moverla. Antes, ella había sido herida por la caja de cristal, y aún no se había recuperado completamente.

Chen Xiang también no habló. Desde el costado miraba con calma aquella belleza que haría sentir compasión a los demás.

Liu Menger observó seriamente las venas espirituales en el cuerpo del sable. Inconscientemente, pasó una hora, la eficacia de la Hierba Espiritual Infernal fue muy buena, y Liu Menger se había recuperado mucho en esta hora. Ahora era capaz de recoger el Sable Diablo Asesino del Dragón Azur, y tal como Chen Xiang había dicho, este era muy pesado. Ella calculó que en la actualidad pesaba unas decenas de miles de jin.

Liu Menger sacó un cristal cuadrado y sonrió levemente hacia Chen Xiang: “Ahora voy registrar estas venas espirituales en este cristal, ¿Puedo?”

“¡Como desees!” Chen Xiang sonrió y dijo. Actualmente, estaba de muy buen humor. Sin mencionar que él y Liu Menger habían pasado por el fuego y el agua juntos. Aunque había una diferencia entre el cielo y la tierra entre las fuerzas de los dos, no había sentimientos duros.

Con el cristal cuadrado, Liu Menger lo deslizó sobre los dos lados del sable. Mirando ese cristal brillando en una luz blanca, una mirada emocionada cubría su rostro. Después, ella devolvió el Sable Diablo Asesino del Dragón Azur a Chen Xiang.

“Hermana Menger, déjame echar un vistazo a su Arma Divina del Ave Vermillion ahora!” Chen Xiang recuperó el Sable Diablo Asesino del Dragón Azur y apresuradamente dijo. Sólo tenía curiosidad, eso es todo.

Sin embargo, vio el rostro de Liu Menger un poco rojo y parecía estar pensando en algo. Su bello rostro se estaba volviendo cada vez más rojo con el tiempo, ella se estaba poniendo muy tímida, pero había un encanto diferente en él.

“Si es un inconveniente, ¡no importa!” Al ver a Liu Menger algo avergonzada, Chen Xiang no pudo evitar imaginar cosas. Esto lo hizo aún más curioso acerca del Arma Divina del Ave Vermillion.

Liu Menger se mordisqueó sus labios. Después de pensar durante un buen rato, ella dijo débilmente, “Durante mi niñez, mis padres regresaron después de un largo viaje desde el exterior y me entregaron el Arma Divina del Ave Vermillion. En ese momento, ellos no sabían lo que era, simplemente sabían que era un arma divina muy poderosa y mantuvieron algunas relaciones con el Ave Vermillion. Tampoco me dijeron de dónde lo obtuvieron. Además, justo después de que regresaron, entraron en entrenamiento a puerta cerrada por un largo tiempo, parecía que estaban gravemente heridos.”

Chen Xiang escuchaba con mucho cuidado. Era muy importante para él, porque podía haber muy buenos detalles que pudieran darle una pista sobre la último Arma Divina de los Cuatro Símbolos.

“Esta arma era una muy, muy larga cinta. No sabíamos que era su uso, pero una vez … Yo … lo envolví alrededor de mi cuerpo. Posteriormente, se produjo una transformación y se transformó en una cinta transparente. Desde entonces, ha estado envuelto alrededor de mi cuerpo y es difícil quitarlo. Aunque esto sucedió, no me afectó negativamente, por el contrario, me ayudó mucho y me salvó la vida muchas veces.” Liu Menger dijo con una cara ligeramente roja.

Chen Xiang ahora entendía por qué Liu Menger estaba avergonzada. Después de todo el Arma Divina del Ave Vermillion estaba en su cuerpo. Pensando en este punto, el corazón de Chen Xiang estaba ligeramente movido, una cinta transparente envuelta alrededor de su cuerpo, parecía extremadamente tentadora.

Chen Xiang miró a Liu Menger a ese impresionante pecho, sonriendo maliciosamente dijo: “Ha sido frenado pero todavía pudo crecer tan grande…”

Liu Menger soltó un bufido y dijo: “¡Aunque está envuelto alrededor de mi cuerpo, no siento su existencia!, cuando toca el agua, esta desaparece, como si tuviera mucho miedo al agua.”

Chen Xiang respondió: “No es de extrañar, el Ave Vermillion es el fuego, mientras que la Tortuga Negra es el agua. Probablemente por eso, cuando tocaste la Armadura de Adamantio de la Tortuga Negra, recibiste una reacción tan grande.”

Liu Menger también asintió con la cabeza, “Ahora entiendes, es muy inconveniente permitirte echar un vistazo, sin embargo, no voy a aprovecharme, pero debes prometerme, ¡que no puedes hablar de este asunto!.”

El corazón de Chen Xiang de repente se sacudió. Tenía una mirada asombrada en su rostro, si el Arma Divina del Ave Vermillion estaba envuelto alrededor del cuerpo de Liu Menger, si le dejaba echar un vistazo, ¿no sería esto …

Pensando hasta allí, Chen Xiang tragó ferozmente su saliva. Esto hizo que el rostro de Liu Menger le volviera rojo, ella regañó en voz baja, “Sólo te dejaré echar un vistazo mi espalda, ¡ni siquiera pienses en mirar al frente!”

“¿Puedo tocar? Después de todo, has tocado mi Sable Diablo Asesino del Dragón Azur por un largo tiempo!” Chen Xiang dijo con una risa desagradable, en su corazón, estaba exaltado.

Con las cejas muy juntas, Liu Menger miró fijamente a Chen Xiang. Su rostro estaba lleno de resentimiento, ella no sabía por qué había un cambio en la actitud de Chen Xiang. Si fuera antes, ni siquiera lo miraría. Sin embargo, ahora sentía menos conflicto con Chen Xiang. Inconscientemente, una emoción compleja volvió a surgir en su corazón.

Ella asintió ligeramente con la cabeza, “¡No puedes tocar por mucho tiempo!”

Chen Xiang se sobresaltó, originalmente, él estaba bromeando! No esperaba que Liu Menger estuviera realmente de acuerdo. Él asintió con la cabeza y sonrió, “¡Tal vez tenga una manera de despertar al Arma Divina del Ave Vermillion!”

Chen Xiang adivinaba que Liu Menger no tenía Qi Verdad del Ave Vermillion y por lo tanto no pudo despertar el Arma Divina del Ave Vermillion. Sin embargo, parecía que el Arma Divina del Ave Vermillion ya había reconocido a Liu Menger como su maestro, por lo que todavía le seguía.

Liu Menger también estaba anticipando esto, ella sabía que Chen Xiang había sido capaz de controlar el Sable Diablo Asesino del Dragón Azur y la Armadura de Adamantio de la Tortuga Negra!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente