Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 58 – VPA – Un Cheng Yaojin de la nada

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Sin embargo, ese Yang-gongzi se dio la vuelta, y estaba lleno de sonrisas hacia Weier, “¡Weier, mientras lo digas, ya no tiene que hacer más este tipo de trabajos humildes, te prometo que tendrá cosas buenas para comer si me sigues! ¡Definitivamente mucho mejor que vender a Mala Tang aquí!

“Yang Kaiyuan, ¿cuántas veces te lo he dicho? no me molestes ¿qué hay de bueno en mí, quien es un niño de una familia pobre? No quiero vivir ese tipo de vida de la que hablas, ¡no puedo, y no me interesa! Todavía tengo que hacer negocios, ¡por favor no me molestes!” dijo fríamente Weier, podía decir que estaba muy disgustada con este Yang-gongzi.

“Claro, quieres hacer negocios, ¿verdad? Aquí hay doscientos kuai, ¡llevaré todos tus platos! Esta vez tienes que hablar conmigo, ¿verdad?” Yang Kaiyuan sacó doscientas en billetes y la arrojó sobre la mesa.

“No tengo ningún interés en tu dinero, tengo muchos viejos clientes aquí, después de comprarlo todo, ¡no tendrán nada que comer! ¡No se lo estoy vendiendo a usted!” Weier tomó el dinero en la mesa y lo devolvió a las manos de Yang Kaiyuan.

“¡Otro cuenco de Mala Tang!” Me acerqué con una sonrisa, y le entregué el cuenco en las manos a Weier, “¡El Mala Tang de tu familia es tan delicioso! Qué maravilloso sería comerlo todos los días”.

Yang Kaiyuan me miró con desdén y dijo: “Está agotado, ¿no vieron que me llevaré todo?” Yang Kaiyuan estaba muy disgustado por mi repentina interrupción, esto lo hizo sentir incómodo, sostenía doscientos kuai , no podía embolsarlo, ni podía dejarlo, y solo podía descargar su ira sobre mí.

“¿Sigue igual que hace un momento?” Weier finalmente aprovechó la oportunidad de deshacerse de Yang Kaiyuan, y de inmediato me ayudó a recoger los platos.

“¿AI? ¡¿Propietaria?! ¿Hay alguien que hace negocios así? ¿No hay primero llegado primer servido? ¿No viste que compré todo esto?” Yang Kaiyuan sintió que perdió mucha cara después de que Weier dijo eso, y solo pudo rugir hacia la propietaria.
“Yang-gonzi, no te enojes, este estudiante ya estaba aquí”, explicó la propietaria a toda prisa.

“¡Heh! ¡Te lo digo, no tomes cara cuando te la den, es tu fortuna que nuestro jefe tenga los ojos puestos en tu hija, si no fuera porque la actitud del jefe es buena, habría conseguido que la gente cerrara tu puesto hace siglos!” El lacayo al lado de Yang Kaiyuan finalmente habló.

“Aiya, mira en lo que se está convirtiendo, no te enojes, no te enojes, alentaré a Weier más cuando lleguemos a casa esta noche, ¿de acuerdo? Yang-gonzi, no te apures demasiado, ¡ya que ambas partes deben estar dispuestas a esto!” La propietaria rápidamente se disculpó.

“Bien, ¡te esperaré por unos días más! ¡Nos vamos!”, dijo Yang Kaiyuan. Luego saludó con la mano al lacayo detrás de él, los dos se fueron juntos.

“¡Ai! ¡Finalmente se fue! “La propietaria suspiró mientras miraba la fugaz imagen de Yang Kaiyuan.

“Tía, ¿qué son?” Me hice cargo de la Mala Tang, y le pregunté casualmente.

“¡Ellos, ai! ¡Nosotros los pequeños puestos no pueden molestarlos! Es así, que Yang Kaiyuan puso su mirada en nuestra Weier, y está empeñado en que Weier sea su novia. Weier no está de acuerdo, y entonces él viene a buscar a Weier cada tres o cinco días, al principio su actitud no era mala, y solo usó todo tipo de formas para cortejarla, todos pensamos que era una persona bastante centrada en relaciones, por lo que no prestamos mucha atención. Pero después, este Yang Kaiyuan se volvió cada vez más arrogante, Weier se negó, por lo que traeria a sus lacayos aquí para causar problemas, haciendo que nuestro negocio no pueda continuar”, suspiró la propietaria.

“Mamá, ¿cómo puedes contarle esto a otras personas?”, dijo Weier en un lado con la cara roja.

“Está bien, mira, este tipo no parece una mala persona, y mamá realmente se siente mal, no hay nadie con quien hablar por lo general, así que no pude evitar decirle un poco más a él”, dijo la propietaria sonriendo con ironía.

“Ya que él es así, puedes llamar a la policía para arrestarlos, ¿verdad?”, sugerí. Aunque sé que la policía normalmente no estaría interesada en este tipo de cosas, pero esta era una solución, incluso si no es muy efectiva, podría tener un efecto amenazante.

“¿Llama a la policía? ¡Que el padre de Yang Kaiyuan es policía, he oído que también es un oficial importante! ¿A quién pueden llamar civiles sin dinero o poder? Si nos metiéramos en más lío por eso -” al decirle a la propietaria este punto, ya entendí lo esencial. Esas personas deben ser el tipo de rico de segunda generación, usando el poder de su padre para intimidar a otras personas. He visto a mucha gente así, Liu Kesheng era un típico ejemplo.

Pero, ¿cómo era Yang Shuguang un funcionario importante? Solo un capitán del equipo de defensa, esencialmente un trabajo temporal. Escuché que es solo porque la familia de su esposa tiene mucho poder que él puede actuar con tanta arrogancia.

“Ai, mira, esa es la número tres en la clasificación de belleza de la escuela, Chen Weier!” de repente, Guo Qing señaló a una chica en la puerta de la escuela.

Miré hacia otro lado, y no pude evitar quedarme en blanco, ¿no es esa la chica que conocí en el puesto de Mala Tang? No me extraña que fuera tan bonita, ¡es una belleza escolar! Sin embargo, los gustos de Guo Qing realmente tenían algunos problemas, ¿por qué Chen Weier era la tercera? Aunque su ropa era un poco lamentable, pero puedo prometer que si mejoraba su vestimenta, entonces su belleza definitivamente sería igual a la de Zhao Yanyan.

“¡Jefe, esta Chen Weier es una famosa belleza fría! Aunque su trasfondo familiar no es bueno, pero aún puede mantenerse pura, ella nunca ha tenido novio, ¡y rechazó quién sabe cuántas personas con dinero y poder!”, elogió a Guo Qing.

Lo que dijo era la verdad, que Yang Kaiyuan tenía al menos 2000 kuai en su billetera, pero Chen Weier ni siquiera miró.

“Es por eso, Jefe. ¡Si tú también puedes derrotarla, yo, tu hermano, te admirare!” Guo Qing continuó interminablemente.

“Está bien, es una belleza fría, no quiero chocar contra una pared”, pero sinceramente, quería intentarlo. Decidí, continuaré yendo a comer a Mala Tang esta noche.

Mientras conversábamos, notamos que algo andaba mal, Chen Weier parecía estar discutiendo con alguien.

“Jefe, ¿quieres tener la oportunidad de ser el héroe y salvar la belleza?” Guo Qing sonrió lascivamente.

“¡Incluso si no lo hago, no puedo ver a mi compañero de clase ser intimidado por otros!”, dije con justicia.

“Joder, no importa, si fuera otra persona realmente no me importaia una mierda”, dijo Guo Qing, y caminó conmigo hasta la puerta de la escuela.

Cuando nos acercamos, pude oír débilmente a ese hombre decir: “¡Weier, no pienses en estudiar más!”

Weier apretó los dientes y dijo: “¡No digas más! ¡Prefiero morir que casarme con Yu Gang o lo que sea! ”

¿Por qué salió otra persona? ¿Quién era este Yu Gang? ¿Quién era la persona frente a Chen Weier?

“¡Yu Gang ya me lo prometió! ¡Si aceptas casarte con él, te dara ochenta mil kuai!” dijo ese hombre.

“¡Mamá y yo encontraremos la forma de ganar el dinero! ¡No quiero bromear sobre mi felicidad! ¡Es imposible para mí casarme con alguien que no me gusta!”, dijo con firmeza Chen Weier.

Notas del traductor:
1- Era un general chino que sirvió bajo los emperadores Gaozu , Taizong y Gaozong a principios de la dinastía Tang . Su retrato fue exhibido en el Pabellón de Lingyan junto con los de otros 23 oficiales que prestaron servicio meritorio al Imperio Tang durante el reinado del Emperador Taizong. (Fuente:Wikipedia)

Pagina Anterior
Pagina Siguiente