Prólogo – ¡La Oscuridad que Acecha en la Pacifica Academia, el caso de los Estudiantes Desaparecidos!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“Apenas lo logré…”

Salí del auditorio de la Academia Midgar y suspiré, mi aliento blanco luego desapareció en el cielo de la mañana.

La ceremonia de apertura del tercer trimestre estaba a punto de terminar.

“Amigo, ¿a dónde diablos fuiste durante las vacaciones de invierno?”

“Eso es lo que me pregunto. ¿No se suponía que invitarías a salir a las señoritas que trabajan en Mitsubishi?”

Ha pasado un tiempo desde que vi las caras de estos chicos, Hyoro y Jaga. Que nostalgia.

“Ya les dije que lo siento. En serio, surgió algo importante.”

Mis vacaciones de invierno estuvieron llenas de emocionantes eventos, como la batalla de sucesión en el reino de Oriana y mi inesperado regreso a Japón.

“En serio, tuvimos muchos problemas mientras no estabas…”

“Exactamente. Tu hermana casi nos estrangula…”

Hyoro y Jaga se quejaron.

“¿Claire nee-san? ¿Y por qué?”

“Bueno, porque ella te estaba buscando. Le dije que no sabía dónde estabas y, sin embargo, me agarró por el cuello y empezó a apuntarme con la espada…”

“Cuando le dije: ‘Eres tan bonita, ¿te gustaría que yo saliera contigo?’ ella casi me clava una espada en el trasero……”

“Ah, ya veo. Lo siento por eso.” Probablemente sea mejor no acercarme a mi hermana por el momento.

“Y hablando de casos importantes, ¿escuchaste que después de su desaparición, la ex presidenta Rose se convirtió repentinamente en la reina de Oriana? Todo el país estaba hablando de eso.”

“Ah, sí, lo escuché.”

Jajaja, ellos nunca se imaginarían que fui yo quien la hizo reina.

Detrás del repentino ascenso al trono del nuevo rey se encuentra la eminencia en las sombras manipulando los hilos de la historia… y nadie sabe que su verdadera identidad es un simple y común estudiante.

Este es literalmente el epítome de una eminencia en las sombras.

“Pero eso no es todo. Luego dijeron que aparecieron muchos monstruos en el reino de Oriana o que el país fue usurpado o algo así.” Por supuesto, también lo sé.

Después de todo, quien planeó y resolvió todo eso no fue nadie más que la eminencia en las sombras. Pero ninguno de los dos sabrá nunca que tienen al responsable de todo justo delante de ellos.

“Aunque parece que, por eso, nuestra alianza con el reino de Oriana está a punto de desaparecer.” ¿Mmm? ¿Qué alianza está a punto de desaparecer?

“Es cierto~ ¿Quién hubiera pensado que la ex-presidenta Rose terminaría caminando por el camino del mal? A veces no debes dejar que las apariencias te engañen.”

“¿Qué quieren decir con el ‘Camino del mal’?”

“¿Qué quieres decir? ¿No lo sabes? Dicen que fue la expresidenta Rose quien convocó a todas esas bestias para poder quedarse con el reino de Oriana. En este momento su imagen está caída y será registrada como la peor mujer de todas en la historia.”

“Y aunque en la escuela era muy amable y todo, nunca pensé que se convertiría en ese tipo de persona. Aunque, considerando que mató a su propio padre en el festival Bushin, parece que uno no debe juzgar un libro por su portada. Aunque, entre los tres, si me pidiera que me casara con ella, creo que podría hacer un esfuerzo y casarme con ella.”

“A-Ah sí, ahora que lo mencionas, parece una mujer malvada…”

Nunca imaginé que la historia de la nueva reina iría por el camino oscuro.

Pero bueno, pensándolo bien, esto también me sirve.

La reina malvada que amenaza al mundo, y la eminencia en las sombras que la controla desde la oscuridad… Sí, cada día me sorprende más mi capacidad de adaptación. Qué maravilloso.

“Además, ya circulaban ciertos rumores sobre ella”.

“Oh, yo también sé sobre eso. Dicen que está conectada con ese grupo llamado Shadow Garden…”

“Espera Jaga, no es una buena idea seguir hablando de eso”. Hyoro detuvo repentinamente a Jaga.

“Correcto. Dicen que el que habla de eso desaparece.”

“¿Hmm? ¿Qué quieres decir?”

“Bueno, cuatro estudiantes desaparecieron durante las vacaciones de invierno. Y se dice que podría haber sido obra del grupo que atacó la escuela antes”. Hyoro dijo eso con una cara seria, mientras Jaga se acercaba y con una voz asustada, añadió.

“Seguramente ellos fueron los que hicieron desaparecer a los estudiantes porque los estaban investigando…”

“Hmmm, no creo que hayan hecho eso.”

“Bueno, yo tampoco.”

Jaga agregó, cambiando su rostro a uno de gran confianza y valentía.

“Las desapariciones fueron tan repentinas que todos culpan a esa organización secreta. Pero la verdad es que los caballeros estaban investigando y no encontraron ningún rastro de intrusos en el área.”

“La verdad es que mucha gente escapa de la realidad en esta época por perder puntos en las materias. Tal vez no desaparecieron, sino que se escaparon. ¿Cómo te va con los puntos, Jaga?

“Uhh, un poco. ¿Y tú, Hyoro-kun?”

“Bu-Bueno, estoy bien. ¿Y tú, Cid-kun?”

“Bueno, creo que lo estoy haciendo bien…”

“Oh, ya veo. Bueno, me alegro de que los tres aprobemos el curso.”

“Ci-Cierto.”

“Bien.”

“Por cierto, ¿adónde vamos ahora?”

“Bueno, hoy fue solo la ceremonia de apertura así que no hay clase. ¿Y si jugamos a las cartas detrás del edificio de la escuela?”

“¿Eh? ¿Cartas?”

“¡Sí, amigo mío, esto! ¡Es el nuevo producto de Mitsugoshi!”

Hyoro puso una expresión ganadora mientras sacaba algunas cartas de su bolsillo. Eran los mismos que los de mi mundo anterior. No pensé que replicarían esto también.

“Nina-senpai me los dio. ¡Juguemos al poker!”

“Es tu primera vez jugando a las cartas, ¿verdad Cid-kun? Así que es hora de mostrarles lo difícil que es el mundo de la competencia de cartas.”

“Fuufu… Ya veo, por eso estamos jugando al poker. ¡Bueno, tomemos todo su dinero!” Entonces es poker.

Probablemente sea la versión Texas Hold’em, con las mismas reglas que les enseñé a las 7 sombras cuando eran niñas.

Que lindos recuerdos. Todavía puedo recordar cómo lloraron todas cuando gané y tomé su dinero.

Pero bueno, ¿qué hay de malo en cobrarles una pequeña tarifa a cambio de enseñarles lo dura que es la sociedad? … Aunque mejoraron más rápido de lo que pensaba, así que no jugué más con ellas.

Aprovecharé esta oportunidad para enseñar a Hyoro y Jaga al mismo tiempo y les cobraré una pequeña tarifa.

Chasqueé los dedos.

“Acepto el desafío. Estoy ansioso por saber lo supuestamente difícil que es el mundo de los juegos de cartas.”

“Aumentaré la tarifa de inicio inicial 10 veces. De esta manera obtendré mucho dinero extra.”

“¿Sabes cómo llaman a eso? Rómpete una pierna.”

“Jaj-jaa…”

Vaya, reaccioné a tiempo y me tapé la boca con la mano para ocultar mi sonrisa.

 

******

 

 

Al final, decidimos jugar al póquer en mi habitación.

Al final del día, había tomado todo el dinero de Jaga, y él estaba mirando al techo con el alma escapando de su boca.

Tomé una ficha modestamente y…

“Aumento.”

“Guuh… Todo adentro.” Hyoro apostó todas las fichas que le quedaban.

Por supuesto, llamé.

“Kukuku… caíste directamente en mi trampa.”

Hyoro dijo con una sonrisa confiada mientras me mostraba su mano.

“Ya veo. Tienes una buena mano.”

“Lo siento Cid, pero ya me aprendí todos tus movimientos. Ahora es cuando hago una remontada y…”

“-¿Qué estás diciendo? El juego ha terminado.” Le mostré mi mano.

“¿Imposible… tres cartas…? ¿Cómo venciste fácilmente las habilidades que obtuve practicando con Jaga…?” “Todavía tengo una oportunidad si pido un préstamo… Necesito recuperar el dinero de mi asignación… o moriré…”

Jaga comenzó a murmurar algo.

“Listo, ahora todo el dinero es mío.”

Después de recolectar todo el dinero de ambos, los eché de mi habitación.

“Lo siento chicos, regresen cuando tengan dinero.” Y luego cerré la puerta en sus narices.

Podía oír sus voces en el pasillo gritando: “¡Me las pagaras!”. “¡Verás que la próxima vez ganaré, aunque sea con una trampa!” Bueno, si así quieren jugar, en ese caso también sacaré mi lista de trampas. Ni siquiera Alpha es capaz de notar mis mejores trampas.

Deposité todo el dinero en mi caja de los “Fondos de la eminencia en las sombras” y luego apagué la luz de la lámpara.

Me concentré por un momento en los sonidos de la noche.

Y luego hablé hacia el otro lado de la ventana.

“Me disculpo por la espera. Puedes entrar ahora.”

“… Hm”.

Después de esa pequeña respuesta, una chica apareció de la nada en mi habitación.

Sus habilidades de sigilo son encomiables. Parece que Zeta ha mejorado bastante.

La chica que llevaba el traje de slime negro era una mujer bestia. Me miró con sus ojos azul hielo, como los de un gato.

“Es un placer volver a verlo, maestro.”

“Sí, ha pasado un tiempo.”

“Veo que has crecido un poco.”

“¿Enserio?”

“Mmm.”

Ella asintió levemente.

Y luego, de repente, me ofreció un pescado seco.

“Un recuerdo.”

“¿Un recuerdo…?”

“Esta es una sardina.”

“Oh, una sardina.”

“Lo atrapé en el mar frente a la costa.”

“Debió haber sido difícil.”

“Está bañado en su propio aceite. Es la mejor sardina de la temporada.”

“Ya veo.”

Ella es una mujer bestia, de la raza gato y también la sexta de las 7 Sombras. A pesar de su raza, Zeta es muy inteligente y habla muy poco y actúa con mucha calma. Ella es muy diferente de cierto cachorro que conozco. Acepté el pescado que me dio Zeta y ella siguió mirándome fijamente. Como si fuera una gatita esperando su recompensa.

“Gracias. Lo cocinaré más tarde y me lo comeré.”

“Mmm.” Zeta movía su cola dorada de un lado a otro felizmente.

“Muy bien…” Entonces, puse una cara seria.

“Vamos al grano… ¿ha habido algún progreso en lo que ya sabemos?” Pregunté, y luego su mirada cambió de nuevo a la de un gato noble.

“El culto se está moviendo como predijimos.”

“Mmm.”

Cogí uno de los vasos cerca de la ventana de mi habitación. En respuesta, Zeta se movió rápidamente y me sirvió un poco de vino.

Sus movimientos son tan ágiles como siempre. Siempre le ha gustado jugar juegos de espionaje, por lo que es muy buena en situaciones de sigilo o incluso infiltrándose en todo tipo de lugares.

“Todavía están progresando en su intento de revivir el brazo derecho.”

“… Me lo imaginaba.”

“Las lágrimas de Diabolos se están agotando, y la razón de todo esto está ahí.”

“—Entiendo.”

“Descubrimos que el brazo derecho está sellado en las ruinas de la escuela.”

“… Me lo imaginaba.”

“Ellos están asustados. Temen que entremos en las ruinas.”

“… Sí, lo esperaba.”

“Pero no tenemos mucho tiempo. Debemos actuar ahora.”

Después de decir eso, Zeta me miró, esperando que le diera algunas órdenes.

Me entregó un documento escrito en letras antiguas… No tengo idea de lo que dice.

“¿Y qué hay de los estudiantes desaparecidos?”

“Aún no sabemos nada.”

“Son cuatro…”

“Exactamente.”

“Y serán más…”

“Es probable.”

Mientras nos mirábamos, fingiendo entender todo lo que decía el otro, vimos una luz encenderse en el dormitorio de las chicas.

“—Parece que la quinta víctima está ahí.”

“Sí… ¿Qué hacemos?”

Zeta me miró.

“… No hagas nada.”

“¿Está seguro?”

“Sí, solo observa.”

“Hm… ¿Qué cosa?”

“El futuro… lo que realmente necesitas.”

“… Si usted lo dice, eso es lo que haré.”

Una atmósfera de misterio fluyó entre nosotros.

Qué buena idea usar ese foco e interpretar la situación para sugerir que ahí se esconde el motivo de las desapariciones.

Detrás de todos los eventos que están sucediendo en la escuela, hay un plan malvado del culto Diabolos — Zeta y yo nos miramos.

Asentí, y ella asintió.

“Puede estar tranquilo, maestro. Juro que llegaré al fondo de todo.”

Y así, junto con una ráfaga de viento, desapareció en la oscuridad de la noche.

Pero antes de irse, hizo un movimiento que obviamente no me perdí; ella frotó su cola en mi cama.

“Dios, ¿cuántas veces tengo que decirte que dejes de marcar mi cama?”

Sacudí mi sábana para deshacerme del pelo que había dejado y luego miré al cielo.

“¿Qué nos traerá la rueda de la fortuna? ¿Una oscuridad perpetua? ¿O un despertar de la perpetuidad?”

Murmuré eso, mientras pensaba en acostarme rápido porque ya era tarde y quería despertarme lleno de energía mañana.

 

******

 

“¡Juro que no lo perdonare esta vez!”

Claire Kageno estaba en su habitación, en el dormitorio de las chicas, haciendo un estofado.

“¿Cuántas veces necesita romper sus promesas para estar satisfecho? Me prometió que volveríamos a casa juntos durante las vacaciones de invierno…” Su rostro, gruñón como el de un niño pequeño, estaba siendo iluminada por la lámpara de su habitación.

Y por alguna razón, llevaba un collar de metal en la mano.

“No lo perdonaré, no lo volveré a hacer. ¡Juro que le pondré esto y lo obligaré a pasar todas las vacaciones de primavera conmigo!” Movió el collar, hizo resonar el metal y luego comprobó que cerraba perfectamente, sonrió.

“Esta vez no escapará de mí.”

Pero en ese momento ella frunció el ceño.

“–”

El collar de metal cayó al suelo, haciendo un gran ruido.

“¡No puedo controlar… mi mano derecha…!” Frunció el ceño con una expresión de dolor mientras agarraba con fuerza su mano derecha.

“Por qué…? Últimamente no he sentido nada.”

Pero desde ese día se grabó un círculo mágico en su mano, comenzó a descontrolarse y a doler continuamente.

Aunque últimamente esos síntomas habían desaparecido.

“Qué demonios es esto…?” Intentó llamarla, pero desde ese día Aurora no se había comunicado con Claire.

Entonces, por un momento pensó que todo era un sueño.

Pero debajo de la manga que cubría su brazo todavía tenía incrustado el círculo mágico.

Claire abrió uno de los cajones de su habitación y sacó algunos documentos.

“Esto es todo lo que he descubierto. Sé que grabaron el mismo círculo mágico en los restos del demonio Diabolos.”

El círculo mágico del demonio Diabolos dibujado en los documentos era el mismo que el de la mano de Claire.

En ese momento, ella creyó escuchar algo.

Miró hacia arriba y vio a su alrededor.

“¿Eh? ¿Qué fue eso…?”

“… ye.”

“!¡¿Aurora?! ¡¿Eres tú?!” Su voz comenzó a resonar en su cabeza.

“… ye… te lo ruego… ellos…”

Y poco a poco esa voz empezó a hacerse más clara.

“Huye… te lo ruego…”

“¿Eh?… ¿Huir?” En el momento en que se preguntó eso, se escuchó el sonido de algo rompiéndose.

“Qué es esto…?!” Su visión, todo a su alrededor se estaba rompiendo.

Como si fuera un espejo, la escena frente a sus ojos se hizo añicos, como el cristal.

El escritorio que trató de agarrar en puro impulso también se hizo añicos.

Pero más allá de las cosas rotas, se estaba extendiendo un nuevo mundo.

“¿Todavía estoy dentro de mi habitación…?” No cabía duda de que estaba en su habitación.

Pero por alguna razón, estaba lleno de nubes.

Sin embargo, ella no podía escuchar nada.

Ella solo escuchó su propia respiración…

No, en realidad, logró escuchar el sonido de la ropa moviéndose.

“Ingenuo.” Al momento siguiente, Claire se dio la vuelta, enterrando su codo en la mandíbula del atacante.

“Guaah.”

El atacante casi cae al suelo, pero logró sostenerse y ponerse de pie.

Sin embargo, esa fue su perdición.

Claire aprovechó la posición de su rodilla para asestarle un golpe en la cara.

“Esto lo aprendí del Cid, más o menos.”

Su falda se balanceaba con el movimiento de su pierna, aunque el hombre yacía inconsciente en el suelo.

“¿Y quién es esta persona?” Claire se agachó para investigar al hombre.

Pero cuando trató de hacerlo, el cuerpo del hombre comenzó a romperse como un cristal.

“¡O-Otro truco otra vez…!”

Y así, el cuerpo del hombre se hizo añicos.

“Qué diablos está pasando…! ¡Oye! ¡¿Alguien está escuchando?!” Claire salió de la habitación y golpeó la puerta de la habitación contigua.

Sin embargo, no recibió respuesta del estudiante que vivía allí.

Lo mismo sucedió con la habitación de al lado, y la siguiente.

No hubo ninguna respuesta.

Claire era la única aquí, en este mundo.

“¿Qué diablos es todo esto… Aurora, estás ahí?”

“No estoy.” Respondió una voz perezosa.

“Sabía que estabas allí. Déjate de bromas, no es momento para eso.”

“Te advertí que huyeras.”

“¿De verdad me estás culpando? Todo fue muy repentino, no tuve tiempo de hacerlo.”

“No tengo ganas de hacer nada en este momento.”

“¡Qué lástima porque estamos en una situación de emergencia!”

“Tengo mi propia situación de emergencia a mano.”

“¿Qué tipo de situación?”

“No quería involucrarte en todo esto.”

“Bueno, ya es demasiado tarde. ¡Y todo por este estúpido sello mágico!” Claire dijo eso, mirando con odio hacia el sello mágico en su mano.

“Ese sello mágico es para protegerte.”

“Lo sé… pero lo que quiero decir es que al menos deberías explicarme todo.”

“Pensé en hacerlo, pero no puedo.”

“¿Qué quieres decir?”

“Quiero decir que él solo está tratando de protegerte.”

“Quién es él…?”

“Él solo está tratando de protegerte, mantenerte alejada de todo esto para que no corras ningún peligro. Por eso no puedo decirte nada.”

“Eso es lo que dijiste la última vez también. ¿De quién diablos estás hablando? No recuerdo a nadie protegiéndome.”

“Te equivocas. Él te está protegiendo, siempre te ha protegido y siempre te protegerá. Tengo que admitir que me da un poco de envidia.”

“… Lo diré nuevamente. No sé de quién estás hablando, pero estoy segura de que no hay nadie, absolutamente nadie, protegiéndome.” Claire repitió sus palabras, esta vez con ira.

“Si así es como quieres pensar, está bien. Estoy segura de que eso es lo que él quiere también. Para mantenerte alejada de todo.”

“… Si vas a decir algo, ¡dilo de una vez por todas! ¡Y yo tampoco quiero nada de eso!”

“No te voy a decir nada, pase lo que pase. Esta es mi forma de devolverle el gran favor que le debo.” Aurora dijo eso, aunque también con un tono algo descontento.

“Haré que me lo digas.”

“¿Cómo?”

“Mmm…”

Claire lo pensó detenidamente.

¿Qué podría hacer para que alguien que solo se comunica a través de una voz en su cabeza le preste atención?

“Pues… gritaré sin parar, muy fuerte, hasta que me cuentes todo.”

“Adelante.”

“Ya no te escucharé más.”

“Como desees.”

“… Difundiré malos rumores sobre ti.”

“¿Y luego?”

Claire arrugó las mejillas en un puchero.

“¿Estás satisfecha ahora?”

“Si por satisfecha te refieres a molesta, sí.”

“Cálmate. Te diré cómo salir de aquí.”

“En primer lugar, ¿dónde diablos estoy?”

“Yo tampoco puedo decirte eso.”

“Dios, me estás poniendo de los nervios.”

“Primero, camina recto.”

“No quiero.”

“Si no caminas, quedarás atrapada aquí de por vida.”

“Sí, sí, solo tengo que caminar, ¿verdad? Está bien.”

“Bien, así. Ahora, da la vuelta tres veces.”

“¡¿Tres vueltas?!”

“Sólo bromeaba.”

“Un día te juro que te daré un buen golpe.” Y así la pelinegra siguió caminando en un mundo lleno de nubes.

Y detrás de ella, se podía ver débilmente la figura de una mujer con ojos violetas, mirándola fijamente.

 

*****

 

Hoy marcó el inicio del tercer trimestre en la escuela.

A medida que se acercaban los exámenes de fin de año, todos en la clase tenían caras serias.

“Oye, escuché que las mismas preguntas de la clase de la teoría del control mágico de hoy siempre surgen en los exámenes todos los años.”

“Bien hecho, Agente Jaga, siempre eres un profesional con la información.”

“Debo actuar con más responsabilidad. Si repito el año, mis padres me matarán.”

“Sí, creo que también debería tomarme las cosas más en serio. He estado holgazaneando demasiado hasta ahora.”

“Pero si estudiamos seriamente, será pan comido.”

“Por supuesto, pan comido.”

Los ojos de Hyoro y Jaga estaban llenos de desesperación.

“Cid, tus calificaciones también son bajas, ¿verdad? Deberías tomarte las cosas más en serio a partir de ahora.”

“Ah, tienes razón. Creo que debería hacer eso.”

La verdad es que mis calificaciones están por debajo del promedio.

Esto se debe a que siempre estoy practicando mi control de poder mágico en clase, así que no entiendo nada durante los exámenes.

Pero no estoy demasiado preocupado por eso. Puedo hacer trampa cuando quiera y copiar las respuestas si realmente me lo propongo.

No sé qué enseñaron en clase hoy, pero sé que la teoría del control del poder mágico es la explicación de mi teoría de que comprimir el poder mágico aumenta su poder x1000.

Esta es solo otra parte de mi entrenamiento para ser la eminencia en la sombra perfecta.

Y hoy, como siempre, me dediqué a entrenar.

— Pero.

La puerta del salón de clases se abrió de repente y del otro lado apareció una chica de cabello plateado.

Es Alexia.

“Ah, qué buen clima hace hoy.”

Dije eso, mirando hacia el otro lado de la ventana.

Estaba nublado.

Sentí que la mirada de todos se dirigía directamente a mí.

Esto es algo que siempre sucedió. Por alguna razón, todos me miraban cuando Alexia llegaba al salón de clases, y yo era solo un simple mob.

“Oye.”

“Ah, un pajarito.”

En el cielo, había un paisaje rutinario.

“Mírame cuando te hablo, Pochi.”

“El viento se lleva las nubes.”

Me pregunto si este día también podría ser quitado sin que pase nada.

“No me ignores.”

Ella agarró mi barbilla.

Luego, lentamente comenzó a girar mi cabeza mientras mi cuello crujía con un sonido desagradable.

Alexia me miraba con sus ojos carmesí.

“¿Cómo está, Princesa Alexia?”

Traté de saludarla de la manera más parecida a un mob posible.

“Buenos días, Cid Kageno-kun.”

“Disculpe mi audacia, Princesa Alexia, pero ¿está en la clase equivocada?”

“No, estoy en la correcta. Vine porque tengo asuntos contigo, Cid Kageno-kun.”

“Ah, pero la próxima clase está por comenzar. ¿Podemos dejarlo para más tarde?”

“No te preocupes por eso. Lo tomaré prestado por un tiempo.”

Alexia le dijo eso a Hyoro y Jaga y luego me agarró por el cuello.

“¡P-Por supuesto!”

“¡A-Adelante, tómalo!”

Y me arrastró mientras escuchaba la descarada respuesta de mis dos amigos.

 

*****

 

Por alguna razón, el lugar al que me llevó fue al dormitorio de las chicas.

“¿Y puedo entrar así?”

“Ya obtuve el permiso.”

“Pero soy un chico.”

“Les dije que eras un colaborador.”

“¿Colaborador?”

Alexia se paró frente a una puerta.

Era la puerta de la habitación de Claire nee-san.

“Nadie ha visto a tu hermana desde ayer después de la cena.”

“Fuum.”

“Eso despertó mi curiosidad, así que le pregunté a uno de los estudiantes y me dijo que la habitación estaba asegurada.”

Alexia llamó a la puerta, pero nadie respondió.

“Traté de buscarla en los lugares que suele frecuentar, pero no estaba por ningún lado.”

“Hum.”

“¿No sabes nada?”

“Nada.” Respondí honestamente, pero Alexia me miró como diciendo: ‘¿Estás bien de la cabeza?’

“¿Y no estás preocupado por ella?”

“Bueno, no es como si fuera la primera vez.”

“¿Sucede a menudo?”

“Tiene una tendencia a desaparecer por unos días desde que éramos niños.”

“Así que sí sabes algo sobre el caso.”

“Ahora que lo mencionas, eso es verdad.”

“¿Dónde estaba tu hermana esas veces que desapareció?”

“No tengo idea, ella solo termina de regresar por su cuenta.”

Aunque en realidad siempre fue buscada y encontrada por las 7 Sombras.

Se suponía que Zeta la estaría observando esta vez. Zeta es muy buena en lo que hace, así que si no ha hecho ningún movimiento es porque todo está bien.

“¿Tal vez es como un fugitivo?”

“Probablemente.”

“Bueno, espero que eso sea todo, porque en realidad hay algo más que me llama la atención.”

“¿Qué cosa?”

“Mira esto.”

Entramos a la habitación y allí Alexia recogió un collar de metal del suelo.

“¿Un collar? Ciertamente parece resistente.”

“Y eso no es todo, de hecho, tiene un efecto mágico. No es algo que un estudiante común y corriente tendría en su habitación.”

“Te puedo asegurar que mi hermana está lejos de ser alguien común y corriente.”

“Es probable que alguien irrumpiera en su habitación y luego intentara ponerle esto para secuestrarla.”

“Pero el collar se cayó justo aquí.”

“Es probable que cayera allí en la lucha. Además, hay otra cosa que me intriga.”

Esta vez Alexia vio unos documentos que estaban sobre un escritorio.

Al verlos, me vino un rayo de inspiración.

“Pero esto es…!” Letras antiguas, signos mágicos brillantes, palabras complejas que parecen tener un significado, pero en realidad no lo tienen.

Sí, estoy seguro.

Es un cuaderno chuunibyou.

“¿Sabes lo que es esto?”

“No, en absoluto, nunca he visto esto en mi vida.”

“¿Enserio? ¿Por qué miras hacia otro lado?”

“Te-Te estás imaginando cosas.”

“Eso espero.”

Alexia volvió a mirar el cuaderno chuunibyou.

“La verdad es que dudo que nada de lo escrito aquí tenga sentido.”

“¿Seguro?”

Alexia dijo eso y volvió a mirar el cuaderno.

Lo siento por ella, pero no es más que un cuaderno de una etapa vergonzosa de la vida de alguien.

Ahora que lo pienso, el collar también parece ser un objeto chuuni, y ahora que recuerdo, hasta hace poco jugaba a que tenía una marca mágica en el brazo y tenía que ocultarla con vendajes.

Puede ser que el estado chuuni de mi hermana finalmente se haya salido de control.

Y desaparecer de repente es otro elemento chuunibyou.

“Seguro que estará bien.”

“Realmente confías en ella…”

“¿Confiar?… Bueno, algo así.”

Más bien, solo dije que no tenía sentido enojarse.

“En cambio, yo… mi hermana y yo…” Alexia entrecerró los ojos, como si recordara los días de un pasado lejano.

“Últimamente no nos entendemos. No sé lo que está pensando…”

“Fuum.”

“¿Alguna vez has pensado de esa manera, Pochi?”

“La verdad es que yo tampoco suelo entender lo que piensa mi hermana.”

“Ya veo… Supongo que solo ellos mismos pueden entenderse.”

“Los hermanos son seres extraños unidos por la sangre, solo eso.”

“Qué forma tan cruel de decirlo.”

“¿Crees eso?”

“Al menos quiero entenderla.”

“Ya veo.”

Alexia dejó escapar un pequeño suspiro.

“…Puedes volver a clases si quieres. Me quedaré aquí e investigaré un poco más.”

“Bueh.”

Salí del lugar, dejando sola a Alexia que estaba examinando muy de cerca el cuaderno chuuni que contenía la fase embarazosa de mi hermana mayor.

Por Encima de la Forma

Por Debajo de la Forma

 

Skydark: No lo encontré sentido pero decía eso… recuerden esto no es una traducción del libro oficialmente traducido al ingle en Amazon.

 

******

 

 

Al final, las clases de hoy terminaron y mi hermana no apareció por ningún lado.

Pero, Zeta está con ella, así que dudo que le haya pasado algo.

En este momento, estaba detrás del edificio de la escuela preparando el pescado que Zeta me había regalado. Las luces ya estaban apagadas, así que todo estaba oscuro aquí.

“Creo que está casi listo.”

Las chispas del fuego caían sobre el pescado, despidiendo un rico aroma y un dulce sonido de la carne cociéndose.

“¿O debería dejar que se cocine un poco más?”

Estar aquí solo, cocinar pescado no está nada mal.

La paz entra en mi corazón. La gente puede disfrutar de una gran paz simplemente viviendo su vida diaria de esta manera.

Mientras observaba la llama, me di cuenta de que alguien se acercaba a gran velocidad.

“¡¡Jefe!! ¡¡Finalmente le encontré!!” Ese alguien era Delta, que de repente apareció frente a mí, moviendo la cola y las orejas.

“Hola Delta. Es de noche, así que no hagas demasiado ruido.”

“¡¡Jefe, ya atrapé a ese jaguar negro que me ordenó atrapar!!”

“Ya veo. Es de noche, así que no hagas demasiado ruido.”

“¡¡Y Alfa-sama me dijo que hice un buen trabajo!!”

“Eso es genial para ti. Pero es de noche, así que no hagas demasiado ruido.”

“¡¡Jefe, quiero que me elogie también!!”

“Ohh, sí, sí, buena chica.”

Acaricié la cabeza de Delta y ella movió la cola de un lado a otro con completa felicidad.

“Pero es de noche, así que no hagas demasiado ruido.”

“¡Está bien, no haré demasiado ruido!”

Ella respondió con fuerza y ​​luego se tapó la boca.

“Ahora hablaré en voz baja,” dijo Delta, esta vez murmurando.

“Bien, así es como se hace.”

“Gracias jefe. Por cierto, terminé de cavar el hoyo que me ordenaste cavar.”

“¿Hoyo? ¿Te ordené que cavaras un hoyo?”

“¡Sí, me lo ordenaste!” Delta volvió a su voz habitual.

“Oh bien. No importa.”

“¡Y luego encontré esto! ¡Fue tal como me dijiste, jefe!” Delta sonrió y luego mordió una gema roja que tenía.

“¿Y por qué lo muerdes?”

“¡Para no perderlo!”

“Eres la encarnación de la inteligencia.”

“Nijiji.”

Tomé la gema llena de saliva de Delta. Era una joya con un brillo hermoso.

“Oh… parece que se puede vender a un muy buen precio”. Era del mismo tamaño que una bola pequeña, pero su brillo no era normal.

“¡¡Puse mi mayor esfuerzo en ello!!”

“Oh, sí, buena chica.”

Acaricié su cabeza de nuevo.

Y una vez más, la expresión de Delta se disolvió en una sonrisa.

“¡Quiero una recompensa!”

“Hmm, bueno…”

“Hm… ¡algo huele muy bien por aquí!” Delta ya tenía el pescado en la mano.

“Ah, ese es un regalo que Zeta me trajo—”

“¡Gracias por la comida!” Y ella me ignoró.

“Qué delicioso es~” Le dio un mordisco y luego sonrió feliz.

Bueno, es cierto que hizo un buen trabajo, así que…

“Bueno, no importa.”

Al mismo tiempo, escuché el sonido de la hierba detrás de mí moviéndose.

“Cachorro… ¿Qué estás comiendo?” Me di la vuelta y allí estaba Zeta, con una mirada tan fría como el hielo.

“Hmm, ¡¿qué haces aquí, gato callejero?! ¡Este es mi premio, esta comida!” Delta comenzó a gruñir.

“Ese pez se le di a mi maestro, no a ti, cachorro.”

“¡Sal de aquí! ¡Este pez es mío!” Después de decir eso, Delta se tragó el pescado entero.

“Ah…”

Zeta dejó escapar un suspiro mezclado con angustia.

“Estaba delicioso~”

Mientras Delta estaba ajena.

“Eres una…” Con un “fuuuh”, Zeta respiró hondo.

“¡No eres bienvenida aquí, gato callejero! ¡Si no te vas ahora, haré que te vayas a la fuerza!”

“Ese pescado fue el más delicioso que encontré, solo para mi maestro… No te lo perdonaré.”

“Sí, sí, cálmate”. Las cosas se estaban poniendo un poco molestas, así que decidí intervenir.

Entonces estaba en medio de la mirada de las dos.

“Uhmm… quiero decir, solo estaba aquí preparando el pescado, aunque tampoco le di permiso para que se lo comiera, lo que quiero decir es que—”

Cuando las cosas se ponen feas, lo primero que uno debe hacer es disculparse.

Básicamente, decir y dejar claro que el problema no es uno mismo y que nada de lo ocurrido es responsabilidad propia.

“- En otras palabras, no tengo la culpa.”

“Hm, es verdad. Usted no tiene la culpa, maestro.”

“¡Es obvio que el jefe no tiene la culpa!”

“Exactamente, yo no tengo la culpa.”

Yo estaba preparando mi pescado como es debido, y que alguien más aprovechara para comérselo, no era mi responsabilidad.

“Está claro que—”

Zeta y Delta se señalaron la una a la otra.

“¡Ella es la culpable!” Ellas dijeron.

“¿Eh?” Inmediatamente, su poder mágico explotó.

Y esa onda de choque literalmente me hizo volar.

Después de bloquear ese ataque y aterrizar en el suelo, vi a Zeta y Delta paradas un poco lejos de mí.

“No te perdonaré por robar el regalo que le traje a mi maestro con tanto cariño, cachorro tonto.”

“¡Nunca te perdonaré por interrumpirme mientras disfrutaba de mi premio, gato callejero!”

“Aah, la verdad es que no entiendo nada, pero espero que hayamos dejado claro que yo no tengo la culpa.” Me alejé lentamente.

Estas dos nunca se han llevado bien y siempre pelean, y esas peleas pueden destruir casas y campos si Alfa no viene a detenerlas.

“Disfruten de su pelea, pero tengan cuidado de no volar todo el terreno.”

Es bueno que esa onda expansiva nos envió volando lejos del dormitorio.

“Te destrozaré.” Delta tomó su espada y tomó una posición de batalla.

“Te enseñaré algunos modales.” Mientras tanto, Zeta entrecerró los ojos… y desapareció.

 

 

 

 

Ella desapareció en el aire, sin dejar ni un solo rastro.

“¿Ella se escapó?” Delta se preguntó.

Pero rápidamente una espada negra apareció por detrás.

“¡Ah!” Se las arregló para esquivar el ataque en el último segundo.

Pero como fue tan repentino, su posición se rompió y rodó por el suelo.

Pero los ataques no se detuvieron, se podía escuchar como la hoja de la espada cortaba el aire.

“…Ha ha.”

Pero Delta esquivó todos y cada uno de esos ataques.

Rodó por el suelo, se lanzó, dio media vuelta, todos los movimientos que serían imposibles para un humano.

“¿Dónde te escondes?”

Zeta no se encontraba por ninguna parte.

Solo una pila de espadas negras apareció de la oscuridad.

Esto era igual a esa técnica… sí, la habilidad de la reina de la sangre.

Nunca imaginé que ella podría usarlo, pero ahora que lo pienso, no es tan extraño.

Ella de todas las personas es la chica más hábil que he conocido.

Ella puede hacer cualquier cosa a la perfección, sin importar lo que sea y sin importar si lo ha hecho antes o no. Es por eso que su desarrollo ha sido más rápido que el de todas, y con ese buen estilo que tiene, me atrevería a decir que es la chica más talentosa que conozco.

Sí, en talento, no hay nadie como ella.

Pero incluso Zeta la “Talentosa” tiene un punto débil.

“¿Hm?”

Zeta habló.

Su cola aún era visible en la oscuridad.

Y ella lo hizo de nuevo.

Su debilidad es que se deja llevar por la emoción del momento, muchas veces se aburre muy rápido y por eso no puede concentrarse en una técnica.

“Dispara, necesito más entrenamiento. “

“¡—Te encontré!”

Una milésima de segundos antes de que el ataque de Delta la golpeara, su cola volvió a convertirse en humo negro y desapareció.

“Eso estuvo cerca.”

Su voz se escuchó de nuevo.

“… Iré más en serio.”

Después de decir eso, un número incalculable de espadas negras aparecieron del humo negro.

Las espadas estaban alrededor de Delta.

“Técnica Definitiva — Mil Espadas.”

Un nombre bastante tímido teniendo en cuenta que claramente hay más de mil.

Sin embargo, el poder de esa técnica era brutal.

Las espadas golpearon el cuerpo de Delta, lanzándola por los aires.

“Gah, gaah, guuh.”

Las espadas continuaron cortando a Delta incluso mientras volaba por el aire.

Aunque sus extremidades protegían sus puntos vitales, parecía peligroso.

Parece que Zeta se ha vuelto más fuerte de lo que pensaba…

Y es una de las más nuevas en las 7 sombras, pero ahora es un monstruo por ese crecimiento excesivamente rápido…

“Gaaaa, aaaaaaaaah.”

El grito de Delta resonó en el cielo.

Rápidamente explota una gran cantidad de poder mágico de su cuerpo y las espadas negras desaparecieron sin dejar rastro.

“Qué…? Esto no puede ser.”

Zeta cayó del humo negro por la sorpresa.

Aterrizó como un gato, justo en frente de Delta, que estaba cubierta de sangre.

Puff.

Delta escupió saliva mezclada con sangre y luego miró directamente a Zeta.

Su mirada ya no era la misma de antes; los juegos habían terminado para ella.

“Qué…!” Todos los vellos del cuerpo de Zeta se erizaron.

Luego, Delta usó el traje de slime para crear una espada negra gigante.

No, en realidad, la forma era demasiado distorsionada y grande para llamarla espada, por eso la llamamos “masa de hierro”.

Normalmente Delta trata de imitarnos, creando espadas como las que usamos nosotros.

Pero eso no es la real Delta.

La verdadera Delta usa esta masa de hierro gigante, su demostración de lucha en serio y la razón por la que se la llama Delta la “Tirana”.

“Grrrruh.”

Delta comenzó a gruñir.

Mientras tanto, el sudor corría por la mejilla de Zeta.

Yo, mientras tanto, oraba por el pobre edificio del dormitorio y la escuela.

¿Y ahora? A este ritmo, realmente van a volar por los aires toda la escuela. Aunque tampoco me gustaría detener una pelea seria, eso enoja a cualquiera. Y desafortunadamente, mi código me impide hacer algo que no me gustaría que me hicieran a mí. Así que adiós Academia Midgar, fue un placer. Adiós Hyoro y Jaga, rezaré por sus almas. Recé en silencio.

“Estas muerta.”

La masa de hierro consumió el verdadero poder mágico de Delta. Esta vez retrocedí un poco más seriamente. Mientras Zeta… volaba por el cielo. No es una metáfora ni nada, solo saltó y voló por el cielo. Usé mi visión mejorada para observarla mejor y noté que estaba rodeada por un poco del humo negro de hace un momento. Oh, también se puede usar así.

“Adiós, cachorro.” Ella dijo eso y rápidamente desapareció en el humo negro. Después de quedar atónita por un momento, Delta gritó con furia.

“¡¿Adónde crees que vas, gato callejero?!” Y luego ella también desapareció en el cielo.

“Bueno, al final, terminó como siempre.” Las peleas entre esas dos siempre terminan así sin resultado. Casi siempre Zeta termina huyendo, o con Alpha enojándose con las dos. ¿Yo? Yo solo me limito a mirar.

Bueno, ahora ya me puedo ir a dormir.

“¿Hm?” Noté algunas presencias nuevas acercándose a mí. Y bueno, sería raro si no con tanto ruido que se hacía aquí.

“Aunque estas presencias son… sí, supongo que una es la de Alexia y las otras son los guardias.” Borré mi presencia y decidí mirar.

 

******

 

Alexia corrió por el patio trasero del edificio de la escuela. Aunque era más un pequeño bosque lleno de árboles sin podar y maleza, sus botas se ensuciaban con cada paso que daba.

“¡Ustedes dos, apresúrense!” Alexia siguió corriendo mientras hablaba con las personas que la seguían.

“¡Alexia-sama, es demasiado peligroso acercarse a ese poder mágico! ¡Esperemos refuerzos!” Los guardias estaban dando todo para mantenerse al día.

“¡Si tardamos demasiado, escaparán!”

“¡Espere un momento por favor, Alexia-sama!” Ignoró a los guardias y siguió corriendo.

Al llegar, encontraron evidencia de una batalla.

“Qué…?” Había varias huellas, árboles rotos y maleza. También había un rastro de poder mágico en el aire.

“¡¿Quién podría haber liberado tal poder mágico en este lugar…?!”

“¡Alexia-sama! ¡Uhh…! ¡¿Que pasó aquí?!” Al llegar finalmente, los guardias se quedaron sin palabras al ver el rastro del poder mágico.

“¡Es peligroso estar aquí, los culpables aún podrían estar cerca!”

“Sí, y es su trabajo capturar a los culpables, ¿no?”

“Bu-Bueno, tiene razón, pero…” Los guardias suspiraron y se miraron entre sí para apoyarse mutuamente.

Mientras tanto, Alexia suspiraba desapercibida.

“Esto es sangre.”

Más tarde, encontró un rastro de sangre en la maleza.

“Hay mucha. La persona que estaba aquí debe haber salido gravemente herida. Además, es probable que esta persona sea responsable de las desapariciones…”

Se refería al caso de la desaparición de los estudiantes.

El caso había sido investigado por los caballeros, pero debido a la falta de pruebas y al hecho de que se ignoraron algunas otras, el caso se cerró como algo no provocado.

Pero Alexia sospechaba que había algo escondido en todo esto.

“Lo que es seguro es que espadachines muy poderosos lucharon aquí… Pero ese es el misterio, ¿por qué aquí…?” Esto no era un coliseo ni nada, eran los terrenos de la escuela.

“Es casi seguro que esto tiene que ver con las desapariciones. Probablemente algo muy poderoso se esconde en…”

“A-Alexia-sama.”

De repente, las voces de los guardias interrumpieron su razonamiento.

“¿Qué sucede ahora?”

“¡Mi-Mire allí!” Los guardias señalaron la figura de alguien que vestía un abrigo negro.

“¡¿Cuándo apareció esta persona ?!” Ninguno de ellos había notado la presencia de esta persona.

“T-Tú eres…”

La persona vestida de negro se agachó y tocó la sangre en la hierba con los dedos.

Luego habló, con una voz que parecía provenir del vacío mismo.

“Así que este fue el sacrificio de su lucha…”

“Shadow…” Alexia se quedó sin habla, mientras Shadow admiraba la sangre en su dedo con fascinación.

“Pero, y la vida que se perdió aquí, ¿habrá sido un sacrificio necesario para el mundo…?”

“Shadow, ¿tienes algo que ver con esto?” Shadow ignoró a Alexia y a los guardias y siguió perdido en sus pensamientos.

“¡A-Alexia-sama, es peligroso acercarse más! ¡Debemos llamar a los caballeros!” Uno de los guardias gritó nervioso, desenvainando su espada.

“No sirve de nada hacerlo. Y da un paso atrás, ni siquiera nuestras espadas juntas podrían tocarlo.”

Incluso sabiendo eso, Alexia apuntó su espada a Shadow.

“Responde, Shadow. ¿Qué pasó aquí?”

Diciendo eso, esta vez liberando más poder mágico de su cuerpo, Shadow volvió en sí.

Sus ojos con un color rojo intenso la miraron fijamente.

“¿Qué harás después de descubrirlo?”

“Te capturaré. No dejaré que hagas lo que quieras en este lugar.” Shadow mostró una leve sonrisa detrás de su máscara.

“No pierdas tu tiempo.”

Con eso, desapareció.

No, no desapareció.

De hecho, apareció justo en frente de Alexia.

“Qué-?!” Ella no fue capaz de sentir algo; ella no sintió su poder mágico, ni su presencia.

Simplemente apareció de la nada frente a Alexia y presionó su espada contra su garganta.

¿Su espada? ¿La espada de Shadow? No, sino una espada que conocía bien.

Después de todo, era su propia espada.

“Mi espada…” Ni siquiera se había dado cuenta de que él se la quitó.

“Vivimos en mundos completamente diferentes.”

“¡¿Y qué quieres decir con eso ?!” Ella dijo eso, apretando los dientes con fuerza.

Ella había entrenado duro.

Pensó que ahora, quizás solo ahora, había cerrado un poco la brecha entre su fuerza y ​​la de él.

“Al igual que una moneda tiene dos caras, así como hay luz y oscuridad… también hay un mundo en el que no deberías involucrarte.”

Después de decir eso, quitó la espada y se dio la vuelta.

Empezó a alejarse, saliendo mientras el viento mecía su abrigo negro.

“El tiempo ha llegado.”

“¿El tiempo? ¿El tiempo para qué?

“El tiempo para que ellos comiencen a actuar—”

De repente, una especie de líquido negro brotó de los pies de Shadow.

El líquido subió por todo su cuerpo, envolviéndolo como un torbellino.

Y tras una ráfaga de viento, el líquido se convirtió en un humo negro que hizo desaparecer a Shadow.

Lo único que quedaba en el lugar donde estaba era la espada de Alexia.

“Se ha ido… Pero, ¿quién demonios son ‘ellos’?”

Todavía había muchas cosas que ella no entendía.

Pero ya era un gran avance saber que Shadow estaba involucrado.

Uno pequeño, como un pequeño paso.

Alexia lo pensó de esa manera, burlándose de sí misma mientras se daba la vuelta.

“¿Aún no han llegado los refuerzos? Tenemos que darnos prisa y asegurar la escena…”

Alexia se quedó allí sin poder terminar sus palabras.

“Esto no puede… ser…” Todos los guardias estaban inconscientes.

En ese movimiento que hizo Shadow, no solo le quitó la espada, sino que también dejó a todos los guardias inconscientes.

Y por supuesto, ella no se dio cuenta de nada.

“Aun así, todavía hay una gran brecha entre nuestros poderes… pero algún día… algún día yo…”

Alexia miró hacia abajo mientras apretaba los puños con fuerza.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente