Capítulo 6 – Los terroristas invaden la escuela.

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

El día siguiente, cuando regresé de mi recuperación, las clases de la mañana terminaron un poco antes de lo normal.

“Ahora mismo, habrá un discurso de parte del candidato a presidente del consejo estudiantil y su ayudante, así que por favor que nadie se vaya”. Dijo una de las profesoras.

“No es que me importé, pero ¿a dónde diablos se fueron los de tercer año?”

“Ni idea”.

Preguntó Hyoro y yo le respondí mientras bostezaba.

“Pues, según mi información, los de tercer año tienen actividades extracurriculares esta semana…” Dijo Jaga quien se giró desde el asiento de adelante para hablarnos.

Y en ese momento, la puerta del aula se abrió y dos chicas entraron, al mismo tiempo, la profesora salió del aula. Conocía a una de ellas, era Rose Orianna, la presidenta del consejo estudiantil con la que había peleado el otro día. ¿Por qué será que cuando las personas elegantes visten un uniforme sencillo, también se ven elegantes? Esa fue la pregunta que me hice en ese momento.

“Umm, hoy hemos tomado un poco del tiempo de la maestra para el trabajo del consejo estudiantil, soy la asistente…” Dijo una chica de primer año con una voz algo baja, posiblemente porque todavía no estaba acostumbrada a esto. ¿Será que soy el único que puede ignorar todo esto en su mente?

Hyoro estaba ignorándolo, mirando hacia otro lado mientras que Jaga estaba escribiendo algo en una nota.

Y de un momento a otro, parece que la presidenta me estaba mirando. Sí que tiene buena memoria para poder recordar al mob con el que barrió el suelo en el torneo.

“Oigan, la presi me está mirando”. Dijo Hyoro mientras acariciaba su cabello.

“Así parece”.

“Hey, ¿será que quiere reclutarme?”

“Así parece”.

Y así, mientras el tiempo pasaba sin pena ni gloria, sentí algo raro en el flujo de poder mágico.

“¿Umm?”

“¿Qué sucede?”

Yo siempre me mantenía entrenando el control del poder mágico dentro de mi cuerpo, pero de un momento a otro, ese poder mágico se vio obstaculizado por algo. Era como si algo estuviera bloqueando el flujo, cerrándolo y dejando solo una pequeña porción.

Cuando estaba pensando en eso, noté que alguien se acercaba rápidamente al salón.

“¡Llegaron!” Quise decir.

Y en ese momento…

Una gran explosión se escuchó en la puerta, y todo alrededor salió volando, con toda la clase sorprendida.

Inmediatamente después, unos hombres vestidos de negro entraron y gritaron.

“¡Que nadie se mueva! ¡Nosotros somos Shadow Garden y ahora esta escuela es nuestra!” Gritaron ellos, resguardando la salida.

“Tienes que estar bromeando…” Murmuré, pero nadie lo escuchó debido al ruido de las personas nerviosas a mi alrededor.

Ningún estudiante se movió.

¿Esto era un entrenamiento, una broma… o era real? Ningún estudiante pudo ver la realidad de una escuela de esgrima mágica siendo secuestrada.

Pero yo era el único aquí que podía ver la realidad del asunto. Sabía que estos hombres iban en serio, sabía que el poder mágico estaba siendo bloqueado e incluso lo que impedía que los otros estudiante se movieran.

“Genial…” Dije sin darme cuenta.

Estos tipos lo hicieron, realmente lo lograron. Hicieron lo que todo chico en el mundo añoraba, hicieron “eso”. La “cosa” numero 1 en mi lista de cosas por hacer en mi juventud.

¡Los terroristas que tomaron la escuela, hicieron “eso”!

Estaba temblado de emoción.

Me pregunto ahora ¿cuántas veces me había imaginado esta situación? Cientos, miles o tal vez millones, en incontables patrones, lo veía hasta en mis sueños.

“¡Todos quédense donde están, levanten las manos!” Dijeron los hombres con un poco más de rudeza levantando sus espadas contra los estudiantes.

La verdad, pensé que tenían buen gusto eligiendo el lado de los terroristas, no obstante, la victoria estaba del lado de los estudiantes.

¿Qué hago? ¿Cómo me muevo?

Había muchas elecciones frente a mí.

“Parece que no saben en dónde están parados”.

En ese momento, se escuchó la voz calmada de una chica. La chica levantó su espada contra los hombres vestidos de negro.

“¿Secuestrar una escuela de espadachines mágicos? ¿Acaso son idiotas?”

Solo una persona, Rose Orianna, les dio la cara.

“Dije que no se movieran, mocosa”.

“Me niego”. Dijo Rose, sacando su espada.

“Ja, supongo que servirás como ejemplo”. Dijo uno de los hombres.

Mierda.

Ella todavía no se ha dado cuenta que la magia está bloqueada.

“¡…! ¿Qué sucede?”

De repente, la sorpresa invadió el rostro de Rose.

“¿Por fin te das cuenta?”

Mientras que el hombre frente a ella sonrió.

Mierda, mierda, a este paso…

“Pero ya es muy tarde para ti”.

El hombre vestido de negro atacó con su espada a Rose. No había forma de que ella, sin poder mágico bloqueara una espada impregnada de poder mágico.

Por eso, salté de mi asiento.

“¡…!”

Detente, las cosas no son así.

Mi capacidad de procesamiento cerebral se aceleró, haciendo que todo a mi alrededor se hiciera más lento.

Pero en ese momento, lo que tenía en mi corazón era ira, ¿o simple frustración?

“… ¡Aaaaaaaaah!”

A este paso, ella se convertiría en la primera víctima asesinada por los terroristas.

Cosa que no debe de ocurrir, cosa imperdonable.

“¡¡¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!!!”

La primera persona asesinada por los terroristas siempre era…

¡Siempre era… un mob!

“¡¡Altoooooooooooooooooooooo!!”

Y así, con un grito que salió desde lo más profundo de mi alma, salté en medio de los dos.

 

*****

 

Al mirar la espada de metal que se acercaba más y más, Rose pudo sentir la muerte frente a sus ojos.

Con su poder mágico sellado, y un cuerpo débil, ella no podía resistir el ataque, mucho menos esquivarlo, pues tampoco podía moverse.

No tenía tiempo.

Lo único certero allí, era su muerte.

En ese momento, un grito llegó con fuerza a sus oídos.

“¡¡Altoooooooooooooooooo!!”

Al instante, algo empujó a Rose desde un lado.

“¡Kyaa!”

Con un pequeño grito de asombro, ella cayó al suelo, luego al levantarse, vio al lugar donde el ataque debió golpearla.

“Por qué…”

Allí… había un chico en el suelo, inmóvil y lleno de sangre. La sangre que salía de su cuerpo iba corriendo poco a poco a través del suelo.

Era una herida fatal.

“¡¡Kyaaaaaaaa!!”

El grito de alguien resonó por toda la clase.

Rose se acercó al chico lleno de sangre y lo abrazó, sin importar que ella misma se ensuciara de sangre. El chico era la persona que había quedado grabada fuertemente en sus recuerdos desde hace unos días.

“Cid Kagenou-kun…”

Rose murmuró y el chico abrió débilmente sus ojos.

“Idiota. ¿Por qué me cubriste…?”

A decir verdad, apenas se habían visto hace unos días, ni siquiera habían hablado, no había motivo por el cual, él arriesgara su vida para salvarla.

El chico abrió su boca e intentó decir algo…

“¡Cofff, cooff!”

Pero una gran cantidad de sangre fue lo único que salió de su boca.

“¡Cid-kun!”

La sangre del chico cayó sobre el uniforme de Rose.

El chico la miró con su cara sonriente y luego, respiró hondo… el rostro de él, aún a punto de morir, era el de un hombre que había cumplido con su cometido.

“¡¿Por qué…?!”

Una lagrima caía por la mejilla de Rose mientras abrazaba con pena al chico.

Al verlo morir, Rose sintió que todo tenía sentido ahora.

La razón de su feroz batalla en el torneo de selección.

Su mirada ardiente hacia Rose.

Y la razón por la que la protegió, incluso a costa de su vida.

Rose no era para nada densa en este tipo de cosas. Dada su posición de princesa, y por su belleza, habían sido muchas las personas que se acercaron a ella con intenciones románticas.

No obstante, hasta ahora, nunca en su vida había conocido a alguien que pensara tanto en ella, que tratara de expresarle su amor hasta el punto de morir por ella.

“Gracias…”

Ella ya no podría responder a sus sentimientos, nunca jamás. No obstante, ella juró que no serían en vano.

“Qué lindo escenario”. Dijo el hombre vestido de negro.

“¡…!”

Rose miró hacia el hombre, una mirada llena de odio.

“¿Aún te sientes rebelde?”

“Khh… haré lo que dicen”. Dijo Rose bajando el rostro. Ella prometió que no desperdiciaría los sentimientos de este chico, pero por ahora, no era el momento.

“Ja. ¡Ahora síganme, iremos al gran auditorio!”

Los hombres de negro, hicieron parar a los estudiantes, amarraron sus manos desde atrás, y los sacaron uno a uno.

Al final, dos de ellos se giraron antes de salir.

“Cid…”

“Cid-kun…”

Ellos miraron al cuerpo de su amigo, como si quisieran decirle algo.

“Apresúrense”. Dijeron los hombres, y luego todos se fueron. Con el sonido de las pisadas desvaneciéndose en la lejanía, el silencio dominó el aula.

Y luego…

El chico que había muerto, comenzó a moverse.

 

*****

 

Luego de verificar que nadie quedara en el salón de clases, comencé a golpear mi pecho con mi puño

(¡Muévete, muévete!)

Me golpeé una y otra vez, tratando de respirar a la fuerza.

(¡Muéveeeteeeeeeee!)

Y, finalmente…

“Coggg, coff coff”.

Se movió.

Mi corazón que se había detenido, comenzó a latir.

“Técnica Secreta de Mob – Heart Break Mob”.

Básicamente, una técnica que me permite utilizar un poco de poder mágico para detener temporalmente el flujo de sangre del corazón al cerebro para provocar un paro respiratorio que normalmente dejaría secuelas, pero en este caso, no.

Era una técnica de alta calidad que, si me equivocaba en un solo paso, probablemente terminara muerto. Pero bueno, había casos en los que se tenía que jugar la vida, y hoy era ese caso.

“Auch…”

Verifiqué mi espalda, donde me había atacado. Por supuesto, como la situación era peligrosa no tuve más remedio que dejarme golpear. Aunque la herida ya sanó, aún quedaba el dolor de un corte real.

Hice que la herida sanara con mi poder mágico. Si se analizaba el proceso mágico, aún se podía utilizar el poder sin necesidad de romper el bloqueo, aunque este también se podía eliminar si usabas mucha fuerza para liberar el poder mágico.

“Supongo que así está bien”.

La herida se había cerrado completamente. Ahora, el problema sería cuando me vieran. Para poder moverme libremente, tendré que usar el patrón de “Mi vida se salvó milagrosamente”.

“Muy bien”.

Me levanté y luego verifiqué mi estado físico y el de mi poder mágico. Luego de eso, limpie la sangre en mi cara y mi uniforme.

De la ventana, entraba el fresco aire de la tarde, mientras las cortinas blancas se mecían con la brisa. Siguiendo el movimiento de las cortinas con una mirada fuerte, todo comenzó a oscurecer. Vi una silla y escritorios rotos, una puerta rota y mucha sangre cubriendo el suelo. Eso fue lo que marcó el final de este día.

Cerré los ojos por un instante y respiré hondo.

“Bien… andando”.

Salí del aula, caminando por un pasillo desolado.

 

*****

 

Sherry Barnett estaba concentrada en el estudio del artefacto con forma de pendiente, por lo que se tardó en notar todo el ajetreo.

“Esto es…”

Ella tomó el artefacto con sus manos y lo miró de más cerca. Parecía haber notado algo.

“Pero… no puede ser…”

Mientras se concentraba en ver el pendiente, su mano estaba escribiendo en un papel sobre la mesa.

Ella no escuchó nada de lo que pasaba a su alrededor. Todas las pisadas y las explosiones venían desde afuera.

“¿Cómo te fue?”

“Parece que alguien está atacando la escuela”.

“Los malditos parecen haber bloqueado el poder mágico”.

Ni siquiera escuchó las palabras de los dos caballeros.

“Esto es… esto es…”

Ella estaba muy concentrada en el artefacto. Por lo general, ella era del tipo que no veía lo que pasaba a su alrededor cuando estaba concentrada en algo, pero esta vez en especial, era peor. Este artefacto estaba ocupando cada parte de su concentración.

Ella siguió escribiendo y escribiendo.

Sus ojos estaban a punto de llegar a la verdad del artefacto.

En ese momento, la ventana explotó, y de allí, apareció un hombre vestido de negro.

Un pedazo de vidrio cortó la mejilla de Sherry.

“¡Auch!”

“¡¿Quién está ahí?!”

Luego, los dos caballeros entraron.

Al notar el dolor en su mejilla, Sherry finalmente se percató de todo lo que estaba pasando a su alrededor.

“¿Eh? ¿Eh?”

Sherry se escondió debajo del escritorio donde estaba el artefacto, tocando su mejilla y notando la sangre que salía.

“Somos Shadow Garden, o los Guardianes de las Sombras o algo por el estilo. En fin, mi nombre es Rex, Rex el Rebelde”.

Luego, el hombre tiró su máscara al suelo.

“Qué incomodo es llevar esto”.

Él tiró la máscara y de allí, salió un rostro con una mirada feroz y cabello rojo.

“¡Hii!”

La máscara rodó hasta los pies de Sherry y ella, todavía escondiéndose, retrocedió.

“Los Shadow Garden, así que de nuevo ustedes…”

“No sé qué es lo que pretenden, pero no crean que saldrán ilesos luego de atacar la escuela”. Dijeron los caballeros, pero Rex se rio.

“Ya lo creo, qué problema tendremos los Shadow Garden. Pero…” Dijo Rex y luego…

“La verdad, ya se me olvidó para qué atacamos la escuela”. Dijo riendo a carcajadas.

“¿Estás jugando con nosotros?”

“No, para nada. Solo que de verdad se me olvidó. Mi trabajo es recuperar el artefacto con forma de pendiente, luego me dieron permiso para hacer lo que quisiera”. Dijo Rex entrecerrando sus ojos.

“¿Saben dónde está?”

Luego, los dos caballeros lo miraron con fuerza.

“¡…! No sé de qué hablas”.

“Nosotros no sabemos nada”.

No obstante, Rex sonrió ante la respuesta de los caballeros.

“¡Esa expresión los delata!”

La atmosfera se sacudió, dejando que el poder mágico de Rex abrumara todo alrededor.

“¡…!”

Sherry casi grita, pero cubrió su boca y siguió escondida. Un poco más, un poco más y llegaría a la puerta.

“Bieeen, ahora veamos a quien interrogo primero…”

Rex comenzó a ver todo la habitación con aquellos ojos salvajes.

“Primero empezaré por esa niña”.

Y luego, desapareció.

Antes de poder darse cuenta, Rex ya se había movido hasta al frente de Sherry.

“¡Kyaaaaaa!”

“Adios”.

“¡Noo!”

Sherry cerró sus ojos y cubrió su cabeza con sus manos.

Pero…

“No te dejaré”.

El ataque de Rex fue directo al suelo.

Sherry abrió sus ojos lentamente y frente a ella, ahora estaba un caballero con barba, como una melena de león alzando su espada.

“Ohhh, qué buenos movimientos, y eso que no puedes usar magia”.

“El poder mágico no lo es todo. Si hay una diferencia física entonces es fácil cerrar la brecha entre ambas habilidades”.

“Si hay una diferencia física, ¿dices? Maldito… ¿acaso te crees más fuerte que yo?!” Dijo Rex mirando al caballero.

“Por supuesto que lo creo”.

“Dime tu nombre”.

“Vice capitán de los Caballeros Escarlata, Glen”

Luego otro caballero se paró a su lado.

“Soy Marco, de los Caballeros Escarlata”.

“A ti nadie te preguntó”.

Luego, Marco vio a Sherry.

“Huye”.

Y entonces, la pelea comenzó.

Sherry salió rápidamente de la habitación hacia el pasillo y corrió con todas sus fuerzas. Desde atrás se escucharon los gritos de la batalla, pero ella tapó sus oídos y siguió corriendo.

 

*****

 

Luego de llegar a la azotea, comencé a observar toda la escuela desde allí.

Podía ver como todas las personas estaban siendo encerradas en el gran auditorio. El gran auditorio era un lugar inmenso, pues cabían todos los estudiantes de ambas escuelas. Por eso, las ceremonias de entrada se realizaban ahí, al igual que obras de teatro o conferencias de alguna persona famosa.

Un poco más afuera de la escuela, estaban los caballeros quienes ya se habían enterado de todo, sin embargo, no se acercaron más. Después de todo, había algo que obstaculizaba el poder mágico en la escuela. Por eso, como no había casi nadie en el campus, los hombres vestidos de negro estaban caminando de un lugar a otro buscando a estudiantes escondidos.

Sin querer me reí mientras miraba todo eso.

Siempre quise hacer esto.

Una escuela secuestrada, estudiantes apresados, terroristas y yo viéndolo todo desde la altura. Esto era la primera cosa en mi lista de cosas por hacer.

“Ver todo desde las alturas”.

Logro completado.

Bien, ahora ¿qué debería hacer mientras llega la noche? Hay algo que pensé cuando vi a los hombres de negro entrando al aula.

A estos tipos sí que les hace falta el sentido de la estética.

El sol está en lo más alto, cielo azul y una brisa de verano y ellos están usando un abrigo negro, o sea ¿qué diablos?

En serio, qué horrible combinación.

Ellos cometieron un gran error. Sí, no saber ver el tiempo, lugar y ocasión. Ellos son libres de elegir los atuendos que quieran, pero si se equivocan en el tiempo lugar y ocasión, se verán horribles. Es obvio que los abrigos largos y negros son para la noche.

Desde el principio, planeé disfrutar esto lentamente, así que no vale la pena apresurarme. Además, que sería un desperdicio que terminara rápido.

Por eso, decidí esperar pacientemente a que llegara la noche.

Mientras pensaba en eso, vi a dos hombres caminando por el pasillo debajo de mí. En serio, se ven ridículos con los abrigos negros a esta hora.

Umm… creo que jugaré a ser un francotirador.

Corté un trozo del traje de Slime, del tamaño de mi pulgar y luego lo imbuí con poder mágico, luego lo lancé con mi pulgar.

“Idiota, te estoy viendo”.

Murmuré y disparé.

¡Pium!

La bala voló a toda velocidad cortado el aire, y atravesó al cabeza de uno de los hombres.

“Ah…”

Luego siguió derecho y atravesó el corazón del siguiente hombre. No imaginé que fuera hacer una muerte doble. Qué lástima, quería disparar otra vez.

“Bueh, no importa. Veamos si hay otro objetivo…”

Preparé una segunda bala y miré con un solo ojo como si estuviera usando una vista de francotirador.

De inmediato, encontré a un idiota tratando de cruzar el pasillo.

“Objetivo confirmado, chica de cabello rosado a la mira… ¿un momento?”

Es Sherry.

¿Qué estará haciendo? Va caminando, mirando a todas partes como si se estuviera ocultando. Cualquiera se dará cuenta de que está ahí.

Confirmé a un hombre vestido de negro atrás de Sherry, estaba a punto de saltar sobre ella.

Así que, ajusté la dirección de la bala de slime y…. disparé.

¡Pium!

La bala impactó justo en la cabeza del hombre.

“¡Misión completada!”

Sherry siguió caminando como si nada hubiera pasado y desapareció de mi vista.

Umm, parece que aquí pasa algo.

Mi sentido de mob me dice que la historia principal está avanzando. Y cuando la historia principal llega casi a su clímax, es donde aparece la Eminencia en las Sombras…. Qué genial.

Bien. Puse algo de poder mágico en mis piernas y verifiqué que nadie estuviera viéndome.

“¡Uhh!”

Luego salté al otro edificio de la escuela, me    deslicé por la pared y entré por la ventana. Parece que no hay moros en la costa… ah, ahí está.

La misma chica de cabello rosado caminando mientras veía a todas partes.

“Te digo que así solo te descubrirán más rápido”.

Atrás de Sherry, había otro hombre vestido de negro.

Antes de que este la atrapara, corrí a toda velocidad.

 

*****

 

“¿Eh?”

Sherry sintió que algo se movió detrás de ella, así que se dio la vuelta.

Por un momento escuchó algo rompiendo el sonido del aire, pero no había nada ni nadie, solo un tranquilo y desolado pasillo.

“¿Me lo imaginé…?”

Sherry siguió caminando lentamente mientras prestaba atención a sus alrededor. En sus brazos, cargaba con fuerza el artefacto mágico.

No puedo usar mi poder mágico… eso fue lo que el caballero de hace rato dijo. Sherry tenía una corazonada sobre eso, y también sobre el artefacto en sus manos.

Sherry nuevamente apretó con fuerza en sus brazos al artefacto.

“¡Tengo que hacer algo!”

Sherry recordó la figura de los dos caballeros que se habían quedado peleando, ella no quería que sus muertes fueran en vano.

Mientras pensaba en eso, ella dio la vuelta en el pasillo.

“¡Ah!”

Había un hombre vestido de negro, así que Sherry se escondió lo más rápido que pudo.

Diablos, creo me vio. Fue lo que pensó, pero nuevamente, escuchó ese sonido rompiendo el aire.

“Estaré bien, no me vio, no me vio…”

Mientras pedía que así fuera, ella volvió a girar…

“Qué bueno, no me vio…”

El hombre de negro ya no estaba en ningún lado.

Sherry volvió a tomar valor y caminó precavidamente.

“¡Ah!”

Un hombre de negro estaba mirando al pasillo desde la ventana de uno de los salones.

Sherry rápidamente trató de esconderse, pero ya era tarde. El hombre abrió la puerta y salió.

“¡Hih!”

Sherry puso sus manos sobre su cabeza y cerró los ojos.

…..

Nuevamente, un sonido cortó el aire.

“¿Eh?”

Sherry abrió lentamente sus ojos y el hombre ya no estaba.

“Qué bueno, no me vio…”

Sherry nuevamente se armó de valor y siguió caminando.

Ella trató de poner mucha atención en los cruces, en el pasillo delante de ella en las ventanas, y por supuesto a sus espaldas.

Miró de un lado a otro, de un lado a otro.

Iba caminando más rápido a medida que miraba a todas partes.

“¡Ah!”

Hasta que se tropezó.

Sherry cayó directo al suelo mientras que el artefacto se le escapó de sus manos y voló en el aire.

“¡Aaa!”

El artefacto estuvo a punto de caer al suelo, pero alguien lo atrapó antes de que pasara.

Ella levantó la mirada y allí estaba el amigo que había conseguido hace poco.

“¡Cid-kun!”

Pero él estaba lleno de sangre.

“¡¿Estás bien?! Esas heridas se ven terribles…”

“No hay problema, me salvaron la vida de forma milagrosa así que no es para tanto”. Dijo él, algo cansado, mirando a Sherry con solo un ojo abierto.

“Hay varias cosas que quisiera decirte, antes que nada. Por ejemplo, no murmures mientras caminas, no pienses mientras caminas y lo más importante, ten cuidado en donde pisas”. Dijo él mientras suspiraba.

“Pero antes que nada, primero es mejor que te quites esos zapatos, hacen mucho ruido”.

Sherry asintió.

 

******

 

Junto con Sherry, comenzamos a dirigirnos hacia la oficina del vicerrector, que quedaba al fondo del pasillo. Ah cierto, en nuestro camino aparecieron 5 hombres más, pero me deshice de ellos en silencio.

Abrimos la puerta un poco pesada y entramos.

En el centro de la habitación había un juego de mesa de muy buen gusto y a los alrededores, estanterías altas llenas de libros. En la parte trasera había un escritorio lleno de documentos, mientras que, al lado, había una ventana por donde entraban los rayos del sol del atardecer. Este era un espacio bastante tranquilo, se sentía que era el ambiente de una persona adulta.

Sherry rápidamente se dirigió al escritorio y abrió el cajón.

“Intentemos no hacer ruido, ¿de acuerdo?”

Ella, al otro lado del escritorio asintió una y otra vez con su cabello rosado.

“Fuu…”

Me senté en el sillón de dos personas y tomé un respiro.

Estaba cansado.

Sherry sin lugar a dudas, era el personaje principal de esta historia, pero imposible. Ella no iba a poder completar esta historia. En estos casos se supone que hay un personaje de apoyo, pero no encontré nada parecido en todo este rato. Qué historia más horrible.

Por eso, al final decidí meterme en el papel de personaje de apoyo. Pero aun así, seguía siendo un mob, nunca pasaría al lado principal de la historia, nunca.

“Lo encontré”.

Sherry regresó con un montón de documentos en sus manos, los cuales luego alineó en la mesa.

“¿Qué es todo eso?”

Eran documentos llenos de letras, símbolos y números, la verdad, no entendía nada.

“Este es un artefacto llamado “el ojo de la avaricia”. Posiblemente, es debido a esto, que el poder mágico está siendo obstruido aquí”. Dijo ella mientras mostraba el dibujo de una esfera del tamaño de una pelota de ping-pong, pero con un diseño horrible.

“El ojo de la avaricia absorbe el poder mágico en los alrededores para guardarlo dentro suyo. Por eso, es que cuando se activa, el poder mágico alrededor se ve obstaculizado”.

“Pero según yo, vi los hombres de negro estaban usando su poder mágico con total libertad”.

“De seguro grabaron una longitud de ondas en el ojo de la avaricia con antelación. Ya confirmé que el poder mágico grabado en el artefacto no es absorbido. Hay otras excepciones. No puede absorber un poder mágico demasiado pequeño, y tampoco uno demasiado grande. El problema es que nosotros no tenemos ninguno de los dos”.

Ya veo.

“Es un artefacto bastante molesto, pero es posible usar todo el poder mágico acumulado. Es posible que su propósito original fuera usar ese poder mágico acumulado, fue considerado un artefacto fallido debido a los problemas que hay detrás de guardar un poder mágico por mucho tiempo dentro del artefacto”.

“En pocas palabras, si no pueden usar el poder mágico almacenado en una gran cantidad de tiempo, basta con usarlo en poco tiempo”.

“Así es. Ahora mismo hay muchos caballeros mágicos en el auditorio. Si ellos deciden liberar todo el poder mágico absorbido de ese lugar… pueden volar la escuela entera”.

“Ohh…”

“Este ojo de la avaricia es algo que anteriormente investigué. Pero debido a lo peligroso que resultó ser, decidí no anunciarlo al público y a cambio, lo reporté al reino… ¿cómo es que terminó en este lugar?” dijo Sherry mientras me miraba de forma apenada.

“Posiblemente había más de uno, o el original fue robado por alguien. De cualquier forma, ¿hay alguna manera de lidiar con ese artefacto?”

“La hay”.

Sherry asintió y sacó un enorme collar.

“Vaya colgante sucio”.

“Según mi investigación, este colgante debería ser un dispositivo de control para el ojo de la avaricia. Imagino que, en un principio, el artefacto fue construido para funcionar junto a este, y no por sí solo. Pero en ese caso, mi especulación de que es un artefacto fallido por no poder almacenar poder mágico durante mucho tiempo, también cambiaría”.

“¿Entonces sí puede almacenar poder mágico a largo plazo?”

“La verdad no sabría decirlo, tendría que estudiar el funcionamiento de los dos artefactos juntos, pero en teoría, es posible”.

“Umm”.

“Con este dispositivo de control podemos detener temporalmente el ojo de la avaricia. Ese periodo de tiempo debería ser suficiente como para evacuar a todos del auditorio”.

“Suena bien. ¿Y cómo lo hacemos?”

“Bueno… todavía no he descifrado este artefacto, así que primero tengo que apresurarme a hacerlo”.

“Hmm”.

“Una vez descifrado, tenemos que acercar este artefacto al ojo de la avaricia”.

“¿Cómo?”

“Umm… como la superficie está siendo vigilada, tendríamos que acercarnos al auditorio a través del sótano”. Dijo Sherry sonriendo algo incómoda.

“¿Desde el sótano?”

“Así es”.

Sherry se acercó a la estantería y movió varios libros. De inmediato, esta comenzó a girar y detrás, apareció una escalera que llevaba al sótano.

“Cool”.

Me encantan este tipo de dispositivos.

“Todavía quedan algunos pasajes ocultos de emergencia debajo de la escuela, aunque no se han usado en un buen tiempo”.

Luego, un aire de tristeza llenó los ojos de Sherry.

“Están llenas de polvo, pero no veo huellas encima… solo espero que papá haya logrado escapar por aquí”.

“El vicerrector Ruslan, ¿no? Es tu padre adoptivo, ¿verdad?”

“Era el ayudante de mi madre cuando trabajaba en sus investigaciones. Luego de que murió, él me adoptó ya que me quedé sin nadie más”.

“Parece buena persona”.

“Sí, es muy bueno. Siempre me está ayudando en todo, por eso está vez… quiero ser yo la que lo ayude”. Dijo Sherry sonriendo con orgullo.

“Espero que esté bien. En fin, luego de acercarnos por el subterráneo ¿qué hacemos?”

“Ah, bueno… nos acercamos por debajo, y luego arrojamos el artefacto activado al   gran auditorio”.

“¿Y no se destruirá?”

“No importa si se destruye, igual dejará de funcionar temporalmente. Luego de eso, será el turno de los caballeros mágicos…”

Bueno, la parte final del plan no me convence del todo, pero dado el caso, basta con que me transforme en Shadow y haga de las mías. Más bien, ahora que lo pienso sería una escena perfecta para aparecer.

“Excelente, hagámoslo”.

“Perfecto. Trataré de descifrar esto rápidamente”.

“Yo no puedo ayudar mucho porque me mata la espalda, pero ánimo”.

Qué bueno que haya ideado un buen plan. Con esto, la ayuda del mob será mínima.

“Cid-kun, no te preocupes, haré lo mejor que pueda. Hasta ahora, siempre he vivido con la ayuda de los demás, pero ahora, es mi turno de ayudar a papá y a todos los demás”.

“Sí, ánimo. Ah, tengo que ir al baño”.

Dejé a Sherry ahí concentrada en el artefacto y me alejé.

 

*****

 

Rex, el hombre con mirada de perro callejero hambriento, abrió la puerta del gran auditorio y caminó con confianza. Detrás de él, lo seguían varios hombres vestidos de negro.

Cuando ellos se acercaron, los estudiantes sentados en las sillas bajaron su rostro.

Todas las puertas del gran auditorio, que continuaban hasta por un tercer piso, estaban siendo bloqueadas por los hombres de negro. Los estudiantes estaban siendo vigilados constantemente y no se les permitía hablar. Allí, Rex caminó con una gran sonrisa hacia la habitación al fondo del gran auditorio.

“¿Y bien? ¿Cómo te fue?” Dijo un hombre de negro sentado dentro de la habitación.

Tenía una voz baja, seria, estaba vestido de negro con una máscara ocultando su  rostro. A simple vista, no parecía muy diferente de los otros hombres, pero en realidad, sí había una gran diferencia.

“Sí que eres impaciente, señor caballero delgado. La escuela está casi bajo nuestro control. Afuera hay algunos caballeros, pero son demasiado débiles”.

“No me interesa nada de eso. Te estoy preguntando si encontraste el artefacto”.

“Aaah, el artefacto, el artefacto…”

Rex frunció el ceño y vio al caballero delgado.

“De seguro lo carga esa chica, la de cabello rosado”.

“En otras palabras, ¿no lo recuperaste?”

Rex se rascó la cabeza mientras desviaba la mirada.

“Bueno, digamos que sí”.

“Deja de jugar”.

El poder mágico del caballero delgado incrementó de golpe, haciendo temblar la atmosfera alrededor. Incluso Rex reaccionara hacia esa tenacidad.

“Vamos hombre, no te pongas así. Ya sé dónde puede estar, lo recuperaré enseguida”.

“Cuántas veces crees que hemos tenido que cambiar el plan por tus estúpidos juegos? Ve y tráelo, si no lo haces, esta vez sí te mataré, ¿entendido?”

“Ya, ya, lo sé”.

Rex salió de la habitación agitando su mano mientras la dura mirada del caballero delgado lo perforaba.

“Ah, cierto, cierto”.

Justo antes de salir por completo, Rex dijo.

“Creo que un tipo bastante peligroso anda suelto por aquí”.

Rex se giró mirando la reacción del caballero delgado. Él lo dejó continuar.

“Mataron a algunos de nuestros Terceros. Dos de nuestros Segundos también están muertos. Algunos tenían el corazón destrozado, y a otros les abrieron pequeños agujeros en algún punto vital. Esos últimos fueron hechos posiblemente con algún tipo de espada, el caso es que todos murieron de un solo golpe. Parece que es un tipo bastante habilidoso”.

Aunque Rex decía eso, sus ojos estaban brillando como los de un lobo habiendo encontrado a una presa.

“Oh… así que finalmente aparecieron, Shadow Garden…”

“Eso supongo. Deberías tener cuidado”.

“Jaja… ¿en serio me dices a mí, que tenga cuidado?”

“Bueno, supongo que tú estarás bien, señor ex Round”.

“Ja. Tráeme el artefacto y de paso el cuello de todos esos idiotas de Shadow Garden, no falles”.

“Ahora me arrepiento de haberte dicho eso”.

Rex apretó sus labios y se fue de la habitación.

El único que quedó ahí fuera el caballero delgado, que comenzó a reírse.

“Finalmente lo haré realidad…”

Él sacó un artefacto brillante de su bolsillo y lo observó con una mirada sospechosa.

“Con esto volveré a ser un Round”. Dijo el hombre en voz baja mientras reía desagradablemente.

 

******

 

Sucedió cuando Rex estaba caminando por el pasillo junto a sus subordinados.

Mientras se dirigían a recuperar el artefacto, ellos fueron atacados por un fenómeno misterioso. Rex estaba caminando en frente, pero sus subordinados detrás y junto a él, fueron desapareciendo uno a uno.

“¿Ha?”

Sin entender qué pasaba, Rex solo podía ver a sus alrededor. Pero no lograba distinguir nada, ni una sola sombra. La única pista que tenía, era el sonido de algo cortando el viento.

Un sonido que cortaba la atmosfera alrededor de él, ¡Shun, Shun, shun!

Luego…

“¡…!”

El subordinado que tenía justo a su lado desapareció.

Pero esta vez, lo vio claramente, vio la figura de un chico con un uniforme lleno de sangre. Ese tipo estaba noqueando a sus subordinados con sus manos desnudas y luego se los llevaba a alguna parte.

Rex de inmediato fortaleció su vista, sus sentidos, los concentró… y finalmente logró verlo.

“¡Tengan cuidado, es un enemigo!”

Rex gritó y su subordinado se puso en alerta.

“… ¿Ah?”

Luego, se quedó de piedra.

En un abrir y cerrar de ojos, el subordinado a su espalda ya no estaba. Rex se había quedado completamente solo en este largo pasillo.

Luego… ¡Hyunn!

Cuando escuchó ese sonido, Rex protegió su corazón lo más rápido que pudo.

“¡Guhh!”

Una palma de mano golpeó el brazo de Rex.

Traack.

Se escuchó el fuerte sonido del hueso rompiéndose al mismo tiempo que él fue empujado violentamente hacia atrás.

“¡¡Mal…dito!!”

Pero de inmediato, recuperó su postura y sacó su espada.

Pero delante de él, ya no había nadie.

Rex chasqueó su lengua.

Con un solo ataque, alguien le había roto el hueso que recubrió con poder mágico. Si él no lo hubiese hecho a tiempo, su corazón habría explotado en mil pedazos.

De nuevo, ¡Hyuun!

Esta vez, él se movió al mismo tiempo que escuchó eso.

Sintió una presencia atrás de él y atacó con su espada al instante, sí, su tiempo fue perfecto.

Pero…

¡Este bastardo… volvió a acelerar!

La espada de Rex cortó el aire atrás del chico, mientras al mismo tiempo, protegía desesperadamente su corazón.

“¡Aaag!”

Sin embargo, perdió las costillas.

Rex saltó hacia atrás, poniendo todo su poder mágico en sus ojos para seguir los movimientos del chico. Pero a estas alturas, ya le era muy difícil tener los ojos abiertos.

“… ¡Tch!”

Rex tosió un poco de sangre por la boca y se puso de pie.

No podía seguir los movimientos del enemigo, era imposible acertarle un solo golpe, y era él quien estaba siendo apaleado. Viéndolo de forma objetiva, Rex se encontraba en una situación crítica… no obstante, él ya había pasado por este tipo de situaciones muchas veces en el pasado.

Así era el Nombrado, Rex.

“Parece que estás usando un gran artefacto”. Dijo Rex de forma que el enemigo lo escuchase.

Él ya sabía lo que estaba pasando.

Rex podía comprender todo lo que estaba pasando en este combate. El enemigo claramente estaba sobrepasando el límite humano. Por ende, el enemigo estaba usando algún tipo de ayuda que le permitía hacerlo.

“A simple vista, estoy en desventaja. Pero tampoco soy tan tonto. Tú también estás al límite ahora mismo, ¿no?”

Para que una persona rebase la velocidad humana, se necesitaba siempre una compensación, Rex sabía bien eso.

“¿Qué es esa sangre en tu uniforme?”

Sí… Rex descubrió el gran misterio al ver la sangre en el uniforme.

Su enemigo había sobrepasado la velocidad humana gracias a un artefacto, pero ahora, su cuerpo estaba pagando el precio. Eso era más que claro al ver la cantidad de sangre en su ropa. Su enemigo llegaría al límite en poco tiempo. Si se detiene frente a Rex… entonces él ganaría.

Esta era la habilidad especial de Rex el Rebelde, un Nombrado. Él podía entender a su enemigo por completo por más mínima que fuera la información.

“¡Según mis cálculos, podrás hacer 2 o 3 saltos más, ese es tu limite!” Dijo Rex con fuerza.

Sin embargo, el enemigo no respondió. Ni siquiera se había movido desde que Rex empezó a hablar.

“Parece que di en el clavo”.

La boca de Rex se deformó en una sonrisa.

Ya tenía la victoria en sus manos… o eso quería decir él, pero tampoco tenía la confianza de poder hacerlo. Todavía tenía que soportar 2 o 3 golpes más.

“Hey, ¿por qué tan callado?”

Pero aun así, él permaneció optimista. No podía mostrarle un lado débil a su enemigo.

Esta batalla… ¡ahora era una guerra psicológica!

“¡Vamos, ven aquí cobarde!”

Hyuun.

Al escuchar el sonido nuevamente Rex esquivó el golpe por instinto.

Él inclinó la parte superior de su cuerpo y trató de salirse de la trayectoria del golpe.

Pero…

¡¿Aún más rápido?!

Rápidamente, cambió de postura y se cubrió con su brazo derecho.

“¡Gaaaaah!”

Los huesos de su brazo se hicieron añicos, sostuvo nuevamente su espada a base de agallas y luego retrocedió.

Sin embargo, el enemigo no se quedó parado.

Hasta ahora, solo había atacado, pero ahora comenzó a seguirlo.

En pocas palabras… él quería acabar con esta batalla ahora mismo.

“¡¡¡Ven aquííííí!!!”

Con un grito de valor, Rex protegió sus puntos vitales.

El enemigo está al límite.

Si soportaba este último golpe, Rex ganaría.

Inmediatamente después, la palma de una mano atravesó el estómago de Rex.

“¡¡Gaaahh!! ¡¡Aaaaaaaaaaaaaaaa!!”

Rex vomitó un charco de sangre. Rodó hacia un salón de clases y se tumbó cerca de unas sillas y escritorios.

“¡Coff… Coff…!”

Él mantuvo presión en su estómago mientras escupía sangre. Sus costillas rotas habían atravesado sus órganos.

Pero… estaba vivo, todavía estaba vivo gracias a que puso todas sus fuerzas en la defensa.

“Jaja…”

Rex elevó una risa con su boca llena de sangre. Y luego, se dio cuenta de algo.

“¿Q-Qué diablos…?”

En ese mismo salón, había un sin número de cadáveres tirados.

Todos eran hombres vestidos de negro. No tenían muchas heridas, los habían matado de un solo golpe.

Acaso ese tipo solo, ¿mató a tantos Niños en tan poco tiempo…?

Tacc, tacc, tacc…

Unas pisadas resonaban, alguien estaba acercándose por el pasillo.

Tacc, tacc…

Las pisadas se detuvieron frente a la puerta del salón.

Reinó el silencio.

Rex notó que la mano que sostenía su espada estaba sudando de forma inusual.

Gatch…

El seguro de la puerta rompió el silencio.

Luego… la puerta se abrió.

Pero ahí no había nadie.

Solo se escuchó otro hyuun, y al mismo tiempo el brazo derecho de Rex fue separado de su cuerpo.

Otra vez un hyuun, y esta vez su brazo izquierdo cayó al suelo.

Hyuun

Hyuun.

Hyuun.

Cada vez que ese sonido aparecía, una parte del cuerpo de Rex era cortada.

“Aaa, aaaaaa, aaaaaaah…”

Así, cuando lo último que cortó fue su cuello, Rex recién comprendió que su enemigo nunca tuvo un límite.

“Debo decir que, eres espectacular”.

Eso fue lo último que escuchó antes que su vida acabara por completo.

 

*****

 

Nu estaba viendo un cadáver dentro de un laboratorio devastado. Ella tenía el cabello castaño oscuro y los ojos del mismo color. Llevaba lentes y el uniforme de esta escuela. Aunque se disfrazó de una manera que no llamara la atención, ella no podía ocultar el claro atractivo sexual que tenía.

“Glen, el barba de león de los caballeros escarlata”.

El cadáver estaba viendo al vacío con una expresión de agonía. Tal parece que había sufrido mucho antes de morir. Era bien conocido por su fortaleza dentro de los caballeros, pero al final, tuvo un desenlace miserable al no poder usar su poder mágico.

Luego, Nu le prestó atención a otro. Había otro caballero tirado en el laboratorio. Él todavía respiraba.

“Marco Grenyer. Así que también entraste a los caballeros escarlata”.

Nu conocía a este hombre. Tenía un hermoso cabello azul y un rostro bien definido, habilidoso dentro de todas las personas en la orden de caballeros y el hombre del que se decía, sería un futuro comandante. Él siempre había tenido un gran sentido de la justicia.

Marco había sido el prometido de Nu en el pasado.

Ellos se habían escrito muchas veces, muchas otras bailaron en fiestas. Pero al final, no fue más que una pareja elegida por ambos padres. No sabía qué era lo que él pensaba de ella, pero al menos Nu, nunca le tuvo tal afecto, ni una vez, hasta el final.

Sin embargo, tampoco lo odiaba. No le tenía cariño, pero sí creía que era una buena persona. No se sentía infeliz por estar comprometida con él, y si se casaba con el hombre del que tantas cosas esperaban, de seguro, su futuro sería brillante.

Un camino decidido, una pareja decidida y un futuro decidido.

Antes, Nu no tenía una voluntad propia. Vivió escuchando las palabras de las demás personas, rodeada del sentido común ajeno. Claro, ella no creía que eso estuviera mal. Pero ahora que lo recordaba, se dio cuenta de lo aburrida que era esa vida.

Al ver su rostro, ella recordó el momento del baile. Recordó eso, mientras se reía de cómo era simplemente una decoración para el apuesto Marco.

Aunque eran recuerdos que quería olvidar, poco a poco se habían vuelto recuerdos inolvidables.

“Nu, ¿qué haces ahí?”

De repente, alguien le habló desde su espalda, así que se giró. Ella no sintió una presencia, ni el sonido de alguien acercándose, pero tampoco era de sorprenderse. Después de todo, ella sabía de quién era esta voz.

“Shadow-sama…”

De repente, un chico sencillo de cabello negro había aparecido en el laboratorio. Él caminó al lado de Nu y luego abrió los estantes que había en la habitación.

“Este hombre era mi prometido”.

“Ohh, ¿y qué harás?”

“Personalmente, no tengo razones para dejarlo vivir, pero tampoco para matarlo”.

“Entonces no hagas nada”. Dijo el joven mientras seguía abriendo los estantes buscando algo.

Nu se alejó de Marco y se paró al lado del chico.

“Shadow-sama, lamento la tardanza, pero tengo algo que informar”.

“Sí”.

“Actualmente, el personal del Shadow Garden ha rodeado la escuela y están a la espera de sus órdenes”.

“Sí”.

“El problema es que es riesgoso actuar con el poder mágico obstruido en toda la zona. Las únicas que podrían combatir serían las 7 sombras, pero actualmente solo Gamma-sama se encuentra en la ciudad. Y bueno… con toda sinceridad, no creo que Gamma-sama sea la adecuada para este tipo de trabajos…”

“Sí, no tiene nada de sentido”.

“Ah… sí. Bueno, y yo por mí parte, solo podría usar la mitad de mis poderes…”

“Ya veo”.

“Gamma-sama está actualmente a mando de todas nosotras. Pero según ella, la obstrucción del poder mágico es algo temporal, y por eso tenemos que esperar hasta que acabe”.

“Sí”.

“No hemos detectado movimiento de parte de los hombres de negro en el gran auditorio, tampoco han pedido algo a cambio de los rehenes. Ahora mismo, los caballeros se encuentran rodeando la escuela, pero dentro de todos ellos, solo Iris Midgar y el capitán son los más fuertes. Sin mencionar que, debido a la conmoción en el interior, es complicado contactar con alguien”.

“Sí”.

“Si no hay ordenes de parte de usted, entonces solo quedaríamos a la espera”.

“Sí”.

“Entonces, ¿está de acuerdo con eso?”

“Sí… Ah, espera”.

“Sí”.

“Hay unas cosas que estoy buscando. Unas pinzas de Mithril, polvo de hueso de dragón molido y una piedra mágica de ceniza…”

Nu comenzó a sacar los objetos que el joven le decía, uno por uno.

“Gracias, uff, en serio te lo agradezco”.

“No, el placer es mío. Por cierto, ¿para qué usará estas cosas?”

Nu preguntó al chico que cargaba todos los objetos con ambas manos.

“Aaah, es para ajustar un artefacto”.

“¿Ajustar un artefacto?”

Ella no pensó que el chico estuviese familiarizado incluso con los artefactos. Pero, al recordar una vez más quien era él realmente, tampoco le parecía tan extraño. Pero ¿qué haría investigando un artefacto en medio de esta situación?

“Hay un artefacto llamado el ojo de la avaricia, es eso lo que está obstruyendo el poder mágico de la zona. Y bueno, ahora mismo estoy tratando de ajustar otro artefacto que puede deshabilitar el otro temporalmente”.

“Cielos… no esperaba menos de usted”.

Ella se sorprendió al enterarse de que él no solo había descubierto lo que provocaba la obstrucción mágica, sino que hasta ya sabía cómo frenarla. Además, para parar un objeto mágico que causa tal obstrucción mágica, se necesitaba un gran conocimiento en el área. Se necesitaba tener un conocimiento muy alto, tal vez uno de los mejores de toda la nación. Nu se asustó al darse cuenta de lo inconmensurable que era su conocimiento.

“Supongo que estará listo antes de que anochezca”.

“En ese caso nos prepararemos para actuar apenas eso pase”.

“Será divertido~”

“Sí”.

Luego de que el joven saliera del laboratorio con los objetos, Nu volvió a fijarse en su ex prometido.

Luego, puso una espada color negro azabache en su cuello.

Su respiración y su pulso estaban normales, estaba vivo. Simplemente había perdido el conocimiento.

“Te salvaste de pura suerte”.

Nu hizo una pequeña cortada en el cuello de Marco y luego, ella desapareció.

 

*****

 

“Regrese”.

Al ver a Cid regresar con los objetos, Sherry sonrió. Luego tomó los objetos y los alineó.

“Muchas gracias. Con esto debería poder terminar”.

“Ánimo”.

Sherry, rápidamente se puso a ajustar el artefacto mágico, mientras tanto Cid se sentó en un sofá a leer un libro.

Así, el tiempo pasó tranquilamente.

La luz que entraba por la ventana poco a poco iba cambiando a un color naranja.

Cid de vez en cuando se levantaba para ir al baño hasta que Sherry le entregó un medicamento para el estómago, el cual él aceptó con una expresión incómoda.

Así, la noche iba llegando. La luz naranja se hizo más fuerte hasta que las sombras comenzaron a aparecer. Sherry encendió una lampara porque la habitación se estaba haciendo oscura, y finalmente, cuando oscureció por completo, Sherry terminó los ajustes.

“Está listo”.

Sherry le mostró a Cid el colgante. Él, quien estaba leyendo su libro con sus piernas cruzadas lo vio de reojo.

“Genial”.

“Sí, lo logré”.

“Sí, aunque parece que ya oscureció. El futuro de la escuela depende de ti”.

Cid se levantó y le dio unas palmaditas en la espalda a Sherry.

“Parece que mi ayuda ya no será necesaria. Ve y salva al mundo”.

“H-Haré lo mejor que pueda”. Dijo Sherry algo nerviosa, tomando la lampara en sus manos y bajando las escaleras.

“En serio, muchas gracias, Cid-kun. Gracias a ti podré salvar a mi papá y a todos los demás”.

Sherry, antes de irse, se dio la vuelta e inclinó la cabeza.

“Simplemente hice todo lo que pude hacer. Espero que tu papá se encuentre bien”.

“Sí”.

Sherry sonrió y volvió a bajar las escaleras.

El espacio adentro, era húmedo, y más allá de las escalera, se sentía una atmosfera totalmente diferente. Por suerte, tenía la lampara que iluminaba la oscuridad profunda del interior. Estos pasajes eran complicados de cruzar, así que, si se equivocaba, puede que jamás llegara al destino que quería alcanzar.

“Umm…”

Sherry extendió su mapa y verificó el camino correcto hacia el gran auditorio.

“Caminó derecho y luego giró al tercer desvío…”

Al principio, avanzó directamente, sin mucho con qué guiarse.

Ella había recorrido estos pasadizos antes. Cuando era pequeña, ella le insistió a su padre adoptivo que jugara con ella.  Esos eran recuerdos valiosos e inolvidables.

Ella no recordaba a su verdadero padre. Su verdadero padre había muerto poco después de que ella naciera, y su madre murió en un asalto cuando tenía 9 años, así que sí la recodaba.

Sherry también recordaba bien la sombra negra que atacó a su madre. Los recuerdos de los gritos de su madre, y una risa maniaca que todavía la atormentaban.

Luego de eso y por varios años, ella no dijo ni una sola palabra. Se cerró a la sociedad y solo tuvo contacto con los artefactos que su madre había dejado. Poco después, decidió seguir los mismos pasos que su madre como investigadora.

Fue su padre adoptivo quien la salvó. La aceptó como su hija, la ayudó con sus metas, en sus investigaciones, la llenó del amor de una familia y así, ella pudo volver a hablar. Los recuerdos de Sherry de una familia, estaban casi completamente llenos del rostro de su padre adoptivo.

Y hoy por fin, había llegado el día de pagarle a su padre por todo lo que él la había hecho, por todo lo que la había ayudado.

“Tengo que hacerlo”.

Sherry siguió avanzando sola por el escuro pasillo. En sus pisadas ya no había ni un solo rastro de temor o dudas.

Así, luego de un rato, finalmente llegó a su destino.

“Debería estar justo debajo del gran auditorio…”

Había varios desvíos a partir de aquí.

Un camino que llevaba al primer piso, uno al piso del centro y otro al segundo piso…

Sherry avanzó mientras veía el mapa.

“¡Ah…!”

Lo había encontrado. Había una pequeña ventanilla de aire que conectaba al segundo y tercer piso. Aunque no cabría una persona, era más que suficiente para lanzar el colgante.

Sherry miró cuidadosamente el interior de la ventanilla.

Para borrar la presencia, era importante relajarse por completo, eso es lo que Cid había dicho.  Por eso, ella se relajó, respirando lentamente.

En el gran auditorio estaban todos los estudiantes sentados, unos cuantos maestros y también hombres de negro, pero no tantos. Sherry pensó que era seguro que podrían escapar si se eliminaba la obstrucción mágica.

Bien.

Sherry se alejó de la ventanilla y sacó el colgante. Luego de ponerlo alrededor de una piedra mágica que había preparado con anticipación, este brilló junto a unas letras.

Sherry apretó con fuerza el colgante envuelto en una gran luz, y sin dudarlo, lo arrojó por la ventilación.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente