Capítulo 24 – ¡Escondiéndonos en las sombras de un Japón mágico!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“¿En dónde estoy?” Murmuré confundido.

Pensé que desaparecer en medio de la oscuridad sería genial así que me dejé absorber por ese agujero negro.

Pero no pensé que eso me traería a una ciudad devastada.

“B-Bueno, igual puedo regresar corriendo. Aunque, no sé por qué ya he visto esta ciudad antes…”

Cuando pensé eso, y la vi con más atención, me di cuenta.

Estaba parado en medio de un asfalto agrietado, al lado había un poste eléctrico y cerca, varias casas medio destruidas.

En la entrada una ponía “Tanaka”.

“No me digas que… ¿estoy en japón?”

Observé detenidamente cada una de las cosas que tenía alrededor.

Casas destruidas, suelo agrietado y autos oxidados o llenos de vegetación—

“… Es japón, no cabe duda”.

¿Cómo regresé a japón? Y más específicamente, a la ciudad donde solía vivir.

Tal vez estaba conectado a este lugar de alguna forma al haber reencarnado en ese otro mundo desde japón.

“Bueno, supongo que ‘estoy en casa’”.

Dejando eso de lado, ¿qué diablos pasó aquí?

Esta situación no era normal, no veía rastro de vida por ningún lado, y parecía como si la ciudad hubiera sido azotada por algún tipo de desastre.

Qué intriga…

“… ¿Hmm?”

De repente sentí alguien acercándose por detrás y me giré.

Allí estaba…

“¡Shadoooooooooooooow-samaaaaa! ¡Auch!”

Era Beta, que dígase de paso… se tropezó y cayó al suelo.

Luego de sobarse el trasero, ella miró a sus alrededores y abrió sus ojos con sorpresa.

“¡Shadow-sama! ¡Se encuentra bien… ehh, ¿qué es este lugar?!”

No tenía por qué seguirme realmente.

Ah, se me ocurrió algo.

Ella no sabe que este lugar es japón, es mi oportunidad para actuar como una eminencia en las sombras.

“¿Sabes en dónde estamos?”

Ella se quedó pensando por un rato, pero luego respondió con pesar.

“¡¿…?! N-No lo sé, no conozco este lugar”.

“Este es un mundo diferente… un mundo llamado tierra, y este lugar se llama japón”.

“¡¿Ya-Ya sabía el nombre de este mundo e incluso del país?!”

“Simplemente organicé la información que me dan las cosas alrededor de nosotros… ¿acaso no es obvio?”

“¡Por supuesto, Shadow-sama…!” Dijo Beta con emoción.

Fufufu, buena reacción.

“Pero Shadow-sama, ¿por qué decidió venir a la tierra?”

“Al parecer, el destino me está pidiendo que brille más”.

No podía responderle que se me ocurrió saltar a ese agujero negro porque parecía divertido.

“¡Aun no es suficiente… busca llegar a mayores alturas, ¿no es así?! ¡Eso es esplendido Shadow-sama, qué gran espíritu de avance…!”

“Sí, eso, exactamente eso”.

Ya me cansé del modo Shadow así que regresé al de siempre.

“Primero busquemos algo de ropa”.

“¿Ropa?”

“Nuestro atuendo solo llamaría la atención en este mundo. Tomemos algo de ropa de la casa de Tanaka-san”.

No creo que haya personas por aquí, pero si nos ven con esta ropa, de seguro nos confundirán de cosplayers.

“¿Tanaka-san?”

“El dueño de esta casa, mira, lo dice en esa placa”.

“¡¿Acaso… ya comprende el lenguaje de este mundo…?!”

“Sí, ya entendí más o menos el patrón estructural del idioma de este mundo. Es sencillo, lo puedes aprender solo leyéndolo con regularidad”.

Al responder eso, Beta comenzó a temblar, como si estuviera estremeciéndose de asombro y maravilla.

“A-Asombroso… hacer eso normalmente es muy complicado, y usted lo hace como si nada…”

Fufufu, eso, respétame todo lo que quieras. A decir verdad, el japonés ha sido mi especialidad desde mi vida pasada.

“Bien, andando”.

Así, con Beta que seguía tomando notas a la velocidad de la luz, entramos a la casa de Tanaka-san.

 

*******

 

La casa medio destruida de Tanaka-san estaba desolada, la comida ya estaba podrida y no quedaba nada para consumir.

Por el momento, decidí hurgar por toda la casa en busca de ropa en buen estado.

Al final, encontré una sudadera con capucha, jeans y zapatos deportivos. Esto venía más que perfecto con la temporada, que era otoño.

Mientras tanto Beta…

“Disculpe, Shadow-sama, en serio lamento mucho molestarlo tanto”. Dijo Beta, mostrándose una y otra vez.

“¿Qué tal este atuendo…?”

“… Beta, eso es un traje de baño colegial”.

Era un traje azul marino, de donde sobresalía su blanca piel y varias partes más.

Beta apareció desde el otro lado de una puerta con esa ropa apretada.

“¿Traje de baño…? La verdad me parece un atuendo excelente. Es muy flexible así que es fácil de moverse con estas ropas”.

“Pero te dará frío”.

“Eso lo puedo solucionar con mi poder mági—”

“Busca otra”.

“Uhh…”

Beta dejó caer sus hombros y salió de la habitación.

Por eso le había dicho que usara la que yo le elegí, pero luego de que respondiera, “¡muchas gracias!” con un rostro algo complicado, le dije “elige la ropa que más te guste”.

Y así fue como llegamos a esto.

Solté un suspiro y volví a revisar la habitación en la que estaba.

La verdad no importaba mucho, todavía teníamos tiempo.

Como un ex japonés, tenía curiosidad por saber qué había pasado aquí. Solo espero que los humanos se hayan extinguido o algo como eso…

Primero había que conseguir agua y comida, luego información.

Luego de hurgar por un buen rato, encontré una terminal eléctrica. Intenté encenderla, pero no funcionó, como me lo imaginaba. Los soportes de papel de las paredes estaban desgastados por el viento y la lluvia.

En un trozo de papel con letras que apenas podía distinguir estaba escrito “El Colapso de Japón—”

Entendería si fuera el colapso de la economía de japón, pero ¿a qué se refiere con el colapso de japón específicamente?

¿Será alguna metáfora? ¿O lo decía de forma literal? Sería muy malo si fuera lo segundo.

Luego de terminar de explorar esa habitación, salí al pasillo y abrí otra puerta.

Ahí me encontré con una sorpresa.

“Ya veo, con razón me llegó el olor a sangre…”

Allí había tres cadáveres ya convertidos en esqueletos.

La sangre y los fluidos corporales se habían secado por completo, pero todavía quedaba un poco del olor. De seguro habían pasado ya varios años desde que murieron.

La sangre no solo llegó solo al suelo, sino también a la paredes. Unos huesos estaban rotos y otros ni siquiera estaban.

No era una manera de morir nada normal.

“Es una manera de morir demasiado rara en caso de asesinato…”

¿Venganza? ¿O tal vez cayeron en las manos de un asesino serial? O tal vez… Recogí los huesos esparcidos y traté de acomodarlos de nuevo.

“Este va aquí, y este otro acá…”

No pude unirlos a la perfección, pero al menos logré restaurar casi todas las partes. Lo que descubrí de eso fue un patrón de mordidas.

El hueso de la pierna tenía claramente el patrón de una gran mordida.

No se trataba de una mordida humana, era mucho más grande, posiblemente con dientes muy filosos…

“¿Un perro gigante? No…”

Un león podría concordar, pero no había leones sueltos en Japón, y sería demasiado extraño que uno se escapara del zoológico.

Ummm.

¿Entonces fue un oso?

No se me ocurría nada más, pero no había duda de que los habitantes de esta casa fueron asesinados devorados por una especie de animal.

“Disculpe, ¿Shadow-sama…?”

“¿Umm?”

“Lamento la molestia otra vez, ¿qué le parece esta ropa?”

Beta entró por la puerta, vio a los cadáveres en el suelo, pero de inmediato los ignoró y caminó evitando tropezarse con ellos.

Al parecer, para ella era más importante mostrar su ropa.

“Beta… ¿en dónde encontraste ese atuendo?”

Lo que ella llevaba puesto era un disfraz.

“Ehmm, estaba escondido debajo de la cama de una habitación que parece ser un dormitorio”.

Y con mucha razón estaba escondido.

“Beta… eso no es un atuendo que se deba usar en el día a día”.

“Pero ¿no le parece que es igual al traje de slimes?”

“Está demasiado desprotegido… además, ese atuendo se llama traje bondage”.

No había duda de que era un traje para la noche.

“¿Bondage?”

“Sí, un traje que se usa para acciones muy específicas”.

“Ya veo… qué lástima, con lo lindo que es”. Dijo Beta con lastima.

“Ah, también encontré esta mascara y látigo en el mismo lugar…” Dijo ella, poniéndose una máscara negra mientras hacía sonar un pequeño látigo.

“Al parecer, la dueña de este atuendo peleaba por las noches ocultando su identidad con esta máscara, me recuerda a nosotras. Aunque, este látigo es demasiado delgado y frágil. ¿De verdad servirá para pelear?” Dijo Beta, haciendo sonar una vez más el látigo mientras movía su cuerpo como si estuviera recreando una pelea.

“Beta, en realidad ese látigo es solo para someter a criaturas realmente sensibles, cerdos que creen que su propósito en la vida es ser golpeados por ser débiles…”

“¿Hay cerdos así en este mundo? Interesante”.

Beta asintió una y otra vez con sus ojos llenos de interés.

“¡Pero aun así, no esperaba menos de usted Shadow-sama! ¡Solo ha pasado una hora desde que llegamos y ya sabe los diferentes propósitos de estos atuendos!”

“Ah… sí, algo así”.

“¡Es grandioso! ¡Yo también me esforzaré para comprenderlo!”

“… Sí, esfuérzate”.

“¡Sí!” Respondió Beta con una gran sonrisa.

“Por cierto Beta, ¿por qué solo eliges ropa tan exhibicionista?”

“Es que, quería aprovechar la ocasión…”

¿Qué ocasión?

¿Se referirá al material de estas ropas? ¿Sus diseños? ¿Características? ¿O todas las anteriores?

“Como sea, elige algo normal”.

“… Sí~” Respondió Beta y salió de la habitación desanimada.

Así, luego de varios eventos, dejamos la casa de Tanaka-san una hora después.

 

******

 

“Ahora, ¿a dónde deberíamos ir?” Dijo Beta luego de terminar de cambiarse y salir de la casa.

Su atuendo consistía de una sudadera grande, jeans y tenis, seguido de un sombrero para cubrir su cabello y sus orejas. Era un atuendo normal y flexible.

Luego de eso, guardé varias mudas de ropa y unas botella vacías, para 30 litros, en una mochila.

“Primero vayamos por algo de agua a un río o una cascada. Luego tratemos de conseguir información sobre este mundo”.

Quería saber si este era el Japón que yo conocía, y si lo era, por qué había terminado en este estado.

“Excelente idea. En este mundo hay objetos y tecnologías realmente interesantes”.

Con eso dicho, comenzamos a buscar algo de agua.

Si ahorraba energía, podía estar sin comer por más de un mes, y no creo que Beta tenga problema con eso tampoco.

Pero el agua era indispensable. Podría aguantar la sed, pero creo que lo máximo serían 10 días.

“Me pregunto para qué servirán estos pilares… puedo notar que están hechos de concreto, pero ¿por qué están ubicados uno después de otro? ¿Será para alguna especie de rito religioso?” Dijo Beta, viendo a todos lados mientras caminaba cuando de repente, su atención se centró en los postes eléctricos. Ella comenzó a dibujar algo en sus notas a una velocidad impresionante.

“Fufufu. Observa ese cable blanco en la punta de los pilares. ¿Ves ese tipo de caja de metal un poco más abajo? Eso se encarga de llevar electricidad a las casas por medio de esos cables negros”.

“Ahora que lo dice es cierto, los cables negros están conectados a las casas. Entonces en este mundo utilizan un alto nivel de electricidad. ¿Ya llegó hasta la verdad de todo esto con solo estas pocas pistas…?”

“Fufufu…”

“Pero… en ese caso, ¿por qué mejor no enterrar esos cables en el suelo?”

“¿Hmm? Aaah, bueno…”

Ni idea.

“P-Pues de seguro es demasiado costoso hacerlo, y-y también debe ser difícil darle mantenimiento sin mencionar… ¡los temblores, sí, podrían dañarse con los temblores!”

“¿Pero los pilares no se caen también los temblores?”

“E-Están hechos con material resistente”.

Beta asintió.

“Es cierto. Ponerlos bajo tierra tomaría bastante tiempo, pero en cambio este otro método no, y cuesta menos dinero”.

“Exactamente”.

“Pero me pregunto, ¿por qué un país con tanta tecnología como Japón colapsó? No parece haber indicios de sequía o inundaciones, tampoco creo que haya sido un desastre natural…”

“Es una buena pregunta… aunque ya tengo una hipótesis”.

En esto sí no miento.

“¡¿Eh…?! ¡¿Ya descubrió la causa?!”

“Sí…” Dije hipótesis, pero no estoy seguro de que sea correcta.

No quiero decirla por temor a quedar mal si estoy equivocado, pero probablemente, la causa sea el rastro de poder mágico que está en el aire.

Hasta donde sabía, en este mundo no había nada de poder mágico a excepción de esas 2 luces blancas que vi al final de mi vida anterior. Por eso mismo, era raro todo este poder mágico en la atmósfera.

En otras palabras… Japón fue afectado por algo relacionado al poder mágico.

Por eso, el ambiente cambió y causó el pánico que llevó a esto.

Sí, algo así.

“Siento el aroma a agua viniendo de por ahí”. Dijo Beta olfateando el aire con su nariz.

“Así parece”.

Aunque la verdad, ya sabía en donde estaba el ríio, era mi pueblo después de todo.

Luego de llegar al río, me di cuenta que el agua estaba mucho más clara y limpia de lo que recordaba. Supongo que este es el efecto de la ausencia humana.

“Parece que no habrá problema en beberla”.

Nos separemos un poco y comenzamos a recolectar agua en las botellas vacías.

Es agua sin procesar, pero no importa, nuestro estomago está reforzado con poder mágico.

“También hay peces, así que no tendremos problemas con la comida. ¿Desea comer ahora?”

“Después. Cuando tengamos hambre, podemos cazar”.

“Es verdad. Hay muchas aves en el cielo y más ingredientes por esta zona”.

“Ajá”.

Luego de terminar de llenar las botellas y guardarlas en la mochila, la volví a poner en mi espalda.

“Si quiere, yo puedo llevar esa bolsa”.

“No, no, yo lo hago. Los hombres son los encargados del equipaje, o al parecer eso es lo que dicta la cultura de este país”.

“Ya veo… incluso aprendió la cultura de este país en tan poco tiempo”.

“¿Acaso no es obvio? Bien, ahora nuestro próximo destino será…”

“Quisiera ir a uno de esos edificios públicos. De seguro encontraremos muchos materiales de tecnología avanzada”.

“Ummm, en ese caso, una biblioteca sería el lugar ideal… ¡Ya sé! Vayamos a la universidad Nishino”.

Recordé que había una universidad súper tecnológica y ridículamente lujosa construida encima de una montaña por los estúpidamente ricos del grupo Nishino. Era un lugar solo para niños y niñas burgueses, enemigos de la clase trabajadora. Juré que rompería todas su ventanas con mi barra de hierro, pero al final reencarné sin poder cumplir mi juramento.

“Disculpe, ¿qué es ese universidad Nishino?”

“Según una fuente confiable, es un lugar de vasto conocimiento científico, construido por los malvados burgueses derrochadores de dinero. De seguro hay experimentos humanos ilegales en ese lugar”.

“Parece que los villanos existen en todos los mundos”.

“La oscuridad existe porque existe la luz, cualquier mundo está construido sobre esas leyes…”

“Qué frase tan profunda…”

Y llegó la hora de partir.

Decidí pasar por mi casa de camino, pero estaba completamente destruida. Qué pena.

Mi papá, mamá y mi perro John deberían estar en estados unidos, así que supongo que están a salvo.

 

******

 

Estaba oscureciendo.

La puesta de sol rojiza de otoño se veía hermosa.

La verdad, hubiéramos llegado rápido a la universidad si corríamos un poco, pero Beta se estaba divirtiendo mientras veía todas las cosas de este mundo, y yo también me divertía explicando que era cada cosa.

De cualquier forma, deberíamos llegar hoy mismo.

“Luego de ver muchas cosas, creo que descubrí algo…” Dijo Beta hablando como una cara seria.

“¿Qué cosa?”

“Creo que he visto antes en alguna parte el idioma de este país”.

“¿Lo has visto antes…?”

No hay forma en que Beta, que nació en ese otro mundo conozca el japonés… ¡Ahh!  Ahora que recuerdo, el mensaje cifrado que le di hace un tiempo estaba en japonés.

¡¿Acaso logró descifrarlo?!

No, un momento. Eso no es posible.

No hay forma en que una elfa de 15 años pudiera hacerlo. De seguro solo se refiere a que los patrones se parecen o algo por el estilo…

“¿N-No te lo estarás imaginando?”

“¿Usted cree? … Ummm”.

Esto no es bueno.

Si Beta descubre que eso era japonés, también descubrirá el origen de mi “Sabiduría de las Sombras”.

A Beta y al resto les había contado sobre los chocolates, sobre la literatura, el crédito y los bancos.

Tenemos que regresar al otro mundo antes de que se dé cuenta… Ah.

En ese momento, me di cuenta de algo.

¿Y cómo regresamos?

“Shadow-sama, ¿sucede algo? Está sudando mucho…”

“S-Solo estoy entrenando con mi temperatura corporal”.

¡Creo que cometí un gran error al dejarme llevar por el momento!

Olvidé por completo que no sé la forma de regresar.

“Shadow-sama, ¿por qué está temblando…?”

“E-Estoy creando ondas sónicas mediante la vibración corporal”.

“¡Esplendido Shadow-sama! ¡Ni siquiera en esta situación se olvida de entrenar para llegar más alto!”

E-Está bien, tengo que calmarme.

Llegué a este mundo entrando por ese agujero negro, así que si vuelvo a entrar, podré regresar, lógica simple.

Sí, está todo bien, ya me las arreglaré.

Solo tenía que seguir el rastro del poder mágico más fuerte de por aquí y… mientras pensaba en eso, una brisa pasó por mi cara.

“¿Hmm? Este aroma…”

Era un aroma familiar… el olor a muerte.

Era un olor cientos de veces más fuerte que el que había olido en la casa de Tanaka-san.

“El olor viene de ese edificio”.

“Este lugar… ah, es un hospital”.

“Hospital… ¿se refiere a una enorme casa clínica? ¿Todavía no han desarrollado magia de curación?”

“Eso es lo que parece”.

En este mundo, no había poder mágico después de todo.

“El olor a muerte viene del piso superior”.

“Eso parece”.

“Vayamos a ver…”

“Sí”.

“Saltemos”.

Sentí un rastro de poder mágico en este hospital. Tal vez pueda conseguir una pista sobre el agujero negro.

Ambos dimos un gran salto al mismo tiempo, rompiendo los cristales de la ventana y entrando por ahí de forma fabulosa.

El interior estaba todo oscuro, no había luz eléctrica, pero no hay problema, estábamos acostumbrados a la oscuridad.

“Sí, es una habitación de hospital”.

“Hay rastros de sangre”.

“Sí, parece que alguien estuvo peleando aquí”.

“Pero no hay ningún cuerpo”.

No sería raro que los cuerpos estuvieran por aquí cerca. Era el típico patrón donde encontrábamos a las víctimas de asesinos o ladrones. Además, que, si toda esta sangre es de esa persona o personas, no pudieron llegar demasiado lejos.

Abrimos la puerta y salimos al pasillo.

“Bingo”.

El cadáver estaba tirado en el pasillo ensangrentado.

Beta rápidamente se agachó y comenzó a analizar el cadáver.

“Parece que fue devorado por un animal”.

“Ummm”.

No quiero ensuciarme las manos, tampoco acercarme mucho, porque el olor se me pega a la ropa, así que decidí dejárselo a Beta.

Aun así, considerando el nivel de putrefacción, debe tener ya unas semanas muerto. Ah, está usando el traje de Slime como guantes.

Guantes de slime… eso no se me había ocurrido.

Qué ingeniosa…

“Parece que son personas de este mundo. Tres de ellas, dos hombres y una mujer, todos adultos”.

Beta comparó los tres cráneos que todavía tenían cabello.

“Considerando la temperatura y la humedad, diría que han pasado 5 días desde que murieron”.

“En otras palabras, hace 5 días había personas vivas por aquí”.

“Sí, tal vez podamos encontrar a más supervivientes”.

Y, en ese momento…

Sentí como algo comenzó a moverse por las instalaciones del hospital.

“Beta”.

“¿Eh…? Ah, hay algo aquí”.

Beta se tardó un poco en darse cuenta.

La presencia venía del piso de abajo.

“Vayamos a ver”.

Rápidamente bajamos al segundo piso y encontramos a la criatura que se estaba moviendo por ahí.

Era una bestia negra.

Dos frente a mí y una frente a Beta.

Los tomé por las patas trasera y luego los arrastré hacia mí para someterlos.

“¿Estas bestias son los responsables de esos cadáveres?”

“Probablemente”.

Observé con detenimiento a las bestias que se revolcaban en el suelo tratando de zafarse.

“Se parecen a los monstruos que aparecieron en el reino de Oriana”.

“Ahora que lo dices, es verdad”.

Sí, ahora que lo menciona, se parecía mucho a los monstruos que habían sido invocados junto al murciélago gigante.

Su pelaje era negro, sus ojos rojos, aunque su poder mágico era mucho más diminuto que el del murciélago.

Iban a cuatro patas, como un oso o un león. La diferencian es que tenían algo de poder mágico, así que sería difícil de eliminar para los humanos comunes y corrientes.

Pero para nosotros…

“… Son débiles”.

“Sí, bastante débiles”.

Beta aplastó el cuello de la bestia y esta murió al instante.

La sangre salpicó por el aire, así que use a la otra bestia como escudo para que no me ensuciara.

“Ah, lo lamento mucho”.

“Está bien”.

Golpee contra el suelo a las bestias que tenía en ambas manos y las dos murieron al instante.

Considerando el tamaño de los dientes, no hay duda de que fueron este tipo de bestias las que atacaron a Tanaka-san.

Parece que mi hipótesis era correcta. El entorno en Japón cambió o mutó por el poder mágico en la atmosfera.

¿Entonces estos eran animales evolucionados?

“Shadow-sama, ¿estos son los cerdos sensibles a los que se refería?”

“No, esos cerdos son más débiles que estas bestias”.

“¿Más débiles…? Me pregunto cómo sobreviven…”

“Curioso, ¿no?”

“Muy curioso”.

“Ups”.

Rápidamente saqué mi espada de Slime y corté hacia atrás, hacia la bestia que intentó tomarme por la espalda.

“Esplendido”.

Dijo Beta, sacando su espada.

Ella cortó a la bestia que la atacó de frente, pero poco a poco fuimos rodeados por estos monstruos.

“Parece que este era un nido de estas cosas”.

“Así parece. Creo que se mueven en manadas por las noches”.

Ya veo, por eso casi no percibo el poder mágico en ellos.

Rápidamente fuimos matando monstruo por monstruo, al final fueron unos 50 en total.

Había peleado usando un escudo de slime para no marcharme de sangre.

“Tengo una hipótesis… ¿y si en este país, Japón, actualmente son estos monstruos los que reinan?”

“… Es probable”.

Es complicado derrotar a estos monstruos sin utilizar poder mágico, porque con ataques comunes y corrientes, no les pueden causar daño e incluso si lo hacen, los monstruos se regenerarían al instante.

En este mundo, podrían derrotar a uno monstruo utilizando unas mil ametralladoras al mismo tiempo para impedir que se regeneren, pero sería más eficiente hacerlo con un grupo grande de ellos.

En el otro mundo, los espadachines mágicos podían derrotar a los monstruos de este nivel, mientras que, para los comunes y corrientes, bastaba con soldados equipados con espadas encantadas con poder mágico.

Estos monstruos eran de los débiles allá, pero no sería raro que estuvieran en la cima de un mundo en el que no pueden usar poder mágico.

“Shadow-sama, creo que ya debió notarlo, pero—”

“¿Umm?”

“Hay personas cerca”.

Oh, es cierto. Parece que alguien entró al hospital.

“¿Hacemos contacto?”

“Sí, hagamos eso… siempre respondamos con un gran alto de flexibilidad y adaptación”.

 

******

 

Nishino Akane junto con otros 4 compañeros, estaban en un hospital abandonado en la ciudad.

Ella era una mujer hermosa de cabello negro, y unos resplandecientes ojos rojos.

“Aquí fue donde 3 desaparecieron en medio de su exploración”.

“Eso es lo que escuché”.

Hace 5 días, 3 “caballeros” habían venido a explorar este hospital, pues escucharon reportes de que este lugar se había convertido en un asentamiento para las “Bestias Mágicas”.

Este hospital estaba muy cerca de la base de ellos, la universidad Nishino. Por eso, si no lidiaban rápido con las bestias mágicas, ellas podrían expandir su asentamiento.

Pero al final, ellos jamás regresaron.

Akane rápidamente solicitó un equipo de rescate, pero debido a que la semana pasada había ocurrido otro incidente, no había demasiados caballeros para una nueva misión de rescate y por ende, el tema del hospital fue pospuesto.

Ella sabía que no había casi posibilidades de que ellos siguieran con vida. Pero Akane no podía abandonar a sus compañeros que pelearon por todos ellos.

“¿Realmente les importa más una investigación que la vida de las personas…?”

La mirada de Akane era ruda.

La persona que estaba en contra de todo esto era su hermano mayor, quien también era el encargado de investigar sobre el poder mágico.

“Akane-san…”

“Lo siento, démonos prisa”.

Lo más importante ahora, era verificar la supervivencia de los tres caballeros dentro del hospital.

Ella hubiera querido venir más rápido, pero la seguridad era muy estricta durante el día, así que solo pudo moverse ahora que era de noche.

Ni siquiera su hermano pensaría que Akane saldría durante la noche.

Después de todo, la noche era la hora de las bestias mágicas.

“Estén preparados para pelear, esos monstruos definitivamente están aquí”.

Al entrar por la entrada principal del hospital, un fuerte olor a muerte llegó a ellos.

Inmediatamente, todos sacaron sus armas.

Muchos de ellos llevaban espadas, el arma de Akane también era una espada larga.

El arma brilló al impregnarse de poder mágico.

Para derrotar a las bestias mágicas, lo mejor era usar espadas con poder mágico. El poder mágico en objetos voladores o armas de fuego perdía efecto y control cuando se alejaban del arma.

“Avancemos”.

Las bestias mágicas eran poderosas por la noche. Muchas de ellas tenían el poder suficiente para superar a un caballero. Por eso, debían avanzar con cuidado.

Akane iluminó el pasillo del hospital con su linterna, y poco a poco, el sonido de las pisadas del grupo, resonaron alrededor.

Las bestias ya debieron darse cuenta de Akane y su grupo, por lo que el ataque era cuestión de tiempo…

“¿Hmm?”

Un líquido pegajoso comenzó a caer desde el techo.

“¿Qué es esto…?”

“¡Cuidado, mira arriba!”

Al apuntar la linterna hacia arriba, se dieron cuenta que eran los fluidos de una bestia mágica.

“¡¡U-Uwaaaaaaaaaaah!!”

La bestia mágica rápidamente se tiró del techo y cayó sobre uno de los caballeros.

“¡Atrás también!”

“¡N-Nos tienen rodeados!”

Akane esquivó a una de las bestias que la atacó desde la oscuridad y luego clavó su espada japonesa en su espalda.

Luego de un quejido, la bestia rodó por el suelo.

Después de eso, ella rápidamente ahuyentó a la bestia que estaba encima del otro caballero.

“¡¿Estás bien?!”

“M-Mi hombro… sale mucha sangre… haaah…”

No era una herida mortal pero sí profunda.

“¡Chicos, cálmense! ¡Péguense contra la pared!”

Akane empujó al caballero herido contra la pared y seguía blandiendo su espada mientras lo protegía.

Sus compañeros que habían perdido la calma poco a poco, comenzaron a reorganizarse.

De alguna forma, lograron recuperarse.

“¡¡Haaaaaaaaaaaaaah!!”

Akane dio un gran paso hacia adelante.

Al instante, su espada liberó un gran brilló del cual sacó un enorme poder mágico.

Y luego…

“A-Asombroso”.

“Esplendido, Akane-san…”

Ella acabó con las tres bestias restantes de un solo golpe y acabó la pelea.

Akane limpió la sangre en su espada y luego vio a las bestias mágicas.

Eran 6 en total, 5 de ellos fueron derrotados por Akane.

Luego, Akane se acercó a la última bestia que quedaba con vida para darle el golpe final. Las bestias mágicas eran muy resistentes, y un caballero común y corriente no era capaz de matarlos por completo.

Casi habían sido aniquilados, así de peligrosas y terroríficas eran las bestias mágicas de noche.

Luego de darles el golpe final a todas las bestias, Akane suspiró.

“Chicos, ¿están bien?”

“E-Estoy bien”.

“Yo también… solo tengo unos rasguños”.

“Me cortaron el brazo”.

“Mi hombro, mi hombroo…”

Ellos estaban acabados con solo una batalla. Era demasiado peligroso avanzar en este estado.

“Dale los primeros auxilios por favor”.

“S-Sí”.

“¿Akane-san?”

“Iré a ver el piso de arriba”.

Todas las bestias de este piso fueron aniquiladas, por lo que ella podía dejarlos aquí e investigar sola los pisos superiores. Después de todo, podía pelear a sus anchas estando sola.

“¡¡N-No puedo dejarla que vaya sola!!”

“¡Tiene razón, Akane-san recuerda que tú eres nuestra Salvadora!”

“… Detente”. Respondió Akane con una voz inexpresiva.

“No soy… ninguna salvadora”.

“P-Pero tú tienes un poder que nadie más tiene…”

“Es verdad, todos dicen que eres nuestra salvadora, la persona que nos salvará a todos…”

Akane apartó la mirada, ella no podía soportar aquella mirada llena de expectativas que sus compañeros dirigían hacia ella.

Era verdad que a la cantidad de poder mágico que tenía Akane era superior a la de cualquier otro caballero.

Gracias a eso, había derrotado a muchas bestias mágicas y salvado a muchas otras personas.

Pero, al mismo tiempo…

Su hermano se aprovechó para esparcir rumores sobre ella. Él utilizaba el nombre y el poder de Akane para controlar a las personas más débiles.

Ella no tenía el poder para salvar al mundo… pero ella tampoco tenía el valor para decirlo.

“Yo solo hago y haré lo que pueda”. Dijo Akane.

“Lo sabemos, por eso mismo siempre la acompañaremos a donde sea, Akane-san”.

“¡Es verdad, jamás la dejaremos sola!”

“… Está bien”.

Akane y sus compañeros siguieron subiendo las escaleras junto con los heridos.

Con cada paso que daban, el espíritu de Akane iba perturbándose más y más, hasta que se detuvieron por un gran olor a sangre.

“Q-Qué rayos…”

El pasillo frente a ellos, iluminado por la luz de la linterna, era un baño de sangre. El rastro de sangre conducía hasta la esquina del pasillo.

Hubo algo que ella entendió al instante viendo el color y el olor de la sangre.

Esto no era sangre humana… era sangre de bestia.

No solo de una, sino que muchas de ellas.

Luego, al llegar a la esquina del pasillo e iluminarlo con la linterna…

“Uh…”

Uno de sus compañeros soltó un pequeño quejido de asombro, y Akane también retrocedió un paso.

Era como un pozo de sangre.

La sangre y los restos de las bestias mágicas estaban por el suelo, las paredes y el techo.

Eran docenas, cientos, incontables bestias.

“¿Qué rayos pasó aquí…?”

“¿Q-Qué es esto…?”

“Increíble…”

Se necesitaban de docenas de caballeros para derrotar esta cantidad de bestias mágicas.

Pero, ¿de verdad existían caballeros tan poderosos como para lograr esto?

Al menos no en el grupo “Mesías” al que pertenecían Akane y sus compañeros.

Quién, cómo y para qué había hecho esto…

Al pensar en ello, Akane llegó a una posibilidad.

“Un clase superior…”

“¡Espere, ¿dijo clase superior?!”

“Según mi hermano, la clase superior está involucrada en el caso que está investigando”.

“¡…!”

El rostro de todos sus compañeros se llenó de tensión.

No había fuerza alguna que pudiera realizar esto. Por eso, la probabilidad de que se tratara de alguien no humano, una clase superior, era más que alta.

En este mundo, no existía solo un tipo de bestias mágicas.

Hasta el momento, se habían confirmado la existencia de 10, pero de entre ellas, las más poderosas y las que más vidas de caballeros habían cobrado, eran las de clase superior.

La clase superior era el símbolo del miedo en este mundo.

“Akane-san, tenemos que retirarnos lo más pronto posible…”

“No creo que estén cerca de aquí”.

Porque si lo estuvieran, Akane y el resto hubieran muerto apenas dar un paso dentro de este hospital, agregó ella en su mente.

“Investiguemos un poco más. Si de verdad esto fue obra de una clase superior, vale la pena conseguir un poco de información”.

“D-De acuerdo…”

Todos, aunque con miedo, comenzaron a caminar nuevamente.

“Es como si hubieran sido cortados con filosos colmillos… dios, ¿qué es este corte? Es demasiado hermoso”.

“Parece hecho con garras filosas”.

“E-Este de acá parece que fue pulverizado… qué asco”.

“Parece que tienen una enorme fuerza también”.

“E-Este de acá está hecho trizas… lo hicieron picadillo”.

“Y de forma sumamente hostil”.

Ella iba recogiendo poco a poco información de los restos de las bestias.

Akane seguía pensando que esto era obra de una clase superior.

Todas las bestias mágicas habían sido derrotadas de un solo golpe.

Akane había derrotado ya a muchas bestia de clase alta.

Pero ésta en especial, parecía ser mucho más poderosa que cualquier bestia de clase superior que Akane hubiera enfrentado hasta ahora…

“Brutal… por el momento llamaremos a esta clase superior de esa forma”.

“Cruel e Inhumano… es un título perfecto considerando todo esto”.

En ese momento…

“¡Una persona…! ¡Hay una persona tirada por aquí!”

“¡¿Eh?!” Akane gritó con sorpresa.

Ella pensó que alguno de los tres desaparecidos había sobrevivido.

Pero esas esperanzas se hicieron añicos al instante.

Era una desconocido tirado en el pasillo.

“¿Y los demás…?”

“No lo sé. Solo encontré a esta persona, al parecer perdió el conocimiento”.

Eran dos personas en total.

Uno era un chico de cabello negro.

Llevaba una sudadera con capucha, unos jeans y una mochila en su espalda. Al parecer era un “refugiado” común y corriente.

“¿Otras de las bases fueron destruidas…?”

“Ha habido avistamientos de clases superiores muy cerca de aquí últimamente, no sería raro que otra base haya sido destruida”.

Las bases destruidas por las bestias mágicas siempre quedaban inutilizables.

Por eso, las personas que sobrevivían de esos lugares comenzaban a buscar refugio en otras partes.

Pero, a pesar de ser refugiados, si podían utilizar el poder mágico, serían bienvenidos en cualquier base.

Pero al contrario, también había muchas otras que no aceptan a refugiados comunes y corrientes.

En muchas otras bases, los obligaban a trabajar día y noche, pues no había suficiente suministros para mantener a personas por caridad.

Por eso, Akane ni siquiera sabía si iba a poder llevar a este chico a la universidad Nishino—

“¡A-Akane-san! ¡El cabello, el cabello de esta chica es plateado!”

“¡¿Eh?!”

Mientras tanto, la otra persona era una chica con un cabello de un hermoso color plateado.

Akane tomó el sombrero de la chica y miró su cabello.

El cabello de la chica era de un hermoso color plateado de las puntas hasta la raíz.

“¡¿Ella ya pasó por el ‘Despertar’?!”

Entre los caballeros, había algunos que pasaban por una etapa llamada “Despertar”, donde conseguían una enorme cantidad de poder mágico.

Los ojos rojos de Akane eran su prueba de que ella también había pasado por el “Despertar”.

Las características que venían luego del despertar, era el enorme poder mágico y cambios en el cuerpo.

En el caso de Akane, los cambios en su cuerpo fueron diminutos, por ejemplo, sus ojos rojos. Pero también había casos como esta chica, donde el cabello les cambiaba de color y en el peor de los casos, otros con cuerpos mutados.

“Akane-san, mire sus orejas, son largas”.

“Sí, no cabe duda, es el despertar”.

Las orejas de la chica eran largas y puntiagudas, como los elfos que salían en los cuentos de hadas.

“E-El despertar…”

Sus compañeros comenzaron a tomar distancia de la chica, como si estuvieran asustados de ella.

El cambio que apareció en una persona luego del despertar también afectaba a las personas a su alrededor.

Había muchos que luego de conseguir un enorme poder mágico, mataban a todas las personas a su alrededor al no poder controlar todo ese poder.

Era raro que alguien luego del despertar no causara daños a la gente a su alrededor, como Akane, por eso mismo, ellos la consideraban una especie de mesías.

“No se preocupen, si ella ha estado todo este tiempo con este chico, entonces debería ser inofensiva”.

“E-Es verdad, de seguro es inofensiva”.

Sus expresiones se relajaron un poco.

Las personas le temían al despertar, al mismo tiempo que deseaban su poder.

“¿Nos llevaremos a estos dos?”

“Por supuesto”.

“Pero ya no tenemos mucho espacio en nuestra base. Creo que deberíamos dejar al chico aquí y…”

“¡¿Qué?!”

Por un momento, los ojos de Akane se tiñeron de enojo, y sus compañeros desviaron su mirada con incomodidad.

“Puede que él sea familiar de esta chica, ¿qué piensas decirle cuando se levante y no lo vea cerca de ella?”

“¡E-Es cierto! Sí, no sería bueno que se ofendiera por eso y decidiera dejar nuestra base”.

“¡Es verdad, llevémonos a los dos!” Dijeron ellos formando una risa descarada que iba congelando el corazón de Akane.

Aun así, ella sabía que las cosas no podían cambiar. Todos estaban haciendo todo lo posible para mantenerse con vida.

Pero ella podía vivir más tranquilidad porque tenía un poder mágico más grande que el resto, eso era lo que ella se dijo a sí misma.

“Andando”.

Akane llevó a la chica en su espalda y dejó al chico en manos de sus compañeros. La calidez de la chica se concentró en la espalda de Akane.

Era una chica realmente bella.

De seguro era de preparatoria, una edad y una vida que Akane vivió en su momento. Una vida juvenil feliz, e inolvidable.

Incluso en la actualidad, cada vez que Akane pasaba por un momento difícil, ella imaginaba la figura de aquel chico que la había salvado muchas veces desde aquel tiempo.

Pero al mismo tiempo, sabía que él jamás volvería a salvarla.

Después de todo, él ya estaba muerto.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente