Capítulo 34 – Puerto brisa

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

1ª Parte

Puerto Brisa, la única ciudad portuaria en todo el continente demoniaco. Está repleta de colinas y cuestas y desde la entrada de la ciudad es posible verla en su totalidad.

La mayoría de las cosas están construidas de los materiales propios del continente demoniaco, como son las piedras y la tierra rojiza del mismo, pero algunos edificios están hechos con madera en su interior, posiblemente importada del continente Milis.

A la entrada de la ciudad no hay tantos puestos de mercaderes como en  otras ciudades, pero quizás porque en el extremo de la ciudad se encuentra el astillero y el puerto, pero es donde se concentran los vendedores que vienen a esta ciudad, creando un ambiente animado por el lugar; por lo que es una ciudad que presenta una estampa algo distinta de la  habitual.

Y pasado el puerto…

Desde el puerto hasta el horizonte, se extiende un mar  enorme.

¿Cuándo fue la última vez que vi el mar? Imagino que en Secundaria, cuando fui de viaje a la costa con el  colegio.

Por lo que puedo ver, el mar es igual en todos los mundos; un brillante azul, el sonido de las olas, el equivalente a gaviotas, y los botes de vela levantando ancla.

Es la primera vez que he visto un barco de vela con mis propios ojos, porque por mucho que los hubiera visto en películas, no tiene nada que ver con lo que se siente al verlo frente a ti. Me emociono como un niño pequeño… Pero viendo las velas en los barcos, imagino que en este mundo habrán descubierto ya las técnicas marítimas para ir contra corriente… Bueno, teniendo en cuenta de que hablamos de  este mundo, seguramente  se crearán su propio viento de cola con magia o algún método   similar.

 

2ª Parte

En cuanto por fin llegamos a la ciudad, Eris se bajó de un salto de nuestro lagarto montura y salió corriendo.

“¡Rudeus! ¡Es el mar!”

Las palabras que pronuncia Eris, salen en un fluido idioma del Dios Demonio; desde que se decidió a aprenderlo, no ha habido día que no lo haya practicado hasta llegar a este punto. Para animarla y ayudarla, tanto Ruijerd como yo estuvimos hablando en ese idioma tanto como nos fue posible.

El plan fue un éxito y, en estos últimos días, la habilidad de Eris con el idioma ha aumentado enormemente.

Como suponía, la forma más rápida de aprender un idioma es vivir en un lugar en el que lo hablen todos. Aunque no es que pueda leerlo ni escribir en el idioma del Dios Demonio…

Por otro lado, desde que llegamos al continente demoniaco, no le he dado clases de magia ni un solo día; estoy seguro de que se ha olvidado de todos los conjuros que le enseñé… imagina la conjuración en  silencio….

“¡Espera Eris! ¡¿Dónde vas?! ¡Pero si ni siquiera hemos decidido en qué posada nos alojaremos!”

Tras oír mi comentario, las piernas de Eris se detienen de forma   abrupta.

Y por cierto, esta es la tercera vez que hemos tenido esta conversación…  En la primera ocasión se perdió, y en la segunda nos acabamos metiendo en una pelea en medio de un callejón. No permitiré que haya una tercera vez.

“¡Tienes razón! Porque si no decidimos en qué posada nos alojamos antes, nos acabaremos perdiendo, ¿no es así?!”

Solo con echarle un vistazo al mar, se volvió a animar y regresar alegremente con nosotros. Ahora que lo pienso, esta debe de ser la primera vez que lo vea, aunque había un río cerca de Roa al que iba de vez en cuando a jugar junto con Sauros en sus días de  descanso.

Desgraciadamente, sin mí.

“Luego podemos ir a nadar, ¿no, Rudeus?.”

“¿Eh? ¿Se puede nadar en el  puerto?”

“¡Me gustaría ir a nadar!”

Me encantaría ver el encantador cuerpo de 13 años de Eris en el agua también, pero…

“Pero no tenemos trajes de baño, ¿no es  así?”

“¿Traje de baño? ¿Qué es eso? ¡Pero si no lo  necesitamos!”

Escuchando una frase tan sorprendemente, no puedo ocultar mi cara de asombro y confusión.

¿Traje de baño? ¿Qué es eso? ¡Pero si no lo necesitamos! No se necesitan trajes de baño… ¿eso significa que nos bañaremos desnudos? No… es imposible que eso sea cierto… Hasta en este mundo existe el aspecto cultural en el que el nudismo es vergonzoso… En ese caso… claro, seguramente en ropa interior. Jugaremos en el agua solo vestidos con ropa interior, que al mojarse se pega a nuestra piel, dejando a la vista la transparencia de la piel… y pocchi saldrá a  jugar.

Pero  qué raro, ¿porque nunca participé en  los viajes al  río en     Fedora?

¿Qué hacía exactamente para perderme semejante evento?… Supongo que estaba ocupado, porque en esos días estaba intentando llevar una vida plena y esforzándome al máximo cada día. Pero al menos una vez, desearía que me hubieran invitado al menos una vez… Aunque mejor, no darle vueltas al pasado, es mejor vivir el presente, centrándome en lo que hay frente   a   mis   ojos.   ¡Sí,  pienso  disfrutar  el  presente!  ¡Perfecto! ¡Dirijámonos al mar!

“No, seguramente sea mejor que no intentéis bañaros en el  mar.”

Y en este momento, Ruijerd se inmiscuye en nuestra conversación y me agua la fiesta.

“¡¿Eh?! ¡¿Por qué?!”

“Porque está plagado de monstruos.”

Me imaginaba que ese fuera el  caso.

Pero seguro que no pasará nada si Ruijerd y yo nos dedicamos a aniquilar los monstruos en la zona… O eso quiero pensar, pero es posible que nuestro radar de seres vivos (Ruijerd) no funcione correctamente con los monstruos que haya dentro del agua…. Pero no… seguro que podemos ser capaces de tener tranquilidad durante una hora o así, ¿no crees? Porque aunque nadar en el puerto sea peligroso, puedo crear con magia una piscina marina cerca de la costa usando magia de  Tierra.

Pero si tenemos la mala suerte de que algo ocurra, o de que un monstruo marino posea alguna habilidad especial que le permita saltar a la piscina que cree… Si fuera un pulpo podría ser el detonante de una escena erótica, pero si fuera un tiburón viviríamos otro tipo de escena más gore…………… Nah, no hay nada que hacer, es mejor si nos olvidamos de la idea de jugar en la playa un rato. Pero en serio, qué  lástima.

“En ese caso, tendremos que olvidarnos de nadar en esta ciudad. En ese caso, elijamos posada y después vayamos al gremio de  aventureros.”

“Vale…”

Eris se deprime un poco.

Hmmm, pero soy incapaz de evitar querer ver el cuerpo de Eris algo más detenidamente, porque no he tenido ocasión, en todo este año, de confirmar exactamente como se ha ido desarrollando. Con toda la ropa puesta es complicado, pero creo que podríamos aprovechar para relajarnos un poco aunque sea en la orilla, y ya  aprovecho…

“Aunque no podamos ir a nadar, podemos jugar un rato en la orilla.”

“¿Orilla?”

“La zona que entra en el mar, es una zona arenosa, así como una bahía. Solo que esta arena se alarga hasta entrar en contacto con el   mar.”

“¿Y qué tiene eso de divertido?”

Si lo pones de esa forma…

“Ummm… ¿no te apetece ni coger algo de agua para remojarte un poco?”

“Rudeus, estás volviendo a poner esas caras extrañas  tuyas.”

“¿Uh?”

“¡Aunque suena interesante! ¡Así que hagámoslo  después!”

Eris dice esto alegremente y da un salto desde el suelo, montándose de nuevo sobre nuestro lagarto.

Su técnica de salto es bastante precisa y maravillosa, ha hecho todo el impulso usando únicamente sus tobillos y rodillas, sin ningún tipo de carrerilla, como si fuera un resorte. Y es que Eris ha estado entrenado su cuerpo, incluyendo sus piernas, durante todo este  tiempo.

Por el momento está bien como está, pero me pregunto si acabará viéndose como Ghyslaine en el futuro, con esos músculos que parecen cuerdas de acero… me asusta un poco.

 

3ª Parte

Nuestro primer paso fue elegir posada y dejar a nuestro lagarto montura en el establo; tras lo que nos dirigimos al gremio de aventureros, porque tenemos intención de ir a verlo antes de  dormir.

Cuando llegamos al gremio de aventureros de Puerto Brisa, como siempre, había un enorme variedad de aventureros reunidos en el lugar haciendo ruido; nada fuera de lo normal, salvo porque empezaba a haber bastantes humanos en el grupo formado.

Seguramente cuando crucemos al continente Milis, el número de humanos irá todavía más en aumento.

Decido empezar con nuestra rutina de siempre y me acerco al tablón de anuncios, cuando Ruijerd me pregunta.

“¿No vamos a cruzar rápidamente el  mar?”

“Solo voy a echar un vistazo, ya que ganar dinero en el continente Milis será más fácil en general.”

Esto se debe a que la divisa del continente Milis es distinta a la del continente demoniaco. Las monedas que utilizan en ese continente son: cheques del Papado, cheques del Ejército, monedas de oro, monedas de plata, monedas grandes de cobre y monedas de  cobre.

Si enlazamos las divisas de ambos continentes equiparando una moneda de piedra con 1 yen, quedaría de la siguiente  forma:

Cheques del Papado 50 000 Yen 500$
Cheques del Ejército 10 000 Yen 100$
Milis de Oro 5 000 Yen 50$
Milis de Plata Moneda de Jade 1 000 Yen 10$
Gran Milis de Cobre Moneda de Hierro 100 Yen 1$
Milis de Cobre Moneda Oxidada 10 Yen 0.10$
Moneda de Piedra 1 Yen 0.01$

O algo por el estilo.

Para que os hagáis mejor una idea, la recompensa común por las misiones de rango B, son unas 15-20 monedas oxidadas, si lo pasamos a monedas de piedra serían unas 150-200. Si asumimos que las misiones de rango B darían la misma cantidad de monedas de su segunda moneda más débil, en ese caso serían 15-20 gran Milis de cobre, lo que supondrían 1500-2000 monedas de piedra.

En definitiva, 10 veces el valor de las misiones en este continente, por lo que nos interesa ganar dinero en Milis mejor que  aquí.

Aunque hay que tener en cuenta que el barco podría tomar tiempo hasta que zarpara, por lo que acabaríamos teniendo que hacer misiones en este continente, principalmente de rango B. Esto se debe a que las misiones de rango A o S no es que sean peligrosas, que también, sino que además se suele tardar una semana o unos días en  realizarlas.

Si lo que buscamos en ganar dinero de varias fuentes en poco tiempo, nos salen más rentables las misiones de rango B, y por ese motivo no tenemos intención de ascender nuestro grupo al rango S, porque con ser rango A es suficiente.

Siendo rango A, ya podemos aceptar misiones de rango S, lo que me llevó  a preguntarme el motivo por el que nadie ascendería voluntariamente al rango S.

Cuando le pregunté a los miembros del gremio, me comentarón que se le ofrecen privilegios especiales a aquellos aventureros que alcanzan el mayor rango. No lo sabré a ciencia cierta hasta que lo analice, pero por lo que me dijeron, el coste de las posadas baja, y el gremio te da preferencia para aceptar misiones y cosas por el estilo. Además que también se desentienden de faltas o problemas que puedas tener a la hora de realizar una misión, ese tipo de cosas.

Vamos que un pequeño descuento y hacerte la vista gorda en según qué situaciones… Pero como preferimos centrarnos en misiones de rango B y además tener acceso a las misiones superiores, es más eficiente seguir como estamos a subir de rango. Aunque tengo entendido que algunos privilegios son bastante útiles a la hora de explorar Laberintos, pero como no hemos probado a hacer ninguno, no lo sé muy  bien…

No hemos intentado explorar ningún Laberinto, porque son peligrosos y toman demasiado tiempo, y nos hemos centrado en las misiones de rango   B para ganar fondos. Pero en definitiva, no tenemos intención de subir al rango S por el momento, por mucho que Eris  quiera.

Aunque me he desviado enormemente del asunto principal, nos enlistamos en el gremio para ganar dinero, por esto, es preferible pillar rápidamente un barco a Milis y ganar dinero  allí.

“Ahora que lo pienso, ¿de dónde zarpa el barco?”

“Del puerto.”

“Me refiero a qué parte del puerto.”

“Preguntemos.”

Me acerco a la recepción del gremio, y veo a una mujer, que seguramente sea humana, atendiendo a los  aventureros.

¿Por qué casi siempre son mujeres las recepcionistas en el gremio de aventureros? ¿Y por qué el porcentaje de tetonas es tan alto en   ellas?

“Nos gustaría zarpar al continente Milis, ¿podrías decirnos cómo llegar o qué barco tomar?”

“Esas preguntas mejor hacerlas en la aduana.”

“¿Aduana?”

“Sí, ya que estarías atravesando fronteras al viajar en  barco.”

Parece que es algún tipo de trámite que no entra dentro de la jurisdicción del gremio de aventureros, y siendo ese el caso, los miembros del gremio no tienen la obligación de explicarnos nada al  respecto.

Hmm, en ese caso, necesitamos dirigirnos a la aduana que mencionaron, imagino que allí podremos obtener una explicación más  detallada.

“¡Eh, tú!”

Justo cuando pensaba en eso, resuena un potente grito dentro del gremio. Al girarme, me encuentro que Eris le está dando un puñetazo a un  humano.

Veo que nuestra bomba nuclear sigue tan animada como  siempre…

“¡¿Dónde y a quién crees que estás  tocando?!”

“P-pero… ¡si fue un accidente! ¡¿Quién querría tocar voluntariamente a una mocosa?!”

“¡No me importa si fue un accidente! ¡Ni siquiera veo que estés siendo sincero!”

El nivel de fluidez de Eris con el idioma es bastante sorprendente, pero claro, conforme mejoró su habilidad con el idioma, aumentaron el número de peleas.

“¡Jyajajaja! ¡Mira mira, pero si es una pelea!”

“¡Venga, adelante!”

“Eh, eh, ¡cuidado con la niña a ver si te va a partir la   cara!”

Y por cierto, las peleas entre aventureros son por lo general, algo bastante común, por lo que los miembros del gremio no suelen interferir, sino que encima son los que organizan las apuestas en estas  peleas.

“¡Te voy a destrozar!”

“¡¡L-Lo siento!! ¡¡He perdido, déjame ir, te lo pido de verdad,   suéltame!!”

Antes de terminar ni lo que estaba pensando, Eris había tumbado al tío en  el suelo, le había dado la vuelta y le estaba retorciendo las   piernas.

Si de por Eris siempre fue una bestia, últimamente se ha convertido en imparable. Antes de que se lance a por ellos, ya se empiezan a acobardar,   y los hundiendo de una forma controlada y meticulosa hasta hacerles desesperar. ¿Qué habrá pasado esta vez para hacerla ponerse así? Pero antes de que te des cuenta, los tiene en el suelo y les empieza a pisar la entrepierna sin descanso, sin que nadie pueda detenerla. Pasado un tiempo, y tras cierto daño es aplicado al contrincante, Ruijerd se interpone y les separa.

“Detente.”

“¡¿Por qué?! ¡¿por qué me paras?!”

“El combate ya está claro, déjale ir con lo que se ha   llevado.”

Igual que en esta ocasión, que Ruijerd la separa cogiéndola como un gato, por el cuello de su camisa; mientras el hombre al que estaba pegando sale corriendo sujetándose la destrozada parte de su  cuerpo.

“¡Joder, estás loca!”

No es nada fuera de lo común, y yo soy incapaz de detenerla. Porque cuando la agarro por la espalda, mis manos se mueven sin mi permiso acabando en lugares extraños, lo que lleva a que me toque llevarme una paliza y acabar medio muerto.

“¡¿Un calvo y una pequeña pelirroja violenta?! ¿Acaso sois Dead End, desgraciados?”

En cuanto alguien acabó gritando eso, todo el salón del gremio cayó en silencio.

“¿Dead End? ¿Te refieres al Supard?”

“¡No seas tonto! ¡Hablo del nombre de su grupo! ¡Me han llegado rumores de un farsante provenientes del norte!”

“Pues yo lo que he escuchado es que no son  farsantes.”

¿Oh?

“Por lo que he escuchado, son violentos pero buena gente.”

“¿Violentos pero buena gente? ¿eso no es  contradictorio?”

“No,  porque  creo  que  no  son    tan  violentos,  simplemente  cuando  se enfadan.”

Pshshshsh

Sonido de murmullos se extienden por todo el gremio, es la primera vez que pasa algo así. Da la impresión de que nos hemos vuelto muy   famosos.

Quizás no sea necesario darle publicidad al nombre de Ruijerd en esta ciudad…

“¿Y con solo 3 personas han conseguido llegar al rango  A?”

“Ah, eso es sorprendente, pero ya lleven o no al verdadero Dead End, no me extraña, viendo a esos 2…”

“Te refieres a Eris, Mad Dog  y a Ruijerd Watch Dog, ¿no es   así?”

¡Pero si Eris y Ruijerd ya tienen motes! Pero hay que ver… Mad Dog y Watch Dog… En ese caso serían ¿Perra Rabiosa y Perro Guardián?…. Jujuju… Eris, Perra Rabiosa… nah… en todo caso Perro Rabioso, no permitiría que nadie llamara Perra a Eris. Pero, ¿por qué los dos son perros?… ¿Qué tipo de perro seré yo? Mejor escucho un rato más. Dudo que sea algo en plan Fight Dog o Blood Hound, estoy casi seguro de que no será algo tan guay como eso, y no creo tampoco que le den un toque valeroso o bravucón. Si yo tuviera que elegir por mí mismo sería Butter Dog pero… en todo este año me suena a que he estado actuando más como torre de operaciones, así que intuyo que será más un nombre en plan intelectual. ¿Quizás Patient Dog?

“¡Entonces, el enano que les acompaña es ese Ruijerd, The  Owner?”

“Por lo que he oído, The Owner es el que peor personalidad tiene de su grupo.”

“Vaya, todo lo que he escuchado de él es que es bastante   ruin.”

Y ahí está….mi nombre…. aunque…. ese no es mi nombre. Pero claro, a menudo me presento directamente como Ruijerd… o al menos siempre que hacemos cosas llamativas o buenas en nuestro viaje acabo diciendo Nos conocen como Ruijerd, el Dead End, para lo que necesitéis , y cosas por el estilo. Y solo cuando acabamos pudiendo coger mala fama es cuando  me presento riéndome fuertemente como Soy Rudeus,  Muajajajaja…….

Pero… en ese caso, ¿por qué han acabado mezclando Ruijerd con The Owner y la mala actitud? Bah, qué más da… pero he de reconocer, que con lo activos que hemos sido este año me molesta que lo único que no se haya hecho popular haya sido mi nombre.

Aunque realmente no importa demasiado, porque mi nombre lo estaba vendiendo como algo malo, así que me alegro de que no haya quedado constancia; además que el mote de The Owner no suena nada mal, porque claramente me encantaría ponerle un collar a Eris y llevarla con  correa.

“Pero vamos, es un enano.”

“¡Vaya que si lo es, pero si es un  niño!”

“¡Parad, parad, que si le llamáis enano cabrearéis a sus perros!”

“¡Jyajyajyajya!”

Conforme llegaba a mis conclusiones, les encuentro riéndose de algo que no tiene nada que ver con mis  pensamientos.

Pues perdonad que os diga, pero he crecido bastante desde la última vez… hostia, mejor les paro ya, antes de que Eris se enfade con las risotadas y salte de nuevo a pegarles.

Justo cuando pensaba de esta forma, observo que me estaba mirando a escondidas un poco ruborizada.

Ohhh, qué mona está…

“¿Eris, te ocurre algo?”

“¡N-nada!”

Jyujyjyjy… si tan interesada estás en mí, eres libre de venir a espiarme mientras me baño, es más, le daré instrucciones a Ruijerd para que no la detenga. ¡Pero qué digo! ¡Mejor en ese caso si nos bañamos juntos! ¡¡Así se me podrá dejar pasar la mano un poco, o el pie, o mi lengua o algo distinto!! Pero dejando a un lado las bromas, deberíamos ir encaminándonos a la aduana.

Y amoldándome al mote de the Owner, salimos de la sala, guiándo a Mad Dog y Watch Dog lleno de orgullo y  dignidad.

“¡Eris-san, Ruijerdorada-san, vamos!”

“¿Por qué a veces te equivocas con mi nombre…?”

“¡Hmph!”

Las miradas de quienes nos rodean, se quedan a nuestras espaldas viéndonos salir del gremio.

4ª Parte

Llegamos a la aduana.

Por lo que nos han dicho, debido a que estamos en el continente demoniaco, y que con el barco entrarías en territorio del Sagrado Imperio Milis, es necesario pagar impuestos por cualquier cosa que sea transportada al entrar en el pais.

Quien sabe si es para prevenir posibles crímenes o simplemente para ganar dinero… aunque bueno, realmente no me interesa el motivo. Simplemente pagaremos lo que sea necesario.

Pensaba de esta forma tan simplista cuando llegamos al  lugar.

“¿Cuánto costaría el paso de 2 humanos y una raza  demoniaca?”

“Los humanos son 5 monedas oxidadas por cabeza, ¿podríais decirme la raza demoniaca concreta?”

“Raza Supard.”

Y el encargado de tomarnos nota en la aduana se queda observando a Ruijerd con la boca abierta, y tras fijarse en su cabeza rapada deja escapar un suspiro y muestra nuevamente su cara desmotivada de  antes.

“Los miembros de la raza Supard tienen un coste de 200 monedas de jade.”

“¿2-200 monedas de jade?”

En esta ocasión, el sorprendido fui  yo.

“¡¿P-Por qué el precio es tan  alto?!”

“No creo que necesite decirlo, ¿no te  parece?”

¿Qué motivo puede haber para que sea tan caro subir a un barco a un Supard? ¡Bueno claro…! Con todo lo que hemos vivido en nuestro viaje, es fácil imaginar el motivo, pero es absurdamente desproporcionado ese precio.

“¿Por qué el coste es tan absurdamente alto?”

“Ni idea, pregúntale al que lo  puso.”

“Pero señor, ¿no podría darnos, aunque sea su  opinión?”

“¿Eh? Pues… no sé, seguramente una medida de control contra posibles desastres; imagínate que llevan uno en barco para venderlo como esclavo   y acaba volviéndose loco en el continente Milis o algo  similar.”

Algo así me imaginé… pero vamos, es duro comprender que tratan a los Supard como bombas de relojería.

“Imagino que vosotros sois los famosos The Owner esos, ¿no es así? Pues no os preocupéis, no es necesario que por orgullo paguéis las 200 monedas de jade, porque cuando os montéis en el barco investigarán concienzudamente la raza a la que pertenezcáis para evitar mentiras y contrabando.”

Imagino que a modo de sugerencia amistosa, el oficial al cargo del lugar nos da ese tipo de aviso.

Básicamente, aunque intentemos colarle como un Migurd, lo acabarán descubiendo…

“¿Si te pillan mintiendo sobre tu raza te ponen algún tipo de   multa?”

“Vaya, será proporcional, pero tendrás que pagar una multa bastante elevada.”

Por como habla, da la impresión de que mientras se pague dinero, todo vale.

Menudo grupo tan capitalista…

 

5ª Parte

Cuando salimos de la aduana, el sol comenzaba a ponerse, así que decidimos volver a la posada para  comer.

Lo que nos sirvieron parece ser una especialidad de esta ciudad portuaria, un plato de marisco que consistía en una especie de molusco del tamaño de un puño a modo de plato principal. Por el sabor imaginé que lo habían cocido al vapor y lo habían embadurnado con mantequilla y alcohol para darle sabor.

Estaba bueno, era lo más delicioso que había comido en todo el continente demoniaco. Es más, lo único delicioso que he comido  aquí.

“¡Esto está riquísimo!”

Eris comía alegremente llenándose la boca con comida y embadurnándose la cara; diría que en este año ha olvidado por completo toda la etiqueta y decoro que aprendió en el reino de Asura. Aunque al menos está usando el cuchillo para cortar rebanadas o trozos de comida y llevándoselos a la boca con el tenedor; no es que estuviera comiendo con las manos, pero la educación en la mesa brillaba por su  ausencia.

Estoy seguro de que si Edona viera esto se pondría a llorar, ¿debería hacer algo?

“¡Eris, come con delicadeza!”

“¿Mogumogu? ¿A quién le importa la delicadeza y tonterías de  esas?”

Hasta Ruijerd come más recatadamente, aunque es cierto que le falta algo de elegancia.

En vez de cortar con el cuchillo, lo hace todo con el tenedor, cortándo la comida casi como si estuviera hecha de  mantequilla.

Puedo sentir su maestría con los tridentes viéndole hacer  eso….

“Bueno, dejemos eso a un lado, aunque todavía estemos comiendo, comencemos nuestra reunión estratégica de hoy.”

“Rudeus, hablar en mitad de la cena es de mala  educación.”

Y Eris me corrige mostrándose algo  molesta.

 

6ª Parte

Cuando terminamos de cenar, poniéndonos hasta arriba, comenzamos la reunión estratégica.

“El coste del viaje es de 200 monedas de jade, es desorbitado.”

“Perdonadme, es por mi culpa.”

Ruijerd parece sentirse culpable, pero ni yo me esperaba un coste semejante.

Si soy sincero, no me esperaba que el impuesto por cruzar fuera a causarnos tantos problemas, pensé que como mucho tendríamos que hacer algunas misiones y cruzar rápidamente el mar.

Tras informarme, la raza humana no es más que 5 monedas oxidadas por persona, y las razas demoniacas como mucho acaban siendo 1 o 2 monedas de jade; siendo la Supard la única raza con un coste tan   absurdo.

“Papi, esta vez te has pasado.”

“No soy tu padre…”

“Lo sé, era una broma.”

Pero vamos, 200 monedas de jade… no es una cantidad de dinero normal… ni aunque estuviéramos haciendo misiones A y S con todas nuestras fuerzas para conseguir el dinero, tardaríamos años en reunir ese dinero. Parece que no quieren Supards en el continente  Milis.

“La cosa es que es un problema… no es que podamos dejar a Ruijerd atrás.”

Si dejáramos a Ruijerd en este continente sería la forma más rápida de solucionar el problema, sobretodo porque ya somos aventureros con experiencia; estoy seguro de que podríamos continuar el viaje por nuestra cuenta sin Ruijerd.

Por mucho que piense esto, no tengo la menor intención de hacer algo   así.

Ruijerd nos acompañará hasta el final, somos sus compañeros y amigos hasta el final, tenemos ese tipo de  camaradería.

“Ten por seguro que no te dejaremos atrás.”

“En ese caso, ¿qué hacemos?”

“Se me ocurren… 3 opciones.”

Digo esto enseñando 3 dedos de mi  mano.

Parece que todo acaba relacionado con el número 3. Hasta siempre tuvimos 3 opciones en nuestro viaje, continuar, dar marcha atrás o detenernos…

“¿Oh?”

“¿En serio? ¿3 opciones?”

“jujum.”

Me tomo mi tiempo para dar una explicación, porque todavía no he pensado ninguna de las opciones que tenemos.

Umm…

“En primer lugar, siempre podemos cumplir el método legal, haciendo varias misiones del gremio para coger el barco hacia  Milis”

“Pero de esa forma…”

“Ya, nos tomaría demasiado tiempo.”

Aunque utilizáramos todos nuestros ahorros y todas las posesiones menos importantes, seguiríamos necesitando al menos 1 año para poder obtener ese dinero; y no hay garantía alguna de que en ese tiempo no tengamos algún percance como que perdamos nuestra cartera sin  querer.

“En segundo lugar, podemos entrar a un Laberingo y conseguir un cristal mágico y herramientas mágicas. Sería bastante peligroso, pero de una sola tacada conseguiríamos una gran cantidad de dinero.”

Los cristales mágicos, el corazón de cada Laberinto, se venden a un precio muy elevado.

No sabría decir cuánto podríamos ganar, pero estoy seguro de que si se lo diéramos directamente al encargado de la aduana, estoy seguro de que nos dejaría transportar a un Supard.

“¡Un Laberinto, suena genial! ¡Hagamos eso!”

“Bajo ningún concepto.”

Ruijerd rechaza la opción del Laberinto.

“¡¿Por qué?!”

“Porque los Laberintos son peligrosos, además que no puedo detectar trampas con mi tercer ojo.”

Por lo que comenta, la gema a modo de ojo que tiene Ruijerd en su frente, solo reacciona con seres vivos y criaturas vivientes, y no sirve de nada contra trampas de las que aparecen en los  Laberintos.

“¡Pero si no sabemos si podremos a menos que lo  intentemos!”

“Sé que yo he sido quien lo ha sugerido, pero en realidad tampoco me gustaría seguir ese plan.”

Si fuéramos con mucho cuidado, estoy seguro de que podríamos conseguirlo de una forma u otra, pero como sé lo patoso que puedo llegar  a ser, es muy probable que cometa un error fatal en algún momento. Por   lo que creo que es importante que hagamos caso a la opinión de   Ruijerd.

“Y la tercera opción es buscar contrabandistas en la  ciudad.”

“¿Contrabandistas? ¿Eso qué es?”

“Son personas que aparecen en lugares como esta ciudad, en la que para transportar cosas es necesario pagar una cuota. Cuando eso ocurre, sobretodo en casos en los que la cuota es absurdamente alta, suele haber mercaderes que se dedican a transportar por un precio mucho  menor.”

“¿En serio?”

“En serio.”

O al menos, eso creo, al ver la diferencia de precios de unas razas a  otras.

“Porque los precios de algunos artículos pueden ser desorbitados, y como algunas personas que no pueden permitírselo o que prefieran transportar algo anónimamente.. suele haber gente que trabaja a espaldas de la aduana y transporta vienes y personas a un precio más  reducido.”

Aunque también existe la posibilidad de que nadie haga eso… aunque estoy seguro de que si trato de convencer a algún comerciante de la zona acabaré encontrando alguno que nos permita transportar un Supard a menos de  200 monedas de jade. Porque lo cierto, es que el precio que nos han dado en la aduana me hace levantar las sospechas en cuanto a la legalidad del mismo, así que retorcer un poco las reglas en este campo dudo que lleve a ningún tipo de castigo divino.

No, no… mejor no pienso así, cada vez que intento tomar la ruta más sencilla, acabo encontrándome con un derrumbe desastroso, es lo que he aprendido a base de la experiencia. Pero bueno, es una opción más, pero deberíamos evitar hacer cosas que puedan considerarse malas en la medida de la posible.

En resumen, las 3 opciones que pude pensar  fueron.

  • Conseguir dinero para pasar la aduana legalmente.
  • Ganar dinero rápido en un Laberinto.
  • Buscar un contrabandista o un mercader que nos pueda dejar pasar.

Ninguna de las opciones me convence, aunque, ¡claro! Hay otra manera… podría vender mi báculo, Aqua Heartia; aunque personalmente, sin contar los pros y contras, preferiría no venderlo, porque es un regalo de cumpleaños de Eris que he estado disfrutando hasta hoy; y estoy seguro de que ni Eris ni Ruijerd estarían de acuerdo con deshacernos de él. Pero es posible que este sea el mejor de los  métodos…

7ª Parte

Esa noche tuve una visión en la que Hitogami me  dijo.

“Compra comida de algún puesto ambulante y pasea en solitario por callejones.”

Bueno… como no tengo otra opción, probaré a  ver.

“¿Tan poco te atrae la idea de hacerme caso como para que sea tu último recurso?”

No, bueno… bah, comprar comida y pasear por un callejón; me imagino el tipo de evento que ocurrirá.

“¿Lo imaginas?”

Es bastante común, me encontraré con un niño perdido con hambre y que se ha perdido, ¿no es cierto? Lo que llevará a que de una forma u otra se acabe acercando un hombre sospechoso…

“¡Menuda sorpresa, eso es exactamente lo que  ocurrirá!”

Y cuando salve al niño, resultará que es el nieto de un constructor de barcos o el dueño de alguno o algo por el estilo, ¿me   equivoco?

“Fufufu, eso es algo que averiguarás  ma-ña-na….”

Qué es lo que encuentras tan gracioso, hasta ahora ninguno de los eventos que me has recomendado han acabado pareciendo divertidos, por mucho que te rías. ¡¡Es más! ¡Hacía un año que no sabía de ti! Ya  me empezaba   a alegrar al pensar que no tendría que volverte a  ver.

“Bue~no, ¿no tuviste un pequeño incidente problemático debido a mi consejo anterior? Simplemente me costaba venir a hablar tras lo ocurrido.”

¡Ja! Así que hasta Dios pasa por situaciones así… Pero no te confundas,   lo que ocurrió fue un fallo que yo mismo causé. Aunque ahora que lo dices, me gustaría que me dijeras cuál hubiera sido la respuesta  correcta.

“No es que haya algo así como una respuesta correcta, pero si tan solo hubiérais actuado con naturalidad con los guardias o con los que cazaban mascotas, se habrían acabado llevando bien con  Ruijerd.”

¿Eh? ¿En serio bastaba con algo tan  simple?

“En serio, si tan solo os hubierais aliado con ellos, Nokopara no habría acabado fijándose en ustedes. Eso estaba completamente fuera de mis cálculos; aunque si te soy sincero, observaros me divirtió  mucho.”

Por mi parte, no me pareció para nada divertido ni  entretenido.

“Pero, gracias a lo que ocurrió, habéis llegado tan lejos en 1 año, ¿no es cierto?”

¿Me estás diciendo que como los resultados fueron buenos, lo ocurrido no es un problema?

“Lo único importante son los resultados.”

Tcht… no me gusta esa forma de  verlo.

“¿Que sí? Bueno, no importa. En todo caso, viendo que estás de mal humor, me iré.”

Espera un segundo, me gustaría que me confirmaras una  cosa.

“¿De qué se trata?”

Es posible… ¿que tus consejos… acaben saliendo mejor si no les doy demasiadas vueltas?

“Personalmente opino que es más divertido cuando lo piensas  tanto…”

¡Ah, ahora lo entiendo! Así que era esa clase de argumento… Pues ya sé como funciona, y haré lo que me dijiste, te aseguro que esta vez no será para nada divertido.

“Jujuju… eso suena prometedor.”

tedor….tedor…tedor…

Y escuchando el eco, mi consciencia se  desvanece.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente