Capítulo 20 – Un Estafador que dice ser Dios

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

1ª Parte

Estoy soñando. Sueño que vuelo llevando en brazos a Eris, mi consciencia está un tanto nublada y no entiendo cómo, pero de verdad noto mi cuerpo volar.

A mi alrededor, el paisaje cambia a un ritmo frenético, es como si subiéramos y bajáramos de forma irregular; me hace recordar la velocidad del sonido o la velocidad de la luz. No consigo recordar como llegué a esta situación, pero creo fervientemente que, si no tengo cuidado, no, aun así, que, aunque le preste toda mi atención, acabaré perdiendo velocidad y cayendo al vacío.

Por esto, me concentro en el siempre variable escenario que nos rodea, buscando un lugar seguro en el que aterrizar; no preguntes por qué, porque no sabría decirte, solo me da la sensación de que, si no lo hago,  moriremos.

Pero, aunque me esfuerce por buscar algún sitio tranquilo, el paisaje cambia demasiado rápido y mis ojos no pueden adaptarse a la velocidad, casi viendo como las columnas de una tragaperras moverse a un ritmo frenético en medio de un casino.

Como acto reflejo, me concentro y utilizo maná por todo mi cuerpo, y es entonces, durante solo un instante, que la velocidad decrece  ligeramente.

Mierda, nos caemos.

Pienso en esto y a los pocos segundo veo como el suelo aparece entre las nubes, es una superficie extensa de terreno y completamente  plana.

Caer en medio del mar es mala idea, caer en una montaña también es malo, igual que en medio de un bosque, pero en un terreno llano….

Pienso optimistamente mientras descendemos; pero, en cualquier caso, consigo ralentizar la caída y aterrizar en una tierra con un claro tono rojizo.

Y quizás por la impresión, o quizás por el esfuerzo, caigo inconsciente.

 

2ª Parte

Cuando abro los ojos, me encuentro en un mundo totalmente blanco; un mundo en el que no hay nada, y de inmediato comprendo que se trata de un sueño, de esos que llaman lúcidos o similar. Aunque, por algún motivo, mi cuerpo se siente extrañamente pesado.

…. ¿Eh?

Bajo la mirada y acabo aterrorizado, lo que ven mis ojos es el cuerpo de 34 años que recuerdo con total claridad, y viéndolo, me asaltan al mismo tiempo los recuerdos de mi vida anterior, mi arrepentimiento, el conflicto, mi banal e inocente forma de  pensar.

He vuelto…

De forma intuitiva, no tardo en pensar que los 10 años que he vivido han sido un sueño, y mi corazón desfallece. No me cuesta aceptarlo, de hecho ha sido extremadamente sencillo, y es que de verdad me ha parecido un sueño hecho realidad, y aunque ha sido un sueño tan extenso, me sentía feliz.

Nacido en una familia cariñosa y acogedora, viviendo rodeado de chicas encantadoras durante estos 10 años. Aún así, quiero seguir disfrutándolo por más tiempo. Ah, ya veo, así que todo ha  terminado…….

Puedo sentir mis recuerdos como Rudeus volviéndose más borrosos. Este mundo blanco, sea lo que sea, parece como un despertar de los que te deja un mal sabor de boca.

Qué esperaba, en serio… Ni que mereciera una vida tan acogedora y  feliz.

 

3ª Parte

De improviso noto la presencia de un tipo extraño en este  mundo.

Las facciones de su rostro son casi inexistentes salvo por una enorme sonrisa burlesca, ninguna otra facción me llama la atención en su cara como para recordarla; es más, he tardado en darme cuenta de que es una cara, y cuando lo hago por algún motivo lo olvido, como si mi mente no aceptara lo que estoy viendo. Quizás por este motivo, la cara de este señor a  mis  ojos parece oscurecida por un mosaico, y aun así me da la impresión de que es alguien agradable.

“Anda, parece que es la primera vez que nos vemos. Saludos, Rudeus-kun.”

Deprimido como me encuentro actualmente, una persona con una actitud molesta y cubierta por un mosaico se pone a hablarme; su voz es un tanto neutra, así que no estoy seguro si es un hombre o una mujer. Como lleva   un mosaico en su cara, no creo que pase nada si lo tomo una mujer que me está enseñando su lado más erótico.

“¿Puedes oírme?”

Ah, claro que te oigo, buenas, buenas.

“Mejor, me alegro de poder hablar  contigo.”

Por algún motivo no puedo hablar directamente, y aún así soy capaz de comunicarme con esta persona… En ese caso seguiré charlando de esta forma.

“No está mal, te adaptas con  facilidad.”

Eso no es para nada cierto.

“Mmfufu, que no es cierto dice.”

Bueno, dejando eso a un lado, ¿Qué o quién  eres?

“Soy exactamente lo que ves.”

¿Lo que veo? Pero si estás cubierto por un mosaico… ¿Acaso eres el Guerrero Imbatible Hentai-Kamen?

“¿Hentai-Kamen? ¿Quién es ese? ¿Se me  parece?”

Sí, bueno es suficientemente similar, y hasta tiene la cara  cubierta como  tú.

“Ah, ya veo que tu mundo también hay gente como  yo.”

Realmente no.

“¿Entonces hay o no gente como yo…? Bah, mejor dejemos el tema. Soy uno de los Dioses, y mi nombre es Hitogami, el Dios  Humano.”

Ya veo, Hitogami….

“Esperaba otra reacción.”

No es eso….. Es que un Dios viene a hablarme y no entiendo el por qué, además, ¿no te parece un poco tarde para presentaciones? si hubieras aparecido un poco antes sería más creíble.

“¿Que hubiera aparecido antes…? ¿A qué te  refieres?”

Nah, no es nada, por favor,  continúa.

“Sé mucho todo sobre ti, te he estado observando. Has tenido una vida bastante interesante.”

Tener un voyeur detrás mío es  gratificante.

“Sí, que no te quepa la menor duda, principalmente porque por eso mismo te he estado protegiendo.”

Protegiéndome…. Gracias por ser tan indulgente, pero al notar que me menosprecias me molesta un poco tu  actitud.

“No te pongas así, te vi en problemas y decidí hablar  contigo.”

Aquellos que deciden hablar con alguien porque le ven en problemas no puede traer nada bueno.

“Pero si estoy de tu parte.”

¡JAA! ¡De mi parte! Me parto de risa. He conocido gente así en mi vida anterior; Estoy de tu parte, no te preocupes, me encargaré de ti, puedes salir de esto. Un hatajo de liantes que hablan por hablar, si no explícame porqué esas mismas personas me acabaron echando de casa  sin importarles lo que me pasó después; porque ahora mismo me suenas igual que cuando ellos me repitieron esa cantina, y por eso soy incapaz de  confiar en ti.

“Quiero ayudarte, pero con todo lo que me has dicho me lo has puesto difícil… Pero bueno, en cualquier caso, solo te daré un  consejo.”

No necesito tu consejo…

“Que sigas o no mis palabras queda a tu total  discreción.”

No te voy a dar la satisfacción de darme falsas esperanzas diciendo que para mí ya es demasiado tarde, porque me vendrás como que todavía hay tiempo y cosas parecidas, y todo ese optimismo al verse truncado será desesperación añadida cuando me dé el  batacazo.

¡Pues lo mismo que ahora! ¡Solo tienes que mirar ese sueño que he vivido hasta ahora! ¡¿Qué tipo de mundo paralelo era ese?! Hacer algo tan atractivo como reencarnarme, y haciéndome sentir mejor con mi vida, ¿así es como intentas cambiarme? ¡Devolverme a mi mundo original cuando esté dándolo todo en ese otro  mundo!

“No, no, creo que te estás confundiendo, con lo que te intento ayudar no tiene nada que ver con tu vida anterior, sino con tu actual vida como Rudeus Greyrat.”

…. ¿Hm? ¿Entonces por qué estoy en este cuerpo? 

“Esa es tu proyección astral, no tu verdadero cuerpo.”

Proyección astral…

“Además, te aseguro que tu verdadero cuerpo está  bien.”

Entonces, ¿esto es solo un sueño? Cuando despierte… ¿no tendré que volver a mi anterior y asqueroso  cuerpo?…

“Yep, esto es un sueño, y cuando despiertes, tu cuerpo volverá a ser el de  un niño. ¿Mejor ahora?”

Mucho mejor, sí. Ya veo, esto es un  sueño.

“Ah, bueno, pero esto no es tan solo un sueño, ya que yo, un Dios, le estoy hablando directamente a tu proyección astral. Hasta yo estoy sorprendido por lo diferente que es tu proyección comparada con tu cuerpo  físico.”

En ese caso, dime, ¿Qué es lo que quieres de mí? ¿Será que por no ser parte de este mundo, quieres que vuelva al lugar del que  vengo?

“¿Qué dices? Para nada, ni yo puedo llevarte a ningún otro lado ajeno al mundo de las 6 caras, ¿ni siquiera sabes algo tan  obvio?”

Huh… ¿Cómo voy a saber lo que es obvio y lo que no en este   mundo?

“Tienes razón.”

Un segundo, si no puedes llevarme de vuelta, ¿no implica que no fuiste quien me trajo a este mundo?

“Meh, en primer lugar, yo no hago cosas como reencarnar a nadie, eso es más del malvado Dios Dragón.”

Hmm, así que del malvado Dios  Dragón….

“Entonces, ¿Quieres o no escuchar mi  consejo?”

…… No quiero.

“¡Ehh! ¿Por qué?”

Porque aunque la situación en la que seguramente me encuentre sea peligrosa, sigues siendo demasiado sospechoso. Por eso no debería ni escuchar lo que dice alguien como  tú.

“Así que sospechoso…”

Sí, sospechoso. Me hueles a liante, me recuerdas a un timador que conocí en un juego online. Y solo con escuchar a uno de esos es suficiente para acabar siendo manipulado.

“Te juro que no es un timo. Si de verdad lo fuera, no te diría algo como que puedes no escuchar mi consejo o cosas similares, ¿no  crees?”

¿Acaso no es simplemente una estrategia  más?

“Solo tienes que confiarrr en míii.”

Para ser un dios, eres patético lloriqueando de esa forma. Para empezar,  el Dios en el que creo no eres tú, después de todo, un verdadero Dios obra milagros reales.

Cada vez que un dios de otra religión llega diciendo cosas que no tienen sentido, es normal que sospeches. Además, las personas que hablan sobre confiar y fe tengo por seguro que mienten, después de todo, esto lo leí en  un libro genial que me encantaba, así que no me cabe duda de que es cierto.

“Te prometo que no haré cosas así, en serio, solo tienes que escuchar una vez lo que te tengo que  decir.”

¿Eh? ¿A qué te refieres con solo escuchar una vez? Si tengo claro que me quieres engañar; además, todas las veces que recé a varios dioses en mi vida anterior y no viniste ni una vez, ni cuando morí, ¿y ahora vienes a darme consejos?

“No, no, tus dioses y yo no tenemos nada que ver, y te he dicho que te ayudaría de ahora en adelante, ¿no es  así?”

Por eso te digo que no puedo confiar en ti, hablar es gratis y no asegura nada, si de verdad quieres que crea en ti, tienes que mostrarme un milagro.

“Pero si ya lo estoy haciendo, estoy hablando contigo en sueños, ninguna otra persona podría salvo yo.”

Pero si solo hablas tú, además, aunque no lo hicieras a través de un sueño, podrías escribirme una carta o algo.

“Entiendo, si no vas a confiar en mí, no me queda otra opción más que dejarte morir.”

¿Morir?… No entiendo.

“Después de todo el continente demoniaco, Makai, es un lugar temible. Apenas hay nada para comer, y encima tiene una gran cantidad de poderosas monstruos; aunque conozcas el idioma local, el sentido común  en la zona es demasiado diferente. ¿Te crees capaz de seguir vivo en un lugar así? ¿Estás seguro?”

¿Huh? ¿Makai? Un segundo, ¿a qué te  refieres?

“Te viste involucrado en un enorme cataclismo mágico, y como consecuencia fuiste teletransportado.”

¿Cataclismo mágico? ¿Te refieres a esa  luz?

“Sí, eso mismo.”

Teletransportado… así que así se siente ser teletransportado… Pero no fui el único absorbido por la luz, me pregunto si Ghyslaine y Philip estarán bien, imagino que Bonna debería estar bien porque está muy alejada de Roa, aunque Sylphy estará preocupada por mí….. Entonces, ¿qué pasó exactamente?

“¿Me preguntas a mí? ¿Quiere decir que te atreves a confiar en mis palabras? Hasta ahora te habías negado a  creerme.”

En efecto, aunque seguramente me intentes mentir en algún  momento.

“Todo el mundo reza porque salgas vivo de esta, y yo solo intento que esto se haga realidad.”

Eso es… lo que cualquiera haría.

“¿En serio? Porque algo en lo más profundo de tu corazón, creía que desaparecer de este mundo sería lo mejor, ¿o me  equivoco?”

….. Mentiría si dijera que no lo he pensado. En mi anterior mundo desaparecí porque nadie me necesitaba, y aún hoy todavía pienso   igual.

“Pero en este mundo te necesitan, así que, por favor, vuelve sano y   salvo.”

Sí, tienes razón.

“Pues si sigues mi consejo, aunque no diré que es seguro al 100%, te puedo asegurar que tienes altas probabilidades de volver con  vida.”

Espera, antes de eso quiero saber cuál es tu objetivo, ¿por qué estás tan obsesionado conmigo?

“Mira que te gusta hablar… Me resulta interesante tu forma de vivir, ¿no te parece suficiente motivo?”

Creo que aquellos que se interesan en algo solo porque le parece interesante resultan ser mala gente.

“¿Eso también es cosa de tu anterior  mundo?”

No del todo, es porque opino que las personas que actúan de esa manera   es porque solo disfrutan manipulando a quienes le rodean casi jugando  con ellos.

“Sí, es posible que haya algo de eso en  mí.”

Por otro lado, ¿Qué es lo que te parece tan interesante de   mí?

“Mejor que llamarte interesante, diría que eres único. Con lo raro que es  ver a alguien de otro mundo, si te doy consejos y te dejo interactuar con todo tipo de personas, ¿Qué tipo de consecuencias y resultados conllevará…?”

Ya veo, así que a tu modo de ver las cosas es como darle a un mono una orden un tanto vaga y ver como decide realizar la tarea. Menudo pasatiempo tan peculiar tienes.

“Hah… serás… Bueno, ¿has olvidado mi anterior  pregunta?”

¿Qué pregunta?

“Te lo preguntaré otra vez, ¿te sientes capacitado? ¿Te ves capaz de vivir en un paraje completamente desconocido y tan  peligroso?”

…… No.

“¿En ese caso no es mejor que escuches lo que te tengo que decir? Pero te repito que tú decides si aceptas o no mis palabras y decides seguir mi consejo.”

Vale, de acuerdo, de acuerdo. Dime de una vez ese consejo o lo que sea, porque si te paras a pensarlo, con todo lo largo y tendido que hemos hablado has tenido un gran número de oportunidades para decírmelo sin que pueda negarme y terminar con esto, así que cuando  quieras.

“……Sí, perfecto, en ese caso, Rudeus, escucha atentamente; cuando te despiertes, te recomiendo que aceptes la ayuda del tipo que estará a tu lado, y además le ayudes.”

El dios censurado no desaparece hasta dejar estas líneas, y cuando por fin dejo de verle deja un eco repitiendo sus  palabras.

Ayudes-des-des-des-des….

Pagina Anterior
Pagina Siguiente