Capítulo 18 – Firme Promesa

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

1ª Parte

Tras vivir varias experiencias, estoy a punto de cumplir los 10   años.

Pasé todo el año aprendiendo idiomas, el del Dios Demonio, el del Dios Bestia, y hasta el idioma del Dios Combatiente. Este último es muy similar al idioma humano y el aprendizaje no fue muy complicado; es algo así como un inglés mezclado con alemán, muy similar al humano, compartiendo gramática y casi todo lo demás, salvo por el vocabulario y la forma de expresar las cosas.

Los idiomas de este mundo por lo general no son muy difíciles y una vez aprendes 1, los demás son fáciles de aplicar a partir de ese. Tal vez esto se deba a que todas las razas del mundo han estado profundamente  involucradas unas con otras debido a la  guerra.

El problema es que no he encontrado literatura en el idioma del Dios Celestial ni del Dios Marino; si añades que nadie que conozca lo habla, implica que no puedo aprenderlo.

En lo que respecta al uso de la espada, por fin he alcanzado el nivel Intermedio. Aunque Eris en apenas 2 años ha conseguido alcanzar el nivel Avanzado, por lo que ya no soy rival para ella, al verla noto una clara diferencia de talento en ese ámbito. Pero como ella también entrena en sus días de descanso, es posible que esté afectando al resultado. Como le dediqué tiempo a aprender idiomas mientras ella entrenaba en la espada, es normal que haya diferencia entre nuestros avances.

En lo que respecta a la magia, el entrenamiento avanza a medida que voy haciendo figuritas. Ahora soy capaz de aplicar detalles bastante delicados  y pequeños, así que debería haber mejorado. Pero, aunque este sea el caso, no me cabe duda de que he llegado nuevamente a un bloqueo. Aunque bueno, como voy a ir a la Universidad de magia a estudiar, no tengo necesidad de apresurarme.

Teniendo todo este en consideración, ya llevo en este mundo casi 10 años, es algo que me conmueve enormemente.

 

2ª Parte

Justo un mes antes de mi cumpleaños, tanto Eris como la gente del palacete comienzan a estar atareados.

¿Sucedió algo? Quizás sea algo así como la visita de alguien importante, puede que alguien de la familia Greyrat, o hasta el prometido de Eris…. No, no creo, eso no tiene sentido, ¿cómo va Eris a tener un prometido? xD

Pero como todavía me sentía algo incómodo, decidí investigar. Seguí de una manera magistral a Eris sin ser descubierto, y la encontré hablando con las criadas de la mansión. Ghyslaine también estaba con allí, aunque parece que no me había descubierto aún, porque estaba prestándole toda su atención a los alimentos (carne cruda) que transportaban  estas.

“¡Quiero sorprender a Rudeus y que hasta llore de la  emoción!”

“Eso es difícil que pase, porque conociéndole, aunque se sorprenda, es poco probable que lo muestre en su  cara.”

“Pero le gustará, ¿o no?”

“Eso por supuesto, porque como no forma parte de la familia principal, es muy probable que haya pasado grandes  penurias.”

No recuerdo haber pasado ninguna penuria tan grande… Pero, ¿de qué estarán hablando? ¿Están hablando mal de a mis espaldas? Pero si pensaba que hasta ahora lo había estado haciendo todo genial… aunque puede que solo yo lo haya visto así. ¿He podido molestar de alguna forma  a los habitantes de esta casa? Porque si ese fuera el caso, tengo claro que lloraría sintiéndome mal.

“¡Pero tenemos que apuraros para preparar a tiempo el cumpleaños de Rudeus!”

“Pero si nos apresuramos demasiado, nos saldrá mal.”

“Si no se hiciera bien, ¿no se podría  comer?”

“Nada de eso, porque hablamos de Rudeus-sama, y aunque acabara calcinado, estoy segura de que se lo  comería.”

“¿En serio?”

“Sí, y más con Sauros-sama delante.”

Oh, ¿así que de eso hablaban? ¿de prepararme una fiesta de  cumpleaños?

“Si Rudeus no hubiera nacido en esa rama  familiar…”

Noto pena en la voz de  Eris.

Ya veo.

Tras comprender más o menos la conversación, decido  marcharme.

En definitiva, parece que no soy alguien al que puedan dar demasiada publicidad; porque claro, no importa como lo enfoques, sigo siendo el hijo de Paul. Pero no lo digo en mal sentido, sino por algo que he descubierto por vivir aquí durante un par de años  ya.

El nombre original de Paul es Paul Notos Greyrat. Por lo que  Notos  es  el apellido noble de Paul, y es la familia con la que cortó toda   relación.

Actualmente creo que el cabeza de familia es su primo menor o su hermano, no estoy seguro. Aunque bueno, qué más da, así son las  cosas.

No obstante, algunas personas no creen que haya terminado ahí, porque el actual cabeza de la familia Notos es incluso peor que Paul, y están dispuestos a cambiarle.

Pero el cabeza de familia actual está muy atento, y está invirtiendo grandes esfuerzos para eliminar a los posibles candidatos que lo puedan reemplazar. Y a pesar de que no siento ningún interés, puede que haya gente que podría pensar que el hijo de Paul tiene a la familia Boreas apoyándole, planeando recuperar el apellido Notos.

La persona al mando puede empezar a sentirse receloso de mi persona, y  en el peor de los casos enviaría asesinos a que me mataran. Por esto es mejor no hacerme destacar demasiado.

Bueno, volviendo a lo que escuché antes, eso de que Rudeus da pena. Supongo que opinan que como debería poseer un estatus no por debajo del de Eris, y me están tratando como un sirviente más de la familia, es algo lamentable. Y teniendo en cuenta las costumbres de los nobles… Un día tan especial como el 10º cumpleaños, al no poder realizar una fiesta espectacular, es algo que opinan que es algo lamentable. Y realmente lo es.

Y Eris, que llevaba tiempo sin pedirle nada egoísta a Sauros-sama, decidió pedirle que hiciera algo, y se decidió que celebrarían mi cumpleaños, aunque de una forma privada, con una pequeña fiesta familiar a la que tan solo asistirían las personas del palacete.

Una fiesta para mí.

Para ser honesto, ha estado cerca… porque no creo que hubiera reaccionado acorde con la situación de no haberme enterado. A pesar de  que ya había leído sobre ello, no había comprendido que el 10º cumpleaños fuera tan especial. La fiesta a la que estoy acostumbrado, no es tan grande como el cumpleaños de Eris, sino una fiesta más  familiar.

Para las fiestas en las que mi familia participara, tenía pensado actuar en plan Ah, así que es mi cumpleaños, gracias o una respuesta similar. Sin embargo, esta fiesta la ha planeado Eris, y ella no tiene a nadie de su misma edad cerca por lo que esto lo hace en su totalidad por primera vez. Así que si no me emocionara cuando descubriera la fiesta, ella se acabaría deprimiendo muchísimo.

Por lo que veo que voy a tener que entrenar un poco la magia de Agua para aprender a imitar lágrimas; porque me considero un chico que sabe comprender y adaptarse a la  situación.

3ª Parte

En ese día, todos en la mansión parecen estar atareados y cuando terminaron las clases del día, Ghyslaine vino a mi  habitación.

Es raro verla tan tensa, su cola está en punta, totalmente  puntiaguda.

“Esto… tengo algunas preguntas que quiero hacerte sobre  magia.”

Ella desvía la mirada, parece que la enviaron para mantenerme en la habitación.

OK, OK, voy a seguirle la  corriente.

“Hoh~ ¿Qué querías preguntarme?”

“¿Puedo ver la magia propia de un mago Santo,  Rudeus?”

“Puedo enseñártela, pero la ciudad acabaría algo en ruinas si lo hiciera aquí.”

“¿Cómo? ¿Qué clase de magia es  esa?”

“La magia de nivel Superior que puedo usar son ventiscas acompañadas de tormentas eléctricas, si pusiera mucho empeño, la ciudad acabaría totalmente inundada.”

“Eso suena realmente poderoso, me gustaría verlo en otra  ocasión.”

Qué raro, Ghyslaine no suele hacer elogios tan exagerados. Ah, claro, así que esa es tu estrategia para que me quede… Pues bien, vamos a tomarte un poco el pelo.

“Pues de acuerdo, si lo pones así, no tengo problema en enseñártela. Supongo que, si nos alejamos unas 2 horas a caballo de la ciudad, esta no debería estar en peligro alguno, venga vamos.”

El rostro de Ghyslaine tiembla como un  flan.

“N-No, espera. Si salimos ahora, volveremos demasiado tarde, y las criaturas mágicas que habitan las praderas y bosques podrían atacarnos y sería peligroso.”

“¿En serio? Pero no creo que pase nada si estás tú, Ghyslaine, además que tengo entendido que la raza feral tiene un oído muy desarrollado, así que no creo que haya problemas, aunque se haga de  noche.”

“B-Bajo mi supervisión no permitiré ese exceso de  confianza.”

“Tienes razón, además que usar magia Santa requiere una gran cantidad de maná, así que mejor vayamos el próximo día libre que  tengamos.”

“A-ahh, mejor, hagámoslo así.”

Bien está lo que bien acaba… pero es demasiado divertido tomarle el pelo a Ghyslaine. Normalmente no reacciona de una forma tan interesante a lo que ocurre.

Hoy, cada vez que la hago entrar en pánico, su cola se tensa con un rápido swoosh, y cuando se calma la menea como un perrillo… solo con ver algo así es suficiente para alegrarme el  día.

“Ah, ahora que lo pienso, no te he servido nada para beber, voy a por algo de té…”

“N-no te preocupes, no es necesario que vayas por nada. No tengo sed.”

“Entiendo.”

Bueno, en realidad puedo crear agua caliente para hacer aquí mismo, pero si no lo pregunta no tengo intención de  decírselo.

Pues genial, por su reacción, diría que todavía no puede dejarme salir, y tenemos que buscar algo con lo que ocupar el tiempo; así que voy a aprovecharme haciendo unas bromas picaronas.

“¿Sabes qué? Llevo unos días haciendo un muñeco  (figurillas)….”

Diciendo eso, saco una figurilla de Ghyslaine en proporción 1:10. En comparación con mis primeros intentos, está claro que he mejorado bastante. La forma y el detalle de los músculos pueden decirse que están a nivel profesional.

“Ohh, esta soy yo, ¿no es así? Te ha quedado muy bien, sobre todo comparado con la figurilla que le ibas a regalar a Eris-ojou-sama el año pasado… ¿Eh? ¿Dónde está la cola?”

“No la he puesto aún, porque no tengo suficiente información sobre esa zona. Normalmente uso mi imaginación para hacerlo, pero como me estaba saliendo tan bien, me gustaría que quedara más  realista.”

“Mmmm.”

Ghyslaine menea su cola mientras parece estar reflexionando profundamente al respecto.

Ah, estoy deseando ver la cara que  pone.

“Por eso te iba a pedir si me dejabas ver tu cola junto con la zona que conecta al resto del cuerpo.”

“Claro, sin problema.”

Diciendo eso y sin dudarlo, Ghyslaine se pone de pie y se gira, mostrándome su trasero con su cola.

¡Increíble! ¡Como esperaba de Ghyslaine! ¡Eres tan varonil que no puedo contigo! ¡Rudeus, no te detengas aún! ¡No debes desfallecer! Esto todavía no ha terminado.

Tras animarme un poco, entiendo que todavía soy capaz de hacer cosas algo eróticas con Ghyslaine que por lo general soy incapaz de intentar, esta es mi oportunidad. ser capaz de hacer un poco de cosas eróticas con la usualmente alerta Ghyslaine, esta es una oportunidad.

“Esto… ¿puedo tocarlo?”

“Ah, adelante.”

Me lancé a agarrarlo.

¡Está duro! ¡¿Eh?! Espera, espera, esto es su culo, ¿no es así? ¿no me he equivocado? Qué musculos tan desarrollados, no sería una exageración que dijera que están tan duros como el acero. Aunque noto la flexibilidad que poseen al tocarlos, como decirlo, ¿son  perfectos?

Digo esto, pero por la dureza que tienen es bastante difícil pensar en lo que estoy haciendo como algo erótico. Se parecen más a unos músculos de ensueño, como los músculos supremos que todo macho  querría para  sí.

¡Los músculos de fibras rosas que poseen ambos tipos de músculos, los rojos  y los blancos!

¡Es todo lo opuesto a la diosa del erotismo, es como la dama de hierro o    la señora de los músculos! Pero ya que ese es tu don, le pido a dios, que por favor, me conceda músculos así………        

“Bueno, con esto es suficiente.”

Sintiendo por algún motivo algo cercano a la derrota, separo mis manos del culo de Ghyslaine.

“En una ocasión, vi a Eris-ojou-sama contratar a un artista para que hiciera su retrato. Y la verdad es que también me gustaría dejar una imagen mía para la posteridad, así que esperaré a ver tu obra  completada.”

Ella sonríe con deleite.

Me siento como si hubiera perdido contra Ghyslaine, tanto en el campo de ser hombre, como en temas más adultos.

Joder, soy incapaz de vencer a Ghyslaine en  nada………

“….. Ya  es la hora de cenar, ¿no?”

“H-hmm, todavía es temprano, ¿no crees?”

Poco después de ver su cola tensarse por ese intercambio y quedándome aún con ganas de más, una sirvienta vino a informarnos de que la cena estaba lista.

 

4ª Parte

Nada más entrar al comedor, el sonido de aplausos resuena en toda la sala. Es la primera vez que veo a todas las personas del palacete reunidas, y por supuesto, incluyo a Sauros, Philip y hasta Hilda, a la que rara vez   veo.

“¿E, esto es….?”

Me giro y veo que Ghyslaine también está aplaudiendo.

“¿Ehh? ¿Ehh?”

Actúo como si estuviera sorprendido.

“¡Rudeus! ¡Feliz cumpleaños!”

Oígo a Eris decirme esto y veo que lleva un gran ramo de flores en sus manos y que va vestida con un vestido rojo fuego. Me giro hacia ella y continúo con mi interpretación de sorpresa.

“AH, es eso. Cumplo, 10 años, hoy……”

Oculto mi rostro tras decir las palabras que he preparado especialmente para hoy. Habiendo usado mi brazo para cubrirme los ojos, utilizo magia   de Agua para crear lágrimas que caigan por mi cara, y cuando termino, tapono mi nariz con algo parecido a  mucosidad.

“L-lo siento. Esto… Esto….. mírame….. cuando llegué aquí……. al principio…… siempre pensé que no podía permitirme fallar…… ni causar una mala impresión…… Porque si no lo conseguía…. iba a dejar en  mal lugar a mi padre….. Pero yo… pero nunca pensé…. que celebraríais mi… mi…. snif… mi cumpleaños… sniff”

Aparto el brazo y levanto la vista, me fijo en que Eris parece haberse quedado atónita; además, tanto Philip, Saurus como el resto de  participantes han dejado de aplaudir y se han quedado totalmente en blanco.

Oh, oh… ¿habré hecho una actuación tan desastrosa…? N-No… lo más probable es que haya pasado justo lo contrario. La actuación ha sido estúpidamente real, lo que la convierte en un fracaso épico. Solo quería representar un momento razonable y ameno. Haaa…. ¿Cómo pudo pasárseme el hecho de que no soy un adulto y de que algo así visto en un niño causaría esto?….. Bueno, ya está hecho. Mejor mantengo mi interpretación para que no desentone  demasiado.

Eris, presa del pánico, se gira al mayordomo.

“¿Qué hacemos qué hacemos?”

Parece que realmente no se esperaba que me pusiera a llorar. Es tan linda actuando así que le doy un abrazo, suavemente le susurro un gracias al  oído con la nariz aún taponada.

“Erisz, grasziasz…..”

“¡N-No hay de qué! ¡Rudeus es, es f-familia, por lo que era de esperar! ¡E- eres un Greyrat, ¿no es cierto, Otou-sama,  Ojii-sama?!”

La Eris de siempre habría dicho algo así como ¡Deberías agradecérnoslo!, pero por algún motivo, parece que está buscando la aprobación de Philip y Saurus, aunque solo este último responde casi  rugiendo.

“¡E-es la guerra! ¡Declarémosle la guerra a los Notos! ¡Mataremos a Philemon  y   pondremos  a   Rudeus  como  el  nuevo  cabeza  de   familia! ¡PHILIP!   ¡ALFONNNNSE!   ¡GHYSLAAAAINEEE!   ¡¡Seguidme   para reunir las tropas!!”

Y así fue como comenzó la guerra entre los Boreas Greyrat y los Notos Greyrat.

Esta disputa sangrienta arrastró al resto de familias Greyrat a la batalla y asoló el reino de Asura en una prolongada y caótica guerra civila, que perdurará en la historia.

……………….. Todo esto por supuesto que no fue lo que  sucedió.

“¡P-Padre, cálmate! ¡Por favor, cálmate!”

“Philip, ¡ni se te ocurra detenerme, desagradecido! ¡Entre ese maldito estúpido y Rudeus ¿cuál te parece el más apropiado para la casa   Notos?!”

“¡Pienso lo mismo pero escúchame! ¡Se supone que hoy es un día de celebración! ¡Declararle la guerra es una malísima idea, porque se  sumarían Eurus y Zephyrus  como enemigos nuestros!”

“¡Necio! ¡Si hace falta ganaré la guerra solo y por mi cuenta! ¡¡¡Aparta, apartaaaaaa!!!”

Y tras este intercambio, Saurus arrastra a Philip hasta salir de la habitación; todos los presentes están atónitos.

“A-Ajam…”

Eris se aclara la garganta.

“D-dejemos a Ojii-sama con sus cosas…. ¡Hoy es un día dedicado a sorprender y hacer feliz a  Rudeus!”

Eris saca pecho y se le nota la vergüenza en la   cara.

Hace poco que empezó a ponerse sujetador al ver que le empezaba a hacer falta, y he de reconocer que le han crecido  bastante.

El grandísimo ermitaño me dijo en su día que aunque ahora parezcan simplemente adorables, que cuando crezca superarán el rango E. Gracias, ermitaño.

“¿Sorprenderme? ¿Hacerme feliz? ¿Acaso hay una sorpresa?”

“¡¿Qué piensas que puede ser?!”

Cosas que puedan sorprenderme positivamente… serían cosas que me gustan.

Ordenadores y Eroge. No, no creo. ¿Qué podría haber pensado Eris? Lo más probable serían mis circunstancias. He dejado atrás a mi familia, y llevo todos estos años solo, por lo que puedo sentirme un  poco solitario.  Si este fuera el cumpleaños de Eris, ¿qué clase de regalos la harían feliz? Tener tanto a Ghyslaine como a su abuelo celebrándolo con ella. En mi caso…….

“Imposible, ¿acaso tou-sama  pudo venir….?”

El rostro de Eris se oscurece, y no solo el suyo, tanto el mayordomo, como el resto del servicio y asistentes me miran con algo de  lástima.

“P-Paul……san, está, nos avisó de que las criaturas mágicas de los bosques han estado más activas últimamente, y por eso no ha podido venir, a-aunque añadió que aunque no pudiera venir a verte, estarías bien……….. Zenith- san tampoco pudo venir porque las niñas han sufrido algo de fiebre repentina y no podía dejarlas atrás ni  traerlas……..”

Eris responde algo nerviosa.

Oh, vaya… bueno querían pero no pudieron, qué remedio… Después de todo, la aldea depende en gran medida de Paul, y como mis 2 hermanitas están enfermas, es imposible esperar que Lilia sola se encargue de  todo.

“E-esto, sobre eso, Rudeus… yo…..”

Eris parece no saber qué decir y las frases se le atrancan, con lo altiva que es normalmente, es sorprendentemente linda cuando está  preocupada.

No te preocupes, hasta se podría decir que es mejor que Paul no esté  aquí.

“Entiendo, así que Padre y Madre no pudieron  venir….”

Intenté fingir que no le daba mucha importancia, pero al hacerlo, debido a los ojos llorosos y la nariz taponada, acabo sonando bastante desanimado. En ese momento, una de las sirvientas se pone a  sollozar.

Menudo fracaso….. no quería generar un ambiente tan terrible. Debo disculparme, después de todo, soy incapaz de comprender la  situación….

En el momento exacto en el que llego a esa conclusión, veo a Hilda correr repentinamente hacia mí, abrazándome con fuerza y causando que se me caigan sin querer las flores que había recibido de  Eris.

“Uwaa.”

No sé como reaccionar, casi nunca he hablado con  Hilda.

Su pelo es del mismo color rojo fuego de Eris, además que tiene un físico joven y hermoso con un aire a lo viuda; como esas que aparecen en los eroges, mujeres casadas que quedaron viudas a una edad  temprana.

Aunque claro, como Philip todavía está vivo, no es exactamente una viuda. Pero lo más llamativo en ella es….. esto…. ¡¡joder, que pechotes tiene!! ¿¡Es posible que Eris llegue a ese nivel…….!?  ¡Aan!

“¡Rudeus, quédate tranquilo, no tienes porqué estar triste, porque te aceptaré como mi propio hijo!”

Hilda me abraza fuertemente y utiliza un volumen de voz que está cercano al nivel de gritar.

¿Arara? ¿Pero esta persona no me  odiaba?

“¡Nadie se opondrá a que te adoptemos…! ¡No, mejor, cásate con Eris! ¡Eso es! ¡Qué gran idea, hagámoslo!”

“¿¡O-Okaa-sama!?”

Hilda no está pensando serenamente, y se pone eufórica; y como era de esperar al oír eso, Eris también se  sorprende.

“¡Eris, ¿hay algo de Rudeus que te desagrade?!”

“¡Pero si solo tiene 10 años!”

“¡Esto no tiene nada que ver con la edad! ¡No busques escusas y céntrate  en convertirte en una mujer hecha y  derecha!”

“¡Ya lo estoy haciendo!”

Por un lado, la desbocada Hilda, y por otro, la respondona Eris. Puede que no sea familia directa de Sauros, pero Hilda definitivamente es una Greyrat, porque es igualita que ojii-san.

“Que sí, que sí, lo hablamos después.”

“¡Kyaa! ¡Querido! ¡Qué haces! ¡Suéltame! ¡Tengo que salvar a ese pobre niño!”

Philip, nada más regresar, agarra a Hilda y, con bastante soltura y delicadeza, la saca de la habitación. Hasta en una situación tan caótica como esta, su mente no se nubla y observa y actúa con   calma.

Te ha quedado súper Cool , Philip, eres como el  Gran  Mago Daimadoshi . Es alguien tan responsable y capaz, que podría ser un ejemplo a seguir para todos los chicos. Bueno, ya, es hora de   reponerme.

“En ese caso, ¿Cuál era la  sorpresa?”

Eris se cruza de brazos, alza su pecho, levanta la cabeza, separa sus piernas ligeramente y hace un gesto con la barbilla. Hacia tiempo que no veía su famosa pose.

“¡Jujum! ¡Alphonse, traédselo!”

Eris chasquea sus dedos para lanzar la orden, pero como tenía las manos   en su vestido el sonido sale un poco ronco. Su cara enrojece de vergüenza, pero Alphonse no le da importancia, y saca un bastón que estaba oculto detrás de una estatua.

Me recuerda bastante al báculo de Roxy, por lo que supongo que será un báculo de mago. Esta hecho de una madera áspera y nudada, y en la punta hay adornando una enorme piedra mágica; en general parece ser bastante caro.

Solo con un vistazo lo sé, es un báculo  carísimo.

Por lo que tengo entendido, el nivel de un báculo es determinado por la madera utilizada y la piedra mágica que se le incrusta. La madera afecta a  la afinidad con las distintas escuelas de  magia.

Por ejemplo, las escuelas de Fuego y Tierra tienen afinidad con el Kurogaki; mientras que las escuelas de Viento y Agua tienen la afinidad con la Sópora. Aunque realmente, aunque el material no sea compatible con la escuela, no suele reducir los efectos de los hechizos, por lo que el material no es lo más importante.

Pero lo más importante en un báculo es la piedra mágica, porque cuando concentras maná en una piedra mágica para ejecutar tus hechizos, no se sabe bien por qué, pero el poder final de la magia es incrementado en gran medida sin necesidad de variar el maná  utilizado.

Si le echamos un vistazo a los precios, las varitas que regalé a Ghyslaine y a Eris, poseen piedras mágicas por valor de 1 Asura de plata cada una. No era necesario hacerles un regalo tan barato, pero como me basé en el  tamaño de la varita que me regaló Roxy, decidí regalarles una igual. En definitiva, el tamaño de esas piedras mágicas que puse en sus varitas es aproximadamente el de la punta de mi meñique; mientras que la piedra mágica de este báculo es del tamaño de mi puño, por lo que seguramente valga unos 100 Asuras de oro.

Pero claro, como la piedra mágica es ligeramente azulada, seguramente posea afinidad directa con el agua, por lo que seguramente potencie enormemente los hechizos de esa escuela; sin contar la  madera.

Cuánto habrá costado exactamente……

Cabe mencionar, que los cristales mágicos que se obtienen de los Laberintos, aunque son tipos específicos de piedras mágicas, se diferencian en que no pueden usarse para potenciar  hechizos.

Esto se debe a que los cristales mágicos contienen maná en su interior, por lo que, en vez de usarlos para crear báculos y varitas, se utilizan para crear herramientas mágicas y círculos mágicos que utilizan una gran cantidad de maná.

Eris me observa mientras analizo el báculo, y satisfecha por mi reacción, asiente con la cabeza.

“Alphonse, explícaselo.”

“De acuerdo, Ojou-sama.»

El material con que se ha fabricado cuerpo del báculo es del brazo de un árbol monstruoso llamado Treant Mayor que se encuentra en la zona oriental del continente Milis, dentro del Gran  Bosque.

Seguramente el estudioso Rudeus-sama conocerá estos monstruos de rango A, que se forman cuando los árboles de estos bosques absorben el agua de un Manantial de Hadas, permitiéndoles utilizar hechizo de  Agua.

Por otro lado, la piedra mágica fue obtenida de un dragón errante encontrado en el continente Begarito y está tasada como una piedra mágica de categoría A.

Y el fabricante que realizó el trabajo final, se trata del jefe de fabricación  de báculos del equipo mágico del palacio del reino de Asura, Chain Procyon.”

Woah, eso es increíble. Por lo que ha dicho, diría que se especializa en magia de Agua. Pero este debe de ser realmente caro, ¿verdad? No, ahora no es el momento de pensar en esto. A pesar de que todavía intento enseñarle a Eris a no malgastar el dinero, lo dejaré pasar por hoy. Esto está hecho especialmente para mí, sería una vergüenza si le rechazara el detalle.

“El nombre del báculo es Arrogancia del Rey Dragón de Agua (Aqua Heartia).”

Estando a punto de recibirlo, me quedo completamente  petrificado.

Eso que acabas de decir ha sonado muy Chuunibyou, ¿no te  parece?

“¡Acéptalo, vamos! ¡Es un regalo de parte de la familia Greyrat! ¡Se lo pedí expresamente a Otou-sama y Ojii-sama! ¡Porque con lo increíblemente buen mago que eres, Rudeus, es raro que no lleves un báculo como   este!”

Tras escuchar las palabras de Eris, finalmente acepto la Arrogancia del Rey Dragón de Agua (Aqua Heartia). Aunque no lo parezca por su nombre y su forma, es bastante ligero, pruebo a sujetarlo y moverlo con ambas manos, y compruebo de que a pesar de la enorme piedra mágica que tiene en la punta, el balance  en general es muy  correcto.

Es lo que uno podía esperar de un objeto tan caro y con tal historial; aunque el nombre…

“Muchísimas gracias, no solo habéis celebrado esta fiesta para mí, sino que me habéis algo tan costoso…..”

“¡No te preocupes por el dinero! ¡Venga, sigamos con la fiesta! ¡Sería un desperdicio si dejáramos que la comida se  enfriase!”

Eris me guía alegremente, sentándome en una silla preparada para mí, que se encuentra justo delante de un enorme  pastel.

“¡Que sepas que ayudé a  cocinarlo!”

¿¡Qué dijiste!?

 

5ª Parte

Una vez comenzó la fiesta de verdad y durante bastante rato posterior, Eris no paraba de hablar como si fuera una ametralladora. No dejo de escucharla haciendo gestos y un sonido en plan mmhmm cada cierto tiempo, pero noto que la pequeña Eris comienza a cansarse pasado un rato, hasta que finalmente se duerme.

¿Ha estado demasiado hiperactiva? ¿O quizás estaba tensa por la fiesta y se ha desinflado al calmarse?

Ghyslaine se acerca y la lleva como a una princesa a su   habitación.

Gracias por todo.

Tanto Sauros como Hilda también se retiraron antes de tiempo. Sauros porque quiso hacerme beber vino con él, hasta que Philip le persuadió para que no lo hiciera, dejándome un tanto decepcionado. Hilda sin embargo, bebió más de la cuenta y acabó bastante ebria, tenía una sonrisa de oreja a oreja hasta que se marchó a su habitación bastante contenta. Aunque justo antes de irse a su dormitorio, se acercó y me dio un beso de buenas  noches.

A estas alturas, la comida está prácticamente terminada, los sirvientes recogen los platos vacíos de las mesas con caras soñolientas, y las únicas personas que aguantamos todavía en la habitación somos Philip y  yo.

Philip está bebiendo alcohol en silencio.

¿Será vino de uva?

Me enteré durante el cumpleaños de Eris, que el vino que se bebe en el reino de Asura cambia según la región. El vino de esta zona se hace con trigo, porque es bastante abundante; aunque para las celebraciones utilizan vino hecho con uvas.

“Yo… perdí en nuestra guerra de  sucesión.”

Oigo estas palabras de Philip que pronuncia en voz  baja.

“Dime, ¿por qué piensas que Eris no tiene hermanos? ¿no te pareció extraño?”

Asiento en silencio. Lo noté años atrás, pero al final no me atreví a preguntarlo.

“Lo cierto es que tiene, un hermano mayor y otro menor. El menor nació el mismo año que tú.”

“…….. ¿están muertos?”

Sorprendido, Philip se me queda mirando. Seguramente acerté de casualidad, pero menuda falta de tacto  tuve.

“Poco después de nacer el pequeño, mi hermano se los llevó a su casa en   la capital.”

“¿Se los llevó? ¿por qué lo  hizo?”

“La excusa que dio fue para adoptar a mis hijos y permitirles estudiar en la capital. Aunque en realidad fue….. por nuestra tradición  familiar.”

Y tras esto, Philip me describió la tradición familiar de los Boreas. Se trata de una batalla interna y constante para llegar a heredar el título de cabeza de familia.

Sauros tiene 10 hijos, de los cuales 3 eran los preferidos de   Sauros.

Philip, el actual alcalde de Roa; Gordon, que acabó enlazado en matrimonio con la familia Eurus Greyrat; y finalmente James, el ministro metropolitano más joven que trabaja para el rey que actualmente se encuentra viviendo   en la capital de Asura.

El título de uno me recuerda a los nombres de trenes en Japón, pero dejemos las bromas por hoy.

Sauros decidió dejarles luchar entre sí para decidir quién sería el próximo cabeza de familia de los Boreas. En definitiva, la conclusión fue que el ganador y actual cabeza de familia es James, mientras que Philip y Gordon fueron derrotados.

En la primera mitad de la lucha por el poder, James manipuló en  las sombras la situación para que una hija de los Eurus y Gordon se conocieran, el plan llevó a que se disparara la chispa del amor entre ellos, aunque estos no supieran la identidad real el uno del  otro.

Cuando lo descubrieron, Gordon enamorado finalmente consiguió casarse con la hija de la familia Eurus con la inesperada ayuda de James; dejando atrás la lucha por convertirse en el siguiente cabeza de  familia.

Y en la segunda mitad de la pelea, tanto Philip como James estaban igualados, llevando la pelea entre las sombras, utilizando todos los contactos y amistades posibles para obtener la victoria. El final no tardó en llegar y no tuvo nada de espectacular, simplemente Philip fue  derrotado.

La única diferencia que existía entre ellos era su edad. James era 6 años mayor que Philip y este tenía solo 13; en esa diferencia de edad, había obtenido más contactos en la capital, además de haber sido la mano derecha de un ministro poderoso. Y no solo poseía contactos y riqueza, sino que además poseía poder y autoridad; por mucho que Philip también fuera especialmente bueno en intrigas y luchas de poder, era difícil para él llenar la brecha por la diferencia de  edad.

Acordaron que Philip sería el alcalde de Roa, llevándolo así lejos de la capital; mientras que James decidió seguir trabajando en la capital, ya que como ministro del rey, no tiene intención de abandonar la  capital.

Philip, viviendo en una zona rural como es la región de Fedora, por mucho que reúna fuerzas, le será casi imposible remontar esa derrota para volver al poder. Y finalmente, tiempo después, James realizó la demanda a Philip de que, si tuviera hijos varones, deberían ser enviados a la capital para adoptarlos.

“Se llevó todos tus hijos varones… ¿no te parece  excesivo?”

“No te preocupes, ya no me importa, después de todo, es una tradición de nuestra familia.”

La tradición es que todos los varones nacidos con el apellido Boreas Greyrat deben ser criados por el cabeza de familia, esto sirve para asegurar que aquellos que han caído derrotados no puedan participar nuevamente a través de sus hijos, porque es bastante común que los padres ayuden a sus hijos a ganar autoridad por medios variados, por lo que con esa medida evitan este problema.

Gordon, al ser parte de la familia Eurus, no tiene que cumplir esta norma, pero Philip sin embargo debe seguir la tradición, y entregarle todos sus hijos varones a James, para que antes de que los niños sean capaces de comprender la situación, lo vean como su  padre.

“Si yo hubiera vencido, la situación sería completamente al  revés.”

Con estas palabras, parece que Philip ha conseguido afrontar y aceptar la situación. Es posible que ni Philip sea el verdadero hijo de Sauros, pero Hilda es incapaz de aceptar todo esto, digan lo que le   digan.

Al ser la hija de un noble corriente que tiene vínculos con Philip, no comprendía su situación en aquel entonces. Antes de que Eris naciera, estuvo muy agitada y algo inestable, pero tras el nacimiento de la pequeña consiguió calmarse ligeramente. Aunque volvió a recaer cuando después se llevaron al hermano pequeño de Eris.

“¿Sabes? Te odiaba. Me dijo que si su propio hijo no vive con nosotros, por qué está el hijo de otra andando por la  mansión.”

Ya veo, siempre sentí que me ignoraba, y ahora conozco la razón.

“Por otro lado, la hija que se quedó a mi lado, Eris, era exactamente lo contrario a una dama, una marimacho. Pensé que no me valdría para mis fines.”

“¿Qué no te valdría? ¿a qué te  refieres?”

“A usarla para derrocar a James, con Eris sería  difícil.”

Guau, menudo tipo, ¿todavía no se ha  rendido?

“Aunque, últimamente, viéndote, pienso que aún podría tener alguna esperanza.”

“….. Haa.”

“Viendo que fuiste capaz de engañar a Padre y a Hilda con tu actuación de antes.”

¿En serio era necesario utilizar la palabra engañar…..? Lo único que hice fue intentar que la atmósfera no fuera  incómoda.

“Por lo que he visto de ti en estos años, no solo conoces el valor del dinero, sino que también sabes adular para ganarte a la gente, y hasta serías capaz de arriesgar tu vida para conseguirlo.”

¿Estás hablando del secuestro, o de la parte en la que tu hija me estuvo pegando continuamente durante los siguientes años?

“Y por encima de eso, es gracias a ti por el que Eris ha madurado tanto en estos años.”

Le faltó decir a Philip que no se lo esperaba. Y es que por mucho que Paul le dijo que yo era un niño excelente, Philip tenía en cuenta todas las veces en las que un jovencito Paul se había dedicado principalmente a levantar faldas como un mocoso corriente.

Por mucho que ese mocoso corriente se encontraba pidiéndole que le diera un trabajo a su hijo.

Philip aceptó seguramente porque su idea inicial fuera pensar que podría ocurrir alguna reacción química interesante si dejaba que Eris interactuara con un mocoso así.

“Menuda nostalgia, todavía recuerdo el día que Paul vino a rogarme que le diera un sitio donde vivir.”

Diciendo eso, Philip comienza a relatar para sí mismo lo  ocurrido.

Escuchando a Paul pedirle un lugar en el que vivir, un trabajo estable y dinero para poder casarse, rogándole a Philip, aunque diciéndole que no tenía intención de volver a ser un noble de alto estatus. Más tarde, llegó hasta arrodillarse y suplicar, pero fue para conseguirme este  empleo.

Y eso que no lo hizo ni durante el incidente con Lilia, aunque, bueno, ¿qué más da? eso puede dejarse para más  adelante.

“Pero aunque no hubiera venido, Eris habría cambiado por sí misma, ¿no crees?”

“¿Por sí misma? Imposible, llegué a considerar a Eris como un caso perdido. Hasta pensé que le sería imposible vivir como noble, y ayudé para que se pudiera convertir en aventurera contratando a Ghyslaine como su maestra  de espada.”

Durante un rato, Philip me contó algunas anécdotas de Eris, de las que son mejor no contar; hasta llegar a la forma en la que con solo 9 años ya era conocida por todos como la niña violenta.

“¿Y bien? ¿Qué te parece casarte con Eris y recuperar a mi lado la casa Boreas? Con todo lo que ha pasado, si aceptas, la llevaré a tu cama y hasta le ataré las manos”

Es una propuesta muy atractiva………. Atar a Eris y dejarme hacer lo que quiera con ella. Últimamente empiezo a  sentir en mi interior el fuego de  mi libido, sería imposible rechazar una oferta tan sugerente sintiendo esta necesidad interior… No, no. Espera, espera. Aquí hay gato encerrado, vuelve a leer la frase anterior. ¿Que recupere la casa Boreas con   él?

“¿Qué pretendes que haga un niño de 10 años…?”

“¿No eres hijo de Paul? Deberías saberlo.”

“No hablo de eso.”

“Yo me encargaré de ponerlo todo en funcionamiento, tú puedes quedarte tranquilo mientras recupero el puesto de cabeza de familia. Es más, si quieres te conseguiré más chicas.”

Parece que pretende sellar el acuerdo ofreciéndome a más mujeres…. La mala reputación de Paul es odiosa.

“….. Voy a fingir que esta charla inofensiva es culpa del alcohol.”

Philip se ríe suavemente al escuchar mis  palabras.

“De acuerdo, mejor así. Pero dejando a un lado el asunto sobre los Boreas, si quieres casarte con Eris no será necesario que aceptes ningún trato extraño. Porque estoy seguro de que se case con quien se case, acabará volviendo a casa pasado un tiempo.”

Tras decir estas palabras se ríe de  nuevo.

No me cuesta imaginar la escena; Eris se casa con algún noble, y tras un par de días, le da una paliza de muerte a su marido. Aunque tampoco me cuesta imaginar la posibilidad, de que si al final le pongo la mano encima, acabaría siendo manipulado por Philip de una forma u  otra.

“Bueno, es hora de acostarse.”

“Tienes razón, buenas noches.”

Y así, la fiesta de cumpleaños organizada por Eris, bajó el  telón.

 

6ª Parte

“Ah, ¡B-bienvenido…….!”

Cuando llego a mi propia habitación, me encuentro a Eris, que se fue de la fiesta porque estaba cansada, sentada en mi cama y lleva puesto un camisón transparente rojo, estoy seguro de que en la vida se ha puesto algo   así.

¿Qué está pasando? ¿Debería de empezar a hacer estiramientos….? Quiero decir…, ¿no se había ido a  dormir?

“¿Querías algo? Me iba a ir a dormir  ya.”

“¡I-Imaginé que te sentirías un poco solo hoy, así que vine a dormir contigo!”

Dijo esto sin mirarme a los ojos y con la cara   sonrojada.

Es posible que todavía esté preocupada porque no pude ver a mis padres. Como ella todavía sigue viviendo con su familia, teniendo 2 años más que yo; se pensará que, si no los veía en estos 3 años, querría volver con ellos    o algo.

Aunque es probable que esto haya sido planeado por Hilda… desde despertarla, hasta mandarla aquí en camisón.

Pensando esto, me fijo en que, aunque Eris tiene 12 años y que todavía no posee realmente una figura totalmente femenina, consigue entrar  sutilmente en mi campo de acción. Aunque como mi cuerpo físico todavía no ha llegado a la pubertad, el día en que me convierta en hombre todavía no ha llegado, pero por lo que veo, probablemente sea dentro de poco.

Que la primera de mis primeras veces sea con esta loli tsundere ojou- sama…….

Cuando esa frase cruza mi mente, el yo de 34 años y sin trabajo (además   de algo pedófilo) toma posesión de mi  cuerpo.

De~gwehehehehofo ohhohodopffhohohopffffhahahahou

Imaginar la escena mental de un rostro lleno de grasa y acné, junto a una sonrisa repugnante, abusando de Eris me hace volver en  mí.

No, no. No debo ponerle la mano encima. Eso llevaría a ser manipulado por Philip, metiéndome de lleno en la lucha por el control familiar, en la que Philip perdió y de la que Paul  escapó.

“H-Hoy me siento un poco solo, por lo que podría hacer algo lascivo, ¿estás segura?”

Esta es mi forma educada de hacer que se vaya por sí sola, ya que por lo general, Eris odia con todas sus fuerzas todo lo que se acerque al acoso sexual, así que dirá algo antes de  escapar.

O al menos, eso es lo que creo, porque recibo una respuesta inesperada.

“¡S-si es solo un poco, n-no me  importa!”

NEET: ¿¡Hablas en serio!? Me imagino como se sentirá amasar a Eris de arriba a abajo…

Rudeus: Esto… a-abuelo, deberías detenerte.

NEET: ¡Tras escuchar algo así, ¿cómo voy a parar  ahora?!

Me siento al lado de Eris y la cama contesta crujiendo ligeramente. Estoy seguro de que si fuera mi anterior cuerpo, la cama habría crujido de forma más escandalosa y hubiera arruinado el  momento.

Mi otro yo llenaba mis pensamientos y soy incapaz de pensar con  claridad.

NEET: ¿Qué problema hay con que alguien te acabe manipulando? La Eris de hace 3 años se ha vuelto tan dere, es natural arriesgarse por algo   así.

“¿Sabes? Te tiembla la voz.”

“S-son imaginaciones tuyas.”

“¿De verdad?”

Le acaricio la cabeza a Eris, notando su pelo liso. Por mucho que sea una noble de clase alta, en el palacete no hay nada parecido a una baño japonés, por lo que no puede lavarse el pelo a  diario.

NEET: Esa Eris que le dedica todo su tiempo únicamente a  entrenar con la espada, y que normalmente es tan fría conmigo, hoy se ha arreglado tanto para mí…

“Eris, eres adorable.”

“¿A-A qué viene eso de repente….?”

Se le ruborizan hasta las orejas y agacha la cabeza. Le agarro suavemente de los hombros y le doy un beso en su  mejilla.

“¡Hau…!”

“Voy a acariciarte.”

No puedo soportarlo más, y estiro mi mano hacia su  pecho.

Todavía es bastante pequeño, pero claramente está ahí. La fruta prohibida que se me ha permitido tocar.

Como de costumbre, voy con cautela, esperando que se ponga a golpearme; y aunque es a través de la ropa, puedo afirmar con claridad de que estoy en este momento, manoseando los pechos de la pequeña loli  Eris.

“Mm-……”

Eris, es imposible que estés sintiendo algo placentero de esto. Pero estoy seguro de que es consciente de que está haciendo algo vergonzoso, así que de ahí puede venir ese sonidito.

Conteniendo su confusión y vergüenza, con la boca completamente cerrada, los ojos vidriosos y sin dejar de  mirarme.

Qué mona es.

Va  siendo hora y mi mano empieza a bajar por su espalda. Gracias a todo   el entrenamiento con la espada, su espalda está muy definida y musculada. Aunque ni por asomo tanto como Ghyslaine.

La parte más baja de su espalda muestra bastante elasticidad, a diferencia  de Ghyslaine, seguramente al ser músculos propios de una  pequeña.

Eris cierra sus ojos con fuerza, y me agarra mi hombro como si quisiera implorar.

Ah, eso es… ¿eso es un adelante? Sí, ¿no? ¿Puedo ir hasta el final? Voy, ¿eh? D-de acuerdo, b-buen provecho.

Tras divagar de esta forma, mi mano se dirige a la cara interna del muslo  de Eris.

Es la primera vez que toco esta parte del cuerpo femenino, siento una calidez que me rodea, y aunque no es  solo suave, sino que está formado  por carne firme.

“¡Nooo!”

¡Boom!

Me empuja lejos.

¡Baam!

Me da una bofetada.

¡Kabaam!

Me tira al suelo a  patadas.

¡Blam! ¡Blam!

Y me remata con 2 golpes  adicionales.

Totalmente perplejo, me quedé quieto recibiendo cada golpe. Eris al terminar, acaba de pie frente a mí, con la cara colorada y sus ojos mirándome fijamente.

“¡Te dije que solo un poco! ¡Rudeus, eres  idiota!”

Y tras decirme eso, la puerta la dejó entre abierta al pegar un portazo, y se alejó como el viento.

 

7ª Parte

Tras el encuentro, me quedo tumbado en el suelo mirando al techo aturdido. El señor que estaba poseyendo mi recalentado cerebro, se ha ido completamente.

“Casi ha parecido un maldito DT….”

Me odio a mí mismo. Completamente lo entendí mal. Estaba demasiado ansioso, y se me olvidó que la persona frente a mí todavía es una   niña.

Acabo de cometer un terrible error.

“Ahh, maldita sea, en qué diablos estoy  pensando…..”

¿Acaso no conozco suficientemente bien como piensan las heroínas tras haber jugado tantos eroges? Es cierto que cuando veía a los protagonistas  de tipo donkan, siempre pensaba cosas como maldita sea, tirátela de una vez…. Una idea tan poco coherente me ha hecho obtener este   resultado.

Porque, aunque en los juegos puedes ver los pensamientos internos de la heroína, no puedes ver los del  protagonista.

Actuando como un tipo donkan en este mundo, y aun sabiendo a ciencia cierta que les gustaba, y conociendo la posibilidad de que pudiera ocurrir una situación como esta; pero como tenía que actuar como si no lo notara, me vi obligado a acercarme a un ritmo demasiado  lento…

¿Será que estoy siendo más superficial que el resto de protagonistas donkan? Sobre todo, después de una charla como esa con Philip. Qué pasó con eso   de tratarlo como una charla inofensiva debida al alcohol, ¿ehhh? ¿Acaso    no he acabado haciendo exactamente lo contrario a lo que  dije?

Sabía lo que iba a pasar si verdaderamente llegaba a hacerlo con Eris: Llegamos, lo hacemos y nos casamos. Pum, combo de 3 golpes y ya soy un Boreas. ¿Llegado ese momento diré algo como que no quiero unirme al terrible y odioso lío de luchas políticas? ¿Diré algo tan  irresponsable como que solo fue una noche? ¿Me atreveré a dar semejante  excusa?

Menudo estúpido.

Llegado ese punto, me convertiría en un puto mono yendo tras Eris noches tras noche. Puede que no se compare con Paul, pero mi antiguo tiene un libido altísimo.

Por lo que dudo que fuera suficiente con una sola vez, y aunque hoy fuera ella la que iniciara el encuentro, estoy seguro de que la próxima vez sería yo el que intentara iniciarlo.

Tanto Philip y Hilda desean que lo haga, y nadie me va a detener. Debido sólo a un momento de placer, sería arrastrado al caos de las luchas políticas.

Limpiando mis lágrimas, veo el báculo que me regaló Eris en la esquina de la habitación.

“¡…..!”

Es cierto, he olvidado por completo los sentimientos de  Eris.

A pesar de que el dinero vino exclusivamente de Philip y Sauros, la persona que quería regalarme ese báculo probablemente fuera Eris. Planeando una fiesta para hacerme feliz, preocupada al verme llorar, incluso llegando a consolarme antes de irme a la  cama.

Ella lo ha hecho todo por mí hoy, pero fui consumido por mis propios deseos, con la intención de hacerlo con una niña que, el día de hoy, solo pensó en animarme y celebrar conmigo.

Sólo recordar lo feliz que se veía mientras hablaba con las criadas; y todo  lo que se esmeró, voy y me dedico a   pisotearlo.

“……. Jaja.”

Soy de lo peor.

No tengo ningún derecho de meterme con Paul, no soy nadie para ir enseñándole a otras personas.

La basura que llega a otro mundo sigue siendo basura. Así que lo  mejor que hago es empaquetar mis cosas antes de que amanezca y marcharme. Como basura que soy, mejor muero en mitad del camino a   casa.

“¡Ah……!”

Cuando me fijo, noto que Eris está de pie en la puerta de la habitación; desde aquí solo puedo ver la mitad de su  rostro.

Rápidamente hago por levantarme apresuradamente para………No, ¡lo mejor que puedo hacer es disculparme de  rodillas!

“S-Siento de veras lo que te hice  antes.”

Estoy tumbado casi como una tortuga en el suelo postrándome a modo de disculpa.

“…………..”

Eris me miraba inquieta, podía notar como movía los muslos sin saber qué hacer, hasta que finalmente y con un hilo de voz  murmuró.

“¡H-hoy lo tomaré como un caso especial, así que, te  perdono!”

¡Me ha perdonado…..!

“¡Sé muy bien que Rudeus es un gran  pervertido!”

¡¿Quién te dijo algo semejante…?! No, lo soy, tienes razón. Lo siento, pero soy un pervertido, es culpa mía. Policía, soy culpable,  deténgame.

“Pero… algo así es demasiado precipitado…. ¡5 años! Pasados 5 años, cuando Rudeus sea un hombre…. llegado ese momento…… ¡hasta entonces sé paciente!”

“¡D-de acuerdo…..!”

Me postro en el suelo, todavía más.

“B-bien. E-entonces, me voy a dormir ya. B-buenas noches, Rudeus, m- mañana seguiré causándote problemas.”

Eris termina de tartamudear y se marcha a su habitación, cuando por fin dejo de oír sus pasos, me levanto por fin y cierro la   puerta.

“Few…”

Apoyo la puerta en la espalda y me dejo caer hasta sentarme en el suelo. “Oh, jaja…”

¡El cumpleaños de hoy ha sido impresionante! ¡El hecho de que haya acabado de esta forma es realmente increíble!

“¡Geniallll!”

¡5 años más! ¡Lo ha prometido! ¡Con esa Eris! ¡Lo ha prometido! Muy bien. Pues nunca haré algo como lo de hoy de nuevo. Aunque 5 años más tarde implica que tendré 15 años, a pesar de que es mucho tiempo, pero podré resistir; porque la mercancía llegará a buen puerto, y para ello tengo que perseverar.

A parte de eso, debo ser un caballero, no un pervertido sino un caballero; por lo que el habitual acoso sexual también será vetado, porque cuánto más viejo es el vino, mejor sabor tendrá. Y si sigo bebiéndolo poco a poco, quizás dentro de 5 años me resultará  insípido.

Si recargo el disparo durante el mayor tiempo posible, mayor será su poder.

Me convertiré en un hombre fuerte que no se dejará llevar por sus pensamientos más obscenos. Esta vez debo convertirme en un protagonista donkan de verdad. El botón A  que mantendré presionado, será liberado   5 años más tarde.

Tras esta retaila, grabo un juramento en mi corazón: Yes the Loli, Not the Touchy (Sí a las lolis, No a  tocarlas).

¿Hm? Espera, ¿5 años más tarde…..? ¿Tipo donkan? Mi mente sufre un déjà vu repentino, en el que aparece un sonriente y pálido rostro frente a mí.

Y me acuerdo de Sylphy.

Ouh, shit…

 

8ª Parte

Al despertar, veo que mi ropa interior ha sufrido un terrible percance, parece que he soltado el botón A antes de  tiempo.

…. a partir de mañana me esforzaré al  máximo.

Cuando llega la sirvienta que suele pasar a recoger la ropa, le pido que no se lo cuente a Eris, porque se podría reír de mí al verme. Me daría muchísima vergüenza.

Ficha.

Nombre:  Eris Boreas Greyrat

Posición:  Nieta del Lord de Fedoa

Personalidad:  Un poco violenta, aunque obediente en algunas ocasiones

Su actitud conmigo: Presta atención

Idioma:    Casi perfecto

Cálculo:   Utiliza las 4 operaciones aritméticas correctamente

Magia:     Incapaz de conjurar en silencio, le cuesta la  magia de nivel Intermedio

Espada:   Experimentada del Filo Celestial

Etiqueta: Aprendiendo las complicadas normas de palacio

Gente que le agrada:        Su abuelo, Ghyslaine

Gente a la que ama:  Rudeus

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »