Capítulo 946 – TCF – Hae-il (5)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

La gran cantidad de agua siguió la señal apuntada por Cale hacia los jiangshis y los muros del castillo.

Eso era diferente del agua que fluía en el río Yangtze.

También era diferente de las insondables profundidades del lago Dongting.

Esto no era ni un río ni un lago.

Esto era mucho más grande y dominante.

¿Cómo podría describirse esto?

Los artistas marciales del Culto Demonio que estaban esperando apretaron sus armas. No tenían idea de cómo describir esta vista.

Escucharon al Comandante Demonio del Batallón de Leyes murmurar en ese momento.

“Tsunami-”

El Comandante del Batallón murmuró como si se estuviera quedando en blanco.

“No, ¿es este el océano?”

El océano.

Los artistas marciales del Culto Demonio que nacieron y crecieron en Xinjiang nunca habían visto el océano. Sólo habían leído sobre eso.

¿Así era como se veía el océano?

‘Sí, supongo que el océano se vería así.’

Lo habían leído en libros.

El océano solía estar en calma, pero su naturaleza violenta y cruel eran excelentes ejemplos de calamidad.

Era una existencia aterradora que se tragaría los barcos en el mar y las aldeas de la costa.

Esa aterradora existencia se movía sin que nada la detuviera.

Se movía siguiendo la voluntad de una sola persona.

Shshshshshaaaaa———

El fuerte flujo de agua puso sus oídos en estado de shock y les hizo no poder oír nada más.

Tang Yu se apretó los oídos.

De repente se dio cuenta de que tenía suciedad en las manos.

Ella inconscientemente había apretado el suelo.

Ella ni siquiera se había dado cuenta de eso.

Sin embargo, ni siquiera podía concentrarse en ese hecho en este momento.

“C-Cómo-”

En el momento en que un muro de agua que era más alto y más grueso que los muros del castillo creó olas y salpicó…

Este tsunami que apareció repentinamente aquí, en un lugar donde ni siquiera podían ver el más mínimo atisbo del océano, usó su gran cuerpo para atacar a los jiangshis.

“¿Cómo, cómo puede una persona…”

¿Cómo podría una persona usar un poder como este?

¿De repente creó agua?

¿Y el agua da tanto miedo?

¿Cómo podría un individuo así ser humano?

Esto no eran artes marciales.

Sin embargo, tampoco podría llamarse arte de la muerte.

La presión que hacía imposible llamarlo algo malvado hizo que Tang Yu se sintiera aliviada de estar en la montaña y no debajo de ese opresivo muro de agua.

Todos los jiangshis fueron rechazados sin poder hacer mucho.

Ni siquiera pudieron resistirse.

Esto era de esperarse.

¿Cómo podría alguien resistirse a un poder como este?

Tendría que ser un experto extremo para hacer eso.

Era imposible para estos jiangshis.

“…….”

Ni siquiera podía respirar correctamente.

A pesar de ser utilizado por un aliado, a Tang Yu le resultó difícil alejarse de este poder dominante.

Sin embargo, su mirada se movió lentamente hacia un lugar.

Ahora estaba mirando a una persona que estaba parada con una expresión tranquila en su rostro, mirando hacia adelante, como si nada fuera un problema.

Kim Hae-il.

Tang Yu no podía apartar la mirada de este hombre.

Ella no era la única que se sentía así.

El Santo de la Espada, el Patriarca Ancestral del Clan Namgung y uno de los expertos más fuertes de la facción ortodoxa…

Miró hacia adelante.

Podía ver la espalda del joven maestro Kim.

También pudo ver el agua formando un tsunami, tal como su nombre, arrasando con todo a su paso.

Nota: Hae-il es la palabra para tsunami en coreano.

El Santo de la Espada tuvo un pensamiento.

¿Qué tipo de existencia eran los humanos frente a la naturaleza?

Incluso un experto en artes marciales no podría detener tifones o volcanes.

‘Sí, no pueden detenerlo.’

Por eso los jiangshis, sus enemigos, no pudieron detener este tsunami.

Esta era la naturaleza misma.

La espalda del Santo de la Espada se empapó de sudor.

El joven maestro Kim no estaba en el Reino de la Naturaleza.

Ya poseía la naturaleza misma.

En el momento en que se dio cuenta de eso, el Santo de la Espada se olvidó por completo de su deseo de venganza contra el Culto de la Sangre y su sentimiento de gratitud hacia el joven maestro Kim.

Sí, esos pensamientos naturalmente se borraron de su mente.

Simplemente quería crear la visión, la historia que esta persona crearía.

Artistas marciales.

Eran personas que se entrenaron durante toda su vida para alcanzar un nivel superior.

El Santo de la Espada no solo tenía talento, sino que su firme creencia en el camino de un artista marcial lo ayudó a alcanzar su nivel actual.

Esa fue la razón por la que pudo entender.

‘Al final, soy simplemente un ser humano. No puedo trascender los límites humanos.’

Sin embargo, este joven maestro Kim frente a él había trascendido esos límites humanos.

La naturaleza misma estaba dentro de él.

Sin embargo, todavía era humano.

Tenía la compasión, el sentido del deber y la bondad que debería tener un ser humano.

“Jajaja-”

El Santo de la Espada podía escuchar al Demonio Celestial reír a su lado.

Sintió como si pudiera decir por qué este bastardo del Culto Demonio se reía.

También entendió el miedo que podía sentir por parte de la Demonio Pináculo que temblaba incontrolablemente.

Ellos también deberían haberse dado cuenta de la sensación de anhelo que él estaba emitiendo.

El Santo de la Espada miró hacia adelante.

La espalda que parecía tan pequeña ahora parecía extremadamente grande.

El Santo de la Espada miró fijamente al joven maestro Kim, que todavía estaba firme.

Pensó que a este hombre no le importaría en absoluto su mirada.

Ésta era la verdad.

‘Wow.

Jackpot.’

Cale estaba asombrado.

[Santo cielo.]

El tacaño del Fuego de la Destrucción comentó con indiferencia.

[¿Esto es en serio?]

‘¿Lo se, verdad?

Los jiangshis simplemente están siendo barridos.’

No se pudo evitar.

¿Cómo podrían los jiangshis, con sus cuerpos humanos, resistir contra un tsunami que era incluso más alto que los muros del castillo?

¿Diez mil de ellos?

Ese no era el problema.

El número no era importante.

¿Por qué sería difícil cuando simplemente los estaba barriendo en lugar de purificarlos?

Piénsalo. ¿Diez mil hojas se quedarían allí si pasara un tifón?

Esas diez mil hojas tendrían suerte de no ser aplastadas cuando el tifón las arrastrara y giraran.

Una vista similar fue visible frente a Cale.

[¡Humano, humano! ¿Estas bien?]

‘Aparentemente. ¿Por qué estoy bien?

Algo es raro.

¿Me siento demasiado normal?’

[¿Por qué usaste tanto de tu poder? ¡Esto es más sorprendente de lo que dijiste!]

‘Es lo suficientemente fuerte como para que incluso Raon diga que es asombroso.’

“Hae-il-nim, realmente estás bien, ¿verdad?”

Cale se sentía tan bien que Choi Han no pudo evitar preguntar con voz ansiosa.

“Sí. Estoy bien.”

“Jajaja.”

Eso hizo que el Demonio Celestial se riera aún más fuerte detrás de él, pero Cale no le prestó atención.

No tuvo tiempo para eso.

[¡De todos modos, yo también me estoy preparando, humano!]

Cale miró hacia el este y luego hacia el oeste.

Sima Gong y el Demonio Sabio ya se estaban retirando hacia atrás.

[¡Les dije que retrocedieran! ¡No hay razón para mantener la formación!]

El Demonio Sabio y Sima Gong habían destruido la formación en la parte externa de la muralla del castillo y la mantenían para que permaneciera así. Sin embargo, ya no tenían necesidad de hacerlo.

La razón detrás de esto era simple.

[Todo está siendo arrasado. ¿Cómo sobreviviría una formación?]

La respuesta de Raon fue la respuesta correcta.

¿El aire viciado?

¿El cielo extrañamente nublado?

¿Por qué importaría eso?

Una formación era algo que cambiaba el entorno natural que la rodeaba.

Sin embargo, el entorno natural en sí fue destruido porque el agua pasó por todo.

[¡Estoy empezando!]

Sólo quedaba una cosa.

Ooooooooooong—

El aire retumbó.

Maná negro comenzó a aparecer en el aire sobre la cabeza de Cale.

Era el invisible Raon.

Escuchó la voz tranquila de Sky Eating Water en ese momento.

[Jeje.]

No, primero escuchó una risa extraña.

[Jeje, ¡los dragones son grandes y poderosos! ¡El Dragón que dio sin reprimirse es el mejor!]

En el momento en que dijo eso, Cale miró la gran cantidad de agua que instantáneamente barrió un kilómetro y dio una orden.

“Destrúyelo.”

[¡Entendido, humano!]

[¡Jejeje!]

¡Crack, crack, crack!

Cale podía escuchar cosas rompiéndose encima de él.

Debe ser el sonido de piedras mágicas de más alto grado rompiéndose.

Aproximadamente diez de ellos parecieron romperse a la vez.

Baaaaaang—

El tsunami dejó de moverse por un momento y aumentó de altura.

Había otra aura al lado del tsunami.

Fue la magia de Raon.

Fue sólo por un instante.

En el corto período de tiempo que se detuvo el despiadado tsunami, Cale quiso ver a la gente en lo alto de los muros del castillo.

Sin embargo, no pudo verlos.

El gran tsunami los estaba cubriendo.

“Oye Yoon-”

La gente que estaba en lo alto de los muros del castillo tampoco podía ver lo que tenían delante.

Para ser más precisos, todo lo que pudieron ver fue el gran tsunami.

Hoya llamó al otro joven candidato a Demonio de Sangre, Yoon.

Clang. Clang.

Los accesorios de su cuerpo retumbaban vigorosamente, más fuertes que nunca.

Craaaaaaack.

Yoon comenzó a hablar cuando una parte de esos accesorios se rompió.

“Orabuni.”

“…¿Qué sucede?”

“Huyamos.”

En el momento en que terminaron esa conversación…

Cale también había terminado de hablar con Sky Eating Water.

“Contrólalo bien. Asegúrate de minimizar el daño a las personas dentro del castillo.”

El tsunami comenzó a moverse de nuevo tan pronto como dijo eso.

[Por supuesto.]

Realmente no podía escuchar la voz de Sky Eating Water.

¡Baaaaaaaaaang—!

Un fuerte ruido lo cubría todo a su alrededor.

La magia de Raon que tenía el maná de unas diez piedras mágicas de mayor grado, así como el 225 por ciento de poder de agua de Cale…

Ese poder combinado comenzó a moverse.

Se movió hábilmente.

Solo estaba dirigido a un lugar de la muralla del castillo.

“Mie**rda, ¡¿este era su plan ?!”

Yoon no pudo evitar maldecir.

El tsunami que parecía atacarlos solo apuntaba a un solo lugar.

Booboobooboooooom—-.

La muralla del castillo tembló.

Sin embargo, Yoon sólo pudo ver el muro del castillo roto.

La muralla del castillo se rompió en pedazos.

La réplica sacudió todo el castillo hasta el punto de que no sería extraño que se derrumbara en cualquier momento.

“Yoon, la formación—”

“¡Cierra la boca! ¡Lo sé!”

Ella ignoró a Hoya.

Yoon pudo ver la formación rompiéndose en el instante en que se rompió el muro del castillo.

“¡Mie**rda!”

Aunque ella estaba maldiciendo profusamente, había personas que miraban esto con miradas en blanco en sus rostros.

“Ah.”

Los residentes del Castillo Yunnan se acurrucaron más mientras observaban temblar los muros del castillo y el suelo o miraban por las ventanas.

Estas fueron respuestas instintivas.

Los que miraron por la ventana vieron algo que no podían creer.

“Ah.”

La gran agua que destruyó la muralla del castillo…

Como no podían comprender completamente si esto era la vida real o simplemente una fantasía…

El agua empezó a flotar en el aire gota a gota.

Entonces las nubes color ceniza que cubrían el castillo desaparecieron lentamente.

Fue un espectáculo extraño.

Normalmente, ese tipo de nubes oscuras deberían provocar lluvia, pero…

En cambio, las gotas de agua del gran tsunami se disparaban hacia el aire.

El cielo despejado comenzó a aparecer lentamente.

¿Cuántos días habían pasado?

¿Dos días?

¿Cuatro días?

Este cielo azul claro fue visible para los residentes del Castillo Yunnan por primera vez en mucho tiempo.

Además, el calor del sol hacía sentir como si sus cuerpos rígidos finalmente se estuvieran calentando.

Sí, todavía era mediodía.

En el momento en que se dieron cuenta de que…

Plop. Plop.

Las gotas de agua que se habían elevado hacia el cielo comenzaron a caer al suelo.

La joven líder del clan Dokgo, Dokgo Ryeong, miró fijamente las gotas de agua que caían sobre sus mejillas.

Las gotas de agua cayeron del cielo despejado con el cálido sol…

Definitivamente esto no fue lluvia.

Esta aura refrescante y cálida que tocaba su piel dejó claro que no era lluvia.

“Ah-”

Inconscientemente sintió que iba a empezar a llorar.

Sin embargo, ella no lloró.

En cambio, ella sonrió.

Los muros del castillo han sido derribados.

Ella sabía lo que eso significaba.

‘Lo hicimos.’

El Castillo Yunnan había sobrevivido.

La luz se filtró en sus ojos.

Mientras eso sucedía…

Cale podía escuchar la voz de Sky Eating Water.

Era una voz extremadamente terca.

[No puede desaparecer en el cielo.]

Esa fue la razón por la que Sky Eating Water se convirtió en lluvia y cayó al suelo.

Era muy parecido a ella.

Cale miró a su alrededor.

Había jiangshis caídos a su alrededor.

Habían sido arrastrados por el agua.

‘No puedo purificarlos a todos.’

Cale no tenía planes de purificar a los jiangshis en primer lugar.

‘¿Por qué debería hacerlo cuando los miembros del Culto de la Sangre que crearon a los jiangshis, especialmente los jóvenes candidatos a Demonio de Sangre, están aquí?’

¿No deberían también las personas que hicieron los jiangshis saber cómo convertirlos en cadáveres?

Seven también sabía hacerlo, pero su método llevó mucho tiempo.

Como había muchos expertos en fabricación de jiangshi aquí, es posible que conocieran una manera más fácil de devolver los jiangshis a la normalidad.

“Estos bastardos crean el problema y deberían resolverlo también.”

Splash.

Cale vaciló mientras daba un paso adelante.

“¿Qué ocurre?”

El Demonio Celestial le hizo una pregunta.

Cale respondió con indiferencia.

“… Las llanuras se han convertido en un desastre.”

Los jiangshis ya habían quemado las llanuras, pero se habían convertido en un desastre aún mayor debido al tsunami de Cale.

La agricultura sería difícil este año.

‘… ¿Tengo que compensarlos por eso?

…El Palacio Imperial probablemente lo hará, ¿verdad?

¿No puedo simplemente amenazarlos un poco si dicen que no lo harán?

Esto sólo sucedió porque el Lord del Castillo de Yunnan era miembro del Culto de la Sangre.’

Mientras Cale pensaba en esas respuestas en su mente…

“Ja, jajaja-”

El Santo de la Espada de repente se rió a carcajadas.

Cale volvió a sus sentidos ante esa risa y, sin siquiera mirar al Santo de la Espada, levantó la vista y comenzó a hablar.

No le importaba si ese viejo se reía o no.

“Enviemos la señal.”

La primera fase fue alterar la formación fuera de la muralla del castillo para deshacerse temporalmente de las ilusiones.

La segunda fase consistió en hacer a un lado a los jiangshis, atacar la muralla del castillo y destruirla.

Habían completado las fases uno y dos.

Ahora sólo quedaba la fase tres.

Infíltrate en el castillo mientras los muros del castillo se rompen y la formación se sacude y luego suprimir al Culto de la Sangre.

Piiiiiiiiiiiii—-

Rayos de luz negros se dispararon hacia el cielo.

En el momento en que todos vieron la señal que Cale había enviado a través de Raon…

Splash.

Cale pudo ver a las personas que habían estado detrás de él pasando junto a él.

“Supongo que ahora es nuestro turno.”

El Demonio Celestial comentó antes de ser el primero en dispararse hacia adelante.

“Nosotros también iremos primero, Hae-il-nim.”

Choi Han y Choi Jung Soo también se dirigieron hacia el castillo.

No fueron los únicos.

Los artistas marciales del Triunvirato cargaron rápidamente hacia el castillo desde la montaña que rodeaba el Castillo Yunnan.

[Cale, todavía te queda algo de fuerza. Te has vuelto mucho más fuerte.]

Cale escuchó las palabras de admiración del tacaño y los siguió.

Estaba mirando a las personas que estaban liberando su ki interno para envolver sus cuerpos antes de usar técnicas de movimiento para llegar instantáneamente al castillo.

‘Debería poder tomarlo con calma ahora, ¿verdad?’

Debería poder dejarles el resto a ellos.

Cale luego miró hacia la única persona que había quedado detrás de él.

“¿No vas a ir?”

Era el líder del equipo Sui Khan. Tenía la cabeza inclinada hacia un lado mientras preguntaba con una expresión extraña en su rostro.

“¿Tu cuerpo está realmente bien?”

“Sí. Las cosas que el Dragón dejó atrás son muy útiles.”

“¿Enserio?”

“…Lo digo en serio.”

Lee Soo Hyuk tenía una expresión de incredulidad significativa en su rostro mientras miraba a Cale. Cale se molestó por su mirada antes de comentar con el ceño fruncido.

“Solo ve y pelea. Por favor, utiliza tu habilidad de corte para cortar más muros del castillo.”

“…….”

El líder del equipo mantuvo su mirada en Cale antes de finalmente asentir con la cabeza y dirigirse hacia la muralla del castillo.

Por supuesto que dejó un comentario.

“Oye Cale. Pero aún así, míralo detenidamente. Sólo para estar en el lado seguro.”

“Jaaaa. Entiendo.”

Cale simplemente despidió a Sui Khan antes de comenzar a caminar lentamente.

No había necesidad de apresurarse todavía.

[Hoo hoo, ahora solo queda tragarse a un dios.]

Escuchó la voz solemne de Sky Eating Water mientras hacía eso.

[Humano, ¿estás realmente bien?]

Que asintiera con la cabeza ante la pregunta de Raon fue simplemente extra.

Por eso Cale no lo sabía.

Sus clavículas que estaban cubiertas por su ropa hasta ahora…

Las cuatro gotas de agua oscura en cada clavícula…

Seis de las ocho gotas de agua se habían vuelto blancas.

Tampoco sabía que la séptima gota de agua se estaba volviendo gris.

No tenía idea.

Porque se sentía totalmente bien.

En cambio, vio al Demonio Celestial y a Choi Han ser los primeros en infiltrarse en el muro destruido del castillo. Luego miró a sus amigos y a los artistas marciales detrás de ellos también y pensó para sí mismo.

‘Los jóvenes candidatos a Demonio de Sangre. Los capturaremos a los dos primero.’

Pagina Anterior
Pagina Siguiente