Capítulo 729 – TCF – No debe estar cuerdo (5)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

La mirada de Choi Jung Gun que no parecía contener ninguna emoción no se apartó de Cale y las lanzas de piedra que aprisionaban a Jung Yi-Rang.

 

[Ese punk debería reconocer esto si tiene ojos. Puede que no me reconozca, ¡pero debería reconocer los poderes del Super Rock!]

 

Cale podía oír la voz ligeramente enojada del tacaño del rayo ardiente.

El Adoquín Gigante Temible. El dueño de ese poder fue quien salvó al único sobreviviente de su batalla contra la anterior Estrella Blanca, Nelan Barrow, también conocido como Choi Jung Gun.

Paso, paso.

Choi Jung Gun empezó a caminar.

 

[¡Este punk no era el tipo de bastardo que usa a la gente como cebo ……!]

 

La voz del tacaño enojado y decepcionado continuó resonando en la mente de Cale.

Sin embargo, Cale no pudo evitar confiar en la situación actual frente a él más de lo que estaba escuchando.

Choi Jung Gun dejó de caminar. Levantó una pierna.

¡Pow!

Su pie pateó con precisión a Park So Jin, que estaba de rodillas.

¡Boom!

“¡Ugh!”

Park So Jin se estrelló contra la prisión de lanza de piedra que Cale había hecho. Su cuerpo se deslizó por el costado de las lanzas y cayó al suelo.

“Huff. Huff.”

Park So Jin apretó su lado sangrante con las manos del cuerpo mientras respiraba con dificultad.

Paso, paso.

Choi Jung Gun ni siquiera la miró y caminó hacia Cale. Para ser más específico, caminó hacia Jung Yi-Rang.

Cale no pudo evitar sentir una misteriosa sensación de déjà vu por sus acciones.

“Sunbae.”

Sin embargo, Choi Jung Gun no respondió en absoluto a Cale y movió su espada antes de que Cale pudiera decir algo más.

Slash.

“¡Ugggh!”

La mano derecha de Jung Yi-Rang recibió un corte profundo de la espada de Choi Jung Gun.

Ya estaba sangrando mucho.

 

[Ho.]

 

El Super Rock jadeó y Cale tragó saliva.

Drip. Drip.

El rostro de Choi Jung Gun ahora estaba cubierto por la sangre de Park So Jin y Jung Yi-Rang, pero aún permanecía sin emociones mientras comentaba con calma.

“Parece que no podrás sostener una espada nunca más.”

Luego finalmente miró a Cale.

“Supongo que realmente no te lastimaste.”

Cale se dio cuenta en ese momento.

‘Este tipo es realmente un bastardo loco.’

También era mucho más frío de lo que Cale había esperado.

Cale había usado la prisión de piedra para detener los movimientos de Jung Yi-Rang, pero Choi Jung Gun pensó que no era suficiente. Había hecho inútil el principal método de ataque del espadachín Jung Yi-Rang, sus manos.

Y ahora que el enemigo ya no podía atacar …

“Será mejor que empieces a hablar si no quieres perder tu mano izquierda también.”

Choi Jung Gun finalmente inició una conversación.

‘Muy profesional.’

Sus acciones hicieron que pareciera que no era la primera vez que hacía esto.

Choi Jung Gun y Cale hicieron contacto visual.

“Ni siquiera estás ansioso.”

Choi Jung Gun miró a Cale como si lo estuviera observando antes de comentar con indiferencia y caminar más cerca de Jung Yi-Rang.

Jung Yi-Rang había tirado de su brazo lesionado que había estado fuera de la prisión mientras trataba de detener la sangre con la otra mano.

No había mostrado ningún signo de dolor desde el gemido original. Simplemente tenía una sonrisa triste en su rostro.

“¿Dónde está él?”

Choi Jung Gun hizo preguntas muy cortas.

“¿Dónde está tu patriarca?”

Cale había aprendido algo de esta conversación.

‘¿Esta organización de Cazadores también tiene un patriarca? ¿Está organizado más como una familia que como un grupo disperso de pequeños grupos?’

Jung Yi-Rang no podía abrir la boca y estaba poniendo los ojos en blanco mientras miraba a Cale y Choi Jung Gun. Escuchó una risa inconsistente en ese momento.

“Kekekeke, kekeke-”

Esa era Park So Jin. Sus hombros se movían hacia arriba y hacia abajo mientras levantaba la cabeza con dificultad.

“¿Por qué?”

Ella sonrió brillantemente hacia Choi Jung Gun mostrando sus dientes.

“¿Por qué estás buscando a nuestro patriarca-nim? ¿Quieres encontrarlo y matarlo?”

Ella pareció encontrar esto bastante ridículo. Miró a Choi Jung Gun de la cabeza a los pies antes de gritar. Su voz estaba llena de alegría como si se hubiera olvidado por completo de su dolor.

“¡Eres solo un perdedor, un bastardo que eligió ser un viajero! ¿Un bastardo como tú que ni siquiera podría convertirse en dios va a matar al patriarca-nim? ¡Kekeke! ¿De verdad crees que eso sería posible?”

“¡Oye, cállate!”

Jung Yi-Rang regañó urgentemente a Park So Jin y miró a Cale con dolor.

“Todo, te prometo contártelo todo. ¿Podrías dejarme vivir? El Nelan Barrow de allí… Umm, Choi Jung Gun sunbae no es alguien con quien pueda hablar. Mata a todos y cada uno de los Cazadores siempre que puede. ¿Por favor? ¿Podemos simplemente hablar primero?”

Cale asintió con la cabeza.

‘Estoy de acuerdo con él en ese aspecto.’

Choi Jung Gun no podría calmarse lo suficiente como para hablar con un cazador.

Tampoco hubo compromiso.

“No sé nada de él. Sunbae no parece el tipo de persona que los dejaría vivir porque le diga que deberíamos hablar con ustedes.”

Choi Jung Gun miró hacia Cale, quien tenía una sonrisa torcida en su rostro.

“Yo también casi muero antes.”

Si hubiera sido un estudiante regular de secundaria, Kim Rok Soo, habría resultado gravemente herido, si no asesinado por esa camioneta que chocó contra ellos antes.

“No, ah … en serio …”

Jung Yi-Rang parecía como si no supiera qué hacer cuando una mirada aún más triste emergió en sus ojos. Al mismo tiempo, estaba revisando continuamente la condición de Park So Jin.

“Pero veras … Jung Yi-Rang.”

Cale lo miró y se rió entre dientes.

“¿Por qué aprietas la mano así cuando el sangrado ya se ha detenido?”

La mirada de Jung Yi-Rang cambió instantáneamente y Choi Jung Gun se estremeció. Su cuerpo se apartó después de observar a Kim Rok Soo hacia Jung Yi-Rang.

¡Crack!

Sin embargo, Jung Yi-Rang fue más rápido.

El cuerpo de Jung Yi-Rang destruyó fácilmente las lanzas de piedra. Cale vio que sus ojos se volvían purpuras y un líquido morado viscoso cubría su mano herida al mismo tiempo.

Jung Yi-Rang extendió su mano izquierda tan pronto como destruyó las lanzas de piedra.

Eso no estaba dirigido hacia la espada que Cale había tomado.

“¡Ugh!”

Jung Yi-Rang agarró a Park So Jin por la nuca y se retiró con urgencia.

Slash—!

La espada de Choi Jung Gun cortó a la nada mientras Cale extendió su mano hacia Jung Yi-Rang. Un rayo de fuego crepitó instantáneamente en la mano de Cale y se disparó hacia Jung Yi-Rang como una flecha.

Jung Yi-Rang agitó su mano derecha en el aire.

Chhhhhh—

El líquido púrpura se esparció como pintura y el rayo ardiente de Cale fue tragado por eso.

‘Oh.’

Cale sonrió una vez más y el Super Rock hizo un comentario que parecía resumir lo que Cale estaba pensando.

 

[Eso está en este nivel.]

 

Este líquido púrpura … Cale estaba averiguando la fuerza de este poder.

“Car**ajo. ¡Bajé la guardia—!”

Choi Jung Gun maldijo antes de atacar a Jung Yi-Rang con una expresión aún más fría en su rostro. Cale podía sentir que el aire se volvía más pesado con cada paso que daba Choi Jung Gun.

La presión en el aire hacía que uno se sintiera como herbívoros acurrucados de miedo ante la llegada de un tigre.

El aire a su alrededor parecía temblar ante las acciones de Choi Jung Gun.

Los ojos de Cale se abrieron de par en par en ese momento.

“¡Mátame!”

Park So Jin gritó mientras sonreía.

“¡Mátame!”

Parecía completamente trastornada y ardía más que nunca. Miró a Choi Jung Gun que corría hacia ella y no podía dejar de reír.

“Ella se ha vuelto loca.”

Choi Jung Gun siguió corriendo y levantó su espada con ese comentario.

“¡Mátame! ¡Mátame!”

Park So Jin gritó aún más fuerte. Los ojos de Cale se abrieron de par en par. Inconscientemente intentó activar su escudo.

“Lo siento.”

Jung Yi-Rang frunció el ceño y una lágrima goteó de sus ojos ahora purpuras.

Puuk.

Su mano derecha atravesó el corazón de Park So Jin. Sostenía el corazón de Park So Jin con su mano derecha que estaba cubierta de un aura roja.

“Jejeje.”

Park So Jin se reía de alegría, pero la risa pronto se detuvo cuando la luz desapareció de sus ojos.

Jung Yi-Rang comentó sin ninguna emoción en su voz.

“Toma esta ofrenda de karma.”

Justo en ese momento, detrás de Jung Yi-Rang… El área vacía fluctuó. Apareció un punto rojo, convertido en un hilo rojo, y luego una pared roja que fluctuaba en el aire.

Todo había sucedido en un instante y el rostro sin emociones de Choi Jung Gun frunció el ceño.

“¡Oh  Mie***rda!”

Ooooooooong—

La espada negra rugió y cortó hacia abajo. No tenía ningún aura, pero la espada pareció atravesar el espacio y se lanzó un poder sin forma hacia Jung Yi-Rang.

“Hasta la próxima.”

Sin embargo, Jung Yi-Rang se movió hacia la pared roja que ya era más alta que él. Su cuerpo se inclinó hacia atrás como si estuviera cayendo antes de ser tragado por esa pared roja.

Jung Yi-Rang miró a Choi Jung Gun y Cale con Park So Jin todavía en su mano.

Los miraba con una expresión estoica pero una mirada ardiente.

“Nos veremos la próxima vez.”

El poder sin forma atravesó el lugar donde se encontraba Jung Yi-Rang en ese momento.

¡Baaaaaang—!

La pared roja explotó sin cortarse. Sin embargo, Jung Yi-Rang y el resto de la pared roja ya habían desaparecido.

“…Ha.”

La espada en la mano de Choi Jung Gun estaba temblando. Todo su cuerpo estaba temblando. Su mirada se volteó hacia Cale.

“Si usaras la piedra—”

Sin embargo, no terminó su oración. La mirada fría de Cale que parecía estar observándolo le hizo bajar la cabeza.

El Escudo Indestructible.

El Adoquín Gigante Temible.

El Fuego de la Destrucción.

También había rastros de otros que habían sido sus aliados.

Choi Jung Gun estaba imaginando a esas personas que extrañaba tanto de pie detrás de Cale antes de que su mente comenzara a quedarse en blanco. Sin embargo, vio la sangre en sus manos mientras miraba hacia abajo.

No hubo emociones visibles en su rostro nuevamente cuando Choi Jung Gun levantó la cabeza.

Escuchó la voz indiferente de Cale en ese momento.

“No tan hábil.”

Choi Jung Gun evitó la mirada de Cale y caminó hacia donde había desaparecido el cadáver de Jung Yi-Rang y Park So Jin.

 

[Cale. Buen trabajo.]

 

Cale escuchó los amargos elogios del Super Rock en ese momento.

No sentía muchas emociones por Choi Jung Gun, quien había tratado de usarlo como cebo, ni por Jung Yi-Rang y Park So Jin que estaban tratando de cazarlo.

Tampoco sentía mucho por el hecho de que escaparon.

¿Por qué?

‘De todos modos, todo es sólo una ilusión.’

Cale no era lo suficientemente joven para ser controlado por sus emociones en tal situación. En realidad, no tenía 17 años.

‘Se completa con la fuga de Jung Yi-Rang.’

Cale había completado su base básica sobre cómo manejar a los Cazadores.

Cómo los Cazadores apuntan a su presa.

Cómo se esconden los Cazadores.

Cómo luchan los Cazadores.

Cómo los Cazadores escapan del peligro.

Lo había visto todo para poder sentar las bases para luchar contra los Cazadores y proteger a su gente en la realidad.

Cale caminó hacia Choi Jung Gun, quien caminaba hacia el auto en el que había estado Jung Yi-Rang, y comentó con indiferencia.

“Sunbae. ¿No sientes curiosidad por nada sobre mí?”

Choi Jung Gun no mostró ninguna reacción a Cale.

“Rayo de fuego. La Sacerdotisa Glotona.”

Su hombro tembló después de escuchar la siguiente parte.

“Conoces al Super Rock, ¿Verdad?”

Choi Jung Gun finalmente miró a Cale. El débil Kim Rok Soo con sangre seca en la boca miraba a Choi Jung Gun como si estuviera mirando a una presa.

“Muy bien, adelante y habla. Dime todo lo que sabes, sunbae. ¿Mmm?”

Crackle. Crack.

Corrientes dorada rosa crepitaban alrededor de Cale. Estaban tranquilos pero violentos, como si reflejaran las emociones actuales del tacaño.

“¿Por qué no charlamos pacíficamente? ¿Mmm?”

Cale sonrió lo mejor que pudo hacia una persona que lo usó como cebo y lo puso en una situación peligrosa.

‘Él sigue siendo el tío de Choi Han y, después de todo, el antepasado de Choi Jung Soo.’

Tuvo otro pensamiento al mismo tiempo.

‘Una vez que esta conversación termine …’

Echaría un vistazo al rostro del Líder de Equipo, Lee Soo Hyuk.

Y luego se marcharía.

Necesitaba llegar al final del templo antes que los demás para apuñalarse en el corazón con la daga y deshacerse por completo de la Estrella Blanca.

 

*****

 

“Incluso si dejamos a un lado la pieza que queda en amarillo …”

Cage miraba a Alberu como si esto le resultara difícil de entender.

“¿Por qué todo el mundo se detiene en el morado?”

El príncipe heredero Alberu se mordía los labios sin poder decir nada. En el orbe ubicado en la parte superior del templo del dios sellado … La mirada de Alberu se hundió mientras miraba las seis piezas del orbe.

‘El morado era …’

Alberu recordó lo que representaba el morado en esta prueba de ilusión.

‘Indignidad.’

Ahora solo había cinco piezas encendidas desde que Toonka se había rendido. De ellos, una pieza estaba atascada en amarillo, pero las otras cuatro piezas se detuvieron en la prueba de la indignidad de color morado.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »