Capítulo 714 – TCF – ¿Tú estás seguro de que eres un dios? (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Dentro de una típica casa de dos pisos rodeada por un bosque… Algunas personas estaban sentadas alrededor de una mesa en el sótano. Alberu arrojó con indiferencia el documento de su mano.

“Definitivamente es eso.”

Tap.

El documento que aterrizó en la mesa tenía una insignia en la primera página.

“Pensé que la clasificación sería baja porque dijiste que era una facción no convencional, pero eso sigue siendo una insignia de Grado Elder.”

Skydark: Cuando se refiere a Elder se habla de algo mayor no siempre tiene que un persona mayor también puede ser una persona menor con un alto cargo pero que es superior de la persona mayor a estos son Elder o como un claro ejemplo de uno su hermano (a) mayor….

“Necesitamos algo de influencia para instalarnos adecuadamente en una nueva ubicación; ¿No lo cree, su alteza?”

Una anciana sentada frente a Alberu le sonrió cálidamente. Ella era la líder de la facción no convencional de los Alquimistas y había venido sigilosamente aquí para negociar con el príncipe heredero.

Skydark: Le recuerdan a alguien? yo la recuerdo…

El príncipe heredero miró a la anciana y al hombre de mediana edad sentados a ambos lados de la Estrella Blanca antes de inclinar su cuerpo hacia adelante. El hombre de mediana edad se había presentado como el representante de los magos solitarios del Reino Whipper.

Alberu sonrió elegantemente.

“Por supuesto es bueno instalarse bien en una nueva ubicación. Pero hacer eso es lo más difícil.”

“Es por eso que estamos tratando de ponernos del lado bueno del dueño de ese nuevo lugar.”

La sonrisa de Alberu se hizo más espesa.

“No te hagas una idea equivocada.”

Sin embargo, las palabras que salían de su boca eran frías.

Eran tan frías que la gente que vino a apoyar a la anciana y al hombre de mediana edad se estremecieron.

“Yo no soy el dueño de este lugar.”

La Estrella Blanca sonrió alegremente.

“¿Pero usted no se convertirá pronto en el dueño? Con la más mínima ayuda de nuestra parte, por supuesto.”

La Estrella Blanca se volteó para mirar a Tasha y algunos Elfos Oscuros camuflados que estaban detrás de Alberu.

“El propietario no tiene que hacer nada más que abrirnos el lugar. Nosotros, como manos y pies del propietario, haremos que el lugar sea hermoso y abundante.”

“Sí. Eso sería maravilloso.”

Alberu no negó lo que dijo la Estrella Blanca. Sin embargo, dijo una cosa más.

“Solo necesito confirmar que esas manos y pies son realmente mis propias manos y pies.”

La anciana que vino como representante de la facción no convencional inclinó la cabeza hacia un lado.

“Su alteza, no estoy seguro de qué más necesitamos mostrarle. Esto nos pone en una posición bastante incómoda. Yo, como representante, llegué personalmente a un lugar como este a petición suya. ¿Eso no es suficiente?”

“Sí. Te reconozco como la líder de la facción no convencional. Esta insignia en el documento … de hecho, es una insignia de Grado Elder. Es como lo he visto.”

Alberu señaló la insignia.

“Así que trae la insignia.”

La anciana frunció el ceño.

“Me pondrá en una posición difícil si se revela que tome la insignia del campanario de los alquimistas, su alteza.”

“Esa es la razón por la que quiero que lo hagas.”

“…¿Disculpe?”

Una sonrisa relajada apareció en el rostro de Alberu.

“¿No debería aferrarme a algún tipo de debilidad de ambos hasta que todos se establezcan correctamente aquí?”

Luego se volteó hacia el hombre de mediana edad.

“El lado del Reino Whipper no tiene forma de probar eso, pero … puedo reprimirlos fácilmente poniéndome en contacto con el Reino Whipper si hacen algo gracioso.”

Tap.

El dedo índice de Alberu golpeó la mesa. Él sonrió alegremente.

“Así que ve y tráemelo. Inmediatamente. No un sello en una hoja de papel, sino algo real.”

La mirada de la Estrella Blanca se volvió extraña mientras escuchaba. La anciana se dio cuenta de que no había cambios en los rostros de ninguno del lado de Alberu y respondió, casi como un suspiro.

“… Es usted bastante formidable, su alteza.”

“¿No debería haber sido esperado eso?”

“Eso—”

La anciana no pudo decir nada e inconscientemente miró a la Estrella Blanca sentado a su lado.

En ese momento…

“¿Por qué miras de esa manera?”

‘Oops.’

La anciana se estremeció y volteó para mirar hacia adelante. Alberu Crossman miraba a la anciana con ojos fríos que no coincidían con su elegante rostro.

“¿No eres solo el intermediario para presentarnos los unos a los otros?”

Su voz estaba dirigida a la Estrella Blanca, aunque su mirada estaba centrada en la anciana.

“Si, su Alteza. Mi trabajo es simplemente presentarles los unos a los otros.”

Alberu habló entonces con bastante calidez a la anciana.

“Eso es lo que dice. Muy bien, ahora es el momento de que usted decida.”

La anciana frunció el ceño antes de ponerse de pie.

“Supongo que debemos mostrar adecuadamente nuestro deseo de cambiar nuestro hogar.”

“Una sabia decisión.”

“Volveré pronto, alteza. No tomará mucho tiempo.”

Shhh.

La Estrella Blanca se inclinó hacia atrás en su silla y se puso de pie.

“La escoltaré hasta el frente de la residencia.”

Este edificio de dos pisos y su sótano tenían hechizos defensivos que hacían imposible teletransportarse dentro o fuera de aquí. Necesitaban ir al patio trasero para teletransportarse.

La excusa de Alberu fue que era por su seguridad, y los demás lo habían aceptado sin hacer preguntas. A cambio, Alberu acordó traer solo a algunos de sus subordinados. Solo había traído algunos Elfos Oscuros usando magia de tintes.

“No. Tú debes quedarte aquí.”

Llamar llamar. (Osea ese gesto de llamarle con la mano)

Alberu agitó la mano hacia arriba y hacia abajo para decirle a la Estrella Blanca que volviera a sentarse.

Luego dijo algo con voz fría.

“De lo contrario, puedo sospechar que tú y la Anciana están conspirando contra mí en ese momento.”

Smirk.

La Estrella Blanca empezó a sonreír.

“No puedo crear tales sospechas.”

“Eso es correcto. Me alegro de que lo sepas.”

Alberu añadió tranquilamente.

“Odio mucho más a los bastardos que intentan apuñalarme por la espalda.”

La anciana se inclinó estoicamente y salió del sótano después de recibir su mirada.

Ella inmediatamente se dirigió hacia el patio trasero. Allí había un círculo mágico de teletransportación. Algunos magos estacionados allí se pusieron de pie inmediatamente después de verla.

“¿Elder-nim ……?”

“Necesito ir a la torre por un momento.”

“¿Algo salió mal?”

Una esquina de los labios de la Anciana se curvó mientras suspiraba.

“Huuuuu. Tiene muchas sospechas.”

El mago frunció el ceño y miró a su alrededor antes de susurrar en voz baja.

“Suena como un fastidio innecesario.”

“Pero deberíamos estar dispuestos a seguirle el juego al menos tanto hasta que podamos establecer un nuevo hogar. Por favor, comienza la teletransportación.”

Ooooooooong-

El círculo mágico de teletransportación pronto se activó y lanzó una luz brillante.

Había individuos en una colina al lado del bosque mirando hacia abajo.

“¿Nos vamos?”

“Sí, sir, entendido.”

Eruhaben comenzó con Mary, quien estaba de pie junto a él, y miró lentamente a su alrededor.

Había numerosos Elfos Oscuros disfrazados, no con tintes mágicos, sino con ropa y máscaras negras. Todos llevaban algo cubierto de tela negra sobre los hombros.

“Keke. Esta es la primera vez que hago algo como esto.”

Eruhaben también vestía el típico traje de ladrón.

Señaló su pecho.

“Por cierto, ¿es esto realmente necesario?”

 

[Sí. Esa es la parte más importante.]

 

Eruhaben estaba apuntando una estrella blanca en mal estado con cinco estrellas rojas rodeándola. Se rió entre dientes y respondió al tigre negro dentro del cintamani.

“Vuelvo enseguida.”

“Volveré pronto, su alteza.”

Mary tenía un mapa en la mano mientras se inclinaba. El sótano del Campanario de los Alquimistas. Era un mapa con un dibujo del pasaje secreto para llegar allí.

Paaaat-!

Hubo un torbellino de maná dorado y luego Eruhaben, Mary y los Elfos Oscuros desaparecieron de la colina.

Pronto aparecieron en otro lugar.

Era donde se encontraba el pasaje secreto al sótano del Campanario de los Alquimistas.

Eruhaben comentó con indiferencia mientras observaba a la anciana entrar en el pasaje secreto.

“Ella vino aquí como se esperaba.”

“Es el mejor lugar para moverse sigilosamente.”

Eruhaben comenzó a caminar lentamente detrás de Mary, que había respondido sin emoción.

Caminaba abiertamente sin esconderse.

“¡……!”

Los ojos de la anciana se abrieron de par en par.

“¡¿Qu….Qué demonio— ?!”

La mujer que inconscientemente había levantado la voz en estado de shock frunció el ceño tan pronto como vio las largas pupilas verticales de Eruhaben.

“¿Acabo de —”

No pudo terminar su oración.

“¡Ugh!”

Sintió una presión inmensa que la hizo sentir como si no pudiera respirar.

Dragon Fear se centró en ella.

Paso, paso.

El Dragón Dorado, Eruhaben, miró en silencio la vieja maga oscura.

“Es un desperdicio usar mis manos en algo como tú.”

Sin embargo…

“¿Pero supongo que tengo que hacerlo ya que me pidieron que te capturara?”

“¡Tú, tú —!”

La mujer, que estaba a punto de gritar algo mientras estaba empapada de miedo, vio a un grupo de personas pasar corriendo junto al Dragón y entrar en el pasaje.

“¿Nos vamos también?”

Eruhaben hizo flotar a la maga oscura en el aire con magia y siguió tranquilamente detrás de los Elfos Oscuros y Mary.

Luego vio una gran plaza subterránea.

“¡Ha!”

La ira era visible en su rostro.

Vio numerosos montículos de huesos grandes y pequeños. Había un pilar circular en el medio que se disparaba hacia el centro, como si fuera a tocar el techo. El pilar estaba lleno de un líquido negro que se creó a partir de la muerte de los dueños de esos huesos.

Maná muerto.

Los ojos de Eruhaben ardían de ira después de mirarlo.

Lo mismo ocurrió con los Elfos Oscuros.

“Mary.”

“Por favor, tómalo todo.”

La nigromante con túnica señaló a los enemigos que custodiaban los pasajes a la plaza y algunos de los Elfos Oscuros los derribaron.

El Príncipe Heredero Imperial Adin, el Maestro de la Torre del Campanario de los Alquimistas, realmente nadie vendría aquí mientras no informaran a sus superiores.

Era porque todos estaban más ocupados con la idea de devorar el Reino Roan que con este lugar.

“Estaremos robando el maná muerto.”

Mary compartió las órdenes de Cale que había escuchado a través del tigre negro.

“Y luego afuera … revelaremos esta área del sótano al exterior para que la gente de la capital pueda verla.”

Estas grandes montañas de huesos no eran solo huesos, todas ella pertenecía a miembros de familia o amigos cercanos de alguien. Necesitaban ser devueltos a sus lugares apropiados, incluso si esto era solo una ilusión.

“¡Mmph, mmph!”

La maga oscura trató de resistir intensamente mientras miraba, pero no pudo hacer nada ya que estaba rodeada de maná dorado.

‘¡Necesito informar rápidamente a nuestro señor—!’

Su señor, la Estrella Blanca, que actualmente no se encontraba en el Imperio sino en un bosque remoto del Reino Roan. Necesitaba informarle sobre esto. Sin embargo, no tenía forma de hacerlo.

El polvo dorado del Dragón cubría toda la plaza subterránea.

Por otro lado, en el sótano del edificio normal de dos pisos donde el señor que la maga oscura buscaba desesperadamente se encontraba actualmente… Alberu no ocultó su disgusto por la situación.

Sonreía alegremente mientras preguntaba.

“Eso es extraño. ¿Debería estar tardando tanto? Debería ser rápido si usara el círculo mágico de teletransportación.”

“Debe ser difícil ya que ella está tratando de permanecer sigilosa, su alteza.”

“…¿Enserio?”

Aunque sonreía, Alberu mostraba ansiedad con todo el cuerpo. La Estrella Blanca se inclinó lentamente contra la silla y comentó después de ver a Alberu tan ansioso.

“Por favor, no se preocupe, su alteza.”

“No tengo mucho tiempo.”

La Estrella Blanca asintió con la cabeza como si entendiera todo, y el hombre de mediana edad también comentó.

“Su alteza, la Anciana-nim definitivamente regresará con la insignia. Es simplemente una cuestión de si lleva un poco más de tiempo o no.”

“¿No es posible que alguien la atrape?”

La Estrella Blanca negó con la cabeza.

“No hay forma de que ese sea el caso. El Campanario de los Alquimistas, el Imperio, nadie podrá darse cuenta de lo que está haciendo la Anciana.”

Por supuesto, no era que no se dieran cuenta, simplemente estaban fingiendo. De cualquier manera, no había nadie que se interpusiera en el camino de la Anciana.

La Estrella Blanca y el hombre de mediana edad miraron a Alberu, quien le había ordenado a la Anciana que trajera la insignia porque no podía confiar en ella, pero se puso ansioso porque ella estaba tardando un poco en regresar, con extrañas sonrisas en sus rostros.

Alberu negó con la cabeza en ese momento.

“Sí. Estoy seguro de que nadie se daría cuenta. Sin embargo, no tengo tiempo.”

La Estrella Blanca abrió la boca para decirle a Alberu que no se preocupara ya que como Alberu repetía.

“Podemos hacer el tiempo si es necesario, ¿no es así, su alteza?”

Fue en ese momento.

Click.

Oyeron el sonido de la puerta de la apertura del sótano.

El hombre de mediana edad, que se había presentado como el representante de los magos solitarios del Reino Whipper, se puso de pie.

“Aigoo, la Anciana-nim debe haber regresado.”

“¿Enserio?”

Una sonrisa apareció en el rostro de Alberu. Mientras la Estrella Blanca y el hombre de mediana edad también sonreían …

“Eso hará las cosas complicadas si ella viene ahora.”

“…¿Disculpe?”

Preguntó inconscientemente el hombre de mediana edad mientras Alberu sonreía mientras miraba a la Estrella Blanca.

“No tendré el tiempo para capturarte así muy a menudo.”

“…¿Qué?”

El sótano se conectó con el exterior tan pronto como la sonrisa desapareció del rostro de la Estrella Blanca.

¡Baaaaaang—!

Eso no estaba conectado a través de la puerta, sino del techo.

Hubo una explosión que fue tan fuerte que se sintió como si sus oídos fueran a estallar antes de que apareciera un agujero en el techo.

“¡Ugh!”

El hombre de mediana edad rápidamente lo esquivó y lanzó un hechizo de escudo.

“¡Kajajajajajaja!”

“…¡¿Tú eres?!”

El hombre de mediana edad miró asombrado cuando una persona descendió del techo mientras se reía a carcajadas.

¡Boom!

Aterrizó fácilmente antes de que su gran cuerpo se enderezara.

“¡Veo imbéciles que necesito jo**der!”

Toonka reveló sus dientes mientras su cabello parecido a una melena de león ondeaba al viento. Sus ojos brillaban mientras se enfocaban en sus enemigos, específicamente en el hombre de mediana edad.

“Que demon……?!”

El hombre de mediana edad no pudo ocultar su sorpresa. La Estrella Blanca miró inmediatamente a Alberu.

“¿Qué demonios está haciendo, su alteza?”

“¿Qué demonios? ¿Acabas de decir qué demonios?”

Las comisuras de los labios de Alberu se torcieron.

“Eso está muy equivocado. Desafortunadamente, este no es mi plan.”

Creeeeeak.

La puerta se abrió.

El camino era más oscuro que esta zona del sótano que estaba iluminada. Los ojos azul oscuro miraban directamente a la Estrella Blanca desde dentro de la oscuridad.

“No soy un juguete.”

LA ira estaba dominando los ojos del joven dragón negro.

“Haa, mi mi.”

La Estrella Blanca suspiró y negó con la cabeza. Escuchó la voz tranquila de una persona en ese momento.

“Increíble.”

La Estrella Blanca levantó la cabeza. Él inmediatamente movió su mano.

¡Baaaaaaaaaang-!

Una explosión que fue mucho más fuerte que la destrucción del techo resonó en el área. El estruendo que fue tan fuerte que sacudió toda la casa se atenuó un poco y la Estrella Blanca pudo ver un par de ojos negros a través de las nubes de polvo.

“¿Es divertido?”

Choi Han. El Yong Negro estaba saliendo de la punta de su espada.

Choi Han de este tiempo normalmente no podría usar el Yong Negro. Sin embargo, Choi Han sabía cómo avanzar rápidamente por un camino que ya había recorrido una vez.

Choi Han lanzó otro Yong Negro mientras le preguntaba a la Estrella Blanca una vez más.

“¿Es divertido hacerse pasar por otra persona? ¿Te hace feliz?”

Una comisura de sus labios se curvó.

Hoy estaba a la vanguardia en lugar de Cale. Por eso dijo algo que probablemente Cale habría dicho.

Le hizo a la Estrella Blanca otra pregunta.

“¿Te gusta eso?”

El Yong Negro atacó a la Estrella Blanca en ese momento.

 

*****

 

Mientras eso sucedía … Cale caminaba tranquilamente por una colina con el cintamani en la mano.

 

[Parece que el edificio será destruido.]

 

“Su alteza, el círculo mágico que rodea el edificio seguirá existiendo, así que la Estrella Blanca no debería poder teletransportarse, ¿verdad?”

Alberu había dicho que pondría círculos mágicos alrededor del edificio para evitar la teletransportación por su seguridad, pero la verdad debajo de la superficie era diferente.

 

[Es una rata en un frasco.]

 

Cale escuchó la voz del Tigre Oscuro mientras se dirigía tranquilamente hacia el edificio.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »