Capítulo 692 – TCF – La destrucción de la torres de roca (4)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“¡El maná se ha estabilizado!”

“Ya lo sé.”

Esta zona subterránea parecía haber sido creada sin preocuparse por la estética. El Rey Oso Sayeru estaba recibiendo un informe de su subordinado mientras miraba alrededor de esta área que estaba ubicada debajo de una casa regular en la Ciudad Puzzle.

‘Se detuvo.’

El maná que había sido extremadamente caótico hasta hace unos momentos de repente volvió a la normalidad.

Sayeru no se especializaba en aura o magia, pero incluso él podía sentir el flujo de maná como un individuo extremadamente fuerte.

‘¡Car*ajo!’

No podía dejar de fruncir el ceño. Su rostro pálido estaba lleno de ira y caos.

‘¿Qué demonios está pasando?’

Fue porque no podía entender qué estaba pasando.

‘… Claro, no anticipamos una herramienta de alteración de maná, pero es una variable aceptable.’

La alteración de maná había golpeado repentinamente a la Ciudad Puzzle.

Sayeru podía decir que el lado de Cale se había dado cuenta de que habían secuestrado a Deruth Henituse tan pronto como sintió que el maná se estropeaba.

Además, era comprensible que el lado de Cale estuviera usando la herramienta de alteración de maná para evitar que los secuestradores del Duque Deruth se teletransportaran con él.

Sin embargo, había algo más que no entendía.

‘… Descubrir que el Duque Deruth está secuestrado significa que descubrieron que nuestro señor se ha disfrazado del Duque Deruth.’

Sayeru se estaba escondiendo bajo tierra, pero envió a su subordinado a revisar sigilosamente la situación en la superficie. Por supuesto, puso a los Elfos Oscuros que mantuvo con vida en lugar de usarlos para el ritual de invocación a la vanguardia.

‘Dijo que vieron el poder de nuestro señor en el cielo.’

Su subordinado había informado que vieron un poder antiguo con el atributo de cielo que parecía listo para ser utilizado en el cielo nocturno. Además, Sayeru había podido sentir el poder de la Estrella Blanca que cubría el cielo sobre la Ciudad Puzzle mientras permanecía bajo tierra.

Puede que esté bajo tierra, pero la puerta que bajaba estaba abierta.

“… Algo es extraño.”

Sin embargo, ese poder del cielo no se usó y simplemente desapareció.

Ninguno de los poderes de la Estrella Blanca apareció después de eso.

El Rey Oso Sayeru estaba diciendo que era extraño tener pensamientos siniestros en su mente.

‘…Quizás.’

Su señor, la Estrella Blanca, fue ¿derrotado?

La Estrella Blanca estaba completamente equilibrado ahora que obtuvo un poder antiguo del atributo de la tierra. Era tan fuerte que Sayeru temería por su vida si peleaban.

‘Pero aún podría perder.’

Las experiencias de Sayeru hasta ahora le hacían imposible ignorar el potencial de que Cale derrotara a la Estrella Blanca.

‘Por eso es aún más extraño.’

Según su subordinado y los Elfos Oscuros, todos los amigos de Cale estaban luchando contra el monstruo. Los únicos no visibles fueron Cale Henituse y la Estrella Blanca.

‘Eso significa que mi señor luchó contra Cale Henituse, que no tuvo ayuda…. ¿Pero mi señor fue derrotado sin mucho alboroto?’

Sayeru había predicho que más de la mitad de la Ciudad Puzzle habría sido destruida, no por el monstruo sino por la Estrella Blanca, incluso si terminaba perdiendo al final.

Sin embargo, la Estrella Blanca había desaparecido silenciosamente sin que sucediera mucho más que por el monstruo.

Sí, la Estrella Blanca había desaparecido silenciosamente.

Estaba seguro de que era por Cale Henituse.

Sayeru ordenó a los Osos y a sus subordinados que se escondieran bajo tierra tan pronto como se dio cuenta de ese hecho.

‘¡Escóndanse!’

Les dijo que al menos se escondieran completamente durante la alteración del maná.

Les dijo que solo dejaran a los Elfos Oscuros afuera para hacer guardia.

Él mismo se ocultó también después de dar la orden.

“¿Qué debemos hacer?”

El maná se mantuvo estable una vez más.

Sayeru miró al subordinado Oso que preguntaba cautelosamente, así como al mago y al mago oscuro detrás de él. El mago y el mago oscuro tenían expresiones rígidas en sus rostros mientras comentaban.

“No podemos seguir quedándonos aquí así.”

“Estoy de acuerdo. Necesitamos hacer algo con esta oportunidad.”

“O eso, o podemos activar el círculo mágico de teletransportación—”

El mago se volteó hacia un lado. Deruth Henituse los miraba fijamente mientras estaba completamente atado.

El mago se volteó hacia Sayeru y continuó hablando.

“Necesitamos activar el círculo mágico de teletransportación y retirarnos con el rehén.”

“Estoy de acuerdo. Creo que podemos retirarnos y esperar a que nuestro señor se comunique con nosotros en nuestra fortaleza.”

Sayeru sabía que los subordinados hablaban más relajados a su alrededor que el Rey León o la Estrella Blanca, pero los magos y los magos oscuros estaban expresando sus opiniones incluso más fuertes de lo habitual.

‘Supongo que la alteración del maná fue una carga para ellos.’

Aquellos que eran más sensibles al maná habrían encontrado la situación anterior mucho más onerosa.

Sin embargo, no podía culpar de todo a la alteración del maná, ya que no estaban equivocados sobre lo que debían hacer.

‘Necesitamos hacer algo.’

No tenían idea de cuánto tiempo estaría estable el maná.

Además, necesitaban hacer algo rápidamente ya que no tenían idea del estado actual de la Estrella Blanca.

“… Supongo que deberíamos hacer ALGO.”

Sayeru murmuró como para convencerse a sí mismo y se puso de pie. Se volteó hacia el Duque Deruth, que lo estaba mirando.

“Muy bien, tendrás que venir con nosotros.”

Smirk.

Sayeru sonrió y rápidamente dio órdenes a sus subordinados.

“¡Los magos y los magos oscuros activen inmediatamente el círculo mágico de teletransportación! ¡Díganles a los demás que se reúnan aquí también!”

Los Osos en los otros pasajes subterráneos necesitaban venir aquí ya que el círculo mágico de teletransportación solo estaba en esta construcción.

“Iré a la superficie por ahora.”

Había una cocina a las afueras de esta área subterránea y la sala de estar que estaba conectada a la cocina era el círculo mágico de teletransportación.

Sayeru comenzó a moverse y las caras de los subordinados se iluminaron. Se volvieron enérgicos porque había señales de salir de esta área onerosa.

“¡Sí, sir!”

“Prepararemos rápidamente—”

Los magos y los magos oscuros de repente se estremecieron y dejaron de hablar.

“¿Mmm?”

Sayeru también se volteó hacia una dirección.

“…¡Muévanse!”

Sayeru empujó a sus subordinados a un lado y rápidamente se dirigió a la salida.

“Huff. ¡¿Qué…Qué demonios?!”

“…¡Apúrense!”

Los magos y los magos oscuros lo siguieron. Tenían grandes gotas de sudor en la frente.

‘¡Car*ajo!’

Pero Sayeru no tuvo tiempo de prestar atención a eso.

‘… ¡¿Cómo puede haber tal poder?!’

De repente sintió el poder de una gran cantidad de maná.

Esto era diferente del flujo de maná que solo aquellos con magia, aura o un poder especial podían sentir.

La gente normal era incapaz de saber cuándo comenzaría un tifón, sin embargo, podían ver y sentir que se acercaba un tifón y sentir miedo.

La gente no tenía idea de cuándo de repente caería un aguacero, pero podían ver las nubes oscuras en el cielo y decir que pronto llovería.

Ese era el caso ahora mismo.

Había un poder de maná tan fuerte que incluso aquellos que no sabían mucho sobre el maná o el aura podían sentirlo. Era inevitable que individuos fuertes como Sayeru reaccionaran con sensibilidad.

Boom. Boom. Boom.

Sayeru sintió que su corazón latía salvajemente.

‘¡Debería haberme dado cuenta cuando la herramienta de alteración de maná se detuvo de repente!’

Habría habido una razón para que el meticuloso Cale Henituse apagara repentinamente la herramienta de alteración de maná.

Sayeru estaba seguro de que esta misteriosa reunión de gran maná sería la razón.

¡Slam!

Sayeru abrió de golpe la puerta entreabierta que se dirigía al suelo y salió.

“… ¡Sayeru-nim!”

Ignoró a su subordinado y a los Elfos Oscuros que estaban aquí y se dirigió hacia la ventana. Los Elfos Oscuros ya estaban mirando fijamente en dirección al poder.

Sayeru también se volteó hacia la dirección del gran maná.

Luego lo vio.

Swoooosh-

Una hebra de viento pasó a su lado.

Ese fue el único sonido que pudo escuchar.

Sin embargo, Sayeru definitivamente lo vio.

Vio al monstruo que estaba cubierto de niebla roja.

Luego, desde la cintura hasta los pies … Había lo que parecía ser un número ilimitado de hilos negros sujetándolo.

Luego estaba el escudo de roca que estaba siendo destruido ya que bloqueaba la luz negra que salía de los ojos del monstruo.

Finalmente, había un orbe de maná negro y rojo que se dirigía hacia el monstruo con una hebra de viento.

Cale Henituse gritó hacia los individuos que ya se estaban retirando.

“¡Cuidado!”

Luego reunió las rocas restantes para crear un escudo que se dirigió hacia el León Dragón.

El León Dragón movió su cuerpo después de ver el orbe de maná rojo y negro acercándose.

Aunque este monstruo fue frenado por la niebla venenosa roja y los hilos negros … aun levantó su escudo que se decía que era irrompible, lenta pero completamente.

Estaba tratando de bloquear el orbe de maná rojo y negro que Rosalyn y Raon habían disparado.

Cale ordenó en voz baja mientras miraba.

“Bloquéenlo.”

El escudo restante se movió rápidamente y llegó a su destino como había calculado.

¡Bang!

El escudo de roca tosca estaba en su lugar para detener el escudo blanco del monstruo.

El escudo de roca de Cale empujó hacia abajo el escudo que se elevaba.

La mirada del León Dragón se movió. La luz negra que salió disparada de sus ojos siguió su trayectoria cuando el monstruo se volteó hacia Cale.

En el momento en que Cale y el monstruo estaban a punto de hacer contacto visual …

¡Baaaaaaaaaang—–!

El orbe de maná rojo oscuro se estrelló contra el León Dragón y provocó una gran explosión.

Plop. Plop.

Las rocas cayeron al suelo mientras Cale activaba tranquilamente su poder antiguo, el Escudo Indestructible, con una sonrisa espesa en el rostro.

Creak—

Estaba cayendo.

El cuerpo del monstruo estaba cayendo lentamente hacia atrás.

En realidad, no estaba cayendo lentamente. Parecía extremadamente lento a los ojos de Cale.

El monstruo en realidad no era visible debido a la explosión del orbe de maná rojo oscuro, la niebla venenosa roja y los hilos negros que rodean su cuerpo.

“… Pero está cayendo.”

Estaba seguro de que la gruesa piel del monstruo no habría sido dañada en gran medida por este ataque.

El monstruo aún tenía sus etapas cuarta y quinta.

Sin embargo, esa no fue la parte importante.

¡Boom!

El monstruo casi parecía ser arrojado después de ser golpeado por el gran orbe de maná.

Esta fue la primera vez que el monstruo cayó.

Las personas que levantaron lentamente la cabeza abrieron los ojos en estado de shock mientras miraban.

Cale luego se movió por primera vez en mucho tiempo.

 

[¡Humano! ¿Rosalyn y yo lo hicimos bien? ¡Creo que lo hicimos muy bien! ¡Somos grandes y poderosos! Jejeje]

 

Cale podía ver a Rosalyn, que estaba apoyada en el alféizar de la ventana como si estuviera cansada, y a Raon, que agitaba su pata delantera con entusiasmo.

“Es hora de la cuarta etapa.”

Los treinta minutos que el León Dragón pudo mantener la tercera etapa… Ese tiempo ya había terminado.

La cuarta y quinta etapa que deberían llegar ahora no deberían ser tan difíciles.

Un príncipe heredero que destrozará completamente al enemigo caído era el aliado de Cale.

Había alguien más que también predijo la derrota del monstruo en ese momento.

“¡Deprisa!”

En el momento en que el Rey Oso Sayeru vio al monstruo caer después de ser golpeado por el orbe de maná rojo oscuro… Insistió a los magos y magos oscuros para que se apresuraran.

Ooooooooong-

Su urgencia hizo que el círculo mágico de teletransportación comenzara a activarse lentamente.

“… ¡Sayeru-nim!”

“¡Mie*rd*a!”

Sin embargo, los magos pronto miraron hacia Sayeru con sorpresa.

“¡El maná, el maná está empezando a volverse caótico de nuevo!”

La herramienta de alteración de maná se activó nuevamente en la Ciudad Puzzle.

“¡Mier*da!”

Sayeru no pudo evitar maldecir.

‘¡No debería haber estado ahí de brazos cruzados!’

Debería haber pensado en escapar independientemente de si ese orbe de maná rojo oscuro atacó al monstruo o no.

‘Si sigue así… ¡estaremos acabados si nos encuentran! Antes de que nos encuentren …’

Sayeru de repente se estremeció y dejó de moverse.

“… ¿Antes de que nos encuentren?”

Sus ojos se dirigieron lentamente hacia la ventana.

“De ninguna manera……?”

Sayeru pudo ver a Cale, quien se alejó de la barrera, moviéndose rápidamente con los dos Gatos.

Se dirigía hacia ellos.

‘… No hay forma de que ya nos hayan encontrado, ¿verdad? ¿Descubrieron dónde estamos? ¿Es así?’

Mientras los ojos de Sayeru temblaban inconscientemente …

Toc, toc, toc.

Escucharon que alguien tocaba la puerta, seguido de una voz benigna.

“¿Hay alguien en casa?”

El ex asesino Ron había llegado sigilosamente fuera de la puerta para llamar.

Una sonrisa fría había en su rostro arrugado, diferente a su voz cálida.

“Entraré porque sé que están ahí.”

Junto con su voz benigna y extremadamente educada …

¡Baaaaang—!

La puerta fue destruida.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »