Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 51 – TTCF – Dentro del Remolino (2)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cale miró por la pequeña ventana del bote.  El color del agua violenta no era transparente en absoluto. Era blanco y azul, ya que reflejaba el fondo del mar, y se convirtió en un tono azul más oscuro y más oscuro a medida que se acercaban al centro del remolino.

 

‘Probablemente morirías si te atrapan’.

 

Cale pensó en las nuevas bombas mágicas en la caja mágica de su residencia. Luego volteo la vista hacia el frente y miró hacia la isla más pequeña del grupo de islas que tenía delante.

 

“Joven maestro-nim, ¡es esa isla de allí! ¡El remolino frente a esa isla es el peor! ¡Tendrá que despedirse de este mundo de inmediato si es atrapado en ese mundo! ¡Jajaja!”

 

El pescador era realmente valiente. Ni siquiera vio que la cara del Vice Capitán se ponía más pálida mientras seguía hablando.

 

Cale contuvo la sensación de tener que vomitar y prestó atención a las palabras del pescador.

 

“Hay una leyenda que dice que el remolino apareció debido a un ladrón que le robó algo a un dios, pero, ¡Aiya!”

 

El bote se inclinó hacia un lado. Cale tragó saliva después de ver el agua chocando contra la ventana del bote.

 

“Aigoo, el barco casi se volcó. ¡Hey punk, rema correctamente!”

 

“¡Lo siento papá!”

 

El dúo de padre e hijo de pesca eran realmente valiente.

 

“Es por eso, joven maestro-nim”.

 

“Hey.”

 

Al final, Cale levantó la mano para detener al anciano y comenzó a hablar con severidad.

 

“Hablemos después de llegar a esa isla primero”.

 

“¡Eso es lo que también dijo la señorita Amiru! Estamos casi alli.”

 

El anciano hábilmente comenzó a remar. El bote que se movía mientras continuaba remando de alguna manera giró y giró para evitar todos los remolinos. Cale observó todos y cada uno de los remolinos que pasaban.

 

‘Las marcas del viento son vomitadas por el Sound of the Wind.’

 

El poder antiguo llamado ‘The Sound of the Wind’, creó el viento, ‘tops [superior, el más alto de todos dentro de una clase]’ y los hizo girar tan fuerte como pudo. Y, a medida que pasaba el tiempo, esos tops crearon nuevos tops, lo que llevó a los numerosos remolinos visibles hoy.

 

“J….joven maestro, se…..se supone que debo protegerle … Ugh”.

 

Cale ignoró las palabras del Vice Capitán mientras se apretaba contra las manijas del barco. No quería ahogarse hasta morir.

 

Finalmente, el bote llegó a una isla y Cale pudo sentir nuevamente el suelo debajo de sus pies.

 

“Hemos llegado. Fue más fácil de lo habitual.”

 

El hijo del pescador asintió ante las palabras de su padre. Cale miró a los dos para ver al Vice Capitán inclinado.

 

“Baaaarf”. [Vomito]

 

El vicecapitán sufría de un mareo tan intenso que Cale se preguntó si podría terminar muriendo. Cale golpeó el brazo de Beacrox mientras Beacrox caminaba a su lado y señalaba al Vice Capitán. Beacrox frunció el ceño antes de sacar un par de guantes blancos de su bolsillo y ponérselos mientras se dirigía hacia el Vice Capitán.

 

Cale se estremeció un poco una vez que vio los guantes blancos.

 

‘¿No son esos los guantes que usa para la tortura para mantenerse limpio?’

 

Beacrox parecía tener un suministro interminable de esos guantes blancos. Después de observar por primera vez la existencia de estos guantes blancos, Cale dejó de mirar a Beacrox y al Vice Capitán y miró alrededor de la isla.

 

No había arena en esta isla, sino que en cambio, estaba rodeada de rocas. Si mirabas un poco más lejos de la costa, también podrías ver un pequeño bosque. Bueno, probablemente sea más preciso llamarlo un jardín que un bosque, ya que dijeron que deberías poder caminar alrededor de él en menos de una hora.

 

“Anciano.”

 

“Sí, joven maestro-nim”.

 

“Continúa tu historia de antes, la del ladrón”.

 

El anciano dejó de ver a su hijo anclar el bote y señaló el camino que tomaron para llegar hasta aquí. Estaba señalando el gran remolino frente a esta isla.

 

“Hace mucho tiempo, había un ladrón que era más rápido que cualquier ser. Los pasos del ladrón eran tan ligeros y cautelosos que, supuestamente, podía caminar sobre el agua sin causar las más pequeñas ondulaciones.”

 

Realmente era el Sound of the Wind. Por supuesto, caminar sobre el agua era un poco exagerado.

 

“De todos modos, el ladrón supuestamente robó algo que pertenecía a un dios. La leyenda dice que el ladrón saltó del Acantilado de los Vientos con los objetos. ¿Sabes qué acantilado es ese, verdad? Así fue como el objeto del dios y el ladrón desaparecieron de este mundo, así como la forma en que llegaron a existir los remolinos.”

 

El anciano sonrió tan suavemente como las arrugas bronceadas en sus brazos.

 

“Es por eso que solía haber sacrificios en el pasado por el objeto del dios”.

 

“¿Ya no las hay más?”

 

“Si realmente fuera un artículo de Dios, ¿por qué ese Dios nos molestaría a los humanos en lugar de recuperar su artículo?”

 

Cale estuvo de acuerdo con el anciano.

 

No era un artículo de Dios. Era el poder de un humano. Por eso un dios no podía soportarlo.

 

“Entonces miraré alrededor de la isla ahora”.

 

“Yes sir. Le estaré esperando aquí.”

 

El anciano se dirigió hacia su hijo cuando el vice capitán saltó.

 

“Joven maestro nim, yo también…ire….., ugh”.

 

Luego se acurrucó hacia abajo. Cale chasqueó la lengua y le indicó a Beacrox que se acercara. Una vez que llegó Beacrox, Cale le susurró al oído a Beacrox.

 

“Ya que eres el hijo de Ron, estoy seguro de que tampoco eres normal”.

 

“¿Y?”

 

Cale dio unas palmaditas en el hombro de Beacrox, que ni siquiera estaba ligeramente nervioso, y siguió hablando.

 

“Detén al vice capitán aquí”.

 

“… ¿Estarás bien por tu cuenta?”

 

“¿Qué podría ser peligroso por aquí? También tengo mi escudo.”

 

“Por favor, ten cuidado.”

 

Beacrox aceptó seguir la orden de Cale sin mayor problema. Por eso Cale había traído a Beacrox con él. Necesitaba a alguien a su alrededor por el momento, alguien que fuera fuerte, pero que no se sintiera extremadamente determinado a protegerlo. También tenía que ser alguien a quien él pudiera mandar.

 

Por eso Beacrox era perfecto.

 

“Regresare pronto.”

 

Cale se dirigió al bosque al centro de la isla.

 

“Por favor, dispara tu escudo al aire si estás en peligro”.

 

“Joven maestro-nim, estaré justo detrás…. ugh”.

 

Cale solo escuchó a Beacrox y al vice capitán mientras caminaba por el bosque. Luego habló en voz baja tan pronto como estuvo lejos de los demás.

 

“¿Qué piensas?”

 

El Dragón Negro respondió.

 

“Como mencionaste, hay algo debajo de ese remolino frente a esta isla. Fue similar al poder de esa cueva de la última vez.”

 

El Dragón Negro hablaba de cuando Cale ganó la Vitalidad del Corazón. Cale entró tranquilamente en el bosque. No había ninguna razón para mirar dentro. Realmente solo vino aquí para mirar el remolino.

 

“Necesito saber un poco sobre el terreno, ya que estaremos volando de regreso aquí por la noche”.

 

Cale preguntó una cosa más.

 

“No hay nadie aquí, ¿verdad?”

 

“Nadie.”

 

No había nadie más que el grupo de Cale en la isla. Cale finalmente pudo suspirar de alivio. Él había estado preocupado por la manada de Ballenas desde ayer.

 

“Pero hay un cadáver”.

 

“¿Qué?”

 

Cale se congeló al instante. Comenzó a fruncir el ceño y miró hacia el cielo. El Dragón Negro eliminó su invisibilidad y apareció frente a Cale.

 

“Cuando observé esta isla antes, había tres cadáveres al otro lado de la isla”.

 

Los cadáveres estaban completamente fuera de las expectativas de Cale. Cale retrocedió tres pasos hacia el bote. Tenía el mal presentimiento de que sucedería algo desafortunado si continuaba caminando hacia el otro lado de la isla. Sin embargo, el Dragón Negro continuó hablando.

 

“Pero los cadáveres no eran cadáveres humanos”.

 

Cale levantó sus manos para cubrir sus ojos. Si no era humano, eso significaba que tenían una característica distinta. Sin embargo, tampoco se parecían a los animales.

 

“Así que son similares a los humanos, pero no son humanos”.

 

Entonces solo quedaba una respuesta.

 

“¿Fueron sus manos y pies raros?”

 

El Dragón Negro asintió enérgicamente con la cabeza.

 

“¡Correcto! Sus manos y sus pies eran raros. ¡Parecían aletas!”

 

Aletas ese era el símbolo de las sirenas [mermaids.. en ingles].

 

Una capsula de Ballenas y sirenas. Cale estaba preocupado y lleno de dudas. Las Ballenas y las sirenas no debían aparecer todavía.

 

‘No.’

 

Cale arregló rápidamente su línea de pensamiento. La batalla entre la Tribu Ballena y las sirenas tenía una historia que era incluso más larga que las más antiguas guerras humanas. Sin embargo, el momento en que esto fue revelado en la novela fue cuando Choi Han se involucró con la Tribu Ballena.

 

Cale llamó al Dragón Negro.

 

“Hey, tú.”

 

“… No me llames tú.”

 

“Entonces, ¿cómo debería llamarte?”

 

“Pronto lo descubrirás.”

 

‘¿De qué diablos está el hablando?’

 

Cale solo pensó que el Dragón Negro que había estado estudiando el lenguaje humano últimamente escogería un nombre para sí mismo, así que simplemente señaló hacia el otro lado de la isla con la barbilla.

 

“¿Estás seguro de que no hay nadie allí?”

 

“No hay presencia viva. Igual en el agua.”

 

“Entonces, guía el camino”.

 

Tenia que ir a ver los cadáveres de las sirenas. Sólo para verificar y mantenerse a sí mismo fuera de peligro.

 

“Tienes que estar delante de mí”.

 

Cale empujó al Dragón Negro frente a él mientras se dirigían hacia el otro lado de la isla. Luego comenzó a fruncir el ceño en cuanto salió del otro lado del bosque y vio los cadáveres.

 

“…tenía razón.”

 

Como era de esperar, eran cadáveres de sirenas. Para ser específicos, había tres cadáveres, todos con el cuello roto. Además, sus piernas y brazos también estaban torcidos. Cale frunció el ceño aún más después de ver la aparición de las sirenas con sus propios ojos, en lugar de solo el texto de una novela.

 

Los cadáveres estaban completamente secos, como si fueran momias. Sin embargo, las sirenas realmente se veían diferentes a los humanos.

 

Había aletas en sus manos y pies, mientras que su piel parecía estar cubierta de escamas. También tenían agallas en lugar de orejas.

 

“¿Por qué no te estás acercando?”

 

El Dragón Negro preguntó curiosamente a Cale, quien observaba desde la distancia. Cale respondió fácilmente al Dragón Negro.

 

“Da miedo.”

 

“…cierto. Olvidé que eres un ser humano débil.”

 

El Dragón Negro asintió y se dirigió hacia los cuerpos de las sirenas. Entonces comenzó a murmurar a sí mismo.

 

“Parece que fueron aplastados hasta la muerte. También parecen haber muerto no hace mucho tiempo. Además, puedo ver un poco de sangre roja debajo de sus aletas. Creo que estaban en una batalla.”

 

‘Esa era una Ballena. Una Ballena definitivamente mató a estas sirenas.’

 

La Tribu Ballena tenía una población pequeña, similar a los dragones, pero eran la existencia más fuerte en el océano. Así fue como pudieron proteger el mundo del océano de las sirenas.

 

Las sirenas querían crear un reino dentro del océano. Sin embargo, la Tribu Ballena no aceptó compartir su territorio con otros. Fue porque eran una especie que necesitaba migrar junto con el clima. [2]

 

Skydark: Si vieron One Piece no necesito explicar esto…

 

‘La Tribu Ballena es pequeña en número, pero son demasiado fuertes para que las sirenas hagan lo que les plazca. Sin embargo, las sirenas de repente comenzaron a hacerse más fuertes.’

 

Las sirenas comenzaron a fortalecerse, poniendo a la Tribu Ballena en una situación difícil. Fue entonces cuando Choi Han apareció y ayudó a las Ballenas. Al menos, ese era el contenido de la novela al final del volumen 5.

 

Cale le dijo al Dragón Negro que deberían regresar y apartarse de los cadáveres de las sirenas.

 

“¿Podemos dejarlos así?”

 

“Sí.”

 

Un cadáver de sirena no se disipará en tierra, sino que se secará casi por completo. Para que se disipe, debe estar bajo el agua. Una vez que eso sucede, el olor se propaga por todo el océano, lo que indica a otras sirenas que vengan a buscar los cadáveres.

 

Por eso la Tribu Ballena los dejó en tierra como esta a propósito.

 

“Necesito ocuparme rápidamente de las cosas y marcharme también”.

 

Probablemente solo había un miembro de la Tribu Ballena que luchaba contra estas sirenas. Si hubiera dos de ellos, no habrían dejado estos cadáveres en tierra. Los habrían arrojado al agua para atraer aún más sirenas y luchar contra ella. Eligieron actuar así porque estaban solos.

 

Cale regresó al bote y habló con los demás.

 

“Volvamos. No hay mucho que ver.”

 

El vice capitán, que finalmente estaba empezando a recuperarse de su mareo, se puso pálido otra vez, pero Beacrox parecía haber comprado muchos peces al pescador, y él respondió felizmente.

 

“Joven maestro Cale, tendremos pescado asado para la cena”.

 

“Suena bien.”

 

Después de regresar a la residencia, Cale estaba esperando el momento para pasar con el estómago lleno de pescado asado. Una vez que la oscuridad finalmente descendió en la pequeña aldea, sacó un equipo de buceo de la caja mágica que recibió de Billos.

 

Cale se paró en el alféizar de la ventana frente al acantilado de los vientos y el mar del noreste cuando comenzó a hablar con On y Hong.

 

“Vigilen bien la casa”.

 

“No dejaremos entrar a nadie”.

 

“Tenga un viaje seguro.”

 

Cale solo asintió con la cabeza para responder a los bebés gatitos antes de mirar hacia el Dragón Negro.

 

El Dragón Negro miró a Cale con confianza y casualmente lanzó un hechizo.

 

“Vuelo.”

 

En ese momento, el cuerpo de Cale flotó en el aire.

 

“Vamonos.”

 

El Dragón Negro tomó la delantera y Cale lo siguió. Cale llevaba una bomba mágica mientras volaban alto en el aire para evitar ser notados.

 

El plan de Cale para hoy era golpear el remolino con precisión antes de correr. Para cuando la gente saliera en shock, Cale ya habría desaparecido como el viento silencioso.

 

La versión de la bomba mágica de este Dragón Negro estaba programada para estallar diez minutos después.

  1. Es un bote pequeño que requiere remos pero tiene habitaciones y ventanas.
  2. Supongo que ahora sabemos la verdad sobre cómo las sirenas tomaron el control en la Sirenita
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

2 comentarios en “Capítulo 51 – TTCF – Dentro del Remolino (2)

Deja un comentario