Capítulo 499 – TCF – ¡Estúpidos idiotas! (5)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“¡Qu….qué …! ¿Cómo te atreves a usar una palabra tan blasfema hacia su majestad?”

El chico mayor miró a Cale y lo señaló con rudeza. Parecía como si no pudiera hablar correctamente porque estaba incrédulo.

Por otro lado, Jopis tenía una elegante sonrisa en su rostro mientras asentía con la cabeza.

El chico que vio su reacción levantó la voz aún más y gritó hacia Cale y Jopis.

“¡Esto, qué indecencia! ¡Eres solo una traidora de todos modos!”

‘Ese chico tiene una voz muy fuerte.’

Cale negó con la cabeza de un lado a otro.

“Haaaaaa. Parece que tendremos que luchar mientras llevamos equipaje.”

“¿Qu… qué?”

El chico no pudo ocultar su sorpresa por Cale, quien lo llamó equipaje.

A Cale no le importaba, ya que él respondió casualmente.

“Ustedes son rehenes. Rehenes.”

Las expresiones del chico y de los otros niños cambiaron después de escuchar su comentario.

Las miradas de los chicos mayores se tornaron sombrías y todos empezaron a gritar.

“¡No podemos ser rehenes! ¡Solo mátanos! ¡No nos convertiremos en un obstáculo para su majestad!”

“¡Así es, mátanos!”

“¡Con mucho gusto moriríamos por su majestad!”

‘Guau. ¿Saben estos punks lo que significa morir?’

Cale miró a Jopis con incredulidad.

“Han sido seriamente hechizados.”

Cale recordó la primera vez que conoció a Elisneh.

Ella había hechizado a la gente del Castillo del Lord. Recordó la insignia en su ropa en ese momento.

‘No veo algo como una insignia en los niños. Supuestamente lanzó una ilusión a todos los que estaban dentro del palacio, pero ¿cómo lo hizo?’

Cale miraba sigilosamente a los niños reales y a los subordinados de Elisneh.

Pensó que ella podría haber arrojado una ilusión por todo el palacio después de escuchar que todos en el palacio estaban hechizados.

Sin embargo, eso debería haber significado que Cale y los demás habrían sido hechizados una vez que ingresaron a los terrenos del palacio, pero eso no había sucedido y también estaba la información que el Rey Mercenario le dio.

‘¿Sabes cuántos comerciantes y nobles entran y salen del palacio? No hay forma de que pueda hacerles una ilusión a todos.’

Cale le hizo una pregunta a Jopis mientras observaba detenidamente a los niños.

“¿Cómo los despertamos?”

Le respondió una voz elegante.

“… Hubo un tiempo en que le di una palmada en la espalda a mi padre. Aun así, no salió de la ilusión.”

“Mm … Ese no era el tipo de respuesta que esperaba.”

Jeet se acercó a Cale y susurró detrás de él mientras Cale se quedaba sin palabras.

“Sir, están aquí.”

Los ojos de Cale se nublaron.

Fue en ese momento.

“¡¿Qué?!”

Cale escuchó a alguien gritar en estado de shock y miró hacia el hablante.

Los ojos de Elisneh estaban enrojecidos y parecía estar escuchando algo.

“Cale-nim.”

Cale escuchó la voz de Choi Han en ese momento cuando vio una daga volando a su lado.

Era la daga de Choi Han que había recibido de Ron.

“¡Squeeeak-!”

Luego escuchó el grito de una rata.

Cale se rió mientras miraba hacia Elisneh.

“¿Cómo puede obtener información cuando su informante está herido?”

“… ¿Es obra tuya?”

“¿Quién más podría ser?”

El hombre de mediana edad con gafas se acercó a Elisneh.

“¿Qué sucede, su majestad?”

Elisneh mantuvo la boca cerrada mientras miraba a Cale.

El anciano del espejo se adelantó y miró dentro del espejo.

“Espera. Oh cielos. Parece que algunas ratas entraron en el palacio.”

“¿Ratas?”

“Los Elfos han invadido. Tsk.”

Los otros dos subordinados se pusieron rígidos cuando Elisneh miró a Cale y comenzó a hablar.

“Aparentemente, numerosos Elfos han pasado las murallas de la ciudad y están marchando hacia el palacio.”

Jopis miró a Cale. Recordó cómo Cale había dicho que tenían muchos aliados.

Elisneh miró a Cale como si fuera ridículo cuando preguntó.

“¿Pensaste que no podríamos hacer nada si nos atacabas en múltiples frentes?”

“¿Quién sabe?”

“Hmph.”

Elisneh resopló y levantó la mano.

Sus tres subordinados dieron un paso adelante.

Comentó gentilmente el anciano del espejo.

“Esperábamos que los Elfos vinieran contigo. Lástima que se pierdan más vidas por nada.”

“¿Estás diciendo que los Elfos van a morir?”

Jeet dio un paso adelante. Estaba mirando a los enemigos.

“Por supuesto. Los Elfos serán derrotados por el maná muerto en el momento en que pasen por la entrada principal del palacio.”

El anciano pudo ver que Jeet comenzaba a sonreír después de escuchar su amistosa advertencia.

“…¿Por qué sonríes?”

“No vamos a cruzar la valla del palacio.”

“¿Qué?”

El hombre de mediana edad con gafas se estremeció ante el comentario de Jeet, pero Cale inmediatamente comenzó a hablar.

“Choi Han, Tasha!”

“¡Sí, sir!”

Choi Han comenzó a moverse hacia los niños de la realeza.

Jopis los siguió rápidamente.

“¡No te dejaré!”

El anciano con una pluma bajó la mano y desgarro una bolsa de bolsillo espacial que sacó.

“¡Ve!”

Riiiiiip-

La bolsa se rasgó y salieron numerosas plumas blancas que estaban dentro de la bolsa. Estas plumas se pusieron rígidas y comenzaron a dispararse como flechas.

Los niños de la realeza miraron hacia el anciano y Elisneh que intentaban salvarlos con admiración.

“¡Su Majestad! ¡No necesita preocuparse por nosotros!”

“¡Así es!”

Los niños miraron a Choi Han y Jopis aún más mientras compartían sus sentimientos con Elisneh.

Ooooooooong-

El Aura comenzó a aparecer en la espada de Choi Han en ese momento.

“… ¡Maestro de la espada!”

Los niños de la realeza que se dieron cuenta de su identidad se pusieron rígidos en estado de shock.

“Su Majestad……!”

Luego, inconscientemente, miraron hacia Elisneh.

Elisneh tenía una sonrisa benevolente en su rostro. Eso hizo que el mayor comenzara a relajarse.

Él creía que las plumas del chamán bloquearían esta aura.

“Sí, estará bien, ¡ugh!”

El chico inconscientemente dejó caer la mandíbula.

Gimió mientras apretaba su brazo.

“…¿Por qué?”

El niño miraba su brazo con incredulidad.

La pluma le había rozado el brazo y le había hecho daño.

“…¿Por qué?”

Las plumas caían hacia los niños. Era como si cayeran como granizo.

Vio a alguien ponerse frente a él en ese momento.

“¡Escóndete detrás de mí!”

Era Jopis.

El espadachín con el aura negra blandió su espada al mismo tiempo.

No era solo ese espadachín.

Los Elfos Oscuros y los Elfos, que habían tardado más en reaccionar, se habían abalanzado también para detener las plumas.

Sin embargo, los Elfos que estaban un paso más adelante que Choi Han y Jopis que ya habían llegado por el lado de los niños estaban parando las plumas desde el exterior para evitar que se acercaran.

Tang! Tang! Tang!

Las plumas rebotaron lejos de los ataques y se vieron obligadas a cambiar de dirección de los niños.

¡Bang, bang!

Las paredes y el suelo donde las plumas chocaban se agrietaron, pero las plumas estaban bien.

Drip. Drip.

El niño miró de un lado a otro a la sangre que fluía por su brazo y la espalda de Jopis.

“¡Ugh!”

Luego, su cuerpo se curvó hacia adelante.

Jopis se dio la vuelta con urgencia y lo agarró por el cuerpo.

“¡Per…per/ra loca!”

Frunció el ceño y empezó a insultar a Elisneh.

El pequeño rasguño en el brazo del niño comenzaba a volverse negro.

Choi Han gritó al mismo tiempo.

“¡Todos, tengan cuidado porque hay maná muerto en las puntas de las plumas!”

Los Elfos se retiraron instantáneamente hacia atrás mientras los Elfos Oscuros cargaban hacia las plumas.

Jopis levantó la cabeza.

“¿Cómo puedes hacerle esto a tu prim… a un niño?”

Su mirada enojada parecía arder mientras sostenía al niño en sus brazos.

Elisneh los miró con expresión benevolente.

“… Su majestad … noonim-”

El niño en brazos de Jopis miró hacia Elisneh.

‘¿Por qué, solo por qué?’

Su mirada le hacía a Elisneh muchas preguntas mientras ella sonreía y respondía.

“Ustedes son mis rehenes.”

‘¿Qué?’

El niño y las pupilas de los otros niños empezaron a temblar.

“Ustedes también son futuros enemigos potenciales que pueden amenazar mi posición. Si van a morir, ¿no debería ser yo quien los mate?”

Los niños parecían abatidos, pero a Elisneh no le importó cuando se giró para mirar hacia Cale.

“¿Puedes oír a los caballeros acercándose a nosotros? Debería haber al menos 300 de ellos.”

“… ¿Estás diciendo que ellos también son rehenes?”

“Correcto. Puedo matarlos cuando me plazca.”

Ella le sonrió a Cale mientras decía eso. Esa sonrisa se parecía a la sonrisa de Jopis.

“Conoces la segunda entrada a este lugar, ¿verdad?”

“Sí, escuché que hay un río de maná muerto.”

La otra entrada era en la que los Elfos habían intentado infiltrarse, pero fallaron.

Cale preguntó con calma.

“¿Escuché que ese lugar es tu palacio?”

“Así es. Es mi palacio. Allí fluye un líquido negro. Se parece mucho a un río.”

Su mirada se movió hacia Jopis.

“El tercer grupo de rehenes está allí. Jopis, ¿puedes oírme? Hay otros miembros de la familia real que se lanzarán al río tan pronto como yo dé la orden. Ah, ¿Debería hacer que los sirvientes y criadas salten también?”

Luego ella se volteó hacia Cale y la sonrisa había desaparecido de su rostro.

“En el momento en que los Elfos entren en el palacio … los mataré a todos, comenzando por los sirvientes más jóvenes.”

Clang-!

El anciano del espejo golpeó el espejo y saltó de la pared.

El hombre de mediana edad con gafas saltó detrás de él. El anciano que controlaba la pluma empezó a hablar al mismo tiempo.

“¡Atenlos!”

Las plumas que habían estado apuntando a los niños comenzaron a juntarse.

“¡Mier/da!”

Tasha comenzó a fruncir el ceño.

“¡Es una serpiente!”

Uno de los niños empezó a llorar.

Cada una de las plumas se convirtió en escamas para crear una gran serpiente blanca.

“¡Vamos!”

Luego comenzó a cargar rápidamente hacia los niños. La serpiente parecía estar tratando de llegar a los niños de la realeza lo más rápido posible para atarlos.

“Ah.”

La niña Belle apretó inconscientemente algo con miedo. La niña comenzó a llorar una vez que se dio cuenta de que era la mano de Jopis y sintió el calor de Jopis.

“Te has despertado.”

Jopis comentó mientras agarraba con fuerza la mano de Belle. Los ojos de Belle comenzaron a aclararse cada vez más.

Boom boom boom boom bang!

La serpiente se agitó mientras se acercaba rápidamente a los niños.

Los ataques de los Elfos Oscuros ni siquiera dejaron un rasguño en las escamas.

Cale, que estaba viendo esto, miró hacia Elisneh. Su mirada fría le estaba dando a Cale una advertencia.

Le estaba diciendo que tuviera cuidado porque ella tiene todos estos rehenes.

Cale empezó a hablar.

“Es una pena lo de la serpiente.”

“¿Qué?”

No le importaba la respuesta de Elisneh.

“¡Jeet! ¡Átalos! “

El Elfo Jeet levantó la mano después de escuchar la orden de Cale.

Los Elfos que se habían retirado a la retaguardia rápidamente sacaron algo de sus bolsillos y lo arrojaron hacia los niños.

Boobobobooooooooom-

Cuando la serpiente blanca destruyó el suelo de piedra y se acercó a los niños …

Y mientras los objetos que arrojaron los Elfos volaron hacia adelante como flechas …

“Hmph. Algo así es fácil de manejar.”

El hombre de mediana edad con gafas agitó la mano.

Crackle-

Numerosas bolas de fuego aparecieron en el aire y se dirigieron hacia las cosas que arrojaron los Elfos.

“¡¿Qué planean hacer con algunas ramitas?!”

Los Elfos habían arrojado ramitas.

 

[¡¿Qué crees que puedes hacer con esas diminutas bolas de fuego?!]

 

Cale escuchó el grito de Raon en su mente.

Las bolas de agua aparecieron en el aire y volaron hacia las bolas de fuego.

Fue en ese momento.

“¡Ruff!”

Cale vio una línea blanca que pasaba velozmente a su lado de nuevo.

Fue Fluffy.

Fluffy saltó y mordió una de las ramitas. Cale sostuvo el látigo del top en su mano mientras comenzaba a gritar.

“¡Muévanlos!”

 

[¡Caos, destrucción, desesperación! ¡Los moveré! ¡Kahahaha!]

 

Fluffy montó el viento por un momento antes de caer al suelo como un rayo y apuñalar con precisión la ramita en su boca en el suelo por los niños de la realeza.

“¡Jeet, ahora!”

“¡Sí, sir!”

Algunos Elfos pusieron las manos en el suelo.

Craaaaaaack.

Las ramitas empezaron a partirse.

“¡Mie/rda!”

El anciano empezó a fruncir el ceño.

Nuevas ramitas empezaron a aparecer entre las ramitas partidas.

Este era el poder de los Elementales de la Madera y sus Elfos contratados.

Las ramitas crecieron instantáneamente en tamaño y número y rodearon a los niños.

“¡Raon!”

 

[¡Entiendo, humano!]

 

Ooooooong-

La luz negra comenzó a aparecer alrededor de la cúpula de madera entrelazada.

La luz negra luego creó un escudo que protegía a los niños por completo del exterior.

“Ha!”

Escuchó a alguien reír.

“Tus acciones son inútiles.”

Fue Elisneh.

Las comisuras de su boca se torcieron.

“Pero es lindo. Estás esforzándote por protegerlos.”

“No ¿Enserio?”

Ella apartó la mirada de los niños rodeados por el escudo y miró a Cale después de escuchar su respuesta. La comisura de la boca de Cale comenzó a elevarse lentamente una vez que ella lo miró.

Elisneh tuvo un sentimiento ominoso.

‘Ese bastardo es inteligente.’

Mientras recordaba el comentario de la Estrella Blanca sobre Cale …

“¿Qué quieres decir con ‘no ¿Enserio?’?”

Elisneh preguntó inconscientemente y Cale respondió.

“Estoy planeando destruir cosas en lugar de protegerlas esta vez.”

“¿Qué?”

“Destruir cosas. ¿Necesitas que te lo cuente de nuevo?”

Los ojos de Elisneh se abrieron de par en par mientras Choi Han dejó de balancear su espada hacia la serpiente blanca y miró a Cale.

‘¿Esta persona de nuevo ……?’

Eso era lo que la expresión de Choi Han parecía estar diciendo, pero Cale pensó que lo había leído mal y lo ignoró.

 

[No es necesario alargarlo.]

 

‘Sí. Así es.’

Respondió a la voz en su mente y llamó a la persona que le habló.

Gwaaaaaaaaaaaaaaaaa-

Desde debajo del suelo …

Cale podía sentir el poder que respondía a su llamado desde las profundidades del subsuelo.

Había tres grupos de rehenes.

Los caballeros que habían entrado en el laberinto subterráneo.

Los miembros de la familia real, criadas y sirvientes que se encontraban en la entrada.

Cale luego miró hacia los niños de la realeza, el último grupo de rehenes.

“Qué-?”

La sorprendida Jopis ya no tenía ninguna elegancia en ella. Parecía desesperada mientras sostenía al chico que estaba sufriendo mientras estaba siendo envenenado por maná muerto.

No tenían tiempo para curarlo en este momento.

Cale y Choi Han hicieron contacto visual. Choi Han también había estado mirando a los niños antes de que hicieran contacto visual.

Todo había sucedido en un instante.

Ni siquiera habían pasado unos segundos. Sin embargo, fue suficiente para confirmar que tenían el mismo pensamiento.

“Necesito hacerlo rápido.”

“… Eso es cierto, Cale-nim.”

Cale necesitaba darse prisa.

En lugar de charlar con los enemigos y buscar una oportunidad …

En lugar de defender todo uno por uno …

Ahora…

“Puedo terminar las cosas más rápido si los derroto.”

Esa era la forma de protegerlos y curar al niño.

Cale suspiró.

“¿Cómo es que estos idiotas no saben cómo soy después de luchar contra mí tantas veces?”

Booooooooooooom-

El suelo empezó a temblar.

El temblor parecía acercarse.

“¡Bastardo! ¡¿Qué diablos hiciste ?! “

Cale miró hacia el anciano que controlaba la pluma que gritó y respondió.

“¿Qué estoy haciendo? Llamé a un bastardo para que se comiera tu serpiente.”

“¿Qué?”

El anciano comenzó a fruncir el ceño y Elisneh extendió las manos para hacer señas de un encantamiento.

“¡Detén a Cale Henituse!”

El anciano con el espejo y el hombre de mediana edad con anteojos comenzaron a usar sus médiums después de escuchar su orden.

Sin embargo, el poder que respondía a la llamada de Cale era más rápido.

¡Boooooooom!

El suelo del laberinto comenzó a desmoronarse con una fuerte explosión.

Crack. ¡Crack!

Las rocas firmes que formaban el suelo empezaron a agrietarse y los escombros empezaron a volar.

Algo luego se disparó a través de él.

“¡Ugh!”

“Wuuuuuuuuaaaaaa. ¡El suelo tiembla! ¡Agárrense el uno al otro!”

Los niños dentro del escudo se agarraron unos a otros en estado de shock.

Sin embargo, no pudieron quedarse callados luego de ver lo que apareció frente a ellos. Subconscientemente comenzaron a hablar.

“… Serpiente … una serpiente-”

Hubo algo que se disparó mientras rompía múltiples paredes del laberinto en el proceso.

Eran piezas afiladas de roca.

Había varios trozos de rocas afiladas. Las lanzas de piedra se juntaron lentamente para crear un cuerpo grande.

Esta arma parecía estar viva.

Además, esta criatura que se elevaba sobre las paredes del laberinto y tenía al menos cuatro o cinco veces la altura de Cale parecía una serpiente, pero era un poco diferente a una serpiente.

Choi Han se rió entre dientes y miró hacia Cale.

Solo ellos dos sabían el nombre de esta criatura.

‘Es un imugi.’

Skydark: El imugi es una criatura de las leyendas de Corea. Se dice que puede convertirse en un Dragon después de vivir por 1000 años.

Cale había llamado a algo que se comería a la serpiente y destruiría todo.

Hizo contacto visual con Elisneh.

Había estado mirando al imugi que estaba mucho más alto que ella que estaba de pie en la pared antes de mirar a Cale.

Cale comenzó a hablar en ese momento.

“Jej.”

Parecía reír como un bastardo loco que se estaba divirtiendo.

‘¿Quizás?’

Cuando las pupilas de Elisneh comenzaron a temblar …

Cale dio un paso adelante y el imugi hecho de lanzas de piedra bajó la cabeza.

Le ofreció la cabeza a Cale, quien se puso encima.

Skydark: Solo imagínense a Orochimaru XD..

“Arde.”

El fuego pronto comenzó a subir a su alrededor.

El pequeño fuego dorado rosa con el poder de la purificación comenzó a arder ferozmente sin quemar a Cale o al imugi.

“Sera así al final.”

Choi Han también se subió al imugi.

Cale miró hacia Choi Han con un ‘¿a quién le importa?’ tipo de expresión y luego gritó.

“¡Adelante!”

Los dueños del poder que llamó le respondieron.

 

[Suena bien. Ésta es la forma más rápida. Las acciones imprudentes también pueden proteger a todos en ocasiones.]

 

[¡Kahahahaha! ¡Estúpido bastardo! Realmente es verdad que los estúpidos locos bastardos son las personas más aterradoras, ¡kahahaha!]

 

Cale ignoró la voz tranquila del Super Rock y el grito del tacaño.

¡Boom!

El Imugi comenzó a cargar hacia adelante.

El laberinto era demasiado pequeño y débil en comparación con su gran cuerpo.

Cale dio una orden a los demás.

“¡Apóyenme! ¡Voy a atravesarlo todo!”

Cale sintió como si la frustración dentro de él estuviera desapareciendo.

‘Realmente es muy relajante destruir todo yo mismo.’

“¡Ese… ese estúpido bastardo!”

Escuchó que el subordinado de Elisneh le gritaba, pero lo ignoró como lo hizo con el tacaño.

¡Boom! ¡Boooom! ¡Boom! ¡Boom!

Cale, que solo gritó hacia adelante y el imugi que tenía a Cale encima, comenzó a destruir el laberinto.

Como referencia, el imugi hecho de lanzas de piedra no tenía ojos y no podía ver nada.

Y desafortunadamente, Cale no pudo ver nada por una razón diferente, por lo que el laberinto fue destruido a ciegas mientras cargaban hacia adelante y creaban un camino.

Estaba rodeado de fuego cuando se dio la vuelta y miró hacia Elisneh y los enemigos y comenzó a hablar.

‘Deberían saber qué usar para amenazarme y qué no usar para amenazarme a estas alturas. ¿Pero aun quieren amenazarme con vidas humanas? ¿Creen que no tienen nada de valor?’

“Voy a seguir adelante de esta manera y quemaré tu Árbol del Mundo.”

Los enemigos instantáneamente fruncieron el ceño después de escuchar la amenaza de Cale mientras Cale suspiraba.

 

[¡Es un mar de fuego! ¡Kahahaha! ¡Parece que voy a quemar un Árbol del Mundo falso!]

 

Cale escuchó la voz emocionada del tacaño.

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »