Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 44 – TTCF – Por alguna razón (2)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cale pudo ver a Choi Han agarrar a alguien mientras el Dragón Negro hacía su informe. Era la persona que el Dragón Negro determinó estar en posesión de la bomba mágica.

Cale pudo ver el collar en el cuello de la persona.

‘Eso debe ser.’

Cale pudo ver a Choi Han arrancando el collar de la persona. Al mismo tiempo, el cuerpo de Cale fue sacudido. Alguien había tirado del brazo de Cale.

“Cale!”

Era Eric Wheelsman. Cale miró lentamente a su alrededor, comenzando por la parte superior del campanario.

“Hahahaha-”

El loco mago de sangre Redika se estaba riendo.

Wiiiiiiiiing.

Un ruido fuerte apareció junto al ruido de rascar el metal, combinándose para crear un chillido aterrador.

“¡Su Alteza! ¡Por favor, vaya a un lugar seguro!”

Los Caballeros Reales y algunos magos estaban al lado de la Familia real y el rey para ayudarlos a escapar. Cale primero miró hacia el príncipe heredero. Su cabello aún era rubio.

‘¿No fue magia usando maná?’

((¿Otro dragón tiñó su cabello? ¿O es un tipo de fuerza diferente?)) [Esto originalmente tenía << >> pero eso no parece mostrarlo]

Cale recordó lo que el Dragón Negro había dicho en el pasado. Cale decidió dejar de pensarlo y siguió mirando a su alrededor.

La mitad de los Caballeros Reales y los magos restantes estaban trabajando para calmar a la multitud y encontrar la Herramienta Disturbación de Maná, mientras que la otra mitad se apresuraba hacia la organización secreta. Redika, que se había estado riendo por un tiempo, comenzó a hablar.

“Esto es molesto”

Con eso, todos los miembros de la organización secreta aparte de Redika comenzaron a lanzar ataques de largo alcance. Lanzas, dagas y cuchillos arrojadizos; todo tipo de ataques comenzaron a caer sobre los caballeros.

¡Boom!

Wiiiiiiiiiiiing-

 Beeeeeeeep.

Cale lo encontró muy fuerte. Al mismo tiempo, el Dragón Negro continuó su informe.

[Un humano más.]

[Y otro.]

9:04 a.m. Esta fue la tercera persona hasta ahora.

“Cale! ¡Deberíamos irnos también! ¡Deberíamos irnos!”

“¡Joven maestro Cale, apúrese!”

Cale miró a Eric, Amiru, Gilbert y Taylor. Se habían reunido rápidamente a su alrededor. Eric estaba mirando alrededor con una expresión caótica en su rostro. Cale siguió su ejemplo y miró a su alrededor también.

“¿Qué estás haciendo? ¡Date prisa y déjanos ir!”

“¡Déjanos salir ahora mismo!”

Los nobles luchaban por salir de la plaza lo más rápido posible. Por supuesto, también había un par de tranquilos. Sin embargo, fue diferente debajo de la plataforma.

“¿Por qué están bloqueando la salida?”

“¡Abre un camino!”

Los ciudadanos gritaban a los caballeros que abrieran la puerta y corrían hacia la salida. Los caballeros y soldados gritaron a los ciudadanos.

“¡Por favor, cálmense!”

“¡Por favor, espere un momento!”

“¿Esperas que esperemos en una situación como esta? ¡Fuera de nuestro camino!”

“¿Estás loco? ¡Los nobles están tratando de irse ahora mismo! ¡Dejémonos ir también!”

Cale buscó las manos levantadas en el aire en medio de ese caos.

“Q… qué estás haciendo?”

Choi Han sacó una bolsa del hombro de un anciano y lanzó su brazo al aire. Esta fue la tercera persona. Cale volvió la cabeza para mirar a las personas que lo rodeaban.

La puerta para los nobles y sacerdotes ya estaba abierta, con muchos nobles y sacerdotes saliendo rápidamente tan rápido como pudieron. Parecía más tranquilo porque había menos personas que la puerta para los ciudadanos de abajo, pero aún así era caótico, ya que cada persona intentaba salir más rápido que la otra.

Por eso.

“Que desastre.”

Fue un completo desastre. Eric estaba frenéticamente dando vueltas, así que Cale puso su mano en el hombro de Eric para calmarlo. Luego sostuvo el hombro de Eric con fuerza.

“Hyung-nim”.

“Ah”

Cale continuó hablando una vez que el dolor sacó a Eric de su estado caótico. [1]

“Cálmate.”

Eric se calmó después de ver la calma de Cale. Luego miró a su alrededor. Los caballeros estaban luchando contra estos asaltantes desconocidos mientras la Familia real estaba en proceso de escapar. Los ciudadanos parecían estar en un estado de caos. Cuando Eric absorbió todos los eventos que ocurrían a su alrededor y se volteo para mirar a Cale, Cale comenzó a hablar.

“Eso es más como tú”.

“… Gracias. Siento que mi cabeza se ha aclarado.”

Cale se encogió de hombros y se dio la vuelta. Gilbert y Amiru habían recuperado el sentido después de escuchar lo que Cale le había dicho a Eric, y también estaban mirando a Cale. Incluso si intentaran dirigirse hacia la puerta de la salida de los nobles en este momento, simplemente serían arrastrados por el caos. Las Familias principales de las otras regiones estaban ocupadas reuniendo a su gente y calmándolas mientras intentaban descubrir un camino de escape.

Gilbert observó a algunos de los otros nobles antes de mirar alrededor. Los otros nobles de la región noreste se dirigían hacia ellos. Todos miraban a Eric, pero Eric y Gilbert miraban a Cale.

“…Que…”

Cale miró a Taylor. Taylor era diferente de los demás. La preocupación de Taylor en este momento era que la puerta de los ciudadanos todavía no estaba completamente abierta. La puerta se estaba abriendo muy lentamente, muy probablemente para que pudieran controlar el flujo de personas que se están yendo.

Taylor era una persona muy altruista y buena. Por eso estaba más preocupado por los ciudadanos que por él mismo. Cale miró a Eric y comenzó a hablar. Eric tenía las calificaciones para ser el líder de este grupo, después de todo.

“Vamonos.”

Después de escuchar las palabras de Cale, Eric asintió con la cabeza y condujo a los nobles del noreste hacia la puerta. Cale miró el reloj.

9:08 am. Los magos estaban ocupados deshaciéndose de la perturbación de maná. La herramienta de perturbación de maná se agotaría en unos pocos minutos. Solo duró tanto tiempo porque había mucha gente en la plaza sumándose al caos.

[Uno más eliminado.]

Ahora eran los cuatro. Solo quedaban dos más. Dos minutos. Cale pensó que deberían tener suficiente tiempo.

Las bolas rojas de maná de Redika aún giraban en el aire. En el momento en que la Herramienta de perturbación de maná deje de funcionar, esas bolas de maná se dirigirán de inmediato a las bombas mágicas y las detonarán.

Cale miró el reloj del campanario antes de comenzar a caminar. El Dragón Negro hizo otro informe en este momento.

[Eso es todo.]

“… ¿Qué?”

“Joven maestro Cale, ¿qué pasa?”

Taylor, que había estado caminando junto a Cale, miró a Cale con confusión, pero Cale no tuvo tiempo de concentrarse en él.

‘¿Sólo hay cuatro?’

Cale recordó que había un total de 10 bombas en la novela. ¿Había cambiado? Cale se detuvo y miró a su alrededor. La Herramienta de perturbación de maná tenía un rango de una gran montaña. Si las bombas mágicas se enterraran en otro lugar, la alarma se habría disparado en ese lugar.

Pero las alarmas para los dispositivos de alto grado solo se dispararon dentro de la plaza.

¿Cambió la cantidad de bombas porque la historia ha cambiado?

Las 9:09 am vinieron y se fueron, y solo quedaban unos pocos segundos para las 9:10 am. Una de las voces amplificadas del mago sonó en la plaza.

“¡Activa la Magia Estabilidad de Maná!”

Tan pronto como dijo eso, los magos de ocho direcciones diferentes cantaron un hechizo al mismo tiempo. Ocho bolas mágicas de luz se dispararon hacia el cielo.

Boom-

Estallaron en el aire y comenzaron a extenderse como una carpa delgada. Y luego, por fin.

Wiiiiiiiiing-

El ruido comenzó a calmarse. El Mana estaba empezando a estabilizarse una vez más. 9:09 am y 55 segundos.

Cale pudo ver cuatro objetos disparados hacia el cielo en ese momento. Era Rosalyn y el Dragón Negro usando su magia. Esos cuatro elementos siguieron el flujo estabilizado del maná y volaron hacia las montañas al sur de la capital.

Para estos dos, que eran extremadamente sensibles al mana, algo como esto era una brisa.

Los ciudadanos observaron sin comprender cómo estos cuatro artículos volaban como estrellas fugaces hacia la montaña con un terreno áspero que impedía que la gente los atravesara.

“Estabilidad de Maná completa!”

9:10 am y 5 segundos. El mago gritó en voz alta, y las bolas rojas de maná de Redika comenzaron a seguir los objetos que volaban hacia la montaña. Cuando las bolas de maná rojas finalmente entraron en contacto con los cuatro elementos …

Booooooom-!

Una gran explosión ocurrió en el cielo. Era tan brillante que temporalmente cegó a todos los que lo miraban. Una gran columna de humo negro pronto seguido y se precipitó hacia el cielo. A pesar de que la montaña estaba lejos al sur de la plaza, una gran ráfaga de viento se precipitó hacia la multitud en la plaza.

La plaza se calló al instante. Las expresiones de los magos se volvieron completamente pálidas. Fue porque se dieron cuenta de la identidad y el propósito de las bolas rojas de maná que comenzaron a volar tan pronto como estabilizaron el maná.

“… Esas eran bombas mágicas”.

Taylor Stan murmuró esas palabras en shock. Cualquier noble que tuviera el más mínimo conocimiento de la magia sabría que solo un objeto era capaz de tener una fuerza tan destructiva.

Una bomba mágica.

Incluso el rey y algunos de los príncipes, que se estaban retirando, dejaron de moverse. Todos no pudieron evitar pensar en cómo esos objetos se habían disparado desde la multitud antes de comenzar a volar hacia la montaña.

Cale se cepilló el pelo que era un desastre por la ráfaga de viento.

‘Supongo que sólo había cuatro bombas’.

Nadie había muerto.

[Los salvamos a todos.]

Cale podía escuchar la voz del Dragón Negro en su cabeza. Cale solo escuchaba en silencio al dragón. La plaza una vez caótica estaba ahora muy tranquila. No, era casi deprimente ahora.

La gente probablemente estaba pensando en la terrible escena que podría haber ocurrido en la plaza. Probablemente fueron arrastrados por sus emociones de alivio y miedo.

[¡Los salvé!]

El Dragón Negro sonaba muy feliz y emocionado. Esta fue la primera vez que este joven Dragón Negro, que había deseado su propia muerte después de vivir una vida de desesperación, había salvado algo con su propia fuerza.

Cale pensó en las emociones del Dragón Negro mientras movía su mirada hacia el lugar donde las bombas mágicas se habían disparado en el aire. Los caballeros y magos se dirigían a ese lugar.

Sin embargo, el grupo de Cale ya había dejado la escena. Luego utilizaron el dispositivo mágico de invisibilidad que Cale había tomado de Billos para esconderse en el rincón más alejado de la plaza.

‘Entonces Choi Han perseguirá al mago para matarlo.’

Cale miró hacia la cima del campanario. Eric y el resto ya habían dejado de moverse. Pudieron descifrar lo que los magos decían: se suponía que las bombas mágicas explotarían en la plaza, pero terminaron explotando en la montaña, muy al sur.

¿Cómo no podrían?

Redika lo dijo él mismo desde lo alto del campanario.

‘Desafortunadamente, nadie murió. ¿Por qué se fueron por allí?’

Redika continuó hablando con esa voz chillona de metal.

“Supongo que este fue un fracaso”.

El rey comenzó a gritar hacia Redika.

“¿Qué estás haciendo? ¿Quién eres tú? ¿Crees que estarás bien después de intentar cometer tal hecho?”

La respuesta del Rey Zed cambió después de darse cuenta de que no era solo un ataque que estaba planeado. El hecho de que intentaran detonar bombas mágicas directamente junto a la Familia real y los nobles no fue diferente a declarar la guerra contra este reino.

Pero Cale tenía un pensamiento diferente con respecto a la declaración de Redika.

‘…’ Este ‘fue un fracaso?’

La expresión de Cale se tensó, preocupado de que también hubiera algo más. Su expresión cambiada hizo que Taylor, que se acercaba a Cale para hablar pensando que las cosas estaban bien ahora, dejara de moverse. Luego miró hacia la parte superior del campanario, como hacía Cale.

“Oh bien, entonces.”

La voz chillona de metal resonó en toda la plaza. Redika gritó hacia el rey y los caballeros sin preocuparse por el hecho de que los magos usaban magia de levitación para acercarse a él.

Snap.

Chasqueó sus dedos y dos personas aparecieron a su lado.

Estos dos llevaban atuendos negros sin la estrella roja y el símbolo de una estrella blanca en su pecho. Cada uno llevaba una mochila.

Cale comenzó a fruncir el ceño.

‘Esas son las bombas restantes’.

Esas dos personas eran probablemente miembros del equipo de asesinos de la organización secreta. Eran personas cuyas vidas no importaban. Cale ahora entendió la ubicación de las dos bombas restantes.

Los dos sacaron tres pergaminos y los rasgaron al mismo tiempo.

Escudo, aceleración y combustión.

“Vayan.”

Redika dio la orden y las dos personas, cuyos cuerpos ahora ardían, se apresuraron hacia los ciudadanos que estaban debajo del campanario. Redika lanzó dos bolas de maná rojas hacia las dos personas.

“¡D…Deténganlos!”

Se garantizaba que las bombas mágicas explotaran si no se desmantelaban.

Desafortunadamente, Redika estaba más cerca que nadie de estas dos personas. El maná rojo llegó a las mochilas de los dos terroristas suicidas.

Las bombas iban a detonar pronto.

Las dos personas, que habían usado la magia de aceleración, corrían hacia la plaza a una velocidad rápida.

Uno de los dos corrió hacia la Familia real, mientras que el otro …

‘Él viene de esta manera’.

Corrió hacia los nobles.

Todo esto sucedió en menos de 10 segundos.

[¡Ya voy!]

Cale levantó la mano al escuchar la voz del dragón.

“Aaaaaaah!”

“H… huyan!”

“¡Esquívenlo!”

Era demasiado tarde para esquivarlo. No ibas a salir del alcance de la bomba simplemente corriendo unos segundos.

“C… Cale, vamos!”

“Joven maestro Cale, apúrate!”

Eric, Taylor, Gilbert y Amiru no se escaparon enseguida como los demás. Estaban tratando de salvar a Cale también. Sin embargo, ya era demasiado tarde.

Cale estaba extremadamente molesto. Si comenzaba a correr y la bomba explotaba, probablemente perdería un brazo. Sin embargo, la Vitalidad del Corazón lo ayudaría a recuperar su brazo.

Sin embargo, las personas que intentaban protegerlo perderían al menos una extremidad sin importar qué tan rápido corrieran. Tampoco podrían recuperarse de sus heridas como él pudo.

En lugar de permitir que algo así suceda …

“…Sigh.”

Cale dejó escapar un profundo suspiro y abrió su palma en el aire. Era hora de cambiar los planes. En ese momento, Rosalyn, quien fue teletransportada a través de la magia del Dragón Negro, creó un escudo de dos capas alrededor de ella y Cale.

Al mismo tiempo…

“¡Explota!”

Redika gritó de alegría.

“¿Huh?”

Rosalyn tenía una expresión en blanco mientras miraba lo que estaba pasando frente a ella.

El atacante suicida que se dirigía hacia ellos estaba rodeado de grandes alas. Un escudo de plata se disparó hacia el cielo como si protegiera a la gente en la plaza, y las alas del escudo rodeaban al bombardero. Parecía que el escudo y las alas se estaban tragando completamente al bombardero.

Y un escudo fuerte que no era muy visible debido a la luz plateada que rodeaba el escudo plateado.

[Yo también lo bloquearé.]

El Dragón Negro anunció en la cabeza de Cale.

Una persona santa con un escudo plateado estaba parada debajo del sol. Una hebra de luz plateada conectaba al hombre pelirrojo con el escudo en el cielo. Cale comenzó a maldecir mientras su cabello revoloteaba por la ráfaga del viento.

“…¡Mie*/rda!”

Y entonces la bomba explotó.

  1. (NT: NUESTRO JOVEN MAESTRO CAUSÓ DOLOR A ALGUIEN?!?!?! Estoy tan orgulloso.)

Pagina Anterior
Pagina Siguiente