Capítulo 405 – TCF – Solo yo (2)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Todas las llamadas se terminaron.

Cale inmediatamente salió por la ventana.

Clang clang.

La ventana de la sala de estrategia del noveno piso se cerró una vez más.

‘¡Iré a verte un poco más tarde!’

Podía escuchar la voz de un Elemental del Viento.

Ahora dos de los tres Elementales se quedaron en la sala de almacenamiento de piedras mágicas y la sala de estrategia. Por supuesto, se reunirían con Cale más tarde.

‘…¡Explosión! ¡Exploración! ¡Kahahahaha!’

Solo quedaba uno extraño, pero Cale no tuvo tiempo de pensar en ello.

“Vamos a donde está Beacrox.”

[¡Entendido, humano!]

 

Cale se dirigió hacia la habitación del líder del gremio comerciante, Plavin, donde debería estar Beacrox.

Allí se reuniría con Plavin, Ron y Beacrox.

*****

Click.

Cale miró hacia la puerta después de escucharla abrirse.

Lentamente se levantó del sofá.

“Está aquí, líder del gremio comerciante-nim.”

“¡Mm!”

Plavin Singten se estremeció después de escuchar el saludo de Cale mientras entraba a la habitación. Luego asintió con la cabeza como si no pasara nada y continuó entrando.

Click.

Luego apretó los ojos y los volvió a abrir después de escuchar a Ron cerrar la puerta detrás de él.

Fue en ese momento.

“¿Qué opinas?”

Podía escuchar la voz indiferente de Cale.

Plavin se sorprendió por este cambio instantáneo de actitud, pero rápidamente comenzó a hablar porque prefería esta actitud indiferente.

“Algunos de los magos y alquimistas se dirigirán en una hora con algunas tropas para recoger a los esclavos falsos.”

Las dos manos de Plavin señalaron a Beacrox y Ron.

“Los convencí de que dejaran que estos dos señores lideraran el camino como usted mencionó, sir.”

Ron y Beacrox.

Estos dos serían los que liderarían las tropas de la Torre de los Alquimistas del Sur para recoger a los esclavos falsos.

“Se dice que los magos son lo suficientemente hábiles como para instalar círculos mágicos de teletransportación. Su plan es teletransportar a los esclavos en lotes, ya que no son lo suficientemente fuertes como para teletransportar a los 1200 a la vez.”

“Qué maravilloso.”

Cale comenzó a sonreír.

Los magos que caerían en una trampa con Ron y Beacrox no eran lo suficientemente hábiles como Rosalyn o Becrock para teletransportar a varias personas a la vez por sí mismos.

Sin embargo, estaba bien si eran lo suficientemente hábiles para teletransportar a 1200 esclavos incluso si se necesitaban múltiples teletransportaciones.

‘Se vuelve más fácil volar la Torre cuando más de esos magos hábiles no estén aquí.’

El lado de Cale se volvería más ventajoso cuanto más magos no estuvieran en la torre.

Plavin Singten, que terminó su informe, miró a Cale con ansiedad. Cale empezó a hablar.

“Ábrelos.”

Las manos de Beacrox empezaron a moverse.

Zzzzzzz-

Una de las mochilas de la mesa estaba abierta.

“… ¡Hmph!”

Plavin jadeó.

Boom. Boom. Boom.

Su corazón latía salvajemente.

Pudo ver las bombas mágicas.

‘Éstos explotarán hoy.’

Las puntas de los dedos de Plavin temblaban levemente.

Pat. Plavin sintió que el hombre de la facción del Dios del Sol le ponía una mano en el hombro.

“Te vas a mover conmigo. Deberías saber lo afortunado que eres.”

Plavin pudo ver los ojos castaños rojizos del hombre que reía.

“No deberías llegar a ser arrastrado por la explosión si estás conmigo. ¿No suena genial?”

“… Sí, sí sir. Suena grandioso.”

Plavin cerró los ojos con fuerza y ​​los volvió a abrir mientras respondía. La voz del hombre de la facción del Dios del Sol lo golpeó como un trueno en ese momento.

“Llevaremos a los enemigos a la trampa en una hora. Comenzaremos las explosiones tres horas después de que se vayan.”

Exactamente dentro de cuatro horas.

Eran las 10 pm.

Una época en la que incluso el cielo de verano que permanece brillante durante tanto tiempo está completamente oscuro.

“La mejor defensa es un ataque preventivo.”

Primero golpearán a los enemigos.

*****

 

TIC Tac. TIC Tac. TIC Tac.

La cara de Plavin Singten se puso blanca lentamente mientras miraba el reloj en su mano.

Su mirada se dirigió hacia la ventana.

Pudo ver a alguien mirando el oscuro cielo nocturno.

“Es la hora.”

Plavin apretó los puños después de escuchar esas palabras.

Los ojos detrás de la máscara se dirigieron hacia él.

“Salta.”

Luego señaló fuera de la ventana.

“… ¿Realmente necesito saltar?”

El hombre no respondió. Plavin Singten apretó aún más los puños. Podía ver fuera de la ventana del sexto piso.

Él no tenía nada que decir de esto. Sin embargo, estaba asustado.

Fue en ese momento.

“10, 9-”

Había comenzado la cuenta hacia atrás.

‘¡Mald/ita sea!’

Las pupilas de Plavin empezaron a temblar.

Cale miró estoicamente hacia Plavin. No le importaba si este bastardo estaba asustado. No tenía ninguna razón para hacerlo cómodo para Plavin.

Sin embargo. Hubo otros que respondieron a su cuenta regresiva.

‘¡Finalmente está comenzando!’

‘¡Todos suban a la cima de la torre!’

‘¡Destrucción! ¡La cuenta regresiva hacia el infierno! ¡Kahahahaha!’

“8, 7, 6-”

[¡Humano, humano! ¡Estoy listo para ir!]

 

“5, 4-”

Tap, tap.

Cale se volteó hacia el sonido de los pasos.

“¡Ahhhhh!”

Plavin gritó mientras corría hacia la ventana.

“3.”

Cale sostuvo el látigo del top dorado en una mano mientras lanzaba algo de viento en la punta de sus pies.

Swooooooosh-

Una vez que el viento lo rodeó …

‘¡Vamos!’

Swooooooosh-

Los tres Elementales del Viento saltaron por la ventana.

“2.”

“¡Maaaaaaldiiiiiisiiiii oooonnn!”

El cuerpo de Plavin saltó por la ventana.

“1.”

Swooooooosh-

El cuerpo de Cale también saltó rápidamente por la ventana.

“¡Gasp!”

Plavin jadeó.

“Yo, estoy vivo.”

Podía sentir el viento que lo rodeaba y ver la aterradora distancia al suelo.

Su mirada se dirigió hacia el hombre enmascarado.

“¡Gasp!”

Sin embargo, solo pudo jadear una vez más.

Era negro.

Ooooooong-

Algo negro trepaba por la torre desde el primer piso.

‘¿Qué es eso?’

Su cuerpo se volteó a causa del viento antes de que pudiera pensar más.

“¿Huh?”

El bosque cerca de la Torre de los Alquimistas del Sur. El viento que rodeaba a Plavin comenzó a moverse hacia el bosque. La mirada de Plavin se dirigió de nuevo al hombre enmascarado.

“Cállate y quédate escondido. Si quieres vivir, as eso.”

El hombre declaró fríamente antes de agitar su mano.

“¡M.. m/ierda!”

El cuerpo de Plavin se alejó de la torre y comenzó a moverse rápidamente a una cueva en el borde del bosque que un Elemental del Viento había descubierto antes.

Era un lugar seguro, pero Plavin se tapó la boca con miedo porque no tenía forma de saberlo. Quería decir algo porque esperaba que el hombre lo protegiera hasta el final, pero no pudo hacerlo.

‘…¡Hijo de p..! ¿Cómo podría ser una persona así de la Iglesia del Dios del Sol?’

Rápidamente comenzó a comprender lo que rodeaba la Torre de los Alquimistas.

Maná negro.

Eso era lo que envolvía la torre partiendo desde abajo.

Swoooooooooooosh- Swoooooooosh-

También pudo ver un gran torbellino que se creaba en la parte superior de la torre.

Biiiiiiiiiiiip- Biiiiiiiiip-

Las alarmas de la Torre de los Alquimistas del Sur comenzaron a sonar en respuesta al maná negro. La Torre de los Alquimistas, que solo tenía algunas luces encendidas aquí y allá, comenzó a brillar rápidamente.

Los alquimistas, magos y caballeros que quedaban en la torre probablemente estaban corriendo para hacer frente a la situación de emergencia.

Sin embargo, Plavin no necesitaba ver nada de eso.

El hombre de la máscara negra se dirige a la cima de la torre.

El maná negro se eleva detrás de él.

El torbellino en la cima de la torre.

Finalmente, las bombas mágicas que responderían a ese maná negro y explotarían pronto.

‘…Esa persona.’

Plavin tenía miedo de ese hombre de la máscara negra.

¿La nueva Iglesia del Dios del Sol?

¿El Santo Jack, que parecía ser una buena persona?

Este hombre estaba dejando un impacto mayor en la mente de Plavin que cualquiera de los dos.

Parecía más un villano.

Plavin no pudo mirar más.

Cale había aterrizado en el puntiagudo techo de la Torre.

Biiiiiiiiiiip- Biiiiiiiiiip-

Toda la Torre de los Alquimistas del Sur estaba en alerta.

[¡Humano! ¡Vamos a hacerlo!]

 

Cale escuchó la voz emocionada de Raon.

Miró hacia abajo y empezó a hablar.

“Abre la puerta.”

Ese fue el comienzo.

‘¡Caos! ¡Destrucción! ¡Kahahahaha!’

‘¡Cállate y abre la puerta!’

El torbellino descendió desde lo alto, envolviendo toda la torre a medida que avanzaba.

Clunk. Clunk. Clunk.

Todas las ventanas traquetearon cuando se abrieron de par en par.

Dos de los elementales del viento estaban abriendo todas las ventanas mientras bajaban.

“¡Qué demonios!”

La gente que miraba por la ventana parecía sorprendida.

También había muchas personas que salían corriendo de la torre.

“¡Ah, allá!”

También había mucha gente apuntando a Cale en la parte superior de la torre.

Los otros que se estaban quedando alrededor de la torre rápidamente comenzaron a dirigirse a la torre también.

“¡¿Quién eres tú?!”

“¡Esa….esa persona es uno de los subordinados del líder del gremio comerciante, Plavin!”

Hubo personas que reconocieron a Cale. Uno era el alquimista que había guiado a Plavin antes.

Sin embargo, la mirada de Cale no estaba en ninguno de ellos.

Clang.

Una vez que se abrió la ventana de la habitación del maestro de la torre del décimo piso …

“…¿tal vez? ‘¡Esta voz!”

Becrock, ese bastardo miró por la ventana con un escudo alrededor y miró a Cale.

Cale gritó en ese momento.

“¡Lánzalo!”

Swooooooosh-

Una bomba mágica se dirigió hacia la ventana abierta del décimo piso.

Además.

“¡Explota!”

Ooooooong-

El maná negro comenzó a rugir.

¡Baaaaaaaaaang! ¡Baaaaang-!

¡Baaaaaaaaaang!

Un total de tres veces.

Tres explosiones sacudieron la zona.

“¡Aaaaaah!”

Las personas comenzaron a gritar mientras agachaban sus cuerpos.

Algunos de ellos estaban gritando de asombro.

“¡Ese… ese es el noveno piso! ¡Está cerca de la sala de estrategia!”

“¡El sexto piso también explotó!”

“¡El… el lugar del Maestro de la Torre-nim-!”

El sexto piso, noveno piso y décimo piso.

Las bombas mágicas explotaron en un total de tres ubicaciones.

Se podía ver fuego a través de las ventanas abiertas.

No, los lugares donde solían existir las ventanas. Había humo, fuego y el sonido del lugar siendo destruido.

Fue en ese momento.

“Esa es la primera ronda.”

Podían oír al hombre en lo alto de la torre.

La voz que había sido cambiada y amplificada con magia podía ser escuchada por la gente del suelo.

“¡Muevete, Muevete!”

“Jo/der, ¿qué está pasando?”

“¡Cállate! ¡Todos ustedes en formación!”

Había gente gritando para alejarse de la torre, así como tropas que habían vuelto a sus sentidos tratando de ponerse en formación.

La voz amplificada llegó a todos sus oídos.

“…la primera ronda?”

Eso significaba que había una segunda ronda.

Todos miraron hacia la Torre de los Alquimistas del Sur en llamas.

[¡Humano! ¡Exploté los lugares sin gente primero!]

 

Cale comenzó a hablar como si estuviera respondiendo a Raon.

“La segunda ronda comenzará pronto.”

El hombre de la máscara negra rodeado de maná negro y viento. Sus palabras empezaron a causar caos.

“¡Bastardo!”

Alguien salió disparado a través del fuego del décimo piso y se dirigió hacia Cale en ese momento.

Este mago tenía un escudo encantado con una mano y apareció sin ningún daño ni abolladura que lo cubriera.

Becrock.

El subordinado de la Estrella Blanca.

Estaba mirando a Cale.

Cale lo miró y agitó la mano de manera amistosa.

“Me reconociste de inmediato. Cuánto tiempo sin verte, Becrock. ¿Tu mano parece un poco vacía?”

“¡Jajaja jajja!”

Becrock se echó a reír.

Luego, pronto dejó de reír.

“Parece que el Dragón negro vino contigo.”

Sus ojos eran fríos mientras miraba el maná negro.

Cale no respondió a Becrock y se encogió de hombros.

“No hay necesidad de que te conteste, ¿verdad?”

Becrock no mostró ninguna respuesta a la descarada respuesta de Cale. En cambio, comenzó a sonreír. Se acarició el muñón con la otra mano mientras comenzaba a hablar.

“Bien.”

La mano de Becrock comenzó a moverse después de que dijo eso.

Luego gritó.

“¡Es la guerra! ¡Procedan de acuerdo con el plan!”

¡Baaaaang!

El octavo piso.

Una ventana en un piso que no había explotado se rompió de repente.

Becrock lo había roto.

Tal vez fue por la explosión o por la voz de Becrock, pero las tropas rodearon rápidamente la torre y Cale.

“Te cortaré la muñeca y la maldita boca de ese dragón negro.”

Ooooooong.

El mana comenzó a rodear a Becrock.

Cale lo miró y comenzó a hablar.

“Pero yo no quiero eso.”

“…¿Qué?”

Becrock empezó a fruncir el ceño.

Retroceder.

Luego se estremeció.

Su mirada se dirigió al norte.

Podía sentir una gran cantidad de maná proveniente de esa dirección.

Algo venía.

Algo venía del norte.

Era diferente a este maná negro.

La mirada de Becrock se dirigió rápidamente de nuevo a Cale.

Cale estaba sonriendo.

“Bastardos, ustedes dicen que de repente van a invadir la capital.”

Cale y Raon esperaron tranquilamente.

“Entonces, eso causó problemas con nuestro plan original. Por eso lo cambiamos.”

El plan original habría sido para los jugadores de poder del Imperio y algunas personas, incluido Choi Han, como sus respaldos que se dirigían a las cuatro torres.

Sin embargo, con la participación de Becrock y la facción de magos de la Estrella Blanca …

Necesitaban cambiar las cosas.

“Y tú, bastardo. Becrock, necesitábamos que alguien se ocupe de ti.”

Era una noche oscura.

Cale finalmente pudo verlo.

Paaaaat!

Podía ver el maná rojo que era tan brillante como el sol.

Un gran pilar rojo de luz se disparaba desde el bosque hacia el norte de la torre.

Skydark: Oooo debe ser mi bella Rosalian..

[Jeje. Humano, ese es el círculo mágico de teletransportación que nos llevó cuatro horas crear.]

 

Raon y alguien más habían creado este círculo mágico de teletransportación durante el intervalo de cuatro horas antes de la explosión.

Una gran cantidad de personas estaban atravesando ese círculo mágico de teletransportación en este momento.

Crack craaaack.

Las piedras mágicas se estaban rompiendo mientras emitían una luz roja.

Cale pudo ver a dos personas flotando desde el suelo que estaban cubiertos de luz roja.

Uno era un caballero que llevaba una capa.

El otro era un mago con una túnica roja.

Las dos personas rápidamente comenzaron a volar hacia la Torre del Sur.

El caballero era Sir Rex.

El rostro del mago no se podía ver porque estaba cubierto con una capucha.

Sin embargo, el mago señaló a Becrock después de acercarse a la torre.

“¿Eres tú? ¿Eres tú el que dice que será el Maestro de la Torre?”

El mago luego vio el maná que rodeaba a Becrock y comentó.

“Ah, ese eres tú.”

El maná rojo brillante que parecía fuego comenzó a acumularse alrededor del mago de la túnica roja tan pronto como dijo eso.

El mago cuyo rostro estaba cubierto por la túnica.

Ese mago era Rosalyn.

Cale miró hacia Sir Rex. Sir Rex inmediatamente comenzó a hablar tan pronto como hicieron contacto visual.

“La explosión de la segunda ronda, comienza.”

¡Baaaaaaaaaang!

Otra explosión comenzó a sacudir la noche.

El maná rojo brillante comenzó a moverse con el fuego de la explosión.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente