Capítulo 332 – TCF – ¡¿Quién eres?! (2)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Skydark: Capítulo patrocinado por Alexandra.. 🙂


El Santo Jack sacó la Condena del Sol de su bolsillo y abrió la palma de su mano. Podía ver el pequeño espejo compacto viejo.

 

Click.

 

Había dos pequeños espejos visibles una vez que lo abrió.

 

La cara de Jack era visible en los espejos. También vio una palabra aparecer en los espejos.

 

<Condena>

 

Jack recibió la voluntad del Dios del Sol en el momento en que leyó esa palabra.

 

‘Castiga esa oscuridad. Destrúyelo.

 

La mirada de Jack se dirigió hacia adelante.

 

Podía ver a las personas cuyos ojos se habían vuelto negros.

 

Sostenían armas o lanzaban magia mientras intentaban proteger al Maestro de la Torre Bernard.

 

‘¿Destruirlos? ¿Se supone que debo castigarlos?’

 

La Condena del Sol.

 

Se decía que este objeto divino hacía que la noche fuera blanca.

El libro dejado por la Reina de la Muerte había dicho que sacara una espada del espejo.

 

“¡Cough!”

 

“¡Ugh! ¡Atrápenlos! ¡Amárrenlos!”

 

Jack giró la cabeza. Los Elfos Oscuros que no participaban en la batalla estaban haciendo todo lo posible para evitar que más personas de ojos negros se dirigieran a Bernard.

 

Había personas que realizaban tareas administrativas en el Campanario de los Alquimistas, así como algunas personas que fueron capturados y traídos como esclavos.

 

“… ¿Santo-nim?”

 

Cale gritó hacia el rígido santo.

 

Jack luego se giró hacia Cale.

 

Cale finalmente se dio cuenta. El Santo estaba realmente tranquilo y sereno en este momento.

 

Jack comenzó a hablar.

 

“Necesito algo de tiempo.”

 

Necesitaba tiempo para activar el elemento divino.

 

Necesitaba hacerlo para que el inocente no se lastimara. No sabía cómo, pero al menos tenía que intentarlo. Necesitaba tratar de purificarlos.

 

“¿Necesitas tiempo para purificar las cosas?”

 

El Santo Jack asintió con la cabeza hacia Cale, quien entendió su significado correctamente.

 

“Si.”

 

Jack pudo ver que la boca de Cale lentamente comenzaba a abrirse en ese momento. Era una voz segura pero tranquila. Sin embargo, el mensaje pronto sería entregado a todos.

 

“Raon, entrega el mensaje.”

 

[¡Entiendo, humano!]

 

Choi Han y Tasha que corrían hacia Bernard, así como la maestra de la espada Hannah que cargaba hacia Bernard en el aire.

 

Mary, Sir Rex y la asesina Freesia también.

 

La orden de Cale fue entregada a todos a sus mentes.

 

[Cambio de planes.]

 

Las personas en movimiento se estremecieron.

 

[El escuadrón de ataque ganará el mayor tiempo posible. Solo concéntrense en atacar a Bernard.]

 

[El equipo de evacuación centrará todos los esfuerzos en sacar a los ciudadanos.]

 

El Santo Jack pudo ver los ojos de Cale.

 

El hombre que estaba tan tranquilo como siempre dio la orden.

 

“La purificación del Santo Jack comenzará ahora. Ayúdenlo.”

 

Rooooooooooooooooooooar-

 

Escuchó un rugido en ese momento.

 

El Santo Jack levantó la cabeza.

 

El Dragón de Hueso Blanco estaba agitando sus grandes alas mientras dejaba escapar un rugido. Un aura dorado oscuro que parecía un rayo atravesó el cielo también.

 

“… Hannah.”

 

El Santo pudo ver a su hermana pequeña que estaba cargando hacia Bernard sin una sonrisa en su rostro.

 

Los ciudadanos que estaban evacuando gritaron después de ver esa escena.

 

“… ¡Un Caballero Dragón!”

 

A diferencia del Caballero Dragón del Reino Roan, solo podían ver blanco cuando miraban hacia Hannah de túnica blanca y el Dragón de Hueso Blanco desde lejos.

 

“¡Jajaja! ¿Estás tratando de matarlos a todos?”

 

Bernard comenzó a reír mientras movía las manos. Sin embargo, su mirada se centró en la nigromante Mary.

 

Mary comenzó a mover sus manos también.

 

El Dragón de Hueso Blanco y los wyverns cargaron hacia el suelo siguiendo sus movimientos. Parecían meteoritos cayendo en el cielo nocturno.

 

Bernard comenzó a hablar mientras miraba esta vista que se vería hermosa desde la distancia.

 

“Los magos oscuros pertenecen a una clase diferente a los nigromantes que solo pueden controlar los restos sucios de los muertos.”

 

Hubo diferencias significativas entre los magos oscuros y los nigromantes que solo podían manejar huesos. A pesar de que la palabra “oscuro” estaba en él, aún podían imitar a la naturaleza y usar magia.

 

La mano izquierda de Bernard comenzó a moverse. Una barrera negra apareció en el cielo.

 

Era similar al de Raon e incluso al escudo de Cale.

 

¡Baaaaang! ¡Bang! ¡Baaaaang!

 

El Dragon de Hueso Blanco y los wyverns se estrellaron contra la barrera negra. No pudieron pasar esta barrera gruesa y resistente.

 

Bernard los miró luchar antes de mirar hacia adelante nuevamente. Luego comenzó a hablar.

 

“¿No es similar a la batalla en Henituse?”

 

La batalla entre la Alianza del Norte y el Territorio Henituse.

 

El escudo de Cale se había levantado contra la Brigada de los Caballeros Wyvern. Una visión similar estaba teniendo lugar en el Imperio en este momento.

 

Bernard, que estaba entretenido ante ese hecho, miró hacia Choi Han.

 

El Santo Jack, Choi Han y Mary. Todo quedó claro una vez que aparecieron.

 

Cale Henituse y el Reino Roan.

 

“Por supuesto, la diferencia es que esta vez estoy interpretando el papel de Cale Henituse. ¿Me convertiré en el héroe?”

 

Bernard pudo ver a Choi Han con una túnica blanca balanceando su espada hacia él.

 

Choi Han respondió brevemente mientras balanceaba su espada.

 

“Que disparates.”

 

Bernard se rió mientras movía su mano derecha esta vez.

 

“Ve lucha.”

 

¡Bang!

 

El aura de Choi Han fue bloqueada.

 

Tres caballeros con ojos negros bloquearon a Choi Han y protegieron a Bernard.

 

¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaah!

 

Choi Han pudo ver a un grupo de personas con ojos negros gritar mientras cargaban hacia adelante. La Elfo Oscuro Tasha comenzó a fruncir el ceño.

 

“¡Mier*/da!”

 

“¡Solo podemos suprimirlos!”

 

“¡Maldición! ¡No podemos matar a personas inocentes!”

 

Múltiples Elfos Oscuros gritaron con preocupación.

 

Preferirían luchar contra los caballeros y los magos.

 

Todos los Elfos Oscuros comenzaron a fruncir el ceño ya que tenían que enfrentarse a las personas del palacio que se dirigían hacia ellos sin armas. Fue una situación incómoda.

 

A Bernard no le importó cuando activó su maná oscuro y dio una orden a los individuos controlados.

 

“Detengan a los enemigos. Usen sus piernas si sus brazos son cortados y usen su cuerpo si sus piernas son cortadas.”

 

‘Este bastardo loco.

 

Los ojos de la Elfo Oscuro Tasha comenzaron a arder de ira. Bernard sonrió suavemente mientras controlaba a la gente.

 

“Protejan a su maestro. Maten a los enemigos.”

 

Los Elfos Oscuros lo miraron furiosos, sin embargo, no había nada que pudieran hacer.

 

“Uuuuuuuugh.”

 

“Aaaahhh-”

 

No se pudo evitar.

 

“¡Esto me está volviendo loco!”

 

“¡Aléjate de mí si no quieres morir!”

 

Decenas de personas se reunieron a su alrededor.

 

Los Elfos Oscuros podían ver muchas manos agarrando sus manos y pies. Podían ver manos sin armas. Fue difícil atacar a personas así.

 

“¡Ugh!”

 

Choi Han pudo ver la pared humana que bloqueaba su camino.

 

Todos los caballeros lo rodeaban para evitar que llegara a Bernard.

 

¡Baaaaang! ¡Bang! ¡Bang, bang!

 

Hannah y el Dragon de Hueso Blanco todavía estaban tratando de romper la barrera negra en el aire, sin embargo, ni siquiera había un rasguño en la barrera.

 

“¡Maldic*/ión! ¡Mierda! ¡Date prisa y rómpete!”

 

Las venas de Hannah estaban saliendo mientras gritaba, sin embargo, la barrera negra le impedía llegar a Bernard.

 

Bernard no pudo evitar reírse ante esa vista.

 

“Oh nigromante, ¿puedes verlo?”

 

Actualmente era la única sin obstáculos.

 

Bernard estaba hablando con Mary de manera relajada.

 

“La magia negra tiene el poder de usar la magia y controlar a las personas para que sigan sus órdenes.”

 

Bernard comenzó a caminar lentamente.

 

Pasó junto a los Elfos Oscuros y Choi Han, que estaban siendo obstaculizados por cientos de personas.

 

“Ugggh- Bernard, bastardo!”

 

“Maestro de la Torre-!”

 

Ignoró a los Elfos Oscuros que lo maldecían y siguió caminando lentamente mientras solo hablaba con Mary.

 

Magia negra.

 

Un poder para controlar a las personas para que sigan sus órdenes.

 

“Ya sea que matemos personas con el fin de hacer desesperación oscura o controlar a las personas y jugar con sus vidas.”

 

Tap.

 

Bernard dejó de caminar.

 

Ooooooooong-

 

El maná oscuro rugía como torbellinos en sus dos manos.

 

“Es la grandeza de la magia negra la que te permite controlar muchas cosas a la vez. Es un mundo aparte de un nigromante que solo juega con huesos.”

 

Podía ver los dedos de Mary.

 

Sus manos feas se movían sin parar.

 

¡Baaaaang! ¡Bang! ¡Bang!

 

Ella estaba moviendo sus manos y controlando al Dragón de Hueso Blanco y a los wyverns para que pudieran romper la barrera negra.

 

Sin embargo, sus límites como nigromante le impedían ganar contra la magia negra.

 

“Muy bien, supongo que es hora de llamar a mi verdadero enemigo.”

 

Bernard apartó la mirada de Mary.

 

Pasó junto al Santo Jack y al individuo de túnica marrón a su lado y se detuvo en algún lugar. Estaba mirando un lugar vacío en el aire.

 

“Sal, pequeño Dragón.”

 

Podía sentir la leve presencia del joven Dragón desde hace un tiempo.

 

Era el mismo Dragón que había estado con Cale Henituse en la batalla del Reino Whipper. Era la existencia que había visto y sentido mientras estaba en el cuerpo de Honte.

 

“Date prisa y sal.”

 

Bernard comenzó a tener una mirada loca en sus ojos. Fue en ese momento.

 

Escuchó una voz proveniente del lugar vacío. Seguía siendo una voz joven.

 

“No soy yo quien te matara.”

 

“…¿No eres tú?”

 

Giro.

 

Bernard giró la cabeza.

 

Podía ver a alguien arrodillado sobre una rodilla.

 

Ese era el Santo Jack.

 

“Ugggh-ugh!”

 

Drip. Drip.

 

Tanto el sudor como la sangre le caían de la cara.

 

Jack juntó las manos. El espejo compacto estaba entre sus manos.

 

Destrúyelo.

 

Purifícalo.

 

Un deseo mayor que nunca, la palabra de su señor y sus instintos lo abrumaron. Había una razón simple para ello.

 

“…Sanar-”

 

Fue porque Jack estaba tratando de sanar en su lugar. En lugar de destruir, estaba intentando de salvarlos.

 

Jack levantó la cabeza. Podía ver a los Elfos Oscuros retenidos por cientos de personas, así como a su hermana y los caballeros que intentaban atravesar la barrera negra.

 

Finalmente, pudo ver la expresión estoica de Choi Han. Estaba siendo empujado hacia abajo por una pared de personas en la cual solo su cara era visible.

 

Sin embargo, aún se aseguraba de que nadie saliera herido. Choi Han articuló algunas palabras hacia él.

 

‘¿Es esto suficiente?

 

Estaba preguntando si había comprado suficiente tiempo para Jack.

 

Jack comenzó a sonreír.

 

Los Elfos Oscuros y Hannah también lo estaban mirando. Lo estaban esperando.

 

Podían pelear, pero estaban esperando porque él había pedido algo de tiempo.

 

Jack cerró los ojos.

 

‘Destrúyelo. Purifícalo.’

 

La voz en la oscuridad gritaba así de nuevo.

 

¿Qué tipo de luz le diría a la gente que destruya cosas?

 

“Uuuuuuuugh.”

 

Alejó sus manos el uno del otro.

 

Había cruzado las manos en el pasado cuando no quería destruir a su hermana menor Hannah, a quien Mary tuvo que curar con maná muerto.

 

Tenía las manos juntas todo el tiempo que estuvo en la Sección 7 de la Jungla. Tenía las manos juntas fuertemente para no lastimar a nadie con las manos.

 

Las manos que habían estado juntas todas esas veces se separaron una de la otra.

 

Luego presionaron el suelo.

 

Comenzó a imaginar algo en la oscuridad con los ojos cerrados.

 

‘Solo necesito pintar un margen/cuadro.’

 

Sección 7 de la Jungla.

 

‘Solo necesito pintar la luz una por una, al igual que esos árboles oscuros se volvieron blancos uno por uno.’

 

Flap, flap.

 

Las mangas de Jack revoloteaban.

 

“…Qué-”

 

Bernard extendió su mano con urgencia hacia Jack.

 

Sin embargo, alguien lo agarró del brazo.

 

Bajó la cabeza. Podía ver a la nigromante que lo miraba y le sonreía. Sus ojos le decían algo.

 

‘Te voy a destruir.

 

Bernard comenzó a fruncir el ceño.

 

‘¡Mald*/ición!’

 

Fue cuando el maná oscuro comenzó a levantarse de su cuerpo y casi explotaba.

 

Ooooooo-

 

El suelo comenzó a temblar.

 

Comenzó desde la plaza del Campanario de los Alquimistas.

 

“… Que demoni-”

 

Uno de los ciudadanos evacuados se dio vuelta para mirar.

 

Luego miró sus pies.

 

“¿Huh?”

 

Luego levantó uno de sus pies.

 

Había una línea blanca.

 

Podía ver una línea blanca que se extendía más allá de la planta de su pie.

 

Giró la cabeza hacia el origen de esta línea blanca.

 

Podía ver el Campanario de los Alquimistas en la distancia.

 

El Santo Jack

 

La línea blanca se extendía desde sus manos. Se dirigía por toda la capital en todas las direcciones. La línea blanca cubría el suelo de manera similar a cómo Mary había purificado los árboles.

 

‘Destrúyelo. Purifícalo.’

 

Jack abrió los ojos.

 

Él respondió a la voz en su cabeza.

 

“Cúralo.”

 

Has lo mejor.

 

Dale paz al dolor.

 

Jack podía ver a otras personas además de sus amigos. Podía ver sus ojos negros.

 

El Santo Jack finalmente pudo ver esos ojos claramente. Estaban llorando.

 

Podía ver a las personas dentro que estaban llorando.

 

Shaaaaaaa-

 

Una brisa sopló por ellos.

 

Entonces las áreas se llenaron de gritos.

 

“¡Ahhhhh!”

 

“¡Aaah!”

 

La luz blanca se disparó desde el suelo.

 

La línea blanca que barría el suelo como una telaraña comenzó a disparar luz hacia el cielo.

 

“…Es luz.”

 

Los ciudadanos que huían y los ciudadanos que ya estaban fuera de los muros dejaron de moverse mientras miraban el suelo y el cielo.

 

La luz blanca se elevaba desde el suelo de la capital.

 

Era hermoso.

 

“¡Aaaaaah!”

 

“¡Ahhhhhhh!”

 

La Elfo Oscuro Tasha pudo ver a la gente alejarse de ella.

 

Las personas cuyos ojos se habían vuelto negros estaban llorando.

 

Sus lágrimas eran negras.

 

Sus ojos parecían volver a la normalidad mientras continuaban llorando esas lágrimas negras.

 

“Huff, huff.”

 

El Santo Jack giró la cabeza y miró a las personas dentro del Campanario de los Alquimistas que estaban siendo retenidos por los Elfos Oscuros.

 

Hizo contacto visual con una de esas personas.

 

Una persona que había terminado de llorar esas lágrimas negras puso su espalda en la línea blanca que estaba en el suelo y le sonrió al Santo Jack mientras lloraba lágrimas normales.

 

El Santo Jack bajó la cabeza en ese momento. Lentamente retiró las manos del suelo.

 

El espejo compacto agrietado. Podía ver el objeto divino en mal estado.

 

“Ke, jeje-”

 

Jack se echó a reír.

 

Condena.

 

Esa palabra había desaparecido del espejo. Había dos frases en el espejo en su lugar.

 

Leyó la primera frase.

 

<Tu poder es algo que haces por ti mismo para vivir tu vida. >

 

Los labios sonrientes de Jack temblaban. Sus ojos que parpadeaban sin parar también temblaban.

 

‘Un poder que hago para mí mismo.

 

Jack finalmente pudo entender lo que eso significaba.

 

Este poder curativo no fue algo que el Dios del Sol le dio, sino algo que hizo para que su vida brillara intensamente.

 

Esto fue algo igual para los Elfos Oscuros y Mary.

 

Todos tenían poderes que habían hecho para sí mismos.

 

Su hermana menor, Hannah. La razón por la que la niña se convirtió en maestra de la espada fue también por su propia decisión en esta vida.

 

Jack se dio cuenta de algo una vez que vio esta frase.

 

No había gemelos del Dios del Sol ni siquiera los gemelos medio santos.

 

Hannah y Jack.

 

Todos sus poderes y tiempo existieron para sus vidas.

 

¡Baaaaaang!

 

Jack volteó la cabeza después de escuchar una explosión.

 

Un escudo plateado que había aparecido repentinamente era visible frente a él.

 

El Maestro de la Torre Bernard, que estaba en el centro de un tornado de maná oscuro, cargaba hacia él.

 

“¡Espejo! ¡Encontraste el espejo!”

 

Bernard gritaba con urgencia.

 

Su mirada estaba firmemente clavada en el espejo.

 

Artículo divino.

 

La Condena del Sol.

 

Era el objeto divino que había estado buscando desde hace mucho tiempo.

 

“¡Era un objeto divino!”

 

El Santo Jack pudo ver que Bernard no estaba cargando hacia él, sino hacia el espejo. Luego levantó la cabeza. Cale, que había creado el escudo frente a él, le hizo una pregunta estoica.

 

“Ahora que la purificación ha terminado, sabes qué hacer, ¿verdad?”

 

El Santo Jack se levantó de nuevo.

 

Miró hacia el espejo compacto.

 

Podía ver las dos frases a través del cristal roto una vez más.

 

<Tu poder es algo que haces por ti mismo para vivir tu vida. >

 

Y la segunda frase.

 

<Tú eres la luz. >

 

‘… Yo soy la luz.’

 

El Santo Jack miró la telaraña blanca brillante mientras pensaba en lo que tenía que hacer.

 

Él respondió a Cale.

 

“Sí, joven maestro nim. Ahora es el momento de hacer lo que necesito hacer.” Jack luego infundió sus poderes curativos en el espejo compacto.

 

¡Craaaaack!

 

El cristal del espejo fue destruido en pedazos.

 

“… ¿Destruiste un objeto divino?”

 

Fue cuando el acusado Bernard se estremeció y preguntó.

 

El espejo compacto ahora sin espejo comenzó a disparar una luz blanca.

 

Cale levantó la cabeza.

 

Podía ver la noche oscura.

 

Sin embargo, un sol blanco estaba en el cielo.

 

No, no era el sol. Una esfera que brillaba blanca se elevó hacia el cielo.

 

“¡Hannah!”

 

Jack comenzó a gritar.

 

“¡Date prisa y ve!”

 

Cale entonces pudo verlo.

 

Un caballero que montaba un Dragón de Hueso Blanco volaba hacia el “sol” que brillaba durante la noche.

 

Cale pudo ver una espada blanca en el centro de esa esfera brillante.

 

Ahora que el Santo había terminado, era el turno de la guerrera de hacerla mover.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente