Capítulo 325 – TCF – Caída (4)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Skydark: Capítulo Patrocinado por Yamila… 😀


Cale estaba mirando la cara de Adin mientras caían hacia el suelo plano.

Era una cara gimiente llena de dolor.

Cale comenzó a reír y gritar hacia Adin una vez que vio a Adin comenzar a sonreír.

“Maldito bastardo, ¡sabía que no sería tan fácil!”

El humo negro comenzó a salir de Adin como una bomba.

Era como si una gran serpiente negra saliera disparada de Adin y tratara de elevarse hacia el cielo. Esta era una mezcla de humo de aura y magia negra.

Ese poder se dirigió hacia Cale.

¡Baaaaang!

Adin pudo ver a dos personas corriendo hacia él mientras el escudo plateado y el humo negro chocaban entre sí.

Tasha y Choi Han.

Tasha se disparó en el aire como si lo hubieran planeado de antemano.

Tasha parecía un pequeño tornado cuando comenzó a volar mientras estaba rodeada de maná muerto y viento.

Podía ver el escudo plateado que estaba envuelto por el humo negro.

“Comételo.”

Su amiga, el Elemental de viento, comenzó a moverse de acuerdo con su voluntad.

¡Bang, bang! ¡Baaaaaang!

El tornado negro se comió el humo negro. Sin embargo, los ojos de Tasha no estaban viendo que eso sucediera. Sus ojos estaban enfocados en la terraza desde donde Adin cayó.

Había bastardos del Campanario de los Alquimistas que miraban hacia abajo con todo tipo de expresiones diferentes en sus rostros.

Ella podía decir fácilmente cuáles de ellos eran Magos Oscuros.

‘Según la información que reunimos durante los últimos días, no todos los miembros del Campanario de los Alquimistas son Magos Oscuros. La proporción es de aproximadamente 50:50.’

Tasha recordó lo que Cale le dijo.

‘También encontramos algunas personas que fueron traídos como esclavos. Parecen estar cautivos en un almacén dentro del Campanario, probablemente porque es un tiempo de guerra y hay mucho ruido sobre la Magia Oscura en este momento.’

¡Baaaaaang!

Ella bajó la cabeza.

El tornado negro engulló por completo a la serpiente. Podía ver a Cale aterrizando tranquilamente en el suelo.

‘Tasha, captura a todos los Magos Oscuros puedes ignorar al resto.’

Tasha había determinado que Cale era bastante confiable y que estaba bien seguirlo.

¿Por qué?

‘Solo mantenlos vivos. Aparte de eso, ustedes pueden hacer lo que quieran. Está bien siempre y cuando les quede un poco de aliento.’

Eso fue porque Cale no jugó limpio.

‘Sus vidas no son para que las tomemos. Tenemos que pasarlos a Rex y a la gente de los barrios pobres.’

Pero también era estúpidamente cariñoso.

Ella levantó la cabeza. Podía ver a los Magos Oscuros que estaban rígidos mientras le miraban.

Tasha comenzó a sonreír.

¿Por qué había venido ella aquí?

¡Bang!

La puerta de la habitación se abrió.

Podía ver a los Magos Oscuros y los caballeros del Imperio dirigiéndose a la habitación.

Tap.

Tasha aterrizó en la terraza y abrió los brazos mientras se dirigía a las personas en la habitación con una sonrisa brillante en su rostro.

“Hola, ya están aquí los Elfos Oscuros que les enviaran al infierno.”

Los elfos oscuros se dispararon detrás de ella. Todos los Elfos Oscuros que estaban cubiertos de maná muerto estaban sonriendo.

Había una persona más que estaba sonriendo. Adin había vuelto a su expresión relajada habitual.

“Hiciste algo entretenido.”

El Adin cayente torció su cuerpo. Su cara ahora era la parte que mira hacia abajo.

Pero no importó.

“Supongo que te menosprecié demasiado.”

Adin miró su pierna que Choi Han había cortado. Un aura negra salió disparada de la mano de Adin.

“¡¿Huh?!”

Uno de los Elfos Oscuros se estremeció.

Una parte del líquido de maná muerto que estaba tratando de absorber comenzó a moverse. Llenaba el lugar de la pierna perdida de Adin.

Tap.

Adin luego aterrizó ligeramente en el suelo.

Estaba parado sobre su propia pierna y una pierna hecha de maná muerto usando magia negra.

Esta pierna que parecía tan desagradable como la pierna de un monstruo estaba tomando el lugar de la pierna derecha de Adin.

“Es temporal, pero no está mal.”

Adin estaba sonriendo.

¿A quién le importa si otras personas y los ciudadanos del Imperio pensarían que él es un monstruo? Necesitaba matarlos a todos de todos modos.

Adin miró hacia el hombre que descendía a cierta distancia. Cale Henituse parecía estar bien. Sin embargo, el ataque hacia Adin vino desde una dirección diferente.

“¿Dónde estás mirando?”

Era una voz familiar.

Adin sonrió mientras agitaba su mano. Una espada hecha de maná muerto apareció rápidamente a su alcance.

¡Baaaaang!

Adin se dio vuelta para ver la cara sin emociones de Choi Han. Adin saludó al bastardo le lastimó el corazón y la pierna derecha.

“¿Sabes cuánto sufrí por ti?”

La sonrisa de Adin se volvió aún más espesa después de ver que su oponente no respondía.

“¡Su Alteza!”

“¡Su alteza, estamos aquí!”

Los cuatro pasadizos secretos habían sido bloqueados por los Elfos Oscuros, sin embargo, todavía quedaba el camino desde el Campanario de los Alquimistas.

La mitad de los Elfos Oscuros y Tasha habían usado la terraza para subir al Campanario de los Alquimistas.

Esa puerta se abrió nuevamente y entró un grupo de personas.

“¡Su Alteza! ¡Nos hemos puesto en contacto con la Corte Real!”

“¡Los magos de la Corte Real y los nobles con sus caballeros pronto vendrán a salvarle!”

Eran los caballeros y magos del Imperio. Había algunos Magos Oscuros con ellos también. Sin embargo, tuvieron que detenerse antes de poder acercarse al Príncipe Imperial.

“¡Ma….. mald/*itos elfos oscuros!”

La mitad restante de los Elfos Oscuros.

Se interpusieron en el camino de los caballeros.

“Kehehe.”

“Jeje, me pregunto cuan más fuerte me volví.”

Los Elfos Oscuros se estaban riendo. Habían absorbido bastante maná muerto por primera vez en mucho tiempo y tenían maná muerto a su alrededor mientras saludaban a la gente del Imperio.

“Supongo que solo tenemos que averiguarlo.”

Podrían decir cuánto más fuertes se volvieron luchando.

“¡Ust… ustedes bastardos locos!”

“¡¿Se atreven a luchar contra nosotros en el patio del Imperio ?!”

¡Clang, clang!

Los caballeros del Imperio sacaron sus espadas mientras el maná revoloteaba por las mangas de los magos.

La situación volátil parecía lista para explotar en cualquier momento.

Fue en ese momento.

Shaaaaaaa-

Una brisa sopló por ellos.

Fue una brisa suave.

“… ¿Eh?”

“Que dem…?!”

La gente del Imperio se sorprendió, pero los Elfos Oscuros comenzaron a sonreír aún más.

“Ahora podemos luchar en paz.”

“Me siento aliviado.”

Los Elfos Oscuros se sintieron aliviados.

La brisa que era tan suave como el toque de una madre reunido hacia un punto. No fue del lado del Imperio ni de donde estaban parados Choi Han y Adin.

Estaba más atrás. La brisa arrastraba lentamente algo a un lugar que uno no podía soportar correctamente.

Estaba tirando de los esqueletos.

Los esqueletos que estaban dispersos por todo el pasillo subterráneo se reunieron en una pila de esqueletos. Alguien apareció frente a la pila una vez que creció lo suficiente como para llegar a la terraza.

El lado del Imperio lo señaló con ira.

“¡Cale Henituse!”

“¡Sabía que era mentira que estuvieras muerto!”

Sin embargo, no pudieron evitar tener miedo.

Les hizo pensar en el fuego que había destruido a los golems.

Cale sería capaz de convertir el pasillo subterráneo y todo el Campanario de los Alquimistas en un pozo infernal si usara ese poder aquí.

Estaban nerviosos.

Sin embargo, sucedió una vez que la brisa cálida se detuvo después de reunir cada pieza de hueso en el pasillo.

[¡Humano, los reuní todos!]

Cale extendió la mano con ambas manos.

“¡Defensa!”

“¡Activen los escudos mágicos!”

El bando del Imperio rápidamente comenzó a moverse. Habían vuelto a la normalidad ante los movimientos de Cale. Sin embargo, las personas que intentaban pasar a los Elfos Oscuros para llegar al Príncipe Imperial pronto dejaron de caminar.

“Jejeje.”

“¡Jaja, jajaja!”

No fue por los Elfos Oscuros que se reían como locos.

“¿Qué es eso?”

Una luz plateada brilló frente al caballero del Imperio que tenía una expresión en blanco en su rostro.

Paaaaat-

Un gran escudo con alas apareció en el pasillo.

El brillante escudo alado cubría el montón de esqueletos. La luz plateada lentamente comenzó a espesarse.

[¡Puse tres capas de escudos a su alrededor! ¡Esto es como comer sopa tibia para el ahora genial y poderoso yo!]

Cale podía escuchar la voz emocionada de Raon. Cale continuó lanzando el escudo con una mano mientras movía la otra mano para sacar un pan del bolsillo.

“No puedo hacer nada en estos días porque tengo mucha hambre.”

Tenía hambre cada vez que usaba un poder antiguo.

Cale comenzó a masticar el panecillo ya que necesitaba mantener el escudo activado durante mucho tiempo.

El lado del Imperio no pudo evitar confundirse ante esta vista pacífica.

‘¿Qué podría ser?’

‘¿No está atacando?’

‘¿Por qué rodeó la pila de esqueletos en lugar de rodear a Choi Han o los Elfos Oscuros?’

‘¿Por qué allá?’

Comenzaron a escuchar fuertes risas en ese momento.

“¡Jajaja! ¡Nuestro joven maestro Shield-nim es realmente el mejor!”

“¡Él lo sabe todo! Pwahahaha.”

El lado del Imperio no pudo evitar gritar en estado de shock. Los seres oscuros cargaban hacia ellos.

“¡Ustes…..ustedes maldi*/tos elfos! ¡Ataquen!”

“¡Pónganse en formación defensiva!”

Los Elfos Oscuros comenzaron su ataque contra la gente del Imperio. Los magos y magos oscuros intervinieron cuando los caballeros tenían miedo del maná muerto que los rodeaba.

“¡No hay nada de lo que debamos preocuparnos ahora! ¡Solo asegúrense de que no mueran!”

“¡Es la orden del comandante nim y Tasha! ¡Barredlos a todos!”

Los Elfos Oscuros solo habían atacado los contenedores con maná muerto desde que llegaron a este pasillo subterráneo. No tenían otra opción.

Fue a causa de los esqueletos.

Los Elfos Oscuros podían sentir profundamente lo que esos esqueletos dejados atrás habían sentido.

Eran una raza que tenía el atributo de la oscuridad desde el nacimiento y siempre vivieron con la naturaleza y la muerte a su lado. No podían perder el tiempo con las cosas dejadas por los muertos. Los muertos que dejaron sus esqueletos tenían que regresar con sus familias restantes en este mundo.

Esa era una ley de la naturaleza.

Necesitaban regresar con la gente de los barrios pobres que probablemente estaban evacuando a los ciudadanos del Imperio en este momento, así como a las personas de todo el continente que esperaban a los miembros de su familia que habían desaparecido repentinamente.

Esa era la única forma de que la muerte no terminara solo en la muerte, sino que continuara hasta mañana.

La pila de esqueletos era lo único en el Campanario de los Alquimistas que los Elfos Oscuros veían como algo para proteger.

Había alguien del Imperio que lo descubrió.

“Pwa, jajajaja!”

Ese era Adin.

Se estaba riendo tan fuerte que dejó de luchar contra Choi Han y casi se inclinó de tanto reír.

Cale Henituse estaba rígidamente parado allí mientras comía un panecillo. Sin embargo, los ojos de Cale eran serios, a diferencia de cuando intentaba tirar a Adin al suelo. Era una mirada que parecía decir que él sabía lo que era más preciado en este pasillo.

“Jajajaja-!”

Adin levantó la cabeza y miró hacia Cale.

Comenzó a hablar con la sonrisa ahora desaparecida de su rostro.

“Eres diferente a mí.”

Escuchó a alguien que no era Cale, que se estaba tocando la oreja, respondiendo a su declaración.

“Por supuesto.”

Fue Choi Han. Apuntó su espada a Adin con una expresión rígida en su rostro.

Cale y Adin.

¿Cómo podría alguien que siempre eligió el camino difícil ser igual a alguien que solo eligió tomar el camino fácil?

Adin se enderezó y miró a su alrededor.

Miró alrededor del amplio pasillo subterráneo.

El lado del Imperio y los Elfos Oscuros estaban luchando en el lado sur. Los Elfos Oscuros parecían estar siendo rechazados debido a la diferencia numérica a primera vista, sin embargo, los Elfos Oscuros que corrían salvajes como si estuvieran en un estado berserk parecía estar cada vez más fuerte por alguna razón.

Cale estaba al norte protegiendo la pila de esqueletos. Y finalmente, el centro.

Estaba bastante vacío allí.

Solo Choi Han y él estaban parados allí. Adin comenzó a sonreír.

“Qué increíble.”

Era como si esta área vacía estuviera hecha solo para ellos dos. Adin sonrió mientras sacudía la cabeza.

“Choi Han, puedes ser un maestro de la espada, pero…”

Adin era un Mago Oscuro principiante y un espadachín experto de alto grado.

Choi Han era un maestro de la espada que se decía que había trascendido los límites humanos.

Sin embargo, esta pelea fue diferente de lo normal. Adin explicó con calma ese hecho.

“No puedes vencer a alguien como yo, que ha logrado la desesperación perfecta.”

Adin era diferente a los magos oscuros principiantes regulares que solo tenían maná muerto.

La desesperación oscura.

En la perspectiva de Adin y en base a lo que podía ver, era una clase diferente a los magos oscuros normales después de haber absorbido la desesperación oscura.

Esto fue lo mismo cuando se trataba de la espada también.

Adin parecía estar menospreciando a Choi Han mientras continuaba hablando.

‘Tu atributo es más bajo que el mío.’

El aura de Choi Han era inútil ante Adin ahora.

“Tu aura será devorada por mí. Estoy seguro de que puedes verlo por nuestro choque justo ahora. Un experto de alto grado como yo fue capaz de bloquear el ataque de un maestro de la espada. También fue bastante fácil. ¿No es eso suficiente para ti? ¿Crees que puedes vencerme si peleo en serio?”

Adin le preguntó a Choi Han con una expresión de sorpresa en su rostro.

“¿Pero tu dueño aún te dio permiso? ¿Te deja pelear conmigo?”

Choi Han pensó hace unos días mientras miraba al relajado Adin.
La conversación que tuvo con Cale le estaba pasando por la cabeza.

‘Choi Han, ¿vas a hacerlo?’

‘Sí, Cale-nim.’

‘Raon dijo que tu atributo será devorado.’

Choi Han recordó su respuesta hacia Cale una vez más.

‘Cale-nim.’

Rosalyn, Lock, Mary.

Todos ellos se estaban volviendo más fuertes.

Había pensado en la Aldea Harris después de ver a Rex llorar. Tenía un presentimiento en ese momento.

‘Quiero pelear en esta batalla.’

‘Yo soy…’

Honestamente le explicó a Cale.

‘Yo soy alguien que sobrevivió matando a las cosas que querían comerme.’

El Bosque de la Oscuridad.

Monstruos que eran más fuertes que él.

Monstruos que eran más rápidos que él.

Monstruos que eran superiores a él en todos los sentidos.

Todos los monstruos eran más fuertes que Choi Han y habían apuntado a su vida.

‘Soy alguien que los derrotó a todos para llegar aquí.’

‘Cale-nim, la supervivencia no se determina solo a través de la fuerza o la debilidad.’

Esta fue la primera vez que algo que Choi Han dijo puso una expresión amarga en el rostro de Cale.

‘Tienes razón. Eso es lo que significa vivir.’

Cale había vuelto a su expresión normal antes de darle la orden.

‘Entonces te enfrentas al Príncipe Imperial.’

Choi Han había bajado la cabeza con una expresión rígida en su rostro.

Príncipe imperial Adin.

Era un enemigo que definitivamente tenían que cuidar, no solo para esta operación sino para el futuro.

Es por eso que Choi Han solo podía bajar la cabeza ante el hecho de que Cale le estaba dando a alguien como él con una debilidad significativa la tarea de derrotar a ese enemigo.

Cale había seguido hablando en ese momento.

‘Es demasiado fácil matarlo de inmediato.’

‘Golpéalo un poco.’

Choi Han había levantado la cabeza.

‘Y retírate si crees que no puedes hacerlo. Alguien más puede golpearlo también.’

Choi Han se rió entre dientes mientras respondía.

‘Sí Cale-nim, lo haré.’

Choi Han pensó en esa conversación mientras miraba hacia Adin.

‘¿Me preguntó si tenía permiso?’

“Así es, obtuve permiso.”

“¡Ha!”

Adin no pudo ocultar su incredulidad. Sin embargo, su expresión pronto se puso rígida.

Ooooooong-

Una violenta oscuridad se levantaba de la espada de Choi Han.
Estaba lleno de oscuridad imperfecta y la desesperación igualmente imperfecta dentro de ella.

Luego comenzó a levantarse, no solo de su espada, sino de todo el cuerpo de Choi Han. Hizo una proclamación con una expresión tranquila.

“Voy a crecer hoy.”

Su nueva vida que había comenzado desde el Bosque de la Oscuridad. Siempre había tenido que luchar contra enemigos fuertes.

“Y sobreviviré.”

Choi Han apuntó la punta de su espada hacia Adin. Cale comenzó a sonreír.

Lo había sentido con bastante frecuencia en estos días.

‘The Birth of a Hero’, la historia de la novela, era algo que ya no existía.

Todo lo que existía era la realidad frente a él.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente