Capítulo 322 – TCF – Caída (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Skydark: Capítulo Patrocinado por Maicol..


“Su alteza, ¿cuándo está pensando en golpear el Reino Roan? Probablemente comenzaremos con el territorio Gyerre, ¿verdad?”

‘Aigoo.’

Cale sacudió la cabeza de lado a lado ante las cosas que el caballero le estaba diciendo a Adin.

[¡Humano! ¡Ese caballero y el Príncipe Imperial tienen pensamientos tan increíbles!]

‘Así es exactamente como me siento.’

Cale se acercó a Adin un poco más.

[¡Humano, humano! Estoy observando a fondo el interior de esta terraza. Solo confía en mí.]

A diferencia de las terrazas normales, esta terraza estaba dividida en el interior con vidrio.

Cale observó a Adin, que estaba al otro lado del cristal.

Algo era raro.

La tez de Adin era extrañamente demasiado buena.

“Su Alteza.”

El médico imperial llenó la copa de vino vacía con maná muerto cuando preguntó.

“¿A quién enviará al Continente Oriental entonces?”

‘¿El Continente Oriental? ¿Por qué está hablando de repente sobre el Continente Oriental?’

“No estoy tan seguro de eso.”

Adin tenía una extraña sonrisa en su rostro, pero uno de los caballeros que lo miraba preguntó con voz preocupada.

“¿Está planeando ir usted mismo, alteza? ¿No están las heridas dejadas por ese maestro de la espada todavía allí?”

Las heridas dejadas por el maestro de la espada.

Estaba hablando de las heridas que Choi Han dejó en Adin.

“Ah, ¿esto?”

Adin señaló su pecho.

Su piel se veía suave sin la más pequeña de las cicatrices.

“Si su Alteza. He oído que el atributo de su aura es bastante difícil y que era difícil de curar. Aunque estoy seguro de que lo superará, este humilde tonto no puede evitar preocuparse.”

Smirk.

El caballero dejó de hablar.

Fue porque Adin estaba sonriendo. Era diferente a su sonrisa habitual que lo hacía parecer un buen tipo.

Era claramente una burla.

“Ese maestro de la espada, el atributo de Choi Han es bastante fuerte.”

Adin tomó otro sorbo de maná muerto.

No sintió ningún dolor.

No sintió nada en absoluto.

Simplemente evaluó con calma la fuerza de Choi Han.

“Pero solo está medio completo.”

‘¿Medio completo?’

La expresión de Cale se volvió extraña.

Hablando honestamente, Choi Han era el que más luchaba por mejorar.

En realidad, en lugar de luchar por mejorar, el hecho de que aparecieran personas más fuertes y algunas otras personas se hicieron más fuertes hizo que Choi Han realmente ya no se destacara.

Sin embargo, Choi Han era lo suficientemente fuerte como para causar dolor al Dragón mestizo.

‘¿Pero solo está medio completo?’

[Humano, lo descubrí.]

Podía escuchar la voz de Raon.

[Me di cuenta de la extrañeza del Príncipe Imperial.]

Cale se encogió ante el tono de Raon, que era serio por una vez, y miró la mano del Príncipe Imperial Adin.

Era la mano que no sostenía la copa de vino.

Había humo saliendo de su palma. Era humo de aura.

Era un humo espeso de aura que solo podía provenir de un experto de alto grado que estaba justo debajo del nivel de un maestro de la espada.

Cale recordó que Adin era un experto del más alto grado y no un experto de alto grado como se anunció públicamente.

‘… ¿Pero el color de su aura es negro?’

El espeso humo del aura se elevaba de la mano de Adin. Era de color negro, al igual que el aura de Choi Han.

‘Ese era un color que solo Choi Han debería tener. ¿No fue así como fue en ‘The Birth of a Hero’?’

Cale escuchó las voces de Adin y Raon al mismo tiempo.

“Choi Han no puede manejarme. No puede manejar al yo actual.”

[¡El Príncipe Imperial es diferente que antes! ¡La Desesperación es su atributo ahora!]

‘¿La desesperación? Choi Han…’

La mente de Cale comenzó a moverse rápidamente. Había demasiadas verdades nuevas para pensar.

[¡Sabía que se sentía raro por alguna razón! ¡Es por eso que la desesperación de Choi Han fue devorada! ¡Choi Han no tiene la oscuridad perfecta ni desesperación! ¡Yo, Raon Miru, soy realmente genial y poderoso por resolver esto!]

‘Ho.’

Cale no pudo evitar burlarse.

‘¿El príncipe imperial y la desesperación?’

[¡Estoy seguro de que debe haber bebido la desesperación oscura! ¡Se comió lo que Choi Han rechazó! ¡Él engulló la desesperación de otras personas y está usando su desesperación como aura!]

Raon estaba resoplando y resoplando más que nunca.

[¡Esa mierda es peor que la basura!]

‘¿Se comió la desesperación de otras personas?’

La desesperación oscura.

Los chillidos de las voces dentro de la desesperación oscura todavía resonaban en los oídos de Cale.

Choi Han había sido sacudido, pero rechazó la desesperación oscura gracias a que Raon y Clopeh lo sacaron de su embrujo.

‘¿Pero el príncipe imperial Adin absorbió eso? ¿La magia negra también puede absorber la desesperación oscura?’

Muchos pensamientos complicados pasaron por la mente de Cale. Luego, todos trabajaron juntos para llegar a una sola conclusión.

“…Esto es simplemente demasiado.”

La voz de Cale que no se podía escuchar debido a la barrera mágica insonorizada se dirigió hacia Adin al otro lado del cristal.
La ira de Cale se había convertido en conmoción.

“Jaja, ¡realmente eres increíble, alteza! ¡Así es, alguien medio completo no puede vencerle!”

El caballero que hizo la pregunta, así como los demás, estuvieron de acuerdo con esa declaración y comenzaron a reír.

Cale, que estaba viendo esto desde fuera de la terraza, acarició la espalda del Gato después de escuchar un gruñido.

Sir Rex estaba enojado.

Uno de los subordinados le hizo una pregunta a Adin con una expresión seria en su rostro en ese momento.

“Su alteza, sigo pensando que sería bueno enviar a alguien más al Continente Oriental. No le parece correcto ir personalmente a manejar a un miserable Rey Mercenario.”

‘¿El Rey Mercenario? ¿El líder del gremio de los mercenarios del Continente Oriental? ¿Por qué esa persona estaba siendo mencionado?’

“Por favor envíeme, su alteza. Iré al Continente Oriental y le quitaré el poder al Rey Mercenario para darle una nueva vida.”

‘¿Una nueva vida?’

La expresión de Cale se volvió extraña de nuevo.

‘Entonces, ¿el Rey Mercenario tiene algo que le dará a Adin una nueva vida?’

Adin negó con la cabeza al caballero.

“No hay necesidad. Arm pronto comenzará a moverse para devorar al Gremio de los Mercenarios.”

Basado en lo que Cale sabía, Arm del Continente Oriental evitó el Gremio de los Mercenarios cuando comenzaron a apoderarse del inframundo. Así de grande era la influencia del gremio de mercenarios en el Continente Oriental.

‘¿Pero ahora apuntan a ese Gremio de Mercenarios? ¿Qué está pasando en el Continente Oriental en este momento?’

Cale comenzó a pensar en su sirviente Ron, que debería estar en la posada del Continente Oriental. Parecía que necesitaba consultar con Ron.

“¿Podrá Arm hacerlo?”

Adin asintió con la cabeza al mago del Imperio que hizo la pregunta.

“La Estrella Blanca-nim ha estado en el Continente Oriental durante los últimos meses para cuidar de eso. Es por eso que el Maestro de la Torre también está allí para informar sobre la guerra y ocuparse de otras cosas.”

“¿Cuándo volverá el Maestro de la Torre?”

“Debería volver dentro de cuatro días.”

“Ah.”

Cale dejó escapar un grito ahogado.

‘Finalmente lo encontramos. Finalmente encontramos rastros de la Estrella Blanca.’

Las comisuras de los labios de Cale se torcieron mientras se acurrucaban.

[¡Humano! ¡Creo que fue inteligente no matar a Adin en este momento! ¡Está revelando todo por su cuenta!]

‘Así es exactamente como me siento.’

“Puedo recibir el poder cuando la Estrella Blanca-nim se haga cargo del Gremio de los Mercenarios. Entonces tendré un cuerpo completo.”

El médico Imperial se inclinó rápidamente hacia Adin.

“Espero con ansias cómo brillará en el futuro, su alteza.”

“Rezaré y rezaré nuevamente para que ese día llegue rápidamente.”

Los subordinados casi pelearon entre sí para hablar sobre el brillante futuro de Adin antes que los demás.

“Todo estará bajo su control, su alteza.”

Cale se decidió después de escuchar todo esto.

El poder que se supone que tiene el Rey Mercenario.

El poder que tenía suficientes habilidades curativas para darle a alguien una nueva vida.

“Necesito dárselo a un cierto Dragón.”

Cale pudo sentir una pequeña pata delantera palmeándole la espalda tan pronto como dijo eso.

[¡Así es! ¡Vamos a saquear al Rey Mercenario primero y dárselo al Abuelo! ¡Humano, eres tan inteligente!]

El niño de seis años estaba acariciando el hombro de Cale como si fuera un padre orgulloso.

‘Aigoo, ¿cómo terminé en tal situación?’

Cale dejó escapar un suspiro. Escuchó la voz de Adin en ese momento.

“Atacaremos la frontera suroeste del Reino Roan en cinco días. Me concentraré en recuperar mi fuerza hasta entonces, pero informaré sobre todos los preparativos.”

Todos los subordinados se inclinaron al unísono y respondieron a gritos.

“Hemos recibido sus órdenes.”

Cale casualmente comentó mientras los miraba.

“Solo tontos actuando como tontos.”

Las posibilidades de que fueran destruidos antes de que pudieran dirigirse a destruir el Reino Roan en cinco días eran mucho mayores.

Cale observó que Adin le devolvía la copa de vino al médico Imperial.

“Volvamos al frente.”

“Si, su Alteza.”

Screech.

Adin se dirigió a la habitación dentro de la terraza con el chirrido de su silla de ruedas. Cale pudo ver una habitación cálida y lujosa.

Chhh.

Sin embargo, esa vista desapareció cuando el médico Imperial cerró las cortinas. Cale miró la terraza vacía y las cortinas antes de girarse lentamente.

“Raon.”

“¿Qué pasa, humano?”

“Dile a los demás.”

Información preciosa había llegado a las manos de Cale.

“Registren minuciosamente el Campanario de los Alquimistas durante dos días. Reúnan tanta evidencia como sea posible. Diles que encuentren todas las salidas de emergencia también.”

El plan era que atacaran la frontera suroeste del Reino Roan en cinco días y que el Maestro de la Torre regresara en cuatro días.

“Tres noches a partir de hoy…”

Hablando con precisión, la noche entre el tercer día y el cuarto día.

“Comenzaremos nuestro ataque.”

El plan manifestado en su mente.

En la primera ronda nos haremos cargo del Campanario de los Alquimistas y del Príncipe Imperial.

En la segunda ronda nos encargaremos de la magia negra y el Maestro de la Torre que llegaría un poco tarde. Sería genial si también viniera la Estrella Blanca.

“Nuestro objetivo para la primera ronda es atacar el Campanario de los Alquimistas y destruir las murallas de la ciudad mientras se cierran todas las entradas al Campanario que no sean la entrada a esta área subterránea.”

Una rata en un frasco.

No, una rata que solo puede escapar al infierno bajo tierra.

“Meeeeeow.”

Rex dejó escapar un maullido.

Un depredador estaría esperando a estas ratas que escaparan.

“Sir Rex.”

“Sí, joven maestro-nim.”

“¿Reuniste a la gente que te dije que reunieras la última vez? ¿Puedo conocerlos?”

Eran personas que compartían el dolor de Rex y habían trabajado con él en el pasado. Rex pensó en cómo Cale le había dicho que los reuniera y asintió con la cabeza.

“¿Hay algo que podamos hacer?”

La fuerza del Imperio y la magia negra estaban en niveles más allá de la imaginación de Rex. Estaba preocupado por lo que podían hacer sus amigos que estaban dispersos por todo el Imperio porque él era el único con fuerza.

Luego escuchó la respuesta de Cale. Quedaban dos días más que hoy.

“Por supuesto. Ustedes necesitan hacer todo.” Necesitaba comenzar a moverse rápidamente.

*****

Más tarde aquella noche.

Había personas moviéndose sigilosamente por los barrios pobres de la capital del Imperio. Había pequeños orbes en cada uno de sus brazos.

Eran los orbes de grabación de video.

Estos orbes eran los que tenían la grabación que el grupo de Cale había tomado todo el día.

‘Estoy arriesgando mi vida por esta operación.’

Todos estaban pensando en cómo Rex, cuya lesión en la frente se había abierto nuevamente y estaba sangrando, les dijo qué hacer sin siquiera limpiar su sangre.

Los ojos de Rex estaban completamente inyectados en sangre.

Los ojos de las personas que se dispersaban por los barrios pobres con los orbes en sus brazos también estaban inyectados de sangre de manera similar.

Todos se habían visto obligados a enviar a sus hermanos, familias y vecinos al Campanario de los Alquimistas.

‘Nada puede salir mal durante esta operación. No lo aceptaré.’

La voz apremiante de Rex fue casi marcada en sus mentes.

Había soldados y caballeros caminando por la capital durante la noche.

Sin embargo, no había muchos caballeros o soldados patrullando los barrios pobres. Esto se debió a que no había luces o lámparas en los barrios pobres oscuros, lo que hace que no tengan motivos para patrullar.

Toc toc toc toc.

Una persona con un orbe tocó una puerta.

Otros entraron en cuevas que se construyeron en secreto en los barrios pobres. Algunos corrieron hacia sus familias.

No había luces en los barrios pobres oscuros.

Sin embargo, durante esta noche… Los barrios pobres estaban cubiertos de ira silenciosa y gritos.

Al día siguiente.

“Hola a todos.”

El guardia parado afuera del Campanario de los Alquimistas miró hacia la persona que se acercó a la puerta con una expresión extraña.

“¿Qué les trae por aquí?”

Podía ver a un hombre vestido con ropa raída pero limpia sonriéndole.

El guardia estaba más preocupado por los ojos inyectados en sangre que por la sonrisa respetuosa, pero hizo un gesto con la barbilla para que el hombre declarara sus asuntos.

El hombre se inclinó respetuosamente antes de comenzar a hablar.

“Vine a ver a mi hermano mayor.”

“¿Hermano mayor? ¿Un alquimista?”

‘Su atuendo se ve demasiado mal para ser el hermano menor de un alquimista.’

El hombre sonrió y respondió de nuevo cuando la expresión del guardia reveló su sospecha.

“Sí señor. Mi hermano Honte entró en el Campanario de los Alquimistas hace quince años.”

Honte.

Ese nombre hizo que los ojos del guardia comenzaran a temblar.

El discípulo del Maestro de la Torre del Campanario de los Alquimistas, Honte.

‘… ¿Pero está muerto?’

El guardia observó al otro guardia irrumpir urgentemente en el edificio antes de volver a mirar al hombre. Luego sintió escalofríos después de mirar más allá de los hombros de ese hombre.

Había muchas personas vestidas con ropa limpia pero en mal estado que se dirigían hacia el Campanario de los Alquimistas. Había al menos diez personas.

Variaban en edades también.

Todos sonrieron y comenzaron a hablar.

“Deseo ver a mi hermano menor.”

“Deseo ver a mi hermana mayor.”

“Deseo ver a mi hijo e hija. ¿Eso está permitido?”

Hace quince años. Había muchas personas hace quince años que habían venido a ver a sus hijos que se quedaron con el Campanario de los Alquimistas. Siempre los habían enviado de vuelta con excusas.

Los enviaron de regreso mientras decían cosas como, ‘¿realmente van a ser las cadenas de sus hermanos o tobillos de los niños y los arrastrarán hacia abajo cuando finalmente estén viviendo una vida mejor?’

Sin embargo, nunca hubo un momento en que muchos de ellos aparecieron a la vez.

‘Bueno, supongo que alrededor de diez no son muchos.’

Los guardias miraron más allá de las personas que se acercaban a la torre.

Había muchos ciudadanos mirando la torre y susurrándose el uno al otro. Tenían curiosidad sobre lo que estaba pasando.

Por eso el guardia no pudo verlo.

No podía ver los ojos inyectados en sangre ni las caras hinchadas de las personas que acudían a buscar a sus familiares, ni sus puños apretados que eran contrarios a sus caras sonrientes.

Cale estaba viendo esto desde muy lejos.

[¡Humano! ¡Rosalyn dice que estará aquí pronto! ¡Todos los Elfos Oscuros también vendrán! ¡Clopeh también dijo que los Caballeros Sagrados llegarán pronto también!]

Cale miró hacia el campanario que era el edificio más alto del Continente Occidental y comenzó a hablar.

“Finalmente está comenzando.”

Solo quedaba un día y medio hasta el comienzo de la batalla.


Skydark: Mis más sinceros agradecimientos por ese incentivo Maicol… ahí tienes los capítulos.. Espero lo hayas disfrutado.. 😀

Pagina Anterior
Pagina Siguiente