Capítulo 321 – TCF – Oh, dónde oh, ¿dónde te escondes? (4)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Skydark: Capítulo Patrocinado por Maicol..


Cale bajó el tragante Caballero Gato Sir Rex de sus brazos y comenzó a caminar.

Tap.

Cale caminó por la oscura entrada al subsuelo con solo el sonido de sus pasos siendo escuchados a su alrededor.

*****

Tap. Tap. Tap.

Este camino oscuro tenía antorchas a intervalos equidistantes. Había algunas gotas de agua cayendo del techo que parecía tan áspera como una cueva.

Solo el sonido de las gotas de agua llenó esta área.

Había un camino largo y recto tan pronto como llegaron al pie de las escaleras. Era lo suficientemente ancho como para que pasara un carruaje.

‘Eso realmente era un pasaje secreto.’

Choi Han estaba al frente del grupo mirando a su alrededor. Él comenzó a fruncir el ceño.

Podía oler el aroma de la muerte.

Cadáveres.

Era un olor terrible que deseaba no saber. Era el olor que había olido demasiadas veces en el Bosque de la Oscuridad y en la Aldea Harris.

Su mirada comenzó a enfriarse.

[… Humano, este olor…]

Raon se detuvo antes de decirle a Cale qué era. Apretó fuertemente sus patas delanteras regordetas mientras su cara redonda comenzó a fruncir el ceño.

Las patas delanteras del gato que caminaba por el pasadizo temblaban. Estaba acostumbrado a este olor.

Lo mismo que olió hace mucho tiempo cuando dejó a sus hermanos sin siquiera decir adiós por temor a que lo atraparan ahora lo abrumaba quince años después.

Apenas podía caminar.

[¡Humano! ¡Hay gente al frente!]

Cale dejó de caminar después de escuchar la advertencia de Raon.

Dos caballeros y un alquimista.

Había dos caballeros haciendo guardia a ambos lados del amplio pasadizo. El alquimista estaba al lado de uno de los caballeros leyendo un documento.

Tap.

Cale tocó el hombro de Choi Han.

Choi Han comenzó a caminar sin responder.

‘Está bien si atrapamos a los cazadores, sin embargo, se nos encontrará rápidamente si tocamos a alguien dentro del Campanario de los Alquimistas.’

‘Es por eso que no tocaremos a nadie y en su lugar entraremos y saldremos en silencio.’

‘Esa es la única manera de asegurar con éxito el metraje y darnos tiempo para difundirlo a los ciudadanos del Imperio.’

Choi Han comenzó a pensar mientras recordaba lo que Cale le había dicho.

‘Él elige tomar un camino tan difícil.’

Alguien finalmente se daría cuenta de que se habían infiltrado en la torre, pero ¿no trabajarían más rápido y de manera más eficiente si simplemente dejaran a todos inconscientes?

Sin embargo, Choi Han solo podía moverse en serio ya que no estaba tomando esa decisión.

Shhhhhhhhhhhhhh-

Una hebra de brisa pasó volando .

“Wow, el aire exterior es realmente más cálido ahora que es primavera.”

El caballero que sostenía la lanza comentó mientras el alquimista que leía el documento comenzó a quejarse.

“Estoy agradecido de que sea primavera. ¿Sabes lo duro que fue en invierno? Todo ese aire frío que viene del exterior, sigh.”

Cale pasó junto a los caballeros y los alquimistas con bastante tranquilidad mientras se aseguraba de recordar sus caras.

[¡Humano! ¡Recordaré las caras de estos bastardos! ¡No los dejaré con vida! ¡No perdonaré a nadie del Campanario de los Alquimistas! ¡Le prometí a Mary que lo destruiríamos juntos!]

El niño de seis años estaba constantemente sonando, sin embargo, Cale miró a su alrededor sin ninguna emoción visible en su rostro.

Pronto llegaron al final del pasadizo.

Una amplia área apareció frente a ellos.

De repente escuchó la voz del alquimista detrás de él.

“No habrá ventilación y este olor a podrido llenará el área si cerramos la entrada. Eso es incluso peor que el frío del invierno.”

‘… estos hijo de pu*/ta.’

Cale comenzó a fruncir el ceño.

Era un pasillo subterráneo extremadamente amplio y grande.

También había un camino que entraba desde el este, oeste y sur, además del pasadizo del norte por el que habían pasado.

Cale cerró los ojos.

[Humano, no creo que pueda mirar esto.]

Cale podía sentir las patas delanteras redondas que lo agarraban por la espalda. Raon estaba reteniendo la espalda de Cale.

La mano de Choi Han estaba temblando con una espada en la mano. Vieron una escalera que bajaba tan pronto como entraron en el pasillo.

No pudo evitar mirar por las escaleras.

Había esqueletos.

“¡Oo-!”

‘¡Ugh!’

Billos se cubrió la boca.

Estaba mirando unos metros debajo de la repisa a la que llegaron después de entrar en este pasillo. Había una montaña de esqueletos.

Podía ver que estos huesos llevaban ropa que no se había podrido.

‘… ¡Estos mald*/itos bastar*dos lo*cos!’

El cuerpo de Choi Han comenzó a temblar.

‘¿Cómo podría la gente…….. cómo podría la gente hacer tales cosas?’

Era una gran pila de cadáveres.

Había contenedores cilíndricos ubicados en muchos lugares dentro de ese montón de cadáveres.

Esos contenedores estaban llenos de un líquido negro. Era maná muerto.

Humano, aquí debe ser donde hicieron el maná muerto.

Cale parpadeó después de escuchar la débil voz de Raon. Agarró su mano izquierda con su mano derecha.

Estaba temblando ligeramente.

Estaba temblando porque estaba a punto de volverse loco de ira. Él no fue el único.

Las dos manos de Billos temblaban.

Ambas manos de Choi Han estaban temblando.

Uno temblaba de disgusto mientras que el otro temblaba de ira incontrolable. Sus mentes comenzaron a ponerse blancas.

Fue en ese momento.

Sob.

Escucharon el llanto reprimido de alguien. Choi Han y Billos se estremecieron.

Mana cubrió al grupo en ese momento.

“Puse una barrera insonorizada a nuestro alrededor.”

Eruhaben informó al grupo antes de que los caballeros en el pasillo miraran detrás de ellos.

“¿Que demo…? ¿Acabas de escuchar algo?”

“Creo que debes haber escuchado mal. Hemos escuchado tanta gente muriendo que creemos que escuchamos gemidos todo el tiempo. Jeje.”

Alguien comenzó a hablar una vez, incluso Billos comenzó a fruncir el ceño.

“Malditos bastardos que merecen la muerte.”

Billos se encogió y giró la cabeza cuando su cuerpo comenzó a temblar.

No podía ver a la persona.

Sin embargo, podía imaginar claramente a un Cale enojado. Pero Billos todavía no tenía más remedio que bajar la cabeza.

El sonido provenía de algún lugar más bajo que él.

Soooob, Sob.

Podía escuchar a alguien llorando. No era muy ruidoso.

Era alguien que no podía evitar llorar después de tratar de contenerse tanto que estaba retorciéndose de dolor.

El Gato, Rex. Él era el que lloraba.

‘¡Logré sobrevivir, pero…!’

Rex sintió que todo su mundo estaba temblando después de ver esta área subterránea que nunca había visto claramente antes.

‘¿De quién son esos huesos? ¿Son esos los esqueletos de mis hermanos? ¿Mis vecinos? ¿Mis amigos?’

¡Bang, bang!

El gato golpeó su cabeza contra el suelo. Su frente comenzó a sangrar después de ser rasgado por el suelo áspero, pero a Rex no le importó.

¡Soooob, ugh!

La sangre y las lágrimas comenzaron a mezclarse.

El fluido rojo se filtró en el suelo sin volverse invisible.

Rex se presionó lentamente sus piernas temblorosas para ponerse de pie. Lentamente comenzó a caminar mientras comenzaba a hablar.

“Yo…..yo voy a bajar.”

Su voz temblaba y la sangre goteaba de su frente con cada paso que daba. Choi Han solo podía mirar fijamente las gotas de sangre que caían.

La barrera mágica insonorizada evitó que los enemigos ubicados en la entrada del pasadizo miraran hacia ellos.

No había mucha luz en esta área.

Ninguno de los enemigos prestó atención a las gotas de sangre que caían. No, probablemente ni siquiera pudieron verlo.

Choi Han no sabía qué decir sobre la vista frente a él. Podía sentir la desesperación.

Las penas y la desesperación de Sir Rex hicieron que Choi Han pensara en su pasado.

Choi Han escuchó la voz de Cale en ese momento.

“Iré contigo.”

Choi Han también comenzó a caminar cuando escuchó la respuesta de Cale. Lentamente siguió los pequeños pasos del Gato.

El Gato, Rex, comenzó a descender las escaleras. Finalmente llegó bajo tierra al punto más bajo del Imperio.

Podía ver los esqueletos apilados en las colinas.

Parecían estar muertos por un tiempo, ya que solo quedaban los esqueletos.

Rex lentamente lo tomó todo con los ojos. La sangre de su frente había llegado a sus ojos, haciéndolo parecer que estaba llorando sangre.

‘¡Conviértete en un Gato y huye!’

‘Si. Hermano menor, puedes hacerlo.’

Él todavía oía las voces de su noona y hyung. Rex comenzó a hablar.

“… los voy a matar.”

‘Los voy a matar a todos.’

No sabía quién, cuándo o cómo lo haría. No podía pensar en nada en este momento. Sin embargo, no podía controlarse para no decir nada en este momento.

“… El Príncipe Imperial… El Maestro de la Torre.”

Comenzó a enumerar las personas que necesitaba matar. Sus lágrimas se habían secado en algún momento.

“No.”

Rex se estremeció ante la voz que luego escuchó venir detrás de él. No, se estremeció ante la sensación de un paño suave cubriendo su frente.

Cale estaba presionando la mancha de sangre flotante, que era donde suponía que estaba ubicada la frente de Rex, con su pañuelo.

Luego, sin rodeos, y sinceramente le explicó a Rex.

“El Príncipe Imperial es mío.”

Rex volvió lentamente a sus sentidos después de escuchar la voz fría y contundente que era diferente de la mano cálida que tocaba su herida.

Luego escuchó la voz de otra persona detrás de Cale.

“Cale-nim.”

Choi Han llamó a Cale, quien lentamente respondió.

“Lo sé.”

‘¿Qué sabe él?’

Fue cuando los ojos de Rex estaban llenos de confusión.

Cale se agachó junto a Sir Rex. Luego susurró al oído de Rex.

“Sir Rex, mira el punto más alto.”

‘¿El punto más alto?’

Los ojos de Rex que solo se habían centrado en los esqueletos se alzaron lentamente. El pasillo subterráneo parecía subir para siempre.

Era casi increíble que tal área estuviera ubicada debajo de la capital.

Pero también pensó que lograron no ser atrapados porque era muy profundo.

“… ¿Eh?”

Sus ojos se detuvieron en cierto punto cuando subieron. Estaba en el lugar más alto de este pasillo subterráneo.

Sus ojos se detuvieron justo debajo del techo.

Había un área que sobresalía como una terraza para ver una obra de teatro. Era una terraza rodeada de vidrio.

Era como si la ubicación fuera construida solo para mirar a este montón de esqueletos.

Sir Rex escuchó la voz de Cale en el momento en que sus ojos aterrizaron en esa terraza. Era una voz aterradora que era una mezcla de alegría y enojo.

“…Te encontré.”

Cale pudo ver a las personas visibles dentro de la terraza.

Había caballeros y magos fuertemente armados, así como algunos alquimistas.

“Es más débil que yo.”

Cale miró a la persona en el centro del grupo cuando el Dragón antiguo, Eruhaben, dedujo con calma la fuerza de la persona.

Billos gritó en ese momento.

“¡Es el médico Imperial!”

El médico imperial que Billos señaló estaba entregándole a la persona en el centro una copa de vino. Eruhaben miró esto y agregó.

“Es maná muerto.”

La copa de vino estaba llena de líquido negro.

Había una persona bebiendo eso y mirando tranquilamente el pasillo subterráneo.

“… El Príncipe Imperial.”

Las pupilas de Rex comenzaron a temblar.

Príncipe Imperial Adin.

Estaba sin camisa y sentado en una silla de ruedas, haciendo visible la lesión que Choi Han dejó en su corazón.

‘¿Está bebiendo maná muerto?’

Una gruesa sonrisa apareció en la cara de Cale.

“¡Humano!”

Raon gritó en estado de shock en ese momento.

“¡Esa cosa, ese bastardo!”

Raon tartamudeó y continuó después de ver a Eruhaben sin decir nada.

“¡Ese bastardo se convirtió en un Mago Oscuro!”

Billos y Choi Han jadearon. El silencio llenó el área.

“Jeje.”

Todos se estremecieron después de escuchar a alguien reír. Cale fue quien se rió.

Sin embargo, era diferente a su risa habitual.

A Cale no le importaba lo que su grupo pensara de él mientras observaba en silencio al Príncipe Imperial Adin y sus subordinados.

Adin estaba mirando hacia abajo desde la terraza.

“Mirar esto es realmente entretenido.”

Tenía una expresión relajada en su rostro.

Cale acarició lentamente el pelaje de Sir Rex cuando comenzó a hablar.

“Sir Rex.”

“¿Sí?”

“¿No sería divertido agarrar a ese bastardo por el cuello y arrastrarlo a este lugar más bajo del Imperio? ¿No estás de acuerdo?”

Rex levantó la cabeza sin poder decir nada.

Actualmente se encontraba en el punto más bajo del Imperio. Podía ver a Adin mirando hacia donde estaba parado.

Rex entonces sintió la mano alejarse de su espalda. Cale se levantó y formuló una sola pregunta.

“¿Lo grabaste?”

Todos le respondieron.

“Sí sir.”

“Lo tengo grabado.”

“Sigh, nunca en mi vida de Dragón hice… Sigh.”

La sonrisa de Cale se hizo aún más espesa. Él comenzó a hablar de nuevo.

“Nos dividiremos en diferentes equipos y miraremos el resto del Campanario. Sería genial si pudiéramos ubicar al Maestro de la Torre, pero retírense si determinan que es peligroso.”

Luego enfatizó la siguiente parte.

“Y graben todo lo que vean. Nos encontraremos de vuelta aquí mismo.”

Cale tocó el dispositivo de comunicación de video en el bolsillo de su pecho mientras agregaba.

“Dispérsense.”

Choi Han, Mary, Billos y Eruhaben comenzaron a moverse. Cale, Raon y Sir Rex eran un equipo.

Cale comenzó a hablar con calma a Raon.

“Raon.”

“¿Qué pasa, humano?”

“Informa a la Comandante Rosalyn.”

Sir Rex se estremeció.

Fue porque el comportamiento de Cale era extremadamente frío.

“Dile que active la aeronave.”

Cale estaba llamando a la aeronave al Imperio.

“En cuanto a nosotros…”

Cale comenzó a caminar lentamente.

“… Vamos a la terraza.”

Adin. Necesitaba verificar la condición de ese bastardo podrido.
¿Qué era él?

¿Cómo se convirtió en un Mago Oscuro?

¿Cómo sanó su cuerpo?

[¡Entiendo, humano!]

El cuerpo de Cale comenzó a flotar. Raon estaba usando magia de vuelo sobre él.

Rápidamente sostuvo a Sir Rex en sus brazos y lentamente llegó al techo del pasillo subterráneo.

Cale estaba al mismo nivel que Adin ahora. Podía ver que la lesión de Adin por su corazón había sanado, pero que todavía le faltaba una pierna. Todavía se veía bien.

[Humano, ¡parece ser un Mago Oscuro! Pero algo es raro. ¡Está lleno de vitalidad! ¿Cómo se curó? ¡Algo es definitivamente extraño!]

Adin comenzó a hablar cuando la información que acababa de decir Raon se movía rápidamente por la mente de Cale.

“Hay un rumor de que Cale Henituse está muerto?” Las comisuras de los labios de Cale se retorcían.

‘Cierto. Hay un rumor de que estoy muerto, ¿verdad?’

“Si su Alteza. De hecho, hay tal rumor. Supuestamente comenzó desde el Norte.”

El caballero respondió mientras Adin tomaba un sorbo de maná muerto como si fuera vino antes de responder casualmente.

“Eso es una mentira.”

Adin miró frente a él.

Aunque no podía verlo, Cale estaba haciendo contacto visual con él en este momento.

“No hay forma de que Cale Henituse muera tan fácilmente.”

Adin sacudió la cabeza con confianza como si ni siquiera tuviera que pensar en ello. Lentamente cerró los ojos como si sintiera el maná muerto rugiendo dentro de él antes de abrirlos de nuevo.

Parecía completamente relajado mientras agregaba con confianza.

“Estoy seguro de que al menos está herido ya que se dice que la aeronave explotó. Esa es probablemente la razón por la cual Alberu Crossman sacó esta tarjeta drástica de decir que Cale Henituse está muerto para ganar algo de tiempo para que sane.”

Cale apenas logró evitar reírse.

‘No estoy herido. Estoy completamente bien.’

“Necesitamos golpear el Reino Roan antes de que sane. Necesitamos sacudirlo. Necesitamos sacudir este tablero. Entonces estoy seguro de que se olvidarán de los incidentes de magia negra. Aunque mucha gente morirá.”

Adin tenía su suave sonrisa en su rostro mientras se encogía de hombros con sus subordinados de confianza para decir que era triste pero que no había nada que pudiera hacer al respecto.

Cale estaba sonriendo justo en frente de Adin.

‘Oye bastardo, eres tú quien va a patear el cubo lo suficientemente pronto. No tienes tiempo para preocuparte por los demás en este momento.’

Pagina Anterior
Pagina Siguiente