Capítulo 315 – TCF – Estoy herido (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Fue agradable reír felizmente así.

Cale continuó riéndose después de ver a Rosalyn riéndose a carcajadas como lo hizo él, Eruhaben riéndose y todos los demás parecían confundidos.

“Jajajajaja -ja!”

Se rió a carcajadas una vez más antes de detenerse repentinamente. Su cuerpo luego se curvó hacia adelante.

“…¡Hyff!”

Inconscientemente, Cale respiró hondo.

Ni sangre ni gemidos salieron de su boca abierta.

[¡Humano! ¿Qué es? ¿Estás bien?]

Se escuchó la voz preocupada de Raon. Rosalyn comenzó a apoyar a Cale de inmediato.

“Joven maestro Cale! Es usted-”

La mirada de Rosalyn que había estado observando la tez de Cale rápidamente se centró en otra parte cuando dejó de hablar. Su mirada miraba más allá del hombro de Cale.

El cielo lentamente se volvía más brillante a medida que la noche llegaba a su fin.

El cielo azul estaba lo suficientemente iluminado como para que los troncos negros de los árboles que llenaban la Sección 7 fueran ahora claramente visibles.

Rosalyn se mordió los labios.

‘Nada en esta vida es gratis.’

La sección 7 estaba llena de grandes troncos de árboles que estaban unidos entre sí. Sin embargo, no había construcciones que fueron destruidos por esos troncos.

Simplemente ocuparon el espacio entre las construcciones, las personas y los árboles.

Miró de nuevo a Cale después de mirar a su alrededor durante unos segundos y se concentró en apoyarlo nuevamente.

“… Joven maestro Cale.”

Ella podía ver las manos de Cale.

Las puntas de sus manos blancas temblaban.

Las comisuras de los labios de Rosalyn temblaban.

‘Sí, el joven maestro Cale siempre paga el precio así.’

Ella agarró con fuerza el cuerpo sin fuerza de Cale que quería caerse. Sin embargo, ella no era lo suficientemente fuerte como para sostenerlo por su cuenta. Los dos hicieron contacto visual y pudo ver que las pupilas de Cale temblaban.

Estaba abriendo y cerrando la boca como si quisiera decir algo, pero no pudo decir nada probablemente porque no tenía fuerzas para hablar.

Se veía tan terrible, casi como si esa persona que se había reído felizmente segundos antes nunca hubiera estado allí.

Nunca se había visto tan mal antes.

“Rosalyn, yo lo haré.”

Choi Han se había acercado a ellos en algún momento y estaba extendiendo su mano mientras decía que apoyaría a Cale.

Rosalyn suspiró y estaba a punto de entregar a Cale a Choi Han cuando alguien más entró.

“… Eruhaben-nim.”

El Dragón antiguo Eruhaben apoyó fácilmente a Cale. No, levantó a Cale y lo puso sobre su hombro.

“¡Eruhaben-nim! ¡Cale-nim está en un estado peligroso en este momento!”

El grito conmocionado de Choi Han llegó tanto a los enemigos como a los aliados. Litana se acercaba al pálido Cale.

“Lo llevaré. Es mi trabajo como guardia.”

Fue cuando la Elfo Oscuro Tasha cerró los ojos con fuerza y los abrió de nuevo con una expresión amarga en su rostro después de ver la expresión preocupada de Choi Han.

‘¿Está loco? ¿Por qué me está cargando? ¡No estoy en peligro!’

Cale intentó sacudir fervientemente la cabeza mientras lo cargaban sobre el hombro de Eruhaben. Sin embargo, su cuerpo se sacudió por un momento antes de que su cabeza cayera débilmente.

‘Ah, qué molesto.’

Estaba extremadamente molesto en este momento.

Cale apenas logró abrir la boca, pero no pudo hablar correctamente. Solo logró decir algunas palabras débilmente.

“Estoy….. colgado……”

El Dragón antiguo pudo escuchar esa voz tranquila claramente.

“Tsk, pobre bastardo. Parece que has estado poseído por un fantasma que murió de hambre ahora que tu plate está mejor.”

‘¡Hurra por los dragones!’

Cale estaba extremadamente feliz. Eruhaben había descubierto al instante su condición. Realmente tenía un fantasma hambriento que lo poseía.

[Tengo hambre. Tengo hambre porque usé mis poderes.]

La glotona continuamente molestaba a Cale en su mente.

[Utilizamos nuestro poder para hacer crecer los troncos de los árboles. No me quedan fuerzas.]

Realmente no quedaba fuerza en el cuerpo de Cale.

También tenía mucha hambre. Sintió como si necesitara comer algo para poder hacer cualquier cosa.

[¡Humano! ¡Tengo muchos pai de manzana!]

Cale ignoró los comentarios de Raon. Lo comerá porque un niño se lo estaba dando, pero quería algo grasoso en este momento.

“… Ca… ..”

“Sí, carne de res.”

“… Ce-”

“Sí, también te conseguiremos un poco de carne de cerdo.”

‘Ah, esta es realmente la maravilla de la experiencia.’

Cale bajó la cabeza después de admirar cómo Eruhaben podía entender lo que estaba tratando de decir.

Rosalyn y Choi Han estaban mirando a Eruhaben. Parecían estar pidiéndole que explicara. El Dragón antiguo asintió con la cabeza y comenzó a hablar.

“Terminemos las cosas.”

“¿Disculpe?”

Eruhaben puso una sonrisa en su hermoso rostro cuando Rosalyn volvió a preguntar confundida.

“Todos tenemos que terminar nuestras tareas ya que la noche está terminando.”

Cale pensaba para sí mismo mientras se inclinaba sobre el hombro de Eruhaben.

‘Ah, la sabiduría de un anciano.’

Eruhaben tenía razón al decir que necesitaban terminar las cosas.

Pat. Pat.

Cale podía sentir que alguien le palmeaba la espalda.

“Descansa un poco. Bastardo desafortunado.”

[¡Él tiene razón! ¡Humano, descansa como dice el Abuelo Goldie!]

‘…No.’

Cale quería sacudir la cabeza.

‘No… dame algo de comida primero. Tengo hambre. Maldic*/ión.’

Cale cerró los ojos. Sintió que debería dormir un poco.

Había personas talentosas y dragones presentes, por lo que deberían poder encargarse del resto. Cale se durmió al instante.

Por eso no logró ver la mirada en los rostros de los guerreros de la Jungla que pensaban tranquilamente en su victoria en lugar de animarlos en voz alta.

Siempre habían vivido vidas difíciles en la naturaleza como guerreros. Todas sus miradas pasaron por el desmayado Cale al menos una vez.

*****

Litana, la Reina de la Jungla.

Rápidamente comenzó a caminar cuando le hizo una pregunta a uno de los Elfos Oscuros.

“¿El joven maestro Cale se ha despertado?”

“¡Si su Majestad!”

Una hora.

Cale supuestamente se había despertado después de solo una hora.

‘… ¿Cuán preocupado debe estar por la situación para despertarse después de una hora cuando instantáneamente perdió el conocimiento de esa manera?’

A Litana le pesaba mucho que el comandante Cale estuviera tan preocupado que ni siquiera podía relajarse adecuadamente.

Rápidamente comenzó a caminar hacia la tienda en la que se encontraban Cale y su grupo. El palacio estaba en un estado caótico en este momento, por lo que habían necesitado instalar rápidamente esta tienda junto al palacio.

‘…¿Nigromante?’

Podía ver una túnica negra agachándose junto al tronco de un árbol negro y poniendo su mano sobre ella.

Se preguntó qué estaría haciendo Mary agazapada allí, pero pasó junto a Mary porque tenía prisa.

“…Mi estomago-”

Litana no prestó atención a lo que Mary estaba murmurando cuando llegó a la tienda.

“¿Hmm?”

La expresión de Litana se volvió extraña cuando se paró frente a la tienda. Oyó un sonido inesperado que venía detrás de ella.

Screech, screech.

Litana se dio la vuelta después de escuchar algo moviéndose sobre ruedas.

“Ah, ¿está aquí, majestad?”

El maestro de la espada Choi Han. Se acercó a ella mientras empujaba un carrito. Había mucha comida en el carrito.

Era similar al olor a comida proveniente del interior de la tienda.

“¿Entramos?”

Choi Han sonrió brillantemente y guio a Litana a la tienda. Litana entró lentamente en la tienda.

“¡Oh, señorita Lina!”

Cale se metió un gran trozo de carne en la boca mientras la saludaba.

“… Joven maestro Cale, ¿estás bien?”

“Sí, estoy perfectamente bien”.

Cale respondió mientras continuaba metiéndose más comida en la boca.

De alguna manera fue capaz de rellenar elegantemente su rostro. Choi Han, el vice capitán Hilsman y el Santo Jack estaban a su lado para cualquier cosa que pudiera necesitar.

[Ho ho ho, parece que necesito darle algo de dinero por la comida.]

Litana volteó la cabeza después de escuchar a alguien reír.

“… Príncipe heredero Alberu.”

Mucho tiempo sin verte.

Alberu miró incrédulo a través del dispositivo de comunicación de video. Miró hacia Litana y continuó hablando.

[Escuché la noticia de tu victoria. Felicidades.]

“Gracias. Todo es gracias a su ayuda.”

[De ningún modo. Las naciones aliadas deberían ayudarse mutuamente. Quiero informar a nuestros otros aliados sobre esta gran noticia, pero no puedo hacerlo.]

“… ¿No les has hecho saber todavía?”

Litana había entregado la noticia inmediatamente a Alberu a través de un Elfo Oscuro.

Él era más o menos la figura central en su alianza, por lo que ella pensó que él también informaría a los otros líderes.

‘¿Pero no ha dejado que los demás lo sepan? ¿Por qué?’

Alberu continuó hablando como si estuviera respondiendo a su pregunta.

[El comandante Cale me lo impidió.]

‘¿El comandante Cale hizo qué? ¿No era él el que se mostró más inflexible acerca de ser victorioso y salvar la Jungla? Entonces, ¿por qué diría que permanezca callado sobre la victoria?’

Las miradas de Litana y Alberu se dirigieron hacia Cale. Se limpió la salsa de la esquina de su boca y los miró a los dos.

“Actualmente estoy inconsciente y al borde de la muerte.”

[¿Qué?]

“¿Disculpe?”

Cale se frotó el estómago todavía hambriento mientras continuaba hablando después de ver la confusión de Alberu y Litana.

“La aeronave explotó, e intenté defenderme de la explosión con mi escudo, pero solo logré defender una parte, destruyendo una parte de la Sección 7 de la Jungla en el proceso.”

Cale pudo ver las comisuras de los labios del príncipe heredero Alberu comenzando a curvarse.

[¿Y usaste en exceso tus poderes antiguos por lo que estas inconsciente y al borde de la muerte? ¿Nadie está seguro de si lograras salir vivo o no?]

“Ese es el caso.”

[¿Toser sangre y temblar como ese video la última vez?]

“Eso suena perfecto.”

[Entonces Cale Henituse no podrá venir al campo de batalla por un tiempo.]

Las comisuras de los labios de Cale también se curvaron lentamente antes de que él tuviera una expresión seria en su rostro.

“Encontramos un espía en la Jungla.”

Puso una expresión de disculpa hacia Litana porque tenía que hablar sobre algo que era doloroso y vergonzoso para la Jungla. Litana asintió con la cabeza y le indicó que continuara.

Cale agregó rápidamente.

“No hay forma de garantizar que no haya espías en el Reino Roan, el Reino Whipper ni en ninguna de las otras naciones aliadas.”

No había pensado en un espía en la Jungla porque acababa de confiar en la información de “The Birth of a Hero”.

Cale ahora sabía que la novela no era la respuesta para todo. Por eso se movía de acuerdo con las experiencias que tuvo como Kim Rok Soo y Cale.
Se estaba moviendo sigilosamente.

Se estaba moviendo para poder aplastar a sus enemigos.

La persona más similar a él aquí entendió de inmediato sus palabras.

[¿Entonces estás diciendo que necesitamos engañar tanto a nuestros aliados como a nuestros enemigos?]

Alberu rápidamente pensó en un rumor que se extendió por todo el Continente Occidental, incluso sin escuchar la respuesta de Cale.

[Cale Henituse se tambalea entre la vida y la muerte. ¿Es eso lo suficientemente bueno?]

Luego agregó.

[¿Pero afirmaré que ese rumor es una mentira y pretenderé estar listo para ir a la guerra contra el Imperio en cualquier momento?]

Si hubo un rumor que dice que Cale está herido pero el príncipe heredero se vuelve loco alegando que no era cierto…

[El Imperio realmente podría ser engañado y pensar que estás herido.]

Cale miró hacia Litana en lugar de responder a Alberu.

“… La Sección 7 fue destruida por la explosión y el fuego y el Comandante Cale recibió heridas graves en el proceso. Esa es la verdad. ¿Eso es lo suficientemente bueno?”

Cale sonrió y asintió con la cabeza.

Litana realmente también era astuta. Ella había determinado rápidamente lo que tenía que hacer.

“No te preocupes por la información que pueda escapar de la Jungla. Pondremos vigilancia en la frontera con el Imperio, el cielo y cualquier otro lugar que pueda necesitarlo.”

[Engañaré a nuestros aliados y al Continente Occidental.]

Alberu agregó antes de hacerle una pregunta a Cale.

[¿Entonces que vas a hacer?]

Cale escuchó la voz del joven Dragón en su mente en ese momento.

[¡Humano! ¡Tenemos una llamada del Imperio!]

Solo había un lugar en el Imperio que lo llamaría.

La capital del imperio. La pequeña mariposa de Cale plantada en la capital.

[¡Es la asesina que esculpió el conejo que se parece al perro guardián del infierno! ¡Es un mensaje!]

La asesina, Freesia. Actualmente era responsable de recopilar información con Ron.

[Dice, ‘joven maestro nim, ¿cuándo vendrás al Imperio?’ También dice: ‘¡Sir Rex y la señorita Hannah te están esperando!’]

Las mariposas que plantó en el Imperio.

Estas mariposas revolotearán sus alas y causarán tifones.

La red de información de Cale estaba fingiendo ser sacerdotes en los barrios pobres con Freesia liderando el grupo.

El Caballero Gato, Sir Rex, y el alquimista alcohólico Rei también estaban allí. También estaba el príncipe heredero del Reino Caro, Valentino.

Y finalmente, estaba Hannah que no sabía que ella era una verdadera Santa Doncella. Estaban ocultos dentro del Príncipe Imperial y el bolsillo de Arm sin su conocimiento.

Solo esperarían que vinieran enemigos del exterior.

Esperarían enemigos del Reino Whipper, el Reino Roan y la Jungla. Solo desconfiarían de que alguien entrara a la capital.

Sin embargo, el enemigo ya estaba dentro de la capital.

La uña afilada que se mezcló sigilosamente con las otras cosas en sus bolsillos los matará a puñaladas.

‘Y yo soy el único que puede mover esa uña.’

Él era el conectado con todos ellos.

Cale miró hacia los gobernantes de la Jungla y el Reino Roan cuando comenzó a hablar.

Su papel.

“Iré a destruir el Campanario de los Alquimistas.”

Litana cerró los ojos como si hubiera estado esperando esta respuesta. Cale continuó hablando.

“Tanto la magia negra como el mana muerto son extremadamente peligrosos en grandes campos de batalla. Por eso creo que será más eficiente moverse con un grupo pequeño y atacar el núcleo del enemigo.”

Litana pensó en la palabra sacrificio que estaba escondida debajo de la palabra, “eficiente”. Estaba diciendo que fingiría estar lastimado pero que en realidad iría al lugar más peligroso.

‘… El príncipe heredero tampoco tiene nada que decir.’

El príncipe heredero Alberu también guardó silencio.

Solo Alberu Crossman tenía el poder de aprobar o negar el plan del comandante Cale Henituse en este momento.

Sin embargo, nadie decía nada.

Litana abrió los ojos y miró a su alrededor. Podía ver la mirada en los ojos de las personas detrás de Cale.

Eran las miradas de las personas que irían al Imperio con Cale. Litana comenzó a hablar.

“…Ca-”

Joven maestro Cale.

Sin embargo, antes de que ella pudiera gritar su nombre…

“¡Cough!”

Cale tosió de repente.

No, parecía estar ahogándose con algo. Luego se levantó de un salto.

“¿Cale-nim?”

[¿Comandante?]

“¿Joven maestro-nim?”

Cale escuchó una voz en su mente mientras los demás llamaban a Cale en estado de shock.

[Parece que ella está tratando de purificarlo ahora.]

Era la glotona.

Lo único que debía purificarse aquí eran los troncos de los árboles negros.

“¡Un momento!”

Cale gritó antes de salir rápidamente de la tienda. Podía ver a alguien corriendo hacia la tienda. Parecía extremadamente sorprendida mientras continuaba corriendo incluso después de pisar su túnica negra varias veces.
Cale ahora estaba cara a cara con la persona que había atropellado.

“…Mary.”

La túnica negra se inclinó 90 grados.

“Lo siento, joven maestro-nim.”

Mary se inclinó y respondió con una voz conmocionada que era diferente a su voz habitual de GPS. La mirada de Cale se dirigió hacia el tronco del árbol detrás de Mary.

Mary no vio esto mientras continuaba sonando con la cabeza gacha.

Ella también se sorprendió por esto. Ella no quería causar una escena mientras Cale estaba herido.

“No lo hice a propósito, solo-”

Mary dudó por un momento antes de decirle a Cale la verdad.

“Me sentí extrañamente hambrienta. Tenía hambre, así que…”

La rápida respuesta de Mary llegó a los oídos de Cale.

“Mary.”

“Sí, joven maestro nim. Estoy tan…”

“Lo hiciste muy bien.”

Mary levantó la cabeza.

Podía ver que Cale le estaba sonriendo.

[¡Humano! ¡Esa sonrisa no te queda muy bien!]

Cale ignoró por completo el comentario del Dragón de seis años y continuó hablando.

“Mary, ¿tenías hambre?”

Miró el tronco del árbol negro.

Había un punto del tamaño de la pequeña palma de Mary que era de un color diferente al negro.

“… Sí sir, de repente me sentí realmente hambrienta.”

La sorprendida Mary casi murmuró la respuesta. La túnica negra se movía hacia arriba y hacia abajo porque estaba muy ansiosa.

Cale señaló a toda la Sección 7 con una expresión de satisfacción en su rostro.

“Puedes comértelo todo.”

Mary podía ver los troncos de los árboles negros, no, el mana muerto, que cubría la Sección 7.

“Es tuyo.”

Ella volvió a mirar a Cale.

“Haz lo que tengas ganas de hacer. Puedes hacer lo que quieras.”

El regalo de Cale fue entregado a Mary.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente