Capítulo 313 – TCF – Noche (3)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

La palma abierta de Cale se apretó en un puño.

 

¡Crackle!

 

Un tronco de árbol negro se hundió más profundamente en el fondo de la aeronave mientras él hacía eso.

 

“¡No, esto no puede estar sucediendo!”

 

Las manos del alquimista a cargo temblaban. Se mordió los labios con tanta fuerza que estaban sangrando.

 

Drip.

 

Sin embargo, no tuvo tiempo de prestarle atención a eso.

 

“¡Líder-nim, se está inclinando!”

 

Screeeech.

 

Se escuchó un chillido escalofriante cuando la aeronave comenzó a inclinarse hacia un lado. El alquimista se agarró a la barandilla para mantener el equilibrio mientras miraba a Cale.

 

Tap. Tap.

 

Cale caminaba lentamente.

 

Los caballeros cargaron hacia él como insectos atraídos hacia la luz, sin embargo, ninguno de ellos pudo alcanzar a Cale.

 

Shhhhhhh-

 

Cale dio un paso en el aire. Los troncos de los árboles negros volaron uno por uno para crear una escalera para él.

 

Cale pisó este camino de madera con forma de tela de araña que él había creado.

 

[Humano, ¿Iras?]

 

Luego comenzó a correr.

 

Swoooosh, el Sonido del Viento creó una ráfaga en la punta de sus pies. Cale siguió rápidamente el viento hacia la aeronave.

 

El alquimista que había estado mirando con los ojos inyectados en sangre inmediatamente comenzó a gritar.

 

“¡Activen el círculo mágico!”

 

Ooooooong

 

El círculo mágico que se había preparado hace un tiempo comenzó a iluminarse. Un aura roja se estaba acumulando en la parte superior del gran círculo mágico.

 

El alquimista luego agitó su mano. El mana oscuro cubrió su cuello y su voz que se amplificó con magia oscura informando a las fuerzas del Imperio.

 

“¡Todos los soldados corten los troncos de los árboles! ¡Apunten a los enemigos! ¡Disparen las flechas!”

 

Él rápidamente dijo un par de cosas más.

 

“¡Entren a las casas y encuentren algo de leña! ¡Quemen todos los árboles!”

 

Los soldados que habían estado mirando fijamente todo, finalmente comenzaron a moverse. Fue porque sentían que realmente podían perder si las cosas continuaban así. Este fue especialmente el caso de los soldados regulares que no sabían mucho sobre las bombas de mana muerto. Lo que vieron fue sorprendente y aterrador.

 

Pero aún tenían que encontrar una manera de sobrevivir. Los soldados sacaron sus armas.

 

“¡Va….Vamos a pelear!”

 

“¡Tenemos que irnos! ¡Tenemos que llegar a la aeronave antes de que lleguen los enemigos!”

 

Los soldados cortaron los troncos y comenzaron a disparar flechas a los guerreros que corrían por el camino de los troncos.

 

El alquimista apagó su magia de amplificación y le dio una orden a su subordinado.

 

“Llama a los caballeros. ¡Haz que todos los magos que no manejan el círculo mágico se preparen para atacar!”

 

‘¿Llamar a los caballeros?’

 

El alquimista le susurró a su subordinado que parecía confundido.

 

“Lanza las bombas de mana muerto restantes y las bombas mágicas debajo de la aeronave. Estoy seguro de que al menos detendrá los troncos de los árboles y evitará que los enemigos se acerquen. Además-”

 

El alquimista tenía una mirada fría en sus ojos.

 

“Despegaremos de inmediato.”

 

La confusión en los ojos del subordinado desapareció. Entendió por qué estaban llamando a los caballeros y dejando atrás a los soldados. Iban a escapar mientras los soldados ataban a los enemigos.

 

El alquimista usó la magia de amplificación una vez más cuando comenzó a gritar de nuevo.

 

“¡Resistid! ¡Retenedlos hasta el último de los últimos momentos!”

 

Los tres magos más hábiles que manejaban el círculo mágico levantaron ambas manos en el aire cuando el alquimista dijo eso.

 

Hubo un poco de retumbar cuando la llama se disparó hacia el cielo.

 

Crackle.

 

Esta llama que parecía una serpiente con la boca abierta retorció su cuerpo mientras continuaba disparándose.

 

Había una presión proveniente de él como si fuera a quemar todo a su paso.

 

El alquimista sintió esa sensación emocionante de la llama cuando volteó la mirada. Podía ver a una mujer sonriendo. El alquimista la señaló y continuó gritando.

 

Esta era la razón por la que les había dicho a los magos que se prepararan para atacar.

 

“¡Lancen el ataque hacia la Comandante Rosalyn!”

 

Esa fue la señal.

 

La serpiente de fuego que se levantó de las manos de tres magos del Imperio se dio la vuelta y comenzó a bajar.

 

Los alquimistas que habían recibido las órdenes comenzaron a lanzar bombas por las ventanas inferiores de la aeronave al mismo tiempo.

 

Lanzaban bombas de mana muerto y bombas mágicas regulares.

 

Se dirigían hacia los troncos de los árboles negros que se agarraban a la aeronave y hacia los enemigos que corrían hacia ellos.

 

“¡Disparen las flechas!”

 

Las flechas de los soldados también se dirigieron hacia los guerreros de la Jungla.

 

Ooooooooong-

 

Los magos del Imperio restante también lanzaron hechizos hacia la Comandante Rosalyn. Los ojos del alquimista a cargo brillaron mientras veía cómo se lanzaban todos estos ataques.

 

“¡Si! ¡Destruiré todo!”

 

Su orden original había sido destruir todo. Debería estar bien siempre y cuando los resultados fueran los planificados, ¿verdad?

 

Los ruidos que había estado esperando finalmente se escucharon.

 

Baaaaang! ¡Bang! ¡Bang!

 

Provenía de debajo de la aeronave. Las bombas estaban detonando.

 

“Estamos libre!”

 

Ooooooooong-

 

La aeronave lentamente comenzó a activarse. Los alquimistas en la cabina se aferraban a las piedras mágicas de más alto grado mientras se preparaban para despegar.

 

‘Bien, solo necesitamos continuar así por un poco más de tiempo.’

 

El alquimista volteó la cabeza e hizo contacto visual con Rosalyn. Él comenzó a reír mientras la veía cubierta por los ataques del Imperio.

 

“¡Kahahaha! ¡Estoy seguro de que no puedes bloquear todos estos ataques incluso si eres una maga de alto grado! ¡Este es el final para ti también!”

 

Él vio como la serpiente de fuego cargaba hacia la señorita Rosalyn hacia el suelo.

 

Eso debería quemar todos los árboles.

 

“¡Kahahahaha!”

 

El alquimista no pudo ocultar su risa.

 

Fue en ese momento.

 

Smirk.

 

La esquina de los labios de Rosalyn comenzó a curvarse.

 

“…¿Por qué sonríes?”

 

El alquimista al instante dejó de reír y comenzó a fruncir el ceño. Los hechizos del Imperio llegaron a Rosalyn en ese momento.

 

Baaaaang! Baaaaang! Baaaaaang!

 

La luz apareció en el cielo nocturno como si se dispararan fuegos artificiales.

El alquimista pudo ver a Rosalyn acurrucada con un escudo a su alrededor una vez que las explosiones terminaron y comenzó a aparecer humo.

 

‘…Yo esperaba eso.’

 

Sí, alguien en el nivel de Rosalyn debería ser capaz de defenderse de los ataques de otros magos.

 

‘¡Pero no debería poder detener a esa serpiente de fuego después de tener que defenderse de todos esos ataques!

 

El alquimista pensaba de esa manera antes de que su rostro se pusiera pálido.

 

“··· ¿Eh?”

 

La serpiente de fuego que se dirigía hacia los troncos de los árboles se detuvo de repente.

 

“¿Que? ¿Por qué no estás atacando?”

 

Escuchó la respuesta de los magos detrás de él.

 

“¡Ugh!”

 

“¡Ugh! Que dem…”

 

¡Jadeo!

 

Bueno, en realidad no fueron respuestas. Eran gritos y gemidos.

 

Los tres magos sobre el círculo mágico estaban gimiendo.

 

Quería girar la cabeza para mirar, pero no pudieron hacerlo.

 

“…Increíble.”

 

Crackle.

 

Él estaba mirando la serpiente en llamas. Eso se detuvo en el aire antes de cambiar de dirección.

 

La boca de la serpiente que había estado apuntando a los troncos de los árboles de abajo se dio la vuelta.

 

Ahora apuntaba hacia la aeronave.

 

El objetivo de su ataque había cambiado.

 

‘¿Existe tal hechizo?’

 

Luego hubo alguien acariciando la cabeza de esa serpiente de fuego.

 

“… ¡¿Qui….quién es esa persona-?”

 

El alquimista pudo ver a un hombre con cabello dorado blanco.

 

Tenía aura dorado blanco alrededor de su cuerpo y brillaba como una estrella. Ese hombre fue el que intentó convertir el ataque del Imperio en el suyo.

 

“Rosalyn, ¿estás bien?”

 

Rosalyn se quitó el escudo, se enderezó de nuevo y asintió con la cabeza.

Luego se movió para pararse detrás de Eruhaben, el hombre con cabello dorado blanco. Su papel de hoy fue el respaldo.

 

No se pudo evitar.

 

Un Dragón, un ser en la cima de la magia, iba a hacerse cargo. Además, era el Dragón más antiguo del continente.

 

Eruhaben chasqueó ligeramente los dedos.

 

Snap.

 

La gran serpiente de fuego desapareció de ese pequeño ruido.

 

Esa serpiente de fuego demoníaca se convirtió en polvo dorado y desapareció.

 

“¿Co….cómo es esto-”

 

El alquimista sintió escalofríos después de ver ese ataque tranquilo. Eso no era magia regular. No pudo evitar estar lleno de miedo.

 

Fue en ese momento.

 

¡Baaaaaaaaaang!

 

Una explosión atravesó la noche.

 

“¡Aaaaaah!”

 

“¡Agárrense!”

 

La aeronave comenzó a temblar violentamente.

 

El alquimista miró hacia su subordinado, quien comenzó a gritar con urgencia.

 

“¡Es inútil!”

 

“¿Qué? ¿Qué es inútil?”

 

El subordinado gritó con desesperación en su rostro.

 

“¡Todos los ataques son inútiles!”

 

Screeeech-

 

El fondo de la aeronave se sacudió una vez más.

 

“¡Los Elfos Oscuros, los Elfos Oscuros están destruyendo todo y subiendo!”

 

El subordinado recitó rápidamente la información que había recibido.

 

Los Elfos Oscuros estaban bloqueando las bombas de mana muerto que los alquimistas estaban arrojando. Simplemente absorbieron el mana muerto mientras corrían salvajes.

 

Tasha que estaba cubierta de líquido negro y mana muerto gritó desde el centro del grupo.

 

“¡Absorban todo! ¡Muéstrenles la fuerza de las personas que usan mana muerto como fuente de fuerza!”

 

Litana y la pantera negra Ten estaban usando el camino que crearon para atacar a la aeronave. Los troncos de los árboles negros tampoco estaban deteniendo sus ataques.

 

El subordinado entregó el dispositivo de comunicación de video donde los otros informaban mientras seguía gritando.

 

“¡La mayoría de los guerreros de la Jungla casi han llegado también!”

 

“¿Y los soldados? ¡¿No deberían haber detenido al menos algunos?!”

 

El subordinado sacudió la cabeza ante la pregunta del alquimista.

 

“¡Aparentemente los árboles los están protegiendo!”

 

“¿Qué?”

 

Los soldados del Imperio estaban disparando flechas o cortando con sus espadas hacia los guerreros que trepaban por los troncos de los árboles para acercarse a la aeronave, pero nada podía alcanzarlos.

 

“Bloquen todo. No dejen que los detengan.”

 

Las órdenes de Cale llegaron a todos los troncos de los árboles en la Sección 7. Los troncos de los árboles y el Escudo Indestructible comenzaron a moverse.

 

El escudo estaba protegiendo a los soldados aliados.

 

“Está bloqueado de nuevo!”

 

“¡Maldición! ¡Esos malditos troncos de árboles!”

 

Las espadas y flechas del Imperio no podían atravesar estos troncos entretejidos en forma de escudo.

 

Por eso los guerreros de la Jungla podían correr sin preocupaciones.

 

Se habían dado cuenta de la existencia de estos escudos que los protegían.

 

Por eso el enemigo tenía miedo. No tenían forma de atravesarlo. Todos sus ataques fueron inútiles.

 

Esta fue la verdadera fuerza de la defensa.

 

Un enemigo que se dio cuenta de esto gritó hacia su líder.

 

“Líder-nim, ¡es difícil despegar porque el fondo de la aeronave está atascado!”

 

‘¡Maldición!

 

La cara del alquimista se puso blanca.

 

Luego vio que el orbe gris que recibió de su subordinado estaba brillando.

 

“…Su Alteza.”

 

El príncipe imperial Adin lo estaba contactando. La orden que había dado antes de contactar al Príncipe Imperial finalmente se había cumplido.

 

Conectó el dispositivo de comunicación de video con manos temblorosas. Esta rata en un frasco necesitaba un lugar para apoyarse.

 

La llamada pronto se conectó.

 

[¿Cómo va? ¿Por qué enviaste una llamada de emergencia?]

 

Podía escuchar la voz del príncipe imperial Adin.

 

“S….SU-”

 

[…Habla. Primero dime qué está pasando.”

 

Adin consoló al alquimista con un tono bastante gentil y lo instó a relajarse y describir la situación.

 

“Su….su alteza-”

 

Sin embargo, el alquimista seguía sin poder hablar.

 

No podía hablar.

 

Las cosas que estaba viendo frente a sus ojos lo hacían incapaz de decir algo.

 

Screech-screech.

 

Ese fue el único ruido que se escuchó en la aeronave silenciosa.

 

El ruido provenía de algo que se elevaba desde el fondo de la aeronave.

 

Estaba tan oscuro como la noche.

 

Era una gran ave hecho de huesos negros.

 

Los ojos negros del ave esquelético negro brillaron mientras miraba a las personas en la parte superior de la cubierta de la aeronave.

 

Había alguien parado en esa ave esquelética negra.

 

La espada de Choi Han brillaba con su aura oscura mientras señalaba hacia los enemigos en la parte superior de la aeronave.

 

Crackle.

 

Crumble.

 

Seres oscuros saltaron a la cubierta cuando la barandilla comenzó a romperse.

 

Los Elfos Oscuros que estaban cubiertos de mana muerto estaban subiendo por el costado de la aeronave con sus elementales para llegar a la cubierta.

La gran pantera negra y Litana, así como la gente de la jungla, pronto treparon también.

 

Los seres oscuros que se habían arrastrado desde el fondo no dijeron nada. Se quedaron apuntando con sus armas a los enemigos.

 

[… ¿Por qué esta tan silencioso?]

 

La voz de Adin proveniente del dispositivo de comunicación de video sonó a través de la cubierta. Todo lo que pudo ver fue la cara del alquimista que hizo la llamada. Esto se debió a que el alquimista tenía el dispositivo de comunicación de video en sus brazos y lo conectó con urgencia sin configurarlo en algún lugar.

 

Adin no podía ver el campo de batalla ni nada alrededor del alquimista.

 

[Gira la pantalla hacia el campo de batalla.]

 

La voz de Adin bajó y él fríamente dio la orden.

 

Sin embargo, las manos del alquimista seguían temblando y no podía moverse.

 

“Su… su alteza-”

 

Todo lo que pudo hacer fue gritar el nombre de Adin.

 

Los ojos del alquimista se volvieron hacia el dispositivo de comunicación de video.

 

Aunque podía escuchar la voz de Adin, lo único que podía ver a través de la pantalla era una pantalla negra.

 

Adin estaba cubriendo el dispositivo de comunicación de video con un paño negro porque no podía mostrar su auto herido o porque no podía mostrar lo que estaba haciendo en este momento.

 

Sin embargo, Adin debería estar mirándolo ahora mismo a través de su pantalla.

 

El alquimista movió lentamente sus pupilas temblorosas al costado del dispositivo de comunicación de video sabiendo que Adin estaba mirando.

 

Todo sucedió en un momento.

 

Un hombre estaba parado a su lado.

 

Era el mago con el cabello dorado blanco.

 

El cuerpo del alquimista se puso rígido cuando el mana dorado blanco del hombre lo rodeó. Solo su rostro era tan libre de moverse.

 

Pudo ver que el mago con cabello dorado blanco estaba sonriendo. El alquimista jadeó. Podía ver que esos ojos eran iguales a los ojos de cualquier humano normal.

 

Sin embargo, esos ojos se convirtieron instantáneamente en los ojos de una criatura diferente.

 

‘¡Él ….él no es humano!

 

Comenzó a sentir miedo.

 

Escuchó la voz de Adin una vez más.

 

[… ¿No escuchaste mi orden?]

 

Adin estaba a punto de terminar la llamada con ira después de solo ver la expresión rígida del alquimista.

 

Fue en ese momento.

 

“Puedo oírte fuerte y claro.”

 

Escuchó una voz familiar.

 

El dispositivo de comunicación de video pronto comenzó a temblar y Adin pudo ver la cara de alguien.

 

[… Cale Henituse.]

 

Fue la última persona en subir a la aeronave.

 

Cale saludó alegremente a Adin que lo llamaba por su nombre.

 

“¿Escuché que perdiste la pierna derecha y que tu pecho fue herido? Me alegra que de alguna manera hayas logrado vivir.”

 

Sin embargo, sus ojos estaban más fríos que nunca.

 

Continuó hablando con el dispositivo de comunicación de video que solo mostraba una pantalla negra.

 

“Adin, déjame mirarte la cara. ¿Estás realmente bien? Me preocupaba que pudieras haber muerto, bastardo.”

 

La voz de Cale sonaba como si estuviera realmente preocupado.

 

Sin embargo, esa brillante sonrisa instantáneamente se torció en la cara de un jackass.

 

‘Definitivamente te mataré yo mismo.’

 

Cale recordó lo que le había dicho a Adin la última vez.

 

No olvidaría todo lo que la Familia Imperial y los magos oscuros intentaron hacer. Cale casi susurró hacia el dispositivo de comunicación de video.

 

“Sería una pena que mueras así, ya que es necesario que mueras por mis manos.”

 

La cara sonriente de Cale parecía una expresión adecuada para una basura.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente