Capítulo 311 – TCF – Noche (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Sin embargo, nadie más se dio cuenta de que el viento era causado por los árboles. El área ya era demasiado caótica para que se notara algo tan trivial.

“¡Esas…. esas personas son!”

“¡Es una situación de emergencia! ¡La Reina de la Jungla ha lanzado un ataque!”

Wiiiiiiiiiiiiiiiing- Wiiiiiiiiiiiiing-

Las voces se dispararon junto con el sonido de la alarma.

Las fuerzas del Imperio cerca de las cuatro puertas eran las más caóticas.

“…Esa .. esa persona es el maestro de la espada del Reino Roan!”

“¡Esa es la nigromante! ¡Ha aparecido la nigromante!”

“¡Elfos Oscuros! ¡Son las fuerzas del Reino Roan que aparecieron durante la batalla en el Reino Caro!”

Los individuos fuertes de la Jungla y el Reino Roan aparecieron repentinamente y comenzaron a atacar despiadadamente a los golems.

“¡¿Qué demonios?!”

El palacio en el centro de la Sección 7 de la Jungla que era similar al corazón de la Jungla.

Un alquimista que había estado sentado en el trono de Litana se dirigió rápidamente hacia una ventana para ver qué estaba sucediendo afuera. Podía ver la oscuridad cortando la Sección 7 que brillaba intensamente bajo las influencias del Imperio.

Ninguno de ellos parecía tener ninguna luz sobre ellos.

“¿Cómo……cómo llegaron aquí……!”

El aura negra atravesó el cielo.

El mana oscuro de la nigromante se precipitó hacia un golem como telarañas.

Los Elfos Oscuros y sus Elementales estaban usando mana oscuro para comerse las luces del Imperio.

“¡Ellos acaban de hacer la declaración hace unos momentos……!”

El Reino Roan acababa de declarar con los otros reinos que resistirían la magia oscura, pero en realidad era solo una forma de declarar la guerra contra el Imperio.

‘¿Pero el Reino Roan y la Jungla ya se han aliado entre sí?’

El alquimista responsable de este ataque de la jungla sintió escalofríos.

‘¿Hasta dónde es el alcance del Reino Roan? ¿Cuánto tiempo llevan aliados para poder responder tan rápido?’

El alquimista recordó la mirada severa pero segura del príncipe heredero Alberu que había visto a través de la pantalla.

No era la mirada de alguien que pensaba que iba a perder.

Beeeeeeep- Beeeeeeep-

El alquimista sacó un orbe del bolsillo de su pecho después de escuchar el sonido de una alarma.

Ese era un orbe gris.

El mana oscuro comenzó a salir de la punta del dedo del alquimista. También era un mago oscuro.

El mana oscuro iluminó el orbe gris y entregó el mensaje.

[Destruye la Jungla. Usa la aeronave para retirarte una vez que hagas eso.]

Era la voz de Adin, el sol del Imperio de la próxima generación. Sonaba débil y cansado, pero también concentrado y frío.

El nerviosismo desapareció de los ojos del alquimista.

‘Esto es realmente mejor.’

Él comenzó a hablar.

“Actualmente podemos ver las fuerzas del Reino Roan.”

[¿El Reino Roan?]

“Si su Alteza. El maestro de la espada y la nigromante…”

[El comandante debería estar allí también.]

El alquimista miró hacia la persona que se mostró en el centro de la Sección 7 después de escuchar el comentario de Adin.

Cale Henituse. Podía ver claramente el pelo rojo de Cale.

“Sí, su majestad, él también está aquí.”

[Ya veo.]

Adin dio severamente la orden.

[Sigue el plan original.]

El alquimista asintió con la cabeza y respondió.

“Si su Alteza. Vamos a proceder según lo planeado.”

Verterían mana muerto en la Sección 7 y lo convertirían en una tierra de muerte. Una variable llamada Cale había aparecido en ese plan.

Por supuesto, los Elfos Oscuros y los nigromantes también habían aparecido, sin embargo, no había suficientes para bloquear instantáneamente las bombas de mana muerto. Sería difícil purificar todo ese mana muerto también.

Les llevaría algo de tiempo.

‘Y sería aún mejor si el Comandante Cale usara ese poder del que escuché.’

Había oído que Cale Henituse uso un rayo de fuego para purificar los golems, la desesperación oscura y el mana muerto. La Sección 7 sería destruida tal como el Imperio quería si usara ese rayo en la Jungla.

Eso sería suficiente

Por eso salió de la sala del trono y dio una orden a sus subordinados.

“¡Prepárense!”

Sus subordinados rápidamente comenzaron a moverse. Luego agregó.

“¡Reúnanse en la aeronave como estaba previsto!”

El alquimista rápidamente comenzó a dirigirse hacia la aeronave ubicada en el centro de la Sección 7 mientras continuaba hablando.

“Detonen las bombas comenzando desde los bordes de la Sección 7!”

Los bordes de la Sección 7.

Esas eran las áreas residenciales para los ciudadanos de la Jungla.

También estaban ubicadas cerca de las cuatro puertas en la Sección 7.

Beeeeep Beeeeeeep-

Los hermosos orbes instalados en la parte superior de las bombas comenzaron a brillar aún más que antes.

El alquimista comenzó a burlarse mientras los miraba. Fue en ese momento.

¡Baaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaang!

Escuchó una explosión que fue mucho más fuerte que antes.

“¡Eso….eso viene del norte!”

El alquimista se volteó hacia el norte después de escuchar la voz de su subordinado.

“Ah.”

Se estaba rompiendo.

El golem que tenía cerca de 20 metros de altura se arrodillaba lentamente en el suelo.

Podía ver una espada que había atravesado el corazón del golem. Choi Han, el maestro de la espada del Reino Roan.

Su espada había atravesado el pecho derecho del golem donde se encontraba el núcleo.

Screeeeeeeech- screeeeeeech-

Se escucharon gritos terribles.

Ese sonido hizo temblar incluso el cuerpo del alquimista por un momento. Aunque también había participado en los experimentos, esa desesperación oscura era realmente sucia y terrible.

Sin embargo, los gritos pronto terminaron.

“… Elfos Oscuros.”

El alquimista, no, el mago oscuro, se mordió los labios.

Dos Elfos Oscuros empujaron a Choi Han a un lado mientras activaban su mana y llamaron a sus Elementales para ayudarlos.

“¡Ugh!”

“¡Ugh!”

Los dos Elfos Oscuros pusieron sus manos dentro del agujero dejado por el ataque de Choi Han. Luego soltaron gemidos y se mordieron los labios.

“¡Ugh!”

Ellos podían escucharlo.

Los terribles chillidos estaban desapareciendo lentamente para los demás, pero los Elfos Oscuros pudieron escuchar un tipo diferente de chillidos en sus mentes.

Fueron los gritos de las personas las que se convirtieron en mana muerto y la desesperación oscura.

Siiiiiiizle-

Ellos sentían como si sus manos estuvieran ardiendo.

Sus manos se veían bien por fuera, sin embargo, sus entrañas se agitaban. Los dos Elfos Oscuros recordaron lo que Tasha les había dicho.

‘Aguanten, aunque sea doloroso. ¡Estoy segura de que han visto a las personas que murieron mientras pasaban por el desierto en la Tierra de la Muerte! Son los gritos de las personas que murieron una muerte aún más dolorosa que las que escapaban para vivir una vida mejor.’

‘Así que aguanten.’

Los Elfos Oscuros se mordieron los labios y continuaron soportando el dolor. No tenían otra opción.

“Huff, huff. Hyff.”

Podían ver a Choi Han apuntando con su espada a las tropas del Imperio a su alrededor mientras su cuerpo temblaba.

Todo el cuerpo de Choi Han estaba temblando.

Se estaba mordiendo los labios con bastante fuerza.

‘¿Planeas participar en esta operación?’

Cale había hecho esta pregunta una vez que Alberu se había ido y solo los dos estaban allí. Choi Han había respondido seriamente la pregunta indiferente de Cale.

‘Sí, Cale-nim, participaré. Soy el mejor en localizar los núcleos de los golems y puedo destruirlos.’

Había agregado después de eso.

‘No volveré a actuar como un idiota para causar problemas a los demás. Por favor, confíe en mí y déjemelo a mí.’

Choi Han se había enfrentado a la conmoción y al miedo la primera vez que luchó contra los golems y la desesperación oscura. Probablemente habría causado problemas a sus aliados y habría hecho algo terrible si Raon y Clopeh no hubieran estado allí.

Por eso también estaba participando esta vez.

Era algo a lo que tendría que enfrentarse eventualmente incluso si huía ahora.

Tenía que terminar enfrentando a los mismos enemigos nuevamente en el Bosque de la Oscuridad, incluso si originalmente se escapó de ellos con miedo. Se había enfrentado al fracaso muchas veces cada vez, sin embargo, los había derrotado a todos al final.

Choi Han apretó la empuñadura de su espada.

Todavía había voces que le hablaban en su mente en este momento.

‘Come eso.’

‘Te volverás más fuerte si comes esa desesperación.’

Choi Han se mordió los labios aún más fuerte.

Drip.

Fue el momento en que la sangre comenzó a fluir de sus labios.

[¡Choi Han! ¿Estás bien? ¡El humano dijo que fuera a comprobar tu condición!]

La voz de Raon se podía escuchar en la mente de Choi Han.

Choi Han también recordó lo último que Cale le había dicho cuando dijo que iba a participar en esta operación.

‘Ya has pagado bastante por tus comidas. Así que cuida tu cuerpo primero. No actúes como un idiota.’

La persona que siempre actuó como un idiota y nunca cuidó su cuerpo le estaba diciendo que no hiciera eso.

‘Oh, una cosa más. La gente no puede ser perfectamente fuerte. Así que solo recuerda una cosa.’

Choi Han dejó de morderse lentamente los labios.

‘Estar vivo es lo mejor. Preferiblemente estar viviendo en paz y felizmente. ¿Entendido?’

Se limpió la sangre de los labios con el dorso de la mano.

El sangrado lo ayudó a recuperar un poco sus sentidos. Choi Han comenzó a sonreír.

Escuchó a sus aliados hablarle en ese momento. Los dos Elfos Oscuros informaron uno tras otro.

“¡El núcleo y la desesperación oscura han sido purificados!”

“¡Solo necesito absorber el mana muerto ahora!”

[¡Choi Han! ¡Pareces estar bien! ¡Sabía que podrías hacerlo! ¡Aun así, ten cuidado! ¡Me dirijo de vuelta al humano!]

La voz feliz de Raon hizo que Choi Han tuviera que contener la risa mientras asentía con la cabeza. Todavía le temblaban las manos y todavía había algo que intentaba seducirlo, pero estaba bien.

Seguía escuchando las voces de sus amigos y los veía moverse cada vez que sentía que su mente bajaba la guardia, y esta noche el aire también lo estaba enfriando.

“… Necesito moverme también.”

Choi Han rápidamente comenzó a moverse de nuevo.

Las restricciones impuestas por el atractivo de la desesperación oscura no parecían tan malas en este momento.

¡Boooooooom!

El primer golem cayó al suelo detrás de Choi Han cuando comenzó a moverse.

Los dos Elfos Oscuros saltaron más allá del golem para seguir detrás de Choi Han, con uno de los Elfos Oscuros teniendo una presencia mucho más fuerte de mana oscuro a su alrededor mientras se movían.

Eso hizo que el alquimista a cargo se mordiera los labios mientras se volteaba hacia su subordinado, quien inmediatamente informó.

“¡Señor, los preparativos están completos!”

Eso hizo que el alquimista se volteara rápidamente para mirar el borde de la Sección 7.

Los soldados que estaban estacionados al borde de la Sección 7 corrían hacia la aeronave.

Lo que el alquimista no sabía era que había alguien más tan consciente de este hecho como él mismo.

Ese era Cale.

Podía ver a los soldados huyendo del borde de la Sección 7 mientras estaba allí mirando a los caballeros y soldados del Imperio que lo miraban, pero no podían atacar.

‘Está comenzando. Las explosiones sucederán pronto.’

La glotona intervino una vez que Cale se dio cuenta de este hecho.

[No puedo purificar la desesperación oscura.]

Podía comer mana muerto, pero no podía purificar la desesperación oscura que lo acompañaba. Cale recordó lo que el rayo de fuego le había dicho la última vez.

Había dicho que los únicos que podían purificar la desesperación oscura eran nigromantes, elfos oscuros y él mismo.

Por supuesto, incluso los sacerdotes podrían cuidar el mana muerto.

Beep- Beeeeeep-

Se escucharon ruidos fuertes provenientes de los orbes ubicados en la parte superior de las bombas. Los ruidos provenientes de estos orbes estaban cambiando, comenzando por las bombas en los bordes de la Sección 7.

Beeeeeeep- Beeeeeeeep-

Los orbes se estaban volviendo más fuertes y brillantes.

Todos estos cambios comenzaron desde los bordes de la Sección 7.

Cale miró hacia las residencias que aún estaban tranquilas. Estaba seguro de que todos ya se habían despertado.

Sabía que la gente de la Jungla estaba actualmente acostada en sus hogares sin siquiera poder encender algunas luces.

Entendió por lo que deben estar pasando ahora.

Cale había hecho lo mismo cuando era Kim Rok Soo, huyendo de los monstruos y arrastrándose entre los escombros de un edificio destruido y permaneciendo lo más silencioso posible.

Ni siquiera había podido dormir ya que tenía miedo de los monstruos fuertes de afuera.

Por eso entendía por lo que debían estar pasando ahora. Cerró los ojos a pesar de que los enemigos estaban frente a él.

[¡Humano, estoy aquí!]

Eso fue porque tenía a Raon.

Cale volvió a escuchar la voz de la glotona.

[Por eso solo podía comérmelo y morir después de ser teñida de negro. Aunque no puedo purificarlo, no podía ver el suelo ponerse negro y no hacer nada al respecto.]

Cale recordó lo que la glotona había dicho la primera vez que la conoció.

‘¡No creo que pueda renunciar a este sabor incluso si engordo! ¡Es tan injusto que tuve que morir mientras comía tierra!’

Originalmente había pensado que ella acababa de morir de hambre. Pero ahora entendía a qué se refería con tener que comer tierra.

¿Por qué podrían haber muerto ella comiendo tierra de rocas que no tenían árboles?

¿Por qué el suelo se había vuelto negro? Cale comenzó a enojarse lentamente.

‘¿Por qué todos vivieron vidas tan tristes?’

La glotona, el tacaño, todos tenían vidas tristes.

Pensó en el único árbol negro en la parte superior de la zona desolada de los barrios pobres. Aunque no había nada allí, ese terreno no había sido una tierra de muerte envenenada por mana muerto.

[Todo lo que pude hacer fue ser un escudo.]

La sacerdotisa glotona tuvo que permanecer en lo bajo dentro de ese árbol negro durante más de 10,000 años.

[No pude hacer nada por mi cuenta.]

La sacerdotisa glotona era diferente al Adoquín Gigante Temible. El Super Rock pudo atacar. Sin embargo, la glotona no tenía forma de atacar. Los únicos poderes que tenía era el poder de defender y proteger.

Esta era la razón por la que siempre necesitaba aliados.

Necesitaba aliados para crecer, al igual que un árbol no podia crecer por sí solo.

Proteger.

El poder de proteger algo.

Este poder solo pudo fortalecerse cuando tenía a alguien a quien proteger.

El Escudo Indestructible.

Finalmente pudo encontrar un nuevo aliado después de más de 10,000 años.

Cale Henituse.

Después de esperar tanto tiempo, finalmente encontró una nueva persona para proteger.

Plop.

Plop. Plop.

Se escucharon ruidos muy silenciosos a través de las explosiones.

“¿Huh?”

Los ciudadanos de la jungla que se escondía y miraban ese estado de cosas afuera se estremecieron y abrieron mucho los ojos.

Las cosas estaban cayendo. Cale oyó la voz de la glotona.

[Los árboles dijeron que ayudarán.]

Las ramas de los árboles pequeños comenzaban a caer de los árboles uno por uno. Y así…

Boom. ¡Boom!

¡Boom!

También comenzaron a caer ramas de grandes árboles.

Todos los árboles a lo largo de la Sección 7 estaban prestando partes de sus cuerpos para ayudar. Eso solo era visible para las personas de la Jungla que se escondían silenciosamente en sus hogares.

Las ramas apuñaladas en el suelo.

Fue en ese momento.

En el centro de la Sección 7.

El alquimista que había abordado la aeronave en algún momento le gritó a uno de sus subordinados que sostenía una esfera roja.

“Detónalos a partir de los bordes ahora!”

“¡Sí señor! ¡Tres!”

Fue cuando el subordinado que sostenía el orbe rojo comenzó a contar.

Fue cuando los pocos soldados restantes por los bordes de la Sección 7 comenzaron a correr.

“¡Dos!”

Beeeeeep- Beeeeeep-

Fue cuando los orbes bellamente brillantes perdieron lentamente sus luces.

Click.

Fue como se oyó un pequeño clic de las bombas instaladas en los grandes tanques cilíndricos.

Cale sintió una sensación extraña en ese momento. Podía sentir todo.
Era como si sus sentidos pudieran alcanzar las cuatro esquinas de la Sección 7. Por eso fue capaz de decir algo que la glotona le dijo que dijera como si fuera algo obvio.

“Crecer.”

El suelo comenzó a temblar.

Algo les sucedió a las ramas que todos los árboles de la Sección 7 dejaron caer para él.

Las ramas que se habían apuñalado en el suelo comenzaron a crecer.

Se volvieron seres vivos a las órdenes de Cale y comenzaron a moverse.

“¡Que….., qué demonios…!”

“Que…? ¿Qué está pasando con los árboles?”

Boobooboooooooooom-

Grandes vides aparecieron entre los soldados del Imperio.

Comenzaron a moverse cada vez más rápido a medida que crecían más y más.

Shhhhhhh-

Las hojas comenzaban a temblar.

Los árboles estaban chillando.

No, los árboles estaban gritando.

Cale podía escucharlos.

‘Protégelos porque te he dado una parte de mi cuerpo.’

Las dos manos de Cale respondieron a los árboles que le pedían que los protegiera.

Miró hacia las grandes vides

“¡Uno!”

Fue el momento en que el alquimista subordinado gritó ese número.

¡Crack!

El orbe rojo en su mano explotó.

La gente podía ver lo que sucedió en ese momento.

Las grandes vides se dividieron y envolvieron las bombas de mana muerto. Era como si fueran escudos.

No.

Era como si fueran prisiones.

Las vides completamente enjauladas en las bombas de mana muerto. Era el momento que se podía ver.

Beeeeeee- bip!

Los orbes perdieron toda la luz y el sonido se detuvo.

Las bombas de mana muertos ubicadas en los bordes de la Sección 7 comenzaron a detonar una por una.

Baaaaaang! Baaaaang! Baaaaaang!

Líquidos negros se dispararon hacia el cielo. Sin embargo, no pudieron alcanzar el cielo.

Shhhhhhhhhhhhhh-

Las vides se estaban volviendo lentamente negras.

Las decenas, no, cientos de vides que fueron destruidas por la explosión pero que volvieron a crecer se dispararon hacia el mana muerto.

Todas las fuerzas del Imperio miraron hacia una sola persona. Las vides crecían alrededor de esa persona.

Cale miró hacia las fuerzas del Imperio y comenzó a hablar mientras se reía.

“Comételos.”

Come y come más y más.

Las vides que se habían vuelto negras estaban devorando las bombas de mana muertas como si se hubieran convertido en serpientes.

Las vides se volvieron tan oscuras como la noche mientras más comían.

Shhhhhhhhhhhhhh-

El mundo se volvió más y más oscuro mientras los árboles seguían chillando. Esto fue solo el comienzo del infierno para las fuerzas del Imperio.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente