Capítulo 218 – TCF – Cambio de 180º (4)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Los Elfos Oscuros casi parecían volar a través del desierto gracias a los Elementales del viento. La Elfo Oscuro al frente se movía  más rápido cuando se acercaban al Castillo Leona.

 

Squish, squish.

 

El líquido negro. Ella estaba atravesando el mana muerto como si no fuera  nada. Nada podría detenerla de caminar hacia adelante.

 

Ella llegó justo debajo de la pared del castillo que estaba llena de escombros de los barcos destruidos. Ella se paró en el suelo negro mientras  informaba.

 

“Comandante-nim, ¡todos han llegado sanos y salvos!”

 

Valentino  subconsciente  tragó saliva.

 

Elfos Oscuros.

 

Eran aún más raros que los Elfos, y el Continente Occidental los había rechazado hasta ahora. En realidad, fue  peor que eso, ya que fueron despreciados.

 

Los Elfos Oscuros eran conocidos por vivir en lugares con cuerpos enterrados [ósea los muertos]. Aunque no habían hecho daño a nadie, el hecho de que vivieran en estos lugares oscuros hizo que la gente desconfiara de ellos.

 

‘… ¿Son parte del Reino  Roan, no, el grupo  del Comandante Cale?’

 

La mirada del príncipe heredero Valentino hacia Cale cambió una vez que también pensó en la nigromante.

 

‘Da miedo.’

 

De repente tuvo miedo del Comandante Cale. No fue porque fuera malvado. De hecho, el comandante  era en realidad una buena persona.

 

Sin embargo, el poder de la bondad sin prejuicios daba miedo al príncipe heredero.

 

Por supuesto, Valentino no tenía  idea de que estos eran los Elfos Oscuros que habían  vivido debajo de la Tierra de la Muerte. Estaba sorprendido por Cale y el alcance del Reino Roan. También se sorprendió de su decisión de sacar existencias que fueron odiadas una  tras otra durante  esta guerra.

 

“Su alteza.”

 

“… Comandante.”

 

Él miró hacia Cale.

 

“¿Podemos comenzar nuestro  ataque?”

 

 

La palabra ‘ataque’ y no ‘defensa’ salió de la boca de Cale. El príncipe heredero Valentino comenzó a sonreír lentamente.

 

“¿Por qué me estás preguntando?  ¿No te lo dije antes?”

 

Valentino recordó lo que le había dicho a Cale antes de la batalla.

 

“Te lo dejo a ti.”

 

“No le defraudaré.”

 

Él era confiable.

 

Al mismo tiempo, Valentino se sintió agradecido con el príncipe heredero del Reino Roan, Alberu. El Reino Roan había  enviado lo mejor que tenían  para ofrecerles para  ayudarlos.

 

Podía escuchar  la orden que Cale dio a los Elfos Oscuros.

 

“No dejen escapar a los enemigos. Asegúrate de atraparlos.”

 

Los Elfos Oscuros no respondieron. Comenzaron a moverse para mostrar su competencia con sus acciones.

 

Los Elfos Oscuros,  que contaban con una  gran Brigada de Caballeros, comenzaron  a moverse.

 

Fuego, agua, tierra y viento. Los elementales de todos los elementos diferentes comenzaron a ayudar a los Elfos  Oscuros.

 

Se dispararon flechas de fuego hacia las costas mientras que las bombas de agua volaron hacia las cabezas de los Osos. El suelo también comenzó a temblar y a agarrarse a los tobillos de los soldados que se dirigían hacia los barcos.

 

Los cerca de 100 Elfos Oscuros comenzaron a correr fuera del Castillo Leona. La que más se destacó fue Tasha,  quien lideraba el grupo.

 

Ella levantó  la voz.

 

“¡No dejen que ni uno  de ellos escape!”

 

El viento que era más fuerte que el de cualquier otro Elfo Oscuro rugía a su lado. Numerosas flechas  de viento que tenían cerca de dos metros de largo se dispararon en el aire y volaron hacia las costas centrales y los barcos.

 

¡Baaaaaang!

 

Una de las cubiertas de la gran nave estaba rota.

 

“¡Aaaaaaah!”

 

“¡Ahhh!”

 

Podían escuchar gritos provenientes de los barcos. Los Osos miraron la cubierta rota y a los Elfos Oscuros sin poder ocultar  su sorpresa.

 

“¿Que…? ¿Elfos Oscuros? ¿Aún  existen en el Continente  Occidental?”

 

“¿Por qué están saliendo repentinamente?”

 

“¿Los humanos  se unieron con los Elfos Oscuros?”

 

Muchos de los Osos y soldados gritaban confundidos. Todos quedaron impactados por la entrada de una  raza inesperada. Una  voz fuerte gritó en ese momento.

 

“¡Todos ustedes, cállense!  Grrrrrr.”

 

El gruñido de un animal siguió el grito. Los soldados de la Alianza Indomable finalmente volvieron a sus sentidos y se voltearon  hacia la voz.

 

La persona Bestia Oso Polar. El Oso Polar que tenía cerca de 3 metros de altura dio un paso adelante y gritó una  vez más.

 

“¡Vamos a proceder según lo planeado! ¡Magos, activen los escudos para defenderse de los ataques de los Elfos Oscuros!  ¡Osos guerreros, adelante!”

 

La voz severa calmó el caos.

 

Podían ver al Oso Polar comenzando  a sonreír.

 

“¡Los mataremos en el momento en que los Elfos Oscuros  salgan de la zona del mana muerto!”

 

El caos podría resolverse con una locura como esta. El oso polar fingió locura mientras seguía gritando.

 

“¡Rómpanlos en pedazos! Esta será la primera vez que mate a un Elfo Oscuro. ¡Suena   divertido! ¡Kahahahahah!”

 

Los otros osos comenzaron a reír  también.

 

Los Elfos Oscuros aunque se sabía que los Elfos Oscuros eran fuertes, los Osos en su estado berserk también eran fuertes. Osos que sumaban casi el doble que los Elfos Oscuros que estaban de pie junto  a los barcos.

 

No tenían  miedo.

 

De hecho, los Elfos Oscuros deberían tenerles miedo.

 

El Oso Polar gritó una  vez más.

 

“¡No se atrevan a dar otro paso si quieren vivir, ustedes, Elfos Oscuros! ¡Nuestras garras les harán pedazos en el momento en que salgan de la zona  del mana muerto!”

 

Los Elfos Oscuros que se estaban saliendo de la zona del mana muerto y se dirigían hacia las costas se estremecieron en ese momento.

 

Las sonrisas de los Osos se hicieron más amplias a medida que los soldados comenzaron a abordar los barcos nuevamente.  Ya  casi habían  terminado y los cientos de barcos estaban listos para partir.

 

Los Elfos Oscuros permanecieron inmóviles mientras lentamente volvían la cabeza hacia el Castillo Leona.

 

Su líder,  Tasha, estaba parada allí.

 

Murmuró para sí misma con una expresión de sorpresa.

 

“… ¿Son idiotas?”

 

‘¿No se suponía  que los Osos fueran astutos? ¿Diría una persona astuta algo así?’

 

“¿Es solo un idiota?”

 

Tasha inclinó la cabeza hacia un lado confundida antes de dar la siguiente orden. El viento revoloteaba a su alrededor y amplificaba su voz para que todos pudieran escuchar  su voz.

 

“¡Empapaos!”

 

Los osos se estremecieron en ese momento.

 

Boom. Boom. ¡Boom!

 

Los Elfos Oscuros que se habían detenido de repente pisotearon el suelo. El viento de Tasha rozó por ellos e hizo  que el mana muerto  se disparara desde el suelo.

 

Los cuerpos de los Elfos Oscuros estaban cubiertos de mana muerto, sin embargo, los ojos de los Elfos Oscuros que eran visibles a través del líquido negro eran más brillantes  que   nunca.

 

Podían sentir el poder fluyendo  a través  de sus cuerpos.

 

Tasha comenzó a  sonreír.

 

Actualmente se encontraban en una tierra cubierta por el precioso y raro mana muerto.

 

“Qué gran campo de batalla.”

 

No había  mejor lugar para que los Elfos Oscuros se volvieran   locos.

 

Miró a los otros Elfos Oscuros que estaban empapados en mana  muerto.

 

Luego comenzó a sonreír  al enemigo que no conocía  el verdadero terror hacia los Elfos  Oscuros.

 

Había una razón por la que fueron rechazados del mundo, pero aún así lograron sobrevivir. Tenían  el poder de sobrevivir en entornos  que ninguna  otra raza podría.

 

Ella comenzó a hablar.

 

“Ataquen.”

 

Los Elfos Oscuros que estaban cubiertos de mana muerto y rodeados de Elementales obedecieron su orden. Comenzaron a correr hacia las costas. El enemigo tendría que correr si no deseaba ser asesinado por los Elementales o ser envenenado  por mana  muerto.

 

“… Mierda”.

 

“¡No podemos atacar si nos atacan cubiertos de mana muerto!” Los osos se estremecieron.

 

“¡Dense prisa, dense prisa y suban!”

 

“¡Dense prisa!”

 

Los caballeros de la Alianza Indomable instaron rápidamente a los soldados a subir a bordo. Los miembros de la tripulación también se subieron rápidamente y se prepararon para escapar.

 

Los Elfos Oscuros que venían hacia ellos cubiertos de mana muerto parecían demonios para los soldados. El miedo llenó los corazones de los soldados que se empujaban entre  sí para intentar  subir a los barcos incluso  un poco más rápido.

 

Podrían sobrevivir si huían.

 

Incluso el príncipe heredero Valentino y el comandante del Reino Caro se dieron cuenta del miedo en los ojos del enemigo. Los dos hicieron contacto visual mientras Valentino gritaba  rápidamente.

 

“¡Todos los magos preparan su magia! ¡Ataquen sus barcos!”

 

No necesitaban magia de vuelo para enviar a los caballeros. Los Elfos Oscuros estaban haciendo mucho más de lo que los caballeros podían  hacer.

 

Atarían a los Osos en la orilla y atacarían los  barcos.

 

Mientras tanto, tenían  que hacer lo que podían hacer con magia para lograr el mismo objetivo.

 

Oooooong, oooooong.

 

El príncipe heredero Valentino sintió un ruido debajo de la pared del castillo y se dirigió hacia Cale. Sabía que era desvergonzado, pero quería pedirle a Cale que levantara su escudo en caso de que el enemigo atacara de alguna manera mientras los magos también se enfocaban en  atacar.

 

Se acercó a Cale, que estaba de pie en una plataforma en lo alto de la torre central, y susurró en voz baja.

 

“Comandante Cale, ¿puedo pedirle que active su escudo? De esa forma los magos pueden concentrarse  en sus ataques.”

 

El príncipe heredero Valentino sabía que Cale había tosido sangre y sufría cada vez que usaba su poder antiguo. Aparte de la información sobre el escudo, fue lo primero que surgió cuando investigó a Cale.

 

Valentino finalmente  se dio cuenta  de que  Cale se veía  extremadamente pálido.

 

Sin embargo, Cale estaba realmente bien. Su piel resultó ser muy blanca, por lo que no estaba realmente  pálido. Estaba un poco hambriento.

 

[Humano,  ¿tienes hambre? ¿Debería darte en secreto un pai de manzana?]

 

Cale aplazó la pregunta de Raon por un momento y miró hacia Valentino.  Su mirada tranquila  hizo que Valentino se sintiera arrepentido y agradecido al mismo tiempo. Estaba agradecido con la gente del Reino Roan que estaba dispuesto a sacrificarse incluso cuando los sacerdotes de su propio reino no estaban dispuestos a hacerlo.

 

Fue en ese momento.

 

“No creo que pueda crear un escudo.”

 

“… ¿Qué?”

 

“Puede ser demasiado exigente”.

 

“Ah”.

 

Valentino dejó escapar un suspiro.

 

‘Supongo que ya  se ha sobrecargado de trabajo.’

 

“Sí, el comandante  no puede desmayarse mientras usa el poder antiguo.”

 

El Comandante Cale necesitaba persistir. Los soldados aún no se habían  olvidado del escudo de plata, y gracias a eso, pudieron superar su miedo al mana muerto.

 

Valentino se disculpó con Cale.

 

“Lo siento. Le pedí demasiado.”

 

“Porque necesito destruir cosas.”

 

“… ¿Qué dijo?”

 

Valentino pudo ver la sonrisa en el rostro de Cale. Esa sonrisa hizo que su corazón comenzara a latir más rápido de nuevo.

 

‘¿Los elfos oscuros no eran el final? ¿Hay más?’

 

“… Comandante Cale, ¿qué planeas hacer?” Cale respondió con voz confiada.

 

“Atraparlos como le prometí.”

 

Iba  a capturar los barcos.

 

¿Pero cómo?

 

Fue en ese momento en que Valentino estaba a punto de hacer esa pregunta.

 

Crack, Crack.

 

El ruido provenía del otro dispositivo de comunicación de video que aún no estaba conectado. La llamada a la torre sur finalmente  se había  conectado.

 

Podía ver la cara de una  persona a través de la  pantalla.

 

No, lo que pudo ver fue la túnica negra que cubría la cara de la persona. Cale abrió la boca para hablar.

 

“Mary.”

 

[Yes sir.]

 

“Adelante y comienza. “

 

[Entiendo.]

 

Valentino miró hacia Cale. Cale le sonrió a Valentino y comenzó a  explicar.

 

“La existencia más fuerte, cuando está rodeado de mana muerto, es un nigromante.”

 

De repente, Valentino sintió escalofríos  en la espalda.

 

El enemigo había  usado mana muerto  para destruir la defensa del Reino Caro. Sin embargo, la situación se había revertido.

 

Oooooooong- ooooooong-

 

Valentino se miró los pies.

 

El retumbar había  estado sucediendo por un tiempo ahora.

 

Había pensado que era la réplica de las bombas  mágicas.

 

¿Pero era realmente ese el caso?

 

‘¿Quizás?’

 

Rápidamente se volteó hacia Cale. Fue en ese momento.

 

“¡Jadear!”

 

Los soldados y caballeros del Reino Caro que miraban hacia el fondo de la torre sur comenzaron a jadear.

 

Crackle, Crackle.

 

El suelo que  estaba cubierto de líquido  negro comenzó  a moverse.

 

El joven soldado que estaba en la torre sur pudo ver a la nigromante que estaba cubierta por la túnica negra.

 

Una  luz  negra salía  de sus mangas. El suelo rugía  mientras seguía  esa luz.

 

‘¡Lo cosa que la gente del Reino Roan había  plantado!’

 

¿Había  sido por la nigromante?

 

El soldado jadeó antes de mirar el pantano  negro debajo de la pared del castillo.

 

Finalmente, algo blanco comenzó a salir del pantano. Sí. “Arrastrándose”, fue la frase correcta.

 

El suelo se abrió. Bueno, el suelo y las bolsas que cubrían estas cosas blancas se abrieron cuando llegaron a la cima del mana muerto.

 

Eran huesos.

 

Puros huesos blancos.

 

Cientos, no, miles de huesos comenzaron  a arrastrarse desde el suelo.

 

Incluso los huesos que estaban debajo de los escombros atravesaron el estanque para salir a la superficie.

 

“… co.. cómo.”

 

Valentino se agarró de la plataforma y miró hacia el fondo de la torre sur.

 

Creak, creak.

 

Los miles de huesos que se habían arrastrado estaban empezando a juntarse como si estuvieran siendo controlados por una  telaraña negra.

 

Mary había trabajado en estos huesos mientras vigilaba a Clopeh en la prisión subterránea. Los huesos comenzaban a volverse  completos nuevamente.

 

Los huesos blancos siguieron los hilos negros para reunirse en diferentes formas. El primero en ser creado fue un gran pie y garra.

 

Luego estaba el cuerpo y la cabeza.

 

Lo último fueron las alas.

 

Si alas.

 

Grandes alas.

 

Dos monstruos no muertos con grandes alas se crearon una vez que los huesos terminaron de reunirse.

 

Valentino volvió  la cabeza hacia Cale.

 

Estos monstruos  fueron los que atacaron el territorio Henituse.

 

“… Wyverns!”

 

Podía ver a Cale respondiendo a su respuesta con una  sonrisa.

 

Swoooooooosh-

 

Luego escuchó el sonido de algo cortando el viento. Valentino levantó  la cabeza.

 

Los dos grandes wyverns estaban disparándose hacia el cielo. Estos wyverns  habían  explotado debido al Dragon Slayer.

 

Sin embargo, no todos se habían convertido  en polvo. Sus robustos huesos habían   quedado.

 

Cale había  reunido todos esos huesos de wyvern.

 

¿Por qué los desperdiciaría? Luego se los entregó a Mary.

 

El resultado de eso era visible actualmente  frente a sus  ojos.

 

“… Comandante Cale”.

 

Vio que Valentino no tenía palabras y abrió la boca para hablar. Sin embargo, Mary habló a través del dispositivo de comunicación de video antes de que él pudiera hacerlo.

 

Los estoy fortaleciendo ahora.

 

‘¿Fortalecimiento?’

 

La expresión de Cale cambió.

 

Tampoco había oído hablar de esto antes.

 

‘¿Qué quiere decir con fortaleciendo?’

 

Sin embargo, Cale no pudo evitar reír después de ver lo que estaba pasando.

 

“Jajaja-”

 

¡Boom, boom!

 

Los dos wyverns  pisotearon el pantano negro.

 

Los huesos blancos contrastaban muy bien con el pantano negro. Sin embargo, ese contraste desapareció rápidamente.

 

[Nuestra Mary es realmente asombrosa.]

 

‘¿Verdad? Absolutamente increíble.’

 

El líquido negro comenzaba a desaparecer del  suelo.

 

Los dos wyverns estaban absorbiendo el mana muerto. Esto llevó a que su color comenzara a cambiar.

 

Ahora se parecían al Dragón de Hueso Negro que había protegido el territorio Henituse. Ahora parecían dos versiones más pequeñas de ese Dragon de Hueso Negro.

 

Valentino, que estaba viendo esto con una expresión en blanco, podía escuchar la voz de Cale.

 

“Creo que no necesitamos purificación.”

 

La nigromante lo estaba absorbiendo todo.

 

Mary había  encontrado una  oportunidad para fortalecerse aún  más.

 

Cale habló con Mary a través del dispositivo de comunicación de video. Sabía que ella sabría a qué se refería.

 

“Ven.”

 

‘¿Ven?’

 

Cale continuó hablando antes de que el príncipe heredero tuviera la oportunidad de expresar su confusión.

 

“Choi Han, vamos.”

 

“Sí, Cale-nim.”

 

Valentino pudo ver al maestro de la espada saltar a la pared del castillo desde detrás de la nigromante vestida de negro.

 

‘¿Quizás?’

 

Se volteó hacia Cale después de pensar en algo. Cale ya estaba parado en la plataforma.

 

“Comandante Cale, ¿usted-”

 

No pudo terminar su oración.

 

Uno  de los Wyverns  de Hueso Negro se acercó a la plataforma e inclinó la  cabeza.

 

El comandante Cale pisó la cabeza del wyvern para caminar y pararse en la espalda. Las alas del wyvern  comenzaron  a moverse.

 

“Volveré, su alteza.”

 

Cale luego  se fue volando.

 

El wyvern de Choi Han pronto se le acercó.

 

“Cale-nim.”

 

Choi Han tenía una expresión extraña en su rostro. Cale entendió la razón detrás de esto.

 

“Las cosas cambiaron de nuestro plan original.”

 

El plan original era que el Vice Capitán Hilsman estuviera en este segundo wyvern. Choi Han y Hilsman atacarían a los enemigos desde el  aire.

 

Sin embargo, Cale tuvo  que venir personalmente  ya  que la situación había cambiado.

 

“Choi Han, debes protegerme de aquí en adelante. Bloquea toda la magia y cualquier ataque dirigido  a mí.”

 

Choi Han miró la mano de Cale en lugar de responder. El viento giraba sobre la palma de Cale.

 

Un poder vicioso con el que las flechas de viento de Tasha ni siquiera podían compararse parecía estar listo para explotar  en cualquier momento.

 

El Sonido del Viento.

 

Ese poder antiguo comenzó  a vagar por Cale.

 

Choi Han volvió a mirar a los ojos de Cale. Cale comenzó  a hablar.

 

“Crearé remolinos en el océano. El enemigo no podrá escapar. ¿entiendes?”

 

El camino hacia el océano.

 

Cale estaba planeando destruir ese camino.

 

“Sí, Cale-nim, lo  entiendo.”

 

El comportamiento de Choi Han había  cambiado.

 

Los dos wyverns comenzaron a dirigirse hacia el océano. Uno de los wyverns  estaba enfrente,  como si estuviera vigilando al otro wyvern.  Choi Han estaba encima de ese  wyvern.

 

Cale miró hacia el suelo y el agua mientras volaba detrás de  él.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente