Capítulo 210 – TCF – ¿Ahora lo entienden? (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cale reunió gente a la oficina del Comandante el día después de su conversación con el príncipe heredero. Abrió la puerta cerrada de la oficina.

 

Click.

 

La puerta se abrió con un ruido silencioso y Cale pudo ver el interior de la oficina.

 

“Comandante-nim,  está aquí.”

 

Podía ver la larga mesa ovalada en la oficina. Todas las personas sentadas en la mesa se levantaron para saludar a Cale.

 

La liege Ubarr, el Capitán de los Caballeros de la Primera Brigada de Caballeros, la Capitana de los Magos Tasha, la joven lady responsable de los dispositivos de comunicación de video y el personal de mantenimiento de registros, así como muchos otros que eran el núcleo de la base naval de la región noreste estaban en la oficina .

 

Sus expresiones no se veían bien. Bajaron ligeramente la cabeza cuando Cale les hizo señas con los ojos mientras se dirigía hacia la cabeza de la  mesa.

 

“Comandante-nim, ¿comió?”

 

“¿Pudo comer, comandante-nim?”

 

‘…Que demonios?’

 

Cale se sintió extraño después de escuchar a personas que lo saludaban así con expresiones serias.

 

‘¿Por qué se preocupan tanto  por mi comida? ¿Es esta la nueva tendencia en estos días?’

 

Cale asintió casualmente con la cabeza y se sentó a la cabeza de la mesa. La liege Ubarr comenzó  a hablar tan pronto como se sentó.

 

“Comandante-nim,  ¿irá a la capital?”

 

La pregunta  hizo que la atmósfera en la habitación se volviera  hosca.

 

Habían recibido el mensaje en la base naval esta mañana. Esto indicando que ellos estaban solicitando la presencia del Comandante Cale Henituse  en la Gran Reunión de Nobles.

 

Por eso la base naval era caótica desde la mañana.

 

“Si, iré.”

 

La confianza  de Cale hizo  que no hicieran ninguna pregunta.

 

El Comandante Cale Henituse. Era una persona extremadamente inteligente. No sabían cómo refutar una  decisión tomada por esa persona.

 

La Capitana de los Magos, la Elfo Oscuro Tasha, escondió la cabeza dentro de su túnica para ocultar su expresión molesta.

 

‘Esos nobles-’

 

Sin embargo, antes de que pudiera terminar su pensamiento, alguien comenzó a hablar.

 

“Todos esos nobles bastardos siempre hacen lo mismo.”

 

‘Jadear.’

 

Tasha jadeó internamente.  Luego giró la cabeza hacia un  lado.

 

El Capitán de la Primera Brigada de Caballeros.

 

Ese humano estoico estaba sentado allí con una expresión estoica como si no hubiera dicho nada. Él respondió rígidamente  después de ver los ojos caer sobre él.

 

“Ah, por supuesto, los nobles apropiados son excepciones. Estoy hablando de los nobles bastardos que se preocupan más por sus facciones.”

 

‘Wow.’

 

Tasha se sorprendió al escuchar estas palabras que también había querido decir. El hecho de que el Capitán de los Caballeros no tuviera problemas para decir estas cosas significaba que consideraba a todos los presentes, especialmente a Cale, como de su lado.

 

El Capitán de los Caballeros cerró la boca como si no hubiera dicho nada en absoluto. Otras personas comenzaron  a hablar después de que él había  abierto las compuertas.

 

“La guerra aún no ha terminado, y la base naval de la región noreste todavía está ocupada con la limpieza. ¿Cómo pueden ordenarle a nuestro  comandante-nim  que vaya  y venga como quieran?”

 

“¡Esos tontos que no saben cuán cruel y aterradora es la guerra solo se sientan allí e intentan dominar!”

 

“¡Probablemente están tratando de reprimirlo a usted, comandante-nim!”

 

Uno  de ellos gritó con ira.

 

“¡Y no solo le están llamando a usted, comandante-nim! ¡Están llamando a Choi Han-nim y a la nigromante-nim también! ¡Que ba…”

 

Tap.

 

La palma de Cale golpeó ligeramente la mesa. La persona que estaba hablando miró hacia Cale antes de cerrar la boca.

 

Una voz tranquila comenzó a hablar.

 

“Por eso es porque voy.”

 

La gente alrededor de la mesa permaneció callada. Cale no estaba mostrando enojo, molestia o ninguna emoción ante eso. Sin embargo, el hecho de que no mostrara ninguna emoción hizo que la gente de la base naval  supiera lo que estaba pensando.

 

Cale continuó hablando con aquellos que lo estaban mirando.

 

“No volverán a llamar a personas de nuestra  base naval  en el futuro.”

 

Amiru, que estaba a cargo de los registros, dudó por un momento antes de que su mano rápidamente volviera  a tomar notas.

 

Las personas de nuestra base naval.

 

Ella sabía la razón por la que Cale iba silenciosamente a la capital esta vez. No fue porque estaba enojado con los nobles o porque tenía  miedo de su represión.

 

Amiru y los demás pensaban que los nobles también podrían llamar a personas de la base naval en el futuro.  De hecho, este podría ser el comienzo de que exijan que más se presenten en el futuro.

 

No sería tan malo para los nobles de la región noreste, pero los que tenían títulos más bajos estaban obligados a arrastrarse de izquierda a derecha. Era muy  probable que fueran cebo en la lucha caótica por el poder.

 

Por eso estaban preocupados.

 

Sin embargo, su comandante habló con voz confiada para librarlos instantáneamente de esta preocupación.

 

“Por supuesto, me aseguraré de obtener información y nuestra recompensa.”

 

Amiru apretó la pluma de su mano.

 

Esta persona realmente siempre estuvo un  paso por delante de los demás y sorprendió a la  gente.

 

Ella dejó escapar un  profundo suspiro antes de mover su pluma de  nuevo.

 

Escuchó la voz de Cale nuevamente  en ese momento, haciéndola levantar  la cabeza para mirarlo.

 

“La razón por la que los reuní a todos aquí fue para informarles sobre el hecho de que voy a la capital, sin embargo, también hay otra razón.”

 

Cale no los habría reunido aquí sin ninguna razón. Era fácil moverse porque podía teletransportarse, sin embargo, era difícil para él estar siempre en la base naval en el futuro.

 

“Mientras yo este fuera.”

 

Hizo contacto visual con cada uno de ellos antes de continuar hablando.

 

“Confío en que las costas del Reino Roan estarán a  salvo.”

 

La sala estaba en silencio. La única persona que había estado hablando preguntó a los demás.

 

“¿Verdad?”

 

Amiru comenzó a hablar para responder a su pregunta. Sin embargo, había alguien que fue un paso por delante de ella.

 

El Capitán de los Caballeros comenzó  a hablar.

 

“Puedes confiar en nosotros.”

 

“Bien”.

 

Cale le devolvió la sonrisa suavemente.

 

‘Tienen suficiente  fuerza  aquí para ocuparse de las cosas. Puedo hacer un viaje  relajante.’

 

Cale comenzó a sonreír pensando que tenía un equipaje menos para llevar con él. Sin embargo, los demás no pudieron devolverle la sonrisa, cada uno de ellos haciendo sus propias decisiones.

 

‘Protejamos este lugar hasta que nuestro comandante-nim regrese.’

 

Ese pensamiento estaba en todas sus mentes.

 

Por supuesto,  Cale no sabía que  sería eso.

 

“Entonces terminemos esta reunión aquí. Siento haberlos llamado a todos aquí sin razón, ya que no había  mucho que discutir.”

 

Cale terminó la reunión ya que no había nada que discutir. Sin embargo, esta reunión era una que las personas de la oficina con él no olvidarían.

 

Cale vio a todos inclinarse y marcharse antes de sentarse en el sofá de la oficina. Luego esperó a que llegaran nuevas  personas.

 

Screeeech.

 

La puerta se abrió lentamente un poco más tarde y entraron dos personas. Eran Choi Han y Mary.

 

“Siéntense.”

 

Cale señaló el sofá frente a él.

 

Como iban a ir con él esta vez, era importante mantenerlos informados.

 

“Cale-nim, ¿comiste?”

 

‘Creo que realmente es una nueva tendencia en estos días.’

 

Cale respondió casualmente  al saludo de Choi Han.

 

“No, aún no.”

 

La voz mecánica sonó en ese momento.

 

“Joven maestro nim, debes comer para estar saludable. La única vez donde ya no tiene que comer es cuando esté muerto.”

 

“¿Por qué está diciendo cosas tan viciosas?”

 

Cale asintió hacia la black robe con una  expresión en blanco. Solo entonces  Mary se calmó.

 

Había una  historia desenfrenada  en toda la base naval en este momento.

 

La historia era, naturalmente, una que un mago de comunicación en voz alta que estaba lleno de admiración había compartido con los demás sobre el comentario de Cale sobre las comidas de los soldados.

 

Pero no había forma de que Cale supiera sobre esto. Por eso Cale hizo a un lado esta nueva y moderna forma de saludar de la gente antes de tratar de ponerse manos a la    obra.

 

Sin embargo, Choi Han fue un poco más rápido.

 

“Escuché que va a la capital, Cale-nim. Nosotros también.”

 

Choi Han tragó saliva después de ver a Cale asintiendo con la cabeza. Amiru y el Capitán de los Caballeros habían explicado el propósito de ir a la capital.

 

El Capitán de los Caballeros que se había acercado un poco más a Choi Han debido a su elección compartida de arma le había dicho con una  expresión seria en su rostro.

 

‘Los nobles bastardos probablemente se están reuniendo en la sala de reuniones y planean hacer que el Comandante-nim  se pare en el centro mientras intentan arrastrarlo  al  suelo.’

 

‘Esos bastardos no tienen nada más que sus títulos y disfrutan haciendo tales cosas a la gente. Intentaron  hacerme lo mismo cuando fui a informar  sobre la Brigada de Caballeros al final del año.’

 

Choi Han y Mary, que habían escuchado esto, imaginaron a Cale rodeado de personas y siendo interrogado. El Capitán de los Caballeros había  dicho algo más.

 

‘Escuché que Choi Han-nim y Mary-nim también irán. Lo enfrentarán juntos. Será difícil, pero solo déjalo entrar por un oído y salir por el otro.’

 

Choi Han pensó en la sugerencia del Capitán de los Caballeros y comenzó a  hablar.

 

“¿También nos pararemos frente a los nobles? ¿Cómo debo actuar en tal  situación?”

 

Mary apretó los puños debajo de la túnica y miró hacia Cale. Los dos esperaban que Cale hablara.

 

“¿Qué?”

 

“··· Disculpe?”

 

Cale estaba mirando a Choi Han de una manera que parecía estar preguntando de qué estaba hablando y Choi Han respondió inexpresivamente.

 

Cale comenzó a fruncir el ceño después de ver esa expresión en blanco.

 

‘Es más incómodo si los tengo a los dos conmigo.’

 

Estaba tramando algo con el príncipe  heredero.

 

¿Qué bien haría el terrible actor Choi Han y la inocente Mary por eso?

 

Tal vez Beacrox o Ron podrían ser útiles, pero estos dos eran más propensos a ser obstáculos.

 

“Ustedes dos no necesitan ir a tal lugar.  Solo yo soy suficiente.”

 

‘Sí, sí, es un hecho.’

 

Definitivamente era suficiente ya que el príncipe heredero también estaría allí. También habría muchas personas para usar en esa reunión  también.

 

Cale continuó  hablando  con las dos personas que permanecieron calladas.

 

“Ah, por supuesto, puede haber momentos en el futuro en los que necesitarás estar frente a los ciudadanos para desfiles o no. Esos son los lugares en los que necesitas estar.”

 

‘Ya que van a ser héroes.’

 

Planeaba dejar que los ciudadanos los vieran para que pudieran reemplazarlo y convertirse en verdaderos héroes. Cale comenzó a sonreír  pensando en cómo la gente se olvidaría  de  él.

 

Escuchó la voz de Choi Han en ese momento.

 

“¿…Estás diciendo que deberíamos estar presentes para cosas que estarán llenas de aclamaciones?”

 

“Bueno, algo así. Solo ten en cuenta  que las aclamaciones  pueden ser bastante fuertes.”

 

Choi Han comenzó a fruncir el ceño. Mary apretó la manga de su túnica. Choi Han dudó un par de veces antes de finalmente  comenzar  a hablar.

 

“… Queremos seguirle a la reunión de los Grandes Nobles.”

 

“Queremos ir.”

 

Mary agregó. Sin embargo, los dos no esperaban mucho, incluso cuando lo pidieron. El Cale Henituse que ellos conocían sabían que era una persona terca.

 

“No.”

 

Era alguien que mantuvo su palabra y alguien que no cambió de opinión una vez que decidió sacrificarse por los demás.

 

Choi Han comenzó  a hablar.

 

“Entonces estaré esperando afuera de la puerta de la sala de reuniones.”

 

“Quiero hacer eso también.”

 

Cale asintió casualmente  con la cabeza.

 

Debería estar bien en la entrada ya que no influirán en lo que suceda adentro.

 

[Débil humano,  te seguiré a dentro.]

 

Un Dragón invisible debería estar bien, pensó.

 

Cale abrió la boca para responderlas a todos a la vez.

 

“Lo que quieran.”

 

Los ojos de los tres individuos brillaron.

 

Sin embargo, a Cale no le importó cuando terminó sus preparativos y se fue a la capital con Choi Han, Mary y Raon.

 

******

 

El único edificio de madera en el Reino Roan.

 

Este era el salón para la Gran Reunión de Nobles.

 

El salón estaba configurado con asientos en círculo, y habían pasado muchos años desde que este gran número  de nobles estuvieran presentes.

 

Los asientos circulares se dividieron en cinco secciones.

 

Cuatro de ellos estaban centrados alrededor de la cabeza de cada  facción.

 

El Duque Orsena de la región central.

 

El Marqués Stan de la región noroeste.

 

El Marqués Ailan de la región sureste.

 

La Duquesa Gyerre  de la región suroeste.

 

Uno de esos individuos, el Marqués Ailan, que era la cabeza de la familia conocida por ser la mejor familia de artes marciales en el Reino Roan, ya estaba presente. Miró en silencio el salón circular.

 

“Marqués-nim”.

 

Un noble se le acercó y comenzó a hablar. Su voz estaba llena de desprecio.

 

“Parece que la Familia Gyerre también se movió.”

 

El noble miró hacia la Duquesa Sonata, que estaba en el centro de los miembros de la facción de la región suroeste. La anciana Duquesa estaba sentada allí con la boca cerrada. Aunque ella había dicho que le estaba entregando el puesto a su nieto, no parecía haber sucedido   todavía.

 

“Ella afirmó que cerró las puertas después de que se descubrió el comercio de esclavos, pero aún apareció aquí ante los beneficios.”

 

Esta fue  la razón del desprecio en los ojos del noble.

 

Aunque era silencio, muchos de los nobles sabían sobre la participación del vasallo de la Familia Gyerre en el comercio de esclavos. Por eso todos se habían burlado de la Duquesa cuando dijo que iba a cerrar las puertas con la cola metida entre las piernas.

 

Sin embargo, la Duquesa Gyerre  había  aparecido nuevamente  involucrada  en la política central.

 

Otro noble intervino  en la conversación que este noble estaba teniendo con el Marqués Ailan.

 

“¿Querría renunciar a esta oportunidad de ganar otra fuente de fortaleza? Probablemente no podrían quedarse quietos sabiendo que esta guerra será la puerta al surgimiento de un nuevo poder.”

 

El noble continuó  hablando.

 

“Mira, incluso el nuevo líder de la Familia Stan quien había estado callado está aquí en esta Gran Reunión de Nobles.”

 

El hombre al que señalaba parecía gentil y  débil.

 

Aunque una vez había perdido el puesto, Taylor Stan había regresado para tomar el control de la casa. Estaba sentado al lado de los nobles de la región noroeste.

 

“Todos los nobles de la facción central también están aquí. Ha pasado un tiempo desde que todos nos hemos reunido así.”

 

El noble cuyo  rostro estaba lleno  de codicia casi le susurró al Marqués Ailan.

 

“Debemos tomar el control de la región noreste a toda costa esta vez. Debemos suprimir absolutamente  a ese comandante.  Tenemos que hacerlo ahora antes de que gane más fuerza.”

 

El noble dijo eso mientras observaba la expresión del Marqués Ailan. Era estoico como siempre. Eso hizo que el noble se sintiera aliviado.

 

El Marqués comenzó  a hablar  en ese momento.

 

“No parece que alguien venga de la región noreste.”

 

Todas las facciones se habían reunido.

 

Había una  región visiblemente vacía en este salón circular.

 

Esos eran los asientos de los nobles de la región noreste que no  estaban aquí.

 

Ninguno de los nobles de la región noreste se había presentado en la Gran Reunión de Nobles. Sin embargo, el noble no se sorprendió por esto.

 

“No se preocupe por eso, Marqués Ailan. Pude hablar con los nobles de la región noreste asociados con nuestra  facción hoy antes. Dijeron que todavía  desean ser parte de nuestra  facción.”

 

Las comisuras de la boca del noble se torcieron.

 

“Todos deberían aparecer pronto. Y se pondrán de nuestro lado. Estoy seguro de que también quieren tomar el control.”

 

Los nobles vivieron por el poder al final.

 

“Elegirán nuestro lado si quieren vivir una vida larga y pacífica incluso después de la guerra. Estoy seguro de eso.”

 

“Por supuesto. Incluso si la Familia Henituse se ve fuerte en este momento, son como un castillo en la cima de la arena. Como son una potencia en ascenso reciente, no tienen una base estable. ¿Por qué alguien elegiría quedarse con ese lado?”

 

Los nobles discutieron todo tipo de cosas.

 

En ese momento, la mirada del Marqués Ailan se dirigió hacia los nobles de su facción por primera vez.  Preguntó con una  expresión estoica.

 

“¿Estás seguro?”

 

“··· Disculpe?”

 

Fue en ese momento.

 

Screeeech!

 

Las puertas del Salón se abrieron.

 

“¿Huh?”

 

El noble que miraba al Marqués se volteó hacia la puerta antes de que sus ojos se abrieran de par en par.

 

Tap, tap, tap.

 

Se escucharon los sonidos de muchas  personas caminando.

 

Estas personas entraron con expresiones serias en sus rostros. Todos estaban caminando mientras seguían a una  sola persona.

 

Esa persona era Deruth Henituse.

 

Estaban siguiendo al actual líder de la Familia Henituse.

 

Detrás de él estaban todos los nobles de la región noreste que estaban calificados para asistir.

 

“¡Oye, esa persona!”

 

“¡Qué demonios!”

 

Algunos de los nobles de la región sureste y de la facción central los miraron con expresiones de asombro. ¿Esta gente  no se inclinó ante ellos esta mañana?

 

¿Por qué esas personas no los mirarían a ellos ni a ninguna otra facción? Simplemente caminaban con la mirada hacia adelante.

 

¿Y a dónde se dirigían?

 

Se dirigían naturalmente al área abierta al lado de las cuatro facciones.

 

“…Ho.”

 

Uno de los nobles dejó escapar un grito ahogado. Entonces se dio cuenta  de algo.

 

Ahora había  una  facción en la región noreste  también. La Familia Henituse  estaba en el centro de esa facción.

 

Sin embargo, había algo en lo que estaban equivocados.

 

El Conde Henituse no creó una facción. Deruth Henituse no deseaba ser el líder de una facción. Se habían reunido todos por pedido de una persona, no, por orden de una persona. Todos solo miraron hacia adelante sin decir nada.

 

Los nobles de las otras facciones comenzaron  a susurrar.

 

Sin embargo, se podía escuchar una  voz para poner fin a esos susurros.

 

El caballero de la entrada que no había  dicho nada cuando entraron los nobles finalmente  comenzó   a hablar.

 

“¡Su alteza, el príncipe heredero Alberu Crossman ahora hará su entrada!” Los nobles se estremecieron ante esta declaración.

 

Uno  de los nobles junto  al Marqués Ailan no  pudo evitar hablar.

 

“Pero Cale Henituse  ni siquiera está aquí todavía.”

 

No tenía sentido que un noble entrara más tarde que el príncipe heredero. Fue en contra de las etiquetas adecuadas.

 

“¡Ha! ¡Crearon una  facción en la región noreste y piensan que pueden hacer lo que sea! “

 

“No.”

 

“¿Marques-nim?”

 

El noble que había estado alzando la voz miró hacia su líder, el Marqués Sand Ailan. El Marqués comenzó a hablar con una  expresión rígida.

 

“Eso no es así.”

 

¿Qué quiso decir él?

 

En el momento en que el noble tuvo esa pregunta, el marqués volteó la cabeza. Su mirada se dirigió hacia la puerta cerrada.

 

Screeeech.

 

La puerta  se abrió lentamente.

 

Todos los nobles dejaron de susurrar  entre sí y se pusieron de pie.

 

Sin embargo, no pudieron evitar comenzar  a susurrar  una  vez más.

 

El Príncipe heredero Alberu Crossman. Llevaba un atuendo elegante que era más elegante que nunca. Luego le hizo una  pregunta al caballero cuando entró por la   puerta.

 

“¿Por qué no presentas a mi amigo cercano?”

 

El caballero se puso firme y gritó una  vez más.

 

“¡Su alteza, el príncipe heredero Alberu Crossman y el comandante militar de la región noreste, Cale Henituse,  ¡ahora estarán entrando!”

 

Tap, tap.

 

Los dos pasos de ellos hicieron eco dentro del salón.

 

El sonriente Alberu Crossman entró con Cale Henituse a su  lado.

 

Cale, que vestía de negro para simbolizar la Flota de la región noreste del Reino Roan, entró en el salón con una  expresión estoica.

 

Cale y el príncipe heredero Alberu. Los dos se dirigían hacia el mismo lugar. Esto les decía a los nobles el estado de Cale.

 

Era alguien que podía estar a la par con el próximo rey del Reino Roan. Cale Henituse  estaba allí al lado del príncipe heredero.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente