Capítulo 181 – TCF – Yo lo recogí… Pero (3)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

 

Por eso Cale estaba ansioso.

 

Raon colocó su pata corta sobre el hombro de Cale.

 

“Humano, esto vale miles, no, ¡vale más de diez mil tartas de manzana! ¡Mira la joya!”

 

Su otra pata corta apuntaba hacia la joya de la corona, pero Cale seguía frunciendo el ceño. Raon inclinó su cabeza de lado a lado en confusión mientras seguía hablando.

 

“¡Tu aura está saliendo de esta corona! ¡Estoy seguro de que será beneficioso para ti! ¡El débil tu lo necesita para parecer más fuerte!”

 

‘¿Por qué demonios querría hacerme más fuerte?’

 

Cale gruñó mientras continuaba frunciendo el ceño después de escuchar las palabras de Raon.

 

“No lo necesito. ¿No estarás a mi lado de todos modos?”

 

‘Y Choi Han, On, y Hong también. Tengo tanta gente para aprovechar la fuerza, así que, ¿por qué me haría más fuerte y derramaría mi propia sangre?’

 

Cale miró a Raon después de no escuchar una respuesta.

 

Retroceder.

 

El Dragón Negro se estremeció ante la mirada de Cale antes de comenzar a gritar.

 

“¡Por supuesto que estaré aquí! ¡No te perdonaré si te vas a un lugar sin mí!”

 

‘No cambia si incluso si tiene cuatro o seis años.’

 

Cale apartó a Raon que estaba extremadamente cerca y cerró la caja antes de ponerla en su bolsa. Ni siquiera tocó la corona.

 

‘Esto es sólo equipaje’.

 

Cale decidió mostrarle esta corona a Eruhaben después de tratar con el negocio en el Reino Caro y regresar a casa.

 

Pero él tenía una pregunta.

 

‘¿Por qué Arm tiene esta corona?’

 

Ahora que lo pensó, las personas que tomaron el mana muerto del Pantano Negro también eran miembros de Arm.

 

Cale comenzó a enojarse por alguna razón. Fue porque de repente pensó en algo.

 

‘¿Realmente Arm le daría al Marqués un animal especial como un Dragón solo como parte de un trato? ¿Por qué esos bastardos que estaban alineados con el Imperio y la Alianza del Norte valoran la creación de redes con un noble de un pequeño reino como el Reino Roan?’

 

“Humano, ¿por qué frunces tanto el ceño? ¡Pareces una tarta de manzana aplastada!”

 

Cale frunció aún más el ceño ante el comentario de Raon mientras seguía pensando.

 

‘¿Y si la organización secreta planeaba llevarse al Dragón una vez que creciera?’

 

El Arm definitivamente sería capaz de hacer eso.

 

Cuando lo pensó de esa manera, esta corona, e incluso Raon, probablemente formaron parte de un complot siniestro. Cale comenzó a murmurar en molestia.

 

“… Estos bastardos, pensé que era una persona terrible, pero ¿no son aún peores?”

 

Los ojos de Raon se abrieron de par en par ante el silencioso murmullo de Cale.

 

“¡Humano! ¡Puedes ser un estafador, pero tu fundación es firme y buena! ¡No pienses que eres una mala persona!”

 

‘Haaaa.’

 

Cale contuvo el suspiro después de escuchar las tonterías de Raon. Ignoró a Raon, que seguía mirándolo, y abrió la puerta.

 

Click.

 

Raon inmediatamente se volvió invisible y se sorprendió ante las siguientes palabras de Cale.

 

“Manda a volar esta habitación.”

 

‘¿Mandarlo a volar?’

 

Las alas del Dragón Negro revolotearon.

 

“No. No lo hagas.”

 

Cale pensó en destruir este lugar antes de cambiar de opinión.

El personal que trabajaba en la Finca del Duque no cometió ningún delito. Cale cerró la puerta de golpe. Podía ver un desastre fuera de la puerta.

 

“Ugh!”

 

El hombro del león Edrich se torció después de ser golpeado por la vaina de Choi Han.

 

Gronica usó ese momento para lanzar su látigo hacia Choi Han, pero el látigo desgastado fue cortaba fácilmente por la mitad.

 

Plop.

 

Un grito siguió al sonido del látigo cayendo.

 

“¡Ugh!”

 

“¡Yo, no puedo ver nada!”

 

Uno de los caballeros se dejó caer en el suelo después de perder su sentido de la dirección. Intentó tocar el suelo con la mano.

 

“¡Ugh!”

 

“”Gasp!”

 

El caballero rápidamente quitó la mano de su compañero que estaba temblando en el suelo por la parálisis. Oyó un gemido parecido a una risa en ese momento.

 

“Meeeeeow”.

 

“Oo, oooo-”

 

El caballero rápidamente cubrió su boca. Él no quería tomar ningún veneno.

 

El pasillo en el quinto piso estaba cubierto de niebla, haciéndolos incapaces de ver nada.

 

Sin embargo, la niebla creó un camino para Cale. Choi Han aterrizó suavemente al lado de Cale mientras caminaba.

 

“¿Estás de vuelta?”

 

A eso siguió el león, el grito de Edrich.

 

“¡Devuelve el artículo que has robado! ¡No es algo para ti bastardos sin clase!”

 

La niebla no fue un gran problema para las personas en el nivel de Edrich o Gronica. Se adentraron en la niebla y corrieron hacia Cale y Choi Han.

 

Edrich estaba cubierto de lesiones, mientras que el hombro izquierdo de Gronica estaba sangrando. Cale miró hacia Choi Han.

 

“Fue un entrenamiento ligero.”

 

Choi Han estaba sonriendo sin un solo rasguño en él.

 

‘Este loco bastardo. Definitivamente tiene los rasgos principales del personaje.’

 

Cale suspiró mientras miraba a Edrich que corría hacia ellos.

Los dos hicieron contacto visual y Edrich comenzó a gritar reflexivamente.

 

“¡Locos bastardos! ¿No saben quiénes somos? ¡Devuélvelo si no quieres morir!”

 

Estos bastardos siguieron arruinando los planes de su organización.

 

Edrich pensó que nunca intentarían hacer eso si supieran sobre la organización.

 

Fue en ese momento.

 

Edrich pudo ver que los ojos del hombre enmascarado se volvían en forma de lunas crecientes.

 

“Suena más como si fueras quien quiere morir.”

 

Era una voz tranquila. Sin embargo, esa voz tranquila hizo que Edrich dejara de moverse. Gronica también se estremeció y se detuvo.

 

Sus instintos animales les decían algo.

 

‘Peligro. Puedes morir.’

 

Se detuvo y observó a la única persona que estaba parada tranquilamente sin una gota de sangre sobre él.

 

Choi Han volvió su mirada hacia esa persona también.

 

Cale Henituse.

 

Él había sentido fuerte carisma de este hombre de vez en cuando.

 

Sin embargo, nunca había sentido un aura tan fuerte proveniente de Cale hasta este momento.

 

‘¿Cómo podría una persona débil hacer esto?’

 

¿Cómo podría un aura semejante provenir de alguien que nunca ha luchado por su vida o ni siquiera ha recogido un arma para luchar en primer lugar?

 

Choi Han se guardó la pregunta mientras miraba a Cale. La mente de Cale era bastante ruidosa en este momento.

 

[¡Humano! ¿Por qué… por qué te ves tan fuerte? Pareces tan fuerte como mi pata delantera, no, tan fuerte como una de mis alas.]

 

Cale ignoró la voz de Raon mientras usaba el Aura Dominante sin ninguna restricción. Miró hacia los dos Leones que lo miraban y comenzó a hablar.

 

“No sabes quiénes somos, ¿verdad?”

 

Los Leones se estremecieron.

 

Edrich recordó lo que acababa de decir.

 

‘¡Locos bastardos! ¿No saben quiénes somos? ¡Devuélvelo si no quieres morir!’ Él tragó saliva.

 

El hombre enmascarado frente a él era difícil de acercarse, al igual que esa persona estimada. A diferencia del hombre tranquilo, Edrich sintió que las puntas de sus dedos comenzaban a temblar. La voz casual y la mirada del hombre que parecía estar mirándolo, a pesar de que estaban cara a cara, dejaron una profunda impresión en Edrich.

 

“¿Quién crees que te ha permitido seguir vivo?”

 

Cale miró a los Leones que no podían responder mientras seguía hablando.

 

“No sabes el peligro de cosas que no sabes.”

 

Cosas que no sabes.

 

Esa era la verdad. Edrich no sabía acerca de la gente frente a él. Finalmente tuvo una idea de lo que estaba pasando.

 

Eran más fuertes que él. Había Gatos que eran tan fuertes como la tribu de los Gato de Niebla que él sabía que eran los más fuertes de los Gatos.

 

Lo más importante es que había un hombre misterioso frente a él que lo estaba mirando.

 

‘¿Por qué sigo vivo?’

 

Edrich descubrió lentamente la respuesta a esa pregunta. La expresión del segundo príncipe de los Leones que no conocía la definición de miedo lentamente, pero cambió rápidamente.

 

El hombre enmascarado comenzó a hablar mientras hacían contacto visual de nuevo.

 

“Te ves asustado”.

 

El hombre enmascarado se reía.

 

Luego se dio la vuelta de manera relajada, pero Edrich no pudo cargar contra el hombre enmascarado.

 

Su espalda parecía ser tan grande como el Monte Tai.

 

Choi Han observó en silencio a Cale, que se dirigía al final del pasillo. Cale le susurró una orden mientras caminaba.

 

“A ese cabeza de escoba marrón, córtale ese pelo parecido al heno. Creo que el pelo corto se verá bien en él.”

 

“… ¿Disculpe?”

 

Choi Han preguntó en confusión antes de hacer contacto visual con los ojos de Cale que parecían estar llenos de ira y molestia.

 

“…Entiendo. Vendré después de terminar su orden.”

 

Choi Han se despidió de Cale, quien se alejaba con la magia de vuelo de Raon, antes de correr hacia los Leones. Cale miró a los asustados ojos de Edrich antes de flotar desde la residencia.

 

“Aaaaah! ¡Mi, mi precioso cabello! ¡Mi pelo dorado!”

 

Edrich, cuyo cabello parecía estar hecho un desastre después de ser cortado por Choi Han, que no tenía ningún sentido de la moda, gritó de miedo y pánico. Cale podía oír los gritos de Edrich detrás de él.

 

“Humano, ¡finalmente estás sonriendo!”

 

Cale ignoró el comentario de Raon cuando comenzó a aplaudir.

 

Clap. Clap. Clap.

 

El sonido de sus aplausos fue enterrado por otro ruido.

 

Baaaang!

 

La pared alta se rompió con el puñetazo de Archie, la espada de Paseton y la magia de Rosalyn.

 

“Qué maravillosos aliados.”

 

Cale aplaudió mientras observaba el alto muro de la Finca Sekka que se había mantenido cerca de 1.000 años desmoronándose lentamente.

 

Luego comenzó a hablar usando la magia de amplificación de Raon.

 

“Retirada.”

 

Todo el mundo se estremeció ante la voz que podía escucharse en la Finca del Duque, así como en el cercano distrito noble. Archie notó que el Duque Rock Sekka regresaba en ese momento y se burlaba por última vez.

 

“¿Este muro tiene 1.000 años? ¡No es de extrañar que se rompa tan fácilmente! ¡Ahahahahahahaha!”

 

Luego se retiró.

 

El resto del grupo también se retiró en ese momento.

 

El grupo desapareció rápidamente de la Finca Sekka a través de sus rutas de escape predeterminadas.

 

Un momento después, el Caballero Guardian Clopeh, quien se había tomado su tiempo para regresar debido a su fe en Arm y los caballeros de la finca, no pudo evitar fruncir el ceño.”

 

*****

 

“Tanto sucedió en un solo día.”

 

“¿Verdad? ¿Quién hubiera esperado que un ladrón golpeara la Finca del Duque?”

 

Los ciudadanos del Reino Paerun solo podían mirar hacia la columna de fuego mientras conversaban sobre la Finca del Duque. La persona con la que estaba charlando rápidamente agregó lo que sabía.

 

“Escuché que no era un simple ladrón ordinario.”

 

“¿Verdad?”

 

“Mi prima trabaja en una de las residencias nobles de allí.  Dijo que las paredes de la finca del duque y la villa en sí fueron destruidas. ¿Crees que un simple ladrón podría hacer eso?”

 

 

“Aigoo, eso suena como un gran problema.”

 

“¡En serio! ¡También destruyeron las esculturas wyvern de la Finca Sekka!”

 

“¿Destruyeron las esculturas? ¿Cómo? Aigoo, la familia del Caballero Guardian está en problemas esta vez.”

 

Otro ciudadano que había estado escuchando silenciosamente su conversación se quejó y agregó.

 

“¿Es ese el problema más grande en este momento?”

 

Las dos personas se callaron después de escuchar esa pregunta.

Los tres de sus miradas se dirigieron hacia el Lago God’s Tears.

 

 

Podían ver la alta columna de fuego.

 

El fuego que el Duque afirmó que se apagaría rápidamente todavía estaba ardiendo. El tamaño del pilar lo calentaba incluso si estuvieran a cierta distancia.

 

De hecho, hacía tanto calor que sentían que sus palmas comenzaban a sudar. Una de las personas comenzó a hablar.

 

“… ¿Es seguro?”

 

Preguntaba si la capital estaba a salvo.

 

El fuego no se extendía más allá del lago. Sin embargo, todavía estaba preocupado.

 

Un fuego no se estaba apagando en esta tierra fría.

 

Nunca habían visto semejante pilar de fuego. Este fuego desconocido los estaba haciendo sentir incómodos.

 

Esto era igual para el Caballero Guardian Clopeh.

 

“¡Capitán-nim!”

 

Uno de sus subordinados corrió hacia Clopeh, que estaba parado aquí observando la columna de fuego sin siquiera ocuparse de la restauración de la finca. Era el subordinado que había ordenado que buscara en el bosque oriental.

 

“¿Qué es q- qué hay en tu mano?”

 

Clopeh, quien originalmente iba a preguntar, ‘¿qué está pasando?’ se puso rígido y miró el objeto en la mano de su subordinado. El subordinado comenzó a hablar con una expresión incómoda.

 

“Lo encontramos en el centro del bosque oriental. Parece ser de la persona que buscaba.”

 

Clopeh recibió la ropa del subordinado.

 

Era una túnica blanca de sacerdote.

 

No tenía cresta, pero aún era lujoso y simple. Era algo que podías comprar en cualquier parte. Sin embargo, tenía un significado diferente para Clopeh.

 

Tanto él como su subordinado habían visto esta bata hace unos días.

 

El sacerdote de pelo blanco.

 

Este era definitivamente el atuendo que el sacerdote Clopeh había conocido hacía unos días llevaba puesto. El caballero guardián Clopeh miró a su subordinado.

 

“Esto no estaba allí cuando hiciste la búsqueda hace unos días, ¿verdad?”

 

No habían visto esta túnica en el bosque cuando inicialmente habían buscado en el bosque oriental hace unos días.

 

Clopeh miró hacia la columna de fuego y abrió la túnica.

 

Plaf.

 

Un pequeño trozo de papel cayó de la bata. Clopeh miró el trozo de papel caído.

 

<El dios no lo ha olvidado. >

 

Escuchó la voz de su subordinado.

 

“Ah, solo leí la nota. Fue extraño, así que lo traje de inmediato.”

 

Clopeh recogió lentamente el trozo de papel. Había más escrito en él.

 

<El lago finalmente fluirá para convertirse en un río. >

 

Clopeh comenzó a hablar.

 

“Que extraño. ¿Es usted lo único que leyó?”

 

“Sí, señor. Recordé que mencionaste que seamos discretos, así que solo leí la nota. ¿No es muy extraño?”

 

“Lo es. De todos modos, buen trabajo. Déjeme saber si surge algo más.”

 

“¡Sí, señor!”

 

El subordinado hizo una reverencia antes de regresar corriendo al bosque. Clopeh lo vio irse antes de arrojar el pedazo de papel hacia el fuego.

 

Crepitar-

 

El papel desapareció en el fuego.

 

Clopeh comenzó a susurrar en voz baja, solo lo suficientemente fuerte como para que su subordinado de confianza a su lado lo escuchara.

 

“Mátalo”.

 

“… Sí, señor”.

 

El subordinado de confianza entendió que este era el último día de la vida de ese subordinado cuando se inclinó hacia Clopeh.

No sabía por qué Clopeh le dijo que matara al hombre, pero su trabajo era hacer lo que se le ordenaba.

 

Clopeh ignoró la mirada en el rostro de su subordinado de confianza mientras miraba hacia la columna de fuego.

 

Boom. Boom. Boom.

 

Su corazón latía rápido.

 

‘El lago finalmente fluirá para convertirse en un río.’

 

‘… ¿Cómo supo el secreto de mi familia?’

 

¿Era este hombre realmente el mensajero de un dios?

 

Clopeh había creído que él era el que había recibido la voluntad del dios. Solo el sucesor de la Casa Sekka aprendió acerca de la verdad del Reino Paerun.

 

Recordó la otra hoja de papel que había encontrado mientras rastreaba al sacerdote de pelo blanco.

 

<Solo se puede crear una nueva leyenda para continuar la gloria. >

 

Clopeh se había creído a sí mismo como el personaje principal de esa leyenda.

 

Miró hacia la columna de fuego que parecía estar llegando al cielo. Los ciudadanos se murmuraban mutuamente que era la ira de Dios, sin embargo, los líderes sospechaban la alquimia del Imperio y la investigaban.

 

El dios no lo ha olvidado’.

 

Clopeh recordó la información en la nota que acababa de quemar y trató de calmarse. Así había entendido esa frase.

 

‘El dios no se ha olvidado de su ira’.

 

Clopeh miró hacia la columna de fuego antes de cerrar los ojos. No pudo calmarse.

 

*****

 

Cale abrió los ojos.

 

Actualmente estaba de vuelta en el Reino Roan. Tuvo que usar múltiples círculos mágicos de teletransportación antes de subirse a un carruaje para llegar al lugar de la reunión.

 

Click.

 

Alguien abrió la puerta del carruaje desde el exterior.

 

“Joven maestro-nim, te has puesto muy delgado.”

 

Ron le dio la bienvenida a Cale.

 

“Joven maestro-nim, ha pasado mucho tiempo!”

 

Y la asesina Fresia que esculpió la escultura de los perros guardianes del diablo también recibió a Cale.

 

Cale le hizo una pregunta a Ron.

 

“¿Está todo listo?”

 

Rosalyn y Choi Han ya habían regresado a la residencia. Raon seguía con él como se esperaba.

 

“Miiiiau”.

 

“Miau”.

 

On y Hong estaban aquí también.

 

Los tres, así como Ron, y el gremio de información liderado por Freesia, así como el Vice Capitán Hilsman que ya deberían haber llegado al territorio de Antonio Gyerre, este era el grupo para esta próxima operación.

 

Cale vino a ahogar a Antonio, el futuro duque de la familia Gyerre y el poder principal de la región del sudoeste.

 

Ron tuvo una respuesta diferente de la que Cale esperaba.

 

“Mm, hubo un pequeño problema”.

 

“¿Un problema?”

 

Cale intentaba aprovechar el hecho de que uno de los vasallos de la familia Gyerre había solicitado un secuestro para tratar con Antonio.

 

¿Pero había un problema?

 

Ron respondió gentilmente después de ver que la expresión de Cale se endurecía.

 

“Ese vasallo parece estar involucrado en la trata de personas ahora. Estaba aburrido, así que salí a pasear.”

 

‘Ah’

 

Cale descubrió cuál era el problema.

 

Habían llegado a usar un incidente del pasado para su ventaja, pero ese vasallo ahora estaba haciendo algo loco.

 

Cale comenzó a fruncir el ceño y le preguntó a Freesia, el escultor de la escultura del perro guardián del diablo, una pregunta.

 

“Pero todos los preparativos están terminados, ¿verdad?”

 

Ron respondió en lugar de Freesia.

 

“Yes sir. Todo está preparado para destr*/iparlos.”

 

Cale no creía que la respuesta del asesino vicioso fuera cruel esta vez.

 

“Estoy seguro de que preparaste algo que se merecen”.

 

La experiencia realmente no pareció desaparecer ya que Ron se había preparado adecuadamente, de acuerdo con la situación.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente