Capítulo 177 – TCF – ¿Engañado? (5)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

 

El grupo de Cale se separó tan pronto como se volvió brillante. Se reunirían de nuevo en la plaza cuando el sol comenzara a ponerse.

 

‘Tengo curiosidad por la magia del norte. Iré a la biblioteca.’

 

‘Cale-nim, iré por una espada.’

 

Rosalyn fue a la biblioteca, Choi Han fue a una tienda de armas, y las dos ballenas desaparecieron en el festival para cuidar de sus propias cosas y cumplir las órdenes de Cale.

 

Al final, los tres niños con un promedio de nueve años de edad se quedaron con Cale.

 

“… Humano, ¿realmente puedo seguir comiendo?”

 

Raon pudo ver una cálida sonrisa en la cara de Cale.

 

“Por supuesto.”

 

Cale respondió con suavidad antes de poner un filete de ternera especial del norte frente a Raon. Luego limpió la salsa del lado de la boca de Raon.

 

El Dragón Negro tenía una mirada sospechosa en sus ojos, pero decidió comer el filete por ahora.

 

Actualmente se encontraban en una habitación VIP en el quinto piso de un restaurante junto a la plaza. Cale le dio un trozo de pastel y un plato de pasta Rosé a Hong y On respectivamente.

 

Hong inmediatamente tomó un bocado de pastel con entusiasmo mientras On inclinaba su cabeza en confusión.

 

“… Esto es raro. Estás pretendiendo ser amable.”

 

Cale se estremeció ante el comentario de On, pero rápidamente puso una sonrisa brillante.

 

“¿Pretendiendo? No. Necesitas comer mucho para crecer fuerte.”

 

Al final, On comenzó a sorber un fideo de pasta mientras observaba a Cale. Sin embargo, Hong y Raon estaban demasiado ocupados comiendo como para darse cuenta de algo.

 

Los niños estaban emocionados porque podían comer todo lo que quisieran y observar la plaza sin ser invisibles o fingir que no podían hablar.

 

Raon gritó con emoción.

 

“¡Humano, esto es genial! ¡Juguemos hasta más tarde y cuidemos los fuegos artificiales de manera adecuada!”

 

Cale asintió con la cabeza y respondió casualmente.

 

“Por supuesto. También agreguemos un rayo de fuego como extra.”

 

Los ojos redondos de Raon parpadearon un par de veces.

 

“… ¿Rayo de fuego?”

 

Clang.

 

El tenedor que estaba en la pata delantera de Raon cayó al suelo. Raon luego comenzó a fruncir el ceño.

 

“Humano, ¿vas a usar el Rayo de Fuego?”

 

“No me desmayaré.”

 

“¡Podemos usar magia!”

 

“No podemos usar magia”.

 

“¡¿Por qué no?”

 

“Ellos sabrán que es magia.”

 

El maestro de la espada Clopeh y los magos tenían que pensar que el incidente de hoy era “algo que hizo el Imperio”, al mismo tiempo que sentía el poder de la naturaleza.

 

Raon frunció el ceño a Cale, que parecía haber tomado ya una decisión, antes de empujar el plato de carne hacia Cale.

 

“Humano, ¡cómetelo!”

 

“Estoy lleno.”

 

“¿Por qué es tan pequeño tu estómago? ¿Es porque eres débil?”

 

‘… ¿No eres tú lo que es asombroso por poder comer diez filetes?’

 

Cale no podía decir lo que Raon consideraría un estómago pequeño, pero simplemente procedió con lo que necesitaba decir en lugar de reflexionar sobre ello.

 

“Solo usaré una pequeña parte hoy. No me desmayaré.”

 

“… ¿En serio?”

 

“Sí. Solo necesito lo suficiente para que parpadee.”

 

Raon continuó frunciendo el ceño, pero no dijo nada después de escuchar la voz confiada de Cale. Los gatitos también parecieron aceptarlo cuando volvieron a comer su comida.

 

‘Haaaaaa’.

 

Cale sintió pena por sí mismo porque necesitaba que estos niños con un promedio de nueve años aprobaran su uso de sus propios poderes. No le habría importado que fueran las Ballenas o los Tigres. ¿Cómo terminó así? Cale incluso pensó que podría haber sido más fácil cuando vivía como basura.

 

Sin embargo, Cale todavía seguía limpiando la salsa de la boca de Raon de vez en cuando. Los tres niños todavía desconfiaban de él mientras intercambiaban miradas entre ellos.

 

‘¡Destruiremos todo si se desmaya!’

 

Hong asintió ante la mirada de Raon mientras On negó con la cabeza y envió un mensaje diferente.

 

‘¿Qué tal si lo protegemos en lugar de pensar en destruir cosas? Usaremos nuestra niebla venenosa si alguna gente fuerte se acerca. Todos, sean leones o maestros de la espada, caerán al final si son envenenados.’

 

‘¡Oh! ¡Buena idea!’

 

Cale no sabía sobre el cruel intercambio de los niños mientras comía lentamente una galleta. Los niños seguían mirándolo de vez en cuando, pero Cale no tenía ni idea.

 

Cale miró por la ventana y comenzó a pensar.

 

‘El Rayo Ardiente.’

 

Se había desmayado después de usarlo a la máxima potencia la última vez.

 

‘Entonces usaré solo la mitad.’

 

Ya que se usaría durante la noche, incluso usarlo a media potencia lo haría brillar intensamente.

 

‘No debería desmayarme si lo uso a media potencia, ¿verdad?’

 

Cale sintió que su corazón comenzaba a latir más rápido. Luego comenzó a fruncir el ceño.

 

‘¿Está completamente loco ahora?’

 

Sacudió la cabeza ante la voz que sonaba como una alarma en su cabeza. Había estado ocurriendo desde temprano de la mañana.

 

[¿Estás planeando destruirlo?]

 

Era el Adoquín Gigante Temible.

 

“¿Es porque me decidí a usar el Rayo Ardiente/Fuego?”

 

Cale no tenía idea de por qué el Super Rock estaba actuando de esta manera.

 

“… ¿No hay manera de desactivar esta voz?”

 

Los niños que se habían estado susurrando en secreto se congelaron después de escuchar los murmullos de Cale. Sin embargo, Cale no miró a los niños.

 

‘Este Super Rock es realmente inútil.’

 

Tal vez fue porque Cale pensó eso, pero el Super Rock dijo algo más esta vez.

 

[¿Estás tratando de destruir las huellas del eterno rival del fuego?]

 

‘Hmm? ¿Eterno rival? ¿El rival del Fuego de la Destrucción?’

 

Cale pensó en lo que iba a destruir.

 

Era el lago con la leyenda de las lágrimas de dios.

 

¿Pero un rival?

 

La expresión de Cale se volvió seria. Raon sintió curiosidad por lo que Cale estaba mirando y giró la cabeza en esa dirección antes de ponerse rígido.

 

Podía ver a un vendedor ambulante vendiendo pasteles de manzana.

 

Al ver que Cale no se movía en absoluto, Raon sacó lentamente su alcancía y le quitó una moneda de plata. On y Hong cada uno sacó 1 moneda de plata también.

 

Sin embargo, Cale no estaba prestando atención a nada en este momento. Un nuevo tema le había complicado el pensamiento.

 

‘No hay forma de que el Super Rock mienta.’

 

‘¿Estás tratando de destruir las huellas del eterno rival del fuego?’

 

Por eso Cale había pensado en algo después de escuchar esa frase.

 

‘… ¿Poseía el personaje principal de la leyenda un poder antiguo?’

 

No importaba lo loco que pudiera haber estado el dueño  del Fuego de la Destrucción,  Cale no creía que se hubiera enfrentado a un dios. La conclusión más fácil fue que alguien con el poder antiguo del atributo del agua era el rival del fuego.

 

Cale pensó repentinamente en un mito.

 

‘Guardián.’

 

Había oído hablar de eso de Taylor Stan en el pasado.

 

El guardián que protegió la región noreste en tiempos antiguos. Era la de cómo un guardián había protegido la tierra de rocas.

 

Pero ¿por qué estaba pensando en ese tutor en este momento?

 

‘¿Por qué ese guardián me hace pensar en el Super Rock?’

 

Cale dejó escapar un suspiro. Luego se decidió y se levantó de su asiento.

 

‘No es de mi incumbencia.’

 

El Super Rock no preguntó, ‘¿planeas sacrificarte?’ Eso significaba que Cale no tenía nada de qué preocuparse. En ese caso, no había razón para pensar mucho sobre esto.

 

Cale pudo ver a Raon volando rápidamente hacia él.

 

“¡Humano, humano! ¿Vas a conseguir unas tartas de manzana?”

 

‘Tarta De Manzana?’

 

Cale miró a Raon preguntándose de qué estaba hablando cuando el Dragón y dos gatitos inflaron sus pechos y se pararon frente a él. Cale negó con la cabeza a los niños que parecían estar esperando su respuesta.

 

“No.”

 

“Jeje.”

 

Raon se echó a reír.

 

“¡Humano, entiendo! ¡Sé que tienes este restaurante para nosotros! ¡Esperamos una tarta de manzana!”

 

“¡Tenemos mucho dinero ahora!”

 

“Necesitamos devolver el favor.”

 

‘Que dem…?’

 

Cale no pudo entender a los tres niños y simplemente ignoró sus comentarios antes de comenzar a hablar.

 

“Vamos a terminar la comida.”

 

Los niños rápidamente comenzaron a comer la pila de comida en la mesa. Cale miró a los niños que parecían emocionados y pensó que no había razón para preocuparse por las cosas buenas y comenzó a pensar.

 

Raon se fue un poco mientras decía: ‘Humano, ¡iré a ver a Choi Han un poco!’ pero Cale estaba demasiado ocupado pensando en cosas como para darse cuenta.

 

*****

 

Knock. Knock. Knock.

 

Cale se incorporó después de escuchar a alguien llamar a la puerta. Era hora de que se abriera de nuevo la puerta de esta sala VIP que estaba reservada en el nombre del Gremio Mercante Flynn.

 

“Adelante.”

 

La puerta se abrió y Choi Han y los demás entraron.

 

Cale giró la cabeza y miró por la ventana para ver cómo la plaza se teñía de rojo desde la puesta del sol.

 

“Parece que es hora.”

 

Cale se levantó de su asiento.

 

Los vendedores ambulantes en la plaza estaban cerrando lentamente la tienda cuando los soldados comenzaron a limpiar el suelo. Un gran pilar de madera apareció en el centro de la plaza.

 

“Cale-nim, ¿bailan mientras queman esa columna?”

 

“Sí”.

 

En el momento en que enciendan el pilar de madera en llamas, la gente comenzará a tocar los instrumentos que trajeron o empezará a cantar y bailar hasta la medianoche.

 

Una vez que se convierta en el día siguiente, verterán  agua para apagar el fuego y señalar el final de la celebración.

 

Boom. Booooom- Boom.

 

La columna de madera estaba encendida en el fuego con el sonido de los tambores.

 

“¡Será una noche que arda como un fuego!”

 

El grito de alguien hizo eco en la plaza y la gente en la plaza comenzó a animar.

 

Booooom- Boom. ¡Boom, Boom, Boom!

 

Los tambores empezaron a hacerse más fuertes a medida que se añadían otros instrumentos y voces humanas.

 

Tap, tap.

 

Cale bajó lentamente la cabeza.

 

Raon, On y Hong bailaban torpemente al ritmo de los ciudadanos del Reino Paerun. Cale vio este interesante baile hasta que se volvió completamente oscuro. Luego se quitó la bata.

 

Un traje negro apareció debajo.

 

“Vamonos.”

 

Cale no esperó una respuesta cuando comenzó a recoger el viento en la punta de sus pies.

 

Luego se dirigió a la terraza y saltó fácilmente hacia el techo.

 

Tap, tap.

 

[Humano, ¡vamos juntos!]

 

Cale sintió que su velocidad aumentaba con la magia de Raon mientras saltaba sobre el techo. Cale y su grupo se alejaron de la plaza que estaba brillando.

 

Llegaron al lugar más tranquilo y oscuro de la Ciudad Bago. Choi Han se acercó a Cale y le dio un breve informe.

 

“Determiné la ruta de la patrulla  antes.  Por favor  sígame.”

 

Click.

 

Choi Han tocó su funda y tomó la delantera.

 

Rosalyn luego se acercó a Cale y siguió el ritmo de él.

 

“No había dispositivos mágicos en el lago. Según lo que leí en la biblioteca, Paerun no tiene muchos magos y es débil en la magia.”

 

El grupo de Cale no había salido solo para jugar durante todo el día. Rosalyn añadió con confianza.

 

“No hay necesidad de preocuparse por la magia.”

 

Cale miró hacia las dos ballenas que estaban detrás de él como guardias. Paseton informó las cosas que notó mientras observaba la celebración todo el día.

 

“Había muchos nobles que reservaban restaurantes con buenas vistas. Creo que la reacción será más grande de lo que esperábamos.”

 

“La Finca Sekka estaba en silencio. Se confirma que Duke Clopeh está en el castillo.”

 

Cale dejó de caminar después de escuchar el informe de Archie.

 

El bosque oriental del lago. Cale entró en el lago a través de la ubicación más sigilosa. Solo pudo ver algunas lámparas alrededor del lago seco y no vio a ninguna persona.

 

Cale miró hacia el norte.

 

Podía ver el templo y los soldados.

 

Cale había ordenado a Choi Han y Archie que enterraran la columna de líquido de fuego en el centro del lago temprano esta mañana. Era toda la cantidad que habían tomado del Castillo Maple.

 

“Joven maestro Cale, ¿deberíamos encenderlo con una bomba mágica?”

 

“No.”

 

Cale entendió por qué Rosalyn parecía confundida.

 

Necesitaban una explosión para destruir el orbe porque no trajeron la bomba mágica cronometrada.

 

“Entonces, cómo…”

 

“Yo lo haré”.

 

“¿Lo hará?”

 

Cale ignoró a Rosalyn, Archie y Paseton que parecían confundidos y comenzaron a caminar. Necesitaban moverse antes de que llegara la patrulla.

 

“… Cale-nim”.

 

Choi Han respondió a los movimientos de Cale.

 

Recordó el poder de Cale que era similar a una bomba mágica.

El Rayo había iluminado todo el valle de la Montaña Ten Fingers/Diez Dedos con una luz roja.

 

Rosalyn y las ballenas no lo habían visto, pero Choi Han había visto el poder y cómo Cale se había desmayado después.

 

“Choi Han”.

 

Choi Han, que estaba a punto de subir, escuchó a Cale decir su nombre. Cale casualmente dio una orden.

 

“Una vez que use mi poder, llevamos a On, Hong, Raon y a mi a la Finca Sekka inmediatamente, sin importar qué. ¿Entendido?”

 

Choi Han se mordió los labios antes de asentir con la cabeza.

 

“Entiendo… recuerdo el plan.”

 

Rosalyn se confundió aún más ante la respuesta de Choi Han. La orden de Cale ahora mismo era rara también.

 

¿No sería obvio hacer eso?

 

Sin embargo, nadie respondió a su pregunta. Cale extendió ambas manos hacia el lago.

 

Luego volteo la cabeza.

 

Miró el ardiente pilar de madera en la plaza antes de comenzar a fruncir el ceño.

 

“… Es más brillante de lo que esperaba.”

 

El pilar de madera en llamas era más alto y brillante de lo que había esperado. Un pequeño rayo puede no ser visible desde la plaza.

 

‘Oh bien.’

 

Cale decidió usar un poco más de poder de lo planeado originalmente. Lo suficiente para que no se desmayara.

 

‘Entonces Choi Han me llevará a la Finca Sekka.’

 

Cale no pensó mucho en eso cuando reunió el Fuego de la Destrucción en la punta de sus manos.

 

[Lo estarás destruyendo al final.]

 

Cale escuchó la voz del Super Rock.

 

Choi Han levantó la cabeza en ese momento.

 

Ruuuuuumble-

 

El cielo nocturno comenzó a retumbar.

 

Podían oírlo claramente ya que esta área junto al lago estaba completamente tranquila.

 

“…¿Es él?”

 

Rosalyn levantó la cabeza como Choi Han. Sonaba como si el cielo nocturno estuviera llorando. Luego bajó la cabeza para ver a Choi Han caminando hacia la espalda de Cale.

 

[Pequeña Rosalyn, saca una poción.]

 

Luego escuchó a Raon hablar en su mente.

 

[Crearé un escudo.]

 

También vio Sobre la creación de una niebla para rodear al grupo también. Fue en ese momento.

 

Ruuuuuuuumble-

 

El ruido fue aún más fuerte esta vez.

 

Los sacerdotes y los soldados en el templo a la distancia salieron para mirar hacia el cielo.

 

“Pronto.”

 

El grupo escuchó una voz tranquila. Esta fue una de las pocas veces que Raon habló mientras permanecía invisible.

 

“Está viniendo.”

 

‘¿Viniendo?’

 

La mirada del grupo se dirigió hacia el cielo antes de bajar hacia Cale. Fue en ese momento.

 

“Ah”

 

Una luz roja brilló delante de ellos.

 

La luz dorada rosa los cegó por un momento.

 

El cielo parecía haberse vuelto rojo por un momento. Luego escucharon un ruido fuerte.

 

¡Baaaaaaang!

 

Rayo.

 

Esa palabra se quedó atascada en la mente de todos.

 

Rosalyn recuperó lentamente la vista. Esa corta duración de la ceguera se sentía como si hubiera durado para siempre.

 

Entonces pudo ver un pilar que se dirigía hacia el cielo.

 

“…Dios mío.”

 

Un pilar de fuego se disparaba desde donde había aterrizado el rayo rojo.

 

Rosalyn sintió como si no pudiera respirar.

 

Un enorme poder natural había surgido de Cale justo ahora.

 

“J…joven maestro Cale!”

 

Entonces ella soltó un grito que era casi un grito.

 

“Rosalyn”.

 

Choi Han calmadamente gritó su nombre antes de cargar fácilmente a Cale, quien se tambaleaba.

 

Miró hacia la sorprendida Rosalyn y las ballenas mientras comenzaba a hablar.

 

“¿Qué debemos hacer?”

 

Una voz débil pero clara respondió desde la espalda de Choi Han.

 

“¿No es obvio?”

 

Todos podían ver la expresión cansada de Cale. Sin embargo, continuó hablando.

 

“Sigan el plan.”

 

Rosalyn y las ballenas volvieron a sus sentidos ante su respuesta.

 

“Entiendo.”

 

Choi Han respondió antes de avanzar hacia la Finca Sekka con Cale en su espalda. Raon, On y Hong lo siguieron. El resto del grupo los observó un poco antes de moverse también.

 

Cale se dirigía hacia la Ciudad Bago, que ahora estaba completamente en silencio sin música ni risas. El rayo rojo había llenado la capital de silencio.

 

Cale estaba teniendo este pensamiento en ese momento.

 

‘Tengo hambre.’

 

Estaba bien aparte de eso. Sintió como si pudiera moverse solo.

 

Sin embargo, este no era el momento de detenerse porque tenía hambre. Raon, On y Hong se acercaron a él mientras se movían.

 

“¿Qué estás haciendo? ¿Por qué no te mueves rápido?”

 

No se ofendieron ante la débil voz de Cale antes de que Raon sacara algo de su dimensión espacial y se lo entregara. Los tres niños habían juntado su dinero para comprar 10 rebanadas de pastel de manzana.

 

“Humano, ¿no tienes hambre? ¡Dijiste que estabas hambriento tan pronto como abriste los ojos la última vez!”

 

Cale abrió la boca y Raon le dio una rebanada de pastel de manzana. Por supuesto, todavía estaba en la espalda de Choi Han en este momento.

 

Cale entró lentamente en la plaza sorprendida mientras comía pastel de manzana.

 

 

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente