Capítulo 170 – TCF – Quizás (5)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cale apretó el puño.

 

Crackle, Crackle.

 

Podía sentir la electricidad en su palma.

 

“Humano, ¿por qué estás tratando de usar el rayo ardiente? ¡Destruiré lo que sea por ti! ¡Solo dímelo!”

 

“No lo estoy usando.”

 

Cale apartó ligeramente la cara de Raon y comenzó a caminar. Podía sentir el hielo ligeramente resbaladizo debajo de sus zapatos.

 

Al mismo tiempo, una brisa cálida que seguía la luz azul del token que rozaba su cara.

 

“¿Paso algo?”

 

Cale agitó su mano hacia Choi Han, quien llegó urgentemente a su lado.

 

“En realidad no.”

 

“Eso es bueno”.

 

Choi Han respondió antes de seguir a Cale en el camino.

 

“¿Tenemos que caminar lejos?”

 

Cale respondió de nuevo a la pregunta cautelosa de Paseton.

 

“Escuché que tenemos que caminar un poco”.

 

Eruhaben le había dicho que la entrada estaba un poco alejada del lago.

 

Rosalyn miró a su alrededor con curiosidad. Podía ver la tormenta de nieve aún en su apogeo fuera del camino transparente. Por supuesto, Hong estaba tragando saliva mientras miraba la tormenta de nieve fuera del camino.

 

“Joven maestro Cale. Es interesante que un camino seguro como este apareciera tan pronto como uso el token. Supongo que el Árbol del Mundo escuchó la señal de inmediato.”

 

Rosalyn no podía ver la cara de Cale, ya que estaba muy emocionada. Cale le siguió el juego.

 

“No estoy seguro, pero parece que sí.”

 

Esa reacción hizo que Choi Han se estremeciera.

 

Sin embargo, Cale no le prestó atención ya que estaba pensando en lo que Eruhaben le había dicho.

 

‘Este token le permitirá al Árbol del Mundo saber que eres alguien a quien envié, por lo que aparecerá un camino bastante decente para evitar que te envenenes.’

 

Eruhaben definitivamente había dicho un camino decente. Sin embargo, este camino parecía mucho mejor que ‘decente’.

 

‘Tengo un mal presentimiento sobre esto.’

 

Cale tenía un mal presentimiento, pero no tenía miedo.

 

La razón de esto fue porque la declaración habitual del Super Rock cuando se acercaba el peligro no estaba presente hoy.

 

De hecho, el Super Rock le preguntó si planeaba destruirlo en su lugar. Incluso había sonado muy preocupado cuando preguntó.

 

Cale se miró la palma de la mano.

 

El Fuego de la Destrucción aún crepitaba en su palma. Cale no devolvió el poder a su cuerpo.

 

‘¿Realmente trató de quemar el Árbol del Mundo?’

 

Cale recordó al dueño del poder antiguo que era extremadamente codicioso por el dinero. Además, también pensó en el Árbol del Mundo que había creado generosamente este camino seguro para ellos.

 

‘Tal vez esto….’

 

Cale comenzó a sonreír.

 

En ese momento, Archie, que había estado mirando a Cale, comenzó a hablar.

 

“Joven maestro nim, ¿ha conocido a Elfos antes?”

 

“Lo hice”.

 

“Entonces debes saber cómo son, joven maestro nim.”

 

La expresión de Archie se volvió seria.

 

“¿Por qué?”

 

“Los Elfos de este lago son peores que cualquier otros Elfo que haya conocido antes.”

 

‘¿Peor?’

 

Cale recordó que Shickler había dicho que los Elfos aquí eran “groseros y arrogantes”. Archie continuó hablando después de ver que había llamado la atención de Cale.

 

“Nos hemos reunido con ellos varias veces porque ellos son la Aldea Elfo más cercano a la Tribu Ballena y cada uno de nosotros tiene artículos que el otro lado necesita.”

 

“¿Y?”

 

Archie dejó escapar un suspiro.

 

“Ellos piensan que son los elfos escogido/elegidos.”

 

Cale compartió un pensamiento que rápidamente pasó por su mente.

 

“¿Creen que fueron seleccionados por el Árbol del Mundo?”

 

“Algo así.”

 

Archie resopló antes de agregar.

 

“Estos Elfos son extremadamente arrogantes porque son los únicos Elfos que pueden ver el Árbol del Mundo así como a un Dragón con bastante frecuencia.”

 

Paseton comentó lentamente también.

 

“Mm, definitivamente tienen el hábito de ignorar y menospreciar a otras razas. Probablemente sea lo peor aquí que cualquier otra Aldea Elfo. Aunque vamos por orden de un Dragón-nim, pero, mm.”

 

Paseton no pudo terminar su oración.

 

 

“¿Pero?”

 

Archie respondió de nuevo a instancias de Cale.

 

“Pero probablemente te ignorarán porque eres humano. Nos miran a las ballenas como idiotas con cuerpos fuertes.”

 

Archie parecía estar enojado.

 

Los habría azotado con su cola si el Rey Ballena Shickler no le hubiera dicho que lo dejara pasar por el Árbol del Mundo.

 

Paseton, por otro lado, parecía elegir tomar una expresión solemne.

 

‘… El capitán Archie también es bastante malo.’

 

Paseton había visto a Archie responder a la rudeza con incluso más rudeza en el pasado. Cale hizo una pregunta a las dos ballenas en ese momento.

 

“¿No sabes cómo sienten los Elfos acerca de los dragones?”

 

“Lo sabemos. Aparentemente los respetan.”

 

“¿Alguna vez has visto a los Elfos reunirse con un Dragón?”

 

“No lo he visto.”

 

Archie respondió mientras miraba a Raon. Luego añadió con cautela.

 

“Supongo que pueden bajar un poco el cuello rígido de los suyos porque Raon-nim está con nosotros esta vez.”

 

“¿Realmente crees que ese será el caso?”

 

“¿Disculpe?”

 

Cale miró a las dos ballenas con una expresión seria, llevándolos a retroceder.

 

Incluso si se tratara de un Dragón de seis años, ¿serían groseros los Elfos cuando  también tuvieran a una persona enviando un mensaje de un Dragón antiguo?

 

Sin embargo, las dos ballenas no pudieron evitar pensar que esos arrogantes idiotas podrían hacer eso. Cale respondió con una expresión seria en ese momento.

 

“Ellos llorarán”.

 

“… ¿Disculpe? ¿Quién llorará?”

 

Cale respondió seriamente a la confusa pregunta de Archie.

 

“Los Elfos”.

 

“… ¿Disculpe?”

 

“Pueden emocionarse y llorar cuando vean a Raon.”

 

‘¿Creen que los elfos respetan a los dragones? Desearía que estuvieran en ese nivel.’

 

Archie y Paseton miraron hacia Raon. Raon hinchó su pecho y estiró sus alas cuando comenzó a hablar con confianza.

 

“Soy un poco genial y popular!”

 

Raon todavía llevaba un abrigo de piel blanco. No le hacía parecer majestuoso en absoluto.

 

Sin embargo, las dos ballenas eligieron aceptarlo, ya que el grupo de Cale parecía confiado.

 

Cale se apartó de las confusas ballenas y continuó siguiendo la luz azul.

 

‘Cale Henituse. Necesitamos fortalecer la magia defensiva alrededor del Árbol del Mundo. El niño y Rosalyn deberían poder cuidarlo.’

 

‘También, entrega este mensaje al Árbol del Mundo.’

 

Eruhaben había llamado a Cale en secreto para decirle estas cosas antes de que se fueran al Norte.

 

‘No le digas al niño.’

 

Este fue el mensaje que Eruhaben quería que Cale entregara.

 

‘Solo me queda menos de dos años de vida. Árbol del Mundo, espero que puedas dar tu fruto al Dragón que te envíe en mi lugar. Ese niño ha aprendido todo lo que sé.’

 

Eruhaben se rió mientras añadía.

 

‘Cale Henituse. Esto es algo que solo tú debes saber.’

 

Cale respondió de nuevo normalmente al dragón antiguo riendo.

 

‘Yes sir. No se lo diré a nadie más.’

 

‘Sí. Sabía que responderías de esa manera.’

 

Cale comenzó a pensar aún más sobre si había una manera de extender la vida del Dragón antiguo después de ver la expresión de satisfacción en el rostro de Eruhaben.

 

No era que Eruhaben estuviera enfermo, sino que, naturalmente, se enfrentaba a la muerte debido a su vejez.

 

‘Pero Eruhaben-nim.’

 

‘¿Qué sucede?’

 

‘¿Estás aceptando la muerte?’

 

‘… ¿Hay alguien en el mundo que acepte la muerte? No queremos estar enfermos y no queremos morir. Creo que ese debería ser el caso tanto para los dragones como para los humanos.’

 

El Dragón antiguo respondió casualmente, pero Cale pudo sentir su deseo de vivir. Cale lo observó y siguió pensando.

 

‘Definitivamente tiene que haber una manera.’

 

La inmortalidad era imposible debido a las leyes de la naturaleza; sin embargo, Cale sintió que debía haber un poder antiguo que ralentizara su envejecimiento.

 

Cale continuó pensando en los poderes antiguos sobre los que leyó hasta que dejó de caminar.

 

“¡Estamos aquí!”

 

Cale miró hacia abajo después de escuchar el grito emocionado de Raon.

 

Swooooooosh-

 

Pudo ver un gran agujero en el centro de la tormenta de nieve.

 

“Humano, el abuelo Goldie dijo que el Árbol del Mundo estaría abajo. “

 

“Sí. Raon, vuélvete invisible por ahora.”

 

“¿Yo? ¡Bien!”

 

Cale sintió que Raon se pegaba a su espalda después de volverse invisible y comenzó a hablar hacia Archie y Choi Han.

 

“Archie, baja tu primero porque ya te has reunido  con los Elfos antes. Choi Han, tú baja de ultimo.”

 

“Entiendo.”

 

Choi Han respondió de inmediato, mientras Archie miraba el agujero con el ceño fruncido.

 

Pat.

 

Cale palmeó la espalda de Archie y Archie suspiró antes de saltar al agujero que parecía no tener fin.

 

“¡Parece divertido!”

 

“¡Quiero saltar ahora!”

 

Cale estaba asustado, pero suspiró ante las miradas emocionadas de On y Hong cuando saltó con ellos.

 

Fue similar a cuando fue a la ciudad subterránea de los Elfos Oscuros la última vez, sin embargo, esta fue una caída más pronunciada, por lo que fue más dinámica que la última vez.

 

[¡Guauu! ¡Humano, esto es divertido!]

 

Raon, que estaba en la espalda de Cale, estaba emocionado.

Cale simplemente lo ignoró y dejó que la gravedad hiciera su trabajo. Pronto pudo ver la luz al final del túnel. El cuerpo de Cale cayó a la luz.

 

Splash.

 

‘Mm’

 

Cale comenzó a fruncir el ceño.

 

Era diferente cuando habían aterrizado en la ciudad de los Elfos Oscuros. No le gustaba el ruido de las salpicaduras que acababa de escuchar.

 

Cale podía ver casas que estaban mojadas por el agua.

 

“Haaaaa”.

 

Su abrigo de piel estaba mojado. Cale continuó frunciendo el ceño mientras se levantaba.

 

“Ejem, ejem”.

 

Cale podía ver hermosos Elfos de pie allí mientras lo miraba con extrañas expresiones. Podía ver a dos guardias, así como a otros tres Elfos que parecían haber venido a saludarlo. El Elfo de mediana edad en el frente fue el que dejó escapar esas falsas toses.

 

Cale miró a este Elfo antes de mirar hacia arriba.

 

[¡Esto es increíble!]

 

Era justo como Raon había dicho.

 

Podía ver el lago.

 

El árbol del mundo y la aldea de los elfos estaban debajo del lago.

 

Había una barrera transparente que impedía que el agua entrara en el pueblo. También podía ver una rama de un árbol.

 

“Ajem, ejem.”

 

Cale ignoró al Elfo que continuaba dejando escapar esas falsas toses y miró detrás de él.

 

“Wow, esto fue divertido!”

 

Verificó a On y Hong, así como al resto del grupo, antes de caminar hacia el Elfo de mediana edad.

 

Archie no pudo evitar pensar después de ver la expresión de los rostros de los Elfos.

 

‘No han cambiado.’

 

Archie pensaba que el Elfo de mediana edad estaba teniendo dificultades para decidir cómo tratar a Cale. Normalmente trataban al Cale humano de una manera, pero aún era alguien que había venido como mensajero del Dragón antiguo.

 

Paseton también miraba a Cale con preocupación.

 

“Ajem, eso…”

 

El Elfo masculino de mediana edad comenzó a hablar en ese momento. Parecía tener una posición bastante alta en la aldea.

 

Por eso Cale entendió esta respuesta. También entendió por qué los Elfos detrás de este Elfo de mediana edad estaban allí de pie con expresiones rígidas.

 

El Elfo de mediana edad estaba reprimiendo su emoción, ya que necesitaba mantener su actitud mientras los otros Elfos intentaban calmarse después de ver cómo reaccionaba el Elfo de mediana edad.

 

El elfo de mediana edad continuó hablando.

 

“Ese, ¿eres el sir que ha venido a entregar el mensaje de Eruhaben-nim? ¿También vino el estimado Dragon-nim?”

 

‘¿Hmm?’

 

Archie se puso ansioso después de ver el comportamiento extremadamente respetuoso del Elfo de mediana edad. Luego centró su atención en este Elfo.

 

Los hombros del Elfo de mediana edad temblaban.

 

‘¿Por qué se comporta así?’

 

Este bastardo generalmente grosero con el que había negociado muchas veces en el pasado estaba actuando raro.

 

Entonces vio que Cale empezaba a hablar.

 

“Raon.”

 

Cale dijo una sola palabra.

 

“¡Tada! ¡He aparecido!”

 

Raon dejó de ser invisible.

 

“¡Ohhhhhhhh!”

 

Archie, nervioso, volvió la cabeza hacia atrás después de escuchar ese grito. El Elfo de mediana edad sostenía su pecho con asombro. Los elfos detrás de él estaban actuando de la misma manera.

 

“… ¿Qué demonios?”

 

‘¿Por qué los Elfos están actuando así?’

 

Las ballenas que nunca habían visto a los Elfos reunirse con un Dragón se pusieron ansiosos. Sin embargo, el grupo de Cale estaba tranquilo, ya que se habían acostumbrado a esto a través de Pendrick el Healer/Curandero.

 

“¡Soy el grande y poderoso Raon Miru!”

 

Los Elfos asintieron con la cabeza y continuaron murmurando el nombre de Raon como si estuvieran estudiando para un gran examen.  Cale detuvo a un Elfo que parecía listo de no arrodillarse y lo ayudó a levantarse.

 

“Muchas gracias.”

 

Archie quiso vomitar después de ver la sonrisa agradecida del Elfo hacia Cale. Sin embargo, Cale estaba un poco molesto, ya que había esperado esta respuesta.

 

“¿A dónde necesito ir?”

 

“Ah, sí, sir”.

 

El elfo de mediana edad se secó un poco el sudor mientras seguía hablando.

 

“Necesita reunirse con la sacerdotisa-nim que cuida del Árbol del Mundo. Originalmente, se suponía que vendría a saludarle, pero no pudo hacerlo ya que el Árbol del Mundo de repente la llamó.”

 

“¿Es así? Entonces vamos hacia la sacerdotisa-nim de inmediato.”

 

Cale quería encargarse rápidamente de las cosas y acostarse junto a una chimenea.

 

“Yes sir. ¡Le llevaremos allí enseguida! ¿Huh?”

 

El Elfo de mediana edad se dirigió hacia la dirección de la aldea antes de detenerse en shock. Cale también tenía una expresión confusa en su rostro.

 

Una niña pequeña corría hacia ellos.

 

También había un par de otros Elfos detrás de ella.

 

“… Sacerdotisa-nim?”

 

‘¿Sacerdotisa?’

 

Cale miró a la niña después de escuchar el comentario del Elfo de mediana edad.

 

‘Hmm?’

 

Los dos hicieron contacto visual en ese momento.

 

‘¿Me está mirando?’

 

La espalda de Cale se sentía fría después de ver a la pequeña Elfa que parecía un alborotador corriendo hacia él.

 

‘¿No está su cara demasiado pálida?’

 

La pequeña Elfa parecía completamente petrificada.

 

La joven sacerdotisa corrió hacia Cale como si tuviera una misión muy importante. El Elfo de mediana edad se acercó rápidamente a la sacerdotisa una vez que se acercó.

 

“Sacerdotisa-nim, ¿qué está pasando?”

 

La sacerdotisa ni siquiera le prestó atención al Elfo de mediana edad antes de señalar a Cale.

 

“¡Cabello rojo!”

 

Cale se estremeció.

 

La joven sacerdotisa tenía una expresión de urgencia en su rostro pecoso mientras caminaba delante de Cale.

 

Cale lentamente dio un paso hacia atrás.

 

Esta sacerdotisa parecía ser un poco rara.

 

Sin embargo, hubo un ruido que intrigó a Cale en ese momento.

 

Clang.

 

Era el sonido de las monedas.

 

Cale miró a la joven sacerdotisa.

 

La sacerdotisa levantó la cabeza e intentó pasarle la bolsa que tenía en la mano a Cale.

 

Clang, clang.

 

Sonaba como monedas chocando unas contra otras dentro de la bolsa.

 

La joven Elfa comenzó a hablar.

 

“¡Puede ser dinero humano viejo, pero por favor tómalo! ¡Aparentemente, son monedas de plata!”

 

‘¿Hmm?’

 

“¡Tómalo, tómalo! ¡Ahora!”

 

La sacerdotisa empujó la bolsa hacia Cale y Cale la aceptó por ahora. La sacerdotisa luego hurgó en sus amplias mangas y sacó también un objeto rectangular plano.

 

“¡Aquí también hay oro! ¡No había monedas de oro!”

 

La joven Elfa parecía estar en pánico.

 

“…¿Que demonios?”

 

Cale se sorprendió y maldijo sin pensarlo. Sin embargo, a la joven sacerdotisa ni siquiera le importaba eso.

 

En sus diez años como sacerdotisa, esta fue la primera vez que el Árbol del Mundo estaba tan asustado. La sacerdotisa levantó la barra de oro hacia Cale y comenzó a hablar.

 

“¡El Árbol del Mundo me dijo que le diera dinero a la persona pelirroja! ¡Me dijo que te diera monedas!”

 

Monedas.

 

Parecía haber una razón por la que ella siguiera diciendo monedas.

 

Cale abrió su mano izquierda.

 

Crack, Crack. El Fuego de la Destrucción todavía estaba allí.

 

La joven sacerdotisa comenzó a hablar con urgencia después de ver a Cale mirándola.

 

“¡Por favor, tómalo! ¡De lo contrario, el Árbol del Mundo dijo que todo se quemará! ¡Habrá un mar de fuego!”

 

Cale comenzó a pensar.

 

‘¿Qué hizo el dueño del Fuego de la Destrucción?’

 

La sacerdotisa Elfa parecía preocupada.

 

“¡Dijo que realmente te gustan las monedas y que te volverías loco por ellas!”

 

‘¿No era solo un héroe codicioso?’

 

Cale no podía creerlo, pero aceptó el oro de la sacerdotisa Elfa por ahora.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente