Capítulo 166 – TCF – Quizás [Parte 1]

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Click.

 

Algo que era incluso más impactante que el aire frío le dio la bienvenida a Cale cuando abrió la puerta del carruaje.

 

“J… joven maestro-nim!”

 

Había alguien que parecía muy feliz de verlo, corriendo hacia él con ambos brazos abiertos.

 

Era la Rata-Enana Mueller. Ni siquiera tenía puesto su abrigo adecuadamente mientras corría hacia Cale mientras se veía como si estuviera a punto de llorar.

 

“¿… que es lo que le sucede?”

 

Cale miró hacia Choi Han. Sin embargo, Choi Han se encogió de hombros como si él tampoco tuviera idea. Mueller llegó en frente de Cale en ese momento y comenzó a recuperar el aliento.

 

“J.. joven maestro-nim”.

 

“¿Qué?”

 

El Mueller normal se acurrucaría de miedo frente a Cale. Cale estaba confundido por lo diferente que actuaba Mueller de lo normal.

 

Mueller se agarró del costado de los pantalones de Cale en ese momento.

 

‘….que está pasando?’

 

La expresión desesperada de Mueller confundió a Cale, pero primero apartó a Mueller antes de preguntar.

 

‘Algo es extraño’.

 

El valor de Mueller estaba actualmente en aumento después de diseñar los muros del castillo y el Barco Golden Turtle [Tortuga Dorada]. ¿Por qué parecía tan asustado cuando debería estar caminando con la cabeza en alto?

 

“¡Prefiero seguirte! ¡Esto, esto es justo!”

 

Cale hizo un gesto a Choi Han para que se encargara de Mueller por ahora y entró a la Aldea Harris.

 

No había guardias en la Aldea Harris en este momento.

Todos los soldados y caballeros que habían estado aquí antes habían regresado al Castillo Henituse. Parte de esto se debía a que era un secreto que Cale estaba trasladando a la Tribu Tigre a la Aldea Harris, pero lo más importante es que la Tribu Tigre no necesitaba soldados para protegerlos.

 

Además, esos soldados y caballeros se entrenaban actualmente con el Capitán de los Caballeros en el castillo.

 

Cale miró la cerca de madera que parecía que Mueller había ayudado a diseñar antes de entrar en el pueblo que estaba rodeado de nieve.

 

[¡Se ve divertido!]

 

Raon comenzó a hablar.

 

La expresión de Cale se volvió extraña.

 

“Mm”

 

Podía ver a los jóvenes Tigres, Lobos y dos gatitos dando vueltas en la nieve.

 

[¡Voy a ir a jugar también!]

 

“Haz lo que quieras.”

 

Raon apareció en el aire y corrió hacia los niños jugando en la nieve.

 

“¡Jadear!”

 

Cale escuchó un jadeo que venía de detrás de él. Fue Mueller. El medio enano parecía haberse sorprendido al ver a Raon, cuando se acercó a Cale una vez más y se apretó en sus pantalones.

 

Cale no lo hizo a un lado esta vez. Miró hacia el hombre de treinta años que parecía un niño y comenzó a hablar con simpatía.

 

“Los tigres y los gatos son de la misma familia felina”.

 

Mueller asintió con la cabeza con tanta fuerza que su cabeza podría caerse.

 

Cale dejó que Mueller se escondiera detrás de él. Fue porque había gatos y tigres corriendo hacia ellos.

 

“¡Guau! ¡Ha pasado tanto tiempo!”

 

“¡Finalmente estás aquí!”

 

On y Hong fueron los primeros en llegar a Cale. Choi Han, quien estaba de pie junto a él, dejó escapar una risita. Era porque podía ver las comisuras de los labios de Cale temblando.

 

“¡Te extrañamos!”

 

El gatito rojo Hong, que llevaba ropa gruesa, froto su cabeza con la pierna de Cale. Mueller rápidamente escapó detrás de Choi Han en su lugar.

 

“Escuchamos que te lastimaron”.

 

El gatito plateado On, que había crecido un poco después de cumplir 12 años, dio vueltas alrededor de Cale. Sin embargo, 12 todavía era joven, por lo que respondió al niño en cuestión.

 

“Sí, tosí sangre”.

 

On y Hong, así como el joven Tigre y los Lobos que los rodeaban, comenzaron a fruncir el ceño. Raon comenzó a fruncir el ceño también.

 

A Cale no le importó mientras tragaba saliva después de ver a alguien acercándose en la distancia.

 

“Bienvenido, joven maestro-nim”.

 

“Sí, mucho tiempo sin verte”.

 

En comparación con el apretado Cale, el chamán Gashan solo tenía una fina capa de ropa en él. Gashan comenzó a sonreír con los ojos cerrados.

 

“El mayordomo Hans nos contó lo que hiciste en el Imperio”.

 

Lo que hiciste en el Imperio.

 

Cale había sido contactado por muchos lugares debido a eso.

 

Todos los nobles en el noreste, así como los nobles en todo el Reino, lo invitaron a diferentes celebraciones. La única excepción fue Eric, que había enviado una carta preocupada para verificar la condición de Cale.

 

Cale respondió casualmente ya que ya había escuchado esto muchas veces.

 

“¿Es eso así? ¿La naturaleza no te ha dicho nada más?”

 

“Huuu”.

 

Cale se estremeció al escuchar el ruido que salía de la boca de Gashan.

 

Se arrepintió de preguntar por la naturaleza.

 

Miró fijamente a Gashan, quien se apretó contra su bastón. En ese momento, Gashan inclinó un poco la cabeza y comenzó a hablar.

 

“La naturaleza ha dicho que… el Norte se llenará de aire cálido este invierno”.

 

 ‘Guau.’

 

Cale estaba asombrado. Sin embargo, su expresión estoica hizo que Gashan siguiera hablando sin cuestionarlo.

 

“¿No es la Alianza del Norte nuestro enemigo? Me preocupa que el aire caliente que llena el Norte signifique que les pasarán cosas buenas.”

 

“No hay necesidad de preocuparse por eso.”

 

La voz confiada de Cale hizo que los guerreros que venían con Gashan lo miraran. Cale les sonrió gentilmente.

 

“Sólo tenemos que hacer lo que tenemos que hacer. Las cosas irán como deseamos.”

 

“… Ya veo. No hay necesidad de preocuparse por las cosas que están tan lejos en el futuro.”

 

Gashan asintió con la cabeza mientras Cale pensaba para sí mismo.

 

‘La naturaleza es realmente psíquica’.

 

Tap. Tap.

 

Cale giró la cabeza para ver a un Dragón Negro sorprendido golpeando su hombro. El niño de seis años miraba asombrado a Gashan.

 

Cale escuchó la voz de Raon en su cabeza.

 

[¡Humano! ¡Esto es increíble! Estoy seguro de que el chamán Tigre no sabe nada de la ‘¡Ira del Dragón!’]

 

 

La Ira del Dragón.

 

Ese era el nombre de la columna de fuego que Eruhaben había creado. Cale se limitó a sonreír hacia Raon.

 

‘¡Es esa sonrisa otra vez!’

 

Raon negó con la cabeza y voló hacia On y Hong. Los niños que ahora tenían un promedio de nueve años de edad se murmuraban mutuamente cuando Cale los ignoró y comenzó a caminar.

 

“Vamos a casa.”

 

“Yes, sir”.

 

Casa.

 

Choi Han y Gashan siguieron detrás de Cale. Mueller se aseguró de mantenerse lo más lejos posible de Gashan mientras los seguía mientras aún sostenía los pantalones de Cale.

 

La Casa de la que hablaba Cale era naturalmente la Villa Super Rock.

 

Hubo algunas personas que llegaron a la entrada de la Villa Super Rock para saludarlo. Cale comenzó a sonreír tan pronto como los vio.

 

“¡Tan astuto!”

 

“¡Siento que está tramando algo de nuevo!”

 

“¡Tienes razón! ¡Es esa sonrisa otra vez!”

 

Hong, On, y Raon. Los comentarios sobre el fuego rápido de estos tres fueron ignorados cuando Cale miró a la gente en la entrada de la cueva.

 

Normalmente, Lock, Hans y Rosalyn serían los que lo saludarían en la entrada. Por eso esperaba que estuvieran aquí también ahora.

 

Sin embargo, las personas en la entrada de la cueva eran personas completamente inesperadas.

 

“¿Estás aquí?”

 

Era la espadachin Hannah. Estaba recostada a un lado de la cueva con los brazos cruzados. Cale no prestó mucha atención a su breve saludo y, en cambio, miró a las dos personas que la obligaron a moverse.

 

Shake shake shake.

 

La loca sacerdotisa Cage. Se estaba mordiendo las uñas mientras se apoyaba en una pierna y sacudía la otra. Estaba tan profundamente arraigada en sus propios pensamientos que ni siquiera se había dado cuenta de que Cale había llegado.

 

“Tú dios loco. ¿Por qué sigues apareciendo en mis sueños y lloriqueando? ¿Agarrando de los pantalones del joven maestro Cale? ¡¿Qué demonios estás tratando de decir?!”

 

Cage no había podido dormir bien durante las últimas semanas.

 

Ella escuchó la voz del Dios de la Muerte en sus sueños todas las noches. Él estaba sollozando y gimiendo una y otra vez.

 

¿Cómo podría un dios actuar de esa manera? Él siempre murmuraba lo mismo también.

 

‘¡Finalmente, por fin! ¡Cale, ese humano realmente era el verdadero acuerdo! ¡Ahora puedo compartir una hermosa muerte con el mundo!’

 

Esa afirmación no era muy rara.

 

Sin embargo, Cage no podía creer lo que diría después de eso.

 

‘¿Quieres intentar ser una Doncella Sagrada?’

 

Cage se despertó en ese momento cada vez y gritó de nuevo.

 

‘¡Qué mie*/rda! ¡¿Tu piensas que yo estoy loca?!’

 

Skydark: Mas que una mula jajajajaja..

 

Sin embargo, escuchó la voz del Dios de la Muerte junto con un fuerte dolor de cabeza cuando respondió de esa manera esta mañana.

 

‘Haz lo que quieras. Ese es el camino que debes tomar.’

 

Él le estaba diciendo que hiciera lo que ella quisiera hacer. Eso la hizo sentir aún más sospechas.

 

“Ca… Cage-nim”.

 

Podía escuchar la temblorosa voz del Santo Jack.

 

El Santo Jack Se había estado quejando de insomnio, dolor de cabeza y un corazón tembloroso en los últimos días. Dijo que no escuchaba la voz de un dios y que solo se sentía raro cada día.

 

Cage miró a Jack cuando él la llamó antes de que todo su cuerpo comenzara a temblar. Un sentimiento ominoso de repente la abrumó.

 

“Hijo de p-!”

 

Ella maldijo mientras giraba su cabeza hacia la dirección de ese sentimiento ominoso.

 

Ella había sentido este sentimiento ominoso antes.

 

Era el mismo sentimiento que ella había sentido cuando hizo una promesa frente al Dios de la Muerte para convertirse en sacerdotisa.

 

No, fue más intenso que esa vez.

 

El hecho de que ella sintiera esto cuando hizo su voto era un secreto, como nadie más lo había sentido.

 

“¿Maldiciéndome tan pronto como me ves? De hecho, me gusta este tipo de saludo.”

 

La mirada de Cage se posó en Cale una vez que giró la cabeza.

 

Ella respiró hondo. Ella había oído hablar de las cosas asombrosas que Cale había hecho en el Imperio. Ella debatió si comenzar la conversación hablando de eso, sin embargo, lo que salió de su boca fue algo que incluso ella no esperaba.

 

“Joven maestro nim, ¿qué trajiste contigo?”

 

La mente de Cage se aclaró tan pronto como ella preguntó eso.

 

“¿Qué cosa terrible trajiste contigo?”

 

Este sentimiento ominoso.

 

Aunque la Iglesia del Dios de la Muerte trata de envolver la muerte como algo cálido, Cage sabía la verdad.

 

No había nada más cruel que la muerte justa pero injusta.

 

La muerte visita a todas las personas, sin importar si eres rico o pobre, poderoso o débil. Por eso era justo.

 

Sin embargo, también era injusto porque tomaría la vida de un buen niño mientras dejaba vivir a un bastardo malvado hasta que se convirtiera en un anciano.

 

Cage podía decir que Cale había traído algo con él. En ese momento, escuchó la voz de Jack en su oído.

 

“··· Huh?”

 

El Santo Jack miraba a Cale con una expresión confusa. Estaba acariciando su pecho como si no pudiera entender lo que estaba pasando.

 

Cale comenzó a sonreír aún más después de ver la reacción de Jack.

 

‘Como se esperaba.’

 

La loca sacerdotisa Cage era una persona increíble como había esperado.

 

Cage era más del verdadero negocio que el Santo, Jack.

 

Fue un largo viaje desde el Imperio hasta la Villa Super Rock.

 

Sin embargo, Cale no fue detenido por ninguno de los sacerdotes de la Iglesia del Dios Sol ni de la Iglesia del Dios de la Muerte en su camino de regreso.

 

Sin embargo, el Santo Jack actualmente dudaba en acercarse a él mientras Cage se acercaba rápidamente.

 

Entonces ella comenzó a hablar.

 

“Joven maestro Cale, ¿por qué tienes un aura tan peligrosa en ti? ¡No es bueno para tu salud!”

 

Cale observó la expresión de Cage mientras compartía sus preocupaciones con él.

 

“Señorita Cage y Jack-nim”.

 

Cale señaló pausadamente la entrada de la cueva.

 

“Vamos a entrar primero antes de charlar”.

 

Cale tomó la delantera mientras se dirigían a la villa subterránea.

 

Un momento después, se colocó una taza de té frente a Cale. El Mayordomo Hans también puso algunos bocadillos delante de él antes de salir tranquilamente de la habitación de Cale.

 

Cale se recostó en el sofá ubicado en su habitación en el quinto piso de la villa por primera vez en mucho tiempo mientras lentamente comenzaba a hablar.

 

“Por favor, bebe algo de té porque nuestros cuerpos están fríos”.

 

Cage y Jack observaron a Cale por un momento antes de levantar lentamente sus tazas de té y tomar su té. Cage se calmó un poco después de tomar el té calmante.

 

En ese momento, dos objetos fueron colocados sobre la mesa.

 

Un viejo espejo compacto.

 

Y.

 

“Pffff!”

 

Cage escupió el té de la boca.

 

Un libro.

 

Autor, Una Muerte Sincera.

 

Drip. Drip.

 

Parte del té que escupió goteaba por sus mejillas al suelo. Sin embargo, ni Cage ni Cale prestaron atención a eso.

 

Cale escondió su nerviosismo cuando comenzó a hablar. Un artículo divino.

 

Cale no sabía mucho acerca de los artículos divinos.

 

“¿Qué piensas?”

 

Sin embargo, la loca sacerdotisa Cage estrecho su mano hacia el libro sin responder. Cale habló una vez que vio a Cage dudando.

 

“Por favor echa un vistazo.”

 

Ella inmediatamente recogió el libro tan pronto como él dijo eso. Fue en ese momento.

 

Shhhhhhh-

 

El libro blanco de repente se volvió negro.

 

Bang Bang.

 

Cale volteo la cabeza después de escuchar a alguien golpeando en la ventana.

 

“¡Humano! ¿Qué estás haciendo? ¡Siento un aura muy aterradora!”

 

Podía ver a Raon gritando con la cara plana como un panqueque en la ventana. Había volado en algún momento después de jugar con On y Hong afuera.

 

Su rápida velocidad sorprendió a Cale, quien luego escuchó la voz de Cage.

 

“…Esto……”

 

Cale volteo la cabeza hacia ella.

 

El corazón de Cale comenzaba a latir rápidamente.

 

‘¿Qué tan asombroso sería este artículo divino?’

 

Podía ver a Cage tragando saliva. Entonces ella comenzó a hablar.

 

“… Esto, esto es un artículo de un solo uso”.

 

‘Hmm?’

 

Cale se sorprendió.

 

“¿Perdóneme? Señorita Cage, ¿qué acaba de decir?”

 

‘¿Escuché mal?’

 

Cale miró de nuevo a Cage.

 

Recordó lo que el Dios de la Muerte le había dicho en sus sueños y comenzó a hablar.

 

Cale comenzó a llenarse de expectativas una vez más mientras esperaba lo que ella tenía que decir. Ella continuó.

 

“No estoy tan segura de mí misma”.

 

“··· ¿Disculpa?”

 

Realmente era un artículo de un solo uso. Incluso Cage no sabía nada más.

 

Luego le informó a Cale de lo que había visto.

 

“Este libro solo tiene una frase que puedo ver”.

 

Cale recordó lo que había leído después de escuchar sus palabras.

 

<Todas las formas de vida del mundo son hermosas una vez que están muertas. >

 

<¿Deseas morir? >

 

<¡Sígueme! >

 

<¡Ven a aprender sobre la forma más fácil de morir! >

 

Eso era lo que había leído.

 

¿Pero fue solo una frase para Cage?

 

Cale ahora la observó con una expresión diferente. Ella lo miró y recordó algo que el Dios de la Muerte le había dicho la noche anterior, después de semanas de interminables sollozos y comentarios.

 

‘Los héroes son existencias que incluso los dioses no pueden predecir. Ahora es el momento de que emerja un héroe.”

 

The Birth of a Hero [El Nacimiento de un Heroe].

 

La loca sacerdotisa Cage rechazó ese pensamiento mientras explicaba la oración que había leído en el libro.

 

“¿Tienes curiosidad por el método para matar la muerte?”

 

El libro con cientos de páginas se acortó en esa frase.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente