Capítulo 204 – TBPS – Kayu …… uma

Night mode
Pagina Anterior

Nota del traductor inglés: Una de mis novelas favoritas volvió a actualizarse nuevamente y noté que ya nadie lo estaba traduciéndolo, como el grupo que la tradujo antes que lo dejo en hiatus parece haber desaparecido. Entonces pensé por qué no hacerlo yo mismo.

Si alguien más está interesado en continuar con esta serie, hágamelo saber porque, como era de esperar, en comparación con solo leer, es mucho más esfuerzo y tiempo traducirlo. Si no es así, supongo que seguiré traduciendo los capítulos futuros.

 

*******

 

“¡¡Kyaaaaaaaaaaa !!”

Margari-san reaccionó instantáneamente al grito de Christina.

“Chico, vamos.”

“¡S-sí!”

Margari-san y yo corrimos escaleras arriba y nos detuvimos ante una puerta extravagante.

“¡Detrás de aquí!”

“¿Deberíamos destruirlo?”

“¡Idiota! ¡algo así violaría la ley de protección de bienes culturales!”

“Eeh … es una situación de emergencia por lo que no se puede evitar por seguridad”

“¿Dónde crees que estamos? ¡Esto es Oriana, el reino de las bellas artes!”

Margari-san observó su entorno.

“¡Por allí, podemos entrar desde allí!”

Señaló hacia una pequeña puerta para uso de empleados. Mirando de cerca, la puerta estaba ligeramente abierta.

“¡Kyaaaaaaaaaaa!”

En ese momento, el grito de Christina sonó por segunda vez.

“¡Apúrate!”

“Sí”

Seguí a Margari-san y entré por la pequeña puerta.

Dentro había un gran espacio parecido a un salón. Quizás había planes para algún tipo de evento porque ya se habían colocado las decoraciones.

Sin embargo, el hermoso piso de mármol estaba manchado por sangre roja brillante.

Los rastros de sangre fueron un recordatorio de las marcas de garras y algo que se arrastraba.

En el centro de toda esa sangre estaba Christina, agarrándose el hombro y su espada desenvainada.

A su alrededor había innumerables zombis.

“¿¡Estás bien!?”

“-! ¡Cuidado, todos ellos son nobles!”

Mientras decía eso, Christina blandió su espada para detener al zombi entrante.

“Du… duro …”

La espada de Christina se detuvo a mitad de camino en el brazo del zombi.

Básicamente, todos los nobles aquí se habían convertido en zombis, huh.

Y, naturalmente, dado que se habían entrenado en el uso de maná, esto resultó en zombis con altas capacidades físicas.

“¡Uooooaaaaa!”

Con un grito de guerra, Margari-san cargó.

Su gran espada hizo volar a los zombis que lo rodeaban creando una abertura.

“Woah, Margari-san es sorprendentemente capaz.”

La ayudé un poco y en secreto ahuyenté a algunos de los zombis. El hecho de que solo ayudé un poco es un testimonio de su fuerza.

“¿Está bien señorita?”

“Eh, eeh, estoy bien.”

“Parece que de alguna manera estoy en plena forma hoy, pero aquí nos superaron en número, retirémonos.”

Incluso si se está volviendo loco, Margari-san toma una decisión correcta.

“Eso parece una buena idea…”

“Ráp- Rápido por aquí.”

Mientras finjo temblar, elimino instantáneamente a los nobles zombis que nos obstruyen, asegurándonos un camino de retirada.

“Dese prisa, señorita”

“… ..”

Margari-san y yo apoyamos a la perezosa Christina y saltamos por la pequeña puerta.

“Rápido, la puerta.”

“¡Entendido!”

Justo cuando Margari-san cerró la puerta, un brazo de un zombi agarro la pierna de Christina.

A pesar de que el brazo del zombi está atrapado en la puerta, se nego a soltar la pierna de Christina.

“Ooh … ei, ei”

Mientras tiemblo apasionadamente, pateo ligeramente el brazo del zombi.

“Ku … esto!”

Christina apuñala el brazo del zombi con su espada, cortándolo.

Entonces la puerta se cerró por completo.

¡Pensar que sería capaz de presenciar una escena de un ‘brazo zombi agarrar una pierna justo cuando la puerta se está cerrando’ en persona!

Mientras disfrutaba de la sensación de satisfacción, la puerta se sacudió de forma ruidosa.

“¡Trae algo para barricarla!”

Margari-san gritó mientras él mantenía la puerta cerrada.

“¡Llevemos ese mueble!”

“Está bien.”

Christina y yo llevamos algunos muebles de aspecto pesado para sellar la puerta.

Entonces Margari-san finalmente retiró su mano de la puerta y respiró hondo.

“No parece que la puerta se rompa inmediatamente, pero …”

“No sabemos cuánto durará, ¿verdad?”

“Sí, deberíamos turnarnos para vigilar. Bueno, entonces, ¿había comida?”

“Había en la parte de atrás, pero, antes de que pudiera tomar alguno…”

Christina miró el traqueteo de la puerta con reproche.

“No se puede evitar en esa situación, habría sido bueno si hubiéramos podido tomar algunos.”

“Seguro que es problemático, no esperaba que los nobles fueran aniquilados de esa manera. Después de todo, deberían haber tenido guardaespaldas.”

“Eso es cierto ahora que lo mencionas …”

Margari-san asintió.

“Había señales de marcas de garras en las manchas de sangre. Garras grandes.”

Informé de lo que vi en el salón.

Definitivamente hay un zombi power-up mutado alrededor. Lo garantizo.

“Yo también lo vi.”

“Garras dices … … una bestia como esa, o tal vez algo más.”

“… No estoy seguro, pero existe la posibilidad de que algo esté acechando.”

“Si eso es cierto, entonces esto podría ser malo, es posible que no podamos defendernos con solo tres personas …”

Mientras Margari-san hablaba con tono grave, Christina negó con la cabeza.

“Lo siento, pero tendré que irme de aquí.”

“¿Eh?”

“¿Qué quieres decir?”

Margari-san y yo observamos a Christina.

“Mira aquí.”

Ella se rió con tristeza y nos mostró su hombro izquierdo.

“Esto … esto es …”

“Achaaa”

Tenía una herida de mordedura horrible. La abertura se estaba volviendo negra, sin duda era la presencia de una infección.

“Lo siento … tarde o temprano yo también me conve …”

Ella bajó la cabeza y apretó la voz.

“Señorita….”

“Yo dejaré este lugar, no quiero causarles ningún problema.”

“Pe-pero …”

Margari-san trató de hablar pero las palabras no salieron, se volteó hacia mí con una mirada suplicante.

“Mmm…….”

Qué debería hacer.

 

Pagina Anterior