TSS 301: ¡Nosotros….ganamos!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“¿Ustedes chicos… vieron eso? ¡El Joven Maestro Lin es simplemente demasiado fuerte!” Un discípulo gritó emocionado.

“¡Lo vi! ¡Lo vi!” Algunos de los demás discípulos sólo podían mirar con sus ojos muy abiertos, sin poder decir otra palabra.

“¡Fuerzas para el Joven Maestro Lin…!”

“¡Larga vida para el Joven Maestro Lin….!”

Para estos discípulos que apenas habían sobrevivido a la muerte, el puñetazo ardiente de Lin Fan les había infundido una vez más esperanza de vivir.

Zhang Ergou y los demás también estaban desconcertados. ¿Desde cuándo su Maestro se volvió tan fuerte? ¿¡Volarle la cabeza a alguien en el pico de la etapa Celestial Superior con un solo golpe?!? ¡Eso fue aterrador!

“¿Desde cuándo ese muchacho se ha vuelto tan dominante….?” El Anciano Mayor Wuya murmuró con incredulidad. El Gran Maestro Yan miró a Lin Fan con unos ojos igualmente sorprendidos. Podía sentir el terror de ese golpe. Si él mismo estuviera en el lugar de ese hombre, podría haber acabado en ese mismo estado.

Frente a eso, el Gran Maestro Yan se sintió un poco abatido. Si Lin Fan hubiera regresado antes…

*Suspiro*.

Pero Yan Hongyu movió su cabeza inmediatamente después. ¿Cómo es posible que hubiera tantas cosas en este mundo que pudiesen ir de la manera que él quería?

“Ding….felicitaciones por matar a una persona en el pico de la etapa Celestial Superior.

“Ding….+800, 000,000 puntos de experiencia.

Tirando el cadáver en su inventario, Lin Fan volvió a levantar su mirada.

Han Yongyi estaba frunciendo el ceño en este momento. Eso no había ido como él esperaba. Detrás de él, los demás Ancianos Mayores temblaron por un momento. Podían sentir cómo el miedo corría dentro de ellos. Aunque ese puñetazo parecía ser extremadamente normal, pudieron sentir como una fuerza imparable fluyo en su interior.

Lin Fan podría ver a través de Han Yongyi en este momento. Esa niebla negra que se enrollaba alrededor de su cuerpo era similar a lo que le ocurrió a Liang Yichu. Algo se apoderó de él. Pero Lin Fan no podía ver lo que era.

Pero nada de esto le importaba a Lin Fan. Después de todo, todos ellos tienen que morir.

“Nada mal, muchacho, nada mal…” Han Yongyi mostró una sonrisa fría y sin miedo alguno. Sin embargo, justo cuando estaba haciendo eso, sucedió algo sorprendente.

“No quiero perder más tiempo hablando. Todos ustedes morirán”. Lin Fan miró fríamente a Han Yongyi antes de lanzar un puñetazo.

De repente, una enorme cantidad de energía estalló del cuerpo de Lin Fan. La energía de su brazo derecho impactó sin parar con el vacío que lo rodeaba. Se produjeron pequeñas explosiones alrededor del brazo derecho de Lin Fan mientras atravesaba el cielo. Esos sutras negros emitieron una luz brillante y resplandeciente.

“¡Muérete…!” Lin Fan rugió con ira. Su simple puño fue suficiente para destruir los Cielos mientras causaba que el vacío a su alrededor se desgarrase destructivamente.

Sintiendo esta enorme energía que se eleva hacia ellos, las caras Ancianos Mayores que estaban detrás de Han Yongyi se estaban poniendo pálidas.

“¡Insolente….!” Han Yongyi gritó con ira. Toda la energía oscura que había absorbido dentro de su cuerpo estaba siendo liberada mientras se cubría con una neblina negra cada vez más densa. Esta aura era aterradora.

El puño de Lin Fan se acercó. Ese puño abrumador brilló intensamente, bañado por una luz dorada. Este fue un puño que estaba infundido tanto con la Energía Verdadera como con el poder de las líneas de red de energía, lo suficientemente fuerte como para destrozar los Cielos por completo.

Rugiendo con ira, Han Yongyi usó sus dos manos para defenderse del golpe. Sin embargo, se dio cuenta con horror de que no podía bloquearlo por completo.

¡BOOM!

Ese poderoso puño era imparable, reteniendo a Han Yongyi dentro de él en un instante.

“¡Argh….!”

Un grito trágico resonó desde los caóticos cielos.

Todos los discípulos de la Secta Gloriosa miraron hacia los cielos, preguntándose qué estaba pasando dentro de ese caos.

El Gran Maestro Yan y los demás también miraban al cielo con la misma conmoción. Podían sentir la inmensa cantidad de energía dentro de ese puñetazo, haciendo que sus corazones latan con fuerza en este momento.

Lin Fan se quedó allí de pie, con una mirada fría. No pudo evitar aumentar la valoración que tenía de Han Yongyi.

Y pensar que aún podría sobrevivir a ese golpe.

“¡Argh….imposible…!” La voz de Han Yongyi penetró a través de los cielos. Cuando la luz brillante comenzó a despejarse, todos los discípulos que miraban hacia los cielos no pudieron evitar jadear.

Al igual que la encarnación de un Señor Demoníaco, ese poderoso Han Yongyi había perdido la mitad de su cuerpo con ese golpe. Sangre fresca caía del cielo, y observar esa escena era extremadamente sangrienta.

Lin Fan frunció el ceño. Parecía que tenía que tener ponerse límites de ahora en adelante. Si volara también la otra mitad de su cuerpo, ya no tendría nada que forjar.

Yan Hongyu y los demás estaban desconcertados ahora mismo. ¡Y pensar que Lin Fan llegaría a tal nivel…!

“¡Ah…! ¡El Joven Maestro Lin es demasiado fuerte!”

“Joven Maestro Lin, ¡mátalo!”

“¡Gloria al Joven Maestro Lin….!”

“¡Gracias a Dios que el Joven Maestro Lin se encuentra aquí, o estaríamos muertos en este momento!”

Mientras ovacionan, todos los discípulos de la Secta Gloriosa no pudieron también evitar sentirse aliviados. ¡Pero eso estuvo demasiado cerca para que se relajaran! ¡Demasiado cerca!

“¡Gran Maestro…!” Los numerosos Ancianos Mayores de la Secta Jiuxiao miraban horrorizados mientras la sangre de sus rostros desaparecía rápidamente. ¡Pensar que el invencible Gran Maestro al que veneraban le volarían la mitad de su cuerpo con un solo golpe! ¿Cómo es eso posible?

Querían huir, pero algo espantoso ocurrió en ese momento.

Saltando de donde estaba, Lin Fan apareció justo delante de ellos.

“Hmph, ya que ustedes vinieron, entonces todos ustedes se quedarán aquí.”

¡Piak!

Con una simple bofetada, un Anciano Mayor de la Secta Jiuxiao gritó de dolor antes de caer en picada desde los cielos.

“Ding….felicitaciones por matar a alguien en el pico de la etapa Celestial Superior.

“Ding….+800, 000,000 puntos de experiencia.

“Ding….felicitaciones por subir de nivel.

Celestial Menor, nivel medio. (10, 000,000/3, 000, 000,000).’

“¡Wow! ¡Mira al Joven Maestro Lin! ¡Mató a esa persona con una simple bofetada con la palma de su mano!”

“¡El Joven Maestro Lin es demasiado dominante!”

¿”¡Ja! ¿Quieres destruir a la Secta Gloriosa? ¿Tienen lo necesario con el Joven Maestro Lin por aquí?”

Mirando los cuerpos que caían del cielo uno por uno, los discípulos de la Secta Gloriosa se emocionaron más allá de las palabras. Sentían que sus corazones podían explotar a causa de la alegría que sentían en este momento.

“¡Pensar que el Joven Maestro Lin sería fuerte hasta este punto!” Zong Hentian miró estupefacto a los cuerpos que caían del cielo uno por uno. También había quedado profundamente conmocionado.

Lu Yan apretó su puño con fuerza. Había querido demostrarle a ese hombre que había cometido un error al no haberlo seleccionado en ese entonces. Sin embargo, al ver lo que estaba sucediendo en este momento, se dio cuenta de que todo era una ilusión de su parte. Qué ridículo parecían sus anteriores pensamientos en este momento.

Todas las discípulas de la Montaña Jialan estaban llenas de emoción en este momento. Por un lado, tenían el corazón destrozado por la muerte de la maestra de su Montaña. Pero, por otro lado, estaban extremadamente alteradas al ver a esas personas que habían causado la muerte de su Maestra caer una a una.

“¡No me mates…!” Uno de los Ancianos Mayores de la Secta de Jiuxiao estaba temblando desde la cabeza hasta los pies, mirando a esa persona que se parecía más a un Dios de la Muerte que el propio Dios de la Muerte.

“Hmph. Pensar que eres una persona en el pico de la etapa Celestial Superior. Incluso los discípulos de tu secta tenían más agallas. ¡Muere!” Lin Fan respondió con desprecio.

¡Piak!

Otra bofetada más y el Anciano Mayor de la Secta Jiuxiao cayeron como un cometa que se rompió su hilo hacia el suelo.

“Ding….felicitaciones por subir de nivel.

Celestial Menor, nivel superior. (100, 000,000/4, 000, 000,000).’

Después de matar a todos los Ancianos Mayores, Lin Fan se dio la vuelta y miró directamente a Han Yongyi.

“Eres el único que queda ahora. Tengo que ver la capacidad que tienes ahora para destruir a MI Secta Gloriosa”. Lin Fan gritó enfadado. Esa imponente presencia de Lin Fan presionó el corazón de Han Yongyi con una inmensa fuerza.

“¡Gran Maestro…!” En ese momento, Xinfeng se acercó corriendo a lo lejos. Mirando a esa figura en los cielos, no sabía exactamente qué sentir.

“¡JA, JA, JA! ¿Quieres matarme? ¡No es tan fácil…! ¡Hoy haré que toda la Secta Gloriosa me acompañe en mi entierro!” Gritando con furia, una neblina negra se elevó hacia los cielos mientras un aura siniestra salía de su cuerpo.

“¡Quiere autodestruirse!” Mirando lo que estaba sucediendo, el Anciano Mayor Wuya gritó sorprendido.

“¡JAJA…! ¡No pienses que vas a ganar! ¡Todos en el Mundo Xuanhuang deben morir…!” Han Yongyi continuó con sus enloquecidos gritos. Había alcanzado el epítome de su aura, listo para explotar en cualquier momento.

“Hmph. ¡Idiota….!” Lin Fan resopló fríamente antes de que con un destello llegara al lado de Han Yongyi.

“¡Tú…!” Han Yongyi miró a Lin Fan con un odio inimaginable.

“Anda y auto-destrúyete”. Lin Fan tocó la mitad del cuerpo de Han Yongyi y grito.

“¡Jodete y entra en mi horno “Forjar el cielo y la tierra”!”

Y así de fácil, el cuerpo de Han Yongyi desapareció milagrosamente del cielo sin dejar rastro alguno. Flotando en el cielo, Lin Fan miró a toda la Secta Gloriosa y abrió completamente sus brazos.

“¡Hemos… ganado…!”

Una por una, estas palabras pasaron por los oídos de los discípulos de la Secta Gloriosa. Todos siguieron esto con una ovación.

“¡¡¡¡GANAMOS…!!!!!”

Los discípulos se abrazaron unos a otros y gritaron con emoción. Habían pensado que morirían en ese momento. Y pensar que el Joven Maestro Lin aparecería y cambiaría la situación.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »