Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 77 – TSLDB – La maldición del Planeta Kanassa

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Planeta Kanassa.

Un hermoso y misterioso planeta que ha estado en secreto hasta ahora.

Y hoy, este hermoso planeta estaba en una catástrofe. Un gran grupo de Saiyajin había aparecido desde el espacio exterior y comenzaron con la masacre. Montañas divididas, rocas dispersas por todas partes y cráteres de todos los tamaños se pueden ver en todas partes en el planeta.

¡Boom!

Una enorme onda de energía chocó con una montaña, y el suelo tembló antes de que la montaña colapsara. Las piedras se dispararon como balas de cañón, y cayeron al suelo, levantando una gran tormenta de arena seca.

Los más de mil saiyajin se reían salvajemente y disfrutaban del placer de la lucha. Volaron de una montaña a otra y entraron a pueblos como bandidos. Dondequiera que iban, todo desaparecía y uno por uno los seres vivos murieron en la explosión.

En un bosque de montaña, animales de diferentes tamaños corrían y rugían cuando un sonido atronador apareció y una bola de energía vino desde el cielo, convirtiéndolos de manera instantánea en polvo fino.

“Sr. Bardock, los seres vivos de nivel bajo en el Planeta están completamente aniquilados, dejando solo a los Kanassans nativos”. Un pequeño Saiyajin que llevaba rastreador informó.

“Mmm, dile a todos que tengan cuidado, escuché que estos Kanassans pueden usar habilidades misteriosas, e incluso podrían amenazar un poco las vidas de los Guerreros de nivel alto”.

Bardock ordenó a su subordinado.

En el registro de las estrellas, el planeta Kanassa se ubicó en la ruta de vuelo norte del planeta Vegeta y han estado viviendo juntos en armonía durante años, sin ningún conflicto.

“Sí, Sr. Bardock!”

Después de recibir la orden, ese Saiyan los recordó.

Bardock observaba en silencio el humo negro ondeaba por todas partes como si fuera el fin del mundo. Sin saber por qué una inquietud apareció en su corazón como si algo fuera a suceder.

Tres días después, dentro de la ciudad que estaba en ruinas, se derrumbaron los edificios, piedras rotas. En un instante, una buena raza fue eliminada.

El anciano de Kanassan observaba cómo su raza moría, había innumerables miembros siendo asesinados. No pudo evitar sentir pena e indignación, antes de enojar a estos demonios Saiyajin.

“¡Ustedes, malvados saiyajin, tarde o temprano pagaran por esto, gritó enojado el anciano, con sus pupilas verdes brillando con luz sangrienta.

De repente, ese anciano reveló una sonrisa extraña, antes de reír maniáticamente al cielo.

Su capacidad psíquica le había permitido vislumbrar una escena del futuro.

En la escena, vio que el futuro de estos malvados Saiyajin no era mucho mejor que el de ellos. En poco tiempo, también serán destruidos en manos de alguien más fuerte.

“Jajaja, ustedes tampoco podrán evitar la calamidad. Hoy, has destruido el Planeta Kanassa, pronto tu planeta también será destruido. Keke! Ustedes han cometido todo tipo de males, todos irán al infierno”.

El anciano estaba feliz, con ambas manos levantadas hacia el cielo como si expresara su gratitud a Dios.

“¡No, ya cállate!”

La cara de Bardock estaba cubierto de nubes oscuras, extendió su dedo y un radiante rayo de luz blanca salió disparado, penetrando el pecho del anciano.

Atreverse a maldecir a los Saiyajin, merece morir!

¡Thump! El anciano de Kanassan cayó al suelo mientras escupía un chorro de sangre de su boca, sin embargo, su rostro estaba con una sonrisa loca. Esa expresión parecía una cuchilla afilada, perforando profundamente el pecho de Bardock, el presagio poco propicio en su corazón se hizo aún más fuerte.

“Incluso si me matas ahora, el futuro ha sido determinado por mucho tiempo, Ustedes Saiyajin no podrán escapar de la muerte, tos, tos… ¡Sólo nos vamos primero, pronto les daré personalmente la bienvenida al infierno!”

Después de escucharlo, una expresión sombría apareció en el rostro de Bardock, luego dijo fríamente: “¿Cómo podrían los Saiyajin seguir tus pasos?”

“Tos, tos, no importa si lo crees o no, ¡sucederá tarde o temprano!”

El aura de vida del anciano se fue disipando gradualmente, pero él seguía riendo a carcajadas: “Jajajajajaja, entonces usaré mi última fuerza restante para maldecirte y ver el futuro, te sentirás desesperado cada segundo, permanecerá en tu cabeza, y poco a poco destruyendo tu voluntad, haciéndote vivir para siempre con dolor… ”

Los ojos del anciano se llenaron de sangre cuando una tenue luz roja brilló en sus ojos, esa luz parecía extremadamente extraña.

Bardock repentinamente sintió mareos, y luego innumerables imágenes ilusorias aparecieron en su cabeza, golpeando repetidamente su voluntad, confundiéndolo con lo que es real y lo que es ilusorio.

“Ahh!”

Bardock rugió de dolor antes de perder la conciencia.

Después de un tiempo, Bardock recuperó gradualmente la consciencia y se examinó a sí mismo, y no encontró nada extraño, pero su cabeza todavía estaba pesada, sintiéndose un poco mareado.

“¡Estos malditos Kanassans!” Bardock maldijo, inesperadamente fue atacado furtivamente por ese Kanassan, pero afortunadamente, no pasó nada inusual.

Mirando el cadáver del anciano del Planeta Kanassa que estaba tirado cerca, la cara de Bardock estaba fría cuando agitó su mano y quemó el cadáver en cenizas con una Onda de Energía.

“Sr. Bardock, es bueno que estés bien. ¡Hace un momento la sede central había enviado un mensaje pidiendo a todos los Saiyajin que regresen inmediatamente al Planeta Vegeta!

El rastreador en su oreja emitió un pitido y  pudo escuchar la voz del comandante adjunto de esta misión.

“Bosch, ¿qué está pasando?” Bardock frunció el ceño, ¿por qué la sede daría tal orden sin ninguna razón, qué podría haber ocurrido?

De pronto, un mareó por su cabeza, se agarró la cara y se arrodilló en el suelo como si innumerables insectos dentro de su cabeza.

Su visión lentamente se volvió borrosa…

En el tranquilo cielo estrellado, el planeta rojo oscuro Vegeta estaba en lo alto.

En un lugar no muy lejano en el espacio exterior, las naves espaciales en forma de disco estaban esparcidas por todo el lugar e innumerables alienígenas con armadura sostenían cañones de energía, parecían langostas en la nave espacial.

Pronto, el espacio exterior del planeta Vegeta se iluminó poco a poco en llamas.

La imagen cambió.

Una persona que viajaba en una pequeña nave espacial con forma de huevo levanto su dedo mientras se reía salvajemente. De pronto, otra energía en forma de sol se levantó en el cielo estrellado y una gigantesca bola de fuego de cientos de metros se dirigió hacia el Planeta Vegeta.

La bola de fuego cayó del espacio.

¡Su superficie naranja-roja causó que la atmósfera se volviera irritable y abrasadora!

Un ruido fuerte y aterrador retumbó en el cielo estrellado, y el enorme planeta Vegeta explotó en polvo cósmico…

“¡Sr Bardock, Sr Bardock!” Una voz salía continuamente del rastreador.

“Bosch, estoy bien, continúa lo que estabas diciendo…” Bardock se mordió los dientes, todo su cuerpo temblaba de sudor empapando su ropa.

“¡Sí!” el comandante adjunto de la misión Bosch explicó todo en detalle.

Apagando el comunicador, los ojos de Bardock se mostraron indiferentes y sombríos cuando murmuró con los dientes apretados: “Mierda este Freezer, ¿qué podría estar haciendo?”

Bardock no pudo evitar fruncir el ceño al pensar en la extraña escena que acababa de aparecer en su cabeza.

“Usaré mi último fuerza restante para maldecirte para que veas el futuro, te sentirás desesperado cada segundo, se quedará en tu cabeza y poco a poco destruirás tu voluntad, haciendo que siempre vivas con dolor…”

Las palabras del anciano Kannassan todavía resonaban en sus oídos.

“¡Era realmente la escena del futuro que acabo de ver! ¿La intención de Freezer es destruir el Planeta Vegeta? ”Bardock murmuró suavemente y apretó fuertemente los puños. ¡El planeta Vegeta no puede ser destruido!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente