Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 74 – TSLDB – No quiero ver el Planeta Vegeta

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Planeta Vegeta, palacio real, en una sala de entrenamiento.

En un ambiente oscuro, cinco Saibaman rodeaban a un joven, dudaban en atacarlo.

Estos Saibaman se cultivaron utilizando la más alta tecnología, y cada uno de ellos tiene un poder de batalla de alrededor de mil, mientras que la figura rodeada en el centro parecía un joven Saiyajin de unos 5 años, pero aun así, los Saibaman se sintieron aterrorizados.

“¡Snort!” Ese pequeño Saiyajin resopló fríamente y se preparó para el ataque.

En un instante, el pequeño Saiyajin atacó, las ilusorias imágenes cubrieron todo el campo de visión, fue tan brillante, después del último sonido, el humo impregno la línea de visión.

Cuando el humo se dispersó, solo había ese joven Saiyajin de pie con arrogancia.

“¡Basura!”

Dijo en todo de desdén mirando a los chamuscados Saibaman, dijo el joven Saiyajin con una voz indiferente antes de ponerse una capa sobre el hombro y abandonar la sala de entrenamiento.

Después de irse, el Saiyajin que estaba a cargo de limpiar el desastre, miró el suelo con baches y suspiró con emoción: “El hijo del rey Vegeta es realmente poderoso, ya es capaz de derrotar a los Saibaman tan joven ¡En el futuro, definitivamente se convertiría en un rey sobresaliente!

“¡Sí, los Saiyajines se volverán más y más poderosos bajo el liderazgo del Rey Vegeta y Su Alteza el Príncipe!” Otro Saiyajin de mediana edad miró la dirección de Vegeta con admiración.

En el Planeta Vegeta, hay una clara diferencia entre fuerte y débil. Los saiyajin como ellos, que tienen un talento promedio, solo pueden hacer algunas tareas misceláneas. Si la raza Saiyajin quiere desarrollarse, ¡necesitan talentos como el hijo del Rey Vegeta!

En el sinuoso pasillo del palacio real, Vegeta avanzaba muy tranquilo. Aunque su poder de batalla ya había superado los 1000 puntos, todavía no estaba satisfecho.

En este momento, varios guardaespaldas imperiales corrieron apresuradamente desde el lado del corredor, en sus manos sosteniendo un gran plato de comida. Al ver esto, Vegeta pensó que era un poco extraño, así que contuvo a uno de los guardaespaldas.

“¿Por qué tienes tanta prisa, y para quién es esa comida?” Preguntó Vegeta desconcertado.

Ese guardaespaldas estaba sudando profusamente cuando respondió: “¡Hace un momento, un hombre extraño llegó al palacio y Su Majestad nos ordenó que trajéramos esta comida! Príncipe, déjeme ir, ¡ese invitado ha estado esperando ansiosamente!

Soltando su mano, Vegeta estaba un poco desconcertado mientras miraba al guardaespaldas: “¿Quién es ese invitado, hizo organizar tanta comida?”

Después de reflexionar, Vegeta se dirigió hacia el palacio real.

Cuando se acercaba, escuchó insultos provenientes de la sala, una voz poco familiar.

“Bastardo, ¿le has dicho a estas personas que prepararan esta basura para entretener a este dios? ¡Rey Vegeta, te voy diciendo que no podrás soportar el precio de engañar al Dios de la Destrucción!

La voz de Bills era imponente e indiferente.

“¡Señor Bills, no me atrevo a engañarle, esta es la comida más deliciosa del Planeta Vegeta!” La voz del Rey Vegeta estaba algo aterrorizado y su cuerpo completamente postrado en el suelo, con la cara distorsionada.

El rey Vegeta era una persona muy orgullosa y obstinada, similar a Vegeta en el futuro, pero frente a Bills, solo podía inclinar su cabeza orgullosa y hablar con humildad. Porque si el se enoja, el planeta Vegeta desaparecerá completamente del universo.

“¡Humph!”

La pierna de Bills estaba presionando la cabeza del rey Vegeta mientras él recogía su oreja con el dedo y luego a la boca para soplarla, antes de mostrar una mirada impaciente. Honestamente, estos alimentos preparados por el rey Vegeta lo han dejado muy insatisfecho, no eran del todo sabrosos como la comida que había comido hace poco.

“¿Esto es delicioso, dices?”

Bills con sus pupilas doradas, rompió el plato de comida en la cabeza del Rey Vegeta con una mano, ya que el Rey Vegeta solo podía soportar humildemente.

“¿Que está pasando? ¿Quién es esa persona y por qué el padre está sufriendo una humillación tan grande?

Vegeta se escondía detrás de los pilares, y no podía creer la escena frente a él, el digno rey de los Saiyajin… … ¿cómo puede actuar de manera tan dócil y servil?

Vegeta apretó su puño, sintiéndose un poco impaciente.

“¿Hm?”

Al darse cuenta de que había una persona escondida detrás de los pilares, Bills miró al pilar cuando su fuerza ilimitada penetró en el pilar, golpeando a Vegeta. Vegeta sintió como si un rayo lo hubiera golpeado, y su cuerpo cayó rígidamente al suelo, quedándose inmóvil.

Una fuerza de succión vino de ambas manos de Bills y sostuvo a Vegeta por su cabeza.

“¡Señor Bills, por favor, deje de lado a mi hijo!” El Rey Vegeta con pánico suplicó mientras apretaba los dientes: “¡Este humilde ordenará a las personas que preparen una comida deliciosa!”

“¡No hay necesidad!”

La cara de Bills estaba cubierto de nubes oscuras cuando arrojó a Vegeta. Bang, un agujero apareció en la pared, el enorme impacto hizo que Vegeta se hundiera en la pared haciendo que los huesos de su cuerpo se rompieran.

Aburrido, Bills chasqueó los dedos y dijo: “Realmente aburrido, pensé que podía comer comida deliciosa”. ¡No hay nada bueno en este Planeta Vegeta!

Después de hablar, Desapareció repentinamente del palacio.

Viendo que el Dios de la Destrucción había desaparecido, y confirmando que se había ido después de un largo tiempo, el Rey Vegeta se limpió el sudor frío de la cabeza.

No creía que el legendario Dios de la Destrucción, Bills apareciera delante de él, si no fuera por la leyenda de la familia real de los Saiyajin, las consecuencias hubieran sido desastrosas, ¡ah!

¡El verdadero Dios de la destrucción es aún más aterrador que la leyenda!

Al pensar en el inmenso poder, sin fondo, similar a un océano sin límites, el Rey Vegeta tenía miedo y cuando volvió en sí, se dio cuenta de que su ropa estaba empapada en sudor frío.

Dando uno pasos rápidos y llegando al lado de Vegeta, el Rey Vegeta lo examinó cuidadosamente y encontró que Vegeta solo tenía unos huesos rotos, haciéndolo sentir ligeramente relajado, luego rápidamente convocó a los guardias para llevar a Vegeta a la Capsula de recuperación para tratar las heridas.

Vegeta es su hijo más preciado y también es el guerrero más destacado entre los Saiyajin, no puede haber incluso un pequeño accidente.

El rey Vegeta se quedó solo en el salón principal, su expresión cambió, y no se podía imaginar lo que estaba pensando.

En el universo ilimitado, el Dios de la Destrucción, Bills estaba aburrido.

En este momento, una raya de luz provenía desde el espacio apareciendo frente al Dios de la Destrucción Bills tan rápido como un rayo.

“¡Bills sama, te has vuelto a escabullir en secreto!”

Se podía escuchar una voz delicada y una persona con cabello plateado y con una túnica divina marrón se podía ver caminando paso a paso mientras se apoyaba en un cetro divino, mientras un collar azul flotaba mágicamente alrededor de su cuello.

“Oh, Whis, ¡has venido!” Bills estaba recostado de espalda en el espacio, sus dos manos estaban detrás de su cabeza mientras se deslizaba en el espacio.

“Ah, Bills-sama, esta vez has destruido otros 134 planetas, si lo sigues haciendo, pondrás al Supremo Kai en un dilema”. Whis puso su mano en la frente, pero ni siquiera tenían una expresión preocupada.

“¡Tut!” Billss chasqueó la lengua, con una cara indiferente, “Solo he destruido algunos planetas, nada más. Solo haz que esos Supremos Kaiosamas creen más planetas”.

“Se necesita un largo período de tiempo para nutrir un planeta, y especialmente con seres vivos. Si la velocidad de creación de los supremos Kaiosamas no puede coincidir con la velocidad de destrucción de Bills-sama, entonces será un gran problema”.

La cara de Bills fue desdeñosa, cambió el tema y preguntó: “Oye, Whis, había comido una deliciosa comida rara vez vista, ese sabor era realmente inolvidable, ¡su sabor aún está en mi boca!”

“¿De Verdad? Bills-sama, ¿me dejaste algo? ”Cuando se mencionó la deliciosa comida, Whis también estaba interesado.

“Esa comida deliciosa era una cantidad muy baja, ¿cómo podría haber algo para ti?”

“Es demasiado triste entonces, ¿Bills-sama se lo comió en este planeta?” Whis apuntó su cetro al lejano planeta rojo oscuro Vegeta.

“Sí, ¡pero es una pena que no quede más comida deliciosa!” Al mencionar el Planeta Vegeta, Bills todavía estaba enojado, ¡quiere destruir el Planeta Vegeta!

Sin embargo, le prometió a Xiaya que abandonaría el Planeta Vegeta, si no cumple con su promesa, minaría la reputación del Dios de la Destrucción.

“Oh, eso es correcto, Whis, ¿quién es el gobernante de esta área?” Bills  giró y preguntó.

Whis levantó su cetro y comprobó por un segundo antes de revelar la imagen de Freezer en la bola de cristal azul que flotaba sobre el cetro. “Bills-sama, el gobernante, es un tipo llamado Freezer, que es miembro de la raza Demonios del Frío! ”

Bills acarició la barbilla y dijo: “Bueno, transmite un mensaje a ese Freezer y dígale que no quiero ver el Planeta Vegeta y que lo destruya”.

“¡Sí, Bills-sama!”

Whis respondió.

Es solo destruir un planeta, para ellos, era como beber agua, y ya es algo común.

Dejar que otros destruyan al Planeta Vegeta no se considera que lo destruya personalmente, esto mantendrá el prestigio de Dios de la Destrucción y también cumplirá la promesa de un Dios.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente