Capítulo 66 – TSLDB – *TÍTULO AL FINAL*

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

El tiempo pasa, en un abrir y cerrar de ojos pasaron dos meses.

Tierra, zona norte.

El clima estaba despejado, el sol brillaba intensamente. El resplandor del iluminaba los hermosos paisajes haciendo que todo se vea hermoso.

El hemisferio norte, dentro de una cadena montañosa empinada, la silueta de un hombre revoloteaba por el bosque, los movimientos eran ágiles, a veces centelleaban y a veces desaparecían, algunas veces adelante, y en un abrir y cerrar de ojos aparecería nuevamente en la cima de otra montaña a cien metros de distancia.

“La montaña Paoz debería estar cerca.” Xiaya levantó la cabeza y vio una montaña erguida, con el corazón impávido.

Aquí las montañas eran muy altas, el ambiente cómodo y tranquilo. Las elevadas montañas se extendían densamente. Como las montañas estaban ubicadas en una área remota, rara vez había gente aquí, e hizo que este lugar se convierta en un paraíso para los animales salvajes.

Después de tres años, Xiaya ha regresado una vez más a la Tierra cuando el Planeta Vegeta estaba al borde de la destrucción, tiene una razón para ello.

Ha estado viajando sin descanso entre el Planeta Vegeta y el Planeta Hongshan en los últimos dos meses y finalmente ha evacuado a los más de 3,000 Saiyajin al Planeta Hongshan.

Sin embargo, los Saiyajin en el Planeta Hongshan estaba formado principalmente por Guerreros de nivel bajo, y los Guerreros de nivel alto eran solo pocos como Adri y otros. Aunque no afectará el desarrollo futuro en el Planeta Hongshan, sin embargo, tener muy pocos Guerreros de nivel alto, su base será muy bajo, y tomará mucho tiempo para mejorar la línea de sangre.

La forma más fácil es transferir Guerreros de nivel alto directamente desde el Planeta Vegeta. Pero el problema es que los Guerreros de nivel alto en el Planeta Vegeta no son muchos, y cada uno de ellos era muy importante, y la desaparición podría atraer la atención del Rey Vegeta.

Aunque no le importa, no tiene más remedio que tomar en consideración la reacción de Freezer.

¡Todo se tiene que hacer con cuidado!

Xiaya reflexionó, tendrá que tomar nota y buscar las Esferas del Dragón de la Tierra. Usarlos para evacuar a algunos de los Saiyajin al Planeta Hongshan, sería una muy buena opción.

Naturalmente, él no evacuaría a demasiados Saiyajin, y cada uno de ellos tendrá que ser cuidadosamente seleccionado. Es muy importante garantizar la estabilidad de los Saiyajin, solo un ambiente estable permitirá que se recuperen y vuelvan a su punto máximo.

Sin embargo, hay otro problema. Todavía es demasiado temprano desde el inicio de la Obra principal de Dragon Ball, y Bulma tampoco ha crecido, por ende el radar no existe

Así que antes de buscar las siete esferas del dragón, debe preparar un radar. Por lo tanto, tiene que encontrar una esfera del dragón, y  dejar que los Feidaya midan la longitud de onda. Basados ​​en el estándar tecnológico de Feidaya, deberían poder hacer un Radar muy  rapido.

En la obra original se conocían dos ubicaciones de las esferas, la de cuatro estrellas que Son Gohan recogió de un valle y la de dos estrellas en el almacén de la familia de Bulma.

En un bosque salvaje cerca de la montaña Paoz.

Xiaya pasó muy rápido por los exuberantes arbustos y se detuvo en lo alto de una roca mirando a su alrededor, sintiendo el aura en los alrededores.

En ese momento, se oyeron sonidos crujientes no muy lejos, se podían ver varias bestias salvajes escondidas en la jungla mirando ferozmente a Xiaya con una mirada maliciosa…

“¡Roar!” Los rugidos de las bestias resonaban en el bosque, asustando a una bandada de pájaros.

“¡Cortejando a la muerte!”

Los ojos de Xiaya se congelaron, e inmediatamente un aura majestuosa como un dragón de la inundación saliendo del mar se extendió en todas direcciones, dejando una explosión, seguida de un rugido, dando lugar a una presión aplastante en el bosque. Las bestias salvajes emitieron un gemido y huyeron tímidamente.

Después de ahuyentar a los gatitos, Xiaya se rio entre dientes y continuó caminando hacia las montañas.

Poco después, salió del bosque y llegó a una ladera montañosa ligeramente suave y vio un sendero de piedra caliza delante de él.

En la base de la montaña Paoz, una cabaña hecha de baldosas de piedra caliza estaba derecho bajo una sombra de árbol no muy lejos, una cabaña con aura oriental.

“Jaja, finalmente lo encontré! Oh, su aura no está lejos de aquí, viene aquí, bien lo esperaré”.

Xiaya finalmente mostró una sonrisa y miró el entorno tranquilo y hermoso. No pudo evitar exclamar con admiración: “Son Gohan había elegido vivir en un lugar tan remoto y hermoso”.

La montaña Paoz estaba ubicado en una zona remota. El ambiente era hermoso y tranquilo, el aire con una fragancia refrescante. Como discípulo del maestro de las artistas marciales, el Maestro Roshi, Son Gohan también fue un artista marcial muy destacado, y naturalmente, seleccionó un lugar apropiado para su entrenamiento.

“Oye, joven, ¿por qué bienes a un lugar como este?” Una voz ronca sonó desde su espalda, vio a un anciano bajando de la montaña cargando leña en la espalda.

El anciano estaba vestido con una ropa tradicional china, su tez era rojiza. Con un sombrero en la cabeza y una barba blanca parecía un inmortal de otro mundo.

“Vine aquí para buscar un objeto llamado Esfera del Dragón. Es naranja que está marcada con una estrella roja. Me pregunto si el mayor lo ha visto antes?

“¿Una esfera marcada con estrellas?” Son Gohan se tocó la frente antes de sacar una esfera de cristal de sus brazos, “¿es esto?”

La esfera estaba marcada con cuatro estrellas rojas, era precisamente la esfera de cuatro estrellas.

“Sí, este es la esfera que estoy buscando, me pregunto si el señor puede prestarme, lo devolveré cuando termine de usarlo”. Mirando la esfera de cuatro estrellas en la mano de Son Gohan, Xiaya Preguntó en tono sincero.

“Entonces, resulta que esta cosa se llamaba esfera del dragón, lo había recogido dentro de un valle hace unos años, te la puedo dar si quieres”.

Son Gohan dijo mientras entregaba la esfera de cuatro estrellas.

“¡Muchas gracias!” Xiaya recibió con entusiasmo.

Aunque las esferas del Dragón en la Tierra fueron creadas por Kami, su patente, sin embargo, pertenece al Dios Dragón Zalama. Debido a que utiliza el principio de refracción, puedes ver las estrellas rojas desde cualquier ángulo.

“No hay problema, ya que lo estás buscando, debes tener un uso para él…” Son Gohan tenía una sonrisa, sin importarle de haber dado la Esfera del Dragón.

Mirando el comportamiento de Son Gohan, Xiaya estaba asombrado, esta es la amplitud mental de un artista marcial, ¡ah!

Después de obtener la esfera de cuatro estrellas, Xiaya dejó de molestar, y abandonó la montaña Paoz, usando la teletransportación para llegar a la bulliciosa ciudad del oeste al pie de la montaña.

En este momento, faltaba más de una década para el inicio de la trama, pero la Ciudad del Oeste, considerada como una de las mejores grandes metrópolis de la tierra, ya estaba muy floreciente.

Hablando de la ciudad del Oeste, el lugar más conocido fue, la Corporación Capsula, que había alcanzado prominencia con gran impulso en estos últimos años. El Dr. Brief había fundado la corporación por sí solo y en pocos años había barrido a todo el mundo confiando en los Cápsulas Hoi-Poi. En el nombre de la ciudad del Oeste, Corporación Capsula y Dr. Brief, no había nadie que no supieran estos nombres.

Encontrando al azar a un transeúnte para preguntar, Xiaya pudo encontrar la casa de Bulma.

Al pasar por la lujosa guardia de la villa, Xiaya saltó a un viejo almacén y encontró la brillante esfera de cristal brillante naranja, y era la de dos estrellas

Sacando la esfera de cuatro estrellas de su pecho y poniendola al lado de la esfera de dos estrellas, vio que las dos parecen estar misteriosamente atraídas entre sí por algún tipo de poder y estaban empezando a brillar con un resplandor dorado.

Después de obtener con éxito la segunda esfera del dragón, su cara estaba con una alegre sonrisa. Luego utilizó la Teletransportación y abandonó la tierra.

Nave espacial de los Feidaya.

En este momento, una nave espacial viajaba a una velocidad muy rápida en el universo, acercándose al Planeta Hongshan.

Con un ligero destello, el vacío de se volvió borroso, y el pie de Xiaya salió del vacío antes de que todo su cuerpo apareciera en la nave espacial. Como antes había dejado marcas espaciales en la nave, Xiaya podía encontrarla en cualquier parte del universo, incluso si volaba a gran velocidad.

“Sr. Xiaya!”

Dentro de la sala de control principal, Duokela estaba dirigiendo al personal técnico para que se ocupe de los diversos parámetros, cuando de pronto apareció Xiaya, e inmediatamente se adelantó y saludó.

 

Capítulo 66: Esferas del Dragón

Pagina Anterior
Pagina Siguiente