Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 64 – TSLDB – Trasladando al primer grupo

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Por la tarde, el cielo se estaba oscureciendo.

Los últimos rayos del atardecer, Adri y Rebecca regresaron después de un largo día. Cuando entraron a casa, vieron a Xiaya sentado en la sala con un lector electrónico en la mano, revisando la información sobre el Planeta Vegeta.

Adri dio un paso adelante con una leve sonrisay dijo: “Xiaya, ya nos hemos puesto en contacto con el primer grupo  y hemos acordado reunirnos después de dos días en un desierto que se encuentra a 2000 km al oeste. ¿Qué hay en las de tu lado?

“¿En dos días?” Xiaya dejó el lector electrónico en su mano y habló antes de pensar por un momento, “Ya le he pedido a los Feidaya que comience a construir el alojamiento en el Planeta Hongshan, y debería terminarse en dos días”.

“Entonces comenzaremos la evacuación en dos días después”.

Después de escuchar que no había ningún problema, Adri estaba emocionado. Ahora la situación en el planeta Vegeta se estaba volviendo cada vez más impredecible, y el peligro aumentaba cada vez más, decidió actuar de manera decisiva y evacuar el primer grupo de Saiyajin lo antes posible.

Xiaya asintió y dijo: “Está bien, comenzara en dos días, haré que el equipo del Planeta Hongshan haga los preparativos”.

“Oh, ¿dónde está Xiling?”

Rebecca preguntó ya que habían regresado por tanto tiempo pero todavía no vieron a Xiling. Normalmente, ese mocoso ya se habría apresurado enérgicamente.

“Ella había estado entrenando todo el tiempo, ahora está cansada y durmiendo en la habitación”. Sonriendo, Xiaya dijo mientras tomaba un hervidor antes de poner varias tazas boca abajo sobre la mesa  y  las llenaba una por una.

“¿No sabe esa chica la severidad del entrenamiento durante tanto tiempo, y si se lastima?” Rebecca frunció el ceño.

Como guerrera de alto nivel, entendía que el entrenamiento requiere el equilibrio entre el descanso y  ejercicio. Entrenar obstinadamente como si quisiera mejorar en un corto período de tiempo es como comprimir continuamente un resorte; fácilmente resultará en su rigidez y perder su efectividad, y no podrá recuperarse a su forma original.

Rebecca estaba preocupada por el apego extremo de su hija al entrenamiento. Después de todo, ella todavía es una niña y está en su período de crecimiento, mucho entrenamiento excesivo no siempre es bueno.

Pero Adri, por otro lado, encontró muy recomendable el espíritu de lucha de su hija: “Es bueno que Xiling tenga ese espíritu, ya que está mejorando muy rápido. ¿Cuántos saiyajin crees que son mejores que ella? Rebecca, no tienes que preocuparte por eso.

Al escucharlo, Rebecca lo miraba como si preguntara si Xiling era su hija o no. Después de lo cual, Rebecca ha pedido a Xiaya que se ocupara de Xiling en el futuro, a lo que Xiaya accedió.

Sin embargo, ¿por qué estas palabras suenan tan raras? Es obvio que ustedes son los padres de Xiling, entonces ¿por qué me dicen que la cuide? Es como si le estuvieran regalando a Xiling, en realidad padres tan descuidados.

Noche.

Dentro de la cocina, las llamas ardían en la estufa de la cocina, y un aroma rico y tentador brotaba.

Rebecca preparó una mesa llena de platos. Como el apetito de los Saiyajin era muy grande y consumían una gran cantidad de alimentos, estaba muy ocupada en este momento.

Cada vez que los saiyajin hacen una operación a gran escala fuera, sería una gran prueba para el apoyo logístico. Además de Aliens, también hay grupos de especialistas en los Saiyajin que están a cargo del procesamiento de la carne. En la Obra original, la madre de Goku, Gine, también fue responsable de manejar este tipo de trabajo.

“Pequeño Ya, la comida está lista, ve a llamar a Xiling para la cena”. Rebecca salió de la cocina con un tazón grande de comida y la puso sobre la mesa.

“¡Bien!”

Xiaya respondió y dejó las cosas en su mano antes de caminar hacia la habitación de Xiling.

Después de tocar la puerta, Xiaya entró en el dormitorio. En una cama pequeña, Xiling estaba acostada mientras agarraba las colchas con sus dos manos y sus muslos estaban afuera, exponiendo sus bragas blancas y sus suaves muslos. Y uno de sus pies estaba enganchado a las sábanas, presionando el edredón.

Al igual que sostener una almohada grande, ¡su apariencia perezosa era muy poco femenina!

Sonriendo, Xiaya se acercó a Xiling y le dio unas palmaditas en la cara, haciendo que se despertara, y dijo: “La tía está llamando para cenar”.

“¡Oh, vete primero, tengo que cambiarme de ropa!” Xiling abrió los ojos, mirando a Xiaya por un momento antes de cubrir rápido su cuerpo con la colcha, y le ordenó de plano que saliera.

Al ver esto, Xiaya chasqueó la lengua antes de decir con una sonrisa: “¿Qué estás ocultando? De hecho, debería decirte que ya he visto todo tu cuerpo antes, cuando te había bañado, así que cubrirlo ahora sería ¡inútil!”

Los movimientos de Xiling se volvieron lentos y luego puso los ojos en blanco. Sin embargo, ella ya no trató de cubrirse el cuerpo y tiró la colcha al lado de Xiaya, antes de gritar en voz alta: “¡Voy a cambiarme de ropa, lárgate de mi habitación!”

“¡Jajaja!”

Xiaya rio a carcajadas y recogió el edredón antes de dejarlo a un lado. “¡está bien! ¡Está bien! Xiling ha crecido ya no es como antes. Me adelantaré, ¡deberías cambiarte rápido la ropa!

Después de hablar, salió de la habitación y cerró la puerta.

A la hora de la cena, Xiaya y los demás estaban limpiando toda la comida de la mesa, solo Xiling estaba mirando a Xiaya aturdida. Después de un rato, movió la cabeza en la comida y mordió con furia, con un aspecto muy divertido.

El tiempo pasa muy rápido, dos días después.

Dos mil kilómetros al oeste del planeta Vegeta, era un desierto desolado. Incluso si es temporada de primavera, el sol candente brillaba, dando un sentimiento abrasador.

Era mediodía. En medio de un oasis, cientos de saiyajin se han reunido, que han llegado desde muy lejos y seguían llegando, había algunos puntos negros volando desde el horizonte. Pronto, hubo más de 200 Saiyajin reunidos.

Estos Saiyajin eran viejos y jóvenes, en su mayoría formados por familias, de los cuales la mayoría eran Guerreros de nivel Bajo y solo unos pocos eran Guerreros de Nivel Medio.

Ellos fueron cuidadosamente seleccionados por los miembros del Escuadrón de Adri; su poder de batalla era generalmente entre 2000 y 3000. Entre el millón de Saiyajin que viven en el Planeta Vegeta, podían considerarse mediocres, e incluso si varios de ellos desaparecen, no causaran inconvenientes.

Adri verificó el número, y al ver que todas las personas habían llegado, caminó hacia el frente y aplaudió.

De pronto, todo se calmó, esperando en silencio a que Adri de órdenes. Debajo de un árbol, cuando Xiaya miraba esta escena, pensó para sí mismo, quien habría pensado que el prestigio de Adri entre estas personas era tan alto.

Esto no es algo malo, al menos significa que Adri podría someter a este grupo por sí mismo y no necesitaría que los demás desperdiciaran su tiempo y reprimieran a estas personas tercas e indomables.

“El primer grupo está presente. Creo que todos ya saben lo que van a enfrentar. Esta vez nos vamos no es porque estemos escapando, sino para preservar la línea de sangre de los Saiyajin, y un día seguramente regresaremos”.

Adri animó a todos antes de preguntarle a Xiaya en un lado: “¿A cuántas personas puedes teletransportar a la vez? ¿Qué tal si los dividimos y los trasladamos en varios grupos?”

“No es necesario, puedo teletransportar a más de 100 personas a la vez, primero transportare al primer  grupo y luego hablemos de ello”. Xiaya caminó tranquilamente, con cara seria.

Adri sabía que Xiaya siempre ha sido discreto, por lo que no dijo nada y volvió hacia los saiyajin : “Más adelante, Xiaya se teletransportará, les pido a todos que se tomen de las manos y formen un círculo”.

“Ah, ¿formar un círculo?”

Todos se mostraron confundidos, pero todos habían venido mientras confiaban en Adri, por lo tanto, bajo el mando de Adri, comenzaron a moverse.

Pronto, las más de 200 personas se habían dividido en dos grandes círculos. A primera vista, parecía que estaban jugando, la escena era bastante divertida.

Xiaya asintió antes de caminar hacia un grupo, luego, frente a los ojos asombrados de todos, sus ojos brillaron.

Swish

Nubes de polvo flotaban en el aire y el grupo de personas que se formaron en un círculo desapareció de la nada.

“¡Cielos, desaparecieron!”

“La Habilidad de ese niño puede teletransportar a tantos”.

Hubo inquietud en el lugar, los cien Saiyajin restantes se miraron sin poder hacer nada, antes de irrumpir una discusión.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente