Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 122 – TSLDB – Capturado

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Después, cuando recordó esto, Dudunjiya pensó que era ciertamente estúpido. Solo sabía que el mundo natal de los Saiyajin habían sufrido una crisis planetaria y solo unos pocos habían escapado, pero no pensaba desde una perspectiva diferente que aquellos que podrían escapar de la destrucción del planeta, ¿serían débiles? Aunque los Saiyajin no vinieron al Planeta Hongshan confiando en su propia fuerza, ¡Dudunjiya podría haber evitado este final si lo hubiera pensado!

…..

Momentos después…

Dudunjiya, que quería llorar después de la pelea del ‘grupo de lobos que abusan de los perros’ ahora estaba en un estado muy lamentable. No solo su cuerpo estaba atado, sino que su cara también estaba muy maltratada, y sus manos atadas detrás de su espalda, arrastrando una larga cadena. Había una tristeza encreible en su corazón.

La pequeña cadena naturalmente no podía contener al poderoso Dudunjiya, pero su experiencia anterior lo había aterrado, y cada vez que miraba al grupo de Saiyajin que lo estaba mirando con ojos feroces, Dudunjiya no pudo evitar estremecerse y obedientemente obedecer. Escoltado como prisionero.

“¿Qué estaba mal conmigo? llegue para dar una lección a los Saiyajin. ¡Genial, no solo  no les enseñé una lección, sino que también fui capturado! ”Dudunjiya siente remordimiento en su corazón mientras su boca gruñía sin cesar.

En cualquier otro día, podía ir a cualquier lugar que quiera, sin embargo, fue capturado y tomado prisionero después de correr hacia el Planeta Hongshan. Esto estaba destruyendo la reputación de por vida en un día, ¡ah! Cada vez que lo pensaba, Dudunjiya se golpeaba el pecho con molestia, deseando abofetearse a sí mismo.

Llamado rey si tiene éxito, llamado bandido si es derrotado *, se culpa a sí mismo por ser demasiado fanático a la guerra.

[* Los perdedores siempre están equivocados.]

Jack y los otros, realmente, ¿por qué no sabían persuadirlo en ese momento?

“¿De qué te quejas? ¿Por qué no caminas rápido? Creo que este tipo es grande, torpe y estúpido. ¡Cómo no puede soportar tan solo unas palizas! “Al verlo caminar tan despacio, el Saiyajin que sostenía la cadena habló con rudeza, y nuevamente golpeó a Dudunjiya, que estaba física y mentalmente exhausto.

“Más de cien personas peleando contra una persona, quien no podría ganar la pelea…” Sullen, Dudunjiya dijo con amargura: “Dije que era realmente un malentendido. Mira, también soy un guerrero guardián contratado por la Patrulla Galáctica. ¡Mira, este es el símbolo de la Patrulla Galáctica!

Las manos de Dudunjiya estaban atadas y solo podía usar su barbilla para apuntar hacia el símbolo de la Patrulla Galáctica en su pecho.

“Estás diciendo que eres un guerrero contratado de la Patrulla Galáctica. ¿Y eso es? Tch, espere un momento, los Saiyajin lo investigaremos a fondo. “No necesitamos saber si usted es el guerrero contratado o no, siempre que venga al Planeta Hongshan para causar problemas, debe pagar el precio.

Atónito, Dudunjiya miró casi de atraganto debido al tono de los demás. El otro lado no cree en su identidad en lo absoluto, o quizás lo ha descubierto, pero simplemente está fingiendo ignorancia. En esa situación, en realidad no tiene nada que decir y solo puede ser obediente y honestamente un cautivo.

Poco después, el equipo de Saiyajin escoltó a Dudunjiya al centro de observación del Cuerpo de Guardianes. Mientras tanto, laos Feidaya también confiscaron la lujosa nave espacial de oro oscuro en la que habían venido.

En el centro de observación del Cuerpo de Guardianes, Dudunjiya vio a sus compañeros de equipo, igualmente atados y maltratados. Al ver esto, el corazón de Dudunjiya se hundió, y su tez palideció. Entonces, ¡él no fue el único que fue capturado!

Realmente esto… ni siquiera le dieron una lección a los Saiyajin, sino que fueron atrapados al mismo tiempo.

“¡Jefe!”

“¡Jefe Dudunjiya, tú también has venido!” Al ver que su hermano mayor también fue capturado, sus compañeros lo miraron con entusiasmo.

¿Qué dijiste? ¿Dijiste que yo también he venido? ¿Crees que quería venir?

Dudunjiya sintió que su cara se estaba quemando, deseó poder correr y abofetearlos. Sin embargo, inmediatamente se dio cuenta de que no podía hacerlo. No pudo evitar sentirse frustrado con sus compañeros de equipo mientras estaban juntos con ellos.

“¿Cómo te pillaron?” Dudunjiya preguntó en voz baja.

Se miraron sin poder hacer nada, sin saber por dónde hablar. Pensando en cómo su grupo había llegado al Planeta Hongshan con plena confianza y ambición, esa orientación y ambición eran libres y sin restricciones, pero en un abrir y cerrar de ojos, fueron prisioneros. ¿Quién podría entender lo deprimidos que estaban?

Así que, cuando se les preguntó cómo fueron capturados, se quedaron sin habla por un momento antes de levantar la vista mientras suspiraban.

Eran de familias ricas, viviendo una vida cómoda. Cuando vinieron por aquí, ¿qué estaban tratando de hacer al acercarse al Planeta Hongshan y buscar a los Saiyaján en problemas?

“Jefe, en un futuro, realmente no puedes enojar a estos Saiyajin. ¡Solo son un grupo de bandidos! —Susurró Jack.

Esta fue una experiencia aprendida de la acumulación de lecciones sangrientas. Los Saiyajin es una raza guerrera. No saben de misericordia cuando pelean.

Cuando los saiyajin aún estaban en el Planeta Vegeta, el entrenamiento para niños pequeños no era solo golpes y patadas sencillos. Sin mencionar el trato a los intrusos. Si Charlene no hubiera dejado claro capturarlos vivos, Dudunjiya y los demás no tendrían ni idea si habrían vivido o no.

“En realidad hemos calculado mal. ¿Quién hubiera pensado que los saiyajin escondían una fuerza tan poderosa? ¡Espero que puedan despedirnos en nombre de que también somos como ellos, guerreros contratados de la Patrulla Galáctica!

La voz de Dudunjiya era muy triste, el siempre orgulloso había dicho tales palabras, sintiéndose muy incómodo en su corazón.

“Pero, ¿qué deberíamos hacer si los Saiyajin se niegan a dejarnos?” Jack bajó la cabeza, careciendo por completo de su gran espíritu de antes.

Todos se callaron. Eran una carne en la tabla de cortar *. La situación ya estaba fuera de su control. Sin embargo, al menos creen, considerando que eran parte de la Organización de la Patrulla Galáctica, no serían demasiados excesivos. Pero sufrir algunas amargas dificultades es inevitable. [* A merced de otros.]

“Ustedes, ¿de qué están murmurando? ¿Podría ser que no son conscientes  de estar prisioneros?

El Saiyajin, que los vigilaba, frunció el ceño y regañó. Escuchando eso, Dudunjiya y los otros resoplaron fríamente, pero dejaron de hablar.

Luego, varios Saiyajin se acercaron y los llevaron a una pequeña habitación. Ante un escritorio, una bella mujer Saiyajin se sentó en un sofá.

Charlene sostuvo un informe en su mano y comparó la información anterior, diciendo: “¿El informe del cuerpo de guardianes dice que ustedes vinieron al Planeta Hongshan para buscar problemas con los Saiyajin?”

“Malentendido, todo esto es un malentendido. Somos personas de la Organización de la Patrulla Galáctica. Esta vez, vinimos aquí porque queríamos ver la situación de nuestros camaradas “, dijo Dudunjiya con una sonrisa y negó por completo esas palabras previamente expresadas. En cualquier caso, no lo admitiría aunque muriera.

“¿Oh?” Charlene lo miró, y golpeó el informe en su mano. “¡No lo creo!”

La aguda voz hizo que Dudunjiya y los demás temblaran, y su tez cambió bruscamente. No es bueno, ¿estos Saiyajin no están dispuestos a dejarlos ir?

Dudunjiya dijo: “Nuestro Escuadrón de Defensa Dudunjiya también se considera de primera clase en la Organización de la Patrulla Galáctica. Sin embargo, quién hubiera pensado que estamos lejos de ser oponentes de los Saiyajin… Has visto nuestra nave espacial, que es asignada por la Patrulla Galáctica. Deberías creernos.

“En cuanto a si son o no guerreros contratados de la Patrulla Galáctica, naturalmente iremos e investigaremos. ¡No importa, mándalos primero! “Charlene agitó la mano y miró a un Saiyajin a su lado, diciendo:” Al ver que su fuerza es bastante buena, arregla que hagan un trabajo manual pesado y no dejes que desperdicien recursos. ”

Luego, volteo de nuevo y miró a un Feidaya en el costado: “¡Además, contacte a la Patrulla Galáctica y diga que Dudunjiya y los otros están en nuestras manos y pregúntales si son su gente!”

Charlene también podría ser considerada como una persona inteligente, de lo contrario, no se destacaría de la multitud y se convertiría en la asistente de Xiaya y Adri. Al ver a Dudunjiya, ella sabía que sería extraño si la Patrulla Galáctica no incitaba a nadie por detrás. Mirando el grupo de Dudunjiya, su aspecto torpe y tonto, se ven como personas que se usan como una herramienta para atacar a otros.

La Patrulla Galáctica los había usado para probar la fuerza del Planeta Hongshan, sin su consentimiento tácito o hechizo, ¿cómo podrían Dudunjiya y otros estúpidamente correr al Planeta Hongshan y provocar a los Saiyajin? E incluso si das un paso atrás, y esto realmente sucedió debido a Dudunjiya y sus intenciones. ¿No me digas que la Patrulla Galáctica ni siquiera tiene un poco de responsabilidad?

Incluso después de saberlo, no lo detuvieron. Revela mucha información. Parece que con respecto a la raza Saiyajinn… La Patrulla Galáctica todavía tiene alguna desconfianza, o decir opiniones diferentes, y tomó prestado a Dudunjiya y los otros a su viaje para saber la fuerza de los Saiyajin mientras que también aterrorizan a los Saiyajin con la fuerza. ¡Estarían encantados de verlo suceder!

¿Qué Organización de la Patrulla Galáctica, qué Rey Galáctico, ¡ah!

Cuanto más piensa, más siente que no era tan simple. Charlene no pudo evitar estrechar sus ojos cuando una luz fría brilló.

Ya que la Organización de la Patrulla Galáctica quiere probar la fuerza del Planeta Hongshan, ¡se lo mostraremos generosamente! ¡Si no revelan un poco de su fuerza, realmente serían considerados como cualquier gato y perro!

A veces, la visualización de la fuerza puede ser más adecuada para la supervivencia en el universo.

“¡Sí!”

El Cuerpo de Guardianes dijeron fuertemente, luego miró maliciosamente a Dudunjiya y a los otros.

Al mirar todo, el cuerpo de Dudunjiya se puso rígido, su cara revelaba una sonrisa que era más fea que llorar.

No le tenía miedo a ningún trabajo físico que tendría que enfrentar. Para ser honesto, a él no le importa particularmente hacer un trabajo pesado. El punto principal es su reputación. Si la Patrulla Galáctica supiera que fue hecho prisionero, ¡la reputación de su vida realmente será destruida!

Esto es más difícil que cualquier castigo que Dudunjiya quiera aceptar.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente