Capítulo 81 – TSH – Información

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Capítulo 81: Información

La lluvia no se detuvo por la guerra.

Las densas nubes oscuras en el cielo hicieron que la presión fuera más tensa mientras cubría todo el cielo.

Naito agitó su espada sin parar.

Los enérgicos golpes de espada volaban hacia los tres Shinobis de las Rocas continuamente sin dejarles descansar.

En este momento, no podían soportarlo más.

Era como un tanque de agua, siempre y cuando consigas hacer un agujero en él, el tanque vaciara el agua.

Naito agarró con fuerza su espada y corrió hacia los enemigos, y luego envió un gran golpe.

Por un momento, la lluvia se congeló en el aire, y el suelo tembló como si hubiera sido golpeado por un trueno.

Los Shinobis de las Rocas no pudieron reaccionar inmediatamente, con un rastro de desesperación miraron a Naito.

“Monstruo…”

¡¡Boom!!

El choque eléctrico volador siguió moviéndose hacia ellos hasta que los golpeó fuerte.

Bajo el poder del ataque de Naito, los Shinbois de las Rocas fueron derrotados y se estrellaron en el suelo.

Sus cuerpos cayeron al suelo.

En este punto, el escuadron que emboscó a Naito y a su equipo fue destruido.

Una escena muy impresionante.

A pesar de que la lucha había terminado, la lluvia no dejó de caer del cielo y comenzó a lavar la sangre de esta feroz batalla desde el suelo.

Pero esto hizo que la escena fuera más impactante.

Naito se quedó allí quieto mientras todo lo que se ve a su alrededor son los cuerpos que caen y la sangre que lo hizo parecer un infierno en la tierra.

Sin embargo, el cuerpo de Naito no tenía ni una gota de sangre.

Como si fuera la Muerte misma.

A lo lejos, Asano y Yamanaka, que estaban viendo esta batalla, no podían ni siquiera moverse durante todo el tiempo.

Todo lo que tenían en la cara era incredulidad.

“M-… ¿Muerto? ¿Todos ellos están muertos?”

“Naito era lo suficientemente fuerte hasta este punto, me temo que el capitán era… no, ¡ni siquiera el capitán lo sabría!”

Dijo que el poder de Naito crecerá más a medida que realice misiones con ellos, pero aún así, este poder es increíble.

¡Ahora nadie puede subestimar el poder de Naito!

¡Es sólo una máquina de matar que nació para estar en una guerra!

Lentamente se giró, luego caminó en silencio pasando los cadáveres de los enemigos, no se detuvo, y continuó caminando hasta llegar al cuerpo de Horitsu.

En ese momento, Asano y Yamanaka finalmente se movieron y vinieron al lado de Naito dejando ir todos los sentimientos que tenían.

“Esto es una guerra, la muerte es inevitable si no fuera él, habría sido uno de nosotros.”

No podía ver la cara de Naito bajo la máscara, pero dijo algo que le reconfortara.

Después, Naito se volvió y nunca miró atrás y dijo: “Limpia el campo de batalla y vámonos.”

“Sí.”

Asano y Yamanaka respondieron a las órdenes de Naito y comenzaron a limpiar el campo de batalla.

No pudieron evitarlo, pero su actitud cambió naturalmente a subordinados.

Después de limpiar sus rastros y sellar las cabezas de los enemigos, Yamanaka y Asano siguieron en silencio a Naito y abandonaron el lugar.

Una vez más, miraban hacia atrás a Naito, no podían evitar respetarlo, no estarían aquí si no fuera por él.

Le deben la vida.

……

Rain Village.

El establecimiento de los campamentos sólo puede realizarse en terrenos altos.

El campamento de Konoha estaba en una colina alta, pero no era temporal, este lugar fue su cuartel general de operaciones durante mucho tiempo.

Era más bien una pequeña aldea.

El comandante general de la sala del ejército de Konoha estaba en el centro del campo.

Sakumo estaba allí de pie, en silencio, mirando su mesa, analizando la situación del campo de batalla.

En secreto, también era el Capitán Anbu.

Era más importante que Orochimaru o cualquier otro Jonin, era el comandante de primera línea de esta guerra.

En ese momento, un ninja entró corriendo en su habitación.

La sangre estaba por todas partes.

Sakumo solo le miró, no necesitaba hacer preguntas, el explorador Ninja empezó inmediatamente a darle la información de que arriesgó su vida para entregarla.

“Sakumo-san, hemos descubierto que una tropa enemiga de las Rocas se ha adentrado en nuestras defensas.”

“¿Cómo pudo pasar esto?”

Sakumo reveló un rastro de conmoción.

Una fuerza de asesinato se coló en nuestro campamento, así que el objetivo debe ser una figura importante de Konoha o incluso uno de nuestros ejércitos.

Una vez que la emboscada tenga éxito, las consecuencias serán muy graves.

Si una élite como Orochimaru o Jiraiya es asesinada, tendrá una gran influencia en la dirección de la guerra misma.

“¿Conseguiste determinar la ubicación aproximada?”

“Está más o menos al noroeste, pero no pude determinar la ubicación específica.”

“Vale, entendido, puedes ir a descansar un rato.”

Sakumo asintió y saludó con la mano para que las tropas médicas viniesen inmediatamente a ayudar a este Ninja herido.

Al mismo tiempo, inmediatamente convocó a varios de los Shinobis, para iniciar una reunión urgente.

Se ha descubierto una emboscada.

Una tropa de asesinos se había colado, esta es una situación realmente mala, Sakumo finalmente decidió que los guiará personalmente para asegurarse de que no vayan más lejos en su territorio.

De repente, alguien entró en la habitación.

Para atreverse a entrar en la habitación en esta grave situación, no debería ser una persona normal.

Fue Danzo, también es uno de los comandantes de primera línea, sin embargo, Danzo siempre está trabajando encubierto donde llevó a cabo varios de los objetivos de asesinato, rara vez interfiere en las primeras líneas del campo de batalla.

Las líneas del frente fueron lideradas por Sarutobi y Sakumo.

“Hatake Sakumo, no puedes irte.”

Danzo refutó la decisión de Sakumo.

Sakumo respondió: “Somos iguales aquí, no hay casos especiales, las bajas incluyen a todos, si una tropa enemiga está en nuestro territorio, no podemos dejarla ir más allá, atacaremos con todo lo que tenemos para romper su progreso.”

Dijo Danzo: “Todavía estamos en la primera etapa de la Guerra Fría, si te vas ahora, las palabras se extenderán a los enemigos, ¿te gustaría que supieran que no queda nadie para proteger Konoha?”

“Por supuesto que no.”

Sakumo miró tranquilamente a Danzo, que realmente tenía razón.

“Puedo destruirlos a todos sin dejar rastros.”

Danzo dijo eso y esperó a Sakumo, quien se quedó en silencio durante un rato, finalmente, Sakumo le asintió mientras tenía una expresión desagradable en su cara.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente